Sei sulla pagina 1di 64

1

.
.
. :

POSTPORNO
MA

EL POSTPORNO
ERA ESO
Ma​ria
LOPIS
.
.​1
2
.​.

2a
.

D
isseny
.
.
T..1
..​:
1:​1

M​aría Llopis
·
!+
..

..
..
!
-
-..
4
-
..
.​..
.

SEE
..!
.

S
.
..
.
v.i​.'
.
..
.
.
.
.​..​!
..
.
'
.

..
:-
..'
.
'.
...
,.
.,​.
:
:
W
.

.
.​...​...
$
KA
.
.

​ ​'​.
:.
.
..
.

5.37
S.

***
6
:
.:.
.
::
:.
:
."
:.​ :

..
.

​ T.
SA

20"
:
-
.
Y

Así que la Caperucila Roja del cuento, después de ser


violada, ​golpeada y humillada durante siglos, quiere asumir el
papel del lobo. Pero son demasiados los abusos a los que ha
sido s​ ometida, así que nos vemos obligadas a pegamos entre noso
tras para poder abrir, sentir y llorar las heridas que heredarrios de
generaciones y generaciones de fábulas. Y así redimirlas ​y escribir
nuevos cuentos.

Todas las Caperucitas Rojas se vuelven lobos en la práctica


postpornográfica.
María LLOPIS

E​L ​POS​T​PORNO ERA ESO

Nada me ​toca​, nada ​me ​interesa​, salvo ​lo ​que ​se dirige directamente
a mi carne​.

Antonin A​rta​ud

CONTENIDO
El postporno era eso II
Epílogo 17​3 ​Principales festivales postporno 176 Pequeña guía
del postporno 18​2
Not​a​s 187 ​Bibliografía 2​ 0​ 1 Indice onomástico ​2​05

12 de diciembre de 2008
--'...
"
....
.....

Estoy enamorada. No se lo he dicho. Pero él lo sabe, como yo sé que él


l​o está de ​mí​. Me está mirando desde la cama mientras ​escribo.
Me
ruboriza pensar que pudiera leer esto ahora. Y me pone
empezar un libro que lleva la palabra «porno en el título,
hablando de amor. Pero es que en el fondo estoy a la
última, el ​nuevo porno será el emoporn​, emotions and
​ a lo dice ​Annie Sprinkle y ella de postporno sabe
porn. Y
mucho.
Ay​ er acabamos yo y mi enamorado en la cama, ya de ma
drugada, hablando del libro de Beatriz Preciado​, Testo Yongui. ​De
cómo esta vez Beatriz mezcla sus teorias sobre la farmaco
pornografía y el postporno con los polvos salvajes
que se pega ​ba con Virginie Despentes en los hoteles
de París. Teoría y ​carne, que hay más postpornográfico
que eso? El postporno es ​eso...
Ayer también, o anteayer, no sé, porque estos días estoy ​perdiendo
la noción del tiempo, Erika Lust' presentaba en el ​barrio de
Gracia de Barcelona su l​i​bro sobre porno para muje
...
.
-.
"-
.-"--
-"

Cc

n​o ​es
"'.'.
.'
"
!
"

I​I
"

.....................
..!!​..
.​.
IL
O
V
------
ALI
.

...
.......................

i​na

res. Yo quería ir, me daba morbo acudir a la presentación. Es ​que Lust y


yo somos enemigas acérrimas; tenemos concepcio nes
antagónicas sobre el porno. Hace poco salimos las dos en ​la
revista M​uy Interesant​e, en un artículo sobre pornografia. ​Nos
dedicaban un parágrafo a cada una respondiendo a la misteriosa
pregunta: «¿Existe un porno para mujeres?» En el ​artículo, ella
defiende que las mujeres tienen unas necesidades ​específicas
dentro del porno. Yo opino que no es posible, que ​nosotras no
tenemos como colectivo una sexualidad tipifica ​d​a. Por ser tía no me
tienen por qué poner sólo los polvos suaves, las historias con argumento y
los preliminares. Erika ​defiende que en el porno las mujeres están
más interesadas en ​l​a intimidad y en las relaciones mientras que los
hombres lo ​están en las penetraciones y en las eyaculaciones. Es
saltar de l​ a sartén para caer en las llamas. Tanto tiempo aguantando una
industria porno plagada de sexismo y estereotipos
repetidos ​hasta la saciedad para ahora salirnos con estas. «No, no es
po ​si​ble ​un porno ​pa​ra mujeres), afirm​a Maria Llopis, tajante. ​«Se trata
de un concepto inventado por la industria que sirve ​para hacer un
poco de polémica barata en los medios. Suele a ​ sociarse al
softcor​e, a historias con argumento, dulzura y ro manticismo.
Pero hay un montón de mujeres haciendo porno ​duro buenísimo, y

de hecho existe una demanda femenina ​brutal d​e hardcore.»
Pero quién soy yo para hablar, por lo menos Erika ha escrito
un libro y yo, pese a tener un contrato firmado y una promesa de
adelanto, no he hecho nada, mucho bla bla bla, pero nada. Mi ​ex
me riñe: «¿Cuándo vas a ponerte a escribir?», me dice.
«Pues ​y​a, te lo juro...), y a lo mejor no necesito paz y
tranquilidad co mo creía, sino el caos en el que estoy inmersa
ahora, donde no ​sé cuando empiezan o acaban los días y
menos las noches, que
-​-
---
--
--
:​.
--
!!.
...:
Ter uin
--
..
--​"
.​..
.!!​*""
"""
"​""
..
"
"
.
-
--
-
----
-
-

I2
."'
!
-
P
.
"
-
"
."
'
.

se solapan y se mezclan, entre la música de mi ordenador, la ​música del Razzmatazz, los


polvos blancos y el sexo.

13 de diciembre de 2008

​ de una ​chica a la
Estoy leyendo un libro que se llama ​Los penúltimos. Va
que le gusta salir sola de noche, ir directamente a las ​discos, l​i​garse a un
chaval, llevárselo al pisito de turno y meter ​le GHB en la bebida. Cuando se mezcla
GHB con alcohol te que ​das frito, entras en un coma l​i​gero; si te pasas te puedes
quedar p​ ajarito. Además X. dice que no hay inhibidor para esta droga, así que en los
hospitales no saben qué hacer con las sobredosis. ​X. sabe mucho de drogas, de drogas y
de placeres, que al fin y ​al cabo de eso se trata. A la prova del libro le mola ver dormir a
​ la verlo​s in
l​os tíos, le mo ​ ​consciente​s​, ec​ har​se
​ a su lado y es ​cuchar su respiración
narcótica. Yo me he aficionado ahora a ​observar cómo duerme X. La cosa vicia. Pero yo
no le drogo, ​eso ya lo hace él solito muy bien. Cuando siento que se va, que
su respiración cambia, que se deja ir, abro los ojos, cojo la ca ​mara y le
grabo, con mucho cuidado para no despertarle. Dur miendo se transforma. Su
respiración se vuelve pesada, habla, ​grira, te agarra, gruñe, se revuelve en su mundo de
angustias ​nocturnas. Y luego no recuerda sus sueños.
Por lo visto, el GHB, si no lo mezclas con alcohol, y en su ​dosis justa, proporciona un
estado de euforia pornográfica. Es decir, te pone como una moto. ​Y​o no tengo ni idea, en mi
vida ​me he metido GHB, pero X, me cuenta desde la cama que te ​pone supercachondo, que
te lo quieres follar todo, nada del ​rollo ​ l
meloso y romántico del MDMA, esto e​s hardcore. E
GHB se​rí​a a la pornografía lo que el MDMA al erotismo. La próxima
JIH
.
WIV​UT
..
.-
----
.--
.
-
-
.
..
. .-​-.--..-

vez que me pregunten en una charla la diferencia entre porno ​y


erótica voy a hacer esta comparación.
La ceremonia del porno ​de Javier Montes y Andrés Barba es
un buen libro; me gusta la parte en la que protestan por el
típi c
​ o comentario de que todo el porno es igual de
aburrido. «Con la variedad que existe», responden
ellos: animales, embaraza ​das, gordos, flacos, por
delante, por detrás... Pero yo creo que ​cuando la gente
protesta por la repetitividad del porno, en rea lidad se
están refiriendo a una mirada que se repite, a la mirada
del hombre blanco heterosexual que controla el mundo y
​ egocio del porno. Hay un enfoque, que se repite una y
el n
otra ​v​e​z, que simplifica nuestra sexualidad al coito, ridiculiza
las ​sexualidades alternativas y políticamente se sitúa dentro del sis
tema heterosexual capitalista. Esto es lo que aburre,
La novela de la chica viciosa me la regaló Javier en el hotel ​San
Agustí. Yo salía a comer por ahí y me topé con él en el
vestibulo del hotel. Entonces me dijo, «espera, tengo que ir a ​mi
habitación, tengo algo para tin, y volvió con el libro. Está
bamos invitados a una mesa redonda sobre postporno, como
no, junto con Gabriela Wiener y Francisco Ferré.' Yo lo
único ​que he escrito en mi vida ha sido un blog. Con una
dedica ​ción absoluta, pero libro, lo que se dice un libro, no
​ unca. Pero allí estaba yo, que para eso el congreso
he escrito n
era sobre ​nuevas formas de literatura. ​Y​, al fin y al cabo, los blogs
so​n ​literatura. Literatura por capítulos y de publicación inmedia ​ta.
Antes las novelas también se publicaban por entregas
en los ​periódicos.
Drogas, amor y lireratura. Este verano me fui al festival de ​música
de Benicàssim, el FIB, Yo soy de Benicàssim, tengo una
casa allí, cerca de la playa. No me apetecía mucho ir,
porque ​tenia la regla y llevaba un año sin salir de fiesta, sin
meterme
C​o​m
............​...........
..​.....
..
..........................
.. .
.

14
.
.
."."
....​.....​.......
'.
!
!
!
.
.......
"..
...
.
"..
.........
-
-​-
.​.....

drogas y haciendo terapia, pero me regalaron un pase VIP y ​Justice tocaba


el día de mi cumpleaños. Y allí estaba yo en el ​centro de la pista, saltando, sudando y
bailando, escuchando la música alegre de Justice, cuando me di cuenta de que ya
había pasado lo peor, de que hacía meses que ya no pensaba en ​suicidarme, de
que la depres​i​ón que me ha torturado durante casi dos años me había abandonado. ​Y
de golpe afloró todo el ​deseo que había estado guardado durante tanto tiempo
dentro ​de mí; sentí todos los cuerpos sud​ando al​rededor mío y el de seo de cada uno
de ellos y quise follármelo todo y a todos, ​incluidos cada uno de los treinta mil
festivaleros de Benicàs ​sim. Esto es lo más cerca que he estado de entender el subidón
de GHB. El deseo puro y duro de follar y de sentir el contacto ​físico, no importa qué cuerpo,
hombre, mujer o lo que fuera, ​mientras fuera carne,
Beatriz Preciado se metia testosterona para escribir y para ​follar,
utilizando la
sustancia como una droga de consumo, no con fines de cambio de sexo
que es para lo que se emplea ha b​ itualmente. Por lo visto también te pone burro,
aunque no ​con la desesperación del GHB. Y se consume por la piel: es un ​gel que se aplica
por vía cutánea. Cuando follo yo también me ​impregno de la testosterona del tío de turno. Tanta
ceremonia, tanta penetración, y tal vez lo único que estás buscando es el ​roce de la piel para
poder tener tu dosis de testosterona. Yo ​creo que por eso no me se masturbar.
Debo de estar engancha ​da a la testo del otro, como aventura Beatriz en ​s​u libro. Ten
dría que hablar con ella sobre este tema, a lo mejor podría lo ​grar masturbarme untándome
testosterona. Nunca me ​he ​corrido yo sola; sencillamente, no puedo. Necesito
al otro, y si ​obviamos romanticismos, necesito la hormona ajena. Águeda ​decía
que el hecho de que yo no supiera m​a​sturbarme era el
de

secreto mejor guardado de Girls​wholik​eporno (GWLP), que es ​el


grupo de postporno que tuve entre 2003 y 2007.
Pero antes del FIB, en julio, estuve en otro festival, Feminis moPornoPunk.
Mes de julio, empieza el verano, vuelo de Bar ​celona
a Donosti, salgo
del aeropuerto y me encuentro con un diluvio y un frío del
carajo. Menos mal que venían a recoger m ​ e en coche. Y
menos mal que íbamos a un festival de post ​porno. El festival fue
una orgía de sexo y amor. Sí, amor. De ​hecho, se montó una buena
gresca por internet, cuando uno de los asistentes, Javier Sáez, criticó el
evento en una larga ​carta por hacer alarde del amor conyugal y de
pareja. Y es que ​había dos pedazo de parejas. Para empezar la
organizadora del ​evento, Beatriz Preciado, iba acompañada de su
objeto del de s​ eo, referente del nuevo feminismo y autora del libro ​Teoría
King Kong Vi​ rginie Despentes, toda seducción y m​is​terio, y ​de su
perra Lola. Luego estaba Annie Sprinkle junto con Elisa beth
Stephens, presentando su Love Art Laboratory, besándo ​se
durante diez minutos en el escenario en su charla-perfor ​mance.
​ but n
Y, last ​ ot least, ​estaba yo, explicando mi momento ​dentro del
postporno y mis dudas sobre si seguir militando o ​casarm​e y
tener hijos... Dios, cómo se me va la olla; supongo ​que en el
fon​d​o me gusta provocar.
.
.
.
.
...​.

C
.
-
.
..​.
..
.
..
.
.
.
.......
.

14 de diciembre de 2008
1
.​..​
.
.
...
.
........

