Sei sulla pagina 1di 304
UNIVERSIDAD DE VALLADOLID Departamento de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente HIDRODESTILACION DE

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

Departamento de Ingeniería Química y

Tecnología del Medio Ambiente

HIDRODESTILACION DE ACEITES ESENCIALES:

MODELADO Y CARACTERIZACION

Memoria para optar al grado de Doctor por la Universidad de Valladolid presentada por el Ingeniero Químico:

Manuel Guillermo Cerpa Chávez

Valladolid, Abril del 2007

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID Facultad de Ciencias

Secretaría

La presente Tesis Doctoral queda registrada en el folio Nº del correspondiente Libro de Registro con el Nº:

Valladolid, a

de

de 2007

Fdo: El encargado del Registro

Maria José Cocero Alonso

Catedrática del Dpto. de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente Universidad de Valladolid

Rafael B. Mato Chaín

Profesor Titular del Dpto. de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente Universidad de Valladolid

CERTIFICAN QUE:

MANUEL GUILLERMO CERPA CHAVEZ ha realizado bajo su dirección el

trabajo titulado “Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización”,

en el Departamento de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente de la

Facultad de Ciencias de la Universidad de Valladolid. Considerando que dicho trabajo

reúne los requisitos para ser presentado como Tesis Doctoral, expresan su conformidad con dicha presentación.

Y para que conste, firman la presente en Valladolid, a

María José Cocero Alonso

de

de 2007

Rafael B. Mato Chaín

Reunido el Tribunal que ha de juzgar la Tesis Doctoral “Hidrodestilación de

aceites esenciales: Modelado y Caracterización” presentada por el Ingeniero Manuel Guillermo Cerpa Chávez, y en cumplimiento con lo establecido por el Real Decreto

778/1998 (BOE 01.05.98) ha acordado conceder por calificación de

la

Valladolid, a

PRESIDENTE

1 er VOCAL

de

2º VOCAL

de 2.007

SECRETARIO

3 er VOCAL

Gracias a Dios, sin él, soy nada.

A mis Padres, por su apoyo incondicional y permanente.

A María José, Directora de Tesis, socia del Proyecto y Maestra; por confiar en alguien que desconocía; por darme la oportunidad que muchos me negaron; por darme misiones imposibles; por su presta dirección y asesoramiento. Ha sido un gran honor y privilegio, ser su alumno.

A Rafael, co-Director de Tesis, por su apoyo y consejos en el análisis del proceso; por su paciencia, meticulosidad y exigencia en la investigación.

A Teresa, por su paciente y minuciosa labor con el SEM. A José María, por sus consejos y enseñanzas con el GC/MS. A Salva, Daniel F. y Daniel R. por el diseño y construcción del equipo. A todos y cada uno de mis colegas doctorandos y becarios, por hacerme sentir uno de ellos. A los profesores del Dpto., por atender mis abundantes preguntas y dudas. Al personal técnico y administrativo del Dpto., por su cooperación para facilitarme las labores cotidianas. A los amigos europeos que he conocido, por regalarme su amistad.

A COCOPE S.Coop., en la persona de Pablo Gutiérrez, por suministrar la materia prima necesaria, por su asesoramiento y por permitirme implementar industrialmente, algunas hipótesis desarrolladas en este trabajo.

A la Escuela de Capacitación Agraria La Santa Espina, en la persona de Antonio Sigüenza, por suministrar la materia prima necesaria y por su continuo asesoramiento científico-técnico.

Esta Tesis Doctoral ha sido financiada por la Exc. Diputación Provincial de Valladolid, Servicio de Medio Ambiente y Agricultura, a través del Convenio con la Universidad de Valladolid para la realización de proyecto “Planta Piloto para la obtención de aceites esenciales mediante destilación por arrastre de vapor” (2004-2006). Deseo agradecer, en la persona de D. Juan A. Olmedo, el apoyo técnico, logístico y económico suministrado durante la ejecución del proyecto.

“¿Tu verdad? No, la Verdad, y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela.” Antonio Machado

“El modo de dar una vez en el clavo, es dar cien veces en la herradura”. Miguel de Unamuno

“Bienaventurados mis imitadores, porque de ellos, serán mis defectos.” Jacinto Benavente

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

Índice

Sumario

1. Introducción

1.1. Problemática tecnológica.

1-3

1.2. Los aceites esenciales.

1-4

1.3. Descripción del proceso.

1-4

1.4. Antecedentes.

1-8

1.5. Fundamentos.

1-9

1.6. Tipos de equipos.

1-13

1.7. Balance de masa y energía.

1-22

1.8. Impacto ambiental.

1-30

1.9. Alternativas tecnológicas.

1-31

1.10. Discusión.

1-35

1.11. Nomenclatura.

1-36

1.12. Referencias.

1-37

2. Objetivos

3. El aceite esencial del lavandín súper

 

3.1.

Introducción.

3-3

3.2.

Materiales y métodos.

3-4

3.2.1.

Materia prima vegetal.

3-4

3.2.2.

Dispositivo experimental.

3-4

3.3.

Métodos de caracterización.

3-5

3.3.1.

Picnometría y Refractometría.

3-5

3.3.2.

Análisis químico por GC/MS

3-6

3.3.3.

Microscopía electrónica de barrido.

3-6

3.4.

Diseño experimental.

3-7

3.5.

Resultados y discusión.

3-7

3.5.1.

Hidrodestilación.

3-7

3.5.1.1.

Efecto de la porosidad del lecho en el rendimiento.

3-8

3.5.1.2.

Efecto del caudal del vapor en el rendimiento.

3-9

3.5.2.

Caracterización de la materia prima por micro-histología.

3-11

3.5.3.

Caracterización del aceite esencial por su análisis químico.

3-13

3.6.

Modelado fenomenológico.

3-15

3.6.1.

Hipótesis generales.

3-15

3.6.2.

Balance de masa.

3-16

3.6.3.

Equilibrio de fases.

3-19

3.6.4.

Resolución del modelo.

3-21

3.6.5.

Ajuste y evaluación del modelo.

3-22

3.6.6.

Discusión de los resultados del modelado.

3-23

3.7.

Conclusiones.

3-27

3.8.

Nomenclatura.

3-28

3.9.

Referencias.

3-30

3.10.

Apéndices.

3-33

i

Indice

4. El aceite esencial del romero español

4.1.

Introducción.

4-3

4.2.

Materiales y métodos.

4-4

4.2.1.

Materia prima vegetal.

4-4

4.2.2.

Dispositivo experimental.

4-4

4.3.

Métodos de caracterización.

4-4

4.3.1.

Picnometría y Refractometría.

4-4

4.3.2.

Análisis químico por GC/MS.

4-5

4.3.3.

Microscopía electrónica de barrido.

4-5

4.4.

Diseño experimental.

4-6

4.5.

Resultados y discusión.

4-7

4.5.1.

Hidrodestilación.

4-7

4.5.1.1.

Efecto de la porosidad del lecho en el rendimiento.

4-8

4.5.1.2.

Efecto del caudal del vapor en el rendimiento.

4-9

4.5.2.

Caracterización de la materia prima por micro-histología.

4-10

4.5.3.

Caracterización del aceite esencial por su análisis químico.

4-12

4.6.

Modelado fenomenológico.

4-14

4.6.1.

Hipótesis generales.

4-14

4.6.2.

Balance de masa.

4-14

4.6.3.

Equilibrio de fases.

4-14

4.6.4.

Resolución del modelo.

4-16

4.6.5.

Ajuste y evaluación del modelo.

4-16

4.6.6.

Discusión de los resultados del modelado.

4-17

4.7.

Conclusiones.

4-20

4.8.

Nomenclatura.

4-21

4.9.

Referencias.

4-23

4.10.

Apéndices.

4-25

5.

El aceite esencial de la mejorana de España

5.1.

Introducción.

5-3

5.2.

Materiales y métodos.

5-4

5.2.1.

Materia prima vegetal.

5-4

5.2.2.

Dispositivo experimental.

5-4

5.3.

Métodos de caracterización.

5-4

5.3.1.

Picnometría y Refractometría.

5-4

5.3.2.

Análisis químico por GC/MS.

5-5

5.3.3.

Análisis micro-histológico por microscopía electrónica de barrido.

5-5

5.4.

Diseño experimental.

5-6

5.5.

Resultados y discusión.

5-6

5.5.1.

Hidrodestilación.

5-6

5.5.1.1.

Efecto de la porosidad del lecho en el rendimiento.

5-7

5.5.1.2.

Efecto del caudal del vapor en el rendimiento.

5-8

5.5.2.

Caracterización de la materia prima por micro-histología.

