Sei sulla pagina 1di 38

“HISTORIA DE LA

DOCTRINA DE LA TRINIDAD
EN LA IGLESIA ADVENTISTA
DEL SÉPTIMO DÍA”

Por el Pr. Victor Arhiri


EL ESPÍRITU SANTO: SU
PERSONALIDAD

UNA HISTORIA ALECCIONADORA

Se cuenta que mientras San Agustín se encontraba preparándose para


dar una enseñanza sobre el misterio de la Santísima Trinidad, le pareció
estar caminando en la playa frente a un mar inmenso. Vio de repente a
un niño que se distraía recogiendo agua del mar con una concha de
caracol y tratando de vaciarla en un hoyito que había hecho en la arena.
Al preguntarle San Agustín qué estaba haciendo, el niño le respondió
que estaba tratando de vaciar el mar en el hoyito. San Agustín, por
supuesto, se dio cuenta de que era imposible que el niño lograra esa
absurda pretensión. Entonces le dijo al niño: “Pero, ¡estás tratando de
hacer una cosa imposible!” Y el niño le replicó: “Esto no es más
imposible de lo que es para ti meter el misterio de la Santísima Trinidad
en tu cabeza”. Y con estas palabras el “niño” desapareció.

Relato escuchado y leído en diversas fuentes


RAZONES DEL TEMA:
• En la última década se ha incrementado la
actividad antitrinitaria dentro de la IASD.
Podríamos mencionar cuatro razones:
A. La disponibilidad de información a través de
internet.
B. Algunas otras agrupaciones adventistas que
salieron del movimiento millerita siguen teniendo
una perspectiva antitrinitaria: La Iglesia de Dios
(Séptimo día), La Iglesia de Dios de Atlanta en
Georgia y especialmente Los Testigos de Jehová
(que salieron de la Iglesia Cristiana Adventista).
RAZONES DEL TEMA:

C. Algunos piensan que la Doctrina de la


Trinidad viene de la teología católica y por eso
tiene que ser falsa. Muchos no se dan cuenta que
en caso de los católicos hay algunas diferencias:
La generación eterna del Hijo y la impasibilidad
divina, siendo influenciados por la filosofía
griega.
D. Algunos adventistas del séptimo día han
pensado en volver a la fe adventista de los
pioneros.
EJEMPLO EL SÁBADO
• Los primeros adventistas al principio
llegaron a la conclusión, influenciados por
Joseph Bates, que el Sábado debe empezar y
acabar a las 18:00.
• No fue hasta 1855, una década más tarde
después de que se empezó a incidir sobre el
Sábado, cuando la presentación bíblica e
histórica de J.N. Andrews ha influenciado
sobre los creyentes a adoptar la puesta del sol
como el tiempo correcto cuando empieza y
acaba el Sábado.
EJEMPLO EL CERDO
• Hasta 1863 la mayoría de los adventistas,
incluyendo a Jaime y Elena White, eran
carnívoros, matando aun sus propios cerdos.
• No fue sino hasta que la iglesia alcanzó la
organización básica que Dios llamó la
atención del movimiento a la más amplia
plataforma de la reforma pro salud, la que
incluía una completa proscripción de los
productos de cerdo y la fuerte
recomendación de ser vegetarianos.
EJEMPLO EL DIEZMO
• El diezmo comenzó en 1859 como una
benevolencia sistemática y tenía poca o ninguna
relación con la enseñanza bíblica de 10%.
• No fue hasta los años 1870 cuando un reestudio
cuidadoso del tema llevó a los adventistas del
séptimo día a adoptar el marco del diezmo que
practicamos hoy en día.
• Un proceso similar es evidente en la
comprensión adventista acerca de Dios y de la
Trinidad.
CINCO PERÍODOS:

