Sei sulla pagina 1di 87

Formas de utilización de la

estadística en voleibol

Estudio sobre Superliga Masculina y Femenina


(Temporada 2006-2007)

José Manuel Palao


Elena Hernández
Primera edición, Enero 2012
Auto-edición

El presente documento tiene licencia copyleft/creative commons (Reconocimiento -


NoComercial - CompartirIgual de C).

(C) Palao, J. M. y Hernández-Hernández, E.

ISBN: 978-84-695-2564-7
D.L.: MU 291-2012
A todas las personas que han contribuido
de una forma u otra a la realización de este trabajo.
Sin su colaboración no hubiese sido posible
la realización de este estudio de investigación

De forma especial nos gustaría agradecer a las tres instituciones


que han hecho posible y/o colaborado para la realización de este trabajo,
Consejo Superior de Deportes, la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de
la Universidad Católica de San Antonio, y la Real Federación Española de Voleibol
Formas de utilización de la estadística en voleibol.
Estudio sobre Superliga Masculina y Femenina (Temporada 2006-2007).

1 2
Palao, J. M. , Hernández, E.
1
Departamento de Actividad Física y Deporte, Universidad de Murcia (España)
2
Departamento de Deporte e Informática, Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (España)

Resumen: El objetivo del presente estudio fue conocer cuáles son las características de las personas que
realizan la estadística; los recursos humanos y materiales que se destinan para su realización; los criterios de
valoración, las adaptaciones de las escalas de valoración; y los valores de referencia utilizados por los
entrenadores tanto a nivel de acciones técnicas, como de acciones colectivas, empleados por los equipos
españoles masculinos y femeninos de la primera y segunda división nacional (Superliga 1 y Superliga 2). La
muestra de estudio fueron un total de 22 entrenadores, siete entrenadores de categoría masculina y 15
entrenadores de categoría femenina de equipos de superliga 1 y superliga 2 de la RFEVB en la temporada 2006-
2007. Se utilizó un diseño selectivo a través de cuestionarios. Las variables objeto de estudio hacían referencia
a criterios utilizados por los entrenadores de los equipos de voleibol para el control de la eficacia técnico-
táctica en las distintas acciones de juego. El cuestionario contenía ocho apartados: socio-demográficos, saque,
recepción, colocación, remate, bloqueo, defensa en campo, y fases de juego. Los resultados obtenidos
muestran que en la mayoría de los equipos españoles el control estadístico lo realiza el primer y segundo
entrenador. Es escaso el número de equipos que posee una personal especializada en sola esa faceta del
control del equipo (15%). Se utilizan para valorar la eficacia de los gestos técnicos, adaptaciones de la escala
FIVB, y la propia escala FIVB, en todos los gestos técnicos y para valorar las fases de juego se utiliza el
rendimiento en la jugada. El trabajo aporta información sobre cuales son los cálculos matemáticos que realizan
los entrenadores para el análisis de la eficacia de los diferentes gestos técnicos y los rangos que los
entrenadores encuestados consideran como adecuados. El trabajo puede servir de referencia para
entrenadores e investigadores sobre la terminología, tipos de estadística y valores de referencia empleados en
este nivel de competición.

Palabras claves: deporte, rendimiento, análisis de juego, monitorización.


Use of the statistics in volleyball.
Study of the Spanish male and female competition (Season 2006-2007)

1 2
Palao, J. M. , Hernández, E.
1
Departament of Physical Activity and Sport, University of Murcia (Spain)
2
Departament of Sport and Computer, University of Pablo de Olavide (Sevilla, Spain)

Abstract: The purpose of this study was to determine what are, in volleyball, the characteristics of the persons
do the statistical analysis and materials used, the criteria used, and the reference values used by the coaches
for the individual and collective actions, employed by the Spanish male and female teams of the first and
second national division. The study sample were a total of 22 coaches, seven coaches from male team and 15
coaches from female team of the first and second Spanish national division (season 2006-2007). The
information was recollected using questionnaires. The variables studied were related to the criteria used by
volleyball coaches to control tactical and technical efficiency in their teams. The questionnaire contained eight
sections: socio-demographic, serve, reception, set, spike, block, dig, and play phases. The results obtained
showed that most of Spanish teams the statistical control is done by the first and second coach. There is little
number of teams that have a staff member specializes in this aspect (15%). The coaches use to assess the
effectiveness of technical gestures, adaptations of the scale FIVB FIVB and the scale itself. The study provides
information about the calculations done by the coaches to analyze the effectiveness of technical actions and
the efficacy level considered as adequate. The results found can serve as a reference for coaches and
researchers on the terminology, types of statistics and the reference values used in this level of competition.

Key words: sport, performance, match analysis, monitor.


ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN 1

2. MÉTODO 9

2.1. Muestra y diseño 10

2.2. Instrumental 12

2.3. Procedimiento 12

2.4. Estadística 13

3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN 15

4. CONCLUSIONES 61

5. REFERENCIAS 65

6. ANEXOS 67
ANEXO 2. ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1. Criterios de categorización de las acciones de continuidad (recepción, colocación, y defensa en 4


campo) empleados por el Sistema FIVB y por el software Data Volley (a partir de Diaz, 1996; DataProject,
2007).
Tabla 2. Criterios de categorización de las acciones terminales (saque, remate, y bloqueo) empleados por 4
el Sistema FIVB y por el software Data Volley (a partir de Diaz, 1996; DataProject, 2007).
Tabla 3. Tipos y características de los diferentes métodos estadísticos (a partir de Diaz, 1996). 5

Tabla 4. Criterios de categorización del Sistema Schall para las acciones de continuidad (Schall, 1985). 5

Tabla 5. Criterios de categorización del Sistema Schall para las acciones terminales (Schall, 1985). 5

Tabla 6. Criterios de categorización del Sistema FIVB para las acciones terminales (tomado con 6
modificaciones de Palao, 2001).

Tabla 7. Criterios de categorización del Sistema FIVB para las acciones continuidad (tomado con 6
modificaciones de Palao, 2001).
ANEXO 3. ÍNDICE DE ILUSTRACIONES

Gráfico 1 . Coeficientes de valoración de las acciones de continuidad y terminales (a partir de Diaz, 1996). 7

Gráfico 2. Formación académica y deportiva de los entrenadores. 16

Gráfico 3. Personas que habitualmente realizan la estadística en los equipos. 17

Gráfico 4. Medios utilizados por los entrenadores para el control estadístico. 18

Gráfico 5. Escalas de valor utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia del saque. 19

Gráfico 6. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia del saque. 20

Gráfico 7. Niveles de eficacia adecuados para el saque según los entrenadores. 21

Gráfico 8. Criterios utilizados para medir la eficacia del saque en función del tipo de saque. 22

Gráfico 9. Adaptaciones utilizadas para medir la eficacia del saque en función de los jugadores. 23

Gráfico 10. Situaciones en las que los entrenadores controlan la eficacia del saque. 24

Gráfico 11.Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la recepción. 25

Gráfico 12. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la recepción. 26

Gráfico 13. Niveles de eficacia adecuados para la recepción según los entrenadores. 27

Gráfico 14. Criterios utilizados para medir la eficacia de la recepción en función del tipo de saque
28
contrario.

Gráfico 15. Criterios utilizados para medir la eficacia de la recepción en función del tipo de jugador. 29

Gráfico 16. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de la recepción. 30

Gráfico 17. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la colocación. 31

Gráfico 18. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la colocación. 32

Gráfico 19. Niveles de eficacia adecuados para la colocación según los entrenadores. 33

Gráfico 20. Criterios utilizados para medir la eficacia de la colocación en función de la acción previa. 34

Gráfico 21. Porcentaje de entrenadores que realizan adaptaciones en sus criterios de eficacia en función
35
de los jugadores.

Gráfico 22. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de la colocación. 36

Gráfico 23. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficcia del ataque. 37

Gráfico 24. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia del ataque. 38

Gráfico 25. Niveles de eficacia adecuados para el ataque según los entrenadores. 39

Gráfico 26. Adaptaciones en los criterios de eficacia del ataque en función de los jugadores. 40
Gráfico 27. Adaptaciones en los criterios de eficacia del ataque en función de la situación de juego. 41

Gráfico 28. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia del ataque. 42

Gráfico 29. Escalas que habitualmente utilizan los entrenadores para valorar la eficacia del bloqueo. 43

Gráfico 30. Valores que habitualmente utilizan los entrenadores para medir la eficacia del bloqueo. 44

Gráfico 31. Valor considerado por los entrenadores como adecuado para la eficacia del bloqueo. 45

Gráfico 32. Adaptaciones en los criterios de eficacia del bloqueo en función de los jugadores. 46

Gráfico 33. Respuesta de los entrenadores sobre si realizan adaptaciones en los criterios de eficacia del
47
bloqueo en función de la situación de juego.

Gráfico 34. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia del bloqueo. 48

Gráfico 35. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la defensa. 49

Gráfico 36. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la defensa. 50

Gráfico 37. Valor considerado por los entrenadores como adecuado para la eficacia de la defensa. 51

Gráfico 38. Adaptaciones en los criterios de eficacia en función de los jugadores. 52

Gráfico 39. Respuesta de los entrenadores a si realizan adaptaciones en sus criterios de eficacia en función
53
de la situación previa de juego.

Gráfico 40. Situaciones en las que los entrenadores controlan la eficacia de la defensa. 54

Gráfico 41. Fases de juego diferenciadas por los entrenadores para analizar el juego. 55

Gráfico 42. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar las fases de juego. 56

Gráfico 43. Valores utilizados por los entrenadores para valorar las fases de juego. 57

Gráfico 44. Valores considerados adecuados para valorar la eficacia de las fases de juego. 58

Gráfico 45. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de las fases de
59
juego
1. INTRODUCCIÓN
1. INTRODUCCIÓN

En voleibol es frecuente el estudio de las acciones de los jugadores, de los equipos, su


eficacia y las tendencias de juego. A partir del registro de esta información, se estudian y
analizan las acciones de los jugadores en las distintas fases, posiciones, etc. Esto es lo que en
el campo del entrenamiento se conoce como estadística. Este tipo de estudios no se dan de
forma exclusiva en el ámbito del entrenamiento, sino que también pueden ser aplicables,
aunque con finalidades distintas, al campo de la investigación (ej. conocer la evolución del
deporte, los aspectos que se relacionan más con ganar los partidos, etc.).

Los entrenadores, a través del análisis del juego buscan, entre otros objetivos, evaluar el
efecto del entrenamiento, la actuación de su equipo en competición, la forma de jugar
contra el contrario, etc. Para ello, los equipos, dentro del cuerpo técnico, cuentan con
especialistas que realizan esta función: el estadístico. Para realizar esta tarea, en el mercado
es posible encontrar gran cantidad de software especializado (ej. Data Volley, o Mercury
Volley). En función del momento en el que se realice, es posible encontrar dos tipos de
estadística: a) estadística a tiempo real, que se realiza para aportar información al
entrenador durante el partido; y b) estadística a posteriori, que se realiza a partir del análisis
de video. La información que se recoge en ambos tipos varía en función de la experiencia,
recursos humanos, y recursos materiales de los que dispone el equipo. A grandes rasgos,
ambas buscan realizar un estudio especializado e individualizado de los equipos y de los
jugadores que define el rendimiento de los equipos, y/o la forma de juego.

Del otro lado, el objetivo que persiguen los investigadores es conocer los indicadores de
rendimiento del equipo, es decir, cuáles son los aspectos del juego que hacen que un equipo
gane o pierda. La necesidad de que exista un control de las variables de estudio, de la
fiabilidad de los datos, y la objetividad de los registros provoca que la toma de datos se aleje
del campo del entrenamiento. Esto lleva consigo un incremento del periodo de tiempo que
se tarda en realizar dichos registros (a excepción de que se incrementen los recusros
humanos y los materiales). Las variables analizadas podrán ser diferentes en función del
objetivo que se persiga, lo que determinará que el software o instrumento utilizado varíe en
cada situación (ej. Sports Code, Focus 3x, Longo Match, hoja de cálculo de excel, etc.). El
objetivo que se busca es realizar un análisis en profundidad de las variables estudiadas, que
permita la generalización de los resultados, y el establecimiento de patrones de conducta
genéricos.

Además de los análisis estadísticos realizados por entrenadores e investigadores, también


es posible acceder a otro tipo de información: el análisis del juego realizado por la
organización de los campeonatos. La finalidad de ésta es aportar información a los medios
de comunicación (televisión y prensa) sobre lo acaecido en los partidos (ejemplo: establecer
los mejores jugadores del torneo, etc.). Actualmente, los sistemas más empleados son: a
nivel internacional, el sistema VIS de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), y a nivel
nacional, el sistema Data Volley Media empleado por la Real Federación Española de
Voleibol (RFEVB). Ambos utilizan un software específico de la FIVB, o de un empresa
especializada (Data Project, Italia), respectivamente. Estos sistemas tienen como
característica principal que se realizan a tiempo real, y que están disponibles justo al finalizar
el partido.

