Sei sulla pagina 1di 22

o el arte de la memoria

Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos
estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor.
T. S. Eliot
Algunos términos para una misma poética
Intertextualidad

interdiscursividad-

transposición –

Trascendencia textual-

hipertexto, hipotexto e hipertexto: la parodia, el pastiche y el trasvestimiento

la adaptación,

reescritura, apropiación,

transposición,

condensación,
traducción
Palimsesto
Influencia
Huella
Algunos textos que podemos consultar:

M. Bajtin: “El problema de los géneros discursivos”, en


Estética de la creación verbal, Problemas de la poética de
Dostoievski (1963) y La obra de Francois Rabelais (1965)

Julia Kristeva: “La palabra, el diálogo y la novela”, en


Semiótica I

Roland Barthes: “La muerte del autor”

Gérard Genette: Palimpsestos

Iván Uriarte: La poesía de Ernesto Cardenal en el proceso


social centroamericano, Las huellas de la escritura: la poética
del palimpsesto en la poesía de Rubén Darío.
En esta primera estrofa
podemos identificar dos
tópicos de muchas
literaturas anteriores y
No volveré a ser joven posteriores: collige, virgo,
rosas y el carpe diem
Que la vida iba en serio Gil de Biedma fue un devoto
uno lo empieza a comprender más tarde lector de los clásicos españoles,
–como todos los jóvenes, yo vine de ahí que no sea nada raro
identificar en la actitud del
a llevarme la vida por delante. hablante lírico la misma que
encontramos en un poema
Dejar huella quería como “Coplas a la muerte de su
padre…” o en los temas
y marcharme entre aplausos comunes del barroco: la
–envejecer, morir, eran tan solo apariencia.
las dimensiones del teatro.
Calderón de la Barca, Quevedo,
Shakespeare, Chejov, son algunos
Pero ha pasado el tiempo que han trabajado la idea de la
y la verdad desagradable asoma: vida como teatro o el teatro de la
envejecer, morir, vida.
es el único argumento de la obra. Posiblemente en el texto también
se haga referencia a una
Jaime Gil de Biedma anécdota de Apuleyo sobre el
comediógrafo Filemón.
DIALOGISMO

Para Bajtín la vida es dialógica por naturaleza. Vivir significa


participar en un diálogo [...] El hombre participa de este
diálogo todo él y con toda su vida [...] El hombre se
entrega por completo en la palabra, y esta palabra forma
parte del tejido dialógico infinito de la vida humana. Cada
pensamiento, cada vida, llega a formar parte de ese
diálogo inconcluso con toda su personalidad, con todo su
destino: “La literatura es la parte inalienable de la cultura y
no puede ser comprendida fuera del contexto de toda la
cultura de una época dada”
El dialogismo de Bajtin se concentra en la novela porque es el género
que mejor refleja «un mundo plural, repleto de diálogos, de voces
que resuenan, de la presencia de otros enunciados, textos anteriores
y posteriores.. Y parte de la oposición entre novela monológica y
novela dialógica.
En este esquema B representa el conjunto de voces culturales, sociales e
históricas del tejido social, el lugar del otro, las otras voces que son retomadas
en el presente de la obra de un determinado escritor que se apropia de (l)u otro
y lo convierte en propio. Entre A y C se mueve el crítico como interlocutor ideal
del intertexto y que reconocerá esas voces ajenas con nuevos sentidos y
significados.
Aunado al concepto de dialogismo se encuentra el de polifonía
que Bajtin define como “La pluralidad de voces y conciencias
independientes e inconfundibles, la auténtica polifonía de voces
autónomas […] no sólo objetos de su discurso, sino sujetos de dicho
discurso con significado propio”. Este concepto es el que le permite al
escritor ruso reconocer “las fuerzas sociales vivas” de la historia
presentes en una novela, es decir con esto lograba la síntesis entre
Formalismo y Marxismo.

Un ejemplo de la polifonía son las muchas voces que encontramos en


una novela como “Cien años de soledad”, “Conversación en la
catedral”, “Cambio de piel”, “Terra nostra”, etc.
El Dialogismo y la polifonía le permiten al autor introducir en la novela diferentes
voces que dialogan con la cultura, la historia, la literatura y, según Kristeva, consigo
mismo. Todo esto conlleva a un estilo literario que desmonta el mundo, revela la
alteridad, invierte el orden y se oponen a toda producción cultural basada en la
cohesión. Carnaval es un término cargado de sentido político, porque revela una
contra-ideología, una contracultura que se opone a toda autoridad. Es en esencia el
arte revolucionario por excelencia.

Un ejemplo de novela carnavalesca es la “El beso de la mujer araña”. Aunque en el


texto dominan las voces de solo dos personajes, a través de los sueños y relatos de
películas se introducen formas otras formas (o voces) de ver el mundo que se
oponen a la visión ideológica que se presenta como la dominante. Al final de la
novela se produce una inversión, porque valores como la lealtad, el coraje, la fuerza,
la resistencia son atribuidos a Molina.

Carnaval e
inversión
Julia Kristeva
Será Julia Kristeva en «La palabra, el diálogo y la novela» quien utilizaría por primera
vez el término «intertextualidad»

La inserción de la historia en el texto y del texto en la historia es lo que Bajtín


denominó como «ambivalencia». Un ejemplo de esto es «Canto General» de Pablo
Neruda en el que el texto puede leerse como una lectura de los «épica» o de la
poesía de Whitman, pero al mismo tiempo se identifican ecos de una moral
política, histórica, etc,. Un panorama más completo de la alteridad.
Para Kristeva cada texto está construido como un "mosaico de citaciones",
lo que implica el reconocimiento de la intertextualidad como un fenómeno que se
encuentra en la base del texto literario. "Todo texto es la absorción o
transformación de otro texto”. Importante es aclarar que Kristeva
despoja el concepto de dialogismo de todo los elementos sociales, espirituales y lo
reduce al fenómeno del lenguaje, para ella es un procedimiento textual del autor,
deja por fuera la noción del otro recuperado por Bajtin.
Será Barthes quien recupere para el concepto de la intertextualidad la figura del
lector y de lo social bajtiniano.

