Sei sulla pagina 1di 62

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO

FACULTAD DE MEDICINA HUMANA


ESCUELA PROFESIONAL PSICOLOGÍA

INTEGRANTES:
 GUARNIZ FLORES, PATRICIA
 KURODA CARBONELL, VANESSA
 MORENO BERNA, MERCY
CURSO: PSICOPATOLOGIA II
DOCENTE: DRA. AGUILAR LAM, PAQUITA
TRUJILLO-PERÚ
2018
F70-F79
Retraso mental
Definiciones:
Según el CIE-10 el retraso mental se refiere a un
funcionamiento intelectual general
significativamente por debajo del promedio,
acompañado por el déficit en la conducta
adaptativa, que se manifiesta durante el periodo
de desarrollo.

Por su parte la OMS lo considera como “un


desarrollo mental incompleto o detenido que
produce el deterioro de las funciones concretas de
cada época del desarrollo, tales como las
cognoscitivas, lenguaje, motrices y socialización”.
El RM puede acompañarse de
cualquier otro trastorno somático o
mental. Los afectados de un RM
pueden padecer todo el espectro
de trastornos mentales y su
prevalencia es al menos tres o
cuatro veces mayor en esta
población que en la población
general. Los individuos con RM
tienen un mayor riesgo de sufrir
explotación o abusos físicos y
sexuales.
La adaptación al ambiente está siempre afectada, pero en un entorno
social protegido, con el adecuado apoyo, puede no ser significativa en
enfermos con un retraso mental leve. Puede recurrirse a un cuarto
carácter para especificar el deterioro comportamental presente,
siempre que no sea debido a un trastorno concomitante:

 F70.0 Sin deterioro del comportamiento o con deterioro


mínimo

 F70.1 Con deterioro del comportamiento importante que


requiere atención o tratamiento

 F70.8 Con otro deterioro del comportamiento

 F70.9 Sin alusión al deterioro del comportamiento


ETIOLOGIA SEGÚN LA TEMPORALIDAD

La AARM (1995) agrupa las etiologías del RM en tres


dependiendo de la temporalidad del evento patógeno:

 Prenatales, si se relacionan con trastornos


cromosómicos y trastornos en la formación
cerebral;
 Perinatales, ocurridos después del
nacimiento como por ejemplo la hipoxia
perinatal.
 Posnatales, por ejemplo, infecciones y
traumatismos craneoencefálico.
ETIOLOGIA SEGÚN EL DSM V

Por otro lado, la edición del DSM V TR, distinguen 6 grupos


de factores de riesgo como serian:
Factores hereditarios,
Alteraciones tempranas del
desarrollo del embrión,
Influencias ambientales,
Trastornos mentales de tipo
psiquiátrico,
Problemas durante el embarazo, el
parto
Condiciones médicas variadas
sufridas durante la infancia.
ETIOLOGÍA PSICOSOCIAL

• Desnutrición de la madre
• Desbalance emocional de la
madre durante la gestación
• Pobreza
• Abandono
• Maltrato

Ѱ MÁS FRECUENTE en los hombres


Ѱ 2% de la población en países como Europa y Norteamérica
Pautas para el diagnóstico
 Deterioro del rendimiento intelectual, que da lugar a una disminución de la
capacidad de adaptarse a las exigencias cotidianas del entorno social
normal.
 Los trastornos somáticos o mentales asociados tienen una gran repercusión en
el cuadro clínico y en el rendimiento.
 EL DX debe basarse en la evaluación de la capacidad global, al margen de
cualquier déficits de un área o de una capacidad concretas.
 El CI debe determinarse mediante la aplicación individual de tests de
inteligencia estandarizados y adaptados a la cultura del enfermo.
 Las escalas de madurez social y de adaptación aportan una información
suplementaria siempre y cuando estén adaptados a la cultura del enfermo y
pueden completarse con entrevistas a los padres o a las personas que cuidan
a estos enfermos y que conocen la capacidad del enfermo para la actividad
cotidiana.
CLASIFICACIÓN
LEVE MODERADO SEVERO PROFUNDO
(50 – 69) (35 a 49) (20 a 34 ) (menos de 20 )

