Sei sulla pagina 1di 7

LA REVOLUCIN RUSA

DE 1917

ANTECEDENTES
Rgimen poltico autocrtico. El
zar, monarca de derecho divino,
gobernaba Rusia sin ningn tipo
de limites.
Economa agraria, en la cual
conviva la propiedad comunal
(mir) y la propiedad privada.

La

tierra estaba en manos de una


poderosa nobleza y de una clase media
rural (kulaks).
Las condiciones de vida de los campesinos
era muy precaria y, si bien se haba
abolido la servidumbre en 1861, en
algunos casos su situacin no haban
cambiado en nada.
Nos encontramos ante una agricultura
tcnicamente atrasada con niveles de
produccin que muchas veces no lograba
alimentar a toda la poblacin.

Debido

a un intento de modernizacin por


parte del estado ruso se haba comenzado
un proceso de industrializacin. Se trata
de un proceso muy reducido en trminos
espaciales pero con empresas de gran
tamao. El capital utilizado provena del
exterior (principalmente de Francia). La
participacin de la produccin
manufacturera rusa en el total mundial
pas de 3,7 % en 1870 al
5,5 % en 1913.

Surgimiento

de un incipiente movimiento
obrero (en general campesinos que
emigraban a las nuevas ciudades
industriales en busca de trabajo).
Algunas de las ciudades industriales eran
San Petersburgo, Mosc, Kiev y Odesa).
Las condiciones de los trabajadores
industriales eran psimas, reciban bajos
salarios y vivan en condiciones
miserables.
Rusia era un imperio multinacional lo que
siempre haca difcil mantener conforme a
todas las poblaciones.

LA OPOSICIN AL RGIMEN
La oposicin en Rusia no fue un bloque
coherente y unificado. Podemos encontrar
desde sectores que queran avanzar hacia
una monarqua constitucional, hasta
quienes queran derrocar al zarismo y
proceder al reparto de la tierra en manos
de la nobleza privilegiada (DEL
POPULISMO AL MARXISMO LENINISMO).

Tampoco

haba acuerdo, como no poda


ser de otra forma, dada la diversidad de
posturas, en cuanto a los mtodos a
utilizar para lograr dichos objetivos.
Encontramos desde sectores que eran
partidario de ir por el camino de la
institucionalidad (forzando a la monarqua
a concederle espacios de participacin),
pasando por posturas revolucionarias,
hasta llegar a movimientos abiertamente
terroristas (como el anarquista
encabezado por Bakunin).