Sei sulla pagina 1di 78
ABC Emenee eee TET PURu OE y de Internet Musica ay Dr Guillermo Calvo Soriano El hombre se encuentra en movimiento continuo, y cada uno de esos movimientos que se realizan en el espacio DAR Mo sm Ret Mm @r emcee mels wren forma parte de su vida, de su itinerario personal, en el que tampoco faltan los rodeos, desviaciones y errores. Cada uno ha de vivir su propia vida y recorrer su propio camino. a me La vida es soledad «sin que nadie pueda ser compajiero de viaje de nadie». El recorrido del «camino» es un «riesgo». Mas cuando conoce su meta, que todos tienen marcada, cada nuevo dia puede aportarle nuevos amigos, nuevos Hermanos, hasta «poder celebrar sin pena todas las fuerzas y poder ser huésped y amigo de todos los Astros» (Hermann Hesse, Reiselied). La meta da sentido a nuestro caminar. TSAO RUID ebb ave eT ET CO} el camino que conduce a una meta se corresponde con el Orden Universal, la Ley Eterna y el Sentido del Ser. Son varias las posibles traducciones de la palabra Tao: cauce, camino, sendero, curso de la cosas, orden, ley, sentido. En el lenguaje cotidiano chino el «camino» se dice lu y se describe mediante la combinacion de los signos «pie» y «cualquiera», mientras que para el Tao, elem ia Cor tte) por encima del mundo humano, se emplean los signos de «cabeza» y «marchar. En Confucio el Tao es la Ley, por la que el Cielo mantiene dentro del orden la naturaleza y la vida humana. Cuando la vida y conducta del hombre corresponde al Tao, esta en armonia con la Ley Universal y Eterna. Lao tsé emplea el Tao como expresién del Fundamento del Ser, como la realidad ultima y misteriosa, el punto de arranque y meta Ultima de todos los caminos. IB lituc mem Or litt peer mC CeNP mE Mo eoe tone de una temprana época cultural, en la cual los caminos de acceso a las aldeas y ciudades se vieron cortados por catastrofes naturales DECOM ERC os Cuando los Caminos estaban expeditos, reinaba el Orden en el pais. DIT Sm neo RCC Smee Mian ORS TBE en el Simbolo del Orden Universal. En el primitivo pensamiento griego aparece la Statue) de los Dos Caminos, y por vez primera en el poeta Hesiodo enjuiciando el binomio antitético del Bien y del Mal: Los vicios te los puedes procurar en cantidades y sin ningtin esfuerzo. Su camino es corto y siempre quedan cerca de ti. Pero delante de la Virtud, los dioses inmortales han puesto el sudor. Largo y empinado es el Camino, que conduce al caminante hasta la Virtud. Maier PIB sre estcem OU ONU Us siete Mme muna Mote Golo icmrorm Cel etct meridional, y que fundo una sociedad para la reforma ético-religiosa de la vida con lo que aprendio en Egipto, fue el reconducir a los hombres del camino ancho, por el que camina la multitud, al sendero estrecho y abrupto de la forma de vida que él tenia por buena. Para sus seguidores, los Pitagéricos, la letra Y se convirtié en un simbolo, que tras un primer trayecto comin empezando por el arranque, después se bifurca en el camino del Vicio (kakia) y en el de la Virtud (arere). emer ermal P ure se remonta al sofista Prédico. SDToSB Enel ccNMTiUCuC lor TmUeT IEG al joven Héroe: una, dotada de una belleza sencilla y auténtica, le prometia el Camino fatigoso de la Virtud, mientras que la otra, que procuraba ocultar su verdadero rostro OE alee mee site meee una vida en la abundancia y el placer. SACP ote te yee eley respectivamente la Virtud y el Vicio. Y el joven Heracles supo cual de los caminos habia de recorrer. Heraclés \ — / A Heraclito se debe la famosa sentencia «Todo fluye» (panta rhei), todo esta en movimiento, no hay ningtn ser inmutable y permanente. Todas las cosas proceden del Primordial Fuego Divino a través de la discordia y la lucha; ése es el «Camino hacia abajo». La Armonia y la Paz acaban por reconducir PERM CCC MBER IPO Wm ACO meme ernie. tas t(ai Cod Ca MMP EMO CER COB MCUs een aC) a SUE CNC BION R Cee RCAC BTEC R OCT TON con lo que el hombre reconoce en él su propia vida, ligada al espacio y al tiempo y que aspira a una meta misteriosa e invisible para él. Agustin definid al Hombre como homo viator, cual Caminante y Peregrino en marcha hacia el Otro Mundo. Todo Camino tiene un final y reconduce a la infinitud espacial y temporal. Para las religiones Hinduistas el Camino de la Salvaci6n, marga, es siempre un camino espiritual EGC ME mtb teen Cel Cm retnaCeltel jiva, con el Ser Divino Universal, atman, el cual se identifica a su vez con el absoluto eterno, DR Buda habla del «Santo Sendero de ocho tramos», que cual camino recto entre la entrega a los deseos y la mortificacion personal conduce a la quietud, la iluminacion y el Nirvana. Los ocho tramos de ese camino son el recto esperar, creer, el querer recto, el recto hablar, el recto obrar, la vida recta, el recto esfuerzo, el pensamiento recto y el recto abandono. El primer paso en el camino de la redenci6n o liberaci6n es el abandono de la vida doméstica regalada, porque la casa no es mas que un lugar aparente de seguridad. Los