Sei sulla pagina 1di 4

Variedades de la lengua

Los registros lingüísticos


Registros lingüísticos: diferentes formas de usar la lengua según la
situación comunicativa.

Registros formales
Uso cuidado y planificado de la lengua.

a) Registro culto: predominante en


situaciones académicas, exposiciones
científicas, redacción de escritos…
- Sintaxis elaborada.
- Uso de conectores.
- Precisión léxica.
- Entonación adecuada.
- Fórmulas de apertura y cierre.

b) Registro estándar: uso común a una


mayoría de hablantes en situaciones públicas,
presente en los medios de comunicación (prensa,
radio, tv…) y en la vida social.
Registros informales
Situaciones espontáneas de comunicación, con predominio de la
subjetividad, naturalidad y expresividad.

Las jergas: lengua especial de un grupo


Registro coloquial: predominante en el social diferenciado:
ámbito amistoso o familiar, requiere un alto -Jergas profesionales: médicos, juristas, periodistas,
grado de confianza entre los interlocutores. informáticos…
-Jergas sociales: jóvenes, hampa (delincuencia), …
-Importancia de los códigos no verbales (gestos, -Jerga familiar: palabras de jergas sociales
tonos de voz…) incorporadas al habla familiar
-Pronunciación relajada.
-Oraciones cortas y simples, con frecuencia
incompletas.
-Uso frecuente de vocativos. El nivel vulgar: uso descuidado o
-Pronombres con valor enfático (1ª y 2º persona) inadecuado de la lengua oral o escrita.
-Frecuentes deícticos (pronombres, demostrativos, Muestra una clara incapacidad del hablante
posesivos, adverbios de lugar…)
-Palabras comodín y expresiones hechas.
para usar el registro adecuado en cada
-Sufijos apreciativos. situación de comunicación.
-Entonación expresiva.
-Funciones expresiva, apelativa y fática. Los vulgarismos: incorrecciones en la
pronunciación, la gramática, la construcción
de los enunciados o el vocabulario.
Usar el registro adecuado
El hablante debe adecuar su registro a las circunstancias y a la situación
comunicativa: oralmente o por escrito, tema tratado, relación con el interlocutor.

Cuanto más amplio sea el dominio que un hablante tenga de los registros, mayor
será su competencia comunicativa.