La existencia de distintos enfoques para canalizar la información resultante del análisis


estadístico (dirección de equipo, investigación, aporte de información a los medios de
comunicación, y a los aficionados al voleibol) hace que sea posible encontrar distintos
sistemas de análisis, que utilizan conceptos, criterios, etc.., diferentes. Esto puedo provocar
que exista un distanciamiento a nivel conceptual, y de procedimientos, entre entrenadores e
investigadores. Este distanciamiento vendrá como consecuencia de diferencias en los
medios, los objetivos, finalidad, etc., de cada uno de ellos. Como resultado, el lenguaje
utilizado, los conceptos, los valores, etc., en ocasiones, pueden no ser aplicables o
transferibles de unos a otros, lo que a veces puede desembocar en confusiones y en una
mala interpretación de la información disponible.

Tabla 1. Criterios de categorización de las acciones de continuidad (recepción, colocación, y defensa en


campo) empleados por el Sistema FIVB y por el software Data Volley (a partir de Diaz, 1996; DataProject,
2007).
SISTEMA FIVB DATA VOLLEY
Código Acciones continuidad Código Recepción Def. en campo
0 Error = Error Error
Recepción sobre la red
1 No permite ataque /
(punto perdido)
Recepción fuera de tres metros
2 Limita ataque -
(no posibilidad 1º tiempo)
Perfecta (No limita
3 ! Libertad de introducir codificación
ataque)
+ Recepción 1-2 metros red (no
combinaciones)
# Perfecta Perfecta

Tabla 2. Criterios de categorización de las acciones terminales (saque, remate, y bloqueo) empleados por el
Sistema FIVB y por el software Data Volley (a partir de Diaz, 1996; DataProject, 2007).
SISTEMA FIVB DATA VOLLEY
Código Acciones continuidad Código Saque Remate Bloqueo
0 Error = Error Error (punto) Error
Recepción Bloqueo
1 No limita ataque /
perfecta (punto)
No Tocado y
2 Limita ataque - Defensa fácil
combinación defensa difícil
3 No permite ataque ! Libertad de introducir codificación

4 Punto + Recepción Defensa con Tocado y


sobre red dificultad defensa fácil
# Punto Punto Punto
Los conceptos utilizados en el análisis se alternan con el empleo de softwares
especializados, y con las modificaciones de los entrenadores en el día a día. En definitiva,
cada uno de estos enfoques aportarán aspectos positivos que permitirán conocer más
información acerca del rendimiento del equipo, y ayudarán a tener una visión general de su
comportamiento en competición. A ello habrá que añadir la información derivada del
conocimiento del propio juego, de la experiencia, situaciones vividas, etc.

Tabla 3. Tipos y características de los diferentes métodos estadísticos (a partir de Diaz, 1996).
Tipo Métodos gráficos Métodos numéricos
La información de las acciones se reflejan
La información de las acciones se reflejan
mediante elementos visuales. Suelen
Características mediante valores numéricos. Los datos se
combinar los elementos gráficos con los
suelen presentar mediante tablas.
numéricos.
Sistema de registro porcentual
Sistema de eficacia y relación
Curvas de registro
Ejemplos de Sistema estadístico K-E (Kill-Error)
Gráficas de ejecución (ej. tendencias de
sistemas Sistema estadístico Japonés.
saque o ataque)
Sistema estadístico FIVB
Sistema estadístico Data Volley

Existen multitud de sistemas de análisis del juego. Probablemente, el sistema más conocido
y empleado en voleibol es el sistema denominado como sistema FIVB. Este sistema es una
adaptación del sistema creado por Dr. Schall (1969), y de la posterior modificiación del
mismo realizada por Coleman y cols. (1985). Schall fue estadístico en la selección de Estados
Unidos en los Juegos Olímpicos de México. El realizó una escala de cinco valores para evaluar
las distintas acciones realizadas por los jugadores. La escala de valores iba de 0 a 5 (tablas 4 y
5). Este sistema valora las acciones en función del efecto que provocan sobre la jugada
(ganar, perder, y continuidad), y sobre las posibilidades que éstas ofrecen a la realización de
la acción posterior.

Tabla 4. Criterios de categorización del Sistema Schall para las acciones de continuidad (Schall, 1985).
Código Recepción y defensa Código Colocación
Pase perfecto que Colocación perfecta con
5 5
permite ataque múltiple remate punto
Pase que no permite Colocación perfecta con
3 colocación de ataque 4 remate no consigue
rápida punto
Pase que no resulta en Colocación no ideal que
1 3
un ataque ventajoso puede ser atacada
Colocación que no puede
0 Error 1
ser rematada
0 Error o falta

Tabla 5. Criterios de categorización del Sistema Schall para las acciones terminales (Schall, 1985).
Código Saque Código Remate y bloqueo
Punto de saque, balón no
Punto o recuperación del
5 controlado, y punto 5
saque
inmediato
Acción que no permite la
Saque agresivo que no continuidad o asistencia
3 4
permite ataque a bloqueo punto-
recuperación
Saque que no permite Permite realización de un
2 3
ataque de primer tiempo ataque ventajoso
Permite realización de un
Saque que permite
1 1 ataque ventajoso para el
múltiples ataques
atacante
0 Error saque 0 Error o falta

A partir de esta escala de valoración, el también técnico de la selección de Estados Unidos


en los Juegos Olímpicos de México 1968, Jim Coleman, realizó una modificación en la escala
de valoración. En ésta, las acciones de continuidad iban de 0 a 3 y las acciones terminales
iban de 0 a 4. Esta modificación permitió establecer una subdivisión de un punto entre todos
los valores de la escala. Esta modificación facilitó la utilización de coeficientes de eficacia al
ser la distribución equitativa entre los niveles de la escala (Gráfico 1).

Tabla 6. Criterios de categorización del Sistema FIVB para las acciones terminales (tomado con modificaciones
de Palao, 2001).

0 Error o punto para el oponente


Posesión equipo oponente Posesión equipo analizado
1 Máximas opciones ataque No opciones de ataque

2 Opciones limitadas ataque Opciones limitadas ataque

3 No opciones de ataque Máximas opciones ataque

4 Punto

Tabla 7. Criterios de categorización del Sistema FIVB para las acciones continuidad (tomado con
modificaciones de Palao, 2001).
Gráfico 1 . Coeficientes de valoración de las acciones de continuidad y terminales (a partir de Diaz, 1996).

En 1978, la Comisión Internacional de Entrenadores de la Federación Internacional de


Voleibol (FIVB) decidió emplear la adaptación de Coleman y cols (1969) y Coleman (1975)
como sistema estadístico oficial para todas las competiciones de la FIVB. Esta escala de
valoración ha sido empleada para el análisis de la competición durante más de 25 años,
hasta que hace algunos años la FIVB adoptara un sistema de valoración más sencillo (Sistema
VIS). Este sistema es similar al anterior pero agrupando todos los valores de continuidad en
uno. Probablemente, este cambio se ha debido a que la gran mayoría de los equipos ya
realizan su propia estadística, por lo que el objetivo de la realización de este análisis del
juego no es otro que el de dar información a los medios de comunicación y a los aficionados.

A partir del sistema FIVB han surgido numerosas variantes o adaptaciones, como el sistema
Kill - Error. Este sistema de valoración fue introducido por la Selección de Estados Unidos en
los Juegos Olímpicos de 1984 (Díaz, 1996; Schleuder, 1998). Este sistema, dentro de las
acciones terminales, diferenciaba la forma a partir de la cual se conseguía el punto (Kill, o
punto de remate, block, error...). Basándose en el sistema FIVB, entrenadores,
investigadores, programadores de software, etc., han realizado modificaciones del mismo en
algunos de los valores, criterios, etc.

Estas modificaciones tiene la ventaja de que permiten adaptar el sistema a las necesidades
específicas del equipo. En cambio, tienen el problema de limitar en ocasiones las
posibilidades de análisis de los datos, al no permitir comparar los datos obtenidos con
valores de referencia y/o al no permitir de forma clara el cálculo de coeficientes, ratios,
niveles de eficacia, etc. Cabe destacar la gran evolución que ha sufrido la forma de recogida
de los datos, el empleo del video, el almacenado de la información, pero en detrimento de
una menor profundidad de análisis. Parece como si los trabajos de Miloslav Ejem, por
ejemplo, hubiesen quedado en el olvido (Ejem, 1980, 1995; Ejem, Jinoch, y Vojik, 1983).

En la revisión realizada, no se ha encontrado ninguna información de cómo los


entrenadores actualmente están empleando los sistemas estadísticos, qué número de
equipos los emplean y en qué situaciones, qué recursos materiales, y humanos disponen,
qué tipo de análisis y/o valores utilizan, etc. Exíste numerosa literatura especializada sobre
los tipos de análisis estadísticos y sus posibilidades, pero se desconoce si esta teoría está
siendo aplicada por los entrenadores.

El presente trabajo busca conocer cuál es el estado actual del empleo de los sistemas
estadísticos por parte de los equipos de voleibol a nivel nacional en España. Este
conocimiento permitirá saber cuáles son las tendecias y cuáles son las deficiencias a corregir.
A partir de éstas se podrán establecer si son necesarios o no la organización de cursos
específicos, la realización de artículos de divulgación, o incluso variar parte de los planes de
estudios de los cursos de entrenadores. Desde diversas áreas se indica la importancia de la
estadística como elemento de ayuda para lograr el rendimiento de los equipos. No obstante,
estos beneficios pueden no estar siendo completamente aprovechados, si los técnicos
encargados de realizar esta tarea en los equipos no observan y analizan el juego de forma
adecuada. De forma específica, el objetivo del presente estudio fue conocer cuáles son las
características de las personas que realizan la estadística; los recursos humanos y materiales
que se destinan para su realización; los criterios de valoración, las adaptaciones de las
escalas de valoración; y los valores de referencia utilizados por los entrenadores tanto a
nivel de acciones técnicas, como de acciones colectivas, empleados por los equipos
españoles masculinos y femeninos de la primera y segunda división nacional (Superliga 1 y
Superliga 2).
2. MÉTODO
2. MÉTODO

2.1. Muestra y diseño

La muestra de estudio fueron un total de 22 entrenadores, siete entrenadores de categoría


masculina y 15 entrenadores de categoría femenina de equipos de superliga 1 y superliga 2
de la RFEVB en la temporada 2006-2007. Se solicitó la participación a todos los entrenadores
de ambas competiciones. El nivel de respuesta fue de un 37.5% en Superliga 1, y de un
54.1% en Superliga 2.

Se utilizó un diseño selectivo a través de cuestionarios. Las variables objeto de estudio


hacían referencia a criterios utilizados por los entrenadores de los equipos de voleibol para
el control de la eficacia técnico-táctica en las distintas acciones de juego. El cuestionario
contenía ocho apartados: socio demográficos, saque, recepción, colocación, remate,
bloqueo, defensa en campo, y fases de juego. Las variables de cada apartado fueron las
siguientes:

1) Variables socio demográficos. En este bloque de preguntas se recogió información


acerca de: a) género del entrenador, b) fecha de nacimiento, c) peso, d) altura, lugar
y provincia de nacimiento, y e) lugar de residencia habitual.

2) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica del saque. En este


bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios utilizados para
valorar la eficacia del saque; el tipo de valor que utilizan para valorar la eficacia del
saque (valores totales, acciones positivas y/o negativas, porcentaje o coeficientes de
eficacia, ratios, intentos, etc.), los valores medios de eficacia empleados para su
equipo (en función del tipo de saque o de la función desempeñada durante el juego
por el sacador); y d) las situaciones en las que los entrenadores controlan estas
variables en sus jugadores (entrenamientos, durante el partido, scout de los rivales,
análisis de post-partido, y otros) (preguntas de la 1 a la 6).

3) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica de la recepción. En


este bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios utilizados
por cada entrenador para valorar la eficacia de la recepción; el tipo de valor que
utilizan para valorar la eficacia de la recepción (valores totales, acciones positivas y/o
negativas, porcentaje, coeficientes de eficacia, ratios, intentos, y/o otras diferentes a
las indicadas); los valores medios de eficacia empleados para su equipo (en función
del tipo de saque o de la función desempeñada durante el juego por el/os
receptor/es); y d) las situaciones en las que los entrenadores controlan estas variable
en sus jugadores (entrenamientos, durante el partido, scout de los rivales, análisis de
post-partido, y otros) (preguntas de la 7 a la 12).

4) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica de la colocación. En


este bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios utilizados
por cada entrenador para valorar la eficacia de la colocación; el tipo de valor que
utilizan para valorar la eficacia de la colocación (valores totales, acciones positivas
y/o negativas, porcentaje, coeficientes de eficacia FIVB, ratios, intentos, y otras
diferentes a las indicadas.); los valores medios de eficacia empleados para su equipo
(en función de la eficacia de la recepción o de la función desempeñada durante el
juego por el jugador: colocador o resto de jugadores); y las situaciones en las que los
entrenadores controlan estas variables en sus jugadores (entrenamientos, durante el
partido, scout de los rivales, análisis de post-partido, otros) (preguntas de la 13 a la
18).

5) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica de ataque. En este


bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios utilizados por
cada entrenador para valorar la eficacia del ataque; los tipos de valores que utilizan
para valorar la eficacia del ataque (valores totales, acciones positivas y/o negativas,
porcentaje, coeficientes de eficacia FIVB, ratios, intentos, y otros diferentes a los
indicados); c) los valores medios de eficacia empleados para su equipo (en función de
la eficacia de la recepción, de la colocación o en función de la fase de juego
analizada); y las situaciones en las que los entrenadores controlan estas variables en
sus jugadores (entrenamientos, durante el partido, scout de los rivales, análisis de
post-partido, otros) (preguntas de la 19 a la 24).

6) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica de bloqueo. En este


bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios utilizados por
cada entrenador para valorar la eficacia del bloqueo; los tipos de valores que utilizan
para valorar la eficacia del bloqueo (valores totales, acciones positivas y/o negativas,
porcentaje, coeficientes de eficacia FIVB, ratios, intentos, y otras diferentes a las
indicadas.); los valores medios de eficacia adecuados para su equipo (en función de la
eficacia de la recepción, de la colocación o según la función desempeñada durante el
juego por el jugador); y situaciones en las que los entrenadores controlan esta
variable en sus jugadores (entrenamientos, durante el partido, scout de los rivales,
análisis de post-partido, otros) (preguntas de la 25 a la 30).

7) Variables relacionadas con la valoración de la acción técnica de la defensa en


campo. En este bloque de preguntas se recogió información acerca de: los criterios
utilizados por cada entrenador para valorar la eficacia de la defensa en campo; los
tipos de valores que utilizan para valorar la eficacia de la defensa en campo (valores
totales, acciones positivas y/o negativas, porcentaje, coeficientes de eficacia de FIVB,
ratios, intentos, y otros indicados.); los valores medios de eficacia empleados para su
equipo (en función de la eficacia de la recepción, de la colocación o según la función
desempeñada durante el juego por el jugador); y situaciones en las que los
entrenadores controlan esta variable en sus jugadores (entrenamientos, durante el
partido, scout de los rivales, análisis de post-partido, otros) (preguntas de la 31 a la
35).

8) Variables relacionadas con la valoración de las fases de juego. En este bloque de


preguntas se recogió información acerca de qué fases del juego se analizan y qué
criterios utilizan los entrenadores para valorar la eficacia en cada una de ellas; los
valores medios de eficacia adecuados para su equipo en cada una de las fases
analizadas; y situaciones en la que los entrenadores controlan esta variable en sus
jugadores (entrenamientos, durante el partido, scout de los rivales, análisis de post-
partido, otros) (preguntas de la 36 a la 40).

2.2. Instrumental

Se utilizó un cuestionario de 40 preguntas cerradas (anexo 1). El cuestionario (uno por


equipo) debía ser cumplimentado por los entrenadores y el cuerpo técnico implicados en el
registro y análisis de la estadística del equipo (1º entrenador, 2º entrenador, estadístico,
etc.). El cuestionario llevaba una hoja de instrucciones donde se explicaba como debía
completarse (anexo 2). El cuestionario pasó por diferentes filtros para su elaboración:

- La construcción del cuestionario se realizó a partir de la revisión bibliográfica


realizada de trabajos relacionados con los medios de control técnico-táctico en
voleibol. (Ejem, 1980; Diaz, 1996; Palao, 2008; Schleuder, 1998).

- El borrador del cuestionario fue revisado y corregido a partir de las observaciones y


aportaciones de cinco expertos relacionados con este tipo de metodología y/o con
experiencia en entrenamiento / competición. Se consideró como experto: a) profesor
de universidad con el grado de doctor, docencia en voleibol, entrenadores nacionales
de voleibol, y con más de cinco años de experiencia; y/o b) entrenadores de voleibol
con más de 10 años de práctica y con experiencia en el alto rendimiento. Se solicitó a
los expertos que hiciesen una valoración acerca de la adecuación de la redacción y de
la comprensión de las cuestiones, con el objetivo de adecuar, sustituir o adecuar
nuevos ítems de relevancia. A partir de estas valoraciones se modificó el cuestionario.
Se tomaron de referencia las opiniones de los expertos para establecer qué criterios
eran mejores para valorar el rendimiento y/o la puntuación que el experto asignaba a
esa pregunta (valoración del 1 al 10). Solo se tuvieron en cuenta las preguntas que
tuvieron asignado una puntación igual o superior a 7.

- La validación de contenido se realizó por consenso por parte de doctores en ciencias


de la actividad física y del deporte afines a las áreas incluidas en el cuestionario. Dicho
consenso se realizó por tres doctores; estando representadas las áreas de metodología
de investigación, entrenamiento deportivo, y voleibol. Dichas aportaciones llevaron a
otra modificación del cuestionario, dotándole de un lenguaje más adecuado y una
mayor plasticidad y claridad de contenidos a la hora de rellenarlo.

2.3. Procedimiento

En primer lugar, se llevó a cabo una primera toma de contacto, a través de una llamada
telefónica con cada uno de los clubes pertenecientes a ambas competiciones. En esa llamada
se les informó de la finalidad del proyecto de investigación, las instituciones implicadas y en
qué consistiría su colaboración en dicho estudio. Una vez dado su consentimiento, los
directivos/delegados y entrenadores de los clubes proporcionaron el teléfono de contacto
de sus entrenadores.

Posteriormente se contactó con los entrenadores, a los que se les explicó también en qué
consistía el proyecto de investigación, solicitando su colaboración en el mismo, a través de
un cuestionario que debía rellenar la persona del equipo encargada de realizar la estadística
de la temporada. Una vez aceptado libremente su colaboración en el estudio, se les explicó
brevemente la forma de cumplimentar el cuestionario, y posteriormente, se les pidió la
dirección postal en la que deseaban recibirlo. A los quince días se volvió a contactar con cada
uno de los equipos para comprobar que les había llegado toda la documentación, resolver
posibles dudas, y recordarles el procedimiento a seguir para enviar los cuestionarios una vez
cumplimentados. Se contactó con un total de 60 equipos (de los 73 que conformaban la
Superliga y Superliga 2, de categoría masculina y femenina). Del total de equipos
contactados devolvieron el cuestionario correctamente cumplimentado un total de 22
equipos.

La introducción de datos se realizó a través de una plantilla diseñada para tal fin, con el
programa Excel del paquete informático Microsoft Office 2003, codificando y categorizando
cada una de las variables. Al final del plazo marcado para cumplimentar el cuestionario, se
volvió a contactar con los entrenadores para recogerles la documentación y agradecerles su
colaboración en el estudio. Una vez introducidos los datos, se realizó una revisión de los
mismos de forma aleatoria y de la siguiente manera: se eligieron cinco cuestionarios al azar y
se comprobó si existían errores en sus datos. En caso de existir errores se escogieron de
nuevo otros cinco cuestionarios. En total se revisaron aleatoriamente el 36,6 % del total de
equipos cuestionarios. Una vez finalizada la introducción de los datos se procedió a la
depuración de los mismos, recodificando las variables, y generando nuevas por combinación
de otras.

2.4. Estadística

El análisis estadístico de los datos se realizó con el paquete informático SPSS 15.0,
llevándose a cabo un análisis descriptivo de los datos (frecuencias absolutas, medias, y
porcentajes).
3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN
3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

3.0. Características de los entrenadores (género, formación académica/deportiva,


experiencia, función en el equipo)

100,0 88,9
90,0
80,0
70,0
60,0 55,6
50,0
40,0 33,3
30,0
20,0 11,1
10,0
0,0
Universitaria Entrenador Entrenador Entrenador
nivel III nivel II nivel
Internacional

Gráfico 2. Formación académica y deportiva de los entrenadores.

La mayoría de los entrenadores que dirigen en las competiciones nacionales presentan una
formación académica universitaria (89%). El resto de entrenadores provienen de forma
mayoritaria de los ciclos formativos. Un 55,6% de los entrenadores posee la máxima
titulación nacional. Además, un 33% ha realizado algún curso a nivel internacional (nivel I y/o
II de la FIVB). Los resultados muestran que nueve de cada diez entrenadores tienen
formación universitaria. Un tercio de los entrenadores han realizado cursos de formación
fuera del exigido, aunque ésta se realice en periodo vacacional e incluso un gasto extra
(sobre todo si los cursos se realizan fuera de España). Esto muestra el interés de estos
entrenadores por continuar actualizados.
3.1. ¿Quién realiza el control estadístico?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0 40,0
40,0 35,0
30,0
20,0 15,0
10,0 5,0 5,0
0,0

do
or

or

co
ta
d

ga
u

sti
na

na

pe

le

re

re

ra

De
ta
t

te

Es
en

en

io

Fis

Gráfico 3. Personas que habitualmente realizan la estadística en los equipos.

En la mayoría de los equipos consultados el control estadístico es realizado por el primer ó


segundo entrenador. Solo en un 15% de los casos existe en el equipo una persona que
exclusivamente realice esta función (control y el análisis del juego). Cabe destacar que en un
10% de los casos, la estadística es realizada por una persona que habitualmente tiene otra
función en el equipo diferente de la que sería el control y análisis del juego (fisioterapeuta ó
delegado). En el 35 % de los equipos el entrenador compagina la función de dirigir los
entrenamientos y la competición, con la realización de la estadística. Esto puede derivar en
una sobrecarga de funciones, y un bajo aprovechamiento de los resultados obtenidos en el
control estadístico. El mal control estadístico puede incidir en un bajo rendimiento o en una
mala dirección a nivel de entrenamientos.
3.2. ¿Qué medios se utilizan para realizar el control estadístico en la competición?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
25,0 25,0
30,0 20,0
20,0
5,0
10,0
0,0
Data volley Infovol Manual Hoja cálculo

Gráfico 4. Medios utilizados por los entrenadores para el control estadístico.

El 70% de los entrenadores que dirigen las ligas españolas realizan algún tipo de control
estadístico durante la competición, mientras que el resto no lleva a cabo ningún tipo de
control del juego, ó solo hacen uso de la información que proporciona la federación con la
estadística semanal a través del Infovol. Los medios más utilizados para el control estadístico
son: en un 50% sistemas manuales o sistemas informáticos generales adaptados, y en el 20%
se utiliza un software específicos comercializado. El software más utilizado a nivel español es
el Data Volley.

De los resultados presentados destaca que la mitad de los entrenadores españoles utilizan
sistemas propios adaptados a las necesidades de su equipo o de bajo coste económico.
Sorprende el hecho de que el 30% de los equipos consultados no realicen ningún tipo de
análisis del juego. Esto significa que tres de cada diez equipos no llevan control alguno de la
actuación de su equipo durante la competición. Sus decisiones se toman de acuerdo a la
valoración subjetiva del entrenador. Se hace necesario profundizar sobre las causas por las
que estos entrenadores no usan medios estadísticos.
3.3. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del saque?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0 47,4
50,0 36,8
40,0 31,6
30,0 21,1
20,0
10,0 5,3
0,0

to
n
b

y
da

en
le
Fiv

uc
ta

om
Vo
la

ap

jec
ca

/m
ad

at

ee
Es

se
d
ivb

ad
la

Fa
F

ca

rm
la

Es
ca

Fo
Es

Gráfico 5. Escalas de valor utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia del saque.

Los sistemas más utilizados para valorar la eficacia del saque son las adaptaciones de la
escala FIVB (47%), y la propia escala FIVB (37%). Esta información es complementada con la
forma en la que el jugador ejecuta el saque, utilizada por un 31% de los entrenadores, y la
información obtenida sobre la fase o momento de juego (21%). Escalas derivadas de
sistemas informatizados, como el Volley Data, son utilizados por una mínima parte de los
entrenadores (5.3%).