A modo de una guía que no


debe ser aplicada de una
manera rígida debido a los
problemas de la validez
transcultural, se mencionan
los cocientes intelectuales
(CI) correspondientes a
R cada
F70 RETRASO MENTAL LEVE
◦ CI 50 al 69
◦ La comprensión y el uso del lenguaje tienden a tener un
retraso de grado diverso y se presentan problemas en la
expresión del lenguaje que interfieren con la posibilidad
de lograr una independencia, y que puedan persistir en
la vida adulta.
◦ Sólo en una minoría de los adultos afectados puede
reconocerse una etiología orgánica.
◦ En un número variable de los afectados pueden
presentarse además otros trastornos tales como autismo,
otros trastornos del desarrollo, epilepsia, trastorno
disocial o discapacidades somáticas.
F71RETRASO MENTAL MODERADO
◦ COEFICIENTE INTELECTUAL APROXIMADO DE 35 A 49
◦ Es frecuente obtener discrepancias entre los perfiles de
rendimiento.
◦ El nivel de desarrollo del lenguaje es variable
◦ En la mayoría SE puede reconocer una etiología orgánica.
◦ En una proporción pequeña pero significativa están
presentes un autismo infantil o trastornos del desarrollo.
◦ También son frecuentes la epilepsia, los déficits
neurológicos y las alteraciones somáticas, sobre todo en los
retrasos mentales moderados, a pesar de lo cual la
mayoría pueden llegar a ser capaces de caminar sin
ayuda. Algunas veces es posible identificar otros trastornos
psiquiátricos.
F72RETRASO MENTAL GRAVE
◦ COEFICIENTE INTELECTUAL
APROXIMADO DE 20 A 34
◦ ES PROBABLE QU DETERMINE LA
NECESIDAD DE UN APOYO CONSTANTE
◦ INCLUYE: SUBNORMALIDAD MENTAL
GRAVE
F73 RETRASO MENTAL PROFUNDO
◦ COEFICIENTE INTELECTUAL INFERIOR A 20
◦ La comprensión y la expresión del lenguaje, se
limitan, en el mejor de los casos, a la
comprensión de órdenes
◦ Lo más frecuente es que se acompañen de
déficits somáticos o neurológicos graves,
epilepsia o de déficits visuales o de audición.
◦ Es muy frecuente la presencia de TGD en sus
formas más graves, en especial de autismo
atípico, sobre todo en aquellos casos que son
capaces de caminar.
F78 OTROS TIPOS DE RETRASO METAL

F79 RETRASO MENTAL, NO ESPECIFICADO


F80 TRASTORNOS ESPECÍFICOS DEL DESARROLLO DEL HABLA Y
DEL LENGUAJE
Concepto:
En estos trastornos las pautas normales de adquisición del lenguaje están alteradas desde estadios
tempranos del desarrollo.
• Estos trastornos no son directamente atribuibles ni a anomalías neurológicas o de los mecanismos
del lenguaje, ni a deterioros sensoriales, retraso mental o factores ambientales.
• Aunque el niño pueda ser capaz de comprender y comunicarse en ciertas situaciones muy
familiares, más que en otras, la capacidad de lenguaje es deficitaria en todas las circunstancias.

Diagnóstico:
•El desarrollo del lenguaje es más lento en los niños con trastorno del habla y del lenguaje que en
los niños normales.
•El nivel de compresión del lenguaje verbal o de señas está muy por debajo de lo esperado y la
capacidad intelectual no verbal es apropiada para la edad; los problemas del lenguaje se
confirman mediante pruebas de lenguaje receptivo y no hay un trastorno generalizado del
desarrollo.
F80.0 TRASTORNO ESPECÍFICO DE LA PRONUNCIACIÓN:
Definición
Se trata de un trastorno específico del desarrollo en el que la pronunciación de los fonemas por parte
del niño está a un nivel inferior al adecuado a su edad mental, pero en el que el nivel es normal para
el resto de las funciones del lenguaje.
Clínica:
• Los niños con trastorno fonológico tienen un retraso en la producción de los fonemas que se esperan
para su edad, inteligencia y dialecto, o bien son incapaces de producirlos.
• Se considera que existe un trastorno de la articulación de un niño si está significativamente rezagada
respecto a la de la mayoría de los niños de su mismo nivel de edad, intelectual y educativo.