Egipcios veian en el Curso del Sol jla referencia visible a su propio camino personal, sacando de ahi la esperanza en una supervivencia después de la muerte. En este mundo empieza ya el camino que conduce al Mas Alla; la muerte no es un final horroroso, sino una funcién del Dios Creador que se extiende en el tiempo y lo supera, con la cual se renueva la existencia, al igual que el Dios Solar envejece cada dia y se rejuvenece cada noche para, PRERNEn EE mSTUn nto empezar su nueva carrera diurna como un mozo. La representacién del camino también se dejé sentir en la Construcci6n de los Templos: de fuera adentro, del mundo de los fendmenos al mundo de las realidades Mientras que el pueblo Ro) em reer m itor hasta la puerta exterior del Templo AO ear sus plegarias, x f. los Sacerdotes recorrian el Camino de la Divinidad: pasando las Torres de las puertas, los Pilonos, entraban en el atrio inundado por una resplandeciente Luz Solar hasta el vestibulo, todavia luminoso, eRe CRM EM OTe eer CM sie] CAM ICRC DC ae Cm EEE del Santo de los Santos envuelto en tinieblas: alli dentro, y accesible sOlo a los Iniciados, se alzaba la estatua en granito negro de la deidad. En una especie Crap are aio la penumbra va intensificandose hasta la obscuridad mas completa, Emre que el sentimiento JM eons agraciado con la Luz se ofusca al alejarse del mundo Perle er mE BTCC oNe me UCP Cm Mee En numerosos ritos del Oriente antiguo se celebraban las etapas de la Deidad venerada como una especie de imitatio dei. En la fiesta babilonica del Afio Nuevo se representaba de forma dramatica la vida del dios Bel, su bajada al mundo interior y su ascension. mee | En Abydos, la tumba concebida como Matriz de Resurreccion. El Sacerdote-Sem con las manos puras, es el Iniciado que conoce los Misterios de la Resurreccion, capaz de hacer revivir lo que se creia muerto. El Ritualista pronuncia las Formulas Sacras. Y, por la Magia del Verbo, la muerte da paso a la Vida. OSIRIS se incorpora de lado, disipa las sombras del fallecimiento. Los Egipcios creian ver en el Drama Mistérico de OSIRIS, en su Muerte y Resurreccion, el itinerario de la propia vida. Segun el mito griego el dios Dionisos recorrié todo el mundo habitado para traer alos hombres la suprema felicidad, la Vid; por ello se celebraba su memoria en el culto como el dios de la Epiphaneia, de la «Manifestacién». Reproduciendo el hecho que Dioniso habia Ilegado por mar, su imagen en Atenas era conducida al Santuario en una nave. El dios se encontré en su camino a la joven | Ariadna, que habia sefialado a Teseo el camino \ para salir del Laberinto mediante su ovillo de lana, cl famoso hilo de Ariadna. En el Lenguaje de los Misterios, tan abundante en imagenes y simbolos, Ariadna representaba \ . al Alma humana, que se libera ) A Fe mediante su reunion con Dios en el hieros gamos J ' El dios en camino es El Redentor. Pts En el Antiguo Testamento se encuentra el camino con el significado de Plan Universal de Dios; pero un plan que no se entendia como ley Toe ee ESI e me RON CMS ORE) CMT osoule le mecetston personal de Dios. Asi puede decir el Sefior: «Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos» (Isaias 55,8). Pese a lo cual, 0 justamente por ello, tienen los Hombi “- mantenerse en el Camino El atribulado Job sabe que Dios ve todos los caminos y que todos los pasos estan en su mano (Job 21,8). «Camino» derekh, se convirtio en una de las palabras preferidas en la posterior Piedad de los Judios centrada en el Cumplimiento de la Ley. En el Nuevo Testamento la imagen de los dos Caminos reaparece en el Sermén de la Montaiia (Mateo 7,13s): «Ancha es la puerta y ancho el camino que conduce a la perdicion, y son muchos los que marchan por él. Pero es angosta la puerta y estrecho el sendero que conduce a la vida, y son pocos los que lo encuentran.» En Jesucristo es Dios mismo el que ha venido hasta nosotros para mostrarnos el Camino de la Salvacién. Punto culminante del simbolismo del Camino en IPM ELIE mom Cece Tian Car ene Com Cat «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie llega al Padre sino por mi» Queda aqui patente hasta qué punto coinciden Camino, Meta y sentido de la Vida. La Cruz se hace ahi indicador del Camino; Reo Onno Emonoela ECL met camino de la vida, sino pura y simplemente el personal Camino de Jesus». Quien recorre ese Camino, quien sigue a Cristo, volvera a encontrar abierto el Camino que conduce al Paraiso y que estaba cerrado por el pecado original, y podra entrar en las «calles» de la ciudad celeste, merece tre Mc eee) Oates Ce CMU CCC WN MEM o)ernert fer tem Coes TedTeIs XVI-XVII el motivo de los dos caminos se representa con la Y : el camino estrecho conduce a la recompensa de la Corona, el camino ancho y malo termina en el Fuego atormentador (asi en Zacharias Heyn, 1625). También la mistica islamica, el Sufismo, conoce un Camino de Salvaci6n, tarika, que con sus trayectos y estaciones es un simbolo de la purificacién espiritual