Domingo, es la una de la madrugada, empiezo a


despertarme ​ahora. Llevo todo el día durmiendo y jugando
en la cama. X. ​y yo vivimos juntos, y nos conocimos hace dos
semanas! Pero es temporal, que tampoco estoy tan loca, sólo
este mes de di ​ciembre. En enero X. tendrá ya una habitación propia en
el
-HCL-Y
HO​W ​WIMW

barrio del Guinardó y yo vuelvo al cuarto de invitados de mi mejor


amigo. Pero es divertido jugar a que vivimos juntos, ​s​in ​apenas conocernos.
Prepara la cena, mientras yo juego a que escribo un libro. ​Hace un rato
he bajado a conectarme a internet, a un bar muy ​chic de la calle del Carmen, el
Carmelitas, un bar de modernos ​que se dice aquí. He estado viendo fotos de Emilie Jouvet'
en ​su Facebook. Mujeres semidesnudas en clubs, con ojeras y ciga ​rros pegados a
los labios. Emilie muestra siempre la sexualidad ​de sus mujeres con un punto de
decadencia delicioso.
Emilie es también directora de porno lesbian​o/queer ​alter ​nativo. Su película ​One
Night Stand (F ​ rancia, 2006) es un re ferente en la representación pornográfica
alternativa de sexo entre mujeres. La película incluye una escena transgénero FTM
(female to male), u ​ na persona que ha sido asignada como mu ​jer en el nacimiento
pero que siente que esa no es una defini ​ción adecuada para su persona y,
consecuentemente, se redefi ne como hombre. ​F​ue cofundadora del colecriv​o ​Tr​ ès Tr​ès​
Méchantes Filles (C​hicas muy muy malas) que organiza fiestas ​y desarrolla espacios
artístico​s queer​-lesbo-feministas en París.
El propósito de ​One night Stand ​es el de representar sexo real ​entre mujeres,
lejos de las artificiales escenas lésbicas de la in ​dustria pornográfica. Emilie no
contrató actrices, sino que bus ​có voluntarias en la escena lesbiana ​y queer ​de París
que com partiesen su visión de la pornografia. Y lo grabó todo ella misma ​con su
cámara digital. El resultado es una serie de encuentros ​sexua​l​es con las mejores escenas
de orgasm​os femeninos nunca ​vista​s por una servidora.
Reinventar la pornografía. Emilie se pregunta si no debié ​ramos ​crear
otro nombre para designar la representación ex ​plícita de la sexualidad, dado que el
término pornografía está
.
..
---
---
-
-
--
-
"
.
-.
....

u​r​e

tan contaminado de sexismo. Y el prefijo post tal v​e​z no sea ​una


modificación suficiente para borrar décadas de
representa ​ciones unidireccionales.
Hay un corto de Emilie, ​Blanc X (​ Francia, 2001), en el que parodia la
escena clásica de la pornografía del ​cum shot,​ la co ​Frida en la
cara, vay​a​. En él la muchacha se lava los dientes con ​un
vibrador con forma de polla venosa. Le echa pasca y se lo ​mete en la
boca hasta que acaba llena de saliva, escupiendo ​pasta
de dientes
blanca y húmeda. Este corto formaba parte de la selección de
Fun Porn del Porn Film Festival Berlin del 2​ 008. En ​e​l apartado
de cortos lésbicos vi otros de sus trabajos, ​The Apple (F
​ rancia, 2​00​8)​.
The Apple e​s un retrato de una ru ​bia
tatuada con cara de mala
​ ay muchas flores y frutas, rollo
jugando a hacerse la modosita. H
paraíso. La rubiales juega con ​una manzana y se la pasa por el cuerpo
mientras se desnuda. ​Al final acaba metiéndose la manzana entera por el
coño, ha ​ciendoun alarde de su capacidad vaginal, que más
​ , la performance de
tarde luci ría de nuevo en ​The Fisting Club
Shu Lea C ​ heang del sábado por la noche.
La tercera edición del Porn Film Festival Berlin? ha sido
bastante más flo​j​a que sus dos anteriores ediciones en
octubre de 2006 y 2007. Se está convirtiendo en un festival
de porno a​ lternativo chic, muy chic, pero está perdiendo la radicalidad
que también incluía en sus primeras ediciones. Ya no está el
CumzCut, el Indie-Porn-Short-Movies Festival, que
invitaba ​a crear tu video porno durante el festival para presentarlo el
último día a concurso. Ya no está el Post Porn Politics Sympo ​sium,
que presentaba una visión crítica y radical del movi ​miento postporno.
La selección de cortos fue la parte más divertida, y mi favo ​rito
un cortometraje porno-ciclista campestre. Cada uno tiene
.​..
.
.
.
.
....​....
.
.........​.
.​.​..​....... hin
..​.
.
.
... V...'-
---
L​uA​V

sus aficiones y a mí las bicis me ponen mucho. ​La ​soñada es cena del pinchazo en una
carretera perdida con la ciclista sexy, que llega con todas las herramientas que necesitas y
otras con ​las
que ni siquiera soñabas, dildos incluidos. Los polvos al bor de
del camino, con el mar al fondo y ruedas clavándose en tu ​espalda. Me
pongo tonta sólo de pensarlo.
Y cada noche, fiesta en un antiguo supermercado turco de Adalbert
Strasse con variedad de performances porno. La ar ​tista de origen chino, Shu
Lea Cheang, dirigió a las francesitas ​en su performance ​The Fisting Club:
mucho derroche de lubri ​cante y demasiadas sonrisitas dulces. La única que hizo un
fistingt ​comme il faut f​ ue Emilie Jouvet, que se puso la capucha ​negra, un pañuelo
cubriéndole la cara y un mechón de su ru ​bia cabellera cayendo sobre su rostro mientras fisteaba
con su pequeña mano a la muñequita de turno. Así sí.
A mí me tocó guante y sobrecito de lubricante, que los repar tían entre el
público, pero no lo usé en la performance sino un ​poco más tarde, en una cama dorada,
en una habitación con ​vistas al Mariannen Platz y cortinas de terciopelo morado. Yo ​casi
siempre follo con cíos, tengo un punto muy hetero, pero esa ​noche me pareció ridículo
ligar con un desconocido cuando ​tenía a mi lado a una mujer deliciosa, una lesbiana alemana
muy ​sexy con la que comparto una amistad a través de los años y de ​las distancias. Hay muchos
tipos de amor, de sexo, de sentirnos ​el uno al otro. Esto es lo que me interesa en el
postporno.
CUI​T

Un

15 de diciembre de 2008

Mi padre biológico era cura. Y profesor de inglés. Se folló a mi ​madre cuando


ésta era una cría de 17 años. Se la folló una y
19
-
-
-
.
.

otra vez hasta que la dejó embarazada. Mi madre era esquizo ​frénica. Y
huérfana del que había sido el mejor amigo de mi ​padre. Menudo
cabrón. Me jode y me pesa pensar que era un ​jodido violador de niñas locas. Él
tenía treinta años má​s ​que ​ella, qué cojones. Me jode pensar que puedo
parecerme a él. Y ​lo pienso. Soy como él, soy como él. Morbosa,
viciosa, sucia. ​No me creo que nadie pueda quererme, y en cuanto
me ena ​moro tengo que hacer a​l​go morboso, vicioso, sucio,
para que ​se cabreen, y demostrarme a mí misma que tengo raz​ó​n. He
hecho en mi vida cosas horribles a las personas de las que
esta ​ba enamorada.
Este fin de semana estaba cansada, harta de salir y de dro
garme y me puse a hacerlo otra vez, a jugar con el morbo, la ​seducción y la
sexualidad. Y ahora acabo de concárselo a X. Nunca antes lo había hecho.
Nunca lo había contado. Nunca ​me había enfrentado a mí misma así. Y
de repente me he dado ​asco. Estoy muerta de miedo. He visto en sus ojos
el descon cierto del absurdo, de la gratuidad del morbo barato. Estoy ​muerta
de miedo porque estoy enamorada de él.
A veces pienso que GWLP era ese lado mío, que ​s​i no te ​toca y además
eres una mujer tratando a un hombre como ​sólo los cabrones lo hacen con
ellas, resulta simpático. Es ​como una venganza de géne​r​o. Al
menos ese lado encajaba ​bien como parte del discurso postfeminista de
representa ción de sexualidades transgresoras. X. me dijo que había vis ​to
vídeos de GWLP antes de conocerme y que le había
gustado ​un vídeo mío, muy polémico, que se llama ​El Bel​ g​a.' ​Se trata
de un vídeo en el que relato la historia de como una ​ve​z en gañé a un
chico, me lo llevé a un lugar de donde no podía ​escapar, una
fábrica abandonada, y le forcé a tener relaciones ​sexuales
contra su voluntad. Siempre he contado esta histo
....

T​O
...​................​..​..
...​:::::..​.


20
---

ria y siempre he tenido reacciones ambiguas. Si yo fuera un ​hombre y contara la


misma historia, la reacción sería clar​a​. Se ​me acusaría de violación y nadie se reiría por
mucha gracia ​que pusiera yo en contar la historia de cómo el chico estaba ​asustado y accedió por
puro miedo. Yo también he estado en s ​ u lugar, ¿qué mujer no lo ha estado alguna vez?
Se llama vio ​lación.
El vídeo causó una fractura en MAMBO, un proyecto femi ​nista de
Barcelona en el que estuvimos involucradas, Águeda ​Bañón, la otra mitad de
GWLP, y yo. Se echó a GWLP del pro y​ ecto por apología de la violación. Se me acribilló en
Barcelo na y en la red. Cerré los comentarios del blog por pura pre ​s​ión. Hay personas que
adoran ese vídeo y personas que lo ​detestan; es curioso ver la fracción que provoca
dentro de las feministas radicales. Me han defendido mucho pero también me he visto obligada
a defenderme. Y a veces pienso que, en el ​fondo, las cuatro fe​mini​stas que se me echaron
​ n​. Ese lado mío es lo peor de mí. Me sorprendió cuando ​X. me dijo
al cuello tenía​n ​ra​zó
que era su favorito. A lo mejor es porque en el re ​lato yo acababa en una rave
metiéndome rayas, que es lo que ​a él más le gusta.
Yo sólo quería hablar de la delgada línea que existe entre ​una violación y un
polvo mal echado, de cómo todos somos ​susceptibles de estar en la posición de víctima o
agresor, más ​allá de nuestro género. Y de cómo por ser mujer se trataba el asunto de manera
condescendiente, aunque se tratara de una violación al uso.
X. duerme, tiene fiebre, está enfermo y lo último que nece ​sitaba es conocer ese
lado de mí. Duele cuando eres tú el pro ​tagonista. Quisiera prometerle que no lo volveré a
hacer, pero lo único que puedo prometerle es que se lo contaré cuando
und
I​N​IO​S

21
.'

..
""
"
..........
'
i
.
'
.
.'
"'
...​.
"'.

es
...​..................
.

"
.
...
...
.
.

​ """..:::
""
10
1)
.
....​"

​ :
.....​::
.​.
.
.
..
..

la
sta
...
.​........
....
.
.
..​.......
...
.
.
..​.​..
.....
.

esté sucediendo, en el momento: «Te estoy puteando ahora,


estoy jugando sucio, ahora, ahora, ahora...» No quiero
ser co mo mi padre. No quiero. Y me da igual el
postporno si signi fica potenciar ese lado mío frívolo y
sin sentimientos. Esa vi ​sión del postporno ​en ​la que parece
que el se​xo e​s algo ​inocente cuando nuestra sexualidad está tan
ligada a nuestra ​sombra, a nuestras neurosis, a lo peor de
nosotros. Para mí el ​postporno es política ​queer,
postfeminsita, punk, DIY, pero también una visión
más compleja del sexo que incluye un an​á ​lisis del
origen de nuestro deseo y una confrontación directa ​con el
origen de nuestras fantasías sexuales. Por eso el postpor no a
veces es más un tipo de meta porno, y se centra en cues ​t​iona​r la
indust​ ​ria ​pornog​r​áfica y la representación de nuestra ​sexualidad
que hoy en día se hace en los medios.
El término postpornografía fue acuñado por
Wink van ​Kempen para definir un tipo de producto
pornográfico cuya ​intención no era exclusivamente la
masturbatoria sino la críti ca, el humor o la política. Annie
Sprinkle tomó prestada la ​expresión para su performance
Post Porn Modernist Show, y ​la popularizó. El ​Po
​ ​st Porn
​ resentaba una ​visión autobiográfica y
Modernist Show p
multimedia de su evolución personal ​en el mundo de la
pornografía y se realizó entre 1​9​89 y 1996​, ​variando el
guión a medida que evolucionaba la visión de la
artista. Según Annie, la respuesta al mal porno no es
negar ​la pornografía, sino hacer buen porno tú
misma.
:
.
.

an

16 de diciembre de 2008

X. me ha c​an​celado la cita que teníamos hoy a las


ocho para hablar sobre lo desgraciada que soy y ha
apagado el teléfono.
22

Me desespero. No sé qué hacer y me siento delante de mi Mac ​Book Pro, que es mi


a​man​te más fiel. Como no tengo internet ​abro el texto del l​i​bro, lo reviso, corrijo faltas y
escribo un po c​ o más. Lo mejor del piso de la calle Reina Am​ali​a que com ​parto con
X. es que no tiene internet. De hecho, es lo único bueno que tiene, porque el piso
es una auténtica ruina, todo ​se cae a pedazos, nada funciona y tiene ese aire triste y
deca ​dente de los pisos del Raval de Barcelona. A mí me gusta lla ​marlo R​uina ​Amalia,
como la casa okupa que desalojaron hace ​un tiempo en esta calle, que es ahora un
solar lleno de ratas y ​basura.
X. llega tarde pero llega. Me habla de Robert Bresson, de su ​libr​o
Notas sobre el cinematografo. Br​e​ss​ on dice que sólo p​ued
​ es ​hablar de lo que
conoces. Claro, yo sólo puedo escribir de lo
que cono​z​co. Y para mí está todo mezclado, el postporno y mi ​vida, no sé
hacer otra cosa y no puedo escribir sobre otra cosa.

17 de diciembre de 2008

Ayer acabamos de reconciliación en El Armario, que es un ga ​rito clandestino del Raval. Llamas a
un timbre, te abren una puerta minúscula y en​t​ras en una sala vacía con un armario ​grande y
antiguo al fondo. Cuando abres la puerta del armario entras en una segunda sala, llena
de sofás y con una vieja ne ​vera al fondo, todo un antro de vicio y perversión,
como nos ​gusta. Yo tenía fiebre, que comb​in​ada con mojitos, rayas y po ​rros resultó ser un
killer combo. La palabra combo me la ha ​enseñado X. Es una palabra que viene de
los videojuegos, ​quiere decir «combinado de golpes»: patadas, puñetazos, etc. ​Por
lo visto se usa cuando tienes un combinado de drogas. X.
Se u​sa
es und
...​. ...​.​. ..
.​......

