Sei sulla pagina 1di 57

INVESTIGACION DE SUELOS - CALICATA

• Se observa horizontes de
relleno, el horizonte (A)
contiene materia
orgánica, el horizonte (B)
es cohesivo y compacto
tipo GC, el horizonte (C)
es fácilmente disgregable
con predominio de arena
oxidada tipo SM y el
horizonte D contiene
bloques y la presencia de
Napa Freática.
Clasificaciones Geotécnicas
La clasificación de suelos consiste en incluir un suelo,
en un grupo que presenta un comportamiento
semejante. La correlación de ciertas propiedades con
un grupo de un sistema de clasificación suele ser un
proceso empírico.

Son consideradas clasificaciones geotécnicas


convencionales aquellas que se basan en los ensayos
de granulometría y límites de Attenberg (Límite de
liquidez y Limite de plasticidad) para clasificar y
determinar el estado de los suelos. Entre las más
utilizadas en el mundo se encuentra la SUCS
Casagrande (Gonzales de Vallejo, y otros, 2002).
Sistema unificado de clasificación de suelos
USCS
El Sistema Unificado de Clasificación de Suelos (USCS)
deriva de un sistema desarrollado por A. Casagrande
para identificar y agrupar suelos en forma rápida en
obras militares durante la guerra.

Este sistema divide los suelos en dos grandes grupos,


de granos gruesos y de granos finos, son agrupados
en 15 grupos representados por dos letras.
Los primeros tienen más del 50 por ciento en peso de
granos mayores que 0,08 mm; se representan por el
símbolo G si más de la mitad, en peso, de las
partículas gruesas son retenidas en tamiz 5 mm, y por
el símbolo S sí más de la mitad pasa por tamiz 5 mm.
A la G o a la S se les agrega una segunda letra que
describe la graduación: W, buena graduación con poco
o ningún fino; P, graduación pobre, uniforme o
discontinua con poco o ningún fino; M, que contiene
limo o limo y arena; C, que contiene arcilla o arena y
arcilla.

Los suelos finos, con más del 50 por ciento bajo tamiz
0,08 mm, se dividen en tres grupos, las arcillas (C),
los limos (M) y limos o arcillas orgánicos (O).
Estos símbolos están seguidos por una segunda letra
que depende de la magnitud del límite líquido e indica
la compresibilidad relativa: L, si el límite líquido es
menor a 50 y H, si es mayor.
Consistencia en suelos - Limites de Atterberg
Están relacionados con la consistencia o la facilidad relativa con
la que el suelo puede ser deformado, comprende el Limite
liquido (LL), Limite plástico (LP) e índice de plasticidad (IP)

Limite liquido (WL).-Es el contenido de humedad wL


requerido para que la muestra, en la cuchara de Casagrande
cierre una ranura de ½’’ de amplitud, a los 25 golpes generados
a la cápsula de bronce, con un ritmo de dos golpes por minuto.

Es la humedad del suelo que hace que se unan los bordes de la


muestra tras 25 golpes en la cuchara de Casagrande.

Los valores corrientes son: para arcillas 40 a 60%, para limos 25


a 50%; en arenas no se obtienen resultados.
CUCHARA CASAGRANDE
Limite plástico (WP). Es el menor contenido de
humedad Wp para que el suelo se deja moldear.
Se hacen bolas de suelo húmedo y se forman rollitos de
1/8’’ sobre una superficie plana, lisa y no absorbente sin
agrietarse el suelo. Los valores típicos entre arenas y
arcillas se encuentran entre 5 y 30%, en arenas la
prueba no es posible.