5-10

5.5.3.

Caracterización del aceite esencial por su análisis químico.

5-11

5.6.

Modelado fenomenológico.

5-13

5.6.1.

Hipótesis generales.

5-13

5.6.2.

Balance de masa.

5-13

5.6.3.

Equilibrio de fases.

5-14

5.6.4.

Resolución del modelo.

5-15

5.6.5.

Ajuste y evaluación del modelo.

5-15

5.6.6.

Discusión de los resultados del modelado.

5-16

ii

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

5.7. Conclusiones.

5-19

5.8. Nomenclatura.

5-20

5.9. Referencias.

5-22

5.10. Apéndices.

5-24

6.

El aceite esencial del hisopo español

6.1.

Introducción.

6-3

6.2.

Materiales y métodos.

6-4

6.2.1.

Materia prima vegetal.

6-4

6.2.2.

Dispositivo experimental.

6-4

6.3.

Métodos de caracterización.

6-4

6.3.1.

Picnometría y Refractometría.

6-4

6.3.2.

Análisis químico por GC/MS.

6-5

6.3.3.

Análisis micro-histológico por microscopía electrónica de barrido.

6-5

6.4.

Diseño experimental.

6-6

6.5.

Resultados y discusión.

6-6

6.5.1.

Hidrodestilación.

6-6

6.5.1.1.

Efecto de la porosidad del lecho en el rendimiento.

6-7

6.5.1.2.

Efecto del caudal del vapor en el rendimiento.

6-8

6.5.2.

Caracterización de la materia prima por micro-histología.

6-10

6.5.3.

Caracterización del aceite esencial por su análisis químico.

6-12

6.6.

Modelado fenomenológico.

6-13

6.6.1.

Hipótesis generales.

6-13

6.6.2.

Balance de masa.

6-14

6.6.3.

Equilibrio de fases.

6-14

6.6.4.

Resolución del modelo.

6-15

6.6.5.

Ajuste y evaluación del modelo.

6-16

6.6.6.

Discusión de los resultados del modelado.

6-17

6.7.

Conclusiones.

6-20

6.8.

Nomenclatura.

6-21

6.9.

Referencias.

6-23

6.10.

Apéndices.

6-25

7.

El aceite esencial del Lavandín Abrial

7.1.

Introducción.

7-3

7.2.

Materiales y métodos.

7-4

7.2.1.

Materia prima vegetal.

7-4

7.2.2.

Dispositivo experimental.

7-4

7.3.

Métodos de caracterización.

7-4

7.3.1.

Picnometría y Refractometría.

7-4

7.3.2.

Análisis químico por GC/MS.

7-4

7.3.3.

Análisis micro-histológico por microscopía electrónica de barrido.

7-5

7.4.

Diseño experimental.

7-5

7.5.

Resultados y discusión.

7-6

7.5.1.

Hidrodestilación.

7-6

7.5.1.1.

Efecto de la porosidad del lecho en el rendimiento.

7-7

7.5.1.2.

Efecto del caudal del vapor en el rendimiento.

7-8

7.5.2.

Caracterización de la materia prima por micro-histología.

7-9

7.5.3.

Caracterización del aceite esencial por su análisis químico.

7-11

7.6.

Modelado fenomenológico.

7-13

iii

Indice

7.6.1.

Hipótesis generales.

7-13

7.6.2.

Balance de masa.

7-13

7.6.3.

Equilibrio de fases.

7-15

7.6.4.

Resolución del modelo.

7-17

7.6.5.

Ajuste y evaluación del modelo.

7-17

7.6.6.

Discusión de los resultados del modelado.

7-18

7.7.

Conclusiones.

7-21

7.8.

Nomenclatura.

7-22

7.9.

Referencias.

7-25

7.10.

Apéndices.

7-27

8.

Escalado

8.1.

Procedimiento del cambio de escala.

8-4

8.1.1.

Validez de las hipótesis del modelado.

8-4

8.1.2.

Análisis de los fenómenos controlantes.

8-6

8.1.3.

Formulación de los números adimensionales.

8-7

8.1.4.

Cálculo de los parámetros del modelado a escala industrial.

8-10

8.1.5.

Diseño del hidrodestilador.

8-11

8.1.6.

Ejemplos de escalado a nivel industrial.

8-12

8.1.6.1.

Caso 1: Planta industrial para la mejorana de España.

8-12

8.1.6.2.

Caso 2: Planta industrial para el lavandin súper.

8-13

8.2.

Resultados y discusión.

8-15

8.3.

Conclusiones.

8-19

8.4.

Nomenclatura.

8-20

8.5.

Referencias.

8-23

9. Resumen y Conclusiones

10. Sugerencias para futuros estudios

Apéndices

A-1

El aceite esencial del hinojo dulce

A-2

El aceite esencial de la siempreviva

A-3

Dispositivo experimental

A-4

Análisis químico por GC/MS

iv

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

Sumario

La hidrodestilación es un proceso conocido y difundido mundialmente para obtener el aceite esencial de una planta aromática. Sin embargo, existen escasos estudios sistemáticos para conocer los fenómenos controlantes del proceso y permitan entenderlo física o químicamente, con los propósitos de: controlarlo, simularlo y optimizarlo eficientemente. La presente memoria establece nuevas metodologías para: comprender la transferencia de masa, mediante un modelado matemático básico, versátil, consistente e integrado termodinámicamente; ubicar el aceite esencial en la matriz herbácea, mediante el análisis micro-histológico por SEM; identificar, determinar y discernir la composición química de los aceites esenciales, mediante el análisis cromatográfico combinado con la espectrometría de masas (GC/MS); y ofrecer nuevos criterios para el escalado preliminar. Se procesaron las siguientes 5 plantas aromáticas, representativas de dos matrices

herbáceas conocidas: hojas y flores; en un equipo piloto, con diferentes flujos del vapor de agua y diferentes porosidades del lecho vegetal. Obteniéndose exitosamente sus aceites esenciales y caracterizándolos positivamente según la normativa técnica vigente

o a estudios previos publicados, mediante GC/MS, refractometría y picnometría. Las

plantas fueron: Lavandín súper (lavandula angustifolia M. x latifolia M.), con un rendimiento de 1,36 ± 0,138% g/g, en base húmeda (53% g/g H 2 O), en 12 pruebas experimentales, con una carga fija por prueba; usando sus flores y tallos parcialmente cegados. Romero español (rosmarinus officinalis L.): Con un rendimiento de 1,35 ± 0,104% g/g, en base húmeda (22,5% g/g H 2 O), en 9 pruebas experimentales, diferentes cargas de planta y usando sus flores y hojas enteras. Mejorana de España (thymus mastichina L.): Con un rendimiento de 2,73 ± 0,10% g/g, en base húmeda (11,5% g/g

H 2 O), en 9 pruebas experimentales, diferentes cargas de planta; usando sus flores, hojas

y tallos enteros. Hisopo español (hyssopus officinalis L. ssp. aristatus (Godr.) Briq.):

Con un rendimiento de 1,63 ± 0,20% g/g, en base húmeda (11,3% g/g H 2 O), en 8 pruebas experimentales, con una carga fija (1 kg) por prueba; usando sus hojas, flores y tallos enteros. Lavandín abrial (lavandula angustifolia L. x latifolia L.): Con un rendimiento de 0,96 ± 0,089% g/g en peso, en base húmeda (27,3% g/g H 2 O), en 9 pruebas experimentales, con diferentes cargas de planta; usando sus flores y tallos enteros. Dos plantas adicionales fueron procesadas y caracterizadas: hinojo dulce