del Sufi. Requisito para el viaje hacia Dios es el conocimiento que el mundo de las apariencias no es mas que un velo que oculta la Realidad Divina. Dios esta tanto dentro como fuera, es inmanente y trascendente; no sdlo se alza por encima de todas las cosas, sino que «esta mas cerca de nosotros que nuestra vena yugular». El Sufi conoce el despliegue del mundo en un «arco del descenso»», que baja desde la Esencia Divina, a través del mundo de las ideas, hasta el mundo de la Naturaleza y del Hombre. Partiendo de ese conocimiento el Sufi emprende el camino espiritual para volver a unirse con Dios en el «Arco de la Ascension». Todo el Camino de Retorno «es un viaje con simbolos, OMe on CmEC MUCOSA Mo meU eae} CCB EB rier aston que esta en las cosas. Los simbolos son medios para la transposicién de las Realidades Divinas que nos rodean, por cuanto nos trasladan a los estados superiores de existencia». Puerta y puente, monte y arbol, la plegaria y la alfombra aneja OR Bele M emcee MOU por ejemplo, el Arbol Universal, son simbolos de ese tipo. rT ROT Nee Como signo externo que el Sufi ha alcanzado la proximidad de Dios esta el DOESN simbolizado a su vez por la embriaguez; el Vino escanciado por el copero divino significa el Conocimiento Mistico. En la borrachera amorosa, en la embriaguez CMTE Menke PE Reo Ot Cea y la Union con Dios. Quien busca a Dios y para ello abandona el mundo CoE Moe oa meee Mo On encontrara la meta, a Dios, en si mismo. Nosotros somos los buscadores BNC RTC Somos viajeros, somos camino DLL TONE Somos a la vez el peregrino y el sultan, descansamos y volamos hacia la meta. Dshelaleddin Rumi =] Lg NIE e Rare eae Sa CV Sy ery : : Bee 2 Cada Hombre es un buscador, y aunque la meta de su camino esta oculta no deja de estar indefectiblemente fija. Todo retorna al origen sano y santo, de donde tomo principio. Asi que todos somos Peregrinos del latin peregrinus, que propiamente significa «extranjero», que estamos de camino hacia la verdadera patria. El viaje empieza ya aqui y ahora, y para todos los Peregrinos vale la palabra de Cervantes: «El camino es siempre mejor que la posada.» Pie ROSH t TIC ER rect eR eae n te el reconocimiento social, Bt Ie Cem ORCC Me Ro meet ne CoD oe eco erat a mer alguien a quien empujan; . toda su vida esta en camino : entre la inseguridad y el riesgo. Quien tantea en la obscuridad no puede encontrar la meta; el Peregrino necesita una Luz, que le alumbre el camino, ey ME oS IE) y la practica religiosa. El camino entendido como una Ascensién 0 Subida conduce siempre desde las tinieblas inferiores a la Luz Superior. En el Reino de la Luz Celestial termina la peregrinacién y el extranjero sobre la tierra acaba encontrando su Hogar. En la poesia épica la figura de Parsifal se convierte en el simbolo del Camino de la Vida del hombre marcado por el Cristianismo. Tras la muerte del esposo, caido en combate caballeresco, SEC omue eee: Me Tee a la soledad del bosque para preservarlo de los peligros de este mundo. Pregunta el joven «{Que es Dios?», «Es luminoso como el dia.» Después de haber visto Parsifal en la linde del bosque a los Caballeros CORN TMETen Celiac me cose) Tiel (one 7 se adentra en el mundo, rer se suceden poten y aventuras, derrotas y triunfos, también en el orden espiritual y moral. Pese a todas las dudas sobre la Justicia de Dios, su noble coraz6n solo palpita con el deseo sincero de reencontrar a Dios. a A y Junto al ermitafio Trevrizent / se doblega ante el Altisimo por el peso de su culpa y encuentra finalmente el camino de Gralsburg, una imagen terrena de la Ciudad Celestial, donde se convierte en rey y toma por esposa a Kondwiramur, el motivo de la Boda Sagrada. rave me ibe De ese modo el Camino Vital de Parsifal RRC KU CR PMTCT eC OME MCCC mac mel ce Kec Mem Mota Ce teN PU ey ieee OM CeO eMC OMeC TCM oEsaerie) es ciertamente un Leitmotiv de la poesia occidental, desde Ulises en la antigiiedad, pasando por el Parsifal de la Edad Media, Don Quijote, «el Caballero de la triste figura», de Miguel de Cervantes, hasta el Peer Gynt del dramaturgo noruego Henrik Ibsen o la figura tragica del Ulises en la novela del irlandés James Joyce. Aunque el curso de la accion se desarrolla en el plano de las realidades aparentes, hay distintos elementos textuales, a menudo en forma de clave, que sobrepasando el plano superficial apuntan a un plano profundo de contenido. En | las correrias y aventuras de Ulises ACO cormorant ete ciertos modelos miticos, que se prestan sin embargo a diversas interpretaciones. Para los padres de la Iglesia el héroe atado al mastil era un simbolo de Cristo en la Cruz, que resiste a las seducciones pecaminosas del mundo, representadas por el canto de las sirenas. Entre la serie de caminantes de la literatura universal se cuenta el «Simplicius Simplicissimus»; solo en época reciente se reconoce que su correcta interpretacién requiere un desciframiento, por ejemplo, de significado astrologico, sensus astrologicus, en