1. PREDOMINIO ANTITRINITARIO: 1846-1888


2. INSATISFACCIÓN CON EL
ANTITRINITARISMO: 1888-1898
3. CAMBIO DE PARADIGMA: 1898-1915
4. DECADENCIA DEL ANTITRINITARISMO:
1915-1946
5. PREDOMINIO TRINITARIO: DESDE 1946
HASTA EL PRESENTE
1. Predominio antitrinitario: 1846-1888
• Una rama del movimiento restauracionista tuvo un gran
impacto en los adventistas del séptimo día: la Conexión
Cristiana.
• Jaime White y Joseph Bates, dos de los fundadores del
adventismo, eran miembros de la Conexión Cristiana, así
como Joshua V. Himes (el segundo dirigente millerita en
importancia), quien fue pastor en dicha iglesia.
• Señalaban que en ningún pasaje de la Biblia se utiliza el
concepto “Trinidad”. Llegaron a la conclusión de que la
Trinidad fue una de las doctrinas que la iglesia cristiana
adoptó durante la Edad Media, como fruto de la “gran
apostasía”.
1. Predominio antitrinitario: 1846-
1888
Los primeros adventistas expusieron a lo menos seis razones para
rechazar el término “Trinidad”:
A) No veían evidencia bíblica para tres personas en una Divinidad.
B) La Trinidad hacía al Padre y al Hijo idénticos.
C) La Trinidad enseña la existencia de tres Dioses.
D) La Trinidad reduciría el valor de la expiación.
E) El hecho de que la Escritura llama a Cristo Hijo de Dios y “el
comienzo de la creación de Dios” (Apoc 3:14), demostraba que
debía ser de un origen más reciente que Dios el Padre.
F) Hay varias expresiones concernientes al Espíritu Santo que
indicarían que ello no puede apropiadamente ser considerado
como una persona, tales como siendo “derramado” en el corazón
(Rom 5:5) y “derramaré mi Espíritu sobre toda carne” (Joel 2:28).
1. Predominio antitrinitario: 1846-
1888
• Todas las objeciones adventistas a la Trinidad
o rechazaban formas extrabíblicas
especulativas de la creencia trinitaria o
malentendían los testimonios bíblicos.
• Ninguna de ellas es una objeción válida a la
verdadera enseñanza bíblica de un Dios en
tres personas.
• Sin embargo, todas esas objeciones tienen
textos bíblicos en su núcleo.
2. Insatisfacción con el
antitrinitarismo: 1888-1898
• El enfoque del Congreso de la Asociación
General de 1888 sobre la prioridad de “Cristo
nuestra justicia” envió ondas de renovación a
través de cada ámbito de su vida, pensamiento
y práctica.
• La exaltación de la cruz de Cristo puso en
serias dudas si una divinidad subordinada,
derivada, podía representar adecuadamente la
naturaleza y el carácter de Cristo.
2. Insatisfacción con el
antitrinitarismo: 1888-1898
• E.J. Waggoner recomendó encarecidamente la necesidad de
establecer la legítima posición de Cristo con el Padre, con el fin
de que su poder para redimir pueda ser mejor apreciado.
• Aunque por 1890 Waggoner no había captado plenamente la
preexistencia eterna de Cristo, sostuvo convincentemente que
Cristo no fue creado, que tenía vida en Sí mismo; Él posee
inmortalidad por derecho propio.
• Waggoner insistió en la unidad Divina del Padre y del Hijo, y
afirmó que Cristo es por naturaleza de la misma sustancia de
Dios, y teniendo vida en Sí mismo es llamado apropiadamente
Jehová, el existente por Sí mismo. (Jer 23:6), quien es por
