Sei sulla pagina 1di 14

UNIVERSIDAD NACIONAL DE JAEN

CARRERA PROFESIONAL INGENIERIA FORESTAL AMBIENTAL

DOCENTE: Mg. Ing. Jorge Antonio Delgado Soto

CICLO:III

INTEGRANTES:
Tarrillo Vallejos Analí
Zurita Mijahuanca Paola
METEORIZACIÓN
Es la desintegración y descomposición de una roca en la superficie terrestre o próxima a ella
como consecuencia de su exposición a los agentes atmosféricos, con la participación de agentes
biológicos.

Las rocas experimentan un conjunto de modificaciones, por la acción de los gases que
contiene el aire atmosférico y de las variaciones de la temperatura.

Si el proceso de la meteorización ocurre en la superficie del suelo se llama meteorización


edafoquímica y si ocurre en capas más profundas como el horizonte C o más se llama
meteorización geoquímica.
Existen principalmente dos tipos de meteorización: la meteorización química y la
meteorización física.

A veces se incluye la meteorización biológica como un tercer tipo.


TIPOS DE METEORIZACÓN

FÍSICA QUÍMICA BIOLÓGICA


 La descompresión . Oxidación
 Termoclastia .Disolución
 Gelifracción .Carbonatación
 Haloclastia .Hidratación
.Hidrólisis
.Bioquímica
METEORIZACIÓN FÍSICA
La meteorización física produce desintegración o ruptura en la roca, sin afectar a su
composición química o mineralógica.
En estos procesos la roca se va fracturando, es decir, se va disgregando en materiales de
menor tamaño y ello facilita el proceso de erosión y transporte posterior.
Las rocas no cambian sus características químicas pero sí las físicas. Está causada por las
condiciones ambientales (agua, calor, sal, etc.)

Los agentes que la provocan son:


La descompresión
Es la expansión y el agrietamiento que se producen en rocas que se han formado a gran
profundidad, al encontrarse en la superficie donde la presión es mucho menor. A causa de esta
dilatación comienzan a experimentar la formación de grietas o diaclasas con lo que se forman
losas horizontales.
Termoclastia
Es la fisura de las rocas aflorantes como consecuencia de la diferencia de
temperatura entre el interior y la superficie. La diferencia térmica día-noche es la causa:
durante el día, al calentarse, la roca se dilata; sin embargo, por la noche, al enfriarse, se
contrae. Al cabo de un tiempo acaba rompiéndose.

Esta meteorización es muy común en el desierto donde la amplitud térmica es muy


grande. Puede ser encontrado bajo el nombre de exfoliación en bolas ya que el sol
penetra en algunos puntos de la roca que se dilata y al enfriarse se achica separándose
de su núcleo.

La termoclastia da origen a una forma típica de meteorización mecánica en rocas


graníticas.
Gelifracción

Es un proceso consistente en la fragmentación de las rocas debido a las tensiones


producidas al congelarse agua contenida en sus grietas, fracturas y poros. El agua de lluvia,
deshielo o rocío se introduce en las oquedades de las rocas.
El agua, al congelarse, aumenta su volumen en un 9%. Si se encuentra en el interior de las
rocas, ejerce una gran presión sobre las paredes internas que acaba, tras la repetición, por
fragmentarlas.
La gelifracción ocurre especialmente en las zonas polares, subpolares y de alta montaña
donde son frecuentes las oscilaciones por encima y debajo de los cero grados.
Este tipo de meteorización es importante en climas húmedos y con repetidas alternancias
hielo-deshielo (+0 °C/-0 °C), como los montañosos.
Haloclastia

Es la rotura de las rocas por la acción de la sal. En determinados ambientes hay una
gran presencia de sal.
Esto es en los ambientes áridos, ya que las lluvias lavan el suelo llevándose consigo
la sal, la cual se precipita sobre el suelo al evaporarse el agua.
La sal se incrusta en los poros y fisuras de las rocas y, al recristalizar y aumentar de
volumen, aumenta la presión que ejercen sobre las paredes internas (similar a la
gelifracción) con lo que se puede ocasionar la ruptura. El resultado son rocas muy
angulosas y de menor tamaño, lo que generalmente da lugar a los procesos de
erosión.
METEORIZACIÓN QUÍMICA

Es el conjunto de los procesos llevados a cabo por medio del agua o por los agentes
gaseosos de la atmósfera como el oxígeno y el dióxido de carbono.
 Produce una transformación química de la roca provocando la pérdida de cohesión y
alteración de la roca. Los procesos más importantes son los atmosféricos, el vapor de
agua, el oxígeno y el dióxido de carbono que están implicados en: Oxidación. Se produce
al reaccionar algunos minerales con el oxígeno atmosférico.
 El agua interviene en todos los procesos de meteorización química, ya que transporta
los otros agentes, aumentando así la acción de éstos.