Diagnóstico:
• Desarrollo normal: A los cuatro años de edad son normales errores en la
pronunciación de los fonemas, pero el niño es capaz de hacerse comprender
fácilmente por extraños.
• A los 6-7 años de edad ya se han adquirido la mayor parte de los fonemas, aunque
pueden persistir dificultades para ciertas combinaciones de sonido, lo cual no implica
problemas para la comunicación.
• A los 11-12 años el dominio de casi todos los fonemas es completo. F80.0 Trastorno
específico de la pronunciación
F80.1 TRASTORNOS DE LA EXPRESIÓN DEL LENGUAJE

Clínica:
• Puede incluir varias interrupciones concretas de la fluidez, incluyendo la repetición de sonidos
o de sílabas, la prolongación de sonidos, y el bloqueo completo o las pausas inusuales entre los
sonidos y las sílabas de las palabras.
• Los comportamientos asociados como los guiños de los ojos, las muecas faciales, las
sacudidas de la cabeza y los movimientos corporales anómalos.

Clínica: Se han identificado 4 fases evolutivas.


F80.9 TRASTORNO DE LA COMUNICACIÓN NO ESPECIFICADO
Concepto:
Trastornos sin especificación en los que haya un deterioro significativo del desarrollo
del habla o del lenguaje que no puedan explicarse por un retraso mental o por un
déficit neurológico, sensorial o somático que afecten directamente al habla o al
lenguaje.

Clínica:
• Es el trastorno de la voz, en el que el paciente tiene una anomalía del timbre, el
volumen, la calidad, el tono o la resonancia.
• Para poder codificarlo como trastorno, la anomalía de la voz debe ser
suficientemente grave como para impedir el progreso académico o la
comunicación social.
 F81 TRASTORNOS ESPECÍFICOS DEL DESARROLLO DE LAS
HABILIDADES ESCOLARES
F81.0 TRASTORNO ESPECÍFICO DE LA LECTURA
• Su característica principal es un deterioro específico y significativo del desarrollo de las habilidades de la lectura,
que no puede ser atribuido exclusivamente a la edad mental, problemas de agudeza visual o una enseñanza
inadecuada.
• Pueden alterarse la habilidad para comprender la lectura, la capacidad para reconocer palabras escritas
(mediante la lectura), la habilidad para la lectura oral y el desempeño de tareas que requieren lectura.
• Se asocian con frecuencia dificultades en la ortografía, las cuales subsisten a menudo hasta la adolescencia,
incluso después de haberse realizado algún progreso en la lectura. Los trastornos específicos del desarrollo de la
lectura son precedidos generalmente por una historia de trastornos del desarrollo del habla o del lenguaje.
• Son frecuentes las perturbaciones emocionales y de la conducta concomitantes, durante la edad escolar.
Incluye:
• Dislexia del desarrollo
• Lectura “hacia atrás”
• Retraso específico de la lectura

Excluye:
• Alexia SAI (R48.0)
• Dificultades para la lectura secundarias a trastornos emocionales (F93.–)
• Dislexia si (r48.0)
F81.1 TRASTORNO ESPECÍFICO DEL DELETREO [ORTOGRAFÍA]
Concepto:
Este es un trastorno cuya característica principal es un deterioro específico y significativo del
desarrollo de las habilidades para deletrear, en ausencia de una historia de trastorno específico de la
lectura. El trastorno no es exclusivamente atribuible a una baja edad mental, problemas de agudeza
visual o una enseñanza inadecuada. Se halla afectada la habilidad para deletrear y para escribir
correctamente cada palabra.

Incluye:
• Retraso específico de la ortografía (sin trastorno de la lectura)

Excluye: agrafia SAI

dificultades con el deletreo [ortografía]:

• asociadas con un trastorno de la lectura (F81.0)

• debidas a enseñanza inadecuada (Z55.8)


F81.2 TRASTORNO ESPECÍFICO DE LAS HABILIDADES ARITMÉTICAS
Concepto
Este trastorno implica un deterioro específico de las habilidades aritméticas, que no es exclusivamente
explicable en base a retraso mental generalizado o a una enseñanza inadecuada. El déficit afecta al
dominio de las habilidades elementales para la adición, sustracción, multiplicación y división antes
que al de las habilidades matemáticas más abstractas, concernientes al álgebra, la trigonometría, la
geometría o el cálculo.

