Sei sulla pagina 1di 6

Relaciones humanas

1. Defina ¿Qué son las relaciones humanas?


2. Mediante recortes plasme en su cuaderno los principios relaciones
humanas
3. Explique cada uno de los tipos de relaciones humanas
4. Conteste de forma convincente ¿por qué es importante estudiar las
relaciones humanas actualmente?
5. Explique mediante un cuadro mental las destrezas de las relaciones
humanas.
6. Realice un ensayo aplicando normas APA en donde aborde con total
propiedad, los factores que afectan las relaciones humanas. La
extensión debe ser de mínimo una página.
7. Realice un “manual” o “instructivo en su cuaderno, donde especifique
las conductas, actitudes y aptitudes que se debe tener en cuenta para
fortalecer y promover la formación de relaciones humanas auténticas.

Solución

1. Todo acto en el que intervengan dos o más personas es una relación


humana. Se considera que las relaciones humanas son el contacto de un
ser humano con otro respetando su cultura y normas, compartiendo y
conviviendo como seres de un mismo género en una sociedad.
2.
Dignidad humana Bien común
Solidaridad Tolerancia

Participación Responsabilidad

3.
Primaria:
Son aquellos en los que la persona es tratada por la misma persona, no por su
función o porque nos da un cierto servicio.
 Las relaciones de pareja.
 Los compuestos de la familia.
Secundarias:
Ellos son los que se les da la opción de obtener una utilidad.
 Relación médico-paciente -la
 Ingeniero de atención al cliente.
 Estudiante -master
Un criterio práctico para distinguirlas es que los secundarios son
intercambiables y los primarios no. Si invito a mi hermana y su familia para
venir a pasar el fin de semana conmigo y decir: "No puedo ir, pero te voy a
enviar a algunos vecinos en mi lugar." Mi respuesta sería de sorpresa y
disgusto.
4. Es muy importante ya que uno a veces no valorar el tiempo con la
familia o con personas importantes por estar pendiente de un celular y
no disfruta el momento por estar pendiente de otras cosas que no son
importantes.
5.

6. La relación con los demás es una de las cosas más importantes de la


vida de cualquier ser humano, relaciones de familia, pareja, amigos,
compañeros de trabajo, vecinos, conocidos…, y la armonía en las
relaciones, la verdadera armonía, es una fuente de bienestar, felicidad y
seguridad. A su vez, el tejido social, la base de una comunidad, su
capacidad de desarrollarse y vivir en armonía, dependerá del tipo de
relaciones que establezcan sus individuos: confianza, colaboración,
búsqueda del bien común…

Un error muy común es creer que las relaciones se basan en lo que


mostramos, en lo que decimos, en los gestos…Esta creencia ha llevado
a muchos a modular el timbre de su voz para hablar dulcemente, aunque
estén llenos de ira, sonreír al mismo tiempo que sienten envidia o
desprecio, decir cosas falsas... Puede que el otro no se dé cuenta de lo
que realmente sucede, que no sea consciente en ese momento, pero
internamente esas emociones influyen en la relación.
Para que una relación sea armoniosa deberíamos ser capaces de
entender a los demás, respetarles, que no nos duelan sus errores,
reconocer los nuestros, colaborar, sentir y mostrar gratitud y afecto,
valorar sus virtudes y aciertos, alegrarnos con sus alegrías, compartir las
propias…, aprender juntos. Es habitual que esto no ocurra, ¿por qué?

En las relaciones surgen los conflictos psicológicos

En las relaciones con los demás surgen los conflictos psicológicos sin
resolver, conflictos reprimidos bajo capas de pensamientos. Cuanto más
cercana o íntima sea la relación, más fácil será que emerjan dichos
problemas. Y no se pueden obviar, o se resuelven los conflictos que a
cada uno le van surgiendo, o la relación no crecerá, no será armoniosa.

Estos conflictos sin resolver conducen a relacionarse controlando,


criticando, compitiendo, manipulando, comparándose, buscando
alianzas y luchando, mintiendo, disimulando… y, sobre todo, culpando,
culpando por todo y a todo. Paradójicamente, cuando se han destruido
las relaciones actuando de esta manera, muchos se preguntan por qué no
consiguen ser felices.

