Sei sulla pagina 1di 13

POR ANDRÉS CORSON

 “¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso;


humillamos nuestras almas, y no te diste por
entendido? He aquí que en el día de vuestro
ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a
todos vuestros trabajadores. He aquí que para
contiendas y debates ayunáis y para herir con
el puño inicuamente; no ayunéis como hoy,
para que vuestra voz sea oída en lo alto”
 Isaías 58, 3-4
 “¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día
aflija el hombre su alma, que incline su
cabeza como junco, y haga cama de cilicio
y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día
agradable a Dios? ¿No es más bien el ayuno
que yo escogí, desatar las ligaduras de
impiedad, soltar las cargas de opresión, y
dejar ir libres a los quebrantados, y que
rompáis todo yugo?
 Isaías 55, 5-6
 “Cuando ayunéis, no seáis
austeros, como los hipócritas;
porque ellos demudan sus
rostros para mostrar a los
hombres que ayunan; de cierto
os digo que ya tienen su
recompensa”
 Mateo 6, 16
 Lo más importante en un ayuno es la
oración. Porque esta, es el arma
espiritual más significativa que tenemos.
 Hay muchas leyes espirituales; el diezmo,
el culto. Pero la primordial es la oración,
porque cuando nosotros oramos, Dios
puede intervenir en este mundo.
 Dios no interviene en este mundo hasta que nosotros
se lo pidamos. No porque no tenga poder, sino porque
Dios no viola las leyes que el mismo estableció. Pero
cuando oramos, Dios legalmente interviene. Él no
quiere enfermedad, dolor o sufrimiento Por eso Dios
busca personas de oración.
 “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y
que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de
la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé”
 Ezequiel 22, 30
 “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis;
llamad, y se os abrirá. Porque cualquiera
que pide, recibe; y el que busca, halla; y al
que llama, se abrirá”
 Mateo 7, 7-8

 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo,


lo recibiréis.
 Mateo 21, 22
 Todo lo que Dios hace en la tierra, lo hace
en respuesta a nuestra oración.
 “Si se humillare mi pueblo, sobre los cuales
ni nombre es invocado, y oraren, y buscaren
mi rostro, y se convirtieren de sus malos
caminos; entonces yo oiré desde los cielos,
y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”
 2 Crónicas 7, 14
 Porque nos hemos acostumbrados a ser
cristianos sin oración. Por eso el mal avanza en
el mundo. En el Padrenuestro pedimos que su
Reino sea establecido en el mundo, pero por
nuestra falta de oración, Dios no interviene.
 “Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de
envidia, y no podéis alcanzar; combatís y
guerreáis, y no tenéis lo que deseáis, porque no
pedís”
 Santiago 4, 2
1) Para mostrar que el motivo de nuestra
oración es en serio.
2) Es una forma de crucificar la carne.
 “Digo pues: Andad en el Espíritu, y no
satisfagáis la concupiscencia de la carne”
 Gálatas 5, 16
3) Para echar a los demonios.
4) Para conocer la voluntad de Dios.
 Dieta: “Daniel propuso en su corazón no
contaminarse con la porción de la comida del rey, ni
con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de
los eunucos que no se le obligase a contaminarse…e
ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez
días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber.
Compara luego nuestros rostros con los rostros de
los muchachos que comen de la ración de la comida
del rey, y haz después con tus siervos según veas…Y
al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos
mejor y más robusto que el de los otros muchachos
que comían de la porción de la comida del rey”

 Daniel 1, 8. 12-13. 15
 Ayuno: “Entonces me dijo: Daniel, no
temas; porque desde el primer día que
dispusiste tu corazón a entender y a
humillarte en la presencia de tu Dios,
fueron oídas tus palabras; y a causa de tus
palabras yo he venido. Mas el príncipe del
reino de Persia se me opuso durante
veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de
los principales príncipes, vino para
ayudarme, y quedé allí con los reyes de
Persia”
 Daniel 10, 12-13
 Orar 20 minutos al día por las siguientes intenciones:

 1) Confesar nuestros pecados. El de nuestros hijos y los


de todos.
 2) Para que los jóvenes abran los ojos.
 3) Desatar a la gente de la pornografía.
 4) Por los matrimonios.
 5) Por el progreso de la Iglesia.
 6) Orar por Colombia.