naturaleza Dios (Fil 2:6), teniendo todos los atributos de Dios
(Fil 2:6).
2. Insatisfacción con el
antitrinitarismo: 1888-1898
• En 1892 la Pacific Press publicó un folleto titulado
“La doctrina bíblica de la Trinidad” y escrito por
Samuel T. Spear. El panfleto corregía dos
conceptos erróneos corrientes de la doctrina de la
Trinidad, mostrando que no es un sistema de
triteísmo, o la doctrina de tres dioses, sino que es la
doctrina de un Dios subsistiendo y actuando en tres
personas, con la calificación que el término
“persona” cuando se usa en esta relación, no es
para que se lo entienda en ningún sentido que lo
haría inconsistente con la unidad de la Divinidad.
2. Insatisfacción con el
antitrinitarismo: 1888-1898
• El libro de Uriah Smith “Looking unto Jesús” fue la
exposición más exhaustiva y cuidadosamente matizada
del punto de vista no trinitario entre los adventistas.
• Smith repudiaba enfáticamente su concepto más antiguo
de que Cristo había sido creado, pero aún sostenía que
Dios (el Padre) solo existe sin principio. Por algún
impulso o proceso divino, no por creación, el Padre había
dado existencia a Cristo, que había sido producido o
engendrado.
• Esta unión entre el Padre y el Hijo no le resta valor a
ninguno, sino que fortalece a ambos. Por medio de ella,
en conexión con el Espíritu Santo, tenemos todo lo de la
Deidad.
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• Es interesante notar que no fueron los teólogos
que participaron en la controversia de 1888
quienes harían que el adventismo se
reencaminara hacia una consideración bíblica
de la Deidad, sino que fue la misma Elena
White.
• Aun cuando no había tenido un papel
preponderante en la formulación de las
doctrinas adventistas fundamentales en la
década de 1840, ya en la década de 1890 ayudó a
sus correligionarios a reconocer las deficiencias
de sus interpretaciones.
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• Elena White nunca desarrolló ningún argumento acerca de la
Trinidad, la igualdad de Cristo con el Padre, o la naturaleza del
Espíritu Santo. Sus escritos simplemente asumían que estos
conceptos eran verdaderos.
• Debemos notar que a diferencia de su esposo, y de la mayor
parte de los demás dirigentes adventistas pioneros, ella no
realizó de manera explícita manifestaciones antitrinitarias o
semiarrianas con anterioridad a la década de 1890.
• Sin embargo, tampoco expresó abiertamente su desacuerdo con
los dirigentes del movimiento. Sus primeras declaraciones eran
lo suficientemente vagas como para ser interpretadas de una
forma u otra.
• Por lo tanto, el cambio en su actitud consistió más bien en una
aclaración y en un renovado énfasis, que en una retractación.
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• M.L. Andreasen: “Yo llevaba anotadas varias
citas que deseaba comprobar si se encontraban
en el original redactado de su puño y letra.
Recuerdo nuestra sorpresa cuando El Deseado
de todas las gentes apareció inicialmente,
porque contenía algunas cosas que
considerábamos increíbles, entre ellas la
doctrina de la Trinidad, que en eses entonces
no era aceptada por los adventistas en sentido
general.”
3. Cambio de paradigma: 1898-1915

