Sei sulla pagina 1di 19

La adolescencia es un periodo de la vida que

transcurre entre la infancia y la edad adulta.


Lo que caracteriza fundamentalmente a este
periodo son los profundos cambios físicos,
psicológicos, sexuales y sociales que tienen lugar
en esos años. Es imposible establecer la franja
exacta de edad en la que transcurre la
adolescencia pero la OMS considera que esta
etapa va desde los 10 a los 19 años.
Las y los adolescentes han sido considerados por
mucho tiempo un grupo poblacional que se enferma
poco y que acuden muy esporádicamente a los
establecimientos de salud, pretendiendo indicar con
ello sus Pocas necesidades de atención en salud.
Sin embargo el perfil epidemiológico de la población
adolescente ha cambiado durante los últimos años y hoy
en día somos testigos de la problemática que el grupo
adolescente enfrenta: la posibilidad de infectarse de
VIH/SIDA, tener un embarazo no deseado, el
someterse a un aborto en condiciones inseguras, la
violencia callejera y la violencia doméstica, así como
problemas de adicción a drogas, alcohol y tabaco, entre
otros problemas, muchos de los cuales tienen
raíces comunes multifactoriales y requieren atención de
diversa índole en particular de salud.
Si bien la adolescencia es un
período de aprendizaje,
nuevas experiencias y
fortalecimiento de la
autoconfianza.

También en ocasiones puede ser un período de


complejas dificultades con exposición a riesgos
elevados.
La adolescencia es además, la etapa en la que se consolidan valores,
hábitos y conductas que pueden afectar positiva o negativamente su
salud para toda la vida.

En tal sentido, la información y formación que las y los adolescentes


reciban para el autocuidado y cuidado compartido de su salud a
través de los servicios de Salud, así como las oportunidades de
desarrollo que se les brinden desde los diferentes sectores, son de
primordial importancia para su desarrollo integral.
Necesidades de salud de las y los adolescentes.

Para el desarrollo personal


• Desarrollo de habilidades sociales y proyecto de vida.
• Fortalecimiento de potencialidades intelectuales,
laborales, artísticas y deportivas.
• Desarrollo y fortalecimiento de sentimientos de
espiritualidad.
• Desarrollo y consolidación de hábitos de vida saludables:
higiene, alimentación, recreación, uso adecuado del tiempo
libre, etc.
• Mantenimiento de un buen rendimiento escolar.
• Fortalecimiento del respeto de derechos y deberes.
Para el desarrollo familiar

 Fortalecimiento de relaciones afectivas positivas


en la familia como unidad básica de la sociedad.
(Afectividad hacia los padres, comunicación horizontal y de
corresponsabilidad, equidad e igualdad de oportunidades
entre los miembros, respeto a los derechos y deberes).

 Desarrollo de habilidades y
conocimientos para el ejercicio
futuro de una paternidad y
maternidad responsable
FORMAS DE COMUNICACIÓN

INDIVIDUAL MASIVA

LENGUAJE

Gestual Escuchado Hablado Escrito

Medios de Comunicación
Papel del profesional de la salud:

Atención EMOCIONAL del paciente

Los problemas emocionales, no son exclusivos de


enfermedad psiquiátrica.
En la actualidad, se ha incrementado el número
de pacientes y de padecimientos que se acompañan
de problemas emocionales.
Servicios diferenciados y de calidad

Implica la creación y/o adecuación local de los servicios de salud a las


necesidades específicas de las y los adolescentes, en horarios
convenientes, bajo los principios de calidad, calidez, privacidad y
confidencialidad, donde sean atendidos por personal capacitado
para ofrecer una atención holística, que aborde la salud física,
psicosocial, sexual, y reproductiva del adolescente, y que tome en
cuenta el contexto familiar y comunitario.

Son servicios diferenciados los servicios que se ofrecen en ambientes


exclusivos así como aquellos servicios que se ofrecen en espacios
multifuncionales en horarios diferenciados.
Servicios diferenciados y de calidad

• Horarios convenientes
• Calidez
• Privacidad
• Confidencialidad

Abordar:
• Salud física, sexual, psicosocial y reproductiva
ENFOQUE

Implica ver a la población adolescente no desde sus


carencias si no desde sus potencialidades y
capacidades para convertirse en agentes de cambio
cultural en salud.

Las y los adolescentes son creativos, capaces de


aprender y ejercer liderazgo.

“El destino de los jóvenes depende de ellos mismos, de su


entorno y del apoyo y las oportunidades que les proporcionen los
adultos”
la Atención Integral y Diferenciada del Adolescente

La población a ser atendida es la comprendida entre los


10 y 19 años, considerando dos subgrupos:

 Adolescentes de primera fase: entre los 10 y 14 años.


 Adolescentes de segunda fase: entre los 15 y 19 años.
la Atención Integral y Diferenciada del Adolescente

La atención integral de salud del adolescente se inicia, en el


primer contacto con el adolescente.
.
Dentro del establecimiento de salud cuando acude por algún
motivo de consulta (demanda espontánea o referencia), o
cuando es captado, ya sea dentro del establecimiento de
salud o fuera de él; en el primer caso, el adolescente puede
ser acompañante de otro usuario o haber concurrido al
establecimiento por otro motivo.
la Atención Integral y Diferenciada del Adolescente

Por ejemplo, una adolescente que consulta por algún


problema respiratorio, podría estar siendo víctima de
violencia física; un adolescente que consulta por acné
podría estar atravesando un cuadro depresivo; una
infección vaginal podría esconder violencia sexual, etc.