El sistema FIVB valora la eficacia del saque del 0 al 4, siendo el valor 4 un saque directo que
puntúa para el equipo que saca, y el valor 0 error en el saque y punto para el equipo
contrario. Las adaptaciones de esta escala permiten a los entrenadores obtener valores
intermedios en busca de un mayor conocimiento del efecto que ejerce el saque en el equipo
contrario. Un ejemplo de esta adaptación del sistema de FIVB es la inclusión de un saque
táctico. La combinación de los criterios de eficacia con el registro de la ejecución del saque o
del momento de juego es común. Con esta información, el entrenador puede comparar los
criterios de eficacia del saque de sus jugadores en función de la técnica de saque empleada
por cada unos de ellos.

El hecho de que solo un 5% de los entrenadores consultados utilicen sistemas estadísticos


comercializados como el Data Volley, muestra que es una escala poco introducida a nivel
nacional. Los resultados muestran cual es la escala de valoración empleada por los
entrenadores. Esta información sirve para conocer cual es la escala a emplear para aportar
información y que la comunicación entre ellos sea fluida y sin confusiones.
3.3.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del saque?

Nota: Cada valor queda expresado del 0 al 100 en función de la frecuencia de uso. Los entrenadores podían
indicar todos los valores utilizados en el caso de que usasen varios.

100,0
90,0 83,0
80,0
70,0 60,0
55,0
60,0
50,0 40,0
40,0
30,0 25,0
20,0 15,0
10,0
10,0
0,0
Valores Intentos Eficacia Porcentajes Coef. Otros Ratios
totales eficacia coeficientes

Gráfico 6. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia del saque.

El coeficiente de eficacia del saque es el valor más utilizado por los entrenadores
consultados. Junto con éste, también es utilizado el porcentaje de saque (60%) y el número
de acciones positivas y negativas (55%). El número de intentos y la ratio de saque son los
valores menos utilizados para obtener información sobre la eficacia del saque.

El coeficiente es un valor que tiene en cuenta el número de saques totales realizados, el


efecto del saque sobre la jugada y/o sobre las acciones de construir el ataque por el equipo
contrario. Este valor permite al entrenador conocer la eficacia de los saques realizados por
su equipo, o por un jugador determinado. Un alto valor en el coeficiente de eficacia
significará que el saque crea dificultades al equipo contrario, sin cometer demasiados
errores (no se pierden puntos). Con el porcentaje de saques y la eficacia (aciones positivas
menos las acciones negativas) los entrenadores pueden tener información sobre el número
de acciones y el porcentaje con las que se consigue punto. En el caso de la eficacia, el valor
relaciona los anteriores pero obvia los valores que permiten continuidad. Este tipo de
valores permiten saber a los entrenadores, de forma indirecta, si la eficacia viene
determinada por el número de acciones con las que se puntúa, por las que se pierde, o si es
mayor el número de saques que permiten la continuidad en el juego.
3.4. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de los saques de sus jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 23,5
17,6 11,8
20,0 11,8
10,0
0,0
20-50% valores >50% valores eficacia total > 0 coeficiente:1,7-1,9
2-4 Fivb 2-4 Fivb

Gráfico 7. Niveles de eficacia adecuados para el saque según los entrenadores.

En un primer lugar, la mayor parte de los entrenadores que dirigen las ligas españolas
establecen los niveles de eficacia adecuados para el saque entre los valores 2, 3 y 4 del
sistema FIVB (41%). En segundo lugar, el intervalo de saques en los que tienen que estar los
equipos varía. Así, el 23% establece que esos niveles de eficacia se conseguirán cuando más
del 50% de los saques estén contenidos entre esos valores, y un 27% establece sus niveles
entre el 20-50% de los saques realizados por sus equipos. En un número menor de casos, los
entrenadores establecen como coeficiente de eficacia que los saques estén entre 1,7 y 1,9, o
que el número de eficacia total sea siempre mayor que cero.

El hecho de que los entrenadores establezcan los niveles de eficacia del saque de su equipo
teniendo en cuenta los valores del 2 al 4 del sistema FIVB, indica que los entrenadores
valoran como saque efectivo aquellos con los que se consigue punto (valor 4), o que limita el
ataque del contrario (valores 2 y 3). Que más del 50% de los saques de un equipo se
mantengan entre estos valores se traducirá en que más de la mitad de las veces en las que
saca el equipo, o bien se puntúa, o bien se limita el plan de ataque del equipo contrario.
Estos resultados muestran que los entrenadores consideran el saque más que como un arma
ofensiva, como una forma de dificultar la construcción del ataque contrario. Los
entrenadores españoles no emplean valores de referencia del nivel de riesgo del saque (ratio
punto-error).

3.5. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia del saque en
función del tipo de saque?
Gráfico 8. Criterios utilizados para medir la eficacia del saque en función del tipo de saque.

Un 25% de los entrenadores afirman realizar adaptaciones en los criterios de eficacia en


función del tipo de saque. Estas adaptaciones vienen mayoritariamente determinadas por el
nivel de riesgo asumido con cada tipo de saque y solo para el 6% de los entrenadores, las
adaptaciones las realizan en función de la forma en la que se ejecuta el saque (destino,
trayectoria, etc.).

Cuando se adaptan los criterios de eficacia del saque en función del riesgo asumido por el
sacador, la mayoría de los entrenadores asume sacar para puntuar, o para fallar. En este
caso, lo que el entrenador debería tener en cuenta es el balance punto-error, es decir, que al
equipo le compense que un jugador asuma cierto riesgo cuando saca. Esto significa que el
entrenador debe tener claro el nivel de riesgo asumido en cada rotación, por cada jugador, y
cómo afecta al resto de acciones de juego, de tal forma que no haya desfase entre ellas
(rotaciones en las que se puntúa mucho, o el saque permite que se defienda el balón del
equipo rival, frente a rotaciones donde siempre se falla el saque). Además, el entrenador
debe concretar el límite de esa relación entre el punto-error, entre el saque que condiciona
(eficacia 2, 3, y 4 ), y el saque que es errado. Solo uno de cada cuatro entrenadores
consultados realizan adaptaciones en sus criterios de eficacia para el saque, ya sea para
realizar saques que impliquen mayor riesgo (ejemplo: saque pontente), o para hacer saques
con una finalidad táctica. El resto parece que aplican los mismos criterios sin tener en cuenta
como saca el jugador.
3.6. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia del saque en
función de los jugadores?

Gráfico 9. Adaptaciones utilizadas para medir la eficacia del saque en función de los jugadores.

Solo el 15% de los entrenadores realizan adaptaciones en el saque en función de los


jugadores. Estas adaptaciones se deben a la técnica utilizada por el jugador para sacar en un
89% de los casos. Solo un 11% de las adaptaciones se realizan en función de la edad o la
experiencia que tiene el jugador.

En la misma línea que lo comentado al analizar el tipo de saque, las adaptaciones en


función de la técnica de saque implican el tener en cuenta el riesgo que entraña algunos
saques como pueden ser los saques realizados en salto. El bajo número de entrenadores que
realizan adaptaciones en función de los jugadores podría dar a entender que el saque es
para estos entrenadores una acción que sirve para dificultar el ataque del equipo contrario,
y que, por tanto, el nivel de riesgo asumido debe ser controlado (balance punto-error). En
relación a este aspecto, a nivel internacional, diversos estudios han mostrado su
preocupación por el excesivo riesgo asumido por los jugadores que realizan el saque en
salto, viendo la necesidad de establecer valores o protocolos de referencia / o de control del
nivel de riesgo tomado por el jugador a nivel individual, y como afecta a nivel de equipo
(Palao, Santos, y Ureña, 2004; Patterson, 1998).
3.7. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia del saque?

100,0
90,0
78,9
80,0
68,4 63,2
70,0
57,9
60,0
50,0
40,0
30,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el Scout de Análisis post-
partido rivales partido

Gráfico 10. Situaciones en las que los entrenadores controlan la eficacia del saque.

El 60% de los entrenadores controlan la eficacia del saque: antes-durante-después del


partido, y cuando realizan el scout de los rivales. El porcentaje de entrenadores que
controlan el saque durante el partido se eleva al 80%. Controlar la eficacia del saque durante
la competición implica que los entrenadores llevan el registro de la eficacia del saque a
tiempo real. Esto permite saber cómo está sacando el equipo, tener un control de cómo se
está realizando el proceso, y poder hacer modificaciones en función de este rendimiento.
Esto facilita la labor de dirección del equipo, sobre todo, con vistas a la disposición de los
sitemas de defensa, y el rendimiento de los dispositivos de recepción.

Respecto al control de la eficacia del saque después del partido, hay que tener en cuenta
que el entrenador puede disponer de dos informaciones. Por un lado, en qué medida se han
logrado los objetivos previstos para ese partido, para los distintos jugadores, y a nivel
colectivo, y por otro, cuál es la evolución de los jugadores y del equipo respecto al saque
acumulado en los diversos partidos (almacenados en alguna base de datos).

Tener en cuenta la eficacia del saque cuando se prepara el scout del equipo rival permite
poseer información de cómo saca el equipo con el que se va a enfrentar. Esta información
permite preparar el dispositivo de recepción en función de la eficacia del saque, y entrenar
aquellas situaciones especialmente peligrosas, o que más disminuyen el rendimiento del
equipo en esta faceta del juego. Esto permitirá, teóricamente, que el equipo llegue mejor
preparado a la competición. El control de la eficacia del saque en el entrenamiento permite
que los entrenadores conozcan cuál es la calidad de las ejecuciones y repeticiones realizadas
por los jugadores. Para éstos, su resultado supone un reto a superar. Los datos observados
pueden tener una doble lectura: a) el 60-80% de los entrenadores controlan en algún
momento la eficacia del saque, y b) los entrenadores controlan el saque principalmente para
conocer como saca el oponente, y prepararse en función de ello.
3.8. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la recepción?

100,0
90,0 80,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 25,0
20,0 10,0
5,0
10,0
0,0
Escala Fivb Escala Fivb Escala data Forma de
modificada volley ejecución

Gráfico 11.Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la recepción.

La mayoría de los entrenadores controlan la eficacia de la recepción a través de las


modificaciones de la escala FIVB. Un escaso número de entrenadores utilizan la escala que
pertence a softwares comercializados, como es el caso del Data-Volley. Las modificaciones
en los valores de la escala FIVB permiten obtener valores intermedios que dan información
más específica acerca de la calidad de la recepción. Otras de las adaptaciones incluídas por
los entrenadores son la combinación de los valores de la escala FIVB junto con otro tipo de
información como es la relacionada con la forma de ejecución. El escaso número de
entrenadores que utilizan la escala del Data-Volley refleja que, a pesar de ser un sistema
ampliamente utilizado a nivel internacional, no tiene la misma utilidad para los entrenadores
españoles. El alto coste del software y la dedicación que implica su uso, pueden ser las
causas que expliquen esta menor utilización del mismo.
3.8.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la recepción?

100,0
90,0
80,0 65,0
70,0
60,0
50,0 40,0 40,0 35,0
40,0 30,0
30,0 15,0
20,0 5,0
10,0
0,0
Valores Intentos Acciones Porcentajes Coeficiente Otros Ratios
totales positivas eficacia coeficientes
negativas

Gráfico 12. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la recepción.

Algo más de la mitad (65%) de los entrenadores consultados utilizan los porcentajes que su
equipo adquiere en recepción. También son utilizados el número de valores totales, y la
eficacia (número de acciones positivas y negativas). Un 60% de entrenadores utilizan algún
tipo de coeficiente, y es casi anecdótico el número de entrenadores que utilizan los ratios
(5%).

El porcentaje de recepciones de cada tipo es el valor más utilizado por los entrenadores
consultados. Este valor les permite tener un rápido balance de cómo está recibiendo su
equipo. Este valor es complementado en la mayoría de los casos con otros valores como el
de la eficacia (acciones positivas y negativas). De estos valores, y teniendo en cuenta que la
recepción es una acción de juego de continuidad, con la que no se puede puntuar, se extrae
que principalmente los entrenadores obtienen información de cuántas recepciones fallan
sus jugadores, y por lo tanto, cuántos puntos se pierden mediante esta acción de juego.
3.9. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de la recepción de sus jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0 52,6
50,0
40,0
26,3
30,0
20,0
5,3
10,0
0,0
60-70% valores 3 y 4 70-80% valores 3 y 4 Coeficiente entre 2 y 2,5
Gráfico 13. Niveles de eficacia adecuados para la recepción según los entrenadores.

La mitad de los entrenadores establecen que para que su equipo esté en recepción en los
niveles adecuados de eficacia, el 70-80% de las recepciones realizadas deben estar entre los
valores 3 y 4. Otro grupo menor de entrenadores establecen los mismos valores pero en un
intervalo de recepciones entre el 60-70%. Solo un escaso 5% de los entrenadores utilizan los
coeficientes, estableciéndolos entre el 2 y 2,5.

