Sei sulla pagina 1di 3

LA CAUSA

Es requisito de existencia la Causa y como requisito de validez la Causa Lícita.

El Código trata la Causa, y la trata a continuación del objeto, está el objeto


desarrollado hasta el 1466, y luego en el 1467 viene la Causa, que está tratada
particularmente en ese artículo.

La Causa es definida por el código como el motivo que induce al Acto o Contrato.

Para entender esto del “motivo que induce al Acto o Contrato”, debemos acudir a
una visión doctrinaria; que es explicar el alcance y que se entiende por Causa.

La palabra Causa puede ser tomada en 3 posibles sentidos:

1. La Causa Ocasional: conocida también como la Causa psicológica o también


como los Motivos.

La Causa Ocasional corresponde a las razones psicológicas por las que una
persona celebra un contrato; esas razones que van cambiando caso a caso es
la Causa Ocasional, y en un mismo Acto puede haber diversidad de Causas,
los Motivos pueden ser muy variados.

No es la Causa que al legislador le interesa, sin embargo, en la definición


aparece la palabra “Motivos”, y pareciera que el Código se refiere a la Causa
Ocasional.

2. La Causa Eficiente: no es causa del Acto sino que es Causa de la Obligación.


Entonces acá no importa porqué se ha celebrado el Contrato, sino que lo que
se responde con la causa eficiente es, porqué una persona cumple con su
Obligación.

La respuesta entonces de la Causa Eficiente es porque celebró un Contrato


en el que se obligó a pagar; es decir, en la Causa Eficiente la Causa dela
Obligación se encuentra en la Fuente de la misma. En virtud de la fuente
hemos contraído una obligación y la tenemos que cumplir.

*La Causa eficiente nos responde porqué se está cumpliendo la Obligación.

Ésta tampoco es la Causa que aparece en nuestro derecho.

3. La Causa Final o Causa objetiva: es aquella que señala que la Causa de una
de las partes se encuentra en la Obligación, en el Objeto de la otra. Entonces
la Causa Final señala que la Causa de una de las partes será el Objeto de la
otra de las partes.

Ésta teoría, tiene un pequeño gran vacío en los Contratos de Donación, por
lo que aquí no hay respuesta; el defecto que tiene la Teoría Objetiva de la
Causa es que en los Contratos Gratuitos no hay Causa. Es por eso que
el Código, para complementar ese defecto, señala que para los Contratos
gratuitos, la mera liberalidad es Causa Suficiente.

La mera liberalidad, es el deseo de hacer algo gratuito, el deseo de hacer


algo sin obtener nada a cambio.

Y el código dice que ese afán de hacer algo gratuito es Causa Suficiente; y es
la manera de explicar que en lo Contratos gratuitos la Causa es la mera
liberalidad.

Nos damos cuenta entonces que si el código ha tenido que decir esto, es
porque el código recoge ésta teoría de la Causa Objetiva o Causa Final.

Más aún, se critica la definición de Causa que da el Código, que pareciera


estar más orientado al sentido emocional, es decir, a la Causa psicológica,
pero el desarrollo que el Código le da a la Causa, es el de la Causa Objetiva.

De acuerdo a la teoría Objetiva, los distintos autores en variadas épocas,


han señalado por tanto, que la Causa es un elemento irrelevante en los
Actos, porque habría una cercanía tan estrecha entre Causa y Objeto, que al
final bastaría solamente con analizar el Objeto, y estudiándose el Objeto, la
Causa estaría implícita dentro del Objeto.

El Objeto es importante, la Causa no tanto, lo cual explicaría porqué el


Código le da un tratamiento tan pobre a la Causa; a diferencia por ejemplo
del Objeto, en donde el Código non sólo lo define sino que incluso le destina
4 artículos, lo cual es bastante.

La Doctrina ha concluido que, como el Código sigue la Teoría de la Causa


Objetiva y que asocia tan cercanamente al Objeto, que A. Bello sintió que al
haber tratado al Objeto de forma tan exhaustiva. Ésta es la visión más
genérica de la Causa.

**********************º***************************