Sei sulla pagina 1di 4

Nelly Richard. “Intersectando latinoamérica con el latinoamericanismo: discurso académico y crítica cultural”.

En: Santiago Castro-Gómez y Eduardo Mendieta (eds.). Teorías sin disciplina (latinoamericanismo, poscolonialidad y globalización en debate), México D.F., Miguel Ángel Porrúa, 1998.

Discurso académico metropolitano y crítica cultural:

conocimiento sobre América Latina Nombra pero al mismo tiempo des-identifica

1. Categorías de oposición:

- centro / periferia

- dominante / subalterno

- culto / popular

- global / local

- propio / ajeno

- colonizador / colonizado

- idéntico / diferente

- lo uno / lo otro

> Deslizamiento de estas categorías: alteración relación dicotómica.

> Peligro: borrar el detalle y el accidente : la “situacionalidad” (Casalla).

> Alteridad – Marginalidad – Subalternidad: Diagrama teórico que elaboran los Estudios Culturales.

2. La academia. Monopolio del poder de representar:

Controlar los medios discursivos. Poder fáctico: programas de estudio - líneas editoriales - sistema de becas.

3. La autoridad conceptual implicada en el hablar sobre Latinoamérica supone

una división del trabajo:

(1)

Teoría – Razón – conocimiento – discurso - mediación

Opone

(2)

Práctica – Materia – Realidad experiencia – inmediatez

(1) Centro: Poder intelectual de abstracción y simbolización que define la superioridad del centro: “concepto”. Norte: piensa.

(2) América Latina: espontaneidad de la vivencia. Sur: cuerpo, materia física, realidad concreta, vivencia práctica. Experiencia vivida (reverso del concepto), doxa-noesis (Kusch)

América Latina: Acción - imaginación - lucha - resistencia - vivencia popular - fuerza prediscursiva

Lucha solidaria

Compromiso político

Denuncia testimonial

TAREA: SUBVERTIR ESTA DICOTOMÍA DE PODER Necesario: articular un conocimiento situado que pueda establecer conexiones epistemológicas entre el lugar geocultural y la producción teórica.

4. Diferencia entre hablar sobre América Latina y hablar desde América Latina.

a. Producir teoría local (Modernidad apropiada, producida: Fernández Cox)

Conocimiento situado (Casalla) discurso y conciencias situacionales. Experiencia: concreción histórico social de subjetividades en contexto.

b. Teorizar la experiencia (Doxa-noesis: Kusch)

c. Valor estratégico de un conocimiento localizado (Casalla)

d. “Práctica coyuntural”, historias locales:

- Microexperiencias localizadas

- Campos diferenciados de experiencia crítica.

- Planos quebrados que desordenan la topografía del discurso académico sobre América Latina.

- Función concreta de los signos en uso.

Propender a un conocimiento que FABRICA – PRODUCE – HACE – ACTÚA

5. Virtud del intelectual latinoamericano

Campos del saber ----------------- acción

> Combina pertinencia universitaria con periodismo, militancia social, militancia política, participación en organismos públicos.

> Trabajo intelectual abierto a contingencias sociales.

> Vincular enunciados teóricos a sus formas sociales y a su condición de operación cultural.

>

La conexión con el afuera.

>

Análisis de la palabra en situación.

6.

Nelly Richard desarrolla una crítica a:

a.

Grupos de identidad: no en sí mismos sino en cuanto pierdan la pertenencia

colectiva (Ticio Escobar)

b. Lógina normalizada del paper académico.

c. Arte como mera comunicabilidad semiótica (Rosa María Ravera. “El arte entre lo

comunicable y lo inconmensurable”)

Propone:

> Un saber crítico interrogativo: duda – conjetura – utopía.

> “Crítica a la crítica”.

> Bordes. Significaciones fronterizas.

> Burlar la síntesis recapituladora del guión académico.

Repensar cada localización teórica. Pensar la teoría inserta en una determinada localidad geocultural, “situar”.

Estudios Culturales: meta discurso globalizador que supone nuevas formas de dominio internacional. Sigue vigente una asimetría de poder.

Latinoamericanismo: repone en escena una tensión entre local/global, periferia/centro, subordinado/dominante, colonizado/colonizador.

No basta con que las teorías poscoloniales incorporen la figura de la “otredad” para que el otro real llegue a participar con voz propia en el debate metropolitano.