Humedad del suelo que permite rodar cilindros de 3mm


de diámetro sin que se desmoronen

Indice de plasticidad (IP).- Es el rango de contenido


de agua sobre el cual un suelo se comporta
plásticamente. Numéricamente, es la diferencia entre el
limite liquido y el limite plástico.
Parámetros de identificación de suelos
• Límites de Atterberg: clasificación de los suelos cohesivos. Indica
su estado (líquido, plástico o sólido) según el grado de humedad
• Límite líquido wL: frontera entre el estado plástico y el líquido
• Límite plástico wP : frontera entre el estado plástico y el sólido
• Límite de retracción wS :humedad por debajo de la cual se produce
disminución de volumen
• Índice de plasticidad: IP=wL - wP
• Determinación del límite líquido: Penetrónomo de cono
• Valores característicos de los límites de Atterberg

Suelo wL wP IP

Limo 35 25 10
Arcilla 65 30 35
Cieno 85 40 45
Clasificación AASHTO.
El sistema de clasificación de suelos de la "American
Association of State Highway and Transportation
Officials" es el más utilizado actualmente y se basa en
las prestaciones de suelos utilizados en la practica
para construir carreteras.

Esta clasificación establece 7 grupos y agregados


basado al ensayo granulométrico, el limite liquido y
el limite plástico, un octavo grupo corresponde a los
suelos orgánicos. La evaluación de los suelos dentro
de cada grupo se hace por medio de un índice de
grupo, que es un valor calculado a partir de una
formula empírica.
El índice del grupo indica la idoneidad de un suelo
determinado para construir explanaciones. El índice de
un grupo igual a "0" indica un material bueno mientras
que un índice igual a "20" indica un material
deficiente.

La clasificación de grupo incluido el índice de grupo,


es útil en la determinación de la calidad relativa del
suelo para su utilización en estructura de tierra,
particularmente en terraplenes, subrasantes, subbases
y bases. Para el diseño es necesario realizar otros
ensayos como la resistencia y las características de
funcionamiento en las condiciones de campo.
A-1-a Principalmente gravas con o sin partículas finas
de granulometrías bien definidas.
A-1-b Arena con o sin partículas finas de
granulometrías bien definidas.
A-2-4 Materiales granulares con partículas finas
limosas.
A-2-5 Intermedio.
A-2-6 Materiales granulares con partículas finas
arcillosas.
A-2-7 Intermedio.
A-3 Arena de granulometría deficiente que casi no
contiene partículas finas ni gravas.
A-4 Principalmente partículas finas limosas.
A-5 Tipos de suelos poco frecuentes que contienen
partículas finas limosas, generalmente elásticos y
difíciles de compactar.
A-6 Contienen partículas finas limosas o arcillosas con
un limite liquido bajo.
A-7-5 Las arcillas y limos más plásticos.
A-7-6 Las arcillas y limos más plásticos.

Si el índice de grupo calculado es negativo, reportar


este índice como cero (0).
Si el suelo es no plástico y el limite liquido no puede
ser determinado, reportar el índice de grupo como cero
(0).
El índice de grupo será el numero entero mas cercano.
En la década de los años 30, R.R. Proctor
desarrolló un método estandarizado para
determinar el contenido de humedad óptimo y la
correspondiente DMCS.

Hoy, la AASHTO ha estandarizado mucho más el


método desarrollado por Proctor en el llamado
ensayo Proctor estándar y además ha introducido
el ensayo Proctor modificado, debido a una mayor
envergadura de las estructuras proyectadas, que
requieren una mayor capacidad de soporte del
suelo, para soportar las cargas y limitar los
asentamientos.
Estado Tensional del Suelo
Al modificar el estado de tensión del suelo se producen
deformaciones que pueden originar su ruptura.

La ruptura de los suelos es casi siempre un fenómeno de


cizallamiento. Por ejemplo cuando una zapata de
cimentación es cargada hasta la ruptura o cuando ocurre
deslizamiento de un talud. Solo en condiciones
especiales ocurren rupturas por tensiones de tracción,
como puede ser el caso de las grietas verticales que a
veces se observan en la coronación de un talud
deslizado, la forma de ruptura más habitual en los suelos
es por esfuerzo cortante (tensión tangencial).
Angulo de Rozamiento
Es el ángulo máximo, que una fuerza transmitida por un
cuerpo a una superficie puede hacer con la normal al
plano de contacto sin que ocurra deslizamiento.
Alcanzado este ángulo, la componente tangencial es
mayor que la resistencia al deslizamiento, que depende
de la componente normal.

