Goditi milioni di eBook, audiolibri, riviste e tanto altro ancora con una prova gratuita

Solo $11.99/mese al termine del periodo di prova. Cancella quando vuoi.

La Familia De Cristo: Estudio Sobre Su Descendencia. Los Hijos, Los Hermanos, Los Desposini
La Familia De Cristo: Estudio Sobre Su Descendencia. Los Hijos, Los Hermanos, Los Desposini
La Familia De Cristo: Estudio Sobre Su Descendencia. Los Hijos, Los Hermanos, Los Desposini
E-book243 pagine3 ore

La Familia De Cristo: Estudio Sobre Su Descendencia. Los Hijos, Los Hermanos, Los Desposini

Valutazione: 0 su 5 stelle

()

Leggi anteprima

Info su questo ebook

¿Quién era el Jesús de la historia? ¿Quién fue su padre ¿Tenía hermanos, hermanas? ¿Se casó y tuvo hijos como cualquier otro hombre, cualquier otro judío de su tiempo, o vivió soltero?
Estas son las preguntas que se hacen Andrea Di Lenardo y Enrico Baccarini en su nuevo esfuerzo literario, tratando de compilar una especie de "documento  de identidad" del hombre que cambió el mundo.
Sin dogmatismo o sensacionalismo, se enfrentan a la figura de Cristo como si fuera cualquier otro personaje histórico. La fe, así como todas las religiones, deben ser respetadas  pero son un asunto privado. La historia es otra cosa y, la investigación no puede detenerse frente a un personaje sólo porque se ha convertido en un objeto de culto de una religión.
¿En qué circunstancias nació Jesús? ¿Fueron  Santiago, Iose, Simón y Judas sus hermanos, medio hermanos o primos? ¿Cómo se llamaban sus hermanas? Estas son sólo algunas de las preguntas que este libro intenta responder a través de evangelios, cánones y apócrifos, fuentes históricas y epigráficas, analizando los contrastes entre Santiago y Pablo, el nacimiento de la primera Iglesia, el descubrimiento sensacional de la tumba familiar de un cierto “Jesús, hijo de José” en Jerusalén oriental, hasta que llegamos a la hipótesis que ha fascinado al mundo cristiano durante décadas: el amor de Jesús, de Jesús como hombre, fue  también el de un esposo y un padre?
LinguaEspañol
Data di uscita22 gen 2021
ISBN9781071555088
La Familia De Cristo: Estudio Sobre Su Descendencia. Los Hijos, Los Hermanos, Los Desposini
Leggi anteprima

Correlato a La Familia De Cristo

Ebook correlati

Articoli correlati

Categorie correlate

Recensioni su La Familia De Cristo

Valutazione: 0 su 5 stelle
0 valutazioni

0 valutazioni0 recensioni

Cosa ne pensi?

Tocca per valutare

La recensione deve contenere almeno 10 parole

    Anteprima del libro

    La Familia De Cristo - Georgina Jimenez

    Magdalena

    Andrea Di Lenardo

    Enrico Baccarini

    LA FAMILIA DE

    CRISTO

    Estudio sobre su descendencia

    Los hijos, los hermanos, los Desposini

    ENIGMA Edizioni©

    via Cino da Pistoia, 2 50133, Firenze

    P.I. - 06513450483

    cell. + 39 347 800 47 16

    enigmaedizioni@gmail.com

    www.enigmaedizioni.com

    ––––––––

    Título | La Familia de Cristo

    Autores | Andrea Di Lenardo & Enrico Baccarini

    ––––––––

    © Todos los derechos reservados

    Ninguna parte de este libro puede reproducirse sin el consentimiento previo del autor y el editor.

    ––––––––

    © Primera Edición, Febrero 2019,

    ENIGMA Edizioni©

    Edición en papel (ISBN – 9788899303785)

    Progetto Grafico | E. B.