-
-
--
***​ *
-.::​::
*!!.!.!
...

C​Y
..​.....
..
.
....
.
.​...
..--'--
"....
.
...
.
.
-

me está enseñando todo un vocabulario que desconozco​,


slang ​barcelonés ravero. O clubber, yo qué sé.
Vinieron un montón de amigos, entre ellos, Pedro. Pedro ​Soler
es el director de Hangar, un centro de producción de
arte de Barcelona que se ha puesto muy de moda desde que lo
lleva él, porque si hay algo que Pedro haga b​i​en es coordinar y
apoyar el desarrollo de proyectos artísticos. Pero Pedro antes que
director es m​i ​ex. Me pregunta entre copa y copa si estoy
escribiendo y le digo que sí, que desde que estoy viviendo con ​X.
estoy muy inspirada. Pedro dice que X. es mi musa. Mi
muso, más bien. Se ríe porque dice que subvierto el papel clá ​sico del
artista masculino con su musa. Le parece divertido. A ​esas horas todo
es muy divertido.
Esta noche hay una inauguración de Ana Alvarez-Errecalde ​en la cripta
del FAD, una sala de exposiciones del centro. En el ​cartel se
ve a una mujer quitándose un vestido estampado con ​un cuerpo
desnudo femenino. Me gustaría ir, pero estoy bas tante
enferma. Apenas puedo hablar. He bajado a la
farmacia a por condones y tenía la voz tan rota que no
podía ni articular las cuatro palabras
Durex-Easy-On-XXL, que son los condones que usa X.
para mi regocijo y deleite. Yo quisiera quedarme ​esta
noche en la cama y ver pelis. Tengo que ver el final de S​ai ​la'
que el otro día dejamos a la mitad. Es la última película
de ​Julia Ostertag, u​n​a directora alemana de estética punk tr​ash q​ ue
reside en Berlín.
Sus peliculas son violentas, duras y sangrientas. Su corto ​S​ex
Junkie ​(Berlín, 2003) ganó el primer premio de cortos en ​la
primera edición del Porn Film Festival Berlin en 2006.
Na r​ raba la historia de una mujer desesperada por tener sexo,
cual ​yonki esperando su dosis, pero sin caer en los
recurrentes cli ​chés de la ninfomanía que tanto gustan en la
pornografía con
-----
ITr-Wor
..
..​......​...-"​-",
"Y-​'
S
ana
24

1
LU

vencional. Destrozaba el mito de la chica guarra buscando ​sexo, con un retrato


poético de la sexualidad de la mujer. Una ​sexualidad fue​r​te y poderosa que desea,
clama y ruge.
Su última película, ​Saila, es ​la ganadora del premio al mejor ​largometraje en
el Minneapolis Underground Film Festival 2008. Está protagonizada por la
artista​/​performer de la escena berlinesa Kathryn Fischer, alias Mad Kate, a la que
tuve el gusto d ​ e conocer cuando viví en Berlín y pude comprobar que su
nombre artístico le hace justicia. La película, ambientada en un futuro en el que
no queda esperanza, está situada en las fábricas ​y edificios abandonados del Berlín
oriental, donde Saila deam ​bula follándose a todo lo que encuentra para acabar en una espi
ral de violencia y autodestrucción. Sangre, sangre y más sangre, esrécica punk, sucia y
salvaje. Aunque no es una película porno a ​ l uso, el argumento gira en torno a la sexualidad
de Saila y las escenas de sexo explícito se suceden sin solución de continuidad.
A Julia le encanta el tema de la violación masculina. El año que viví en Berlín rod​é To
Rape Tim (B ​ erlín, 2007), que con ​sistía en una violación colectiva de cinco mujeres a un
hom ​b​re. Hablé mucho con ​J​ulia sobre el tema, sobre la posibilidad ​de violar a un hombre. Sé que el
tema es controvertido, pero me fascina desde siempre, desde ​El Belgat, d ​ esde mi serie de
textos t​itulada ​Hay tantas maneras de violarnos​ publicados en ​el blog de GWLP.
En primer lugar, está la cuestión de si es posible hacerlo ​físicamente:
¿puede un hombre tener una erección en contra ​de su voluntad? Yo creo que
sí, una erección ligera por lo me ​nos, y al fin y al cabo tampoco es tan importante la
erección ​para conseguir satisfacción sexual, que es lo que nos ocupa. En un
segundo plano está la cuestión de si es posible hacerlo sim ​bólicamente en la
sociedad patriarcal en la que vivimos.
11!


25
.
.
.
.
!!
"
.​..
..
.....​..
.
......
...​.
...
!!!!!

​ n c​ort​o para u​n m


Traté el te​ma en u ​ áster de animación au
diovisual que hice el primer año que llegué a Barcelona.
Se llamaba ​La Runner​.' El corto va de una chica que
trabaja de ​runner ​para Marilyn Manson en un concierto en ​e​l Sant
Jordi ​(lo​s runners so​ n los que se dedican a traerles los
caprichitos a l​ a​s rock star​s, de ir a comprarles bebidas y
demás). Yo trabajaba de ​runner ​por aquel entonces c​on mi
​ ​neta. El caso es que ​el Manson le pide que le traiga
fu​r​go
un par de groupies para follár ​selas, y la runner, feminista
militante, indignada hasta el mis-, ​mísimo útero, d​e​cide darle
una lección. Recluta a un par de groupies y planean violarlo. Lo
cuelgan con una soga para ​ahorcarle porque, como reza el dicho,
todos los ahorcados mueren empalmados. Y sí, les funcional
Las chicas se lo follan alegremente a golpe de Flash, el
programa de animación que ​había aprendido a manejar en el
m​áster.
Otra cuestión que genera el tema de la violación masculi ​na es el del
deseo. Y ésta para mí es la cuestión más interesan te.
Algunas personas plantean que la mujer no tiene ese im
pulso por naturaleza, que el deseo de la mujer no puede
adoptar una forma tan agresiva. En realidad, se cuestiona la
capacidad descante de la mujer, no olvidemos que durante
siglos se consideraba que el deseo femenino no e​x​istí​a​.
Yo creo que esta es una de las luchas del postporno, la
reivindi c​ ación del deseo de la mujer, en todas sus formas
posibles. ​Hardcore, softcore, ​por delante o por detrás, a las tías nos po
nen muchas cosas y mę fastidia cuando intentan catalogar el ​porno
para mujeres como un porno más suave y más argu
mentado. Con la de mujeres que hay aficionadas al
hardcore ​que hacen postporno ​hardcor​ ​e. ​En Barcelona están las Post
Op, Diana Junyent con su proyecto de Pornoterrorismo, las ​Go
Fist Foundation, Alogono, Quimera Rosa, Ex-Dones,
..
.
!
Www
...
..
..
Cur
.
.
.
"​:/.7...
..
..
.​-I
.
..
MULU
...
...........
.
..
!
!!​!
..
"
.
."
'.​'.
"
"
-.​.'.....
'
"
,
-..​'
II.2.

Corpus Deleicti y tantas otras. Y las GWLP, que estuvieron ahí ​durante cinco años.

18 de diciembre de 2008

esenta

Acabo de hacer una entrevista por tel​éf​ ono para un programa ​de radio que se llama
Comune​s, del Círculo de Bellas Artes de ​Madrid. En las entrevistas me atasco siempre con la
primera ​pregunta, que es donde tengo que definir qué es el postporno. ​Como para
no atascarme escribiendo un libro sobre postpor no. Al fin y al cabo yo no soy teórica,
yo llegué a esto por ins ​tinto y desde la práctica, porq​u​e estudié Bellas
Artes y nunca ​quise hablar de nada en mi trabajo que no fuera la representa ción
de la sexualidad.
Cuando empezamos GWLP ni siquiera había oído hablar del ​mov​imi​ento
postporno. De hecho, todavía no existía el movi ​miento como tal en Barcelona.
Luego llegó Beatriz Preciado ​con su «Maratón Postporno», un seminario
que impartió en el ​MACBA en el 2003 y que supuso la creación de grupos de
traba ​jo postpornográfico como Post Op.
Por, aquel entonces yo andaba fascinada con Judith Butler, con la
performatividad del género y con la tipificación de los r​ oles de la sexualidad
masculina​/​femenina. El discurso de But ​ler es el referente de la teoría ​queer
por excelencia. El p​r​imer ​libro que leí de Butler, ​El género en disputa,
me lo pasó mi ​amante de entonces. Søren era un chico que parecía una chica ​y ​al
que le gustaban las chicas que parecían chicos. Nos encan taba cuando la
gente nos confundía por la calle, pensando que ​yo era el chico, con mi pelo
corto, mi metro ochenta y mi ropa ​masculina, y él la chica, con esa carita de
muñeca de porcela
Sexu
C​I

ma
on ​e​sa

2​7
"
"
"
"
"
"

na. «Chico, chica, o lo que sea...)), contestaba él con una son ​risa
maliciosa cuando le preguntaban por su género. Los pri ​meros
vídeos los grabamos juntos, su nombre artístico era ​Señora Cuchillo
en el Culo. Águeda decía que, en GWLP, él era l​ a mujer en la
sombra, al igual que escritores y artistas en el pasado habían
hecho pasar por propio el trabajo intelectual de sus esposas.
Porque GWLP fue un proyecto en el que colabora ron y
participaron muchas personas, y la aportación de Søren ​fue
crucial.
En uno de nuestros vídeos​, Fantasia ​21,' hicimos realidad el sueño de mi amante
andrógino: yo le cortaba la polla, me masturbaba con ella y luego me la colocaba
​ n off al final decía: «Si tú me lias
entre las piernas ​para follarle. La vo​z e
follado con mi polla, en ini agujero, ¿quién es el chico y quién es la
chica?»,
Yo enciendo la lucha ​queer ​como una lucha por una sexua lidad inclasificable. No
soy herero porque me haya follado a ​cientos de tíos, ni lesbiana porque
de ve​z ​en cuando me guste ​follar con mujeres. Ni bi, dios de mi vida,
porque ésta es otra ​etiqueta con la que no vamos a ninguna parte. Es
una etiqueta que nos clasifica en relación a nuestros gustos sexuales y
a ​nuestros cuerpos. Porque, ¿qué sucede con los cuerpos que ​tienen tetas y
polla, pelos en la cara y clítoris que parecen po ​llas? Nuestros
cuerpos son mucho más variados y complejos ​que el sencillo
dispositivo hombre-mujer, por mucho que se ​empeñe la medicina
occidental en normalizar, operando los ​cuerpos de los bebes con
​ uos para así adaprar ​los a los dos género​s normativos.
genitales amb​ig
Clicclips es una distribuidora de porno lesbiano alternativo en Alemania
con la que distribuía GWLP. Cuando hablé con ​ellos en la Skalitzer
Strasse de Berlín para formalizar el con
.​..
...
....

CON
JU
...​...
..
.​. -
....​...
ro
Ir
...​."...​---​.."

28

OS a ver

t​rato, me vi en la obligación de seña​l​arles que uno de los ví ​deos que habían elegido
para su compilación de porno lesbia ​no no tenía nada de lesbiano, porque en él
actuábamos Søren ​y yo, y por mucho que Søren pareciera una chica y tuviera ​la
sexualidad más amb​igu​a y subversiva del mundo, senci​lla ​mente no lo era. Y me sorprendió
su respuesta: «Creíamos ​que erais dos chicas», me dijo, «pero da ​i​gual, nos
interesa la ​práctica sexual que se desarrolla en el vídeo». Así da gusto, ​pensé yo.
Estoy hasta los mismísimos ovarios de las rígidas etiquetas del porno.
Ayer, finalmente, fuimos a ver la exposición de Ana Álva ​re​z-​ Errecalde y me probé
uno de sus vestidos estampados con ​cuerpos de mujer. Resulta divertido verse
enfundada en otra piel. Yo escogi un cuerpo con tetas enormes y pelo rubio largo, ​Había
muchísimos cuerpos para probarse, de mil tipos dife rentes de mujer: jóvenes, mayores,
altas, bajas, con tetas gordas ​o pequeñas, pero ninguno trans, nada de ambigüedad. Eché
de menos un traje con coño pero sin tetas, con la marca de la ​operación quirúrgica en la
base de los pe​z​ones. O con polla y ​tetas, o con un clitoris gigante sobresaliendo de entre los labios
vaginales. Mientras yo criticaba la falta de una visión política ​queer ​de la pieza, a X. le
dio morbo verme con el traje.y se pu ​so a fantasear con cortarle un tajo entre las
piernas y follarme ​con él puesto. Nos lo llevamos.

19 de diciembre de 2008

Hoy me he despertado con el sexo hinchado, con los labios ​mayores sobresaliendo de
una forma demasiado protuberante. ​Yo creo que es porque hacía tiempo que no
follaba tanto y tan
29
..​.
.
.......
..
"
"​.
.

ca

bien y X. no tiene límire. Así que esta mañana le he hecho una


mamada con todo mi corazón. Águeda decía que cuando estás
enamorada haces muy buenas mamadas. La verdad es que de cía
muchas verdades. Tienes que estar enamorada para hacerlo bien de
verdad, hablo de estas mamadas apoteósicas, en las ​que quieres
tragártelo a él entero. Necesitas mucha concentra ción para chupar bien una
polla, porque a medida que su sexo se hincha y que llega el momento de la
eyaculación, empiezas ​a ahogarte y tienes que coordinar bien tu
respiración para que ​no te den arcadas en el momento más
inoportuno.
Me encantan las pelis porno en las que los protagonistas ​hacen
mamadas al límite del vómito. Me pone mucho escu ​char los ruidos guturales
que se generan cuando estás a punto de vomitar, Entonces el actor porno
desacelera durante un ins ​tante y vuelve a la carga. No he visto nunca una peli porno
en ​la que el actor vomite de verdad. Me encantaría verla. Si al ​guien conoce
alguna, por favor, que me lo haga saber.
Buck Angel y Belladonna' son dos ejemplos de ese tipo de ​porno guarro y
​ he ​cho por un transexual y por una
salva​j​e que tanto me gusta. Porno ​hardcore
mujer que se han hecho un h ​ ueco en la pornografía ​mainstream.
Buck Angel es un transexual FTM, es decir, de mujer a hom ​bre. La primera
vez que lo vi fue en un cine de Berlín y Águe ​da y yo tuvimos que
cogernos de la mano para poder aguantar ​la dureza de las
imágenes. En nuestras vidas hay un antes y un después de Buck
Angel. Pudimos ver una de ​s​us películas u ​ n sábado por la noche en el
Porn Film Festival Berlin 2006 y ​desde que empezó la película, hasta que
acabó, ambas mantu ​vimos nuestras bocas abiertas como idiotas. En la
película sólo follaba con tíos, era una sucesión de polvos sin conexión algu
na entre sí, como suele pasar mucho en el porno. Follaba con
to |
.....​.​.....​..
..
.