El fenómeno de rozamiento en los suelos se diferencia


del fenómeno de rozamiento entre dos cuerpos porque el
desplazamiento se hace envolviendo un gran número de
granos, pudiendo ellos deslizarse entre sí o rodar unos
sobre otros, acomodándose en los vacíos que
encuentran.
En las arcillas, el número de partículas es mucho
mayor y la parte de la fuerza transmitida en cada
contacto es extremadamente reducida. Las partículas
de arcilla están envueltas por moléculas de agua
adsorbida a ellas. Las fuerzas de contacto no son
suficientes para remover las moléculas de agua y son
ellas las responsables por la transmisión de las
fuerzas. Esta característica es responsable del
asentamiento secundario, provoca también una
dependencia de la resistencia de las arcillas a la
velocidad de compresión a la que son sometidas.
En ingeniería, el ángulo de rozamiento interno
es una propiedad de los suelos granulares.

El ángulo de rozamiento tiene una interpretación


física sencilla, al estar relacionado con el ángulo de
reposo o máximo ángulo posible para la pendiente
de un montoncito de material granular, en un
material sin cohesión y donde las partículas son muy
pequeñas en relación al tamaño del montoncito el
ángulo de reposo coincide con el ángulo de
rozamiento interno.

En un material granular el ángulo de reposo está


determinado por la fricción, la cohesión y la forma de
las partículas
La atracción química entre las partículas puede provocar
una resistencia independientemente de la tensión
normal actuante en el plano lo que constituye una
cohesión real. La cohesión en suelos, en general es muy
pequeña aunque existen suelos cimentados
naturalmente que presentan partes con cohesión real de
alto valor.
La cohesión aparente es una parte de la resistencia al
cizallamiento de suelos húmedos no saturados, debida a
la tensión entre partículas resultantes de la presión
capilar del agua. La cohesión es un fenómeno de
rozamiento donde la tensión normal que la determina es
consecuencia de la presión capilar. Saturándose el suelo,
esta resistencia desaparece. Siendo esto más visible en
las arenas y es en los suelos arcillosos donde la
cohesión aparente adquiere mayores valores.
La adhesión es causada por la atracción de la
fase líquida sobre la superficie sólida. La cohesión
en un terreno húmedo es provocada por las
moléculas de la fase líquida que actúa como
puente o membrana entre las partículas vecinas.
Tanto la cohesión como la adhesión son
influenciadas por el contenido de coloides
inorgánicos, resultando de esta forma
correlacionada con la plasticidad.
Criterio de Ruptura Mohr-Coulomb
La resistencia al corte del suelo no puede considerarse
como un parámetro único y constante, ya que depende de
su naturaleza, estructura, enlaces, nivel de deformaciones,
de su estado tensional y de la presión del fluido que
rellena sus poros (agua o agua y aire).
• Tensiones Totales.- las tensiones en cualquier punto
de un plano que atraviesa una masa de suelo seco pueden
ser calculadas a partir de las tensiones principales totales:
σ1, σ2 y σ3 que actúan en ese punto.

• Tensiones Efectivas.- Terzaghi definió como parte


fundamental de su enunciado que si los poros del suelo se
encuentran rellenos de agua bajo una presión u, las
tensiones principales totales se componen. Una parte, u,
llamado presión intersticial, que actúa sobre el agua
y sobre las partículas sólidas en todas las direcciones y
con igual intensidad. Las diferencias
σ1’= σ1 - u, σ2’= σ2 - u, σ3’= σ3 - u representan un
exceso de presión sobre la presión neutra u y actúan
exclusivamente en la fase solida del suelo. Estas
fracciones de las tensiones principales totales se
denominan tensiones efectivas.