v

Indice

(foeniculum vulgare var. dulce) y siempreviva (helichrysum stoechas). Sin embargo, no han sido consideradas para su modelado fenomenológico El modelado fenomenológico desarrollado predice la evolución de la hidrodestilación con una precisión aceptable. Los fenómenos controlantes del proceso son: la exudación térmica del aceite esencial desde los tricomas glandulares; la evaporación instantánea del aceite en la interfase de la película superficial y la corriente de vapor circundante; y la difusión por convección del aceite en la corriente de vapor que atraviesa el lecho vegetal. Los parámetros del modelado: la constante de velocidad de la exudación térmica (K tr ) y el espesor de la capa de aceite en la película superficial (h), sirven para comparar la rapidez de la exudación térmica de una planta frente a otra; y el área de transferencia de masa efectiva entre distintas matrices herbáceas. Mediante el análisis micro-histológico, se determinó que el aceite esencial está situado en los tricomas glandulares superficiales de las flores y hojas de las plantas estudiadas. En los casos de la mejorana de España y el hisopo español, los tricomas glandulares se encuentran en ambos lados de las hojas. En el caso del romero español, se encuentran solamente en el revés de las hojas y “escondidos” entre abundantes grupos de tricomas no glandulares. En el caso de los lavandines súper y abrial, se encuentran solamente en el anvés de las flores y también “escondidos” entre abundantes grupos de tricomas no glandulares. En contacto con el vapor saturado, los tricomas glandulares liberan el aceite esencial contenido e implosionan, disminuyendo su volumen y cambiando su forma. No se detectaron poros en la superficie de las flores, ni de las hojas, lo que indicaría la escasa o nula difusión del vapor en el interior de la matriz herbácea. La destilación diferencial en equilibrio de los aceites esenciales con el agua confirma que la hidrodestilación no es sólo una operación de separación en equilibrio, sino que existen más fenómenos limitantes de la velocidad de obtención del aceite. El modelado restringido (sin exudación, ni difusión) sirve sólo cualitativamente para conocer la cantidad ideal de agua necesaria para obtener todo el aceite contenido. Debido a esta limitación, el modelado posee una desviación apreciable en la estimación de la composición química del aceite obtenido conforme la operación transcurre. El modelado fenomenológico aplicado a números adimensionales seleccionados, permite establecer al número de Danköhler como el crítico para el escalado. A partir de los resultados simulados, para dos casos industriales, se deduce que el escalado debe ser tomado sólo como un cálculo preliminar para el diseño de la hidrodestilación a nivel industrial.

vi

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

“… et tout à coup je fus noyé dans un souffle chaud et parfumé d’aromates sauvages qui s’épandait comme un flot plein de la senteur violente des myrtes, des menthes, des citronnelles, des immortelles, des lentisques, des lavandes, des thyms, brûlés sur la montagne par le soleil d’été.”

Guy de Maupassant, La vie errante, La Nuit

1-1

Capítulo 1

Introducción

Capítulo 1: Introducción

1-2

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

1.1. Problemática tecnológica

El mercado mundial de los aceites esenciales, en crecimiento constante, genera una continua renovación de la tecnología empleada para obtener estos productos. A su vez, incentiva la optimización de los equipos usados diariamente, para aumentar su rentabilidad y eficiencia. El proceso para obtener los aceites esenciales, usado desde la antigüedad hasta el presente, ha demostrado su cualidad de ser amigo del medio ambiente: gracias al mínimo impacto generado; contribuir a cerrar el ciclo de producción-consumo de materiales renovables en nuestro planeta y por el uso del agua, como insumo del proceso. Además, al requerir materias primas renovables, contribuye al desarrollo sostenible de zonas con un menor nivel de industrialización, pero con una alta disponibilidad de mano de obra y de una gran biodiversidad del material vegetal. Lo cual favorece a un mayor crecimiento económico, apoyado en un manejo racional, sin descartar la implementación de modificaciones de esta tecnología. Existe un amplísimo conocimiento del proceso para obtener aceites esenciales usando el agua como agente de extracción. Sin embargo, pocas modificaciones se han realizado en las últimas décadas, para controlar y optimizar el proceso. Esto es debido, a que las modificaciones realizadas han tenido un carácter mecánico y buscan disminuir el consumo energético necesario para esta operación. Y se ha dejado de lado, la comprensión y la predicción de los fenómenos físicos que acontecen en el interior del equipo. Este análisis es importante en la actualidad, porque permite formular modelados matemáticos descriptivos de esos fenómenos; determinar cual es el impacto de las variables de operación en el rendimiento y calidad de los productos; dimensionar equipos a una escala superior y simular el proceso. Así se evita la necesidad de construir una planta industrial o de realizar pruebas onerosas y numerosas a escala piloto, las cuales sólo sirven para una materia prima, determinadas condiciones de operación y escala de producción. El apoyo a esta tecnología, para modernizarla y optimizarla, recae en conocer sus antecedentes; en el control operacional de los equipos; en el efecto de las variables y parámetros operacionales en el rendimiento. Además, de integrar lo anterior, en una metodología científica, capaz de ser aplicada a cualquier materia prima o tipo de equipo. Logrando así, mejorar el rendimiento en la producción y el disminuir el consumo energético de manera homogénea y permanente en el tiempo.

1-3

Capítulo 1: Introducción

1.2. Los aceites esenciales

Son mezclas homogéneas de compuestos químicos orgánicos, provenientes de una misma familia química, terpenoides. Tienen la propiedad en común, de generar diversos aromas agradables y perceptibles al ser humano. A condiciones ambientales, son líquidos menos densos que el agua, pero más viscosos que ella. Poseen un color en la

gama del amarillo, hasta ser transparentes en algunos casos (Günther, 1948; Teuscher et al., 2005; Parry, 1921; Muñoz, 2002; Peter, 2004). Son inflamables, no son tóxicos, aunque pueden provocar alergias en personas sensibles

a determinados terpenoides (Cadby et al., 2002). Son inocuos, mientras la dosis

suministrada no supere los límites de toxicidad. Sufren degradación química en presencia de la luz solar, del aire, del calor, de ácidos y álcalis fuertes, generando oligómeros de naturaleza indeterminada. Son solubles en los disolventes orgánicos comunes. Casi inmiscibles en disolventes polares asociados (agua, amoniaco). Tienen propiedades de solvencia para los polímeros con anillos aromáticos presentes en su cadena. Son aceptados como sustancias seguras (GRAS) por la Agencia de Drogas y Alimentos de E.E.U.U. (FDA) (Code of Federal Regulations, 2003). Los terpenoides son una familia de hidrocarburos oxigenados o no, con uno o varios anillos insaturados y con la presencia de 10 carbonos en su estructura. Tienen una bajísima presión de vapor a condiciones ambientales: 200 a 300 Pa. (Li et al 1998; Günther, 1948); si carecen de átomos de oxígeno, son casi insolubles en agua y en el caso contrario, su solubilidad es mayor, pero aun baja con respecto a otros compuestos análogos (Li et al., 1998); son inestables fotoquímicamente.

1.3. Descripción del proceso

Es llamado comúnmente: destilación por arrastre de vapor, extracción por arrastre, hidrodestilación, hidrodifusión o hidroextracción. Sin embargo, no existe un nombre

claro y conciso para definirlo, debido a que se desconoce exactamente lo que sucede en

el interior del equipo principal y porque se usan diferentes condiciones del vapor de

agua para el proceso. Es así que, cuando se usa vapor saturado o sobrecalentado, fuera del equipo principal, es llamado “destilación por arrastre de vapor” (Günther, 1948). Cuando se usa vapor saturado, pero la materia prima está en contacto íntimo con el agua

1-4

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

generadora del vapor, se le llama “hidrodestilación” (Günther, 1948). Cuando se usa vapor saturado, pero la materia no está en contacto con el agua generadora, sino con un reflujo del condensado formado en el interior del destilador y se asumía que el agua era un agente extractor, se le denominó “hidroextracción” (Palomino y Cerpa, 1999). En la presente memoria, se adoptará el término hidrodestilación, para definir el proceso para obtener el aceite esencial de una planta aromática, mediante el uso del vapor saturado a presión atmosférica. El generador de vapor no forma parte del recipiente donde se almacena la materia prima, es externo y suministra un flujo constante de vapor. Su presión es superior a la atmosférica, pero el vapor efluente, que extrae al aceite esencial está a la presión atmosférica. La materia prima forma un lecho compacto y se desprecia el reflujo interno de agua debido a la condensación del vapor circundante.

De manera general, la hidrodestilación se describe de la siguiente manera: La materia prima vegetal es cargada en un hidrodestilador, de manera que forme un lecho fijo compactado. Su estado puede ser molido, cortado, entero o la combinación de éstos. El vapor de agua es inyectado mediante un distribuidor interno, próximo a su base y con la presión suficiente para vencer la resistencia hidráulica del lecho. La generación del vapor puede ser local (hervidor), remota (caldera) o interna (base del recipiente). Conforme el vapor entra en contacto con el lecho, la materia prima se calienta y va liberando el aceite esencial contenido y éste, a su vez, debido a su alta volatilidad se va evaporando. Al ser soluble en el vapor circundante, es “arrastrado”, corriente arriba hacia el tope del hidrodestilador. La mezcla, vapor saturado y aceite esencial, fluye hacia un condensador, mediante un “cuello de cisne” o prolongación curvada del conducto de salida del hidrodestilador. En el condensador, la mezcla es condensada y enfriada, hasta la temperatura ambiental. A la salida del condensador, se obtiene una emulsión líquida inestable. La cual, es separada en un decantador dinámico o florentino. Este equipo está lleno de agua fría al inicio de la operación y el aceite esencial se va acumulando, debido a su casi inmiscibilidad en el agua y a la diferencia de densidad y viscosidad con el agua. Posee un ramal lateral, por el cual, el agua es desplazada para favorecer la acumulación del aceite. El vapor condensado acompañante del aceite esencial y que también se obtiene en el florentino, es llamado “agua floral”. Posee una pequeña concentración de los compuestos químicos solubles del aceite esencial, lo cual le otorga un ligero aroma, semejante al aceite obtenido. Si un hervidor es usado para suministrar el vapor saturado, el agua floral puede ser reciclada continuamente. De otro

1-5

Capítulo 1: Introducción

modo, es almacenada como un sub-producto. El proceso termina, cuando el volumen del aceite esencial acumulado en el florentino no varíe con el tiempo. A continuación, el aceite es retirado del florentino y almacenado en un recipiente y en lugar apropiado. El hidrodestilador es evacuado y llenado con la siguiente carga de materia prima vegetal, para iniciar una nueva operación (Günther, 1948; Al Di Cara, 1983; Parry, 1921; Essential Oils, 1993; Heath and Reineccius, 1986).