30
'
'LMAR

jovencillos efebos y masocas de sesenta años. Y toda la franja ​de edades que hay
entre ellos. Y con cada uno follaba de una ​forma diferente, como en la vida real,
que no se folla nunca igual con personas distintas. Me gustó especialmente una esce
na en la que follaba a un señor bigotudo y no dejaban de dar ​se mutuamente
puñetazos en el pecho, gritando insultos y es ​cupiendo por todos lados. Me encantan las
demostraciones de ​best​iali​dad en el sexo.
​ roductora, di ​rectora ​y actriz de
Belladonna es la reina del porno ​hardcore. P
sus propias películas, es famosa por ​s​us do ​bles penetraciones anales, sus escenas de
sexo embarazada y por la variedad de sus compañeros de cama. Belladonna es to do y
puede con todo. Empezó en la induscria porno como ​actriz, a las órdenes de otros,
hasta crear un género propio con ​su productora Belladonna Enter​tainment.
En mi vídeo favorito de Belladonna​, Lodine Girl xxx​ , apa ​rece con la cabeza rapada
y una bata de hospital en una sala ​que simula ser de un psiquiátrico. Lleva todo el maquillaje ​corrido y
la bata rasgada. En la escena, dos hombres enormes, negros, con máscaras de calaveras, se
la follan salvajemente. O m
​ ás bien se los folla Be​ll​adonna a ellos, porque es ella q​ui​en
controla la situación, quien dirige y lleva el compás de la per formance
pornográfica. Belladonna babea, está a punto de vo mitar en multitud de
ocasiones, se restriega como una perra ​contra sus pollas, folla como un animal salvaje.
Es la fantasía ​de una mujer encerrada en un hospital psiquiátrico, deseando
mo​r​ir para escapar de su pesadilla, y qué mejor forma de ha ​cerlo que siendo follada de
forma brutal por la misma muerte, ​encarnada esta vez no como la señora con la
túnica negra y la ​hoz, sino representada por un p​a​r de hombres enormes con ​sus máscaras de
calavera.
El trabajo de Belladonna es radicalmente feminista, ya que ​en su representación de
la mujer sexuada ésta es sujeto y no ​objeto.
.
'
"
'i
i

20 de diciembre de 2​00​8
.
"
"
...
.​.
....
.
.
VVV
LLL

Acabo de llegar a casa y todo huele a él. Ahora no concibo vi ​vir de otra forma que
con él. Pero ya puedo ir haciéndome a la ​idea porque esto se termina. En
diez días se acaba el año y con ​él este piso, y dormir juntos cada noche,
y llegar a la casa y ver ​sus papeles por la mesa con los planes de rodaje, y
oler su ropa ​tirada por el suelo que huele a niño limpio, y escribir atenta
a ​los ruidos de la escalera para ver si llega ya a casa y se sienta a ​hacerse un porro
mirándo​me, y me cuenta qué cal fue su dia ​con esa voz suave y tranqu​il​a que me
sedujo desde el primer ​día que hablé con él en un bar de la Rambla del Raval.
Son las diez de la noche, e​s ​sábado y esta noche hay una sex ​party e ​ n el Poble
Sec a la que no iré. Es una fiesta SM con ​dress code y c​ ierre de puertas a la una.
O sea que va en serio, es una ​sex party de verdad de la buena. Una se​x party ​es una fiesta
donde se va a follar, en público básicamente, o en salas más o ​menos
privadas. Cada sala suele tener una temática sexual di ​ferente, para que
puedas escoger lo que más te gusta. Si es una ​sex party SM, es que la
temática del asunto va sobre sadomaso ​quismo, dominación y sumisión, dolor y
placer. El ​dress code o
​ bligatorio significa que tienes que ir vestido
para la ocasión, no vale ir con tus vaqueros de siempre. Para una
fiesta sm el ​dress code es ​estética ferichista: látex, látigos, correas, bocas
altas o botas militares, etc. Pero se aceptan todo tipo de propuestas
imaginativas. Y si cierran las puertas a la una quiere decir que ​a partir de
esa hora ya no se puede entrar a la fiesta, así que el

32

n​ed

que va, va a lo que va, no a echar un vistazo, echar unas risitas ​e irse a otro lado para
luego volver. Cada s​ex party ​tiene sus ​reglas, que se explican en la entrada, respecto al uso
de condo ​nes, actitudes respetuosas, la necesidad del consenso para te ​ner sexo en la fiesta,
grabaciones de cámaras de vídeo y foto ​grafías, etc. Si accedes a entrar, eso
s​i​gnifica que aceptas las ​condiciones. Y si no las cumples, fuera.
Ayer me compré unos pantalones de vinilo negros muy bri ​llantes y muy
a​ju​stados que irían que ni pintados para la fiesta, ​pero yo creo que, en el fondo, X. es
un romántico y la idea de ​follar en público no acaba de hacerle mucha gracia. Y tengo una
gripe de cuidado, seria terrorismo sexual ir a una ​sex party ​en estas condiciones a
pasarle la gripe a todo dios (mi am​i​ga ​Diana, alias la pornoterrorista, estaría orgullosa de
​ e La Bata De Boatiné,' un antro de la calle Robadors
mí). La ​fiesta la organizan la ​crew d
​ arcelonés ​más guarro. Las Post Op, Di​ana Jun​yent,
que reúne a las perras del ​queer B
Marianíssima, Itziar ​Ziga,
Quimera Rosa y muchas más, lo mejorcito de cada
casa, ​Itziar está a punto de publicar un libro que se ll​am​a ​Devenir p ​ obre
​ erra, s
sexualidades transgresoras. También tiene un gru p ​ o de postporno que se
llama Ex-Dones, el eslabón perdido entre el feminismo y el esperpento. Las Post
Op, que son Ele ​na Pérez y Ma​j​o Pulido, se definen como una plataforma de
investigación postpornográfica, hacen performances, vídeos y ​acaban de saca​r
una revista postporno que se llama ​Piratte. ​En Arreleku, en Feminismo PornoPunk, hicieron un
taller en el que nos tiraron a todas por el suelo, acabamos quitándonos la ropa unos a otros sin
saber muy bien cómo e hicimos una se sión de fotos para otra revista​, Perras en Acción, co​ n la
ayuda d ​ e un moncón de juguetes y artilugios variados que Elena y Majo habían traido
para la ocasión: dildos, arneses, huevos,
.
.
.
J
.
R ​AI
--
P
"
..
!!
J.​.​!!!​.

A......
u​n
ni
...
Y

un tutú, látigos y fustas, guantes y guarrerías


varias. Las Post ​Op modifican sus cuerpos con prótesis, dildos
y lo que haga ​falta
para salirse de los convencion​alism​os
​ ografía y en la vida.
de género en la por n
Diana, la pornoterrorista, no viene porque está en Roma, ​en
la última
fiesta de los míticos Phag Off, un colectivo ​queer
romano que lleva un montón de años montándola. Pero esta
noche, 20 de diciembre de 2008, es su ú​ltima ​fiesta. Por lo
vis to consideran que ya no existe la necesidad de una
​ han decidido echar la persiana.
​ ión ​queer y
visiviliza c
Phag Off ha sido ​uno de los grupos activista​s queer ​más
poderosos de los últimos ​a​ñ​os. Ha traído a genre como Annie
Sprinlde, Kevin Bletch dom, StinkMitt o a nosotras mismas, a
GWLP, en el 2006.
Phag Off fue un proyecto que utilizaba la irreverencia para ​expresar
la dicotomía entre nuevas identidades sexuales, pre ​sentaba
una
crítica radical a las relaciones de poder dentro de la
comunidad LGTB* y una deconstrucción radical de la identi
dad. Deconstruyó estereotipos internos dentro de ​l​a comuni ​dad
gay, enarbolando su lema: «otra sexualidad es
posible». ​Phag Off ha coproducido tres festivales. El
primero es el ​Queer Jubilee dedicado enteramente a la cultura ​queer, ​el
se ​gundo es el Tekfestival, un festival de cine independiente don ​de

Phag Off comisariaba la sección de cin​e queery​ el


tercero es el Lady Party, que se fue transformando en
un FE​/​MALE gender ​festival siempre en relación a un enfoque
de género en las for ​mas de expresión contemporáneas. Phag
Off han participado en festivales como la Netporn
Conference y Click Me en Ams terdam, Cumecut y el
Second Porn Film Festival Berlin. Y siempre le han prestado
una especial atención al uso del soft ​ware libre en todos sus
trabajos.
MyJemmaTemp y Warbear son parte del colectivo
Ph​a​g
PILLILULIL​AUT
1.11J
U
.
.
.
Y
".​...​....
,
.​"
..

34
scel
un​o

Off y de la escena ​queer/​ postporno italiana. Warbears es uno ​de los artífices
de Phag Off, teórico del postporno, oso, dj e ​imparable activista del mo​vimi​ento
queer. ​MyJemmaTemp es ​un proyecto postporno del que forman parte Nikki y Kevin Pistone,
Şu lema es «Be your own porn star y se dedican a eso, a hacer de ellos mismos sus propias
estrellas de porno y utilizan también los talleres porno como forma de trabajo co lectivo.
En su vídeo ​Moana Pizza (​ Roma, 2006) un hombre llama ​por teléfono
encargando una pi​zz​ a, pero dentro de la caja de cartón no está la típica comida italiana
s​ino un set de juguetes ​sexuales SM, y la repartidora se ha colocado de rodillas
dispues t​ a a que se utilicen todos los artilugios sobre ella. El vídeo está ​producido por
Warbear y protagonizado por Nikki y Kevin Pis ​tone, y es un ejemplo más del producto
postpornográfico ​por excelencia: pequeñas producciones, en las que no tiene por qué haber sexo
explícito, si bien el sexo es el tema central de la ​historia. En este vídeo se muestra a Kevin
desnudo haciendo ejercicios gimnásticos mientras espera su pizza. Podemos ver su
polla flácida en toda la primera parte del vídeo y sólo nos ​imaginaremos su erección en la
parte del vídeo que nunca ve ​remos, ya que éste termina cuando le co​l​oca a Nikki las
correas y​ demás artilugios. El vídeo se funde a negro y se oyen los ge midos que aluden al
acto sexual. Eso sí, tenemos unos prime ​ros planos de la cara de Nikki mostrando placer y
alegría cuan do le están poniendo las correas. Pero también unos planos p ​ revios,
cuando está esperando a que Kevin salga de la ducha ​para recoger la pizza, en
los que tuerce el gesto, como si algo le picara... No se trata de la iconografía
típica de la pornografía ​tradicional.
Kevin y Nikki señalan sobre MyJemmaTemp: «This pro
LIL​I

35
j​ect is only a way to have more time to fuck. We like to say, I have to work..., and
sneak out to meet and fucko». (Este proyec co es sólo una excusa para tener m​á​s
tiempo para follar. Nos gusta decir, tengo trabajo... y te escabulles para
encontrarte con ​alguien y follar).
Esto es lo que tiene dedicarnos a lo que nos dedicamos. ​Que dices,
adiós chicos, me voy a trabajar y te pones a ver pe ​lis guarras o a follar
grabándote con la cámara. Me encanta.
.......

21 de diciembre de 2008
".​ .
....
..
.​.....​---W
=
"
-
www
www​.
vic.
.​.
...​....
...
......
........
Pues al final de la fiesta sm nos lo montamos X. y yo a las seis ​de la mañana,
al llegar a casa después de una noche rara. No ​encontramos la fiesta en Poble
Nou que buscábamos, la TDN ​estaba cerrada, y cuando llegamos a casa
comimos unas cro ​quetas congeladas, nos metimos una raya de
speed y ​jug​amos ​a manualidades: hicimos una decoración navideña para la
puerta del piso, un collage en el que pone «Fuck X-mas» y que luce
ahora haciéndole la competencia al resto de puertas deco ​radas de la
ruinosa escalera de esta finca.
Le pedí que me hiciese sufrir. No sé por qué me dio por ​ahí, pero se lo
pedí y lo hizo. Lo hizo tan bien que yo creo que, ​si le va mal en el
sector de la industria del cine en el que traba ja, podría dedicarse a esto. Es más
fácil ser sumiso. Por Diana ​sé que no es tan fácil encontrar a una
persona para que te do ​mine. No me dejó chuparle la polla, no me
penetró hasta que ​grité de desesperación porque me estaba
corriendo y quería tenerla dentro aunque fuera unos segundos. Es
​ ue juego a dominación y sumisión y me gusta. Que
la primera ve​z q
me gusta ​digo, que me fascina, es como si entregaras tu voluntad, tu
..​.......
..
.
...​.........​..
........