otras obras literarias del barroco. El Camino del Héroe estaria marcado por los planetas conduciendo desde la vision de la estabilidad del mundo, bajo Saturno, hasta la vision final de la estabilidad, bajo Mercurio y la Luna. Para los romanticos el Caminante es un simbolo de la existencia humana, agitada por un anhelo insaciable. Ejemplar resulta en este sentido*La vida de un pillo” de Eichendorff, que contiene esta frase: “Al que Dios quiere mostrarle un claro favor lo envia al ancho mundo”. Para el Peregrino es un transito en el mundo entero “con su desgracia y su dicha” y que él se dispone a recorrer desde su fe profunda “como un puente que conduce a ti, Sefior, por encima de la corriente del tiempo” Augustus Caesar PPC Eb Ly La imagen del puente que une EM Bove eee Rn e En la Roma antigua al construir un puente Sor m mc euia CRI ms retin protector que habitaba el lugar, genius loci. E| que se cuidaba de ello era denominado Pontifex Maximus «maximo constructor de puentes»; Denominacién que mas tarde asumieron los Césares y, desde el siglo V, los Papas en su condicién de mediadores entre este mundo y el otro, CAA E Eee Seguin una antigua tradicién germanica el mundo de los dioses, Asgard esta unido con el de los hombres, Midgard, mediante el puente Bifrost, que desde la tierra se ve como el arco iris. En la teologia islamica el Puente tiene un significado escatologico; conduce a través del infierno y es «delgado como un cabello y fino como Reeve Rem em N ZTE MV CLC Teem OC Ieee ns cto rmm eran ecety agilidad encaminandose a los «Jardines del Placer» mientras que los malos se precipitan en el abismo. El Puente es un simbolo universal de la unién de lo contrapuesto, del arriba y el abajo, del pasado y del futuro. Segtin una palabra apécrifa de Jess el mundo entero es un puente; todo lo creado es un transito 0 paso hacia el Creador. En la corriente de la caducidad el puente puede ser para el caminante el eslabon salvador, como expresa Gottfried Benn con melancolia en una de sus poesias Epilogo. DRONA LAY COMES CAR LO RC OR ae «La vida es construir puentes sobre corrientes, que pasan...»» Con frecuencia pierde el hombre de vista su meta, el caminante se desvia CORT Red COR MLK ROBO meee Berle tcl de cuyo dédalo sélo es posible volver a salir con la ayuda de Dios. Personalmente Cristo, en la exposicion patristica del mito antiguo, ha descendido cual nuevo Teseo a ese Laberinto para vencer y derrotar al diablo, el Minotauro, como aparece en S. Michele Maggiore de Pavia la antigua iglesia en que se coronaban los reyes longobardos. Cuando el Sacerdote tomaba el camino del Altar, tenia que recorrer el Laberinto, Ke Coreen ee CRON a eC CeME Loe or Seen cee Ce OA NS UE En la Abadia de Toussaint, en hay un Laberinto de 24 cms de didmetro, que los fieles recorrian con el dedo cual camino simbdélico a través de «este mundo», el cual conduce irremediablemente ala Muerte y al Mundo Inferior, y del que sdlo Cristo puede sacar y conducir a la Salvaci6n. En los siglos XVI-XVII aparece el Alma cristiana con vestidos de peregrina en medio del Laberinto, y es la Palabra de Dios la que la guia con seguridad hasta OM be Mest RSU Le COR ACL VAU Le ame recomienda Johann Amos la Vuelta a Dios, la sencillez y el desprendimiento como Hilo de Ariadna.La Espiral, emparentada por su forma y significado al Laberinto, es una imagen universal del camino, asimilado al curso de los astros y trasladado a la carrera vital del hombre. La Espiral, que gira hacia la derecha a la manera de las agujas de un reloj, equivale a un desenrollarse y significa despliegue, evolucion, futuro, recorrido diario del Sol y Luna Creciente. «En la Espiral se refleja el curso polar de la vida en sus direcciones de extraversion e introversi6n, en el desarrollo de toda vida desde el germen a la maxima madurez, para volver después a enrollarse hasta la vejez y la muerte». El punto de arranque de la Espiral que se pierde en el mundo ha sido calificado como uterus mundi, como seno materno del mundo. Ahi, en el seno del ser esta el punto de arranque de todas las fuerzas misteriosas y ocultas y ahi lo reconduce al hombre el camino en espiral, ya se trate, segiin las diferentes perspectivas, del seno de la tierra o del «Seno de Abraham» como una imagen medieval del Paraiso. El camino hacia abajo en Heraclito, el «arco hacia abajo» del Sufismo y la Espiral que gira a la derecha significan evolucién, cosmogonia, descenso del espiritu hasta la materia. El camino hacia las alturas, el «arco hacia arriba» y la espiral que se desenrolla hacia la izquierda representan simbélicamente involucién, fin del mundo, superacién de la SloeemeCRue Ne CCCM uN CMM oe tuC Rima Na ROC E CDR CmcT ataduras a la materia. La Espiral convertida en un simbolo del viaje de las almas «a través del remolino de la esfera» de una Eternidad a Otra. Cuando en un relieve de la Catedral de Vézelay (en Borgojia) aparecen sobre la tunica IROie come onmes ee (cy Cras eN Zero una