Establecer el nivel de eficacia de la recepción entre el 70-80% de valores 3 y 4 significa que,


de cada 10 recepciones que realice el equipo, entre 7 y 8 deberán ir perfectas al colocador, y
solo 2 ó 3 pueden ser errores, o valores de continuidad. Estos valores aseguran que en un
alto número de situaciones de salida de recepción, o K-I, el equipo estará en las mejores
condiciones para construir el ataque, elevándose las opciones de obtener punto.
3.10. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la recepción en
función del tipo de saque contrario?

Gráfico 14. Criterios utilizados para medir la eficacia de la recepción en función del tipo de saque contrario.

Solo un 10% de los entrenadores realizan adaptaciones en los criterios de eficacia de la


recepción. Esta adaptación viene determinada por una mayor exigencia en los niveles de
recepción frente a saques flotantes. El porcentaje de entrenadores que ha contestado
afirmativamente es bajo. Los resultados reflejan que los entrenadores no parecen considerar
que el tipo de saque no influye en los dispositivos de recepción o en la eficacia de esta
acción.
3.11. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la recepción en
función de los jugadores?

Gráfico 15. Criterios utilizados para medir la eficacia de la recepción en función del tipo de jugador.

Un 25% de los entrenadores realizan adaptaciones en los criterios de eficacia de la


recepción en función del tipo de jugador. El criterio que marca esta adaptación es el rol que
juega el jugador dentro del equipo. Destacan las adaptaciones realizadas para el jugador que
actúa de líbero respecto al del resto de jugadores (33%), además de tener en cuenta las
diferentes funciones dentro del equipo (50%). Únicamente, en un 16.7% se tienen en cuenta
las características individuales de los jugadores.
3.12. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia de la
recepción?

100,0
90,0
75,0
80,0
70,0
50,0
60,0 50,0
50,0 35,0
40,0
30,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el Scout de Análisis post-
partido rivales partido

Gráfico 16. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de la recepción.

La mayoría de los entrenadores controlan la eficacia de la recepción antes, durante y


después de la competición, asi como, cuando realizan el scout de los rivales. En este sentido,
durante el partido (75%) es el momento en el que más se controla la eficacia de esta acción
de juego, y al mismo nivel, después del partido (50%) y durante los entrenamientos (50%).

La importancia que tiene la recepción sobre el rendimiento del equipo en la fase de


complejo 1 (K-I), hace que al menos 7 de cada 10 entrenadores controlen este aspecto en el
juego. De la recepción puede depender el rendimiento del complejo 1 del equipo y con ello
el desenlace del partido, de ahí que sea durante la competición el momento en el que los
entrenadores controlen más esta acción de juego. El tener un alto rendimiento en recepción
implica que el balón llega la mayoría de las veces de forma óptima para construir el ataque.
El control de esta acción de juego durante el partido facilita la dirección de equipo, y permite
el tomar decisiones a tiempo real sobre el dispositivo de recepción. Debido a que en la
estadística que proporciona la organización de la competición, la recepción prácticamente
no queda reflejada (ya que es una acción mediante la cuál no se puntúa), el control de esta
acción de juego debe ser realizado por los propios integrantes del cuerpo técnico.
Posteriormente, los entrenadores optan por un control más exhaustivo visualizando los
partidos una vez finalizados, lo que queda recogido en el 50% de los entrenadores que ha
contestado. Este análisis permite saber los niveles de eficacia en los que se ha movido el
equipo, y junto con los niveles en los que se quiere llegar, se pueden establecer niveles de
referencia para trabajar durante el entrenamiento. Esto permite tomar decisiones de cara al
entrenamiento, y a la consecución de los objetivos de equipo.
3.13. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la colocación?

Gráfico 17. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la colocación.

La forma más utilizada para valorar la eficacia de la colocación por los entrenadores es la
escala FIVB (40%), y otras formas de valoración que hacen referencia a objetivos tácticos y
de ejecución (50%). Al igual que en acciones de juego anteriores, es escaso el número de
entrenadores que utilizan la escala propuesta por el data-volley (5%).
3.13.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la colocación?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
40,0 26,7
30,0
20,0
20,0 6,7 6,7
10,0
0,0
Valores Eficacia Porcentajes Coeficientes Otros
totales eficacia Fivb coeficientes

Gráfico 18. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la colocación.

El valor que más utilizan los entrenadores es el número de porcentajes de colocaciones


realizadas (40%), seguido del número de valores totales (26%), y el de acciones positivas y
negativas (20%). Solo un 13% de los entrenadores consultados utilizan algún tipo de
coeficiente.
3.14. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de la colocación de su equipo?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0 37,5
40,0
30,0 25,0
12,5 12,5
20,0
10,0
0,0
65-70 valores 80-85% Respeto al Criterio
3y4 valores 3 y 4 plan de juego técnico

Gráfico 19. Niveles de eficacia adecuados para la colocación según los entrenadores.

La mayoría de los entrenadores encuestados utilizan los valores 3 y 4 de la escala FIVB para
establecer los niveles de eficacia de su equipo en colocación. Un grupo de ellos lo establecen
en el 80-85% de las colocaciones, y el otro en el 65-70%. Un 12.5% de los entrenadores
utilizan criterios diferentes relacionados con el plan de juego y/o la ejecución técnica.
3.15. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la colocación en
función de la eficacia de la acción previa (recepción/defensa)?

Gráfico 20. Criterios utilizados para medir la eficacia de la colocación en función de la acción previa.

El 21% de los entrenadores encuestados afirman realizar adaptaciones en los criterios de


eficacia exigidos para la colocación. Para ellos, el rendimiento que exista en recepción o en
defensa (22%), es un criterio a tener en cuenta, y les obliga a realizar adaptaciones en los
niveles de eficacia. Un número menor de entrenadores incluyen además, como aspecto que
puede hacer variar los niveles establecidos, los criterios de distribución de la colocación.
3.16. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la colocación en
función de los jugadores?

100,0
86,7
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 13,3
20,0
10,0
0,0
Si No

Gráfico 21. Porcentaje de entrenadores que realizan adaptaciones en sus criterios de eficacia en función de los
jugadores.

La mayoría de los entrenadores consultados afirman no realizar adaptaciones en los


criterios de eficacia en la colocación en función de los jugadores. Estos resultados se deben
probablemente a que la colocación es realizada únicamente por un jugador, el colocador.
Este jugador en la mayoría de los casos no es sustituido de forma frecuente. Estos resultados
parecen indicar que el entrenador tiene un concepto o idea de eficacia en relación a la
colocación que trata lograr en sus colocadores.
3.17. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia de la
colocación?

Gráfico 22. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de la colocación.

La mayoría de los entrenadores consultados controlan la eficacia de la colocación durante


el partido (52%) y durante el entrenamiento (42%). El análisis posterior al encuentro y el
scout de los rivales solo es controlado por el 26% de los entrenadores.

Llama la atención el hecho de que, a pesar de que la colocación es una acción de juego
difícil de valorar, y más aún en tiempo real, los entrenadores responden en un elevado
número de veces que la controlan durante el partido. Esto quiere decir que la colocación la
controlan principalmente a tiempo real. A esto hay que añadirle el hecho de que no es una
acción que quede incluída en la estadística que proporciona la organización de las
competiciones, lo que deja al cuerpo técnico del equipo la responsabilidad exclusiva del
control de esta acción de juego.

Los resultados encontrados muestran de forma indirecta que la acción de colocación es


controlada en menor medida que el resto de acciones de juego en voleibol. Esto puede
deberse a que en el alto rendimiento esta acción está condicionada en gran medida por el
nivel de recepción, o por la dificultad que entraña la valoración objetiva de esta acción en el
juego.
3.18. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del ataque?

100,0
90,0
80,0
70,0 60,0
60,0
50,0
40,0 30,0 25,0
30,0
20,0 10,0
10,0
0,0
Escala Fivb Escala Fivb Formas de Fase de juego
adaptada ejecución (saque ó recep)

Gráfico 23. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficcia del ataque.

La mayoría de los entrenadores que participaron en el estudio utilizan una adaptación de la


escala FIVB (60%) y la propia escala FIVB (30%) para valorar la eficacia del ataque. El resto
utilizan otros criterios relacionados como la forma en la que se ejecuta el ataque (25%), o la
fase del juego en la que se esté (10%).

Solo un 10% de los entrenadores tienen en cuenta la fase del juego en la que se realice el
ataque. Esto sorprende debido a que, durante el juego, el balón no sale en las mismas
condiciones cuando la acción que le precede es una recepción, que cuando la acción previa
es una defensa. Si la calidad de la colocación se ve afectada por la situación de juego previa,
de forma indirecta, también incidirá en la eficacia obtenida por el ataque. A pesar de no ser
uno de los criterios más utilizados por los entrenadores, sería recomendable tener en cuenta
este aspecto, asi como, conocer qué tipo de ataques está realizando el jugador, y por qué
zona. Esta última información debería acompañar a los valores de eficacia, para saber en qué
tiempos ataca el jugador y en qué zonas lo hace mejor, y cuáles son en los que hay que
incidir más durante el entrenamiento.
3.19.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del ataque?

Gráfico 24. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia del ataque.

Los entrenadores utilizan más de un valor a la hora de medir la eficacia del ataque. Entre
ellos, el número de porcentajes (65%), los valores totales (55%), y la eficacia (acciones
positivas y negativas) (45%), son los más utilizados. El resto de valores son utilizados con
menos frecuencia (>25%).

La cantidad y el porcentaje de ataques realizados son los valores más utilizados por los
equipos de la liga española. Puesto que el ataque es un acción de juego terminal, estos
valores, junto con la eficacia (balones que puntúan y balones que se fallan), permiten al
entrenador tener un balance general de cómo está atacando el equipo. Este tipo de
información el entrenador la puede obtener también a través de la estadística que realiza la
organización de las competiciones, ya que junto con el saque y los bloqueos directos, los
puntos que se ganan o pierden mediante el ataque es la información que mejor viene
recogida en estos informes.
3.19. 2. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de los ataques de sus jugadores?

Gráfico 25. Niveles de eficacia adecuados para el ataque según los entrenadores.

La mayoría de los entrenadores, para establecer los niveles de eficacia de su equipo, solo
tienen en cuenta los puntos positivos anotados por su equipo. Solo un pequeño grupo de
entrenadores tienen en cuenta cómo es el rendimiento de la acción que le precede (6%), o
en qué posición juega el atacante (6%). Estos valores discrepan de las recomendaciones
realizadas en la bibliografía especializada (Coleman, 2002; Schleuder, 1998), que recomienda
la utilización de la eficacia (puntos-errores).

Los resultados establecen que para los entrenadores los niveles de eficacia en ataque
deben de estar entre el 60-70% de consecución de punto de los ataques realizados, y para
otros en el 50-60% de lo atacado. Eso significa que de cada 10 ataques que se realizan, ellos
establecen que 6 ó 7 deben ser puntos para la persona que ataca, y el resto lo dejan para los
errores y ataques de continuidad. En estos niveles de eficacia no queda reflejado el
momento de juego al que se hace referencia, o si se está haciendo referencia a ataque en
general. Se debe tener en cuenta que habitualmente los equipos no suelen tener la misma
eficacia en ataque cuando están en la fase de salida de recepción (K-I), que cuando están en
fase de defensa o en contrataque (K-II y K-III). Esto aspectos solo son tenidos en cuenta por
un número pequeño de entrenadores.
3.20. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia del ataque en
función de los jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0 53,8
60,0 50,0
50,0
40,0 23,1
30,0
20,0
10,0
0,0
Adataciones Función de Central más
criterios juego eficacia que al
eficacia en resto de
función jugadores
jugadores

Gráfico 26. Adaptaciones en los criterios de eficacia del ataque en función de los jugadores.

La mitad de los entrenadores afirman realizar adaptaciones en los criterios de ataque en


función de los jugadores. Estas adaptaciones consisten en exigirles más eficacia a los
jugadores que juegan por el centro, y en un porcenaje menor (23%), realizar adaptaciones
para el resto de funciones de juego.

Cabe destacar que precisamente el mayor nivel de exigencia requirido para los jugadores
que ocupan la función de centrales. Por las características de la zona donde suelen atacar, y
las características del tiempo de ataque, el rendimiento del ataque de estos jugadores
depende en gran medida del rendimiento de situaciones previas como la defensa o la
recepción. Esta mayor responsabilidad, con respecto al rendimiento de ataque, se debe
teóricamente a que el ataque de estos jugadores se da en situaciones más adecuadas
(recepción buena o que permite todas las opciones de ataque).
3.21. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia del ataque en
función de la situación de juego?