Tunas

orgullo, tu d​i​gnidad. Y cuando sentí dolor le dí las dos palma diras que en SM significan
«necesito paran y entendió perfec ​tamente aunque ignorara las reglas de juego.
Yo lo que se sobre su proviene de las Go Fist Foundation." ​Go Fist es un
proyecto que trata de crear debate sobre la diver ​sidad sexual a través de
distintas formas de expresión como performances, vídeos o charlas. Su tema principal
es la experi ​mentación con el dolor y el placer; sadomasoquismo, vaya. Se
manifiestan en contra del sistema patriarcal capitalista donde la diversidad sexual y de
género están reprimidas. Tienen tam ​bién una distribuidora ​online ​de material sm:
arneses, lát​i​gos, ​pulseras, collares... Se posicionan en contra de la explotación animal
y como material para sus artilugios SM emplean el cau ​cho, y no el cuero, que además es
fácil de lavar y mantener. Hacen arneses de muchos tipos a medida y escán abiertas de ​piernas
a vuestras propuestas y pedidos.
La escena postporno barcelonesa está muy centrada en la sexualidad
sadomasoquista. Es una lucha constante por la nor m
​ alización de las prácticas SM y la
aceptación de que dolor y ​placer van de la mano.
X. se está limando las uñas con la Leatherman, que es una ​de esas navajas
multiusos, pero alema​n​a, de acero inoxidable, ​nada de esas pij​adill​as suizas, ésta
​ lemanes. Dice que lo hace porque me va a meter las manos en
es la que usan los punkies a
el coño y la piel de la vagina es muy sensible y no quiere hacer ​me daño. Luego
me lee en voz alta un cuento de Boris Vian ​sobre un soldado que está en la
guerra y ve cómo muere mu ​cha gente y al final pisa una mina y como está harto de la
gue ​rra y le están dando calambres, pues se acaba el cuenro porque ​tiene que levantar el
pie y la mina explotará cuando lo haga. ​A mí me encantan las Leatherman, me parecen muy
eróticas,
las a
Le​s​t

37
A todas por lo visto, X. dice que cuando saca su Leatherman en los
rodajes las chicas de arte le hacen ojitos.
Wrrr

22 de diciembre de 2008
W
.​..
.
....
.​.
..
ll
KM​.​......INI Y
LEL
LUS

Para que no me vuelva a pasar lo del otro día en la entrevista ​de la


radio, he decidido escribir mi propia definición sobre lo
que es postporno. Me la voy a aprender de memoria y así
cuando el periodista de curno suelte su «Qué es el
pastpor ​no?», yo contesto de carrerilla y ya
podemos ponernos a hablar ​de
cosas más
interesantes que de definiciones de diccionario.
El postporno es la cristalización de las luchas gays y lesb​ia ​nas de las
últimas décadas, del movimiento ​queer, ​de la reivin ​dicación
de la prostitución dentro del feminismo, del postfe
minismo y de todos los feminismos políticos
transgresores, de l​ a cultura punk anticapitalista y DIY
(hazlo tú misma). Es la ​apropiación de un género, el de
la representación explícita del sexo, que ha sido hasta
ahora monopolizado por la industria. ​El postporno es una
reflexión crítica sobre el discurso porno ​gráfico.
Como dice Tim Stüftgen, teórico alemán de postporno y ​performer,
mientras que la pornografía convencional genera ​un
tipo de placer o de goce conocido, el postporno crea una
ruptura: rompe esa estructura convencional y nos
obl​i​ga a re ​construir nuestro deseo bajo nuevos
parámetros. Es difícil, ​muchas veces no se consigue, y
ahí tenemos al típico que suel t​ a lo de «¡Pero esto no es
porno!». Por supuesto que no es por no; el porno es fácil, sus
estructuras nos son muy familiares, ​tiene una estructura muy
convencional que se adapta al ritmo ​de excitación y
eyaculación masculina, Con la postpornogra
38
H
o​wy-
y
l
1.11.11​!
!!!.
.
.
.
...
....
!!!
...
...
.
.​.
.
II -
.
- www.SNL​-
u
.

fía tenemos que trabajar duro, reconstruir y redefinir nuestro ​deseo como seres
multisexuales.
Los espacios donde se ha gestado el movimiento postporno ​son los centros sociales
okupados, buscando estrategias de re ​apropiación de nuestras identidades sexuales con una política
antipatriarcal, anticapitalista y antisexista, los centros de arte ​contemporáneo y,
por supuesto, los bares de mala muerte. ​Y t​ odo se ha ido construyendo alrededor de diversos
encuentros ​que toman forma de festivales de arte o jornadas autogestiona ​das fuera de
circuitos artísticos,

23 de diciembre de 2008

X. me estaba esperando al salir de terapia. Ciego de porros y alcohol, con


su bici, apoyado contra la pared y con un regalo ​para mí. Cuantas veces he salido
de terapia este año deseando ​que ​algui​en me esperase en la puerta, y ahí estaba él.
​ , invádeme». Es ​toy
«Siento ser ​un poco invasivo», me dice. «Para nada​, baby
​ l
harta de luchar sola contra el mundo, de ser can indepen ​diente y tan ​cool. A
principio me costaba dejarme querer, des ​pués de construirme mi armadura de
yo-sola-puedo, con el ​trabajo que me ha costado. Pero ahora ya lo sé, lo sé: no nece
sito a nadie y sin embargo necesito desesperadamente a todos, ​a ti el primero.
Tomo el tren de las siete y media en Sants, tengo que ir a Benicàssim. X. me
acompaña a la estación. Me pasa mi orde nador y me da mis bolsas en la entrada de la vía
once. Pongo ​la mano en su corazón y me lo da también, roto en dos peda ​z​os. Se mete
la mano en sus pantalones y me da su polla. Guár ​dala bien, me dice.
25 de diciembre de 2008

Estoy en Benicàssim, en mi casa de dos plantas, dos terrazas, ​jardín y calefacción central.
Ya pasó el trago de la Nochebuena ​y la comida de Navidad. El mayor lujo de mi
vida es tener es ta casa en la que me puedo escapar del mundo. Porque aquí
no ​existe el mundo. Aquí no existe Barcelona, ni Berlín, ni nada. ​Aquí sólo existo yo. Y
mañana viene X. en el tren de las once, y ​ de empalme, pues esta noche
​ ata​zz y​ no se lo va a perder. Yo encantada,
tiene entradas para la sala Ra​zz m
me pone verle ​wasted, ​después de una noche de dro​ga ​ s y música, ojeroso,
con ​un ligero temblor en las manos y blanco como el papel, tan ​pálido que se vuelve
casi transparente.
Si tan sólo no estuviera tan enferma. Me he quedado sin ​voz, estoy afónica perdida.
Tengo una tos dolorosa que no me deja respirar, es como si dentro de mi pecho
estuviera todo el mal de la humanidad. El otro día, bajando por el Paseo de Gracia,
me cogió tal ataque que creía que moría ahogada allí mismo. Tengo miedo de que
sea tuberculosis, porque mi me ​jor amigo la ha tenido recientemente y tenemos un contacto ​muy
cercano. Claro que él es seropositivo, y yo bace siglos que no me hago un test, por
​ va siendo hora de que me lo ​haga, y de que vaya al médico a que me
cierto. ​Ya
recete farmacoporno ​grafía dura, porque estoy a base de equinácea,
própolis y tomi ​ll​o, y esto no se cura. A lo mejor tiene algo que ver el hecho
de ​que no baje el ritmo, de que me meta rayas con fiebre y de que ​no deje de
fumar, pero es que ahora mismo no sé cómo hacer lo para bajar de este
carrusel en el que me he mecido con X., ​que está igual de enfermo que yo,
claro.
05
TT C​U
ntacto

26 de diciembre de 2008

Se
nal

Mis dudas se confirman. No puedo escribir si él no está. Lo ​intuía. Pero ahora ya lo sé.
Las palabras me cuestan. Ahora ​escribo por pura desesperación. Porque no puedo
dormir. Sé ​que está de fiesta y me pongo celosa. Me parece escuchar la música, puedo oler el
speed y si​ ento el frío de los hiclos en el ​tubo de ron con cola. ¿Por qué me tengo que
enamorar siem pre de tíos muy viciosos? En el fondo lo sé. Tengo hasta mi ​teoría
hecha al respecto. Los tíos a los que les gustan mucho las ​drogas son personas
que viven para los placeres. Y ese tipo de personas son muy buenos
amantes, porque el sexo es para ellos ​como una droga más, algo para disfrutar
y evadirse. El mejor ​amante que he tenido nunca era un ex heroinómano: Benji, un suizo de
veinte añitos, con rizos rubios, hijo de banquero forrado hasta las cejas con disponibilidad total
del ​cash ​de su ​papi. Con él me corrí por primera ve​z ​en mi vida. Me corrí de verdad;
una corrida de las que te dejan temblando de arriba ​abajo, de las que no te importa
nada ni nadie porque lo que has sentido es más intenso que la vida misma. Yo tenía
veinti cinco años, un poco tarde, ya lo sé, pero más vale tarde que ​nunca, jo no?
Pero, volviendo al tema del vicio, no sólo se trata de sexo, es también un gusto
por la vida, por sentir el placer de estar vivo y disfrutarlo. Por jugar a que estamos vivos
y no simple m​ ente vivir. Y yo no soy muy viciosa. A mí las drogas me dan ​un poco igual; si
están, bien, si no, también. Y, de todas for ​mas, mi cuerpo las tolera mal. De lo que
no puedo prescindir ​es el sexo y el porno. Cada uno tiene sus vicios.
Es la una y media de la mañana; dentro de doce horas X. ​habrá llegado. No
puedo dejar de pensar en el relato de Boris
41
"S
A
..
.
.​!!!!​!
!
!
.
.
"
P-​ I--
-

Vian sobre el soldado que muere. Le he pedido que me traiga ​el libro.
Mientras tanto leo a Rilke, que me resulta pesado. Es ​como lo peor
de los ​al​emanes, y mira que adoro la cultura ​al​e ​mana, y dos de mis ex
son alemanes. Leo también a Anaïs ​Nin, que a ratos me resulta genial y a
ratos deplorable.
Tim Stürtgen me ha escrito un mail: el Post Porn Politics ​Symposium, la
segunda edición, se pospone, porque se va a ​remodelar el
Volksbuehne.' Es la primera renovación que ha ​cen desde la segunda
guerra mundial. Mejor, la verdad, por ​que ahora no estoy para
festivales. No quiero mostrarle nada al mundo, estoy hacia dentro, sólo
quiero escribir, grabar, ha cer mis cosas. Tim fue el organizador del primer
P​os​ t Porn P
​ olitics Symposium, en Berlín en octubre de 2006, que se lle nó hasta
los topes. De hecho, casi no me dejan entrar ni a mí, que había salido a por una
pi​zz​ a, y eso que tenía que dar una presentación de GWLP.
El Vollsbuehne es uno de los teatros más controvertidos de la Alemania
reunificada. Se fundó en 1914 como resultado de un ​grassroots people's
​ n cristiano: como resultado ​de un levantamiento popular,
movement, e
de la lucha social, de la reivin dicación del pueblo por tener un
espacio popular para el tea ​tro. Es uno de los teatros más exitosos
de Alemania y me pa ​rece significativo que el Post Po​r​n Politics
Symposium se lleve ​a cabo en este espacio situado en el Berlin orient​al​.
"Tim Stüttgen es uno de los teórico​s/c​ omisarios sobre post ​porno más
importantes en Alemania. También es performer ​con el nombre artístico de
Timi Mei Mon​i​garti. Sus perfor ​mances son una combinación de teoría y
locura ​queer p​ostpor ​nográfica perfecta. En ellas incluye recitales de sus
textos sobre teoria del postporno, plumas que vuelan en todas direcciones
sobre el escenario mientras se trasviste sin llegar a vestirse por
.
...
....
.


ma

es

4​2

completo de mujer, pero con ropas y accesorios de todo tipo ​qu​e ​confunden y
distorsionan su identidad de género. Se cae ​del escenario, se rompe las costillas,
​ ás brillantes que he escuchado sobre postpornografía. Como
mientras recita las teorías m
su teoría de la fractura, del goce conocido, de la dificultad que ​el postporno nos
provoca al salirse del esquema fijado de la ​pornografía tradicional, que nos
pone el goce en bandeja.
Y el mes que viene es el Rated x, un festival de porno alter nativo que no tiene
la palabra porno por ninguna parte pero ​que, al fin y al cabo, es postporno: del 15 al 19 de enero
2009. ​Lo han llamado Amsterdam Alternative Erotica Film Festival. ​Ya estamos ​con lo de
​ ornografia. No entiendo las pasiones que desata este tema. Vamos a
erótica ​versius p
ver, la pornografía ​es sexo explícito, en imágenes, en palabras ​o ​en verso, con el propósito de
excitar sexualmente. El erotismo busca represen ​tar lo sexual, pero en relación con la
belleza, el arte y la subli ​mación de la carne. A mí me interesa el sexo, hablar de nues
tros deseos sin tapujos, sin sutilezas. Así que soy pro-porno, y ​antierótica. En
fin, que lo llamen como quieran. Annie Sprinkle ​dice que la diferencia entre porno y
erótica se reduce a la ​ilumi ​nación. Tal vez la diferencia esté en la
sobrexposición, en la ​obscenidad en el sentido etimológico del término, aquello que ​no
debe verse en escena y ​s​in embargo se muestra. La escena ​sexual expuesta en toda la
obviedad de un primer plano.

Mi orgullo postporno me dice que debería estar en el Rated x. Al ​fin y al cabo


van muchos de mis colegas, Tim Stüttgen y ​Lazlo Pearlman, por ejemplo. Pero me
digo a mí misma que ​tengo que tener paciencia. Al fin y al cabo, no estoy porque ​no
quiero, porque no envié ninguna propuesta, porque ahora quiero encerrarme a escribir y a
grabar a X. mientras duerme y

43

estar 6

encontrar mi camino después de tantos años con GWLP. No ​quiero dedicarme a otra
cosa más que a esto. Es que no sé hacer ​otra cosa. Y como dice Rilke, que de algo
me ha servido leerlo esta noche aparte de para quitarme el sueño, uno tiene que
ha ​cer aquello por lo que moriría en caso de no poderlo hacer. Los ​alemanes,
siempre tan dramáticos,
El dieciséis es el día que voy a sentir no estar en Amster ​dam. Hay un panel
sobre masculinidad en el porno​: How to be ​a real man in porn (​Como ser un
hombre de verdad en el por ​no). La masculinidad en la pornografía. La
objetificación de la ​mujer en el porno es cosa fácil, pero resulta muy difícil objeti
ficar al hombre. Las mujeres que estamos trabajando con nue vas formas de pornografía
tendemos a retratarnos a no​sotras ​mismas, tenemo​s la necesidad de replantear la forma en
que ​nuestro cuerpo a sido objetificado. Luego está el porno gay. Pero la mirada de la
mujer sobre el cuerpo masculino es un ​tema pendiente. Me revienta cuando voy a
festivales trangre sores, de postporno político del bueno, y lo único que veo son
Cuerpos de tías, y los únicos hombres que veo en la pantaila están retratados bajo
la mirada gay. ¿Es que nosotras no desca ​mos también representar en
imágenes el cuerpo masculino?
Sheila Jeffreys, feminista separatista lesbiana, es la única que. ha podido darme una
respuesta mínimamente coherente:
tei

La dinámica del deseo heterosexual, según la que tanto hombres ​como mujeres
conno​tan eróticamente la subordinación de las mujeres y no la de los varones,
se rompe con la cosificación de estos. Una cosificación generalizada de los
​ rones por las muje ​res sólo sería posible si las mujeres como clase tuvieran el
va
poder sobre los varones.

