Sei sulla pagina 1di 19

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CHIMBORAZO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


CARRERA DE MEDICINA
CATEDRA DE NEONATOLOGÍA
prematurez

Definición
• Neonato de pre término es todo recién nacido
cuya edad gestacional es menor de 37 semanas y
con constantes desventajas anatómicas,
constitucionales y funcionales; según su peso
puede ser pequeño, adecuado o grande
Clasificación del RN de acuerdo a la edad
gestacional al nacer
Epidemiologia
Entre 1992 y 2002, los prematuros tardíos aumentaron de 7.3 a
8.5% de todos los nacimientos, lo que representa un aumento
del 16%. Ahora representan aproximadamente las tres cuartas
partes de todos los partos prematuros.

Un estudio mostró que los bebés nacidos a las 34 semanas


tenían 4.6 veces más probabilidades de morir que aquellos a
las 40 semanas, lo que contribuye significativamente a la tasa
de mortalidad neonatal.

La frecuencia de premadurez en el Hospital Universitario “Dr.


José Eleuterio González” es de 12 a 15%. La mortalidad oscila
de 5 a 90% si se considera la premadurez en edades extremas
que van desde la semana 24 hasta la 37 de gestación.
ETIOLOGÍA
Dentro de la etiología y factores de riesgo es importante
considerar dos grupos:

1) Maternos:
• Diabetes,
• Hipertensión, anemia, infecciones sistémicas y del aparato genitourinario,
• Desnutrición,
• Control prenatal inadecuado,
• Ser menor de 18 o mayor de 35 años,
• Trabajo agotador, elevado estrés personal,
• Anomalías del cuello uterino,
• Antecedentes de parto prematuro
• Gestación múltiple
• Periodo intergenésico breve,
• Desprendimiento prematuro de placenta,
• Ruptura prematura de membranas
• Amnionitis,
• Toxicomanías
• Tabaquismo.

2) Fetales; malformaciones congénitas, cardiopatías, problemas inmunológicos, etcétera.


Complicaciones del nacimiento prematuro
tardío
7.3% a las 35-36 semanas,

En un estudio, el 21% de los bebés nacidos en 33


semanas,

0.6% a las 37-42 semanas tenían RDS.

Pretérmino tardío los bebés se ven privados de los


cambios hormonales normales que ocurren a
Síndrome de dificultad respiratoria (RDS)
término y promueven el aclaramiento del fluido
pulmonar.

El 11% de los recién nacidos prematuros tardíos


con la insuficiencia respiratoria desarrolló una
enfermedad pulmonar crónica y el 5% murió, lo
que demuestra que las complicaciones
respiratorias pueden ser graves en esta población.
Control térmico
todo prematuro, sin importar su peso, se debe colocar en una
incubadora, debido a su pobre autorregulación térmica y a su
gran superficie corporal.

La incubadora nunca debe estar apagada y su temperatura se


mantiene según las necesidades del recién nacido, como
promedio entre 32 y 32.5°C, vigilando que la temperatura del
neonato se mantenga en el rango de 36.5°C a 37°C axilar.

La hipotermia puede ocasionar hipoglucemia, acidosis


metabólica y paro respiratorio generalmente irreversible.

La hipertermia conduce a la hipoglucemia, acidosis


metabólica, deshidratación y convulsiones.
Control hidroelectrolítico
En las mejores condiciones el prematuro debe permanecer en ayuno durante 24 horas para
evitar el inminente y grave riesgo de enterocolitis necrosante.

En los neonatos en quienes por alguna causa no se puede


iniciar la vía oral, es indispensable el aporte de líquidos y
electrólitos y se recomienda que
• a) en mayores de 1 500 g, el día 1 se administren 65 ml/kg/día,
• b) si el peso es de 1 200 g a 1 500 g, la cantidad del primer día sea de 80
ml/kg/día
• c) los de menos de 1 200 g reciban el primer día 100 ml/kg/24 h. A partir del
segundo día los requerimientos hídricos se estiman de acuerdo con la
siguiente fórmula: Ingreso – Egreso + Diferencia de peso + Egresos = ml
totales/kg/día
Soluciones a emplear en casos especiales
Vigilancia metabólica

Glucemia Dadas sus bajas reservas de glucógeno y la consecuente


tendencia a la hipoglucemia, es importante tomar una
glucometría a todo prematuro y posteriormente con un
intervalo de seis horas hasta que se obtenga constancia de
estabilización.

Toda glucometría menor de 40 mg/dl es anormal y se debe


considerar de inmediato iniciar el tratamiento a la mayor
brevedad.
Bilirrubinemia
Debido a su inmadurez hepática fisiológica exacerbada por la premadurez es muy probable que se requiera
tratamiento temprano en caso de hiperbilirrubinemia, por lo cual se vigila la bilirrubina sérica cada 12 a 24
horas, según sea necesario, en especial durante los primeros días de vida.