    Disponible también en versión eBook

    A Camilla Sharon Chiusi

    INTRODUCCION

    Este libro se propone como una monografía totalmente dedicada a las relaciones de parentesco de Jesús. Una especie de documento de identidad donde se buscará cubrir los distintos aspectos: padre, madre, hermanos, hermanas, esposa e hijos. Para alguno de ellos, la respuesta podría ser: ninguno. Pero la respuesta no puede ser un prejuicio sólo porque el sujeto bajo estudio es Jesús. No tendremos un enfoque dogmático ni sensacionalista y, a menudo, los límites de los trabajos que se han ocupado de la materia están viciados justamente de uno de estos errores en los que nos proponemos no caer.

    A quienes se pregunten si Jesús realmente existió, proponemos el libro Existió Jesús, El argumento histórico de Jesús de Nazaret del profesor Bart D. Ehrman, director del departamento de estudios religiosos de la Universidad de Carolina del Norte, así como uno de los más importantes estudiosos de la Biblia y del Nuevo Testamento de los Estados Unidos de América, que responde afirmativamente a la pregunta. Entendemos que la cantidad de documentación sobre la figura de Jesús, desde los primeros años luego de su muerte, es tal, que no tiene sentido considerarlo un mito. Los paralelismos con divinidades como Horus o Krishna, muy de moda en la red y en libros fantasiosos, no están basados en nada, sólo en inventos modernos atribuidos a dioses antiguos o sobre interpretaciones erróneas de representaciones simbólicas y mitos.

    De la gran mayoría de los personajes que consideramos históricos, tenemos mucha menos documentación, si bien muchas veces se escuche lo contrario para el caso de Jesús. Más allá de eso, existen muchas otras razones para considerar a Jesús un personaje de la Historia y no de la fantasía, como las numerosas confirmaciones arqueológicas de hechos y personajes mencionados en los evangelios[1]; pero, si bien entendemos que alguna persona pueda ponerlo en duda, comentar todos los argumentos aquí nos impediría escribir el presente libro: se necesitaría otro y, ya hay muchos. Tal libro ya existe, y es el de Ehrman, cuya lectura recomendamos[2].

    Del mismo modo tuvimos que posponer los complejos temas de filología del Nuevo Testamento[3] en general y, sinóptica[4] en particular, pero hay muchos buenos ensayos que tratan sobre esto. A veces, allí donde es necesario, se darán breves indicaciones relativas a las corrientes, a la composición y a las fuentes relativas al Nuevo Testamento.

    ––––––––

    Capítulo I

    PARES Y HERMANOS

    I.1 ¿María, hija de?

    Leyendo la genealogía de Jesús del Evangelio de Mateo y del Evangelio de Lucas, se encuentra inmediatamente con contradicciones y, aún más, con dos árboles genealógicos totalmente incompatibles.

    ––––––––

    ––––––––

    El Evangelio de Mateo parte de David, que engendró a Salomón – y así sucesivamente- hasta Jacob (Jacobo, Yakov en hebreo) que a su vez engendró a José. Se trata entonces de una genealogía en sentido físico, incluso desde un punto de vista terminológico (engendró)[5]. El Evangelio de Lucas, por otra parte, habla simplemente de José de Heli (Eli) y lleva la genealogía de este Eli al revés, hasta otro hijo de David, Natán[6]. Las dos genealogías, como ya se ha dicho, no son compatibles. Una solución puede ser la siguiente: José, llamado como de Eli[7], podría entenderse como (yerno) de Eli. El uso, de hecho, de la expresión para un yerno, no es inusual.

    ––––––––

    Mattán

    |

    Jacob (Jacobo)

    |

    José

    __________|__________

    |  |

    Jacob  José (Iose)

    ––––––––

    El Prof. James D. Tabor, docente del departamento de estudios religiosos de la Universidad de Carolina del Norte (Charlotte, NC) y arqueólogo, interpreta dicha expresión de esta forma y considera a María hija de Eli[8].