A lo largo de nuestra última novela, titulada 'A través de unos amigos',


tratamos de desvelar y dar pautas sobre cómo hacer que las
relaciones fructifiquen. La premisa principal es considerar las relaciones
como una fuente de aprendizaje, el lugar en el que desvelar nuestros
propios conflictos y aprender a resolverlos. Si actuamos de este modo,
nuestras relaciones serán cada vez mejores.

A la raíz a través de los efectos

Fijándonos en nuestras actitudes y comportamientos en las relaciones,


podemos deducir, en términos generales, cuáles pueden ser nuestros
conflictos psicológicos sin resolver. Vamos a exponer algunos
ejemplos, los más habituales… No se juzguen, la humanidad tiene
pendiente resolver estos problemas.

- Si se compara con los demás es debido a que teme ser menos, teme no
ser valioso o que le minusvaloren.
- Si se da cuenta de que está tratando de encontrar defectos en otra
persona, si busca rebajarla aunque sea sólo en su mente, es debido a que
tiene envidia, pero no se critique por ello, aprenda a resolverla. La
envidia es la consecuencia de que se ha sentido menos que otro (fruto
de la comparación) y esto lo teme, le enfada. Si la envidia es muy
fuerte, puede incluso intentar hacer algo para que le vaya mal a esa
persona y su mente encontrará alguna manera de justificar ese
comportamiento… no lo haga, el más perjudicado será usted mismo.

- Si nota una actitud orgullosa, de superioridad, es porque tiene miedo a


sentirse inferior, a ser menospreciado. Íntimamente se ha sentido o se
siente torpe y trata de sobreponerse con una actitud orgullosa. Si busca
que le valoren y compite, es porque interiormente se siente poca cosa y
trata de sobresalir y que le reconozcan. No hay nadie inferior a los
demás, todos somos valiosos.

-Si trata de llamar la atención continuamente o no puede estar casi


nunca solo, es porque siente un vacío interno al que teme, como si
dejara de existir cuando pasa desapercibido.

- Si rechaza a alguien, por los motivos que sean, es porque esa persona
despierta en usted algún conflicto que le atemoriza (pero ese conflicto
no tiene por qué ser el mismo que usted ve en el otro).

- Si muestra prepotencia, evidentemente tiene miedo a que le vean poca


cosa. Si quiere que le vean fuerte, teme esa debilidad que a veces siente
internamente y trata de que no se note, ni siquiera usted quiere notarla.

- Si es seductor, quiere captar a personas y desarrolla estrategias para


lograrlo, esto es debido a que le interesa conseguir algo, puede ser
dinero, o que le quieran, que le admiren por el aspecto de su pareja…,
por consiguiente teme lo contrario, la pobreza, la soledad, el
menosprecio… no es que haya que conformarse, el problema es el
miedo.

Todos estos miedos afectan a nuestra vida diaria y a nuestras relaciones.


Hay más, pero todos tienen solución.

Recibir y aportar
Tener buenas relaciones personales requiere también entender que estas
deben ser bidireccionales. Muchos quieren tener pareja "para que les
haga feliz", la familia "está ahí para apoyarme y darme lo que necesito",
los amigos "para pasármelo bien". De ese pensamiento egocéntrico
surge también la sentencia no menos egocéntrica de "esa persona no me
aporta nada". Este egocentrismo, que da lugar a relaciones tormentosas,
surge del temor a no tener lo que se necesita, y suele desembocar en las
carencias que se temían. Para tener lo que se necesita hay que aportar,
no sólo esperar recibir.

Las relaciones van creciendo según vamos resolviendo los conflictos


que surgen en el día a día. Es bueno tener presente que cada uno hace lo
mejor que sabe y hay que estar abierto a aprender, a decirle a otro sus
errores, pero de su lado, no en su contra. Hay que comunicar lo que se
necesita, no exigirlo ni darlo por supuesto, no mercantilizar. Pedir
ayuda, sentir y mostrar afecto, ternura, compañerismo, ser agradecido,
colaborar, aportar, recibir… aprender juntos.

Si se aprende a actuar de este modo, inevitablemente las relaciones cada


vez serán más armoniosas, alegres y amorosas; y eso afectará al
conjunto de la sociedad.
7. 1- Dirección o enfoque estratégico.
2- Comunicaciones interpersonales.
3- Estrategias y técnicas de negociación.
4- Manejo de conflictos.
5- Trabajo en equipo.
6- Liderazgo y motivación.
7- Diagnóstico de problemas y toma de decisiones.
8- Administración del tiempo y delegación.
9- Reuniones productivas.
10- Gerencia del cambio.