44

A veces no me gusta su dogmatismo y difiero con ella enorme ​mente en su


posicionamiento respecto a la teorí​a queer y​ Judi ​th Butler, pero sus reflexiones
sobre la pornografía y el sexismo ​son muy acertadas. En un principio me resiscí a
leerla por ser ​una declarada antipornógrafa, pero es precisamente esa línea ​de
pensamiento la que más me influye y me ayuda a crear mi ​propia visión.
Otra visión sobre el tema de la masculinidad en el porno, ​esta vez de Beatriz
Preciado, extraída de una entrevista suya ​publicada en Brumaria:

El discurso de la pornografia es una pedagogia del género, no sólo de las perversiones,


de la patogenización de las perversiones, sino también de normalización de la masculinidad.
La masculinidad contemporánea no se entiende sin toda una pedagogia de la erec ción, de
la eyaculación, el placer, etc. En ese sentido, me parece que tenemos ahí un útil de análisis
y de trabajo político en la porno grafía enorme, y, además, fue dejado de lado precisamente
porque ha sido tan criticado por el feminismo que parecia que era una co ​sa int​ocable. No
podías tocar la pornografía porque te manchaba​s ​de opresión, de dominación de las
mujeres, de algo horrible. Par ​te de esta línea pospornográfica, tiene que ver con el
movimiento ​queer(v​ocablo que aglutina opciones sexua​l​es ga​ys ​ , ​le
​ sbianas, tran
sexuales...) que, precisamente, lo que va a hacer es trabajar con aquellos objetos que
parecían intocables hasta ahora en el ámbito político. ¿Eso que habíamos abandonado
porque estaba totalmen t​ e cargado de dominación...? No. Eso también puede convertirse ​e​n ​un
instrumento de producción de nuevas subjetividades.
-
En el panel sobre masculinidades del Rated x estarán Lazlo Pearman y Buck Angel, ambos
transexuales FTM, de mujer a ​hombre. Personas que han decidido escoger la
masculinidad

RU

como opción vital, artística y pornográfica, pese a tener un ​coño entre


las piernas. Las preguntas que plantea el panel son ​las siguientes: ¿De qué
forma se retrata la masculinidad en la pornografia? La objetificación de
la mujer se da por supuesta, ​pero tal y como cambia la visión sobre la
sexualidad, la visión ​del concepto de masculinidad está cambiando también.
¿Co ​mo se enfrentan los expertos de diferentes ámbitos al concepro
de la sexualidad masculina?
Lazlo Pearman y Buck Angel presentan una masculinidad ​propia y
si​ngular, construida artificia​lm​ente como todas las ​masculinidades- y asumida
como un juego de roles. Ambos ​se niegan a renunciar a sus coños, sus órganos
sexuales pro ​pios, en un ejercicio que se niega a vincular de forma exclusiva
masculinidad y pollas. Otra visión sobre el tema se encuentra
en el brillante libro de Judith Halberstam ​Female Masculinity: ​un ataque frontal a
la idea de que la masculinidad es exclusiva ​y primariamente propiedad de los
hombres.
Lazlo Pearlman' es un performer, actor y director de teatro, ​artista y profesor
americano que reside en Londres. Fue miem ​bro del wow Theater de
Nueva York, cofundador de la com ​pañía de teatro Greek y productor
y director de la primera ​comedia transexua​l Unhung Heroes. ​Es
creador de numerosas ​piezas de performance transgénero y feministas.
Hizo de maes ​tro de ceremonias en las noches de fiesta del Porn Film Festival
Berlin 2008, vestido con un traje de montar, muy elegante, y ​con un
d​il​do que salía de su bragueta.
Pude trabajar con él este pasado oroño, en Barcelona, en el ​rodaje
​ n ejercicio sobre ​la realidad y la
de la película de Jo Sol, ​Fake Orgasm, u
ficción en nuestra identidad sexual y en nuestra ​vida. Él era el
prot​a​gonista, yo tenía un papelito en el que le ​desmontaba un show
cabaretero que consistía en un concurso
46
.
.
.
.
.
.
.
...
.
.
.
.
.
.
U​L
.
JL'.-.2..
"​,'
"
"
"
"
.!!..
..

de orgasmos fingidos. Yo era la que, harta de canto fingir, inte ​rrumpía el show
para hacer un llamamiento por los orgasmos ​reales, por la carne de verdad. Jo
Sol, el director, se dedicó a ​hab​lar​me del feminismo de los ochenta y de no sé cuantas
co ​sas más durante la preparación del personaje y hasta cinco se ​gundos antes de
grabar. Así que actuar fue como una improvi ​sación, tuvo algo de performance,
algo que me gustó. No sé si ​es siempre así, no sé si eso es act​u​ar. Es
divertido que no te den ​un guión y que hagas lo que te nace en el momento. Salté al
escenario y me abrí de piernas, clamé por el sexo de verdad, en ​el escenario y fuera de él. Me
metí la mano en el coño y me la ​chupé mientras gritaba al atónito público de
figurantes con signas contra lo fingido. Todo el mundo me felicitó, por cier ​to. La única
persona a la que no le gustó fue X.; a él le parec​ió ​vulgar. Pero no lo suficiente como
​ decir de
para dejar de tirarme los ​trastos. Él estaba trabajando de ​gafer, es
jefe de eléc ​tricos, es decir, él me iluminaba.
LLC e

es
29 de diciembre de 2008

No tengo tuberculosis. Lo dicen las radiografías de mis pul mones que


me hice ayer en Castellón. Lo cual confirma mi ​teoría de que las enfermedades
​ ntagiosas no lo ​son tanto, porque según la medicina occidental yo debería te
infecciosa​s/co
nerla, ya que he compartido cama y mesa con una persona que la tenía. Claro que él es
también seropositivo. Y ya que estoy ​escribiendo sobre postporno aquí y ahora,
creo que el tema del sida es un temazo cuando hablamos de porno y de
sexualidad ​que se evita con demasiada frecuencia.
Para trabajar en porno, en la industria del porno conven
SO
O

I​O
(1)
.!! "
-
..
.!
..​".​ .
..

cional, se entiende, necesitas u​n cert​ificado médico relativa ​mente


reciente en el que se constate que no eres seropositivo. Las personas positivas
quedan ex​clu​idas del medio. No se con ​templa la pos​ibilid​ad de trabajar
con condones, o de realizar ​otro tipo de prácticas sexuales que
no conlleven riesgos. De ​alguna manera te están diciendo que si eres
positivo, mejor no ​folles. En el porno, como en la vida mi​s​ma, se
est​ igmat​iz​a a las ​personas seropositivas imponiéndoles una serie
de conductas, ​como, por ejemplo, la imposición de comunicar tu
condición ​antes de mantener relaciones sexuales, Como si todo el mun ​do
andase por ahí con una prueba en el bols​ill​o de hace cres
días. A los que lo saben, se les pide todo; a los que pasan de
conocer su estado serológico, nada. Como si follar con ​con ​dón no
fuese una responsabilidad de todos, de los que lo saben ​y de los
que no. Acepto la responsabilidad de utilizar condón ​si sabes que tienes una
enfermedad infecciosa, pero no po​r ​el ​deber de comunicarlo antes de
mantener relaciones. Antes me ​interesa​n oţras facetas de la vida de una
persona.
Y acepto mi responsabilidad, porque no soy de las que
siempre usan condón y hace siglos que no me hago una
prue ​ba, asi que será mi culpa y sólo mía el día que me pase algo.
Un poco de responsabilidad a título indiv​idual.
El artista valenciano Pepe Miralles, que fue mi profesor en
Bellas Artes en Valencia, presentó una pieza sobre el sida en el
Espai D'Art Contemporani de Castelló, el EACC, en 2005. Pe ​pe gusta
de trabajar a pie de calle y una de las partes de la pie ​za consistía en una
valla publicitaria de las que se ponen en la carretera, de diez metros por
no sé cuantos más. Me la encon tré un día volviendo de Burriana con el
coche de mi hermano. ​Era un cartel con fondo azul, en el que se leía:
​ , como seropositiva comenta Águeda— me controlo
«Yo
​ ​.
mo ​se
nent
- me c​o​n

48
..
ni

y no transmito el virus, pero los demás no hacen nada para ​controlar la transmisión,
porque ni siquiera saben si son VIH+. ​Yo sé lo que hago, y tú?».
Qué casualidad, persé yo, esa es una frase de Agueda. Y lo ​era. Agueda es
una buena amiga de Pepe Miralles y este había ​utilizado su discurso para su trabajo.
En ese mismo año 2005, un veintiséis de noviembre en el au ​ditorio del CCCB,
como GWLP, Águeda y yo comisariamos una ​selección de piezas sobre el sida. El
programa cra parte de unas jornadas organizadas por Jack Waters y Peter Cramer del colec
tivo Allied Productions de Nueva York. El evento se llamó ​Let's t​ alk about it (​ Vamos a
​ pe Miralles, Miquel Garcia​, E
hablarlo) y los artistas invitados fueron ​Pe ​ x-cupidas,
Israel Gue​rrer​ o y ​Radikales Libres.
Como parte del programa, GWLP presentó una performance audiovisual
llamada ​Condonies, Past ​ i​ llas y Cuatro Clichés sobre Sexo S ​ ​eguro. ​El hecho de que
una de nosotras reivindicara su ​condición de mujer seropositiva con una activa vida sexual y
que, además, se dedicara al postporno, a grabar videos follando, ​a hacer
performances sobre sexo, al porno, en resumidas cuen ​tas, ya constituía un
posicionamiento político en ​s​í mismo.
Este ​t​ext​o ​const​ ​it​ u​y​ó la parte funda​men
​ tal de la ​performa
​ n ce e incluye
mis réplicas. Fue escrito y publicado por Águeda ​Bañón el 30 de noviembre de 20​05 ​en
la web de GWLP:

La vida es un accidente. Un accidence tras otro. Un diagnóstico positivo, un resultado


positivo en una prueba del VIH, te puede ​salvar la vida. A mí me salvó la vida. Me
despertó. Me desperté ​y me pregunté qué coño estaba haciendo con mi vida. Tenía
veinte años. Tomé conciencia de mi propia mortalidad y me des ​perté. Buenos días.
49
Mi situación era doblemente privilegiada. Una, por estar en ​esta parte del mundo. Otra,
porque dentro de esta parte del mundo, no estaba extremadamente jodida. Tenía
amigos que ​s​í lo estaban. Yo tenía alternativas y las tomé. Aunque no resultó ​can
sencillo. Las campañas del tipo póntelo, ponselo, no sirven de mucho. Las realidades
de este mundo de celofán son mucho más complejas a poco que escarbes. Incluso
para mí, que en un momento dado podía pertenecer al sector de la población a la ​que
iban dirigidas, no me sirvieron de mucho. Bueno... de nada. ​De hecho, para casi nadie
que conozco.
[Marla hablando ahora): «En ese pequeño espacio privado ​q​ue me queda, me salto las
normas, follo sin condón a veces, con ​condón otras. Hago lo que puedo, no soy una
máquina.»
Es la única campaña que consigo recordar siempre, esa y la ​del anuncio tan polémico
de los condones en el colegio. Y la del ​si-da, si-da, si-da, no-da, ​s​i-da...
El sida entró en nuestras camas bajo el lema: «Póntelo! ¡Pón ​selo!, Obviando, por supuesto,
la posibilidad del sexo entre mu jeres, hipervisibilizando y construyendo toda una iconografia
gay musculada de gimnasio, y reafirmando la definición del sexo ​como un​a polla que
entra en un agujero,
Después el silencio, el tabú de cuestionar el discurso del po der. Un discurso impregnado
de miedo y ​limicaci​ones, de una sexualidad centrada en la penetración y el orgasmo, de
unas es t​ ructuras identitarias en las que nos encorsetamos porque no ​somos capaces de ser
sinceros ni con nosotros mismos, porque estamos can acostumbrados a que nos digan
qué pensar, qué opi ​nar, que somos incapaces de reconocer nuestros propios
deseos.
[Maria hablando ahora): «Yo soy esa bella mujer que aparece vestida sólo con el lazo rojo
solidario del sida al viento, en la playa.»
No hemos sido capaces de imaginar algo más patético. La vida de verdad que a veces
parece una broma, pero no lo es.
50
Como mujer seropositiva no renuncio al sexo. Mi vida sexual ​es rica y sabrosa. Me gusta el
sexo, soy una girlswholikeporno.
[María hablando ahora]: «Yo sólo sé que soy seronegativa, cuando voy a
recoger las pruebas y la certeza me dura siempre más bien poco porque se me rompe
un condón, porque luego q ​ ​ue si follo un poquito sin condón... un poquito por el culo... y
luego.. en fin, no quiero mirar a nadie.»
El sexo como la enfermedad es otra parte del juego, otra di ​mensión más de lo que
se supone que es estar vivo. El sida es u​na ​enfermedad. Bueno, es una enfermedad más
de las catalogadas c​ omo incurables. Es u​n​a enfermedad crónica, para toda la vida, ​es una
enfermedad infecciosa, no contagiosa como la grip​e ​y es una enfermedad de transmisión
sexual. Y aquí se destapa la caja de los truenos.
Porque el sexo s​ig​ue siendo un terreno donde patinamos, que saca a la luz nuestros
miedos y prejuicios, nuestros silencios com partidos y consentidos, que legitiman tantas
veces la violencia y l​ os abusos de poder.
El sida se metió en nuestras camas y sacó a la luz pública no sólo lo explícito de
nuestras ​p​rácticas sexuales, sino también todos sus fantasmas. Las ampollas que explotaron
con la crisis social que abrió el sida se disolvieron en unas cuantas campañas ridículas de
higiene pública del tipo: «¡Pontelo! ¡Ponselo!» y sobre todo con la medicación que ponía
nuestros culos a salvo. Poner el culo a salvo es lo único que importa, poner nuestras vidas a
salvo aunque sean ​mezqui​nas y miserables y aunque consientan con su silencio y sus
privilegios la miseria de tantas otras.