    Según Giovanni Damasceno, la genealogía según Lucas[9] es de María, ya que Eli sería su padre, mientras Mateo describiría la genealogía de José[10]. Ya Tertuliano había afirmado que Jesús descendería biológicamente de David por vía materna[11]. Y Eli, de hecho, desciende de Natán, hijo de David[12]. La descendencia davídica de María es común entre padres de la Iglesia, como Ignacio de Antioquia[13]. Lo mismo todavía fue afirmado por los padres de la Iglesia, Justino[14] e Ireneo de Lyon. La hipótesis de Juan Damasceno fue promovida por Annio de Viterbo en el 1502 y, desde entonces, ha tenido una notable aceptación.[15]

    Eli podría ser un nombre equivalente a Joaquín, el nombre del padre de María según los evangelios de la infancia (de Santiago[16] y otros) y muchos padres de la iglesia. Eli es, de hecho, el diminutivo de Eliakim (Dios eleva); Joaquín, es decir Yoiakim, significa Yahvé eleva. La equivalencia entre los dos nombres es confirmada por II Rey[17], en el episodio en el que el faraón cambia el nombre del rey Eliakim por Yoiakim.

    El Talmud habla de María (Miriam), madre de Jesús (Yešua) como de una pecadora, así como se verá mejor dentro de poco, Celso[18] y las Toledoth Yešu[19]. En otro pasaje del Talmud se habla de la pecadora Miriam bet Heli, es decir hija de Heli[20].

    El mayor de los hermanos menores de Jesús se llamaba Santiago, quien, según las costumbres onomásticas hebreas, trasmitidas también en Lucas en relación a Juan Bautista y sus padres, Zacarías y Elizabeth, es un elemento de apoyo de Mateo, que refiere a Jacob como padre de José, y no a Eli.

    José de Arimatea, en las fuentes bizantinas, es llamado hermano del padre de María. Un texto lo llama Barimatea en lugar de de Arimatea, que parecería un patronímico arameo, bar Matat, hijo de Matat, una variante de Matatías / Matías. El padre de Eli se llamaba Matat. Un José de Arimatea, hijo de Matat y tío paterno de María, confirmaría la paternidad de Eli (hijo de Matat) respecto a María.

    Una fuente absolutamente independiente de aquella bizantina, vale decir, un texto propio de las tradiciones cristianas célticas, el galés Mobinogion, refiere que Ana, hija de José de Arimatea, era prima de María. Esto confirma, como fuente independiente, la precisión de la tradición bizantina que se refiere a José de Arimatea como tío de María y cuyo epíteto (conocido también como Barimatea), confirmaría que el padre de María (hermano de José de Arimatea) fuese hijo de Matat.

    Aún más, el Mabinogion se refiere, para mayor confirmación del hecho que Heli fuese un nombre de familia de María, que Ana, hija de José de Arimatea y prima de María (madre de Jesús), llamó Heli a su hijo.

    Por último, los evangelios de la infancia afirman que Joaquín, padre de María, era de la tribu de Judá, exactamente como Eli, descendiente directo de David, de la tribu de Judá.

    ––––––––

    Matat

    __________________|__________

    |  |

    Heli (Joaquín) = Ana  José de Arimatea (Barimatea)

    |  |

    María  Ana

    |  |

    Jesús  Heli

    I. 2 ¿Quizás, él no sea el hijo del carpintero?

    Marcos, el más antiguo de los Evangelios del Nuevo Testamento, no menciona a José. Básicamente aparece sólo en las historias sobre la infancia de Jesús, de Mateo y Lucas, que están en contradicción entre sí, así como en la rica literatura apócrifa sobre el nacimiento y la infancia de María y de Jesús. En los pasajes en los que se habla de los familiares de Jesús, en Marcos y Mateo, de hecho, se omite el nombre del padre.

    ¿No es este el carpintero, el hijo de María, el hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no están aquí con nosotros?. Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: Un profeta sólo es despreciado en su patria, entre sus parientes y en su propia casa[21].

    ¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no se llama María y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Y sus hermanas no están todas entre nosotros? ¿Entonces, de donde le vienen todas estas cosas?[22]

    Como se puede ver, si Marcos afirma que Jesús es un tekton, un carpintero; Mateo, probablemente porque consideraba ofensivo atribuirle un trabajo tan humilde, atribuye tal profesión al padre, anónimo en este pasaje.

    Juan, por el contrario, menciona a José –como observa el qumranologo Prof. Robert H. Eisenman[23], docente de religiones del Medio Oriente en la Universidad Estatal de California y miembro Senior visitante en el Linacre College de la Universidad de Oxford, del cual se extraen muchas de las siguientes consideraciones- no como personaje activo en la historia evangélica, sino sólo en la expresión hijo de José[24], atribuida a Jesús en función de su reconocimiento del rol mesiánico por parte de Felipe, quien, al encontrarse con Nataniel, le comunica que Andrés y Pedro habrían encontrado a aquel de quien Moisés escribió en la Ley y Los Profetas: Jesús, hijo de José, de Nazaret[25].

    Sin embargo, en los cinco libros atribuidos a Moisés, el único Jesús, hijo de José del que se habla es Josué, hijo de José en el significado amplio del hebreo ben, por hijo o descendiente. Por tanto, Josué, es un hijo de José por cuanto desciende del patriarca José, hijo de Jacob- Israel y, miembro de la tribu de Efraín, hijo de José (que engendró dos tribus, aquella de Efraín, y la de Manasés). Josué, es el mismo nombre del cual Jesús es sólo una variante: son, en hebreo, respectivamente Yehošua o Yošua y Yešua, o, en arameo, Yešu[26].

    De hecho, Eisenman, escribe al respecto:

    Además, dos Mesías a menudo aparecen en la tradición y el folklore judío: un Mesías de Judá y un Mesías de Israel, uno para el reino meridional y el otro para aquel septentrional. El reino septentrional era, en efecto, el reino de los descendientes de José, que constituían la tribu más importante y numéricamente más consistente. Se trataba obviamente de la tribu de Efraín, aquella de Josué. Por lo tanto, en el Talmud, este último muchas veces viene llamado como el Mesías hijo de José. La historia de la paternidad de Jesús podría estar vinculada a ella.[27]

    Entonces, Jesús podría no ser hijo de José más de lo que es hijo de David o hijo de Judá. Se trataría sólo de epítetos de su figura mesiánica hebrea que el encarnaba.

    Por otra parte, como hay muchos nombres del marido de María, padre de Jesús y/ o padre de sus hermanos[28]: Yacob como padre de Jesús, en un fragmento de dudosos hallazgos; un carpintero anónimo como marido legítimo de María y, el soldado romano Pantera como amante y padre de Jesús, de acuerdo con Celso; "Pappos ben Yehudah como marido legítimo de María y Pantera como amante y padre de Jesús, en el Talmud; Yoḫanan como marido legítimo de María y José Pantera", quien luce como un guerrero, como amante y padre de Jesús, en la Toledot Yešu.

    Siguiendo filológicamente sobre texto del primer cristianismo, una de las fuentes más antiguas sobre los hermanos de Jesús es el Padre de la Iglesia, Papías (60 a.C.- 135 d.C.) de Hierápolis, en Asia Menor[29]. El escribe:

    María, la esposa de Cleofás o Alfeo [...] era la madre de Santiago, obispo y apóstol y, de Simón, Tadeo y José[30].

    Considerando que el Tadeo de Marcos y Mateos se corresponde, en la lista apostólica de Lucas y Hechos con Judas de Santiago, evidentemente Judas, hermano de Santiago, cuando se compara con la Carta de Judas del Nuevo Testamento, está claro que en Papías[31] estamos frente a la misma lista de familiares de Jesús de Marcos[32] y Mateo[33]: María, Santiago, Simón, Tadeo/ Judas y José, del que Iose es un diminutivo. La única diferencia es que aquí el nombre del padre, a diferencia de los pasajes evangélicos[34], no se omite y, es Cleofás o Alfeo.

