Sei sulla pagina 1di 14

O

S
U
Y
N
Ó
I
C
A
Z
I
L
A
I
C
R
E
M
O
C
,

IA
N

C

G
U
B
I

E R I
S
T
R

N
D
,

E
N
Ó
I

LA
IS
M
S
N L
A A
R
T IN
F
LA TRANSMISIÓN DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA DESDE LAS CENTRALES
HASTA LOS CENTROS DE CONSUMO SE REALIZA A TRAVÉS DE LA RED
DE TRANSPORTE.

Parte de la red de
transporte de energía
eléctrica son las líneas
de transporte. Una línea
de transporte es el
medio mediante el cual
se realiza la transmisión
de la energía eléctrica a
grandes distancias.
Está constituida tanto
por el conductor (cables
de acero, aluminio o
cobre), como por sus
elementos de soporte
(torres y postes)
ACTUALMENTE
La distribución de la energía Las líneas de transporte tienen
eléctrica se realiza mediante incidencia en el medio
corriente alterna, que permite ambiente, tanto por su
la utilización de los impacto paisajístico (visual)
transformadores para elevar como por los peligros de
y reducir el voltaje. A la salida electrocución, choque de
de la central eléctrica la las aves o de los propios
tensión es de unos 4 000 V y, campos electromagnéticos
mediante un transformador que se generan.
elevador, se lleva hasta unos
400 000 V para ser Las líneas HVDC permiten
transportada por una línea de pensar en proyectos para
alta tensión. En las cercanías producir energía eléctrica
de las ciudades se instalan a partir de fuentes
estaciones de transformación renovables en lugares
con transformadores remotos, por sus bajas
reductores para bajar la pérdidas en el transporte.
tensión hasta unos 15 kV. En
algunos edificios se sitúan
subestaciones que pasan la
tensión a 380 V para ser
utilizada en las viviendas a
220 V.
DISTRIBUCIÓN ELÉCTRICA
COMERCIALIZACION DE LA ENERGIA
ELECTRICA
LA VE N TA DE ELECTRICIDAD AL POR MENOR COMENZÓ A
FINALES DEL SIGLO XIX, CUANDO LOS ORGANISMOS QUE
GENERAN ELECTRICIDAD PARA SU PROPIO USO, LA PUSIERON
TA M B I É N A D I S P O S I C I Ó N D E T E RC E R O S . E N U N P R I N C I P I O , L A
ELECTRICIDAD SE UTILIZA PRINCIPALMENTE PARA LA
ILUMINACIÓN DE LA CALLE Y LOS TRANVÍAS. EL PÚBLICO
PUDO COMPRARLA UNA VEZ QUE COMENZARON LAS EMPRESAS
ELÉCTRICAS A GRAN ESCALA.

 
COMERCIALIZACION DE LA ENERGIA
ELECTRICA
La venta de electricidad al por menor comenzó a finales del siglo XIX, cuando
los organismos que generan electricidad para su propio uso, la pusieron
también a disposición de terceros. En un principio, la electricidad se utiliza
principalmente para la iluminación de la calle y los tranvías. El público pudo
comprarla una vez que comenzaron las empresas eléctricas a gran escala.
La prestación de estos servicios fue en general responsabilidad
de las compañías eléctricas o de las autoridades municipales
que, o bien establecían sus propios departamentos o bien los
contrataban servicios de los empresarios privados. El uso
residencial, comercial e industrial de la electricidad se limitó, en
un principio, a la iluminación, pero esto cambió radicalmente con
el desarrollo de motores eléctricos, calentadores y dispositivos
de comunicación.
El principio básico de la oferta no ha cambiado mucho con el
tiempo. La cantidad de energía utilizada para el consumo
doméstico, y por lo tanto, el importe que se cobra, se mide a través
de un contador de la luz que normalmente se coloca cerca de la
entrada de un hogar, para proporcionar un fácil acceso al lector del
contador
A los clientes generalmente se les carga una cuota de servicio mensual (el fijo) y los
cargos adicionales basados en la energía eléctrica (en kWh) consumida por el hogar o
negocio durante el mes. Los consumidores comerciales e industriales normalmente
tienen esquemas de precios más complejos. Estos requieren medidores que
cuantifican el uso de energía en intervalos de tiempo (tal como puede ser media hora)
para imponer cargos basados tanto en la cantidad de energía consumida, como en la
tasa máxima de consumo, es decir, la demanda máxima, que se mide en Voltio
amperio kVA
La empresa comercializadora de electricidad es la encargada de vender la electricidad al
consumidor, haciéndola llegar a los hogares a través de la red propiedad de la distribuidora
de la zona, hay libertad de elección de la empresa comercializadora de electricidad.

La comercializadora se encarga:
- Comprar la electricidad
- Proporcionar el suministro de energía eléctrica a los clientes finales a través de la red
de distribución
- Facturar el servicio mediante las lecturas que le envié la distribuidora de cada cliente
La comercialización de energía eléctrica es el proceso final en la entrega de electricidad
desde la generación hacia el consumidor, los otros procesos principales son la transmisión
(alta tensión y la distribución (redes de baja tensión).
USO FINAL DE LA ENERGIA ELECTRICA
SOLUCION

1- uso final es aquella destinada a la conexión de equipos o aparatos para el uso


final de la electricidad y en todo tipo de construcciones, ya sean de carácter
público o privado. En general comprende los sistemas eléctricos que van desde la
acometida de servicio hacia el interior de la edificación o punto de conexión de los
equipos o elementos de consumo.
2-El alto número de incendios ocasionados por deficiencias en la instalación, en
especial lo relacionado con dimensionamiento de conductores y protecciones,
malas conexiones, daños de aislamiento de conductores y empalmes, uso de
equipos, aparatos y materiales inapropiados, uso de lámparas y luminarias sin
espacio para evacuación del calor; obliga a dar estricto cumplimiento a las normas
de construcción de la instalación y atender los lineamientos de otros reglamentos
técnicos, como el de Iluminación y Alumbrado Público.
3-Todas las instalaciones para uso final de la electricidad, deben contar con
elementos y medidas de protección para impedir los efectos de las sobrecorrientes
y sobretensiones, resguardar a los usuarios de los contactos directos a partes
energizadas y anular los efectos de los contactos indirectos. Igualmente, debe
contar con las protecciones para evitar daños en la instalación o en el medio que
Protecciones contra sobrecorrientes.
a. Toda instalación eléctrica para el uso final
de la electricidad debe contar con
protección automática contra
sobrecorrientes.
b. Cada circuito debe ser provisto de un
interruptor automático, que lo proteja de
sobrecorrientes.
c. La corriente de disparo del interruptor no
debe superar la corriente a la cual el
aislamiento del conductor o los equipos
asociados, alcancen la temperatura máxima
de operación permitida. No se debe
cambiar el interruptor automático por uno
de mayor capacidad que supera la
cargabilidad de los conductores del circuito
a proteger.
d. El tablero donde se alojen los interruptores
automáticos debe ser fácilmente accesible,
es decir que no se requiera de elementos