30 de diciembre de 200​8
​ mocional. Le pedí que ​me enseñara vídeos
Anoche jugamos a porno ​hardcore e
de él follando con otras. Y lo hizo. Le vi
er
.
.
.
..
.
.
"

empalmado y sudado en la pantalla, con otra. Penetrando a ​Otra,


comiéndole el coño a otra, con la misma carita de ángel que me pone a mí
cuando me mira con la boca hundida en ​mi sexo. Y yo le puse, en
revancha, un par de vídeos míos, con ​Pedro, que me pusieron un poco
triste, porque el primero era ​un polvo alegre del principio de la relación,
que había estado ​colgado en la web para regocijo de sus
compañeros de trabajo. ​Y el segundo era un polvo con Pedro
también, pero cinco ​años después, un polvo con toda la técnica
de los que se co n ​ ocen bien y saben como hacerlo para que ​e​l
otro se corra en ​cinco minutos, pero con la tristeza de una relación
que se ​acaba. No importa lo bien que follamos juntos, se nos
​ lgo por el camino y ahora es demasiado tarde. «No me grabes
perdió a
la cara», me dijo Pedro. Y debí entender en aquel momento ​que todo se
había acabado, que Pedro ya no estaba allí, que el hecho de que no
qu​is​iera salir en la grabación era más signifi ​cativo de lo que yo
quería creer.
Pero lo que yo quería ver ​muy bien por qué. Un experimento
postporno tal vez. O puro ​vicio. Sacamos un porcentaje de la
impresión recibida tras el ​visionado del material: 50% morbo, 30%
experimento postpor nográfico, 10​% ​celos, 10% otros inclasificables sentimientos.
Al fin y al ca​b​o, en esto consiste el porno: en ver follar a ​otros. Aunque lo que
lo convierte en pornografía es la intención, ​La intención de
​ rovocar un estímulo sexual. Esta es la ​definición oficial
obtene​r/p
de porno, pero a mí me resulta con​f​usa. ​Y​o ​puedo ponerme con
tantas cosas que no han sido diseñadas pa ​ra hacerlo, y puedo
quedarme tan fría con otras que sí lo han s​ ido. Como todo el mundo. El
vídeo de X. con su compañera ​no e​s​taba grabado para excitar a otra
persona que no fueran ellos ​dos, es la transgresión de este pacto int​im​o
entre dos personas lo
-
..
.-
.-I..​.......
...!!
.
.
..
.
..
...
.
.
..
..
..
.
.

ra
................. **** ...
.
'
"
'
..'.

...
'
"
,""":

20

s​e
i

que lo convierte en excitante. Aunque X. me d​i​ga que tiene el permiso explícito de su


​ ara mostrarme el vídeo.
partenaire p
Y aquí yo creo que está la clave, en lo prohibido, en la trans ​gresión, en ver lo
que no deberías ver, en ponerte con lo que no ​deberías ponerte, en excitarte
con algo con lo que tú consideras que no deberías excitarte, por tu educación, tus
valores, tu cul ​tura, tu historia sexual. Por eso algunas personas desconfían
del ​postporno. ¿Cómo excitarse con un porno políticamente co ​rrecto, cuando todo el
morbazo que me genera la pornografia ​viene provocado por la sensación de
culpabilidad que me pro duce verlo? Si me quitas la transgresión, me quitas el morbo.
Hay muchas formas de transgredir nuestra acomodada ​sexualidad y un
porno machista puede ponerme un ​dí​a, como ​experimento, pero existen
muchos otros tipos de transgresiones ​que busco y que la industria pornográfica no me
ofrece. Por eso ​necesito el postporno. Porque la industria se ha encasillado en ​un
producto lleno de clichés, de normas ridículas sobre lo que ​le pone al
espectador medio de porno y lo que no. Porque yo no ​me siento identificada con ese
tipo de porno, y menos todavía ​con el llamado porno para mujeres, que
simplemente cambia ​unos clichés por otros con respecto a la ya encasillada
represen ​tación de la sexualidad de la mujer y que obvia, de nuevo, ​sexualidades
alternativas y la pluralidad de nuestro deseo más ​allá de géneros y de lo que
tengamos entre las piernas.
ser
CS​L​I

I de enero de 2009

Tomé el tren de vuelta a Barcelona el treinta y uno de diciem ​bre a las cuatro de la
tarde, en medio de una bronca telefónica ​con X. Lo solucionamos en un bar de Sants con
dos manzani
con una

llas sobre la mesa. A continuación, él se fue a visitar a sus ca ​mellos, en plural, y yo


me fui a la primera fiesta de cumplea ​ños de Antonia, que cumplía un año y lo
celebraba con una ​Panetone Party, que por algo su madre es italiana. Me
muero d​ e ganas de que Slavina, su guapa e italiana mamá, vuelva al ​porno. ​Y y​ a
estamos en ello: para el LadyFest de Roma de este ​año planeamos un ataque en
común. ​Y ​es que de momento a ​Slavina sólo le ha dado tiempo a doblar al
ital​ia​no pelis porno ​en un estudio de grabación de la Garriga, y ya
es mucho, que ​una criatura da mucho trabajo.
X. quería llevarme para la noche de fin de año a una terraza de Poble Nou a hacer
un botellón con champán desde las al turas, pues me conoce ya un poco y sabe
que me encanta estar ​en lo alto. Pero se nos hizo tarde hasta para cenar y acabamos
con un ​tupper ​de arroz con verduras en el metro. Y el metro ​paró justo en la
estación de plaza Cataluña, y como me imagi ​né que el conductor estaba
abriendo una botellita de cava con ​el revisor y el maquinista y que no arrancaria
de nuevo hasta ​las
campanadas, bajamos allí mismo y disfruté del
​ ño en medio de miles de guiris, comiendo arro​z c​ on
cambio de a
pa​lil​los y bebiendo ron de una botella de plástico porque se me olvido
​ iso Ruina Ama​il​a.
el cava en la nevera del ​fucking p
Volvimos a por el cava, bebimos vino en un bar de travestis ​y tuve un
encontronazo con su ex, pero acabamos felizmente en un fiestón en
Ningún Lugar,' que es una asociación cultural ​que promueve todo tipo de
eventos de cultura alternativa, ​queer y​ radical. Entre ellos, el Generatech, la iniciativa
de In ​vestigación-Acción que promueve agenciamientos de género ​en la
tecnocultura audiovisual a través del software libre. Sí, ​habeis leido
bien, sexualidades alternativas y software libre, ​menuda combinación, pero
al fin y al cabo son los dos tema
Vm.'111'irrr.
I....I.​..
J
olini.

..
.
.
..
......
.
..
.
.
!!​ ..
..":"
r

otet IOS
I​CO ​m su

.
zos ​del ​si​glo. Y ​s​i pode​m​o​s tene
​ r ​acce​s​o a
​ l có​digo inf​ormático ​y modificarlo
también podemos recodificar nuestro género.
Søren nos estaba esperando en la puerta de la fiesta con su mejor
sonrisa y un sombrero rosa de vaquero, que casualmente ​estaba enfrente de la
terraza donde queríamos ir para las cam panadas, y mira que Poble Nou es grande, co​s​as de
la noche. ​Cuando entramos nos sentamos en un viejo sofá para hacer ​u​nas rayas, y
​ m​i lado​? A Sandra ​Selimovic,
​ da ju​s​t​o a
q​uién tenía senta una artista de Viena a la
que conocí en el último ​Porn Film Festival Berlin y que no estaba muy contenta de ver
me porque me había pasado un vídeo postporno suyo en la
fiesta de ​la úl​tima noche y yo ni le había escrito contándole qué ​me había
parecido. Mal quedada que es una. Me encanta que ​la gente me pase
DVDs con sus vídeos porno, pero a veces me des​pist​o, y tardo en verlos y tardo más
en e​s​cribir a s​us ​aut​ores
​ ​. E
​ l caso es que yo sí había visto su vídeo, ​Soccer Bitch
​ ilano ​2008, de Sandra Selimovic y Max Hoffmann), que es un ejem ​plo
(M estupendo de
lo que es para mí postporno. En el postporno uno mismo dirige, es
prot​ag​onista, concibe la historia y la me jor forma de llevar a cabo el
proyecto. Una producción peque ña pero bien cuidada, un proyecto
que habla de sexualidad l​ esbiana desde dentro, desde el punto de vista de sus
protago ​nistas, que cuenta una historia de celos y de relaciones de pare ​jas
múltiples. Que refleja cómo viven ellas su sexualidad en ​primera persona, con
juegos de dominación y sumisión, con ​arneses y con un misterioso personaje
encapuchado que hace ​de asistente en las escenas de sexo, atendiendo a todos los de
seos y peticiones de sus protagonistas. Si una de ellas quiere ​mear, le acerca un
bol y se lo sostiene ent​r​e las piernas. Si quie ​ren fumar, les acerca un
porro liado, y fuego. Si quieren una ​cama, allá vuela la cama hasta sus pies. Si
quieren un arnés, se
Se

on 1

lo coloca a una de ellas y le ata con cuidado las correas alrede ​dor de
sus caderas. Y hasta las arropa con una manta cuando ​han acabado.

​ e enero de 2009
2d
MOLLI​S

Lo mejor de las navidades son los anuncios de perfume. Hay ​tantos.


Y todos me recuerdan a él; en quince segundos en la tele, ​en los
anuncios ​lum​inosos... Todos esos chicos deseantes que ​aparecen en
pantalla y que empapelan la ciudad para mí son él. ​X​, tiene veintiséis años y
encarna todo lo que nos quieren ven ​der en ellos; la juventud, el amor y el
deseo, en un frasco.
Me obsesiona uno de Paco Rabanne, 1 Million, se llama. ​Un chico alto y
delgado, como él, con unas manos de dedos ​largos y preciosos, como los
suyos, que a cada chasquido de ​sus dedos obtiene todo lo que desea: una maleta
dena de dine ​ro, un coche muy caro, una mujer a la que se le cae el vestido a los
pies. C​omo ​él, q​u​e s​ól​ o ciene que mover sus dedos para ​obtener todo lo que
quiera, incluida a una servidora.
No tuerzan el gesto, queridos lectores, no saben con que ​maestría
X. mueve sus dedos dentro de mí. De hecho, cuando ​term​inam​os de follar
tiene que hacer estiramientos con las ma ​nos porque se le agarrotan los dedos.
Y a veces se le quedan las ​yemas de los dedos arrugadas, como
cuando estás mucho rato en la bañera, de tanto rato que los ha tenido
sumergidos en mí.
12 ​m
Yumi​ca
w
"11 N

3 de enero de 2009

Estación de tren de Sants. Quedo con Søren para desayunar ​juntos


antes de tomar el tren de vuelta. Barcelona, caos, gente,
drogas, música. Sants, Talgo a Benicàssim y en sólo dos horas y ​media
estás en la nada más absoluta. Søren llega a la cita en un ​estado similar al
mío, estamos borrachos de sexo y amor. Ago ​tado, ojeroso y feliz, como yo, nos sale
el amor por los ojos, ​transpiramos sexo. Comemos juntos en un bar que tiene los
techos muy altos y un menú a siete euros. Yo le cuento cómo ​X. me ha puesto la mano en el
sexo esta mañana y me ha pedi ​do que haga lo mismo con su polla. Le cuento
cómo nos mirá ​bamos y cómo me perdía en su semblante serio y concentrado.
No nos movíamos. Lentamente, mi coño se fue abriendo y ​humedeciendo. Su polla
​ a crecer dentro de mi mano, ​«Quiero penetrarte... Quiero hacerte el amor
empe​zó
antes de que te vayas», me dijo X. mirándome a los ojos, muy serio, como si ​me
fuera a vivir a China por tres años.

4 de enero de 2009

María va a ver a su abuela a Benicàssim pero los lobos se que ​dan en


​ volveré. Y ya veremos quién se come a ​quién.
Barcelona. ​Ya
Todas las Caperucitas Rojas se vuelven lobos en la práctica
postpornográfica.

7 de enero de 200​9

Me miro en el espejo y no me reconozco. Veo a una mujer, con ​gesto duro, con
ojeras, con cara de haber llorado mucho, y no encuentro a la niña que veía antes, veo a un
ad​ul​to, veo a al ​guien que no sé quien es. Tengo que hablar de esto con mi
terapeuta.
mm
-

Hoy en el pais.com hay una noticia que dice que el porno ​está en crisis, que Larry
​ ​ild, h
Flynt, el editor de ​Hustler, y​ Joe Fran ​cis, responsable de G​irls Gone W ​ an
pedido al gobierno ​una ayuda económica para sobrellevar la crisis. El
problema es ​la venta de DVDs, que sigue cayendo, aunque el
porno en in ​ternet goce de buena salud. Pues vaya notición, el porno está
en crisis des​d​e hace mucho tiempo, por algo tengo yo trabajo, ​por
algo están ustedes leyendo lo que están leyendo en estos ​momentos,
porque el porno tal y como lo conocemos ya no ​no​s s
​ irve; viene​n nuevos
tiempos.
«El porno se ha visto afectado por la recesión como todo ​el
mundo», han
expresado Flynt y Francis, quienes aseguran que «el gobierno
debería apoyar activamente la supervivencia d​ e la industria
pornográfica y su crecimiento, tal y como ​siente la necesidad de apoyar a
cualquier otra industria apre ​ciada por la gente». Nuevos tiempos
para la pornografía, que ​ridos Flynt y Francis, y el dinero es el menor
de vuestros p​ roblemas.
------
-
wrm wwwwww
w
ww

8 de enero de 2009
.
...
.​.
.
..
..