Incluye:
• Acalculia del desarrollo

• Síndrome del desarrollo de Gerstmann

• Trastorno (del aprendizaje) aritmético del desarrollo

Excluye:
• Acalculia SAI (R48.8) dificultades aritméticas:

• Asociadas con un trastorno de la lectura o del deletreo [ortografía] (f81.3)

• Debidas a enseñanza inadecuada (z55.8)


F81.3 TRASTORNO MIXTO DE LAS HABILIDADES ESCOLARES
Concepto
Esta es una categoría residual mal definida de trastornos en los cuales hay deterioro significativo
tanto aritmético como de la lectura o de la ortografía, y en la que el deterioro no es exclusivamente
explicable en términos de retraso mental generalizado, ni por una enseñanza inadecuada. Debe ser
usada para los trastornos que cumplen con los criterios para F81.2, junto con F81.0 o F81.1.

Excluye: trastorno específico (de la, de las)

• Deletreo [ortografía] (F81.1)

• Habilidades aritméticas (f81.2)

• Lectura (f81.0)
F81.8 OTROS TRASTORNOS DEL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES ESCOLARES

• Trastorno del desarrollo expresivo de la escritura

F81.9 TRASTORNO DEL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES ESCOLARES, NO ESPECIFICADO

• Incapacidad para adquirir conocimientos SAI

• Incapacidad para el aprendizaje SAI

• Trastorno del aprendizaje SAI


 F.82 Trastorno Específico del Desarrollo Psicomotor

Se trata de un trastorno cuya


característica principal es un
retraso del desarrollo de la
coordinación de los movimientos

Lo mas frecuente es que la


torpeza de movimientos se
acompañe de un cierto grado de
déficit en la resolución de tareas
cognoscitivas viso-espaciales
PAUTAS PARA EL DX:

INCLUYE:
 SÍNDROME DEL NIÑO TORPE
 DISPRAXIA DEL DESARROLLO
 TRASTORNO DEL DESARROLLO
DE LA COORDINACIÓN

EXCLUYE:
 INCOORDINACIÓN SECUNDARIA A
RETRASO MENTAL
 INCOORDINACIÓN SECUNDARIA A
TRASTORNO NEUROLÓGICO
Concepto:
Grupo de trastornos caracterizados por alteraciones
cualitativas características de la interacción social, de
las formas de comunicación y por un repertorio
repetitivo, estereotipado y restrictivo de intereses y
actividades.
Clínica:
• Los niños autistas son descritos como atractivos, por lo que no demuestran padecer este trastorno.
• Alteraciones cualitativas de la interacción social.
• Alteraciones de la comunicación del lenguaje.
• Inestabilidad del estado de animo y afecto.
• Respuesta a estímulos sensoriales (Dolor y sonidos).
• Síntomas de la conducta asociados (Hipercinesia).
• Trastornos físicos asociados (Inf. Respiratorias)

