Sei sulla pagina 1di 20

 El suicidio se comete en estado de depresión profunda y también es frecuente entre

esquizofrénicos, farmacodependientes y alcohólicos. rodríguez (1997) reporta las dos


causas más frecuentes de suicidio en México las cuales son las enfermedades graves o
incurables y los problemas familiares.

El comportamiento suicida es muy complejo en función de su


emocionalidad. El deseo de morir y otros instintos y sentimientos
están dentro del acto suicida, llámese culpa, evitación del dolor,
manipulación del entorno, etc.

Una historia familiar de suicidio incrementa el riesgo de suicidio violento.

Parte de Azeneth
Las personas con potencial suicida son agresivas, irritables o
más impulsivas que la población general.

Los test más utilizados son: Test de supresión de la dexametasona,


Test de la respuesta de la TSH a la TRH, Test de la respuesta de la
GH a la apomorfina, Test de respuesta de la prolactina al fentanyl,
Test de respuesta de la prolactina a la fenfluramina, Test de
respuesta del cortisol al 5-hidroxitriptofano, Test de respuestas del
cortisol al flexinoxano, Test de la respuesta de la GH a la clonidina,
Marcadores en sangre y orina, Actividad electrodermal, etc.
Lo primero por observar es al ser humano, y para ello se hace una evaluación
psicológica del riesgo suicida, se realiza una entrevista para llegar a un diagnóstico, el
cual incluye los instrumentos psicométricos que miden diversos aspectos que
caracterizan a los sujetos suicidas
Las escalas de predicción son:
La escala de ideación suicida diseñada por Beck, La escala de
tentativa de suicidio ideada por Beck, La escala de
desesperanza de Beck, El índice de potencialidad diseñado por
Zung, La escala de probabilidad suicida creada por Cull y Hill,
El cuestionario sobre razones para vivir de Linehan y Cols, La
escala de riesgo suicida de Plutchick, La escala para predecir
conductas suicidas desarrollada por Buglas y Horton, La breve
escala de riesgo ideada por Pallis y Cols, El inventario de la Dichos test se utilizan
depresión de Beck, La escala desad persons ideada por para identificar la
Patterson, La escala de riesgo suicida de Poldinger. intensidad del riesgo
suicida
Los test de personalidad:
El test de Apercepción Temática
Inventario Multifacético de la
Personalidad de Minessota
Test de Rorschach

Azaola señala que el suicidio ocupa el primer lugar entre las causas de
muerte violenta en México.

Las cifras de la OMS de 1997 nos hablan de que cada día cerca de 1000 a 2000
personas cometen suicidio en el mundo. En México, las cifras disponibles señalan
que nueve por ciento de la población en general intenta quitarse la vida, se estima en
2002 que alrededor de 815000 personas en el mundo se quitaron la vida y que esta
fue la decimotercera causa de muerte.
Factores de riesgo suicida más frecuentes
estadísticamente:

• Edad: a mayor edad mayor riesgo hay de consumar el suicidio


• Sexo: constan tres suicidios en el hombre por uno de la mujer
• Raza: la población blanca es la que tiene mayor riesgo en todos los actos
suicida
• Estado civil: tienen mayor riesgo los viudos y las mujeres sin hijos
• Situación laboral: a personas vulnerables una situación de desempleo expone
una crisis suicida
• Profesión: los profesionales de la medicina presentan una prevalencia de
suicidio mayor a la de la población en general.
• Aislamiento social: influencia psicológica provocada por factores externos
(muerte o abandono de pareja o de familia)
• Industrialización: aumento de suicidio en países industrializados debido a la
emigración y la distocia familiar. Tasas de suicidio elevadas en zonas urbanas
• Experiencias negativas en la infancia: inestabilidad familiar
En los últimos tiempos, el suicidio se ha convertido en un importante problema de salud pública
por su gran incidencia. Pasa desde las ideas suicidas y gestos suicidas hasta intentos de suicidio o
suicidio

En México, según datos aportados por Medina Mora (1996), 36.9 por ciento de la población
encuestada en edades entre 13 y 19 años principalmente, reporto pensamientos sobre la muerte, y
17.3 por ciento manifestó que pensó matarse

Farberow (1985) reviso la bibliografía sobre el


suicidio y la juventud de diez países. Observo que los
sentimientos y las conductas más frecuentes eran
vivencias de depresión y desesperanza, antecedentes
de tentativas de suicidio, tendencia al aislamiento,
malas relaciones interpersonales, dificultades
escolares y, sobre todo, la relación que mantienen con
los padres.
Lo que en la cotidianidad sucede, lo que todos vemos pero no queremos reconocer, es la
violencia en la familia.

Grollman (1971) dice que en algunos casos de suicidio existen crisis familiares. En esta
situación, el suicida es el más vulnerable.

Wrobleski (1995) dice que todo suicida busca escapar de un dolor emocional intolerable.

La violencia intrafamiliar, eso que sucede cada día


en los hogares y que se va presentando
transgeneracionalmente, es lo que desestructura
básicamente al niño de hoy, que será el adulto de
mañana.
El suicidio infantil está relacionado a situaciones de niños que viven el maltrato
familiar o el abuso sexual. Los niños buscarían en el suicidio una salida a la
situación traumática de violencia familiar, maltrato infantil que sufren y del que son
víctimas.

Lancet ha reportado alta prevalencia de comportamientos suicidas en parientes de


personas que se han suicidado o que han intentado hacerlo
La depresión es más común en la mujer que en el
hombre. Este mismo hecho no se aplica con la misma
frecuencia al intento suicida.