Dependiendo de la forma del recipiente, se utiliza una rejilla para separar la carga de material del distribuidor, o se usa una cesta donde se deposita la carga y es retirada más rápidamente, al terminar el proceso.

Fig. 1-1. Esquema básico del proceso.
Fig. 1-1. Esquema básico del proceso.

La Fig. 1-1 presenta un esquema básico del proceso, donde el hidrodestilador es cargado por lotes y trabaja en modo semi-continuo. El condensador, comúnmente funciona en modo continuo, con el flujo del agua de refrigeración a contracorriente. Un generador del vapor de agua, es alimentado con agua fresca y además de agua floral, cuando hay reciclo.

Los usos de los aceites esenciales obtenidos por hidrodestilación son muy amplios, aunque básicamente están orientados a la perfumería; la cosmética; la industria

1-6

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

farmacéutica, como aditivo e insumo para sintetizar compuestos; la alimentaria, como aditivo y como insumo para la fabricación de productos de higiene personal y de limpieza doméstica. La industria farmacéutica requiere de aceites esenciales “desterpenados”, o sea, libres de terpenos, porque se busca sólo los principios activos farmacológicos de la planta, comúnmente los terpenos y sesquiterpenos oxigenados, para complementar un medicamento. En los últimos años, la aromaterapia ha tenido un gran crecimiento y aceptación en el mercado mundial. La comercialización de los aceites esenciales puros, como ingredientes de los productos aromaterápicos, ha creado una mayor demanda y ha motivado la búsqueda de nuevos aromas, más exóticos y con propiedades seudo-farmacológicas. Otras nuevas aplicaciones surgidas últimamente y con un gran potencial futuro son de ingredientes de para la formulación de biocidas para uso veterinario o agrícola (Teuscher et al., 2005; Ziegler and Ziegler, 1998; Regnault- Roger y col., 2004; Muñoz, 2002; Peter, 2004; Burillo, 2003; Baratta et al., 1998; Lahlou, 2004; Moretti et al., 2002; Isman, 2000).

Tabla 1-1: Algunas plantas procesadas por hidrodestilación (Muñoz, 2002; Peter, 2004; Teuscher et al., 2005; Burillo, 2003)

Rendimiento

Nombre común (taxonomía)

Parte de la planta

(% g/g)

Mercado

Anís verde (Pimpinella anisum) Eneldo (Anethum graveolens L.) Espliego (Lavandula latifolia M.) Hinojo amargo (Foeniculum vulgare M.) Hisopo común (Hyssopus officinalis L.) Hisopo español (Hyssopus officinalis L. ssp. aristatus) Lavandín Abrial (Lavandula angustifolia M. x latifolia M.) Lavandín Súper (Lavandula angustifolia L. x latifolia L.) Mejorana de España (Thymus mastichina L.) Orégano (Origanum vulgare) Romero español (Rosmarinus officinalis L.) Salvia (Salvia officinalis L.) Tomillo (Thymus vulgaris L.)

Fruto

6

Farmacéutico

 

1

– 4

Alimentario

Frutos y hojas

2,5 – 4

Alimentario

Flores, hojas

1,25

Perfumería

 

Higiene

Fruto

4 – 6

Alimentario

Flores y hojas

0,2 – 0,25

Alimentario

Flores y hojas

0,87 – 1,09

Alimentario

Flores y tallos

1,3

Perfumería

 

1,36 – 1,61

Flores y tallos

1

Perfumería

 

1,04 – 1,53

Flores y hojas

3

Alimentario

Flores y hojas

2

Alimentario

 

3

– 4

Flores y hojas

0,72 – 0,95 0,5 – 1,1

Alimentario

Flores y hojas

0,5 – 1,1 0,25 – 0,35

Farmacéutico

Alimentario

Flores y hojas

2

Alimentario

 

Farmacéutico

 

1-7

Capítulo 1: Introducción

En la Tabla 1-1, se aprecia un grupo de conocidas plantas aromáticas, cultivadas en España. Se enlista los mercados donde los aceites son comúnmente comercializados. El rendimiento mostrado expresa el rango de los obtenidos a nivel industrial.

Un problema común en la producción de los aceites esenciales radica en la diversidad de los rendimientos obtenidos para una misma planta aromática (Tabla 1-1). Lo cual se debe al nivel de producción, al tipo de hidrodestilador usado, a las condiciones de cultivo, a las condiciones térmicas del vapor usado, al contenido de agua en la planta y a otros factores adicionales. Este hecho genera que sea complicado elegir apropiadamente una planta para su industrialización, basándose exclusivamente en pocas pruebas. Y en mantener un rendimiento óptimo y una calidad permanente de los aceites obtenidos. Por ello, se suele recomendar un conjunto de pruebas, a escala banco o piloto, para conocer el rendimiento real de una planta aromática. Las condiciones de operación deben ser las más similares a las de la escala industrial, para evitar distorsiones en el rendimiento esperado y disminuir la incertidumbre. La necesidad de establecer una metodología para disponer de un conjunto de pruebas experimentales confiables y reproducibles es prioritaria y determinará la real eficiencia y eficacia de la hidrodestilación para obtener un aceite esencial de una potencial planta aromática a industrializar.

1.4.

Antecedentes

En el Lejano Oriente, empezó la historia de los aceites esenciales. Las bases tecnológicas del proceso fueron concebidas y empleadas primariamente en Egipto, Persia y la India. Sin embargo, fue en Occidente donde surgieron los primeros alcances de su completo desarrollo. Los datos experimentales de los métodos empleados, en los tiempos antiguos, son escasos y vagos. Aparentemente, solo el aceite esencial de trementina fue obtenido por los métodos conocidos actualmente, aunque se desconoce exactamente cuál fue. Hasta la Edad Media, el arte de la hidrodestilación fue usado para la preparación de aguas florales. Cuando se obtenían los aceites esenciales en la superficie del agua floral, era desechado comúnmente, por considerarlo un sub-producto indeseado. La primera descripción auténtica de la hidrodestilación de aceites esenciales reales ha sido realizada por Arnold de Villanova (1235(?) – 1311). Quien introdujo “el arte de

1-8

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

este proceso” en la terapia europea. Bombastus Paracelsus (1493 – 1541) estableció el concepto de la Quinta Essentia, es decir, la fracción extraíble más sublime y posible técnicamente de obtener de una planta y constituye la droga requerida para el uso farmacológico. La definición actual de aceite “esencial” recae en el concepto desarrollado por Paracelsus (Günther, 1948). Existen evidencias de que la producción y el uso de los aceites esenciales no llegaron a ser generales hasta la mitad del siglo XVI. El físico Brunschwig (1450 – 1534) menciona sólo 4 aceites esenciales conocidos durante esa época: el de trementina, el del enebro, el del romero y el del espliego (Günther, 1948). Con la llegada de la máquina de vapor y el uso de calderas de vapor para las industrias manufactureras (s. XIX), la hidrodestilación se convirtió en un proceso industrial a gran escala. Surgieron dos tipos de generadores: los de calor vivo, donde la caldera forma parte del mismo recipiente donde se procesa el material vegetal y trabaja a la temperatura de ebullición atmosférica. Y, las calderas de vapor, las cuales no forman parte del equipo y trabajan en un amplio rango de flujos y temperaturas para el vapor saturado. Se puede afirmar que la hidrodestilación industrial nació en el s. XIX y durante el s. XX, se buscó mejorar los diseños mecánicos de los alambiques, minimizar el alto consumo energético requerido y controlar adecuadamente el proceso (Günther, 1948; Al Di Cara, 1983; Heath and Reineccius, 1986).

1.5.

