Sei sulla pagina 1di 31

Deuteronomio 6:4-5 Reina-

Valera 1960

4 Oye, Israel: Jehová nuestro


Dios, Jehová uno es.
5 Y amarás a Jehová tu Dios
de todo tu corazón, y de
toda tu alma, y con todas tus
fuerzas.
Juan 10:27-28 Reina-Valera
1960

27 Mis ovejas oyen mi voz, y


yo las conozco, y me siguen,
28 y yo les doy vida eterna;
y no perecerán jamás, ni
nadie las arrebatará de mi
mano.
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
EL ENEMIGO LA ROBA
Marcos 4:15 Nueva
Traducción Viviente

15 Las semillas que cayeron


en el camino representan a
los que oyen el mensaje,
pero enseguida viene
Satanás y lo quita.
Efesios 6:12 Nueva
Traducción Viviente

12 Pues no luchamos contra


enemigos de carne y hueso,
sino contra gobernadores
malignos y autoridades del
mundo invisible, contra
fuerzas poderosas de este
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
EL ENEMIGO LA ROBA
1.Porque el corazón está duro
Mateo 13:19 Nueva
Traducción Viviente

19 Las semillas que cayeron


en el camino…
Hebreos 4:7 Reina-Valera
1960

7 Si oyereis hoy su voz,


No endurezcáis vuestros
corazones.
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
PORQUE EL ENEMIGO LA ROBA
1.Al que tiene corazón duro
2.Al que no entiende
Mateo 13:19 Nueva
Traducción Viviente

19 Las semillas que cayeron


en el camino representan a
los que oyen el mensaje del
reino y no lo entienden.
Entonces viene el maligno y
arrebata la semilla que fue
Oseas 4:6 Reina-Valera 1960
(RVR1960)

6 Mi pueblo fue destruido,


porque le faltó
conocimiento.
Proverbios 2:1 Nueva
Traducción Viviente

1 Hijo mío, presta atención a


lo que digo
y atesora mis mandatos.
Proverbios 2:2 Nueva
Traducción Viviente

2 Afina tus oídos a la


sabiduría
y concéntrate en el
entendimiento.
Proverbios 2:3 Nueva
Traducción Viviente

3 Clama por inteligencia


y pide entendimiento.
Santiago 1:5 Nueva
Traducción Viviente

5 Si necesitan sabiduría,
pídansela a nuestro
generoso Dios, y él se la
dará; no los reprenderá por
pedirla.
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
PORQUE NO HAY RAÍCES PROFUNDAS
a) Por pecados favoritos
Salmos 66:18 Nueva
Traducción Viviente

18 Si no hubiera confesado
el pecado de mi corazón,
mi Señor no me habría
escuchado.
Isaías 59:1-2 Nueva
Traducción Viviente

1 ¡Escuchen! El brazo del


SEÑOR no es demasiado
débil para no salvarlos,
ni su oído demasiado
sordo para no oír su clamor.
2 Son sus pecados los que
los han separado de Dios.
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
PORQUE NO HAY RAÍCES PROFUNDAS
a) Por pecados favoritos
b)“Cristianos Camaleones”: Tibios
Apocalipsis 3:16 Nueva
Traducción Viviente

16 pero ya que eres tibio, ni


frío ni caliente, ¡te escupiré
de mi boca!
Juan 12:43 Nueva Traducción
Viviente

43 porque amaban más la


aprobación humana que la
aprobación de Dios.
Santiago 4:8 Nueva
Traducción Viviente

8 Acérquense a Dios, y Dios


se acercará a ustedes.
¿POR QUÉ NO
OIGO LA VOZ DE
DIOS?
POR PREOCUPACIONES, RIQUEZA Y
DESEOS
Marcos 4:18-19 Nueva
Traducción Viviente

18 Las semillas que cayeron


entre los espinos
representan a los que oyen
la palabra de Dios, 19 pero
muy pronto el mensaje
queda desplazado por las
preocupaciones de esta vida,
Filipenses 4:6 Nueva
Traducción Viviente

6 No se preocupen por nada;


en cambio, oren por todo.
Díganle a Dios lo que
necesitan y denle gracias
por todo lo que él ha hecho.
1 Timoteo 6:10 Nueva
Traducción Viviente

10 Pues el amor al dinero es


la raíz de toda clase de mal;
y algunas personas, en su
intenso deseo por el dinero,
se han desviado de la fe
verdadera y se han causado
Deuteronomio 8:12-14 Nueva
Traducción Viviente

12 Pues cuando te sientas


satisfecho y hayas prosperado y
edificado casas hermosas donde
vivir, 13 cuando haya
aumentado mucho el número de
tus rebaños y tu ganado, y se
haya multiplicado tu plata y tu
oro junto con todo lo demás,
Deuteronomio 8:18 Nueva
Traducción Viviente

18 Acuérdate del SEÑOR tu


Dios. Él es quien te da las
fuerzas para obtener
riquezas, a fin de cumplir el
pacto que les confirmó a tus
antepasados mediante un
Salmos 73:25 Nueva
Traducción Viviente

25 ¿A quién tengo en el cielo


sino a ti?
Te deseo más que
cualquier cosa en la tierra.
CONCLUSIÓN