Los tipos de meteorización química son:


Oxidación
El proceso de oxidación se produce por el contacto del aire con las rocas en cuya
composición entra minerales que se pueden combinar con el oxígeno: férricos, carbonatos,
sulfuros, etc. para formar óxidos e hidróxidos.
El oxígeno presente en la Atmósfera se disuelve en el agua. Al caer sobre las rocas
formadas por minerales con elementos metálicos, se oxidan. Los elementos oxidados se
separan fácilmente de la roca y ésta se destruye.
El oxígeno presente en la Atmósfera se disuelve en el agua. Al caer sobre las rocas formadas por
minerales con elementos metálicos, se oxidan. Los elementos oxidados se separan fácilmente de la roca y
ésta se destruye.

Disolución
Es muy importante en minerales solubles como cloruros, nitratos, en rocas calcáreas y en el modelado
kárstico.
Carbonatación
Se produce al combinarse el dióxido de carbono con el agua formando ácido carbónico, el cual se
combina con ciertos minerales como el carbonato de calcio que se transforma en bicarbonato: el primero
es insoluble en el agua pero el segundo no lo es, por lo que es arrastrado por ella.
El agua carbonatada reacciona con rocas cuyos minerales predominantes sean calcio, magnesio, sodio
o potasio, dando lugar a los carbonatos y bicarbonatos.
 El dióxido de carbono (CO2) junto con el agua, destruye una de las rocas mas duras, la roca caliza.

Hidratación
Es el proceso por el cual el agua se combina químicamente con un compuesto. Cuando las moléculas
de agua se introducen a través de las redes cristalinas de las rocas se produce una presión que causa un
aumento de volumen, que en algunos casos puede llegar al 50%. Cuando estos materiales transformados
se secan se produce el efecto contrario, se genera una contracción y se resquebrajan.
En esta reacción, el agua es incorporada a la estructura de algunos minerales aumentando de volumen
como sucede con el yeso o sulfato de calcio hidratado.
Cuando el vapor de agua se combina con los componentes de la roca aumenta su volumen. También
cambiará su volumen cuando se evapore el agua.
Hidrólisis
Es la descomposición química de una sustancia por el agua, que a su vez también se descompone. En
este proceso el agua se transforma en iones que pueden reaccionar con determinados minerales, a los
cuales rompen sus redes cristalinas. Este es el proceso que ha originado la mayoría de materiales
arcillosos que conocemos.
Es la rotura en la estructura de algunos minerales por la acción de los iones de H+ y OH- de agua,
fundamentalmente en la meteorización del feldespato, que se transforma en arcillas y del granito que
puede llegar a la caolinización (transformación en arcillas, especialmente en caolín).
Bioquímica
La acción de los ácidos orgánicos procedentes de la descomposición de materiales biológicos
en el suelo o por la acción físico - química de los propios vegetales vivos. tales como ácidos
nítricos, amoniacos y dióxido de carbono, que potencian la acción erosionadora del agua.

METEORIZACIÓN BIOLÓGICA
La meteorización biológica u orgánica consiste en la ruptura de las rocas por la actividad de
animales y plantas.
La construcción de madrigueras y la acción de las raíces de los árboles pueden provocar una
acción mecánica, mientras que los efectos de la presencia de agua y diversos ácidos orgánicos,
así como el aumento del dióxido de carbono, pueden complementar la meteorización alterando la
roca. Así pues, los efectos de la meteorización biológica combinan los procesos de disgregación y
los de alteración.
También algunos animales, como las lombrices de tierra, las hormigas, las termitas, los topos,
etc., favorecen la alteración de las rocas en la superficie.
Las raíces de las plantas se introducen entre las grietas actuando de cuñas. Al mismo tiempo segregan
sustancias que alteran químicamente las rocas.