Fundamentos

Desde hace muchas décadas, se asume que el proceso está regido por la vaporización del aceite esencial “libre” o disponible en la superficie de las hojas o flores, cuando una corriente de vapor saturado atraviesa un lecho conformado por este material vegetal. Un abundante conocimiento empírico sustenta esta posición (Günther, 1948). Al ser la vaporización, el fenómeno que controla el proceso, se asume un equilibrio termodinámico, entre el aceite esencial y el agua, controlante del rendimiento. Por ello, la denominación de “hidrodestilación” ha sido acuñada para reflejar este hecho.

Sin embargo, el rendimiento del proceso no sigue un comportamiento como el calculado por la destilación, por que la velocidad de obtención del aceite disminuye, más rápidamente, conforme el tiempo transcurre. La hipótesis de la existencia de un segundo

1-9

Capítulo 1: Introducción

fenómeno controlante, de tipo difusional (“hidro-difusión”), limitante del rendimiento, fue sugerido inicialmente por von Rechenberg (Günther, 1948). Basado en el concepto de ósmosis, estaría aplicado al aceite esencial “retenido” en los tricomas glandulares superficiales, presentes en las hojas y flores. Lamentablemente, el enunciado matemático del mismo, no fue llevado a cabo, debido a la llegada tardía de la teoría de los fenómenos de transporte, capaz de plasmar matemáticamente este segundo fenómeno. Además, los estudios botánicos de micro-histología en este fenómeno, han sido aplicados recién en los últimos años (Gersbach, 2002; Sharma et al., 2003); lo cual, ha generado un vacío en la explicación física y una carencia de modelados fenomenológicos capaces de simular, controlar y escalar el proceso, para diferentes niveles de producción. Por ello, la hidrodestilación es una operación de separación empírica, particular para cada materia vegetal, y dependiente de diversos parámetros físicos no integrados entre sí.

Tomando en cuenta el conocimiento empírico acumulado de la operación, el trabajo pionero de von Rechenberg y las estudios botánicos, se deduce que existen, por lo menos, tres fenómenos controlantes del proceso: El primero, una vaporización instantánea del aceite esencial, en la interfase de la película formada en la superficie del material vegetal y el vapor circundante. El segundo, la difusión del aceite vaporizado al seno de la corriente del vapor circundante, debido a la convección que ejerce el vapor en el lecho, y su inmediato transporte al exterior del equipo. Y el tercero, una exudación (o excreción) del aceite esencial desde el interior de los tricomas glandulares, a través de su cutícula, a la película superficial del material vegetal.

En los últimos años, varios trabajos de investigación han sido publicados, proponiendo nuevos enunciados matemáticos basados en el balance microscópico del transporte del aceite en el vapor, que explicarían los fenómenos mencionados anteriormente.

Palomino y Cerpa (1999) aplicaron su modelado al caso de las hojas de la muña (Minthostachys Setosa L.). Se consideró que: la exudación es una difusión intrapartícula del aceite esencial en el vapor penetrante de la matriz herbácea. La vaporización del aceite liberado se asumió como un fenómeno cinético, representado por una velocidad de primer orden con respecto a la concentración en el equilibrio del aceite vaporizado en el vapor de agua. Se relacionó la vaporización con la difusión intrapartícula, a través de

1-10

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

un factor de efectividad de extracción, análogo al módulo de Thiele, usado para la reacción heterogénea en un sólido poroso. Se despreció la difusión externa por convección y sólo los procesos internos controlaban el proceso. Este modelado posee algunas limitaciones en su fundamento: el aceite esencial se encuentra mayoritariamente en los tricomas glandulares superficiales y no en el interior de las hojas, como fue asumido; la vaporización instantánea depende del equilibrio de las fases formadas y no es un término arbitrario o empírico. Además, la aplicación de un factor de efectividad es inconsistente físicamente, debido a que el soluto es liberado desde la superficie de la matriz hacia el seno del vapor y el módulo de Thiele es aplicado cuando el soluto penetra en el sólido.

Benyoussef et al., (2002) aplicaron su modelado al caso de los frutos del cilantro (Coriandum sativum L.). Se consideró que: la exudación es una desorción irreversible del aceite esencial en el agua penetrante en la matriz herbácea, con una velocidad de primer orden con respecto al aceite retenido. La vaporización del aceite liberado se asumió como instantánea, debido al equilibrio de fases formado, pero la relación era explícita y en función de un término constante y empírico. La difusión intrapartícula del aceite en el agua penetrante fue asumida como la controlante, despreciándose la difusión externa por convección. Este modelado posee algunas limitaciones en su enunciado: sólo es aplicable a frutos (geometría esferoide), donde el aceite esencial está en el interior de la matriz herbácea; la difusión intrapartícula del aceite en el vapor penetrante se aplica sólo cuando la materia prima está molida, como fue el caso, pero a nivel industrial, los frutos no suelen ser molidos y no hay evidencias de que el agua penetre en la matriz herbácea; el término empírico para relacionar el equilibrio entre el aceite en la superficie de la matriz y el del vapor es definido como un coeficiente de reparto, independiente de las volatilidades y de la solubilidad del aceite en el vapor, y sin ninguna relación termodinámica que lo respalde; lo cual es inconsistente, porque el aceite esencial se vaporiza en determinada proporción, de acuerdo a principios termodinámicos conocidos.

Romdhane and Tizaoui (2005) aplicaron su modelado al caso de los frutos del anís verde (pimpinella anisum). Se consideró que: no existe exudación; el aceite es transportado desde el interior de los frutos por un gradiente de concentraciones y la velocidad de transferencia depende de ese gradiente y de un coeficiente global. La

1-11

Capítulo 1: Introducción

vaporización del aceite liberado se asumió como instantánea, debido al equilibrio de fases formado, pero la relación era explícita y en función de un término constante y empírico, junto con la presión de vapor del compuesto químico mayoritario en el aceite. Este modelado posee algunas limitaciones en su enunciado: sólo es aplicable a frutos (geometría esferoide), donde el aceite esencial está en el interior de la matriz herbácea; el término empírico para relacionar el equilibrio entre el aceite en la superficie de la matriz y el del vapor es definido como un parámetro de proporcionalidad, independiente de las volatilidades y de la solubilidad del aceite en el vapor, asumiéndose un similitud con la constante de Henry. Sin embargo, este parámetro es calculado por la minimización de la función objetivo y sin el uso de las propiedades físicas de los compuestos químicos involucrados, ni de relaciones termodinámicas conocidas. La disminución de aceite esencial en la matriz herbácea se calcula mediante un balance global de materia y en función de la velocidad de transferencia debido a la difusión por convección.

Sovová and Aleksovski (2006) aplicaron su modelado al caso de las hojas del tomillo rojo (thymus serpyllum L.). Se consideró que: no existe exudación; el aceite está disponible en la superficie de la matriz y se evapora instantáneamente conforme la temperatura aumenta. Existe una resistencia a esta vaporización, debido a la difusión por convección del aceite desde la superficie al seno del agua circundante. El equilibrio entre el aceite superficial y el vaporizado se estableció mediante una constante de partición, independiente de la composición de las fases, de la temperatura y de la difusión externa. Este modelado posee algunas limitaciones en su enunciado: es aplicable sólo cuando la matriz herbácea está molida, es decir, cuando deliberadamente, se permite que todo el aceite esencial se encuentre libre en la superficie y disponible; la materia prima está sumergida en agua, que se va calentando hasta alcanzar su punto de ebullición, lo cual es válido para un determinado tipo de hidrodestilación, pero no para la usada común e industrialmente; la constante de partición carece de una relación matemática vinculada con la termodinámica, es obtenida por la minimización de los errores para correlacionar el modelado a los datos experimentales, obviándose su relación con respecto a las propiedades físicas (presión de vapor) del aceite esencial o a la composición en la interfase formada.

1-12

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

De la anterior compilación de modelados publicados, se deduce que: la difusión

intrapartícula, llámese de aquella que ocurre dentro de la matriz herbácea, controla el proceso, con la excepción del trabajo de Sovová and Aleksovski (2006). El equilibrio entre el aceite esencial superficial de la matriz y el vaporizado en la corriente es expresado como un coeficiente de partición, independiente de la termodinámica de fases

y obtenido por la minimización de la función objetivo del modelado con respecto a los

datos experimentales. La exudación es un fenómeno intrapartícula y puede ser expresada como una desorción irreversible de primer orden. Estas hipótesis contradicen 3 evidencias reales: la variación del flujo del vapor usado afecta directamente la velocidad de obtención del aceite esencial; el equilibrio entre el aceite líquido superficial y el vaporizado debe obedecer los principios generales de la termodinámica de fases y no debería ser relacionado empíricamente; la exudación no es un fenómeno interno, sino externo (superficial), que afectará de diferente manera al proceso, cuando

la materia prima está intacta o triturada. A nivel industrial, la materia prima está intacta

o parcialmente reducida, se trabaja con diferentes caudales de vapor para determinar el óptimo técnica y económicamente.