Gráfico 27. Adaptaciones en los criterios de eficacia del ataque en función de la situación de juego.
Algo menos de la mitad de los entrenadores afirman realizar adaptaciones en los criterios
de eficacia en función de la situación de juego. La mayoría de ellos realizan esas
adaptaciones en función del rendimiento obtenido en la recepción (57%), y en función de la
fase de juego en la que se encuentre (42%).

Debido al orden temporal en el que se dan las acciones de juego en voleibol, el rendimiento
del ataque viene afectado por el rendimiento de las acciones previas. Los entrenadores
encuestados se centran principalmente en el rendimiento de la recepción para establecer el
nivel de eficacia del ataque, siendo menor la atención que le prestan al balón que es
colocado tras una defensa. Un 43% de los entrenadores distinguen las diferentes fases del
juego cuando realizan las adaptaciones en los criterios de eficacia. Habitualmente, la fase de
ataque o K-I tendrá mayores niveles de eficacia, que los niveles en la fase de defensa o K-II, y
de contrataque o K-III. A esto habrá que descontarle las situaciones de free-ball, para las que
el nivel de exigencia será superior.
22. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia del ataque?

100,0
90,0 80,0
80,0 70,0
70,0 60,0
60,0
50,0 40,0
40,0
30,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el Scout de Análisis post-
partido rivales partido

Gráfico 28. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia del ataque.

La mayoría de los entrenadores controlan el nivel de eficacia del ataque antes, durante y
después del partido, asi como, cuando realizan el scout de los adversarios. De los resultados
destaca el hecho de que, a pesar de que el ataque es una habilidad de juego con las que más
se puntúa, es la que menos se observa cuando se analiza al rival (solo un 40%). Los
resultados reflejan que los equipos españoles dan más importancia al control del
rendimiento de esta acción de juego para evaluar y modificar el trabajo del propio equipo, y
no para prepara la forma de jugar contra el rival.

El control de esta habilidad durante el partido permite al entrenador tomar decisiones a


tiempo real, pudiendo modificar la distribución del ataque, e incidir en el resto de acciones
relacionadas con la dirección del equipo. Este control del ataque no solo lo obtienen los
entrenadores de forma directa por su propio registro, sino que también la pueden obtener a
través de los informes que proporciona la competición. La información sobre el rendimiento
del ataque viene registrada en este tipo de informes.
3.23. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del bloqueo?

100,0
90,0 75,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 15,0 15,0
20,0 5,0
10,0
0,0
Escala Fivb Escala Fivb Formas de Fase de juego
adaptada ejecución (saque y
recepción)

Gráfico 29. Escalas que habitualmente utilizan los entrenadores para valorar la eficacia del bloqueo.

Los entrenadores utilizan principalmente adaptaciones de la escala FIVB para valorar el


bloqueo (75%). En menor medida, los entrenadores también tienen en cuenta otros criterios
que hacen referencia a las formas de ejecución y a la fase de juego en la que se encuentre el
equipo. Es posible que la dificultad a nivel temporal de obtener de forma precisa registros de
esta habilidad de juego, sea la causa por la cual los entrenadores consultados no hagan la
distinción entre las diferentes fases de juego, y solo tengan en cuenta los valores totales.
3.23.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia del bloqueo?

100,0
90,0
77,8
80,0
70,0 55,6
60,0 47,4 47,4
50,0
40,0
30,0 ,
15,8
20,0 5,3 10,5 5,3
10,0
0,0
Valores Número Acciones Porcentajes Coeficiente Otros Ratios Características
totales intentos positivas Fivb coeficientes individuales
y negativas

Gráfico 30. Valores que habitualmente utilizan los entrenadores para medir la eficacia del bloqueo.

Los entrenadores utilizan diversos valores para medir la eficacia del bloqueo. Un 78% tiene
en cuenta aspectos individuales del jugador, el 55% los porcentajes, y un 47% el número de
valores totales, y la eficacia (acciones positivas y negativas). El resto de valores son utilizados
en menor medida (>20%).

El bloqueo es una habilidad difícil de realizar de forma efectiva, debido a que se realiza en
condiciones de déficit de tiempo, y en las que a menudo están implicados 1 ó 2 compañeros.
Por lo que requiere además de una coordinación de todos los jugadores implicados. Estos
factores que condicionan el rendimiento de esta habilidad, son los que los equipos
españoles más tienen en cuenta a la hora de valorar esta acción de juego. A pesar de ser la
escala FIVB la escala más utilizada por los entrenadores, esto no se traduce en una mayor
utilización de los coeficientes FIVB.
3.24. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia del bloqueo de sus jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0
15,4
20,0
7,7 7,7
10,0
0,0
> 20% valores 3 y 4 Puntos positivos Puntos valor 4:
(valores 2,3,4) centrales 15% y alas
+ op 10%

Gráfico 31. Valor considerado por los entrenadores como adecuado para la eficacia del bloqueo.

La opinión de los entrenadores respecto a los niveles de eficacia del bloqueo para sus
equipos es heterogéneo. Un 15% de entrenadores afirman utilizar los puntos positivos
obtenidos en bloqueo (valores 2, 3, y 4 de la escala FIVB). Un 7,7% de entrendores
establecen los niveles de eficacia adecuados siempre que el número de bloqueos 3 y 4 sea
mayor del 20%. Un 7,7% de los entrenadores establecen qué porcentaje de bloqueos deben
tener los jugadores en función del puesto que ocupe en el equipo. El resto de entrenadores
que no contestan, no se sabe si es porque no toman registro de esta acción durante el juego,
o porque les cuesta trabajo establecer valores de referencia para la eficacia en esta
habilidad.
3.25. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en los criterios de eficacia del bloqueo en
función de los jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0 36,4
40,0 27,8
30,0
20,0 9,1
10,0
0,0
Adaptaciones Más exigencia al % bloq + y
criterios eficacia central que resto continuidad > %
bloqueo en función error
jugador

Gráfico 32. Adaptaciones en los criterios de eficacia del bloqueo en función de los jugadores.

El 28% de los entrenadores realizan adaptaciones en los niveles de eficacia de bloqueo.


Estas adaptaciones, en un 36% de los casos, consisten en exigirle más al jugador central que
al resto de jugadores del equipo. Estos resultados responden a la principal función que tiene
el jugador central, y que es precisamente la de asistir a todos los bloqueos de los ataques
que ocurran en la red. Solo un 9% de entrenadores adaptan los niveles de eficacia
considerando que los valores positivos deben ser mayores que el número de errores.
3.26. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en los criterios de eficacia del bloqueo en
función de la situación de juego?

100,0
89,5
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0
20,0 10,5
10,0
0,0
Si No

Gráfico 33. Respuesta de los entrenadores sobre si realizan adaptaciones en los criterios de eficacia del
bloqueo en función de la situación de juego.

La mayoría de los entrenadores no realizan adaptaciones en los criterios de eficacia del


bloqueo en función de la situación de juego. El hecho de que la mayoría de las acciones se
realizan en el complejo II (K-II), y solo un número menor de ocasiones se puede dar en el
complejo 3 (K-III), hace que los entrenadores no diferencien ambos momentos de juego. En
categoría femenina, es quizás donde puede ser más interesante el tener en cuenta la eficacia
en función de la fase de juego. Debido a que las jugadas son más largas, hay más ocasiones
de bloqueo en las diferentes fases de juego. Esta información puede ser interesante de
controlar para poder adaptar las tareas y exigencias del entrenamiento en función del
momento de juego.
3.27. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia del bloqueo?

100,0
90,0
80,0
60,0
70,0
60,0
50,0 45,0

40,0 35,0
30,0 25,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el partido Scout de rivales Análisis
post-partido
Gráfico 34. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia del bloqueo.

La mitad de los entrenadores controlan el bloqueo antes, durante y después del partido,
siendo menor el porcentaje de entrenadores que lo controlan al realizar el scout del rival. El
porcentaje de control de esta acción es mejor que en otras acciones de juego (ej. Saque y
remate). El hecho de que el análisis de bloqueo sea más a post-partido que de estudio de los
rivales puede indicar que los entrenadores encuestados analizan esta acción de juego con
vistas a la mejora y preparación de su propio equipo, en detrimento de lo que hace el equipo
rival. En la toma de decisiones de los entrenadores para este gesto técnico, prima más la
búsqueda de mejora del rendimiento del propio equipo, que la de contrarrestar las opciones
del contrario.
3.28. ¿Qué escalas utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la defensa?

100,0
90,0
80,0 65,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 20,0
20,0 5,0 5,0
10,0
0,0
Escala Fivb Escala Fivb Formas de Zonas del campo
adaptada ejecución

Gráfico 35. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar la eficacia de la defensa.

El 85% de los entrenadores utilizan la escala FIVB o una adaptación de ella. Solo un 5% de
los entrenadores tienen en cuenta otros valores como la forma en la que se ejecuta o la zona
del campo donde se realiza.
3.28.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar la eficacia de la defensa?

Gráfico 36. Valores utilizados por los entrenadores para medir la eficacia de la defensa.

Los entrenadores utilizan diversos valores para establecer la eficacia de la defensa. Los
valores que más utilizan los entrenadores son las acciones positivas y negativas (50%), los
valores totales (50%), y porcentajes (38%). El resto de valores es utilizado en menor medida
(>6%).
3.29. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de la defensa de sus jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
23,1
30,0
20,0 7,7 15,4 7,7
10,0
0,0
Coeficiente 1,6 > 50% valores Suma valores 30% valor 4
3y4 2 y 3 > 50% FIVB

Gráfico 37. Valor considerado por los entrenadores como adecuado para la eficacia de la defensa.

Los niveles de eficacia considerados por los entrenadores son heterogéneos, aunque la
mayoría de ellos tienen en cuenta los valores 2 y 3 del sistema FIVB. Solo un grupo pequeño
de entrenadores utilizan los coeficientes como valor de referencia. El hecho de establecer los
niveles de eficacia en estos valores, implican que más de la mitad de los balones que son
contactados en defensa por un equipo, son recuperados en condiciones adecuadas como
para que pueda ser construido el ataque.
3.30. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la defensa en
función de los jugadores?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 16,7 15,4
20,0 9,1
10,0
0,0
Adataciones Función de Libero y alas
criterios juego más
eficacia en
función
jugadores

Gráfico 38. Adaptaciones en los criterios de eficacia en función de los jugadores.

Solo el 17% de los entrenadores afirman realizar adaptaciones en los criterios de eficacia en
función de los jugadores. Estas adaptaciones se basan fundamentalmente en discriminar los
valores de eficacia que se les pide a los jugadores de ala y a los líberos, respecto a lo que se
les pide al resto de jugadores con funciones diferentes. Estos resultados van en consonancia
con la evolución de los sistemas de juego con la aparición de la figura del líbero. Este
jugador, que inicialmente fue creado para que se especialice en las labores de defensa, debe
de tener un apartado preferente en el registro del rendimiento de esta faceta del juego. A
pesar de ello, es mayor el pocentaje de entrenadores que han contestado negativamente a
esta cuestión (>80%), y que, por tanto, no realizan esta distinción entre sus jugadores.
3.31. ¿Realizan los entrenadores adaptaciones en sus criterios de eficacia de la defensa en
función de la situación previa de juego?

100,0 94,4

90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0
20,0
10,0 5,6

0,0
Si No
Gráfico 39. Respuesta de los entrenadores a si realizan adaptaciones en sus criterios de eficacia en función de
la situación previa de juego.

Es casi mayoritaria la opinión de los entrenadores encuestados respecto a esta cuestión.


Estos no tienen en cuenta la situación previa a la hora de establecer los criterios de eficacia
para la defensa.
3.32. ¿En qué situaciones los entrenadores controlan normalmente la eficacia de la defensa?

100,0
90,0
80,0
70,0 55,0
60,0 50,0
45,0
50,0
40,0 25,0
30,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el partido Scout de rivales Análisis post-
partido

Gráfico 40. Situaciones en las que los entrenadores controlan la eficacia de la defensa.

La mitad de los entrenadores controlan la eficacia de la defensa antes, durante y después


del partido. Un número menor además, la controlan cuando realizan el scout del rival (25%).
Los niveles de control de esta acción son similares a los encontrados para el control de la
colocación, y son los más bajos de las diferentes acciones del voleibol. Llama la atención el
hecho de que la defensa sea controlada tanto durante el partido, como en los
entrenamientos, ya que al ser una acción de continuidad, controlarla implica que esta
información se obtiene por el registro que hace el propio equipo, y no por la que
proporciona la organización de la competición. También destaca el hecho de ser una acción
difícil de valorar a tiempo real, por el gran acumulo de acciones que se produce en corto
periodo de tiempo, aspecto que hace que sea más difícil de controlar durante el partido.
3.33. ¿Qué fases de juego diferencian los entrenadores al analizar el juego?

