Sei sulla pagina 1di 2

Por Santiago Giordano

El Ensamble InterContemporain inaugurará el Ciclo de Conciertos de Música Contemporánea


del Teatro San Martín. Hoy a las 21, en la Sala Casacuberta del complejo de Corrientes 1530, la
formación francesa fundada por Pierre Boulez en 1976 y desde entonces usina cardinal del
pensamiento y la producción musical contemporánea, ofrecerá una antología de obras de
cámara de compositores franceses: desde la Sonatine, para flauta y piano de Pierre Boulez,
compuesta en 1946, hasta We met as Sparks para flauta baja, clarinete, contrabajo, viola y
violoncello, de Franck Bedrossian, de 2015, además de obras de Pascal Dusapin, Lionel Bord,
Philippe Manoury y Michael Jarrell. El ensamble estará integrado por Odile Auboin (viola),
Alain Billard (clarinete), Eric-Maria Couturier (cello), Emmanuelle Ophele (flauta), Diego Tosi
(violín), Dimitri Vassilakis (piano).

Un comienzo particularmente atractivo para el CCMC, que en esta 21º edición cuenta con la
dirección artística de Diego Fischerman y que hasta el sábado 25 de noviembre mostrará 14
conciertos, 18 encargos a compositores argentinos de distintas generaciones y estilos y la
participación de destacados intérpretes locales y solistas y grupos de cámara de importancia
internacional. En distintas salas de la ciudad de Buenos Aires se desplegará un panorama
amplio y variado de los distintos rumbos y tendencias de lo que se conoce como música
contemporánea. Un rótulo que goza del encanto, algo anacrónico, de poder referirse a la
historia y al presente sin dejar de parecerse a sí mismo, señalando razones que más que en el
tiempo y sus fronteras podrían entenderse mejor aplicadas al horizonte y sus posibilidades. El
aura de la experimentación y la independencia respecto al gusto corriente, entre otras cosas,
sustentan en nombre de la música contemporánea una idea de valor que crece de acuerdo a
su capacidad de transformar la idea tradicional de concierto, de escucha y hasta de música,
elaborando sus propias gramáticas, creando su propia tradición y al fin delineando un canon
que fatalmente termina por señalar lo que está dentro y lo que está afuera de su idea.

El ciclo continuará el jueves 2 a las 20 en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner,
cuando el Ensemble InterContemporain complete su antología de compositores franceses, con
obras de Gérard Grisey, Ramon Lazkano y Philippe Schoeller. El viernes 3, también en el CCK, la
Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Santiago Santero, estrenará Las aguas - Doble
Concierto para Órgano, Percusión y Orquesta, de Marcos Franciosi, un encargo del CCMC, con
la participación de Diego Innocenzi (órgano) y Bruno Lo Bianco (percusión). El programa se
completará con el Concierto para Flauta y Orquesta del japonés Dai Fujikura, con Patricia Da
Dalt como solista, y el Concierto para Theremin y Orquesta del finlandés Kalevi Aho, con
Carolina Eyck como solista del instrumento pionero de los recursos electrónicos en la música.
Otros estrenos del Ciclo de Conciertos tendrán lugar el miércoles 1 en la Sala Casacuberta, con
cuatro nuevos tríos para saxofón, vibráfono y contrabajo de Julio Viera, Marcelo Delgado, Juan
Carlos Tolosa y Fernando Manassero.

Anssi Karttunen y un programa con obras propias y de Kaija Saariaho y Luigi Dallapiccola (el
sábado 4 en el CCK); el Royal String Quartet de Polonia con dos conciertos dedicados a
compositores polacos (7 y 8 en la Sala Casacuberta); el Quatuor IXI de Francia y una propuesta
de obras propias e improvisaciones (el 10 en el CCK); el dúo entre el violinista francés Régis
Huby y el pianista argentino Ernesto Jodos (el 12 en la Usina del Arte), figuran entre otras
propuestas interesantes. El martes 14 a las 20 en la Sala Casacuberta tendrá lugar un concierto
curado por Santiago Santero, con obras de Mariano Etkin, Jorge Horst, Claudio Baroni y el
mismo Santero, dirigidas por Pablo Druker; el viernes 17 en el CCK los franceses Claude
Delangle (saxofón) y Odile Catelin-Delangle (piano) interpretarán obras de Philippe Leroux y
Aurélien Marion-Gallois, Alex Nante y Claude Debussy.

El martes 21 a las 21, en la Sala Casacuberta, la pianista Haydée Schvartz será protagonista
del programa Autorretrato, con obras de Mauricio Kagel, Thomas Adès, György Kurtág, Dai
Fujikura, Paweł Szymański, Jürg Frey y Alvin Curran.

Las relaciones con la poesía, la escena y la danza también son parte de la extensa
programación del ciclo. El sábado 11 en el Teatro Regio se pondrá en escena Kronstadt: no se
ven las fronteras, “homenaje a las revoluciones y los futurismos”, otro encargo del ciclo, con
música, puesta en escena, dirección general de Zypce. El miércoles 15 de noviembre se podrán
escuchar 10 poemas argentinos musicalizados por Patricia Martínez, Natalia Solomonoff, Diego
Taranto, Valentín Pelisch y Diego Tedesco para el Nonsense Ensamble Vocal de Solistas. Los
sábados y domingos, entre el 11 y el 25, en el Teatro de la Ribera, el Ensamble Tropi, dirigido
por Haydée Schvartz, y la Compañía de danza de la UNA, dirigida por Roxana Grinstein,
pondrán en escena Regresiones, coreografía de Federico Fontán y Ramiro Cortez, con música
de Facundo Negri, y Amarradero, coreografía de Laura Figueiras y Carla Rímola, con música de
Santiago Villalba, encargos del ciclo Danza al borde en colaboración con el CCMC.

Serán cuatro semanas intensas, con músicas de estos tiempos, intérpretes y obras con
historia y el futuro retumbando.