Sei sulla pagina 1di 11

Capitulo 1 IGNACIO RODRIGUEZ

Capitulo 2

AUTOCONOCIMIENTO

MIEDO
INSEGURIDAD
ANGUSTIA
ENOJO
Capitulo 5
Cuarta semilla se trataba de una planta de
mango.
Ignacio pensó que la enseñanza esta
relacionado con los frutos o los resultados Servicio desinteresado
con los frutos de la vida
El mensaje de la semilla se trataba del
SERVICIO DESINTERESADO ya que la planta de
mango nos protege del sol con su sombra y
nos entrega sus frutos.
Ya que nosotros actuamos de forma
interesada para lograr nuestros objetivos
personales :
lograr metas
solucionar nuestros problema
adquirir cierto estatus comprando objetos
caros
Ignacio se dio cuenta de que la publicidad y la
televisión nos hacen creer que la felicidad
esta en las cosas materiales; pero que en
realidad es que la felicidad se siente cuando
ayudamos a terceros de forma desinteresada.
Capítulo 6

Ignacio vio que la semilla de girasol iba • Ignacio le pidió consejo al maestro. Para esto el maestro le hizo
preguntas como: ¿cuál es tu objetivo al escalar la cima de tu
creciendo y siguiendo la luz, eso le dio vida? ¿Llegar más rápido? ¿Subir más alto que nadie? ¿O vivir
cierta lección y pensamientos de seguir en paz y disfrutar el camino? Obviamente Ignacio quería vivir
en paz. El meditar y hacer servicio había hecho que tenga la
un camino correcto, pero en el día no le posibilidad de cuestionar la intensidad ética de las situaciones.
dio mucha importancia a la semilla ya
• El maestro descifró la enseñanza de la semilla de girasol
que ese día tenía una reunión diciendo: el girasol nos recuerda que no interesa a qué
importante con su gerente de marketing, circunstancias o problemas nos enfrentemos en la vida, o en
qué momento del día nos encontremos, siempre debemos
que estaba trabajando en una cuenta orientar nuestras decisiones hacia la luz, hacia Dios.
importante para la empresa, se trataba
Usa la regla de oro:
de una dependencia del estado, si salía
todo bien la empresa tendría "No le hagas a otros lo que no quieres que te hicieran a ti".
Ahora la semilla de girasol nos permite llevar tu luz por todo tu
tranquilidad financiera. camino en la vida , asegurando que el sendero esté iluminado.
Disfruta la paz y la tranquilidad, y cosecha los frutos
producidos por vivir éticamente.
El gerente de marketing le propuso de •
darle una coima al encargado de ventas
de la institución estatal como lo habían • El maestro le dio otra semilla envuelta en papel periódico, y le
dijo que va a demorar en germinar, pues esto le daría tiempo
echo en otras ocasiones y el negocio para que practique todo lo aprendido. Y que regrese hasta que
sería seguro, pero Ignacio intuía que no crezca.
era correcto, pero tenía dudas por que
necesitaba el dinero, así que le pidió un
día para pensarlo.
Capítulo 7
• El maestro le dijo que sus pérdidas de tiempo vienen disfrazadas de una supuesta
Ignacio había seguido dando importancia. Si su darma es enseñar espiritualidad en el mundo empresarial, no
debía perder tiempo en otras cosas. Debía dar el ejemplo a sus ejecutivos de
conferencias, él se sentía muy feliz y sentirse en paz y no estresado corriendo de cita en cita. Tenía que dedicarle
tiempo a lo importante.
realizado, él no cobraba pues era su
darma, ahora tenía claro que su misión • Trata de delegar a otros la mayor cantidad de actividades rutinarias, dales
confianza y prepara a las personas a que decidan por su cuenta, no trates de ser
en la vida era llevar espiritualidad al el salvador del mundo, no pienses que sin ti no va a funcionar la empresa.
Aprende a soltar el poder egoísta que quiere ser el centro de todo.
mundo empresarial.
• El gurú le ayudo a descifrar el mensaje de la semilla, la planta era el pino y nos
enseña el perfecto equilibrio en la vida. Nosotros, como el pino, tenemos ramas
que son los diferentes papeles que jugamos en la obra de teatro de nuestra vida.
A pesar de meditar diario Ignacio se Debes buscar que, en el largo plazo, un papel no le haga sombra al otro, tal como
lo logran las ramas del pino: todas reciben por igual la energía del sol.
sentía estresado. Quería hacer tanto,
pero el día no le alcanzaba y se sentía • Planifica cada semana de manera que puedas darle tiempo a tus diferentes
papeles en la vida. También debes de alimentarte con alimentos sanos, alimentos
totalmente tenso y en descontrol. rajásicos que te ayudan a actuar todo el tiempo y alimentos sátvicos que te
producen tranquilidad y paz e incrementan tu vitalidad y fuerza. Aquí están los
vegetales, las frutas, productos lácteos y comida fresca.