• La publicación en 1898 de “El Deseado de


todas las gentes” de Elena White, llegó a ser
como la divisoria continental para la
comprensión adventista de la Trinidad.
• En este libro ella difería incisivamente con la
mayoría de los pioneros con respecto a la
preexistencia de Cristo, comenzando con el
primer párrafo del libro: “Desde los días de la
eternidad, el Señor Jesucristo era uno con el
Padre” (p.11).
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• Más adelante en el libro, escribe sobre la resurrección de Lázaro,
un comentario de doce palabras que cambiaría el curso de la
teología antitrinitaria entre los adventistas: “En Cristo hay vida
original, que no proviene ni deriva de otra” (p.489)
• En última instancia, Cristo no derivó su vida divina del Padre.
Como un hombre sobre la tierra, subordinó su voluntad a la de su
Padre (Juan 5:19, 30), pero como Dios existente por Sí mismo tenía
el poder de dejar su vida y tomarla de nuevo.
• Por eso, al comentar sobre la resurrección de Cristo, Elena White
de nuevo aseveró su plena deidad e igualdad con el Padre al
declarar: “El Salvador salió de la tumba por la vida que había en
Él” (p.729). Esto por supuesto refuta no sólo los conceptos
semiarrianos de los primeros adventistas, sino también la ortodoxia
tradicional (sostenía que Cristo era derivado del Padre y de aquí
que, por su misma esencia, estaba subordinado al Padre).
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• En las páginas 622-625 Elena White usa
reiteradamente el pronombre personal “él” al
referirse al Espíritu Santo, y culmina con esta
declaración impresionante:
• “El Espíritu Santo iba a ser dado como un
agente regenerador, y sin esto el sacrificio de
Cristo habría sido inútil… El pecado podía ser
resistido y vencido únicamente por medio de la
poderosa intervención de la Tercera Persona de
la Divinidad, que iba a venir no con energía
modificada, sino en la plenitud del poder
divino” (p.625).
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• Los textos bíblicos que citó Elena White para apoyar
varios aspectos de un concepto trinitario incluyen Juan
10:30, Col 2:9 y Heb 1:3 (todos están en “El
evangelismo” pp.445-446); Mat 28:19-20, Prov 8:30 y
Juan 1:1 (Ibíd, p.447); Juan 8:57-58; 11:25; 16:8, Rom
8:16, 1 Cor 2:11-12 (Ibíd, pp.447-448); y Juan 14:16-
18,26; 16:8; 12-14 (“El Deseado de todas las gentes”,
pp.622-625).
• Como adventistas, al igual que los bereanos de Hch
17:11 volvieron a las Escrituras para ver “si estas cosas
eran así”, llegaron finalmente a un consenso creciente
de que el concepto básico de la Trinidad era una
verdad bíblica para aceptar y abrazar.
3. Cambio de paradigma: 1898-1915
• La Sra. White encaminó al adventismo en una nueva
dirección mediante sus declaraciones acerca de la Trinidad,
la plena naturaleza de Cristo y la naturaleza del Espíritu
Santo. Estas declaraciones en su momento estimularían a
otros adventistas a investigar en la Biblia acerca de dichos
temas.
• Sin embargo, dicho estudio llevaría varias décadas. Las
creencias tradicionales no se extinguen con facilidad en la
teología adventista. De hecho, todavía no están muertas.
• Ahora en el siglo XXI, el adventismo enfrenta en algunas
esferas un reavivamiento de las ideas antitrinitarias,
cimentadas en la idea no adventista de que las primeras
tradiciones de la Iglesia fueron siempre las mejores.
3. Cambio de paradigma: 1898-1915