El criterio de ruptura de Mohr - Coulomb relaciona


tensiones efectivas normales y tensiones tangenciales
actuando en cualquier plano del suelo. Este criterio
establece que, para un suelo saturado, la resistencia al
corte viene dada por la presión:

Ƭ = c’ + (σn - u) tan φ’
donde:
Ƭ : resistencia al corte del terreno a favor de un
determinado plano
σn: tensión total normal actuando sobre el mismo plano
u : presión intersticial
c' : cohesión efectiva
φ’ : ángulo de rozamiento interno efectivo.
La ecuación anterior representa una recta en el espacio
(σ’, τ) que a menudo se denomina línea de resistencia
intrínseca o envolvente de rotura del suelo. Esta
proporciona, para cada valor de la tensión efectiva normal
a un plano que atraviesa elemento del suelo, la máxima
tensión tangencial movilizable a favor de dicho plano.

Asi los parámetros de resistencia al corte del suelo (c’, φ’)


dan lugar a la línea de resistencia intrínseca
t = C + s tg f

•El estado tensional representado por el círculo (a) cuenta con un


margen de seguridad, ya que no llega a alcanzar a la envolvente de
rotura del suelo. Es por tanto un estado posible y seguro (el suelo
no ha roto).

• El estado tensional representado por el circulo (b) indica una


situación rotura. Así, el punto (O) representa la combinación (σ’f, τf)
en un plano que atraviesa el elemento de suelo en el que se
alcanzan las condiciones del criterio de rotura definido.
t = C + s tg f

• El estado tensional representado por el circulo (c) es imposible,


ya que existirían orientaciones de planos atravesándole elementos
de suelo en los que se excederían las condiciones (σ’, τ) de rotura
(todos los planos representados por puntos del circulo situados
por encima de la línea de resistencia intrínseca).
Del análisis anterior se desprende que, cuando se
alcanzan las condiciones de rotura en un elemento de
suelo, el círculo de Mohr que representa su estado
tensional será tangente a la línea de resistencia
intrínseca y además, el plano a favor del cual se alcanzan
dichas condiciones de rotura será el representado por el
punto de tangencia.

La posición de la recta permite identificar el tipo de suelo


estudiado de acuerdo a los parámetros c y φ. Así para
suelos granulares se tiene una recta que parte del
origen, que representa una cohesión igual a cero. Para
suelos cohesivos el ángulo de rozamiento interno resulta
ser nulo, como se observa en la Figura anterior.
ENSAYO DE PENETRACIÓN ESTÁNDAR (SPT)
El Ensayo de Penetración Estándar (SPT del inglés,
standard penetration test), se realiza en el fondo de
un sondeo para obtener un reconocimiento geotecnico
fue desarrollado en el año 1927 por un sondista de la
Raymond Concrete Pile Co, quien propuso a Terzaghi
contabilizar el número de golpes necesarios para que
se introduzca a una determinada profundidad una
cuchara (cilíndrica y hueca) muy robusta (diámetro
exterior de 51 milímetros e interior de 35 milímetros,
que es el toma muestras.
Es un tipo de prueba de penetración dinámica, en el
cual se cuenta el número de golpes necesarios para
introducir 1 pie (z = 30 cm) el toma muestras
La frecuencia habitual para la realización del SPT a lo largo
del sondeo es de un ensayo cada 2 a 5 m, o incluso
mayor, en función de las características del terreno.

Procedimiento del Ensayo SPT


Se limpia cuidadosamente la perforación al llegar a la cota
deseada para el ensayo, tanto las paredes como el fondo,
retirando la batería de perforación e instalando en su lugar
un tomamuestras de dimensión estándar. El tomamuestras
consta de tres elementos: zapata, tubo bipartido y cabeza
de acoplamiento con el varillaje. Este se debe hincar en el
terreno 60 cm, contando el número de golpes necesarios
para hincar tramos de 15 cm. El golpe para la hinca, se
realiza con una maza de 63,5 kg cayendo libremente
desde una altura de 76 cm sobre una cabeza de golpeo o
yunque.
Tomamuestras de
cuchara partida

Equipo de SPT.
La lectura del golpeo del primer y último tramo no se
debe tener en cuenta, por la alteración del suelo o
derrumbes de las paredes del sondeo en el primer caso,
y por posible sobrecompactación en el segundo. La suma
de los valores de golpeo de los dos tramos centrales de
15 cm es el valor N, denominado también resistencia a la
penetración estándar. En ocasiones, dada la alta
resistencia del terreno, no se consigue el avance del
tomamuestras. En estos casos, el ensayo se suspende
cuando se exceden 100 golpes para avanzar un tramo de
15 cm, y se considera rechazo.