Por lo tanto, existe la necesidad, de formular nuevos modelados fenomenológicos, capaces de representar matemáticamente los tres fenómenos enunciados previamente, que sean consistentes físicamente con los hallazgos realizados por la micro-histología (Gersbach, 2002; Sharma et al., 2003), la termodinámica de fases, los fenómenos de transporte; y que no alteren los conocimientos históricos acumulados de este proceso. En la presente memoria, se desarrollará un nuevo modelado basado en algunas hipótesis de los trabajos mencionados, en evidencias físicas (biológicas) y en principios teóricos generales de la ingeniería química.

1.6. Tipos de equipos

No se han realizado modificaciones severas al proceso original y básico, descrito por la Fig. 1-1; básicamente, porque se busca lograr el mayor contacto entre el vapor de agua

y el material vegetal. Por lo cual, las mayores modificaciones en los diseños han sido de carácter mecánico, buscando ese mayor contacto y que la materia prima sea calentada lo más rápidamente posible. El mayor inconveniente de este proceso es su condición de

1-13

Capítulo 1: Introducción

semi-continuo, las modificaciones industriales recientes han sido enfocadas a establecer un proceso continuo. Sin embargo, no se logrado que estos avances sean aplicados a niveles inferiores de producción.

1.6.1. Por escala Laboratorio: El más conocido es el equipo Clevenger (Günther, 1948), usado en muchos laboratorios y considerado en varios estándares internacionales, como el más adecuado para la determinación del contenido total del aceite esencial de una planta aromática. Está compuesto (Fig. 1-2) de un balón, donde se deposita la materia prima molida y una cantidad conocida de agua pura. Se le calienta constantemente, el aceite esencial con el agua presente se evaporan continuamente. Un condensador va acoplado al balón y una conexión en forma de D, permite acumular y separar el aceite esencial de la mezcla condensada. El agua floral condensada regresa al balón por el rebose de la conexión.

condensada regresa al balón por el rebose de la conexión. Fig. 1-2 . Equipo Clevenger en

Fig. 1-2. Equipo Clevenger en vidrio Pirex (Günther, 1948)

Fig. 1-2 . Equipo Clevenger en vidrio Pirex (Günther, 1948) Fig. 1-3 . Equipo de lab.

Fig. 1-3. Equipo de lab. (Cortesía de The Essential Oil Co.)

En la Fig. 1-2, se aprecian los dos tipos de conexiones, cuando el aceite esencial es más denso que el agua y cuando es menos denso. Las ventajas de este equipo son: su simplicidad y flexibilidad para trabajar con aceites de diferente densidad y naturaleza. Las desventajas radican en la incapacidad de usar los resultados obtenidos para un escalado, porque el material vegetal no forma un lecho fijo, sino está en contacto permanente con el agua; lo cual, no responde al tipo de hidrodestilación industrial empleado comúnmente. Además, el hecho de estar molido, genera que el aceite se encuentre disponible para su

1-14

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

vaporización y “arrastre”, lo cual no ocurre a mayores escalas. El tiempo de extracción es muy largo comparado con el usado industrialmente, porque se busca agotar todo el aceite contenido en la planta, y no sirve para establecer el tiempo óptimo de operación. Existen otros equipos a esta escala, basados en una miniaturización de los equipos piloto. Donde el material vegetal forma un lecho fijo, en una columna de vidrio, y el vapor de agua es alimentado continuamente desde un balón inferior calentado constantemente, que funciona como un generador (Fig. 1-3). Estos equipos son simples y flexibles y poseen la ventaja adicional de trabajar en un modo más similar al de los equipos mayores. Sus limitaciones son: el uso de materia prima molida; el flujo del vapor condensado a contracorriente en la columna, que lleva consigo compuestos hidrosolubles y que generar una recirculación indeseable, ya que se pueden degradar estos compuestos y afectar la calidad del aceite obtenido; y la dependencia del flujo de vapor generado con la potencia de la fuente de energía, lo que le resta flexibilidad en el control de este parámetro.

Intermedia o banco (bench): Existen numerosos y variados modelos de este tipo. La mayoría de ellos poseen capacidades entre 5 a 50 litros. Son construidos en vidrio Pyrex (Fig. 1-4), acero inoxidable (Fig. 1-6) o cobre (Fig. 1-5). Están conformados de un hidrodestilador-generador, es decir el vapor de agua se genera en el mismo recipiente donde se almacena la materia vegetal, separados por medio de una rejilla o cesta. Se carga el hidrodestilador con el material vegetal, cuando el agua alcanza una temperatura cercana a la de ebullición. El vapor generado calienta la planta aromática y arrastra el aceite vaporizado. La tapa suele ser del tipo “cuello de cisne” o plana. Aunque se prefiere el primero, para favorecer el tiro del vapor. Los condensadores son de doble tubo o de serpentín sumergido en un tanque o con alimentación constante, a contracorriente, de agua fría. El aceite esencial es obtenido en un florentino, a la salida del condensador. El agua floral puede ser reciclada, si el florentino es adaptable para que su brazo lateral se conecte con la sección de generación del vapor del hidrodestilador. Las ventajas son su movilidad; maniobrabilidad; la posibilidad de ser aislados fácilmente; su capacidad de ser instrumentado, para seguir el proceso internamente; la implementación de un

1-15

Capítulo 1: Introducción

control automático; y la confiabilidad y reproducibilidad de los datos experimentales generados, para ajustarlos a modelados fenomenológicos. Las desventajas residen en requerir de material vegetal seleccionado, debido a que el rendimiento y la velocidad de obtención son sensibles de las características físicas de material (molido, entero, trozado, etc.); de una limpieza periódica y exhaustiva, para evitar la contaminación de los productos y de la imposibilidad de trabajar con vapor saturado con mayor presión, lo cual, es una limitante importante con respecto a los equipos piloto o industriales.

importante con respecto a los equipos piloto o industriales. Fig. 1-4 . Equipo en vidrio de

Fig. 1-4. Equipo en vidrio de 6 L. (Cortesía de Figmay S.A., Argentina)

en vidrio de 6 L. (Cortesía de Figmay S.A., Argentina) Fig. 1-6 . Equipo en SS-316L

Fig. 1-6. Equipo en SS-316L de 25 L. (Cortesía de Heartmagic, USA)

. Equipo en SS-316L de 25 L. (Cortesía de Heartmagic, USA) Fig. 1-5 . Equipo en

Fig. 1-5. Equipo en cobre de 10 L. (Cortesía de The Essential Oil Co., USA)

en cobre de 10 L. (Cortesía de The Essential Oil Co., USA) Fig. 1-7 . Equipo

Fig. 1-7. Equipo en SS-304L de 40 L. (Universidad de Valladolid, España)

Una alternativa optimizada es un equipo de este tipo, pero sin que el vapor sea generado en el mismo recipiente; sino que sea inyectado mediante un distribuidor interno y el vapor provenga de un generador externo disponible. Este equipo es el empleado para desarrollar el presente estudio (Fig. 1-7).

1-16

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

Piloto: Poseen una capacidad entre 50 a 500 litros. Son construidos en acero comercial, inoxidable (Figs. 1-8 y 1-9) o cobre. Pueden ser de dos tipos: con generador externo (Fig. 1-8) o acoplado al hidrodestilador (Fig. 1-9). Están conformados de un hidrodestilador cilíndrico simétrico o de una altura ligeramente mayor al diámetro. El vapor de agua es inyectado por los fondos del equipo o generado en esa sección. La materia prima suele estar compactada y almacenada en una cesta para su mejor carga y descarga. Los condensadores son coraza y de varios tubos internos o de un doble serpentín sumergido en un tanque de agua. Los florentinos son diferentes a los de la escala intermedia y del laboratorio. Son decantadores en acero inoxidable, con un cuerpo cónico o cilíndrico y un fondo cónico. El aceite esencial es recogido del florentino y almacenado en otro decantador. Se realiza esta segunda separación dinámica porque el flujo de vapor es alto y el tiempo necesario para que la emulsión aceite-agua se rompa suele ser mayor a la medida en la escala intermedia.

rompa suele ser mayor a la medida en la escala intermedia. Fig. 1-8 . Equipo en

Fig. 1-8. Equipo en SS-316L de 150 L. (Cortesía de Newhouse MFG Co., USA)

en SS-316L de 150 L. (Cortesía de Newhouse MFG Co., USA) Fig. 1-9. Equipo en SS-304L