en el muslo derecho RAC Rormr meee CBr acet) estan significando Cer eee es Soberano Sejfior de la Vida y de la Muerte; pero muestran a la vez el camino que conduce Carer) eM Const vec sect ken de lo transitorio a lo eterno. Entre las pocas prelate CCMA Co HE SELIM OLerUn MTHS OTC por un sentimiento pete em Ren SHE! «La noche estrellada» Nueva York, pintada un afio antes CRS onen meaty Ae ot Dos terceras partes del cuadro las ocupa el cielo, Recorrido por una niebla en espiral de aspecto cuasi apocaliptico e iluminado por once estrellas gigantescas, mientras que las fuerzas polares que son el Sol y la Luna confluyen como formando el duodécimo cuerpo astral. El cuadro es expresion de todo el «anhelo de union mistica con el Universo y de liberacion» que sentia el pintor torturado. Cae tro simbolo del camino de la vida es el hilo. Yorum nme Tote teat cy : Vieeeteen nag » es un hilo con el que se Poa los seres y el viento la madeja con que Noms teteleCert(eommertt (ele) el mundo. El hilo vital lo urden las diosas del destino. Entre los griegos las tejedoras eran las Moiras : Cloto era la urdidora, Laqueris mantiene el hilo pese a todos los azares y vicisitudes, y Atropos («la inevitable») lo corta provocando con ello la muerte. Entre los romanos eran las Pareas las que decidian el destino (Fatum) de los hombres y las que lo tenian en sus manos. De ahi que la rueda de hilar y el telar fueran por su movimiento giratorio uniforme el simbolo de la normativa inviolable; de ellos sale el hilo de la vida y del destino. Todo lo que gira esta en movimiento y es una imagen del camino, SR CMe ec MOC maT a la rueda del carro (OBE Barce me CB CSU CUCH El movimiento realizado por la rueda permite conocer | un movimiento constante de sube y baja, exactamente igual CeO ME ee EOL de cualquier persona. ie maelCOacy que lleva a las profundidades del reino de los muertos o eleva al mundo del ser imperecedero. POMS ME Mem 110 /ta71 en 7m POEM Nem CEM OeL Carbo Cel omoM UTM ero nm eletatlce del ciclo de nacimientos (Samsara). PERO Aone RCAC consta de tres circulos concéntricos; OB re RM ri crue mre ibe mre mece(ON un gallo y una serpiente, originariamente los representantes de la tierra, el aire y el agua, DY ree Teele ta ole) (ey de los tres pecados mortales: ignorancia, lujuria y odio, (e[tomSTonn eee) ponen en movimiento el ciclo de los nacimientos naturales. | Entre los seis radios estan las distintas regiones del mundo: la de los dioses, los antidioses (los Titanes), los hombres, los animales, los fantasmas y los seres infernales. Comin a todos esos sectores BECO se CCRC Tse COMMU TU u oN BCE BEB aCe M Rec e CO MONSR RICCO mC le eT el demonio de la caducidad y de la muerte, que se denomina Yama. Tykhe En la antigiiedad la rueda fue un simbolo de la diosa griega de la Suerte, Tykhe, como lo fue mas tarde de la Fortuna Romana . Con su movimiento giratorio presenta a la especie mortal ROTC KONO COMEM CMT oe mem colic «Uno florece a la vida, mientras el otro fenece y es segado» (Plutarco). En el arte medieval la Rueda de la Fortuna es a partir del siglo XII un simbolo comprobable de la mutabilidad de la vida. Hasta el siglo XVI el esplendor y decadencia de un Soberano se presentaba habitualmente como ejemplo del caracter caprichoso Care adie Una de las representaciones PBT es la del Hortus deliciarum, una coleccién de textos de la abadesa Herrada de Lansberg en la que se mueve la Rueda, Rota, de la Fortuna. A veces la Diosa de la Suerte tiene los ojos cerrados, para indicar con qué arbitrariedad distribuye la suerte ... En la «Nave de los Locos» de Sebastian Brant se advierte contra la necia ambicién: solo un Loco «busca siempre un grado superior y no piensa en la Rueda de la Fortuna. Lo que en este mundo se eleva hasta las alturas, con frecuencia se precipita repentinamente al suelo». No obstante su origen precristiano, la Rueda de la Fortuna aparece bajo distintas formas en los Rosetones de muchos templos, como en St. Etienne de Beauvais y en la Puerta llamada del Gallo de la Catedral de Basilea. No obstante su origen precristiano, la Rueda de la Fortuna aparece bajo distintas formas en los Rosetones de muchos templos, como en St. Etienne de Beauvais y en la Puerta llamada del Gallo de la Catedral de Basilea. Hasta qué punto el hombre depende de las fuerzas del destino y de la Diosa de la Fortuna lo supieron ya en tiempos antiguos todos los marineros. El mar, que amenaza y engulle al hombre, pasa a ser una imagen del mundo con todos sus peligros. Segun la concepcion medieval cristiana ahi domina el diablo, Leviatan, el Monstruo Marino, que quiere hacer zozobrar a la barca del creyente marinero. La vida entera se convierte en una navegaci6n peligrosa navigatio vitae, de lo que son paradigmas elocuentes el Ulises homérico y el profeta Jonas del Antiguo Testamento. De Agustin es la advertencia solemne: «Nadie puede cruzar el mar de este mundo, si la Cruz de Cristo no lo sostiene... Déjate llevar por el