Los principales periodos donde aparece la depresión en


la mujer
a) Periodo posparto
b) Menopausia

Arreguine (1905) considera que lo que más preserva a la


mujer del suicidio es la maternidad.
Los pacientes con VIH tienen una alarmante frecuencia de ideación suicida.

El momento de mayor riesgo es inmediatamente después de conocer el diagnostico, lo cual es


resultado de sentimientos de culpa, depresión, desesperanza, miedo e incluso pánico de las
consecuencias inmediatas.

Factores que aumentan en estos pacientes la ideación suicida:


factores estresantes, negación, aislamiento social, victimización y
estigma de la enfermedad, elevado narcisismo que potencia el
miedo a la desincorporación social, episodios depresivos,
inadecuada preparación para la comunicación y el dialogo,
deficiente asesoramiento, entorno normativo y moralizante,
perdida de la ilusión y planes para el futuro, perdida de incentivos
cotidianos con desgano de las actividades habituales o de la vida,
aumento de la ideación
El análisis de la adolescencia y la adultez joven muestra la presencia constante de
sentimientos de depresión, desesperanza y la situación traumática que desborda la yo
llevándolo a la paralización, al abrumamiento psíquico y al pasaje al acto.

Un gesto suicida importante es la falta de tolerancia a la frustración, considerando que a


mayor impulsividad, mayor es la posibilidad de autodestrucción.

Según Hendin (1965) el suicidio responde a la perdida, la separación o el abandono.

La predisposición al suicidio en los jóvenes


se puede dar por medio de los factores
familiares, ya que suelen tener conflictos,
separaciones, patologías e incluso
alcoholismo o alguna adicción.
Shaffer y Fisher (1981) comprobaron que en los
adolescentes la intención suicida, tiene
circunstancias familiares muy difíciles, así como
también antecedentes familiares con conductas
suicidas. Cuando hay conflictos familiares que
perciben los adolescentes desde la niñez, entra en
ellos la desesperanza, pues ya observaron a través
del tiempo que la situación actual fue peor que la
pasada y, en consecuencia, no mejorara en el futuro.
Entonces la forma fácil se solucionar su sensación
de vacío es por medio del suicidio.
Rosen (1982) Considera que no existen suicidios antes de los seis años y que estos
actos son infrecuentes en los años de latencia

El niño no entiende que la muerte es irreversible y por


lo tanto no puede ser considerado suicida; que los
intentos de suicidio en los niños son impulsivos y no
una expresión de preocupaciones prolongadas, durante
la infancia no puede planearse un acto suicida, en los
niños es casi una respuesta a un desencadenante
inmediato.
Entre los adolescentes con alto riesgo de suicidio es
factible encontrar:
• Preocupaciones exageradas en torno al tema de la muerte
• Fracasos escolares reiterados
• Ausencia de vínculos de pares
• Familias excesivamente disfuncionales
• Exposición a situaciones familiares estresantes
• Experiencia de abuso sexual y violencia paterna
• Presencia de psicopatologías severas en alguno de los padres
• Comportamiento suicida del padre o de la madre
• Haber sufrido accidentes personales serios
• Intentos de suicidio recientes

Henry (1993) observo a los adolescentes con conductas parasuicidas y detecto varios ítems
significativos: el rechazo de los padres, peleas entre estos, problemas económicos,
alcoholismo de uno o ambos padres, falta de comunicación ante conflictos en la pareja y
escenas violentas, violencia y abuso sexual o agresión física en la infancia, expectativas de
éxito de los hijos para satisfacer sus propios deseos narcisistas.
TRASTORNOS POR USO DE
ALCOHOL Y
FARMACODEPENDENCIA.

Menninger considera que, dentro de los


cinco niveles que él considera en la
desorganización emocional a causa de
las drogas, los adictos pueden estar en
peligro de suicidio.

Los adolescentes con predominante


estado de animo depresivo tienden a
sentir molestias físicas de índole
psicológica y a sentirse poco
agradables y rechazados por los demás.
Parte Alicia.
Droga Causa
Marihuana Síntomas depresivos y pensamientos suicidas.
Anfetaminas Los intentos de suicidio pueden darse
durante el consumo o en el periodo de
abstinencia.
Inhalantes Producen sentimientos depresivos y provocar
posibles intentos de suicidio.
Puede ser la presentación
inicial de una demencia
irreversible. Son
frecuentes los
pensamientos de muerte,
la ideación suicida o las
tentativas suicidas.

Los sujetos con menos


riesgo suicida pueden
referir pensamientos
transitorios y recurrentes.
En La eutanasia y el auxilio medico al
suicidio, Dworkin (2000) menciona “Es muy
difícil y arriesgado hablar de la
cooperación al suicidio, el suicidio asistido
y la eutanasia”.

“LA VIDA HUMANA NO SE MIDE


POR LA CANTIDAD SI NO
TAMBIEN POR LA CALIDAD”
Motivos y Instrumentos Modalidades
desencadenantes
1. La depresión. 1. Armas de fuego / blancas. 1. Individual.
2. Conflictos amorosos, 2. Envenenamiento. 2. Por pacto.
familiares, económicos. 3. Por inmersión (en ríos, 3. Grupales-Colectivos.
3. Migratorios. albercas, etc.). 4. Terrorismo.
4. Toxicomanías. 4. Arrojarse de alturas.
5. Enfermedades orgánicas 5. Por ahorcamiento.
y mentales. 6. Con objetos cortantes.
7. Por incendiarse.
8. Arrojarse a las vías del tren o
a otros medios de transporte.
9. Falta de ingesta alimenticia.
10. La toma de medicamentos.