Es preciso recordar que siempre debe constatarse el grupo y Rh de la madre y del neonato, así como
proteínas séricas, ya que cifras inferiores a 2.5 mg de albúmina son de alto riesgo.

El 60 a 70% de los prematuros presenta ictericia, casi siempre multifactorial.


Inmadurez del sistema nervioso autónomo en
recién nacidos prematuros tardíos eleva el riesgo
Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS ) y de apnea, bradicardia y eventos agudos que
apnea. amenazan la vida. Bebés nacidos entre las
semanas 33 y 36 tienen el doble de probabilidades
de morir por SMSL que las nacidas ≥37 semanas.
Electrólitos séricos
El RN de pretérmino tiene bajas
reservas óseas de calcio, sobre todo
aquellos con antecedentes de
sufrimiento perinatal (asfixia,
distocia, sepsis o dificultad
respiratoria), se debe vigilar el calcio
sérico en las primeras 24 para
detectar temprano la hipocalcemia.

Así también se observan los niveles


séricos de sodio, potasio y cloro
dada su alta labilidad para las
alteraciones electrolíticas
(inmadurez renal).
Hematócrito
Esto es con la finalidad de
Al ingreso del neonato a la
detectar anemia o
UCI, se determina un
policitemia lo más temprano
hematocrito central,
posible, ya que ambas
posteriormente se sigue con
requieren tratamiento
un intervalo de 8 a 12 horas
específico, según la
según sea necesario.
repercusión clínica.
Vigilancia para evitar infección
• biometría hemática completa
En todo prematuro con antecedentes • microeritrosedimentación globular (MESG)
importantes como ruptura de • estudio de líquido cefalorraquídeo
membranas (por más de ocho horas), • proteína C reactiva
• Gram de lavado gástrico
trabajo de parto prolongado, parto • estudio de la placenta
séptico o fortuito, fiebre o infección • hemocultivo
materna o procedimiento invasivo, se • tele de tórax
• interleucina
recomienda: • procalcitonina

Se inicia la protección específica con el


esquema de antibióticos más adecuado
según cada caso en particular, según las
cepas y sensibilidad de cada centro. Con
cobertura para Gram positivos y
negativos.
Aspectos nutricionales
La alimentación temprana
Desde la semana 34 recomienda promueve el crecimiento de la
La alimentación inicia cuando las
succión no nutritiva (chupón) célula gastrointestinal por efecto
condiciones del prematuro lo
varias veces al día para que el bebé trófico directo, hay elevaciones
permitan, casi siempre debe
no pierda y adquiera el reflejo de significativas de enteroglucagón,
aplicarse la alimentación forzada.
succión. gastrina, péptido inhibitorio
gástrico en el plasma.

-Se ha demostrado que la


mielinización es más rápida Para lograr un adecuado total de calorías proporcionadas
-Alimentación temprana es la incremento ponderal se procura sea en el rango de 110 a 130
causa de menor frecuencia de que la cantidad calorías/kg/día,
ictericia.

respetando el volumen de 150 ml


por kilo al día.
Es necesario cambiar la sonda de alimentación como mínimo cada 24 horas.

se recomienda la sonda transpilórica, para así aumentar las calorías sin riesgo
de distensión gástrica, disminuir el riesgo de broncoaspiración.

En cuanto al tipo de leche, lo ideal es el seno materno (0.7 calorías/ml); existen


fórmulas artificiales especiales para prematuros (0.8 calorías/ ml), cuyas
proteínas están hidrolizadas (Pregestimil), aunque sujetas a disponibilidad.

Asimismo se encuentran fórmulas de vaca propias para prematuros (0.83


calorías/ml).

El esquema de alimentación se elabora de acuerdo con el peso, pero debe


tenerse en mente que los grandes volúmenes y altas osmolaridades pueden
propiciar enterocolitis necrosante.
Registro de crecimiento y desarrollo

Se lleva un registro estricto de la cantidad total de líquidos y calorías ingeridos, donde


también se consigna gráficamente el incremento ponderal.

Si todas las condiciones de alimentación y de suplemento calórico se cumplen, se espera un


incremento ponderal diario aproximado de 15 a 20 g. También se debe tener un registro
antropométrico, que incluya el peso y la talla (una vez por semana) y el perímetro cefálico
(diario).

Cuando menos una vez por semana se realiza una biometría hemática con reticulocitos, para
detectar temprano la anemia de la premadurez, se hace en caso de que el neonato presente
repercusión hemodinámica

A fin de prevenir el raquitismo es preciso vigilar las pruebas funcionales hepáticas (PFH),
calcio y fósforo séricos.