Diagnóstico diferencial:
• Esquizofrenia de comienzo de la infancia (Alucinaciones o ideas delirantes)
• Retraso mental con síntomas de conducta (Los niños con RM se relacionan con los adultos, mientras
que los autistas no)
• Trastorno del lenguaje y del habla (Durante los primeros años no desarrollan el habla)
• Afasia adquirida con convulsiones (Crisis convulsiva, pérdida del lenguaje)
• Sordera congénita o trastorno auditivo grave (Falta de interés selectiva por el lenguaje hablado)
F84.2 SÍNDROME DE RETT
Concepto
• Aparición de varios déficits específicos de las capacidades adquiridas y el habla después de un período de
funcionamiento normal luego del nacimiento.
Epidemiología: 6 a 7 casos Por cada 100.000 niñas.
Clínica
• Durante los 5 primeros meses de vida posnatal, las niñas alcanzan habilidades motoras acordes con su edad.
• Las interacciones sociales muestran el grado de reciprocidad esperable.
• Entre los 7 meses y los 2 años de edad, sin embargo, estas niñas comienzan a desarrollar una encefalopatía
con rasgos característicos.
• El desarrollo social y lúdico se detiene entre el segundo y tercer ano, pero el interés social suele mantenerse.
• Suele desarrollarse ataxia y apraxia de tronco durante la infancia, se acompaña de escoliosis y cifoescoliosis
debido a incardinación del movimiento del tronco y movimientos coreoatetosticos y es frecuente crisis
epilépticas.
Diagnóstico diferencial:
• Algunas niñas se les diagnostica inicialmente con autismo, por la incapacidad de interacción social.
F84.2 SÍNDROME DE RETT:
•Deterioro del perímetro craneal y del crecimiento global.
•Movimientos de las manos específicos y característicos.
•Irregularidades respiratorias. •Perdida de las habilidades verbales por completo. Perdida de control de esfínteres a
menudo hay babeo y porstusion de la lengua. Hipotonía muscular.
F84.0 AUTISMO:
•Desarrollo físico desde el comienzo. •Pueden o no existir movimientos con las manos.
•No hay irregularidades respiratorias. •Uso de lenguaje aberrante.
TRASTORNOS DE
LA CONDUCTA
◦ Caracterizados por un patrón
persistente y repetitivo de
conducta antisocial, agresiva y
desafiante, en el cual se violan los
derechos ajenos y las normas
sociales esperadas para la edad,
son por consiguiente más severos
que las simples travesuras infantiles
o la rebeldía del adolescente.
◦La alteración de conducta se manifiesta en
el hogar, en el colegio, con los compañeros
y en la comunidad y debe ser perdurable,
de manera que actos antisociales o
criminales aislados no constituyen en si,
criterios diagnósticos.
◦ Estos menores frecuentemente
son iniciadores de agresiones
físicas, destrucción de propiedad
ajena incluyendo robo e
incendio, y muestran crueldad
hacia otras personas o animales;
la gama de perturbación varia
desde, por ejemplo una
desobediencia persistente,
rabietas, o faltar al colegio, hasta
actitudes desafiantes y asaltos a
veces enfrentando a la victima –
o atracos armados, violación y
extorsión.
◦ En ocasiones el hurto es
encubierto, como al tomar
cosas «prestadas» o robar en
los almacenes o entrarse a
una casa ajena, o al hacer
trampas en el juego. Pueden
escapar de su hogar, con
frecuencia perteneciendo a
un medio psico-social adverso
o con relación intrafamiliares
insatisfactorias.
◦ Una duración mínima de 6 meses
en las perturbaciones de conducta
son necesarias para hacer el
diagnóstico, más común en
varones, y al cual no raramente se
asocian otros hábitos, como
tabaquismo, abuso de alcohol y/o
drogas no prescritas, promiscuidad
sexual y falta de consideración por
los sentimientos, deseos o bienestar
de otras personas en lo personal,
tampoco denotan mayor
sentimiento de culpa o
remordimiento.
◦ Más bien ocultan una autoestima
baja detrás de la fachada de
«dureza» o despiadada
brusquedad con la que se sienten
justificados para rabiar, perder sus
estribos o provocar abiertamente a
los demás. Pueden presentarse
ansiedad depresión, expulsión
escolar, problemas con la justicia,
farmacodependencia, infecciones
venéreas, accidentes peleas y
suicidios.
EXCLUYE: ASOCIACION CON:

• TRASTORNOS EMOCIIONALES (F92.-)


• TRASTORNO HIPERCINETICOS (90.1)
• ESQUIFRENIA (F20)
• TRASTORNOS DEL HUMOR AFECTIVO (F30
–F39)
• TRASTORNO GNERALIZADO DEL
DESARROLLO (F84.-)
Diagnóstico diferencial

Hay que tener en cuenta que el trastorno disocial puede


solaparse con otros trastornos. La coexistencia de
trastornos de las emociones de la infancia (F93) lleva al
diagnóstico de trastorno mixto de las emociones y
trastorno disocial (F92). La categoría trastorno
hipercinético (F90) tiene prioridad si un caso satisface
también las pautas de este trastorno hipercinético. No
obstante, grados ligeros o limitados a situaciones
concretas de hiperactividad y de falta de atención se
presentan con frecuencia en niños que padecen un
trastorno disocial, así como también una baja estimación
de si mismo y trastornos emocionales menores. Ni unos ni
otros excluyen el diagnóstico.
F91.0 Trastorno disocial limitado al contexto familiar
Esta categoría incluye trastornos disociales en los que el comportamiento disocial, antisocial o
agresivo (que va más allá de manifestaciones oposicionistas, desafiantes o subversivas) está
completamente, o casi completamente, restringido al hogar o a las relaciones con miembros de
la familia nuclear o allegados.
Pautas para el diagnóstico
• El diagnóstico requiere que no esté presente ninguna
alteración significativa del comportamiento antisocial
fuera del ambiente familiar.
• la relación social del niño fuera de la familia estén
dentro de un rango normal.
• En la mayoría de los casos, estos trastornos disociales
limitados al contexto familiar han
comenzado en relación con algún tipo de alteración
intensa de las relaciones del chico
con uno o más miembros de la familia nuclear.
F91.1 Trastorno disocial en niños no socializados
Este tipo de TD se caracteriza por la combinación de un
comportamiento disocial persistente o agresivo (que
satisfacen el conjunto de pautas de F91) con una
significativa y profunda dificultad para las relaciones
personales con otros chicos.
Pautas para el diagnóstico
• El factor distintivo es la falta de una integración efectiva entre los compañeros
• Se manifiestan principalmente por un aislamiento o un rechazo
• Las relaciones con adultos esta marcada por la hostilidad y el resentimiento.
• Se pueden presentar alteraciones emocionales sobreañadidas, si son de un grado alto para
satisfacer las pautas del trastorno mixto, se codificarán de acuerdo con F92.
• Si se presenta un comportamiento delictivo, lo típico, es que sea en solitario.
• El trastorno puede ser más manifiesto en el colegio o en la escuela.
Incluye: trastorno agresivo no socializado con agresividad trastorno disocial solitario de tipo
agresivo
F91.2 Trastorno disocial en niños socializados