• En 1913 F.M. Wilcox, el director de la Advent


Review & Sabbath Herald [R&H] (la
publicación más influyente de la denominación)
publicó un resumen de creencias adventistas.
Escribió: “Los adventistas del séptimo día
creen: 1. En la divina Trinidad. Esta Trinidad
consiste en el Padre eterno… el Señor
Jesucristo… (y) el Espíritu Santo, la tercera
persona de la Divinidad”.
4. Decadencia del antitrinitarismo:
1915-1946
• A pesar de la declaración de Wilcox en la R&H (o
tal vez por causa de ella) se intensificó el debate
sobre la Trinidad en las primeras décadas del siglo
XX.
• En la Conferencia Bíblica de 1919, la eternidad de
Cristo y su relación con el Padre fueron un tema
principal de debate que quedó sin resolver.
• El liderazgo buscó una clara interpretación bíblica,
que no estaban contentos con aceptar simplemente
la declaración de Elena White sin verlo por sí
mismos en la Escritura.
4. Decadencia del antitrinitarismo:
1915-1946
• En 1930, respondiendo a un pedido de la División
Africana para tener “una declaración de lo que
creían los adventistas” que “ayudara a los oficiales
del gobierno y a otros a entender mejor nuestra
obra”, la comisión de la Asociación General
nombró una subcomisión (Kern, secretario
asociado de la AG; Wilcox, director de la R&H;
Palmer, gerente de la R&H; y Watson, presidente
de la AG) para que preparara una declaración de
creencias adventistas.
• Wilcox, como el experto escritor entre ellos, hizo un
borrador de 22 declaraciones, publicado
posteriormente en el SDA Yearbook de 1931.
4. Decadencia del antitrinitarismo:
1915-1946
• El segundo punto hablaba de la Deidad o Trinidad,
y el tercero afirmaba que Jesucristo es verdadero
Dios, un eco del Credo Niceno.
• Quince años más tarde, cuando la declaración
había obtenido aceptación general, el Congreso de
la AG de 1946 lo hizo oficial, votando que ninguna
revisión de esta declaración de creencias
fundamentales, tal como aparece ahora en el
Manual de Iglesia, se hará en algún momento
excepto en un Congreso de la AG.
• Esto marcó la primera aprobación oficial de un
concepto trinitario por parte de la iglesia.
5. Predominio trinitario: desde
1946 hasta el presente
• Desde la década de 1950 hasta la publicación de
“Movement of Destiny” en 1971, L.E. Froom fue el
defensor mejor conocido del trinitarismo entre los
adventistas del séptimo día.
• Su libro “La venida del Consolador”, cuando se
publicó por primera vez en 1928, fue sin
precedentes entre los adventistas por su exposición
sistemática (excepto por unas pocas citas de Elena
White) de la personalidad del Espíritu Santo y la
naturaleza trinitaria de la Deidad.
5. Predominio trinitario: desde
1946 hasta el presente
• El clímax de esta fase de desarrollo doctrinal
fue una nueva declaración de las enseñanzas
adventistas votadas por el Congreso de la AG
de 1980 en Dallas, Texas.
• Las nuevas 27 creencias fundamentales
afirmaban la doctrina de la Trinidad con más
concisión, pero en términos muy parecidos a la
declaración de 1931 votada oficialmente en
1946.
LA PROGRESIÓN DEL DESARROLLO
DE LA COMPRENSIÓN DE ELENA
WHITE DE LA TRINIDAD:
• 1850 Cristo y el Padre son seres personales con
forma concreta (Primeros Escritos, pp.54,77).
• 1869 Cristo es igual a Dios (Testimonios, t.2,
p.200).
• 1872 Cristo no fue creado (R&H, 17-12-1872).
• 1878 Cristo fue el “Hijo eterno” (R&H, 8-08-
1878; Carta 37, 1887 [en Manuscript Release, t.15,
p.26]; Youth´s Instructor, 31-08-1887; 1888
Materials, t.1, p.29; R&H, 8-02-1898; R&H, 5-04-
1906).
LA PROGRESIÓN DEL DESARROLLO
DE LA COMPRENSIÓN DE ELENA
WHITE DE LA TRINIDAD:
• 1887 Cristo preexistía con el Padre desde toda la
eternidad (R&H, 5-07-1887; DTG [1898], p.11).
• 1888 Una concepción más amplia de la
justificación por la fe exige la plena deidad de
Cristo.
• 1888 “La divinidad de Cristo” es fundamental
para entender el carácter o la misión de Cristo o el
gran plan de Dios para la redención del hombre.
(El conflicto de los siglos [1888], p.579)
LA PROGRESIÓN DEL DESARROLLO
DE LA COMPRENSIÓN DE ELENA