Fig. 1-9. Equipo en SS-304L de 500 L. (Cortesía de SIT Ingeniería SRL, Argentina)

Las ventajas son: la mayor confianza en los datos experimentales generados, con respecto a los obtenidos a menores escalas, y que se esperan conseguir en una planta industrial; la evaluación económica aplicada a estos equipos, permite conocer con una mayor confianza, el costo final del producto; permiten trabajar con materia prima molida, triturada parcialmente, entera o la combinación de ellas, en cualquier proporción; permiten operar con vapor saturado de mayor presión, con lo cual, se puede acelerar el proceso u obtener

1-17

Capítulo 1: Introducción

aceites de calidades diferentes. Las desventajas residen en que necesitan de un generador externo de vapor; no son móviles; la reproducibilidad de los datos experimentales es menor que los equipo banco y de laboratorio; no son flexibles; ni están aislados térmicamente; y requieren de una inversión económica mayor a los banco. Los equipos piloto no suelen usarse con propósitos de investigación científica, sino de producción semi-industrial o de confirmación de los resultados a nivel banco (investigación tecnológica) y como centro de ensayos de una planta industrial. Por ello, son equipos comerciales y existen diversos proveedores internacionales.

Industrial: Poseen una capacidad mayor a 500 Litros. Están construidos en acero comercial (Fig. 1-10); aunque si se usan diferentes materias primas, son construidos en acero inoxidable (Fig. 1-11), para realizar una fácil limpieza y evitar la contaminación del producto con los aceites esenciales remanentes (Bezdolny and Kostylev, 1994; Cogat, 1995). Pueden ser de dos tipos: móviles o estáticos. Los remolques-alambiques pertenecen al primer tipo (Fig. 1-10 y 1-12) y son los más usados en EE.UU. y Europa (COCOPE S. Coop., España; Côté d’Aguzon, Francia; etc.). Los hidrodestiladores verticales (Fig. 1-11) son del segundo tipo y suelen encontrarse en Asia, África y Latinoamérica. El uso de remolques responde a la mecanización de la agricultura en estos países y a la gran producción de algunos aceites, así como la búsqueda de minimizar costes operativos y aumentar la eficiencia de la obtención, al disponer de una mayor flexibilidad en el retiro y acoplamiento de los remolques. El uso de equipos verticales responde a otras necesidades: cosecha atomizada en varias regiones cercanas, mayor mano de obra disponible, menores niveles de producción, interés en agotar completamente el aceite contenido en la planta. Los remolques son recipientes prismáticos donde se acumula la planta fresca recién cosechada y cegada por una máquina agrícola. Estos remolques son cerrados con una tapa conectada a un condensador (Fig. 1-10). En el interior de los remolques existe un conjunto tubos paralelos por donde se inyecta vapor saturado y con el cual se logrará calentar la carga y arrastrar el aceite contenido. Los condensadores pueden ser verticales, de tubos y coraza (Fig. 1- 12), o de serpentín, sumergidos en un tanque de agua. El rendimiento depende de numerosos factores y comúnmente es menor al conseguido en las escalas

1-18

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

inferiores. En el diseño de estos remolques, prima el arte mecánico a los principios de ingeniería química.

el arte mecánico a los principios de ingeniería química. Fig. 1-10 . Remolque en acero de

Fig. 1-10. Remolque en acero de 16000 L. (Cortesía de Côté de Aguzón, Francia)

acero de 16000 L. (Cortesía de Côté de Aguzón, Francia) Fig. 1-11 . Par de equipos

Fig. 1-11. Par de equipos verticales de 5000 L. (Cortesía de Newhouse MFG Co., USA)

En la Fig. 1-12, se aprecia el diagrama de la planta industrial de COCOPE S.Coop. (Peñafiel, España) para la hidrodestilación del lavandín súper. Posee dos remolques-alambiques (16000 L) que operan simultáneamente con el vapor saturado proveniente de la caldera pirotubular. Cada remolque esta conectado a un condensador de coraza y tubos vertical, cuya salida está dirigida hacia un florentino industrial del tipo cilíndrico, con ramales laterales para la entrada de la mezcla aceite+agua condensada y la salida del agua floral. El aceite esencial acumulado en los florentinos es removido periódicamente a los cilindros de almacenamiento. Esta planta industrial es un claro ejemplo de las nuevas tendencias tecnológicas para el ahorro energético y de costes operativos. Permite trabajar con cargas grandes de material vegetal fresco, recién cosechado; con un rango versátil de temperaturas para el vapor saturado; la descarga de la materia prima agotada es rápida, lo que permite realizar varias operaciones al día, si es que los campos de cultivo, se encuentran próximos. Las limitaciones conocidas son: que al usar remolques de acero comercial, necesita de una flota de ellos para cada tipo de planta procesada. El control simultáneo de varias variables del proceso es complicado, pero necesario para conocer el tiempo óptimo de obtención y minimizar el consumo de vapor saturado.

1-19

Capítulo 1: Introducción

Capítulo 1: Introducción Fig. 1-12: Diagrama de la planta industrial semi-continua de lavandín súper (COCOPE S.Coop.)

Fig. 1-12: Diagrama de la planta industrial semi-continua de lavandín súper (COCOPE S.Coop.)

1-20

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

La planta industrial de Côte de Aguzón (Drôme, Francia) (Fig. 1-10) es del mismo tipo que la de COCOPE S.Coop, pero se procesa salvia romana. La única diferencia conocida es el uso de condensadores de serpentín en vez de los de coraza y tubos verticales. La mayoría de plantas industriales para procesar la menta negra o blanca en EE.UU. son también de este tipo.

1.6.2. Por disposición de la materia prima en el hidrodestilador:

Lecho fijo: Es el más usado en todas las escalas de producción, porque se busca el mayor contacto entre la materia prima y el vapor de agua. Todos los equipos antes descritos pertenecen a este tipo. A escala laboratorio, suele usarse material molido. A escala banco, se usa solo la parte del material, donde se encuentra mayoritariamente el aceite esencial: hojas o flores, la cual suele usarse entera o trozada. A escala piloto e industrial, se carga toda la materia prima fresca, trozada o entera, de acuerdo a un determinado tamaño óptimo.

o entera, de acuerdo a un determinado tamaño óptimo. Fig. 1-13: Diagrama de una planta continua

Fig. 1-13: Diagrama de una planta continua por lecho fluidizado. (Cortesía Texarome Inc., USA)

Lecho fluidizado: Se conoce sólo una aplicación industrial de este tipo y es usado por la empresa Texarome Inc. (Boucard and Serth, 2005; Coutiere, 1990), para obtener el aceite de pino o de trementina. Es el único tipo en régimen continuo, tanto para el vapor usado como para la materia prima procesada. En la Fig. 1-13, se aprecia un diagrama de esta planta industrial. La materia prima es alimentada a los hidrodestiladores de manera continua, desde un silo

1-21

Capítulo 1: Introducción

(C) y previamente cortada con un determinado tamaño de partícula (D). Una corriente de vapor de alta presión crea la fluidización de la materia prima afluente, en dos etapas, el aceite esencial es retirado por el hidrodestilador central, mientras que la materia prima sigue a otros dos recipientes adicionales para agotar el aceite contenido. El aceite es condensado y enfriado mediante un intercambiador de calor que trabaja con aire frío a contracorriente. Esto se realiza porque el flujo de agua necesario para este enfriamiento es muy alto y es más económico trabajar con aire. El aceite condensado es recogido en el florentino (F). Como se aprecia, esta planta industrial está integrada energéticamente, porque el consumo de energía es alto e inclusive, la materia prima agotada es usada como combustible para la caldera (J). Ésta constituye su mayor limitación, los costes operativos son mayores a los de una planta que trabaje por lotes y son económicamente viables si el precio y volumen de producción del aceite esencial, los justifica. Las ventajas de esta planta industrial radican en: el corto tiempo de residencia del material vegetal en el interior del equipo, lo que conlleva a evitar una degradación térmica en el producto; gracias a la fluidización y a la reducción de tamaño, la velocidad de obtención del aceite también es alta; la cantidad de material a procesar es varias veces mayor a la de un lecho fijo, a nivel industrial; y la más importante, es el hecho de trabajar en forma continua, lo cual permite un mejor control, simulación y optimización del proceso.

1.7. Balance de masa y energía

A continuación, se ofrece el balance de masa y energía general de la hidrodestilación, expresado matemáticamente, y válido para cualquier escala de producción.

1.7.1.

Características del proceso:

1.7.1.1.