100,0
90,0 80,0
80,0 75,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0
20,0 10,0 5,0 5,0 5,0 5,0
10,0
0,0

K0
KI

e
I

II

s
KI

e
qu

se
KI

qu

fa
ta

ta
ra

de
ya
nt

sto
co

ión

re
pc
ce
re
e-
qu
sa

Gráfico 41. Fases de juego diferenciadas por los entrenadores para analizar el juego.

La mayoría de los entrenadores distinguen principalmente dos fases de juego o complejos:


el K-I o fase de construcción del ataque, y el K-II o fase de defensa. En menor medida,
distinguen otras fases del juego como el K-III o el K-0 (>15%).
3.34. ¿Qué escalas y criterios utilizan los entrenadores para analizar las fases de juego?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0 20,0
20,0 15,0
5,0 5,0
10,0
0,0
Técnicos Tácticos Rotación Rendimiento de
la jugada

Gráfico 42. Escalas utilizadas por los entrenadores para valorar las fases de juego.

El criterio que más utilizan los entrenadores para analizar la eficacia en las distintas fases de
juego, es el rendimiento obtenido en la jugada (20%), y en cada una de las rotaciones (15%).
Solo un 10% de entrenadores establecen criterios técnico-tácticos.

El rendimiento de la jugada da información acerca de si el equipo gana o pierde, es decir, si


en una fase determinada el equipo suele ganar la jugada, o suele perderla. Con ella, se
puede estimar qué fase del juego es la que necesita de más entrenamiento, porque en ella
se pierden más puntos. Lo mismo ocurre con la información por rotaciones.
3.34.1. ¿Qué valores utilizan los entrenadores para analizar las fases de juego?

100,0
90,0
80,0
66,7
70,0 57,9 63,2
60,0 52,6
50,0
40,0 26,3 33,3
30,0 21,1
15,8
20,0
10,0
0,0
Valores Número Eficacia % Coef. Coeficientes Caract. Eficacia
totales intentos Fivb Indiv. rotación
Gráfico 43. Valores utilizados por los entrenadores para valorar las fases de juego.

Los entrenadores utilizan gran variedad de valores para analizar cada una de las fases del
juego. De ellos destacan aquellos valores que propocionan información sobre los puntos que
se obtienen en cada una de las fases del juego. Destaca el hecho de que sean las
características individuales lo que más utilizan los entrenadores para valorar algo tan
genérico como es el rendimiento de la fase de juego. También llama la atención que la
eficacia en las rotaciones sea un valor poco utilizado. La eficacia por rotaciones permite
detectar en qué situaciones el equipo obtiene su mejor rendimiento., así como posibles
desequilibrios en el juego (Palao y Santos, 2004; Palao, 2008).
3.36. ¿Cuál es el nivel o valor a partir del cual los entrenadores consideran adecuada la
eficacia de las fases de juego en su equipo?

100,0
90,0
80,0
70,0
60,0
50,0
40,0
30,0
15,0
20,0
5,0 5,0 5,0 5,0
10,0
0,0
KI: 50-60% KI: 60-70% KI: >70% KII: > 70% FREE 85%

Gráfico 44. Valores considerados adecuados para valorar la eficacia de las fases de juego.

Un alto porcenaje de los entrenadores encuestados no establecen niveles de referencia


para las diferentes fases de juego. De los que si lo establecen, el 15% consideran que en K-I
los valores deben de estar entre el 50-60% de balones ganados. El 15% restante establecen
otros niveles que están por encima del 70% en K-I. Solo un 5% establece niveles en K-II, y
tiene en cuenta los balones de Free-ball (85%). Los niveles de eficacia establecidos por los
entrenadores que han contestado establecen que de 10 jugadas en salida de recepción, el
equipo debe ganar seis, y deja cuatro para errores o jugadas que implican la continuidad en
el juego (no se gana el punto a la primera). Aquellos entrenadores que además han tenido
en cuenta la fase de K-II, mantienen los niveles de exigencia en valores cercanos a los
establecidos para la fase de K-I.
3.37. ¿En qué situaciones controlan los entrenadores normalmente la eficacia en función de
las fases de juego?

100,0
90,0
80,0 70,0
70,0 60,0
60,0 50,0
50,0 40,0
40,0
30,0
20,0
10,0
0,0
Entrenamiento Durante el Scout de rivales Análisis post-
partido partido

Gráfico 45. Situaciones en las que habitualmente los entrenadores controlan la eficacia de las fases de juego.

Un alto número de porcentaje de entrenadores controlan la eficacia de las fases de juego


antes, durante y después del partido, y también cuando realizan el scout de los equipos
rivales. Además este alto porcentaje se mantiene durante los entrenamientos (50%). Estos
datos coinciden con las recomendaciones encontradas en la bibliografía al ser la eficacia de
los complejos, que correlaciona directamente con el resultado del set (Byron, 1996; Palao,
2004). Sin embargo, únicamente en un bajo porcentaje de casos realizan este análisis por
rotaciones (Palao, 2004).
4. CONCLUSIONES
4. CONCLUSIONES

A partir de los resultados obtenidos tras el análisis de la opinión de los entrenadores de los
equipos españoles que han participado en el estudio, se puede establecer las siguientes
conclusiones:

- La mayoría de los componentes del cuerpo técnico de los equipos españoles poseen
formación universitaria. El resto tiene un formación que proviene de forma
mayoritaria de los ciclos formativos. La mayoría de los entrenadores de los equipos
españoles disponen de la titulación deportiva de Entrenador Nacional de nivel III.

- En la mayoría de los equipos españoles el control estadístico lo realiza el primer y


segundo entrenador. Es escaso el número de equipos que posee una personal
especializada en sola esa faceta del control del equipo (15%).

- La mayoría de los equipos españoles realizan algún control estadístico para su


equipo. Los sistemas más utilizados por los equipos españoles son los sistemas
manuales propios, o los adaptados. El software comercial más usado por los equipos
españoles es el Data Volley.

- Los equipos españoles utilizan mayoritariamente, para valorar la eficacia de los


gestos técnicos, las adaptaciones de la escala FIVB, y la propia escala FIVB, en todos
los gestos técnicos. Para valorar las fases de juego los equipos españoles utilizan el
rendimiento en la jugada.

- Los valores más utilizados para valorar la eficacia del saque son los porcentajes de
saques y las acciones positivas y negativas. Respecto a los niveles de eficacia óptimos,
el saque es considerado por los entrenadores españoles como un limitador de la
construcción del ataque del oponente, y no una forma de anotar punto de forma
directa. Las adaptaciones que realizan los entrenadores para valorar la eficacia del
saque es el riesgo asumido, y la técnica de ejecución empleada. El saque es
controlado por los equipos españoles durante el partido (80%), y en el análisis post-
partido, scout de los rivales y entrenamientos (>57%).

- Los valores más utilizados para valorar la eficacia de la recepción son los porcentajes
de recepciones, valores totales, y el número de acciones positivas y negativas. Los
entrenadores de los equipos españoles establecen los niveles de eficacia en
recepción en un 70% de los valores 3 ó 4 de la escala FIVB. La adaptación que realizan
los entrenadores para valorar la eficacia de la recepción es el papel del jugador en el
equipo (ej. líbero). La recepción es controlada por los equipos españoles durante el
partido (75%), y en el análisis post-partido, y entrenamientos (50%).

- El valor más utilizado para valorar los niveles de eficacia en la colocación son los
porcentajes de colocación. Los niveles de eficacia los establecen los entrenadores en
un 70% de colocaciones 3 ó 4 del coeficiente FIVB. Pocos entrenadores realizan
adaptaciones en la valoración de la colocación, salvo a nivel de distribución y en
función del rendimiento de la acción previa (recepción y defensa en campo). La
colocación es controlada por los equipos españoles durante el partido (52%).

- Los valores más utilizados para valorar la eficacia del ataque son el número de
porcentajes, valores totales, y la eficacia. Los niveles de eficacia los establecen en
que un 60% de balones atacados sean punto. Las adaptaciones que realizan los
entrenadores españoles con respecto a la eficacia del ataque se realizan en función
de la posición de juego que se ocupe (ej. central), y la situación de juego que precede
(recepción). El saque es controlado por los equipos españoles durante el partido
(80%), y en el análisis post-partido y entrenamientos (>60%).

- Los valores más utilizados en bloqueo son las características individuales del jugador,
junto con los porcentajes de bloqueos. La opinión con respecto a los niveles de
eficacia en los que debe estar el equipo en bloqueo es heterogénea. Un número
reducido de entrenadores realizan adaptaciones en la valoración del bloqueo, salvo
el hecho de imponer una mayor exigencia al jugador que juega como central. El
bloqueo es controlado por los equipos españoles durante el partido (60%), y en el
análisis post-partido (>45%).

- Los valores más utilizados para valorar la defensa son las acciones positivas y
negativas, y los valores totales. Los niveles de eficacia establecidos por los
entrenadores son heterogéneos para esta acción del juego. Un número reducido de
entrenadores realizan adaptaciones en la valoración de la defensa, y las realizan en
función de la posición de juego de los jugadores. La defensa en campo es controlada
por los equipos españoles durante el partido (50%), en el análisis post-partido
(>55%), y en entrenamiento (45%).

- La mayoría de los equipos españoles establecen para trabajar dos fases de juego: el
complejo 1 (K-I) y el complejo 2 (K-II). Los valores que utilizan los equipos españoles
para valorar la eficacia de las fases de juego son heterogéneos. La mayoría de los
entrenadores españoles no establecen niveles de eficacia de referencia para las fases
del juego. Las situaciones donde los equipos españoles controlan el rendimiento de
las fases de juego es durante los entrenamientos (50%), durante el partido (70%), y al
finalizar el encuentro (60%).
5. REFERENCIAS
5. REFERENCIAS

Byron, S. (1996). Offensive side-out percentage and the relationship to success in men's
volleyball: Identifying strong and weak rotations will assist any coach with practice
design, Coaching Volleyball, Feb/Mar: 10-12.
Coleman, J. E. (1975). A statistical evaluation of selected volleyball techniques at the 1974
World´s Volleyball Championships. Thesis Physical Education. Brigham Young
University.
Coleman, J. (2002). Scouting opponents and evaluating team performance (321-346). In D.
Shondell, (Eds), The volleyball coaching bible. Champaing, IL: Human Kinetics.
Coleman, J. E., Neville, B., and Gordon, B. (1969). A statistical system for volleyball and its
use in Chicago Women's Assn. International Volleyball Review, 17: 72-73.
Díaz, J. (1996). Voleibol. La dirección de equipo (3ª Edición). Sevilla. Wanceulen.
Ejem, M. (1980). Some theoretical aspects of statistical game analysis utilization in player's
performance evaluation, Volleyball technical journal, 5 (3) Nov: 43 48.
Ejem, M. (1995). El valor de los números. International Volley Tech (Edición Española). 3: 25-
30.
Ejem, M.; Jinoch, J., y Vojik, J. (1983). Some selected experiences from the construction of
complex system of statistical game analysis in Volleyball. Eurovolley. April-June: 24-32.
Palao, J. M. (2004). Incidencia de los complejos de juego y la posición del colocador sobre el
rendimiento en competición. Rendimiento deportivo
(http://www.rendimientodeportivo.com), 9, 1-19.
Palao, J. M. (2008). Options for analysis of the volleyball score sheet. International Journal of
Performance Analysis in Sport, 8(2), 26-43.
Palao, J. M., y Santos, J. A. (2004). El acta arbitral como medio de obtención información de
la actuación de un equipo de voleibol en competición. Lecturas: Educación Física y
Deportes (http://www. efdeportes.com), 78, 1-9.
Palao, J. M.; Santos, J. A.; y Ureña, A. (2004). Efecto del tipo y eficacia del saque sobre el
bloqueo y el rendimiento del equipo en defensa. Rendimiento deportivo
(http://www.rendimientodeportivo.com), 8, 1-24.
Schall, R. L. (1985). Voleyball statistics: a new approach. Report for the Men's USA 1984
Olympic Volleyball Team Statistician [Extraido el 1 de Junio del 2011 de
http://www.grm.net/~rschall/Research.htm ]
Schleuder, S. (1998). Comprehensive volleyball statistic. A guide for coaches, media and fans.
Arkansas City. Volleybaal Informational Products.
6. ANEXOS

67
ANEXO 1. CUESTIONARIO EMPLEADO EN EL ESTUDIO

CUESTIONARIO SOBRE CRITERIOS DE EFICACIA DE LAS ACCIONES DE JUEGO (ENTRENADORES


VOLEIBOL SUPERLIGA Y SUPERLIGA 2)

El presente cuestionario forma parte de un trabajo de investigación que se está realizando en la Universidad
Católica San Antonio de Murcia (UCAM) y que cuenta con el apoyo del Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Real
Federación Española de Voleibol (RFEVB). El estudio pretende conocer los criterios que utilizan los entrenadores en la
valoración de la eficacia de los gestos técnicos en competición. En el voleibol es frecuente el control de la eficacia de
las acciones. Con el registro de la eficacia se pretende valorar el efecto de las distintas acciones sobre el juego y el
equipo contrario (punto, error, continuidad, etc.). Estos aspectos pueden variar mucho en función de los
planteamientos del entrenador y de los recursos materiales, humanos y temporales. El presente cuestionario busca
profundizar sobre los criterios de eficacia de los gestos técnicos que tienen los entrenadores de Superliga y Liga FEVB
a nivel colectivo e individual.