WHITE DE LA TRINIDAD:
• 1888 Cristo era “uno con el Padre eterno- uno en
naturaleza, carácter y propósito (Ibíd, p.547), “era uno en
autoridad y poder con el Padre” (Ibíd, p.549), y sin
embargo, Cristo era “distinto” del Padre.
• 1888 Cristo era “el único ser en todo el universo que
podía entrar en todos los consejos y propósitos de Dios”
(El conflicto de los siglos [1888], p.547; Patriarcas y
profetas [1890], p.12).
• 1890 Cristo existe por Sí mismo; su deidad no está
derivada del Padre (Patriarcas y profetas, p.15).
• 1897 El Espíritu Santo es la tercera Persona de la
Deidad (Special Testimonies, Seria A, Nº10, p.37).
LA PROGRESIÓN DEL DESARROLLO
DE LA COMPRENSIÓN DE ELENA
WHITE DE LA TRINIDAD:
• 1898 La publicación del DTG recapitula los dos puntos
anteriores: “en Cristo hay vida original, no prestada ni
derivada de otra” (Ibíd, p.489) y el Espíritu Santo es la
“Tercera Persona de la Divinidad” (Ibíd, p.625).
• 1901-1905 Tres “eternos dignatarios celestiales”, “tres
poderes supremos del cielo”, “tres personas vivientes del
trío celestial”; el Padre, Hijo y Espíritu Santo son uno en
naturaleza, en carácter y en propósito, pero no en persona
(Manuscrito 145, 1901; Special Testimonies, Serie B, Nº7
[1905], pp.51,62,63; El Ministerio de curación [1905],
p.329; todos citados en El evangelismo, pp.445-448).
CONCLUSIÓN
• Ha habido un largo proceso del rechazo inicial que
los adventistas hicieron del trinitarismo tal cual
aparece en los credos, hasta su aceptación final de
una doctrina bíblica de la Trinidad.
• Desde una perspectiva de creer que Dios estaba
dirigiendo al movimiento adventista, parece que
una razón importante para el largo proceso fue
que Él no estaba llamando a los pioneros a una
simple elección entre trinitarismo y
antitrinitarismo.
• Más bien los estaba convocando a desarrollar una
nueva interpretación que no dependiera de la
filosofía griega.
CONCLUSIÓN
• La única forma para que los pioneros en su contexto
separaran eficazmente la Escritura de la tradición era
abandonar cada doctrina que no estaba claramente
apoyada por la Biblia sola.
• De esa manera al principio rechazaron la doctrina
tradicional de la Trinidad, que claramente contenía
elementos que no eran evidentes en la Escritura.
• Al continuar trabajando sobre la base de la Escritura,
estimulados y expandidos periódicamente por el Espíritu
Santo a través de las visiones de Elena White, llegaron a
estar gradualmente convencidos de que el concepto
básico de un Dios en tres personas aparecía
verdaderamente en las Escrituras.
CONCLUSIÓN
• La evidencia ha mostrado que las visiones que
recibiera Elena White condujeron a la
denominación a través de etapas claramente
perceptibles hacia la plena aceptación de un
concepto bíblico de la Trinidad.
• Ese concepto estuvo esencialmente completo en
1898 cuando publicó El Deseado de todas las
gentes, y sus declaraciones 1901-1906 fueron
suficientemente explícitas como par que por 1913
el director de la Review & Herald pudiera afirmar,
sin temor de que ella lo contradijera, que “la
Trinidad divina” es una creencia adventista
fundamental.
CONCLUSIÓN
Podríamos mencionar cuatro influencias clave
para que se produzca el cambio del antitrinitarismo
al trinitarismo:
1. Los repetidos estudios bíblicos publicados sobre
el tema.
2. Las afirmaciones claras de Elena White.
3. La respuesta adventista a los ataques del
liberalismo moderno a la divinidad de Cristo y a
Su nacimiento virginal.
4. La afirmación de F.M. Wilcox de las creencias
fundamentales y de sus artículos en R&H.
BIBLIOGRAFÍA
KNIGHT, George R. Nuestra Identidad. Florida: APIA, 2007, 269
pp.
Ministry, february 2009
Trinitatea in lumina Revelatiei. Bucuresti: Viata si Sanatate,
2007, 375 pp.
WHIDDEN, Woodrow, Jerry Moon y John W. Reeve. La
Trinidad. Buenos Aires: ACES, 2008, 320 pp.
WHITE, Elena. El Deseado de todas las gentes. Miami: APIA,
1955, 816 pp.
___________. El Evangelismo. Miami: APIA, 1955, 816 pp.
___________. Patriarcas y profetas. Buenos Aires: ACES,
2004, 862 pp.