barco, déjate llevar por el lefio; cree en el Crucificado y podras alcanzar el puerto.» Nave y lefio son simbolos de la Salvacion. Nave egipcia En otra exposicion el palo del mastil puede equipararse a la Cruz, y la vela hinchada por el viento puede representar al Espiritu Santo. Con imagenes que recurren una y otra vez describen los Santos Padres la Nave de la Iglesia, Ecclesia, sobre la que el creyente con ayuda del experto timonel que es Cristo surca seguro el Mar del Mundo, hasta arribar al puerto, “Portus, de la Bienaventuranza”. Ie Rant wares RET ECe) POMC MOR ItiereMecm emu CCmccmCCn you CROMmUn metres moralizante. Filon de Alejandria habla de las olas de los placeres y de las riquezas, entre las que ha de abrirse camino la navecilla del Alma. El cuadro de Giotto, la «Navicella», en el portico de San Pedro de Roma, representa la Nave de la Iglesia, que a pesar de todos los peligros y miedos humanos avanza hacia Cristo, que es el nico puerto seguro. jAy de quien no tiene la Cruz como mastil! Asi la «Nave de los Locos» de Hieronymus Bosch (Paris, Louvre) representa una especie de arbol de Mayo ooo aera Kond (intemperancia y lujuria), un gallardete con media luna (incredulidad) ACW Oe ne One R@r Ie Nony Al cuadro de la navegacién pertenece también el Faro, que advierte a los marineros de los escollos peligrosos y los endereza al puerto seguro. En las lapidas finerarias de los antiguos cristianos el Faro es un simbolo de la entrada en la Luz Celestial y eterna (lux perpetua): la meta del viaje de la vida se ha alcanzado. Una imagen de los primeros tiempos cristianos muestra un pajaro como simbolo del alma sobre un barco, que Cristo -indicado por su anagrama- gobierna. En la poesia de los siglos XIX y XX el simbolismo del agua, en si ambivalente, asume cada vez mas el significado de muerte. Cuanto mas agobiado se ve el hombre por las cosas terrenas, TMC eR SUMO ee mer m eli Con Ya en las Lamentaciones del Antiguo Beceem cee mC Mace Cord Caen eae rete mere cZA0) Ey y no las manos, a Dios, que esta en los cielos.» En la Liturgia catdlica precede al prefacio de la Misa una introduccién que exhorta ;Sursum corda! jArriba los corazones! Asi como el cuerpo humano necesita de una escalera o escala manual para poder subir, asi también necesita el Alma de una ayuda para poder elevarse a las regiones celestiales. Para los Egipcios antiguos la imagen de una Escala que conducia hasta el cielo era algo familiar; segin un Texto de las Piramides, los difuntos se servian de los rayos solares para alcanzar el mas alla; y a los difuntos se les metia en el Sarc6fago la reproduccién de una escala. Finalmente, en el Libro de los Muertos (al final del capitulo 153) se dice: «El Osiris N. (que soy yo) sube por vuestra Escalera que RA, mi padre, hizo para mi (de antemano)» . En los Templos de Mitra, una especie de Escalera, formada por ocho puertas sucesivas, sefialaba el camino que el Alma ha de recorrer hasta que, liberada de todas las deficiencias y de toda sensualidad, alcance el Cielo Supremo. Las siete puertas primeras estan hechas de siete metales, que a su vez procedian de los siete planetas. Quien ha pasado la puerta octava, alcanzando con ello el escalon octavo de esa Escala Ceremonial, Climax, se encuentra simbolicamente en el Empireo, en la Esfera Suprema de la Bienaventuranza Eterna. En la palabra climacter veian los romanos no solo un peldaiio, sino también el peligro de caida que llevaba anejo. De ahi que el vocablo designe también una época muy peligrosa en la vida humana; y de hecho entré en el lenguaje médico como climacterium para indicar los afios del cambio. Un simbolo de la relacién no interrumpida entre el hombre y Dios lo constituye el Suefio de Jacob, que vio una escalera que llegaba hasta el Cielo y por la cual subian y bajaban los angeles (Génesis 28,11ss). Toma ahi forma uno de los deseos mas antiguos del hombre: oeere tones OMe Teli bon ascension del espiritu . z - y subida al Cielo. Sint nopibrarla cae la imagen de la escalera 0 escala aflora también en el Nuevo Testamento; es el propio Jesus el que profetiza: «Veréis el Cielo abierto y a los angeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre» (Juan 1,51). En el Capitulo VII de su Regla escribe San Benito: «Hermanos, si queremos alcanzar la cima de la Humildad Perfecta y alcanzar pronto la exaltacion en el cielo..., Come mee Omec TELE hacia arriba erigir aquella Escalera, que se le aparecié a Jacob renee Son varios los Padres de la Iglesia que relacionan la Escala de Jacob con la Cruz de Cristo, a través de la cual rm rest) le etoile subir al Cielo. Gran importancia tuvo para el monaquismo ortodoxo Juan Climaco,«escalera», a Abad del Monasterio del Sinai, siglo VII, \ que escribié una obra sobre los treinta peldafios que conducen hasta el Paraiso, Klimaz tou Paradeisou; UMC BerlonmccMer im ital lce Contd SeTeMUIC MACOS Vira ter) en el santo temor de Dios, que desde el desprecio del mundo Leute mec N Co aCe eC