    Se podría objetar que, llamándose José o Iose, uno de los hermanos de Jesús, también su padre habría podido llamarse José. Aún es problemático el nombre de José del hermano de Jesús, que en algún código aparece como Juan[35], así como José, generando confusión en relación al parentesco de Jesús con los distintos Juanes: Juan Bautista, hijo de Elizabeth, pariente, según Lucas, de María, madre de Jesús; Juan, hijo de Zebedeo y hermano de Santiago, e hijo de una mujer que Papías sostiene que es, con buena posibilidad, una vez más María, esposa de Cleofás[36] o María Salomé, esposa de Zebedeo, otra tía del Señor, lo cual sería todavía más problemático porque implicaría que habría dos o tres hermanas de nombre María, de las que al menos dos con dos hijos de nombre Santiago y Juan (o José); y finalmente Juan Marcos, cuya madre también se llama María en los Hechos de los Apóstoles y, que parecería estar relacionada de alguna manera a Santiago, debido a que Simón Pedro, después de la liberación de la cárcel, se dirige a casa de esta María para dejar un mensaje a Santiago el Justo o, hermano de Jesús. Más aún, este último Juan sería primo de otro José (así como Juan Bautista y Juan, hijo de Zebedeo, sería primo de José / Iose, hermano de Jesús), llamado Bernabé, cuyo nombre recuerda, excepto por una letra de diferencia, a José Barsabás, llamado Justo, que, según Jacobo de Varazze (Santiago de Varazze), o Vorágine, sería hermano de Santiago, hijo de Alfeo[37]. Este último José es llamado también Justo, según los Hechos y, en una lista apócrifa de los hermanos de Jesús, llamados aquí como hijos de José el carpintero, se identifica entonces con Alfeo / Cleofás de Papías[38], filológicamente ciertamente más creíble, aparece un tal Iustus[39], es decir, Justo, en lugar de José / Iose. La ambigüedad podría estar generada por el hecho que Iosetos (cfr. Iustus y Iosepos, el griego para José) es el genitivo griego de Ioes, el griego para el hebreo Yoseh, Iose en italiano.

    Además, ya sea Santiago como Judá tienen sobrenombre que podrían corresponder al patronímico Alfeo: de hecho, Santiago viene llamado Oblias (cfr. Alfeo) y Judas / Tadeo Lebbeo (cfr. Alfeo), en algunas versiones de Mateo. Además, Tatiano (115 a.C.- 185 d.C.), discípulo de Justino Mártir, llama Santiago, hijo de Alfeo también Santiago el Lebbeo[40].

    En conclusión, se puede entonces afirmar que es posible que el padre de Jesús y de sus hermanos no se llamase en absoluto José, que sería entonces solamente un título mesiánico para Jesús, sino, como sostiene Eisenman, Alfeo o Cleofás.

    Es curioso, como se verá más adelante en este mismo capítulo, leer en un texto cristiano, si bien apócrifo, la siguiente afirmación:

    El viejo carpintero José era tu [de Jesús, N.d.A.] padre según la carne[41].

    En otro apócrifo, los Hechos de Pilatos o Memorias de Nicodemo o Evangelio de Nicodemo (título con el cual vendrá identificado aquí), si se quiere[42], se aborda el tema del nacimiento del adulterio de Jesús, de lo que viene acusado:

    Los ancianos de los judíos a Jesús, por toda respuesta: "¿Que debemos ver nosotros? En primer lugar, has nacido del adulterio; en segundo lugar, a tu nacimiento en Belén se corresponde la masacre de los niños; en tercer lugar, tu padre José y tu madre María han escapado a Egipto porque ya no

    Ti è piaciuta l'anteprima?
    Pagina 1 di 1