“Todo texto es un intertexto. Hay otros textos presentes en él, en distintos niveles y
en formas más o menos reconocibles: los textos de la cultura anterior y los de la
cultura contemporánea. Todo texto es un tejido realizado a partir de citas anteriores
(…) La intertextualidad, condición indispensable de todo texto, sea cual sea, no
puede reducirse evidentemente a un problema de fuentes o influencias. El intertexto
es un campo general de fórmulas anónimas de origen raramente localizable, de citas
inconscientes o automáticas que van entre comillas. Epistemológicamente, el
concepto de intertexto es el que proporciona a la teoría del texto el espacio de lo
social: es la totalidad del lenguaje anterior y contemporáneo invadiendo el texto, no
según los senderos de una filiación localizable, de una imitación voluntaria, sino de
una diseminación, imagen que, a su vez, asegura al texto, el estatuto de
“productividad” y no de simple “reproducción”.-
Gérard Genette, utiliza el concepto de
Transtextualidad para definir la
trascendencia textual del texto.
Transtextualidad es todo aquello que
relaciona, manifiesta o secretamente, a un
texto con otros. Reconoce cinco tipos de
Transtextualidad:

El concepto de TRANSTEXTUALIDAD de Gerard Genette


Paratextualidad Metatextualidad
Es la relación que el texto en Es la relación de "comentario" que
sí mantiene con su une un texto a otro del cual habla y
"paratexto": títulos, al cual, incluso, puede llegar a no
subtítulos, prólogos, citar. La crítica es la expresión más
epílogos, advertencias, acabada de esta relación
notas, epígrafes, metatextual.
ilustraciones, faja...

Arquitextualidad
Es la relación del texto con el
conjunto de categorías generales a
las que pertenece, como tipos de
discurso, modos de enunciación o
géneros literarios.

Intertextualidad

Es la relación de co-presencia entre dos o más textos; esto significa que en el hipertexto aparece el hipotexto.

Cita: es su forma más explícita y literal. Se resalta con otro tipo de letras o

Plagio: se toman palabras o párrafos sin indicar que le pertenecen a otro autor. En este caso, el lector es
engañado por el autor.

Alusión: estamos ante el mismo caso pero el autor da por supuesto que el lector conoce el hipotexto y
comprenderá la alusión.
En la transformación, el hipertexto (o texto derivado) se aparta del
texto original buscando una creación con características y sentido
propio. Las formas de efectuar la transformación son las siguientes:

Parodia: el hipertexto efectúa una transformación mínima del


hipotexto. Su intensión es lúdica.

Trasvestimiento: satírico (degradante). Se conserva la acción pero se


transforma el estilo.

Transposición: La amplitud textual y la ambición estética e ideológica


del hipertexto llevan a ocultar o a hacer olvidar su carácter
hipertextual.
Las formas de efectuar la imitación son las siguientes:

Pastiche: es la imitación de un estilo con una finalidad lúdica. Una vez


constituido el modelo de competencia, o idiolecto estilístico que se
tiende a imitar, el pastiche puede prolongarse indefinidamente.

Caricatura: es un pastiche satírico, cuya forma generalizada es "A la


manera de...“

Continuación: es una imitación seria de una obra que tiende a


prolongarla o complementarla.
Vale la pena mencionar entre los recursos de la
transtextulidad a la intratextualidad. Este mecanismo no
pertenece a la poética de Genette, sino a Julia Kristeva. Es la
que establece la relación entre un texto y otro escrito por el
mismo autor.

Por ejemplo: el poema con el que abre “Cantos de vida y


esperanza”: Yo soy aquel que no más decía… cita temas y
motivos de otras obras de Rubén Darío.

En la novela el universo narrativo de Juan Carlos Onetti se


lleva a cabo en una ciudad llamada Santa María. Este espacio
imaginario aparece por primera vez en “La vida breve”, pero
lo luego lo veremos en “El astillero”, “Juntacadáveres” y
otros cuentos del mismo autor.
AMOR ES FUEGO DEFINIENDO EL AMOR

Amor es fuego que arde sin arder; Es hielo abrasador, es fuego helado,
Una herida que duele sin lamento; es herida que duele y no se siente,
Un gran calentamiento sin contento; es un soñado bien, un mal presente,
Un dolor que maltrata sin doler. es un breve descanso muy cansado.

Es un querer tan sólo bienquerer; Es un descuido que nos ha cuidado,


Es andar solitario entre la gente; un cobarde con nombre de valiente,
Es un no encontrar nada que contente; un andar solitario entre la gente,
Es creer que se gana con perder. un amar solamente ser amado.

Es estar prisionero a voluntad; Es una libertad encarcelada,


Es servir a quien vence el vencedor; que dura hasta el postrero parasismo,
Tener con quien nos mata lealtad, enfermedad que crece si es curada.

Más, ¿Cómo encontrar puede su favor Este es el niño Amor, éste es tu abismo :
Del muerto corazón conformidad, mirad cuál amistad tendrá con nada
Siendo en sí tan contrario al mismo amor? el que en todo es contrario de sí mismo.

Luis de Camoens (1524 -1580) Francisco de Quevedo (1580 – 1645)