mom oa hasta la quietud en la que el hombre contempla OPAC em coud y alcanza «el Cielo en la Tierra». [en Sa ees En los mitos y ritos existen diversas posibilidades de indicar el camino hacia arriba: los rayos solares en los textos de las Piramides, la Escala de Jacob en la Biblia, el Arco Iris, Bifrdst en Edda, el arbol para el viaje celeste de los chamanes, los peldafios que suben al altar y, desde luego, las imagenes de la torre y del monte. Las imagenes mas antiguas que se nos han transmitido sobre el Monte Universal, concebido como Eje del Mundo, son las torres escalonadas de los Sumerios, que los babilonios Ilamaron zikkurat o ziggurrat. Quien habia subido los Siete pisos habia recorrido, simbolicamente, todas las Esferas Planetarias alcanzando el Cielo COME Mon mB ER COUKmAUmc Monee tie mcr Omo melo mcer ee) Oe eC eC MOONE EEC ee ecm oC que descendia del Cielo, como garantia que la misma protegeria el espacio vital del Hombre contra la amenaza del caos. Desde otra actitud respecto de Dios contempla la Biblia la construccion de la Torre de Babel, cuya cima _ habia de alcanzar el Cielo (Génesis) siendo un intento desesperado por CRC el abajo, roto por el pecado, intento feLetemeleye: me Lt Ione va mers] CORED ontra la misma voluntad divina. El Hombre no aparecia como un humilde peregrino, sino como un orgulloso escalador del Cielo. La Torre de Babel se convirtid en un simbolo de soberbia y desmesura. Un simbolo que también deberia dar que pensar a nuestra moderna edad de fe en el progreso. Sin duda que podemos construir «rascacielos», pero {por qué? {Por estar mas cerca de Dios ...? Cierto que muchos de nosotros sofiamos con asaltar el Cielo, por el camino de la Astronautica, hace cinco siglos descubrimos América SAO m Nee Oe C Tamm tre pero ~y mafiana? En algin punto ASME UO TOTO eclarel ee la frontera, que ningun Hombre puede superar mientras vive en este mundo. Tal es el mensaje y advertencia eLecmrlem ke eoce toe la construccion de la Torre de Babel. La Torre, construida desde el conocimiento de la propia insuficiencia y desde la Fe en Dios, Neen CuCRoMmo RSE bien visible entre Tierra y Cielo. Al igual que las Torres escalonadas de Babilonia, ‘ también los Gopurams hindtes — “a y las Pagodas Budistas son simbolos del Monte Universal que conduce a través de todos los niveles del Ser. Los distintos pisos de la Pagoda representan los diferentes mundos, asi como el Camino de la luminaci6n que recorre cada Hombre. SRM Oye Mme Cece «Dios dirige a su Luz a quien él quiere; Dios propone parabolas alos Hombres.» Y una de esas parabolas, que Ala ha puesto en I eferee VAMC Bs Cev tele Cm MeL eRe) ha configurado, es el Minarete; significa literalmente «Lugar de Luz» o «Faro». Contemplando la Mezquita y el Minarete que se eleva sobre SEM Pe eM MP HUCU Cato Von Cn que esta de camino en la caravana CAPR CCem temo Monee tartare esta observacion Ahora el camino hacia ti esta totalmente claro, y quien te busca no pregunta por el sendero; cuando el invierno amenaza, en ti hay verano iy ti eres sombra, cuando el verano se acerca! brahim al-Chawass En los primeros tiempos cristianos los Campanarios eran desconocidos. Incluso mas tarde hubo voces importantes que, tal vez recordando la historia de la Torre de Babel, no consideraron necesaria la torre en la Casa de Dios y hasta la rechazaron abiertamente, los Cistercienses y las COC Cere Por otra parte, ya Hermas en el siglo II emplea la imagen de una torre construida con suntuosos sillares como simbolo de la Iglesia. Cierta necesidad de la Torre Eclesial se impuso con la introduccion de las Campanas en época carolingia. En Honorio Augustodunense la torre de las Campanas es un simbolo de la predicacién que baja del Cielo. El toque del Angelus, que se toca en las iglesias catélicas desde el siglo XIV, pretende recordar la Vida y Pasion de Jestis : por la tarde la encarnacién, He neemerwe muita PA OM ERNE Kal beKsca (Ie EMG mms oe ROC en la vida del Hombre; CB eKe sul oma etree Cormcro illo a escribir su «Canto de la Campana» Llama a los vivos, vives voco, I eves Ces ee ONCOL NLL) y destruye los rayos, fulgura frango, que es como decir que aleja OS BECO Mme LOS Templo de Luxor - Egipto El tema arquitectonico de las dos torres en la fachada principal del templo tiene antecedentes en los Pilonos de los Templos Egipcios, los palacios de los soberanos hititas y bizantinos, donde han de interpretarse como signos de poder y dignidad. También fue motivo la puerta de la ciudad romana con dos torreones, que mas tarde lB elsncctenionlcemeu ser iemrltcte teria) con la idea de la entrada en la Ciudad Celestial. En tanto que construccion alargada, tanto en la Basilica Romanica como en la posterior iglesia de tres Naves, el templo cristiano esta estrechamente ligado a la idea del camino. Bim loc me mesma n cole de la region que simboliza este mundo de tinieblas y de muerte. El portico es la frontera entre el espacio profano y la Ciudad de Dios, Civitas Dei. Al