Sei sulla pagina 1di 9

TEMA 17: TIPOS DE PLANTILLAS ORTOPÉDICAS.

Prof. Manuel Catena Toledano


CLASIFICACIÓN
 Según su longitud:

 Largas, enteras o completas.


 Cortas, medias o 3/4.
 Según su elaboración:

 Prefabricadas:
 Rectificables.
 No rectificables.
 A medida:
 Por elementos.
 Termoconformadas.
 Mixtas.
 Según su objetivo terapéutico:

 Preventivas. Aquellas que intentan prevenir una deformidad o la


aparición de algún trastorno.
 Correctoras. Aquellas cuyo objetivo es corregir una deformidad
y/o alteración funcional. Hay cambio en la posición del pie. En
niños.
 Compensadoras. Intentan compensar una deformidad y/o
alteración funcional para evitar su progresión y/o aliviar sus
repercusiones. Hay cambio en la posición del pie.
 Paliativas. Su única función es aliviar la sintomatología que
producen distintas alteraciones redistribuyendo la carga (p. ej.,
dolor metatarsiano, ulceraciones, etc.). No hay cambio en la
posición del pie.
ORTESIS PLANTAR POR ELEMENTOS

Conceptos generales
La plantilla por elementos consiste en una palmilla o base sobre la cual se
sitúan los elementos prescritos en cada caso, y un forro que los cubre.
Inicialmente se realizaban sobre una palmilla de cuero, elementos de látex o
caucho, y el material de forro era una piel suave.
Este tipo de ortesis se conoce con el nombre de “plantilla tipo Lelièvre”.
Posteriormente, y con la evolución de los materiales, aparecen polímeros
sintéticos de distinta naturaleza y con propiedades mecánicas de
amortiguación, menor deformación y mayores prestaciones higiénicas.
ORTESIS PLANTAR POR ELEMENTOS

Ventajas e inconvenientes
Esta ortesis es útil en el tratamiento de afecciones que requieran una descarga poco
selectiva y poco sostén. Alzas, taloneras, descargas metatarsales sin otros
aditamentos. Esto es porque este tipo de plantilla no consigue una estabilización
lateral apropiada, por no permitir la realización de aletas de contención. Por otra
parte las termoconformadas siempre presentan mejor adaptación.
En pacientes que presentan importantes desviaciones que requieran alto grado de
corrección (p. ej., cuñas de retropié altas, gran corrección del arco, etc.), crean un
plano inclinado que resta estabilidad. Para contrarrestar estas inclinaciones se
requiere el empleo de piezas o aditamentos extra que suponen un gran incremento
de volumen en la ortesis, y por ello es preferible elegir un termoconformado con el
que se conseguirá una ortesis más eficaz, ligera y anatómica.
ORTESIS PLANTAR TERMOCONFORMADA Y MIXTA

Conceptos generales
Es la ortesis de elección en todas las alteraciones que requieran un importante control
articular.
Son plantillas que se realizan sobre un molde de escayola.
Existe también la modalidad de moldeo en directo sobre el pie del paciente mediante
manipulaciones del mismo. Esta técnica sólo puede realizarse con cierto tipo de resinas
(moldeables a baja temperatura) y el principal inconveniente que presentan es la
reproducibilidad, ya que no queda un molde que sirva de guía a posteriori, y la falta de
control articular.
El uso de las plantillas mixtas está muy extendido. Estas ortesis son termoconformadas
con algún elemento adherido.
En cualquiera de los tres tipos de ortesis (termoconformada, mixta, aplicación en
directo), podremos elegir distintos tipos de materiales y combinarlos en función de las
necesidades.
En el proceso de elaboración de cualquier tipo de plantilla, siempre es recomendable la
realización de un patrón sobre el cual diseñar la ortesis, así procederemos a su
elaboración optimizando el gasto de materiales.
En términos generales, la plantilla termoconformada y la mixta se diluyen en un único
término, puesto que la estabilización y el control funcional se consiguen a menudo
mediante el empleo de cuñas, taloneras, post, elementos estos que no siempre han de
termoformarse.
ORTESIS PLANTAR TERMOCONFORMADA Y MIXTA

Ventajas e inconvenientes

Permiten una adaptación anatómica nunca superada por las ortesis por
elementos.
Gozan de un grado de control funcional muy elevado.
Sus propiedades mecánicas son incomparables a las de la ortesis por
elementos.
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
Anthony RJ. The manufacture and use of the functional foot orthosis. New York: Karger,
1991.
Baehler AR. Técnica ortopédica: indicaciones. Barcelona: Masson, 1999.
Baumgartner R. Tratamiento ortésico-protésico del pie. Barcelona: Masson, 1997.
Cohí O, Ximeno L. Actualizaciones en técnica ortopédica. Barcelona: Masson, 2001.
Grifka JK. Shoes and insoles for patients with rheumatoid foot disease. Clin Orthop 1997;
340: 18-25.
Lavigne A, Noviel D. Estudio clínico del pie y terapéutica por ortesis. Barcelona: Masson,
1993.
Lavigne A, Noviel D. Trastornos estáticos del pie del adulto. Barcelona: Masson, 1994.
Leliévre J. Patología del pie: fisiología-clínica: tratamientos médico, ortopédico y quirúrgico.
Barcelona: Toray-Masson, 1993.
Lockar MA. Foot orthoses. Phys Ther 1998; 68: 1866-73.
McCrea JD. Pediatric Orthopaedics of the lower extremity-An instructional handboock. New
York: Futura Publishing Company, 1985.
Michaud TC. Foot orthoses and other forms of conservative foot care. Baltimore: Williams
and Wilkins, 1993.
Philp JW. The functional foot orthosis. Edinburgh: Churchill Livingstone, 1998.
Roberts ME, Gordon CE. Orthopedic footwear. Custom-made and commercially
manufactured footwear. Foot Ankle Clin 2001;6: 243-7.
Tax HR. Podopaediatrics. Baltimore: Williams and Wilkins, 1985.
Valmassy RL. Clinical biomechanics of the lower extremities. St Louis: Mosby, 1996.
Viladot R, Cohí O. Ortesis y prótesis del aparato locomotor. Tomo I. Barcelona: Masson,
1994.
Villalva Stroheckr E, Gasco Arribas T, Satre Martín S. Soporte plantar: nuevo método de
confección. Rev Esp Podol 2001; 12:353-5.