Pasaron 6 meses hasta que una • También debes evitar ver televisión y si quieres enterarte de las noticias lee
periódico, así tu puedes elegir que leer y que no leer. Le pidió que practique y que
mañana notó un brote y supo que se regrese después de tres semanas de haber aplicado realmente las enseñanzas y
no le entregó semilla alguna.
trataba de una planta de pino.
Se dirigió a su oficina, tenía tanto que
hacer que por atender a uno
desatendía a otros, el tiempo no le
alcanzaba, estaba estresado. Pero en la
noche fue a ver al maestro y le contó
sus frustraciones con el manejo del
tiempo.
CAPITULO 8
Después de seis semanas Ignacio ya no comía carnes rojas, pero aún comía
pollo y pescado, su dieta era principalmente vegetariana, había bajado de peso y
se sentía más ligero y saludable.

También bloqueo su semana, delegó funciones y se dio cuenta que hacía


labores rutinarias que le quitaban tiempo, pero le daba pena dejar de hacer
ciertas actividades que él disfrutaba. Los fines de semana no trabajaba y le
dedicaba su tiempo integro a su familia.

Después de estas seis semanas sentía que no lo hacía perfecto, pero que había
avanzado lo suficiente como para ir a ver al maestro. Cuando el llegó, toco
varias veces la puerta y no le abrieron, parecía que no había nadie, volvió al día
siguiente y fue lo mismo, nadie abría la puerta, por lo que se animó a tocar la
puerta del costado. Salió una señora que le comunicó que al gurú le atropelló un
carro hacía tres semanas y murió.

Ignacio sintió ganas de llorar, no entendía por que le había pasado esto,
justamente cuando estaba mejorando y progresando, le quitaban su única
oportunidad de progresar. Se dio cuenta que estaba pensando en él y no en su
maestro, se dio cuenta que en todo este tiempo se había comportado de una
manera egocéntrica y nunca le había preguntado sobre su vida al maestro,
nunca le había dijo gracias.
Ignacio fue a su casa y en su jardín se puso a observar sus plantas que eran
los únicos recuerdos físicos que le dejo su gurú. Miró a las plantas y sintió
ganas de llorar, recordó su transformación como persona, también recordó
todas las lecciones que su maestro le dio, las enseñanzas de cada semilla, los
ejemplos que le daba para que entendiera mejor. El pensó en cual sería la
séptima semilla.

Se puso a meditar en su jardín, esta vez fue especial, sintió un profundo amor y
unidad con el todo. Su pena y su dolor se transformó en paz y tranquilidad.
CAPITULO 9
Pasaron tres semanas desde que se enteró de la muerte de su maestro, ahora
Ignacio se dedicaba a dar conferencias 3 ó 4 veces por semana, y al finalizar lo
felicitaban y le daban las gracias sinceramente, este era su mejor pago.

Ese día al regresar a su casa vio un sobre que le habían dejado, tenía olor a
incienso, era de su maestro, así que la abrió, dejando caer unas semillas.
El maestro le decía que un maestro nunca olvida a sus discípulos, él ya no estaba
en el mundo material pero le había dejado esta carta. Le entregaba la séptima
semilla, era un árbol de hunco, que representa la libertad, y le daba el mensaje
antes que la plantase.

Le dijo que este árbol tiene la peculiaridad de ser totalmente flexible, soporta
vientos huracanados y puede doblarse y colocarse en posición horizontal.
Su flexibilidad le da la libertad total de movimiento, lo único que no se mueve y es
rígido es su raíz. Le explicaba que esta planta tenía más de un mensaje y uno de
ellos era el mensaje de flexibilidad, le dijo que en la vida debemos tener libertad de
adaptarnos a los vientos del cambio, ya que en el plano material todo cambia
minuto a minuto, hay que estar dispuesto a cambiar y a ser flexible.

El reto del ser humano es tener el valor de crear nuevos caminos y dejar las rutas
conocidas, para mejorar y crecer. Cambiar significa asumir el riesgo de
equivocarse y esto nos hace vulnerable, que es exactamente lo que el ego no
quiere. Tienes que ser sordo a las cosas negativas.
Ignacio se puso a reflexionar y continuo leyendo la carta. El otro mensaje de la
semilla es la sabiduría del desapego. En la superficie el hunco no esta apegado
a nada, fluye con los vientos y no les ofrece resistencia como otros árboles
rígidos.
Los seres humanos debemos ser como el hunco, libres y no arraigados a lo
superficial, a los bienes materiales y a las formas. Nuestro arraigo debe estar en
nuestro espíritu.

Ignacio recuerda que el objetivo de esta vida es encontrar ese pedacito de Dios
dentro de ti y vivir cada momento en felicidad y paz. Dios sabe por qué hace las
cosas. Todas las circunstancias nos ayudan a crecer, a aprender, y pone a
prueba nuestra capacidad de percibir la paz y la felicidad de la divinidad dentro
de nosotros.

Después de un tiempo de leer la carta Ignacio daba conferencias pero sólo


llegaba el mensaje a un número limitado de personas, y pensó en la forma de
llegar a un mayor número de gente y decidió escribir un libro. Y dijo: le pondré
como título "El secreto de las siete semillas".