entrar en la Iglesia Catdlica lo primero que uno se encuentra es la Pila del Agua Bendita para la purificacion espiritual. Cerca de la entrada se encuentra también por lo general la Pila del Bautismo, y con el Bautismo empieza propiamente ORC Cee MCC ERO RO KIC TIN que lo conduce desde las tinieblas terrenales a la Luz Celestial. ora en Ta Tey es un Camino hacia Dios, un Petit reern Via Sacra, en que a través de las columnas que sustentan, 0 que simplemente simbolizan, a los Profetas o a los Apostoles se llega hasta el Altar, con su significado simbélico de la Mesa de la Ultima Cena del Sefior o de la Santa Cruz, MER onmeOeueno Ira uC Cme em Coa i El creyente vive toda la distancia que le separa de Dios; pero sabe el camino como puente, también hacia la hora del Sacrificio, de la que el Papa Gregorio Magno escribio, que a la Voz del Sacerdote se abren los Cielos y los Coros de los Angeles estan presentes en ese Misterio: «lo de arriba y lo de abajo se unen, Cielo y Tierra, lo visible y lo invisible forman una sola cosa». En la medida de lo posible se cuidaba que la Nave de la Iglesia estuviese orientada hacia el Este, siguiendo la recomendacién ORO orm Louttisr tion / el punto por donde sale el Sol La Solemne Procesién, ecmorm Omer Ce tiempos cristianos hacian los Neofitos con sus vestiduras blancas, desde la Pila Bautismal ENC mo Pavel era un camino simbdlico CREB Coa PRE Baca ccuu ie Un camino Reem cinta reer ie el Camino de la Cruz, el Via Crucis, del Cristo. Los siete puntos, en los que al principio hacian estacion, Statio, los Peregrinos, aumentaron en el siglo VII a 14; el Monte Calvario constituye el final de ese camino doloroso Via Dolorosa. Quien, a «imitacién de Cristo», toma la Cruz, como escribe el mistico Tomas de Kempis, es en si una sola cosa 0, lo que es lo mismo, ya no experimenta ninguna contradiccién entre Dios, el Mundo y si mismo, ése caminara «a través de este valle de lagrimas... de una fuerza a otra y aparecera en Sidn junto a Dios» (Salmo 84,7-8). Ya los pueblos del Oriente antiguo conocian la practica religiosa de la Peregrinacion, que ha de explicarse desde la creencia en la santidad de determinados lugares. Y asi, en la antigiiedad se peregrinaba alos Lugares Salvificos del dios de la Medicina, Asclepios , AES Ur eMC me iecremeCe NCETM en los que se esperaba obtener la curacién corporal y psiquica. Con los trabajos, asumidos voluntariamente en la Peregrinacién, como pueden ser el ir cargado de cadenas, caminar descalzo 0 practicar el ayuno, hacen tomar conciencia de la distancia que hay que superar. Los Peregrinos hindtes miden el camino con la estatura de su propio cuerpo, ya que a menudo se tienden miles de veces en el suelo “ antes de alcanzar el Monte Sagrado o el Templo. La Salvacién solo puede obtenerla quien afronta los riesgos del camino y conoce la Meta. Un Santo es aquel que renuncia al mundo y busca solo a Dios; a un Hombre asi los hinduistas le llaman sadhu, Cimcon Oy mtn G Lae CE le Deber religioso de cada mahometano CO acorn ites Peon yAe mare a La Meca. En la denominada «Gran Peregrinacién» Haddsh, el peregrino tiene que dar Tie RUN Eye) erty NACI NE MEER CELL y besar 0 al menos tocar el meteorito negro. En el Monte de la Gracia ha de «permanecer en pie delante del “Rostro de Dios” desde el mediodia hasta la puesta del Sol. Mas tarde cada uno ha de arrojar siete piedrecillas sobre tres montones; OMe CRC MPR EMP CECI em Ome OM Pee CBR SRECTMOB RUNG CEE ERO TOOL que la vida entera es un Camino hacia Dios, y el Peregrino es la figura simbolica de la Peregrinacion terrena hacia la Patria Celestial. El hombre agobiado por los males de la existencia aspira a un mundo mejor. OO WOE memo a Retr ah asi te anhela a ti, Oh Dios, el alma mia... {Cuando podré llegar a ver la faz de Dios vivo?» (Salmo 42,2-3). DIRE eRe Tne hacia la Fuente (Origen) y ala Luz (el Cielo). Cualesquiera sean los simbolos visibles, escala, escalera, monte, torre, ORO UM EGC DM ocmS Ibm EMR Sto tS) MAYS 7 RY pero, bien mirado, sdlo es posible echando una ojeada alas Estaciones del Camino de la Pasién, del Camino que desciende hasta las profundidades del sufrimiento en la Cruz, descensus. La Ascensién humana en el fondo no es otra cosa que ER OUCH C EPO e la Encarnacion de Dios en Cristo es el modelo y fundamento que hace posible que los Hombres puedan llegar a ser Dioses». Solo quien se abate hasta el polvo de la tierra puede volver a subir hasta los Astros del Cielo. ber CONIC HC Se CRO ie WWM es costs EAB pcos (aise Retires s| «Lo que subié oP {qué es sino Puce cNes Dart ate) ms ; yy PEE SeouCeiad STiia kn de la tierra?». Aqui, pese a todas las diferencias Rs contexto ideologico y religioso, subyace la misma idea fundamental de Heraclito, para quien el Camino hacia Abajo y el de hacia Arriba son uno mismo 0, como en el Sufismo, el arco descendente responde al arco ascendente. f Bibliografia ; Manfred Lurker “El Mensaje de los Simbolos” i Editorial Herder Barcelona, 1992