El ensayo SPT es simple y puede ser intercalado con


facilidad en cualquier sondeo de reconocimiento. Puede
ejecutarse en casi cualquier tipo de suelo, incluso en
rocas blandas o meteorizadas.
Los resultados de la prueba, se correlacionan
empíricamente con las propiedades específicas in situ del
terreno.
En función de la resistencia a la penetración, el estado del
suelo es clasificado por la compacidad, cuando se trata de
arena o limo, o por la consistencia, cuando se trata de
arcilla o limo arcilloso.
Resistencia a la Resistencia a la

Penetración Compacidad de la Arena Penetración Consistencia de la Arcilla

N° de Golpes (SPT) N° de Golpes (SPT)

0a4 Muy Floja <2 Muy Floja

5a8 Floja 3a5 Floja

9 a 18 Medianamente Densa 6 a 10 Medianamente Densa

18 a 40 Densa 11 a 19 Densa

> 40 Muy Densa > 19 Muy Densa


Obtención de Parámetros Geotécnicos a partir de
Correlaciones Empíricas
Las ventajas de este ensayo con relación a otros son la
simplicidad equipamiento, bajo costo, y obtención de un
valor numérico que puede relacionado con relaciones
empíricas.

Con la compacidad para suelos granulares


Con el ángulo de rozamiento en suelos granulares, φ;
aplicable a partir de 2 m de profundidad.
Con la densidad relativa, teniendo en cuenta la influencia
de la profundidad.
N (SPT) Compacidad Φ’

0-4 Muy floja 28°

4-10 Floja 28°-30° Correlación entre el SPT y


el ángulo de rozamiento
10-30 Medianamente densa 30°-36°
interno de suelos
30-50 Densa 36°-41°
granulares.

>50 Muy densa >41°

Interpretación de datos
SPT, teniendo en cuenta
la profundidad (Gonzales
de Vallejo, y otros,
2002).
AUSCULTACIÓN DINÁMICA CON EL CONO TIPO PECK
De acuerdo al Reglamento Nacional de Edificaciones de Junio
del 2006, el ensayo consiste en la introducción en forma
continua de una punta cónica, empleando la misma energía
que el Ensayo de Penetración Estándar (SPT, ASTM D 1586), en
la que la cuchara estándar es reemplazada por un cono de 6.35
cm. (2.5") de diámetro y 60º de ángulo en la punta. Este cono
se hinca en forma continua en el terreno. El registro de la
auscultación se efectúa contando el número de golpes para
introducir la punta cónica cada 15 cm. El resultado se presenta
en forma gráfica indicando el número de golpes por cada 30
cm. de penetración. Se usa en suelos finos con presencia de
cierto porcentaje de gravas con bolonerías donde el ensayo de
penetración estándar no prospera.
Se recomienda su uso hasta 8 mts de profundidad, en ningun
caso se debe superar los 10 mts.
TECNICAS GEOFISICAS
Los métodos de prospección sísmica se realizan in situ
permiten caracterizar el comportamiento geotécnico y
conocer las características físicas de comportamiento y
estructurales de grandes volúmenes de terreno en sus
condiciones naturales.
Son técnicas muy representativas de las propiedades
del subsuelo y su uso en aplicaciones geotécnicas
está muy consolidado, en su estado actual de
desarrollo, no proporcionan datos cuantitativos sobre
la fuerza cortante, compresibilidad o distribución de las
partículas, pero si las mediciones de la velocidad
sísmica en las diferentes capas de suelo.
En el mejor de los casos, los sondeos geofísicos son un
medio para obtener datos sobre los cambios en los
estratos entre perforaciones muy espaciadas. En
terrenos muy grandes, el empleo de métodos geofísicos
puede representar un gran ahorro dada la rapidez con
que permiten cubrir grandes áreas. Generalmente,
resultan más adecuados para investigaciones de presas
o túneles, en donde se requiere la investigación de la
roca a gran profundidad, en suelos se aplica a los
compuestos por muchos guijarros o pedregones en los
cuales es imposible sondear o realizar pruebas de
penetración de cono.
La investigación geofísica es definida como un método
para deducir las condiciones del subsuelo a través de la
observación de fenómenos físicos, bien sea naturales o
artificiales, directa o indirectamente relacionados con la
estructura geológica del subsuelo.
Originalmente fue desarrollada como un método efectivo
para la prospección del petróleo y otros depósitos de
minerales.