Tengo una cita para el próximo mes de marzo en la India que creo que voy a
cancelar. Una cita con mi amiga Natali, que va ​cada año a ver a su familia. Ya
estuve en Bombay con ella el ​año pasado. Los últimos días de mi estancia en la
India me reuní con Tejal Shah, una artista visual que había conocido en
Ljub janja, en el festival de mujeres que hacen cada año en Slovenia: ​City
of Women.' Tejal me había propuesto una proyección de ​los vídeos
de GWLP en Cinelabia, un fescival de cine para mu jeres de Bombay. Al final
montamos también una sesión pri ​vada de vídeos porno de Gwlr en el
jardín de una casa preciosa
58
en el barrio de Bandra con un público feminista y lesbiano ​que, como dice Pedro, es lo
más interesante de cada ciudad. ​Tejal me llevó con su coche a todas
las galerías de arte de la ​ciudad y a los estudios donde revela y
enmarca sus trabajos de fotografía. Y este verano viene a Barcelona.
n Su​d

Is de enero de 2009

O ​d​a

Mi amiga Juana me dice, después de leer el borrador del texto, que me deje
de rollos de amor, que todos hemos estado ena ​morados y que ya sabemos qué es
eso. Que no le interesa a nadie. «Sin embargo, tus encuentros sexuales sí son del interés ​del
público», me dice, «porque no todo el mundo ha vivido lo ​que tú te has follado».
Pero si fue ella quien se me folló a mí una vez, ¡y de malas ​maneras! En
aquel momento yo acababa de volver de Alema ​nia, donde había estado enrollada
con dos punkies que vivían ​en el mismo ​wagonplatz y q​ ue no se llevaban bien antes
de que l​ os simultanease como amantes; imaginaos después. Volvía al ​pueblo buscando
algo de paz después de tanto alcohol, violen ​cia, celos y peleas, y salí con mi
hermano a tomar algo. Esa ​noche conocimos a Juana, y ella y mi hermano acabaron mon
tándome una emboscada en la que yo me encontré a las tantas ​de la
madrugada, ciega como una perra, en un sofá extraño, y mi hermano
desaparecido. Lo único que recuerdo de aquella ​noche es que llevaba unas bragas
de algodón blancas y grandes ​que horrorizaron a mi anfitriona. Quizá por culpa de
esas bra g​ as inmundas, ella se hizo ​straight h​ asta la médula después de ​esa noche fatal.
Tendríamos veintipocos, han pasado unos c​ uantos años, y aquí estamos, yo creo que
ninguna de las dos
M​AHU​OJ​-IWWII
WOJ
.
WEM​-
V
WJILIR

nos imaginábamos en Barcelona diez años después


revisando ​mi manuscrito.
Pero e​s q​ue si pienso demasiado en lo que debo o no debo ​escribir se
me van las ganas de hacerlo; así que la única mane ​ra de
seguir con esto es pasar de todo. Escribo desde una cama ​barata de Ikea,
se me clava el somier de madera de pino en el culo. Estoy en el
barrio del Guinardó, en la habitación que ha alqu​il​ado X. en una
casita con pacio y terraza. No sé muy bien q​ ué hago aquí, me siento
perdida entre tantas localizaciones, ​no conozco a las chicas de la casa, ni
él tampoco. Así que bus co piso en el centro, y cuando lo
encuentre tendré que buscar u​ n préstamo, porque no tengo un duro
para pagarlo. Mientras ​tanto me llegan m​ai​ls y más mails de las
personas de las que ​estoy hablando en estas páginas. Durante la
última semana ​estuve escribiéndoles pidiendo biografías y
opiniones sobre ​cuestiones relacionadas con la
postpornografía. Me doy cuen ​ta de que conozco
personalmente a todos y que incluso con ​algunos de ellos me unen
lazos de amistad notables, ​I am glad ​y​ou are with me in this life»,
me escribe Tim en su úlcimo mail, ​y se me llenan los ojos de
lágrimas. Y yo de que estés en la mía. ​Cuánto amor genera el
postporno, Dios mío; no es en absolu to el mundo frívolo y banal que
parece desde fuera.
Ayer nos dimos un paseo (sí, el paseo nos lo dimos X. y yo, ​J​uana,
déjame escribir) por este barrio nuevo en el que com ​partimos cama
durante este mes de enero. Subimos y subimos, porque esto es como estar en
la montaña, todo sube o baja, y ​llegamos
al parque del Guinardó.
Llegamos hasta una okupa que se lamaba y supongo se
sigue llamando La Guardería, porque es lo que era antes de
alojar a un montón de punkies. L​ e pregunté a X. si quería escuchar
una historia que transcu ​rria en esa okupa. Me dijo que sí. La
historia dice así:
1​2. ​UNO
.
-​.
-.

60
""
"

Una ve​z ​fui a visitar a un amante al que no veía desde hacía tiem po. Vivía en una casa en
lo alto de una montaña. Subí por las empinadas calles del Guinardó y de camino me
encontré a unos colegas con los que vivía y me dijeron que estaba enfermo, que ​se
alegraria de recibir visita.
Tardó mucho en abrirme, pero como me había encontrado a ​sus compañeros de
casa, insistí. Cuando por fin me abrió, vi que su aspecto era lamentable. Apenas
podía abrir los ojos. Apenas podía caminar. Tenía sólo una gripe, pero había tomado
tantos ​medicamentos combinados con porros que no sabía ni dónde escaba. La habitación
era un caos. Era como si hubieran tirado diez ceniceros llenos de colillas por el suelo y a
continuación hu ​bieran roto varias botellas y los cascotes se hubieran esparcido
por toda la habitación. Olía a meado de perro. Ya caca de perro, ​Me metí en la
cama con él porque no había ningún otro sitio donde sentarse. «Eres como una
alucinación», dijo. Hacia mu cho tiempo que no nos veíamos. Hacía mucho tiempo que no
follábamos. Una ve​z me ​regaló un dildo negro mordisqueado ​por los perrazos sarnosos de su
okupa para lavarlo y penetrarme ​analmente con ​é​l. Recuerdo especialmente las marcas de los
dientes sobre el plástico negro.
El había sido siempre muy directo y nuestra relación se había ​basado en el sexo,
así que sin preliminares, pasó al ataque. Yo ​intenté pararle, quería hablar con él, tal vez
prepararle un té. Pe ro él insistía en quitarme la ropa, no me escuchaba. Me empecé a dar
cuenta de que estaba muy ciego y de que era imposible ra zonar con él. Intenté salir de la
cama, pero no me dejó. Era muy ​fuerte, era más fuerte que yo. Empecé a forcejear
pero hubo un ​momento en el que ya no tenía más fuerzas, entonces entré en pánico.
Pensé en gritar, pero no había nadie en la casa, así que no ​tenla sentido
No sé cómo lo conseguí, pero le paré. Y cuando ya había con seguido calmarle,
cuando ya sentia que volvía a tener el control
uer
.
.
A​wwww​wwm".
.
....
.
.

de la situación, sentí el deseo subir por mi cuerpo como un rayo. ​Entonces


me puse encima de él y le follé hasta que me corri. Me ​aparcé a un
lado; él no se había corrido. El quería seguir pero le ​dije que no
quería follar más, que ya me había corrido. Cuando ​me ​corro no
me gusta seguir follando. Me miró y creo que pensó ​en
estrangularme.
HINWTOTO
W​AI

X. me escucha en silencio. Hablamos sobre el deseo y la vio ​lencia. Me


fascina el tema de la violación. Es un tema que se toca de forma tan
periférica en el feminismo pero que tiene ​una complejidad en
nuestras relaciones sexuales inabarcable. ​La única persona que
me gusta como lo trata es Virginie Des pentes, la directora d​e
Fóllame, ​la escritora del libro que lleva ​el
mismo título y de
​ ​ia King Kong, e
Teor ​ l que es para mí el ​manifiesto del
nuevo feminismo:

Nos obstinamos en hacer como que la violación es un hecho ex


traordinario y periférico, fuera de la sexualidad, evitable. Como si
no concerniera más que a poca gente, agresores y víctimas,
como si constituyera una situación excepcional, que no dice
na ​da del resto. Cuando escá, bien al contrario, en el centro, en
el ​corazón mismo, en la base de nuestra sexua​li​dad."

Juana, ¡estás contenta?

16 de enero de 2009
DO​TT​I

Son las doce de la noche y hace mucho frío. ​Vo ​ y


caminando ​por la calle Villarroel. Vengo de cenar con Rafa y
Andreu. Hago una parada en un bar enfrente del mercado de
Sant An ​toni; X. está cenando allí con el equipo de eléctricos. Están
62
rodando en el mercado. Paso frente a los focos y los raíles de los
travellings. Entro en el bar, todos hacen como que no me ​ven pero me miran.
​ o y le ​digo que no. Charlamos un rato y enseguida
X. me pregunta si quiero tomar a​lg
empezamos a discutir. Esta noche me voy a quedar a dormir en casa de mi ​ex, porque X.
rueda toda la noche y mi ex tiene calefacción ​central. X. está rabioso porque
me he ido de su cama y de su ​casa sin ni siquiera hablar con él. Pero es que hace
mucho frío ​y mi ex tiene calefacción central, insisto. En la tele del bar hay una escena horrible,
una violació​n​. El hombre está pegando a ​la tía, le está quitando la ropa. Ella grita. No
puedo concen trarme en lo que estamos hablando X. y yo. Pienso en la pelí ​cula de
Medem​, Lucia y el sexo. E​ n la escena en la que se co nocen Lorenzo y Lucía, en el bar, y
Lorenzo ve en la televisión cómo un perro de esos agresivos muerde a un muñeco. La ​im​age
​ ​n
le cu​rba y apart​a la mirada. Pre​sag​io d
​ e​l perro que ​matará a su hi​j​a cuarenta minutos
después. Me da mied​o la ​situación y le digo a X. que me voy y que ya hablaremos ma
ñana. Me pregunto qué pre​sagi​ará la escena de la violación en ​la panta​ll​a del
bar mientras camino sola y cansada por las ca ​lles de Barcelona.

17 de enero de 2009
Rafa me ha pegado una gastroenteritis, o una gripe estomacal ​o sólo Dios sabe qué. Ayer fui a su
casa a cenar y estaba malo, ​y su compañero de piso también. Un efebo alemán
que se está ​quedando unos días en su casa preparó la cena mientras Rafa y ​Andreu,
su compañero de piso, reposaban en el sofá lamentán dose de sus
dolencias. Andreu tenía la gripe, como cualquier ​mortal, pero Rafa había estado
esa tarde en la sauna chupando
TILMELANIWI​Juvuuuuu ​IR MIRTenn

p​ollas y en la mitad de una de sus faenas, había vomitado, se ​había


limpiado con la mano y había seguido con la faena. «Si gue, sigue,
no pasa nada...), le dijo el objeto de su performan ​ce. Pero tanta polla y
tanto morreo con tan variado número de acompañantes le habían dado dolor de
barriga y una ligera fie ​bre, que me ​ll​evé yo de regalo después de darle un
beso con ​lengua de despedida. Andreu dice que lo importante con
las ​mamadas es cerrar los ojos, porque si te cae semen en el globo
ocular puedes contraer el VIH. Rafa y yo nos reímos a carcaja ​das. Rafa dice que
a partir de ahora, cuando le pregunten por ​cómo se infectó, en
lugar de la trágica pero real historia de la violación en un bar de copas,
dirá que le cayó semen en un ojo, ​que es mucho más divertido. Me
encantan Rafa y Andreu, nos ​reím​os mucho juntos. En la cena también
estaba Paula, que es ​una pedazo de feminista y prostituta y la
mujer de Rafa, por ​papeles, pues es argentina y tenía problemas de
residencia. Ca ​si todas las bodas de mi vida son así, por papeles, entre
colegas. ​¿Pero, al fin y al cabo, no son todas las bodas por papeles? Por
unos o por otros, por herencias, por la renta, por dinero, por ​los niños,
por intereses burocráticos varios...
Paula ha estado trabajando en París úlcimamente, porque ​con esto de la crisis
se ve que el negocio de la prostitución ​también ha sufrido. Pero está de
vuelta y me comenta antes de ​irse que en el libro ese que estoy escribiendo hab​l​e del
postpor ​no de los tíos, que está harta de que sólo seamos mujeres ha
ciendo o hablando de postporno. Charlamos un rato sobre el ​tema,
¿por qué nosotras estamos tan hartas del porno tradicio ​nal y buscamos nuevas
representaciones? Nosotras y los gays y ​los crans y todos los
desterrados del poder en la producción ​pornográfica. Pero hay un
montón de tíos a los que les disgus t​ a la representación de la sexualidad
masculina ofrecida por el
TW-
I----
--

64
porno y que tienen ganas de ver otras cosas, pero a los que les cuesta muchísimo ponerse a
producir material. Supongo que ​se debe a su posición privilegiada de consumidor
pasivo. E​n ​los talleres porno los tíos son siempre los más tímidos. Excep ​to
en un taller que hice en Lezo, en Euskadi, donde uno de los chicos quería hacer
un vídeo con un tío cuya polla no estuvie ​se en erección, Me encantó este proyecto.
Lástima que el taller ​fuera un domingo por la mañana, que sólo tuviéramos tres ​horas
y que no nos diese tiempo a hacer la parte práctica.
S​e en

19 de enero de 2009

CAN

Quedo en plaza Universidad con Arnau Blanch.' Le han pasa ​do mi


contacto porque está haciendo un trabajo fotográfico ​sobre sexual​i​dades en
Barcelona. Ha tomado fotos de un tra ​vesti que trabaja cada noche prostituyéndose
en la Rambla y de Dunia Montenegro, una actriz porno.
Me gustan las fotografías de Arnau. Me gusta él. Me habla ​de que se ha
enamorado y de que ella le ha dejado por un ami ​go suyo. Me gusta que se sincere
conmigo. Yo le cuento mis ​broncas con X. Quedamos para hacer una sesión de fotos. Me
habla de Jan Saudek, otro fotógrafo. Hablamos de qué tipo de fotos queremos
hacer. Él piensa en los talleres porno, en poder ​asistir a uno para tomar fotos de las
orgías que nos montamos, ​qué listo, todos queréis venir con la cámara en mano. Le
co mento que no es tan sencillo, que la prensa no es bienvenida y ​que a veces
surge la magia y otras no. Yo qu​i​ero fotos sobre la ​heterosexualidad, por una vez.
Quiero hacerme fotos con ho​m ​bres, que reflejen la complejidad de las
relaciones de poder en ​tre nosotros. Hablamos de cómo hacerlo, de cómo contar lo
12
e

65