Esta categoría incluye formas de comportamiento disocial y agresivo (que se satisfacen el


conjunto de las pautas de F91. Se presenta en individuos por lo general bien integrados en
grupos de compañeros.
Pautas para el diagnóstico
• El rasgo diferencial es la existencia de amistades adecuadas y duraderas con
compañeros de aproximadamente la misma edad.
• Puede haber relaciones alteradas si el comportamiento disocial implica intimidación.
• Las relaciones con figuras de autoridad adultas tienden a ser malas, pero pueden
existir buenas relaciones con algunos personas concretas.
• Las alteraciones emocionales suelen ser mínimas.
• El comportamiento disocial puede extenderse también al ambiente familiar, pero si
se limita al hogar, debe descartarse este diagnóstico.
• Con frecuencia el trastorno es más evidente fuera del contexto familiar y el hecho
que tenga una relación específica con el colegio u otros ambientes fuera del seno
familiar, es compatible con el
diagnóstico.
Incluye: trastorno disocial "en pandilla" delincuencia en
grupo delitos formando parte e una banda robos en compañía
ausencias escolares.
Excluye: actividades de bandas sin trasto
rnos psiquiátricos manifiestos (Z03.2)
F91.3 Trastorno disocial desafiante y oposicionista
Este tipo de trastorno disocial es
característico de niños con edades por
debajo de los 9 ó 10 años. Viene
definido por la presencia de un
comportamiento marcadamente
desafiante, desobedientes y provocador
y la ausencia de otros actos disociales o
agresivos más graves que violen la ley y
los derechos de los demás.
El trastorno requiere que se satisfagan
las pautas generales de F91.
Pautas para el diagnóstico
• El rasgo es uncomportamiento persistentemente negativista, hostil,
desafiante, provocadora y subversiva que está claramente fuera de
los límites normales y no incluye las violaciones más importantes
de los derechos ajenos que se reflejan en el comportamiento
agresivo y disocial
• Estos niños tienden a oponerse activamente a las peticiones o reglas
de los adultos y a molestar deliberadamente a otras personas.
• Suelen sentirse enojados, resentidos y fácilmente irritados por
aquellas personas que les culpan por sus propios errores o
dificultades.
• Tienen una baja tolerancia a la frustración y pierden el control fácilmente.
• Lo más característico es que sus desafíos sean en forma de provocaciones, que dan lugar
a enfrentamientos.
• Se comportan con niveles excesivos de grosería, falta de colaboración y resistencia a la
autoridad.
La diferencia clave con otros tipos de trastornos
disociales es la ausencia de violación de las leyes o de
los derechos fundamentales de los demás, tales como el
robo, la crueldad, la intimidación, el ataque o la
destrucción

Se deberá codificar cualquier otro tipo de trastorno disocial


(F91.0 F91.2) con preferencia al trastorno disocial desafiante
oposicionista. Excluye: trastornos disociales con
comportamiento abiertamente disocial o agresivo
(F91.0 F91.2)
F91.8 Otros trastornos disociales
F91.9 Trastorno disocial sin especificación
Se trata de una categoría residual no recomendada, para
trastornos que satisfagan las pautas generales de F91, pero
queda para los casos en los que el subtipo no ha sido
especificado o que no satisfacen las pautas de
ninguno de los subtipos específicos.

Incluye: -. trastorno disocial de la infancia sin especificar


-. trastorno del comportamiento de
la infancia sin especificar