Después de la segunda guerra mundial se empezó a


utilizar para estudiar terrenos montañosos (rocosos) para
la construcción de represas y túneles. En la década
1970, se empezó a aplicar la geofísica para el estudio de
suelos blandos, en el campo de la ingeniería, en áreas
aluviales y depósitos sedimentarios.
Actualmente es el método mas empleado para investigar
además de los recursos minerales la estructura geológica
superficial de los suelos y tiene aplicaciones específicas
en el campo de la ingeniería civil. Generalmente, los
métodos geofísicos resultan más adecuados para
investigaciones de presas o túneles, en donde se
requiere la estratificación de la roca a gran profundidad y
para investigación de suelos que contengan muchos
guijarros o pedregones en los cuales es imposible
sondear o realizar pruebas de penetración de cono.

Los métodos geofísicos que actualmente se usan en la


ingeniería civil se muestran en la tabla.
Prospeccion Metodo Fenomeno fisico Propiedades Aplicaciones
en observado fisicas obtenidas

Prospección Ondas elásticas Velocidad de las Estructura y


Sísmica ondas elásticas características
(reflexión, dinámicas del
refracción y subsuelo
medición de
Microtrepi
daciones

Superficie Prospección Reflexión de las Impedancia acústica Estructura del


sónica ondas de sonido subsuelo
(área marina)
Prospección Corriente terrestre Potencial espontáneo Estructura del
eléctrica electric y suelo y de
Resistividad aguas
subterráneas

Microgravi Gravedad terrestre Gravedad Ubicación de


metría fallas, fracturas
ubicación de
cavidades
Prospeccion Metodo Fenomeno Propiedades Aplicaciones
en fisico fisicas
observado obtenidas
Sondeo de Ondas elásticas Velocidad de las Estructura y
velocidad ondas características
(borehole, elásticas dinámicas del
downhole, subsuelo
uphole)
Sondeo PS Ondas elásticas Velocidad de Estructura y
ondas elásticas características
dinámicas del
Profundidad subsuelo
Sondeo de Reflexión de las Impedancia Dureza y grietas
reflexión ondas acústica en el
de sonido subsuelo
Prospección Corriente Potencial Estructura del
eléctrica eléctrica de la espontáneo, suelo y de aguas
tierra resistividad subterráneas
específica
Sondeo Intensidad de los Densidad y Propiedades de
radioactivo rayos radioactiv contenido de los suelos
humedad
Modificado a partir de Imai (1975) complementado con Sarria (1996)
Para ingeniería civil son muy usados los métodos de refracción y
reflexión sísmica, down-hole y microtrepidaciones. Los tres primeros
son los métodos activos que requieren de una fuente artificial
generadora de ondas sísmicas, y el de microtrepidaciones se clasifica
dentro de los pasivos ya que se limita a registrar las vibraciones a
las que están sometidos permanentemente los depósitos de suelo y
roca.
En el método de down-hole se produce una excitación en la superficie
y se recoge la respuesta a diferentes profundidades dentro de un
sondeo. Esto permite ver las variaciones de la velocidad de la onda P
en profundidad.
Las microtrepidaciones, vibraciones a las que están sometidos los
estratos de suelo, han sido utilizadas desde mediados de 1950 para el
estudio de los periodos de vibración de suelo.
Requieren de un solo sitio de observación donde se registran las
microtrepidaciones. Los análisis de las señales son principalmente de
sus contenidos frecuenciales.
CARACTERIZACIÓN GEOTÉCNICA DE LOS
SUELOS MEDIANTE LA
TÉCNICA REMI (Refraction Microtremor).