Dado que el cuestionario es anónimo, te rogamos contestes con la mayor sinceridad, puesto que los datos
obtenidos son de relevancia para el conocimiento de nuestro deporte. Para cumplimentarlo marca los cuadros de las
opciones que se plantean en cada pregunta, teniendo en cuenta que, excepto cuando se indique, sólo deberás
marcar una respuesta. Cuando sea necesario, escribe sobre las líneas con letra clara.

Nota: Las preguntas que a continuación se presentan van desde aspectos generales a aspectos más específicos y
concretos. Si alguna de las preguntas aborda aspectos que no utilizas o que no consideras como aplicable, no
respondas a esa pregunta.

Equipo: _____________ Género:  Femenino  Masculino Edad: _____años Experiencia jugador: _____ años

País: _________ Formación académica / deportiva: ________________ Experiencia entrenador: _______ años

A) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DEL SAQUE: 4. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función del
tipo de saque? (en caso afirmativo, indica en base a
1. ¿Qué criterios utilizas para valorar la eficacia del que criterio)
saque (Ej.- eficacia, dirección, tipo de saque, etc.)?
 Si  No
___________________________________________
___________________________________________ ¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________
5. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
2. ¿Qué valores utilizas para analizar la eficacia del los jugadores? (en caso afirmativo, indica en base a
saque? Señala únicamente aquellos valores que que criterio)
consideras útiles o utilizas frecuentemente.
 Si  No
 Valores totales  Intentos
 Acciones positivas y/o negativas por set/partido ¿Cuál(es)? _________________________________
 Porcentaje  Coeficiente ___________________________________________
 Coeficientes de eficacia FIVB
 Ratios 6. ¿En qué situaciones controlas normalmente la
 Otras ¿Cuáles? ___________________________ eficacia del saque?
__________________________________________
 Entrenamiento
3. ¿Cuáles son los valores de eficacia del saque que  Durante el partido
consideras adecuados para tu equipo?  Scout de rivales
 Análisis post-partido
___________________________________________  Otros ____________________________________
___________________________________________
B) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DE LA RECEPCIÓN: C) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DE LA COLOCACIÓN:

7. ¿Qué valores utilizas para valorar la eficacia de la 13. ¿Qué valores utilizas para valorar la eficacia de la
recepción (Ej. Eficacia, zonas, técnica, etc.)? colocación (Ej.- Eficacia, zonas, tiempo, etc.)?

___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________

8. ¿Qué valores utilizas para valorar y analizar la 14. ¿Qué valores utilizas para valorar y analizar la
eficacia de la recepción? Señala únicamente eficacia de la colocación? Señala únicamente
aquellos valores que consideras útiles o utilizas aquellos valores que consideras útiles o utilizas
frecuentemente. frecuentemente.

 Valores totales  Intentos  Valores totales  Intentos


 Acciones positivas y/o negativas por set/partido  Acciones positivas y/o negativas por set/partido
 Porcentaje  Coeficiente  Porcentaje  Coeficiente
 Coeficientes de eficacia FIVB  Coeficientes de eficacia FIVB
 Ratios  Ratios
 Otras ¿Cuáles? ___________________________  Otras ¿Cuáles? ___________________________
__________________________________________ __________________________________________

9. ¿Cuáles son los valores de eficacia de recepción que 15. ¿Cuáles son los valores medios de eficacia de la
consideras adecuados para tu equipo? colocación que consideras adecuados para tu
equipo?
___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________
10. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
los jugadores? (por ejemplo para el libero y/o 16. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
receptores principales) la eficacia de la recepción? (en caso afirmativo,
indica en base a que criterio)
 Si  No
 Si  No
¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________ ¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________
11. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función del
tipo de saque del equipo contrario? (en caso 17. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
afirmativo, indica en base a que criterio) los jugadores? (por ejemplo para el colocador y
para el resto de jugadores)
 Si  No
 Si  No
¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________ ¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________

12. ¿En qué situaciones controlas normalmente la 18. ¿En qué situaciones controlas normalmente la
eficacia de la recepción? eficacia de la colocación?

 Entrenamiento  Entrenamiento
 Durante el partido  Durante el partido
 Scout de rivales  Scout de rivales
 Análisis post-partido  Análisis post-partido
 Otros ___________________________________  Otros ___________________________________
D) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DEL ATAQUE: E) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DEL BLOQUEO:

19. ¿Qué valores utilizas para valorar la eficacia del 25. ¿Qué valores utilizas para valorar la eficacia del
ataque (Ej.- Eficacia, zonas, tiempos, etc.)? bloqueo (Ej.- Eficacia, zonas, nº jugadores, etc.)?

___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________

20. ¿Qué valores utilizas para analizar la eficacia del 26. ¿Qué valores utilizas para analizar la eficacia del
ataque? Señala únicamente aquellos valores que bloqueo? Señala únicamente aquellos valores que
consideras útiles o utilizas frecuentemente. consideras útiles o utilizas frecuentemente.

 Valores totales  Intentos  Valores totales  Intentos


 Acciones positivas y/o negativas por set/partido  Acciones positivas y/o negativas por set/partido
 Porcentaje  Coeficiente  Porcentaje  Coeficiente
 Coeficientes de eficacia FIVB  Coeficientes de eficacia FIVB
 Ratios  Acciones positivas y/o negativas por set/partido
 Otras ¿Cuáles? ___________________________  Ratios
__________________________________________  Otras ¿Cuáles? ___________________________
__________________________________________
21. ¿Cuáles son los valores medios de eficacia del
ataque que consideras adecuados para tu equipo? 27. ¿Cuáles son los valores medios de eficacia del
bloqueo que consideras adecuados para tu equipo?
___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________
22. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
los jugadores? (por ejemplo para los centrales, 28. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
opuestos y atacantes de ala) los jugadores? (por ejemplo para los centrales,
opuestos, colocadores y atacantes de ala)
 Si  No
 Si  No
¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________ ¿Cuál(es)? __________________________________
___________________________________________
23. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
la eficacia de la recepción y/o colocación del equipo 29. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de
contrario y/o fase de juego –salida de recepción o la eficacia de la recepción y/o colocación del equipo
contraataque? (en caso afirmativo, indica en base a contrario? (en caso afirmativo, indica en base a que
que criterio) criterio)

 Si  No  Si  No

¿Cuál(es)? __________________________________ ¿Cuál(es)? __________________________________


___________________________________________ ___________________________________________

24. ¿En qué situaciones controlas normalmente la 30. ¿En qué situaciones controlas normalmente la
eficacia del ataque? eficacia del bloqueo?

 Entrenamiento  Entrenamiento
 Durante el partido  Durante el partido
 Scout de rivales  Scout de rivales
 Análisis post-partido  Análisis post-partido
 Otros ___________________________________  Otros ___________________________________
F) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DE LA DEFENSA: 37. ¿Qué fase de juego diferencias y qué valores utilizas
para valorar su eficacia?
31. ¿Qué valores utilizas para valorar la eficacia de la
defensa? ___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________ 38. ¿Qué valores utilizas para analizar la eficacia de las
fases de juego? Señala únicamente aquellos valores
32. ¿Qué valores utilizas para analizar la eficacia de la que consideras útiles o utilizas frecuentemente.
defensa? Señala únicamente aquellos valores que
consideras útiles o utilizas frecuentemente.  Valores totales  Intentos
 Acciones positivas y/o negativas por set/partido
 Valores totales  Intentos  Porcentaje  Coeficiente
 Acciones positivas y/o negativas por set/partido  Coeficientes de eficacia FIVB
 Porcentaje  Coeficiente  Ratios
 Coeficientes de eficacia FIVB  Otras ¿Cuáles? ___________________________
 Ratios __________________________________________
 Otras ¿Cuáles? ___________________________
__________________________________________ 39. ¿Cuáles son los valores medios en la eficacia de las
distintas fases de juego que consideras adecuados
33. ¿Cuáles son los valores medios de eficacia de la para tu equipo?
defensa que consideras adecuados para tu equipo?
___________________________________________
___________________________________________ ___________________________________________
___________________________________________
40. ¿En qué situaciones controles normalmente la
34. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de eficacia de las distintas fases de juego?
los jugadores? (por ejemplo para el líbero, los
centrales, opuestos, colocadores y atacantes de ala)  Entrenamiento
 Durante el partido
 Si  No  Scout de rivales
 Análisis post-partido
¿Cuál(es)? __________________________________  Otros __________________________________
___________________________________________

35. ¿Utilizas valores de eficacia distintos en función de


la eficacia de la recepción y/o colocación del equipo
contrario? (en caso afirmativo, indica en base a que
criterio)

 Si  No

¿Cuál(es)? _________________________________

36. ¿En qué situaciones controles normalmente la


eficacia de la defensa?

 Entrenamiento
 Durante el partido
 Scout de rivales
 Análisis post-partido
 Otros __________________________________

F) EN RELACIÓN A LA VALORACIÓN DE LAS FASES DE


JUEGO:
Observaciones (indica aquí todos los aspectos que consideres adecuados sobre el control de la eficacia de las
acciones en voleibol y consideres que no se han recogido en el presente cuestionario):

¡MUCHAS GRACIAS! Te agradecemos el tiempo empleado en rellenar el cuestionario. Para cualquier aclaración
a continuación se indica un e-mail en el cual puedes resolver cualquier duda que tengas al cumplimentar el
cuestionario (palaojm@gmail.com). Si estás interesado en recibir información sobre este estudio, indica a
continuación tu e-mail.

________________________@________________________
ANEXO 2. HOJA DE INSTRUCCIONES PARA CUMPLIMENTAR EL CUESTIONARIO

INSTRUCCIONES PARA CUMPLIMENTAR LOS CUESTIONARIOS Y


RETORNALOS A LOS INVESTIGADORES

A/A Entrenadores de Superliga y Superliga 2:

El presente documento trata de resolver posibles dudas que surjan sobre los cuestionarios enviados y los pasos a realizar para retornar los
mismos a los investigadores. Los cuestionarios que se adjunta en el sobre forman parte de un proyecto de investigación de la Facultad de
Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Católica de San Antonio, dentro de un proyecto financiado por el Consejo
Superior de Deportes y que cuenta con el apoyo de la Real Federación Española de Voleibol. Con estos cuestionarios pretendemos estudiar el
proceso de entrenamiento y su control en el voleibol nacional. Se trata de un estudio totalmente voluntario, cuyo objetivo es puramente
científico (no tiene fines lucrativos, ni comerciales). La documentación que se adjunta en el sobre y que os pedimos que cumplimentéis es la
siguiente:

- Una copia del cuestionario sobre planificación y medios de entrenamiento en voleibol. Este cuestionario debe ser
cumplimentado por cualquier persona del cuerpo técnico. Debe cumplimentarse un cuestionario por equipo.

- Cuatro copias del cuestionario sobre criterios de eficacia de las acciones de juego. Este cuestionario debe ser cumplimentado por
los entrenadores miembros del cuerpo técnico. Debe cumplimentarse un cuestionario por cada entrenador.

- Una copia de los datos de los investigadores principales del estudio. Esta hoja es para los entrenadores y/o equipos que estén
interesados en conseguir más información sobre el estudio, tanto sobre su realización como sobre los resultados finales del
mismo.

En cada sobre podréis encontrar otro sobre franqueado con la dirección de los investigadores. Una vez
cumplimentado los cuestionarios, utilizad éste para hacérnoslo llegar. En caso de pérdida de algún
cuestionario, o de que no os hayamos enviado suficiente número de los mismos, contactar sin
problema con nosotros.

Muchas gracias.

José Manuel Palao Andrés Elena Hernández Hernández


Investigador del Proyecto Investigadora del Proyecto
Universidad Católica San Antonio de Murcia Universidad Católica San Antonio de Murcia