La caracterización geotécnica del terreno mediante la


técnica ReMi (Refraction Microtremor) consiste en
determinar la velocidad de propagación de las ondas S
(VS) de los suelos, para cuantificar sus propiedades de
rigidez y deformación y obtener parámetros de diseño
en la ingeniería civil.
La técnica ReMi (Louie, 2001) es un método
relativamente reciente de la sísmica pasiva que se
basa en la adquisición del ruido ambiental para la
determinación del perfil de distribución de la velocidad
de propagación de las ondas S (Vs) en el terreno.
El ruido ambiental está fundamentalmente constituido por
ondas Rayleigh, de modo que adquiriendo registros
suficientemente largos se puede obtener la curva de
dispersión experimental de estas ondas.

Las ondas Rayleigh fueron descritas por primera vez por


John Strutt, barón de Rayleigh en 1885 en el artículo “On
waves propagated along the plane surface of an elastic
solid”, pero no fue hasta el final de los años 50 cuando
empezaron a utilizarse en problemas de caracterización
de suelos. Las ondas Rayleigh se propagan por la
superficie libre, o por el límite entre dos medios sólidos
distintos.
Son ondas sísmicas plano-polarizadas verticalmente, con
un movimiento de vibración de partículas elíptico y
retrógrado que se puede interpretar como una combinación
de vibraciones tipo P y SV

Se utilizan para caracterización de suelos debido a que


presentan una serie de propiedades físicas específicas que
las hacen especialmente adecuadas para la prospección
sísmica: se miden fácilmente desde la superficie del
terreno, presentan una relación directa con la velocidad de
propagación de las ondas S y son ondas dispersivas .
Como se propagan por la superficie del terreno, las ondas
Rayleigh se pueden medir fácilmente a través de
receptores colocados sobre el suelo.
La curva de dispersión relaciona la velocidad de fase
con la frecuencia y sólo depende de las propiedades
mecánicas del medio atravesado. Al mismo tiempo,
la velocidad de propagación de las ondas Rayleigh
(VR) guarda una relación directa con la Vs, de
manera que a partir de la curva de dispersión de las
ondas Rayleigh se puede derivar un modelo de
distribución de Vs en profundidad. Gracias a estas
características, es una técnica especialmente
recomendada para zonas urbanas porque cubre las
necesidades de caracterización de áreas donde otros
métodos geofísicos (sísmica convencional, métodos
eléctricos o electromagnéticos) presentan
problemas.
Principales propiedades demandadas por el
ingeniero. Estructura del suelo y granulometría
1. Estabilidad volumétrica: Los cambios de
humedad son la principal fuente: Se levantan los
pavimentos, inclinan los postes y se rompen
tubos y muros.
2. Resistencia mecánica: La humedad la reduce, la
compactación o el secado la eleva. La disolución
de cristales (arcillas sensitivas) baja la
resistencia.
3. Permeabilidad: La presión de poros elevada
provoca deslizamientos y el flujo de agua, a
través del suelo, puede originar tubificación y
arrastre de partículas sólidas.
4. Durabilidad: El intemperismo, la erosión y la
abrasión amenazan la vida útil de un suelo, como
elemento estructural o funcional.
5. Compresibilidad: Afecta la permeabilidad, altera la
magnitud y sentido de las fuerzas interpartícula,
modificando la resistencia del suelo al esfuerzo
cortante y provocando desplazamientos. Las
anteriores propiedades se pueden modificar o
alterar de muchas formas: por medios
mecánicos, drenaje, medios eléctrico, cambios
de temperatura o adición de estabilizantes (cal,
cemento, asfalto, sales, etc.).