Se realiza en modo semi-continuo. La carga de la materia prima se hace por lotes. El flujo del vapor de agua, seco o saturado, es continuo. La decantación también es continua. Existen 2 periodos durante la operación:

1-22

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

Llenado (t fill ).- Desde que se inicia la inyección del vapor al hidrodestilador hasta que se obtiene la primera gota de aceite esencial en el florentino. A escala laboratorio y banco, es preferible medir cuando se obtiene la primera gota de agua floral que rebosa del florentino, puesto que el flujo de vapor es mínimo e irregular en esos momentos. Depende de la porosidad del lecho y del caudal de vapor usado. No suele estimarse, sólo medirse y correlacionarse con otros parámetros. Obtención (t sd ).- Desde que termina el llenado hasta que el volumen del aceite esencial recogido en el florentino, no varía con el tiempo. Se divide en dos periodos:

No estacionario (t ns ).- Desde que termina el llenado hasta que se alcanza el equilibrio térmico e hidrodinámico. Depende de la hidrodinámica del vapor en el lecho, del transporte de calor, de las condiciones térmicas del vapor y de fenómenos físicos competitivos (exudación y difusión). No suele estimarse, sólo medirse, pero es determinante en el proceso, porque equivale al 50-70% del tiempo de obtención y durante el cual, se logra obtiene entre el 60–75% del aceite total. Estacionario (t s ).- Desde que se alcanza el equilibrio térmico e hidrodinámico hasta que el volumen del aceite esencial recogido no varía. Depende de los fenómenos difusionales que retrasan la obtención del resto de aceite esencial “libre” y dispersado en el lecho, o del aun contenido en la materia prima.

1.7.1.2. Los hidrodestiladores piloto e industriales no están aislados térmicamente. A nivel de laboratorio, los hidrodestiladores suelen estar aislados parcialmente. A nivel banco, es opcional y depende del objetivo: ahorrar en el consumo de vapor, investigar los fenómenos de transferencia de masa o de calor o la combinación de ellos, conocer el rendimiento máximo de aceite de una planta aromática, etc.

1.7.1.3. Debido a las dimensiones de los equipos, es más fácil técnicamente fijar la relación carga/volumen de lecho, al nivel de laboratorio, que industrialmente. Esta relación suele variar mucho entre las distintas escalas y diversos factores influyen. Lo ideal es trabajar con una relación alta, debido a que se logra un flujo pistón del vapor a través del lecho y se evita la retromezcla del aceite y la canalización del vapor por vías preferenciales; aumentando así, la velocidad de

1-23

Capítulo 1: Introducción

obtención. Sin embargo, este escenario es difícil de reproducir a escala piloto o industrial. Por lo cual, se prefiere reducir parcialmente el tamaño de la materia prima vegetal, para disminuir la porosidad y formar un lecho más compacto. La reducción del tamaño de partícula suele ser de dos tipos: máxima a nivel laboratorio y baja, a nivel industrial. A nivel banco y piloto, suele trabajarse con materia prima sin reducción o con una reducción específica. La reducción de tamaño no es beneficiosa para la calidad del aceite obtenido porque la fricción mecánica puede degradarlo térmicamente, antes de ser hidrodestilado.

1.7.2.

Balance de masa:

1.7.2.1.

El equipo crítico es el hidrodestilador, el condensador trabaja en modo

continuo, por lo cual su balance está sobre-entendido (Fig. 1-1). El florentino depende del flujo generado por el hidrodestilador, pero al trabajar en modo continuo, su balance está también sobre-entendido. Convención de las corrientes en el equipo:

1 = Entrada al hidrodestilador,

2 = Salida del hidrodestilador,

3 = Flujo a contracorriente, debido a la condensación del vapor afluente. Casos:

a)

Cuando no hay reciclaje del agua floral al generador de vapor (caldera)

 

eo

(1.1)

 

m

=

0

 

1

b)

Cuando hay reciclaje del agua floral al generador de vapor (hervidor)

 

m

eo

1 >

0

(1.2)

En el periodo de llenado: 0 < t < t fill

dM

eo

3

=

w

3

dM

eo

m

m

eo

1

dt

dM

=

dt

dM

(1.3)

(1.4)

steam

1

dt

Donde: el término de generación de aceite esencial (1.3), se refiere al aceite esencial transportado desde el material vegetal al seno del vapor. También este término puede considerar la acumulación de aceite en el lecho, debida a la circulación del vapor por sus intersticios. El término de

dt

1-24

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

acumulación en (1.4), está referido al agua absorbida o retenida en el lecho,

conforme una parte del flujo de vapor se condensa, al ceder su calor latente.

En el periodo no estacionario: t fill < t t ns + t fill

dM

2

eo

dM

3

eo

dM

eo

m

m

eo

1

−−=

dt

dM

steam

2

dt

dM

w

3

dt

dM

steam

1

dt

dt

−=

dt

(1.5)

(1.6)

En la presente memoria, se considerará que el material vegetal no absorbe

ni retiene agua condensada durante este periodo; aunque en la realidad sí lo

hace, pero en una cantidad difícilmente calculable o conocida. Por lo cual,

los términos de acumulación en (1.4) y (1.6) son despreciables.

Los flujos del vapor efluente (2) y del agua condensada (3) en (1.6) son

dependientes de la transferencia de calor y de la hidrodinámica del vapor

en el lecho; lo cual complica su estimación.

Mediante un balance energético entre los estados final (t = t ns + t fill ) e

inicial (t = 0), para este periodo y el de llenado, se puede calcular la

cantidad de agua condensada y el flujo del agua condensada, resolviendo el

balance de masa (1.6) y (1.4), para estos dos periodos.

En el periodo estacionario: t ns < t < t sd

eo

eo

eo

mmm −−=

1

23

dM

eo

dt

steam

steam

cond

mmm −−=

1

23

0

(1.7)

(1.8)

Como el flujo de vapor afluente cede una parte de su calor latente al

sistema, para mantenerlo caliente, se produce un flujo de agua condensada

( m

flujo, es necesario realizar el balance de energía para este periodo.

), en flujo a contracorriente al del vapor afluente. Para conocer este

w

3

Cuando se asume que la hidrodestilación es una operación en equilibrio, sin

acumulación de aceite en el vapor, el término de generación en (1.7), es así:

dM

eo

dt

= FC *

(1.9)

Donde: C* es la concentración de aceite en el vapor junto a la interfase aceite-

vapor y es obtenida desde las Leyes de Dalton, de Raoult y de los Gases Ideales.

1-25

Capítulo 1: Introducción

Simultáneamente, la relación aceite/agua es calculada también a partir de estas

Leyes:

n

eo

=

P

eo

 

M

eo

=

MW

eo

P

eo

steam

n

P

steam

M

steam

 

MW

steam

⎠ ⎝ ⎜

0

P

agua

⎠ ⎟ ⎟

(1.10)

Tradicionalmente se ha considerado solamente este último balance: (1.9) y (1.10),

para simular o escalar la hidrodestilación. Inclusive, asumiendo que no hay aceite

en el flujo de agua condensada (3). Sin embargo, como se ha visto previamente, el

periodo estacionario no es el mayoritario ni el crítico. Por lo cual, este enfoque

subestima los resultados, generando la alta y conocida ineficiencia del proceso.

En la presente memoria, se analizará este balance de masa, a nivel microscópico y

se le relacionará con el nivel macroscópico. Sólo se buscará modelar la

transferencia de masa; por lo cual, se asumirá que no existe el periodo no

estacionario, durante la obtención. El equilibrio termodinámico será integrado al

transporte de masa y la (1.10) será considerada como un proceso dinámico,

dependiente de las propiedades físicas del aceite esencial y del agua, y del

equilibrio originado entre las fases presentes.

1.7.3.

Balance de energía:

1.7.3.1.

Balance global al hidrodestilador:

El flujo de energía necesario (

compuesto por 4 términos (Fig. 1-14):

a) Energía para el calentamiento de la planta aromática (Q 1 ):

Q need

) para realizar una operación está

Q

1

=

mh

MC

mh

p

(

T

b

T

)

(1.11)

b) Energía para el calentamiento del hidrodestilador (Q 2 ):

Q

2

=

hd

MC

hd

p

(

T

b

T

)

(1.12)

Donde: la capacidad calorífica de la planta aromática fue calculada por

la expresión de Siebel (1982) y al del material, a partir de tablas

generales (Lienhard and Lienhard, 2001).

c) Energía para vaporizar el aceite esencial, considerado como un

líquido en la película superficial (Q 3 ):

(

QT

3

)

= M

eo

ˆ

ΔH

1-26

eo

vap

(

T

)

(1.13)

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

ˆ

Δ H

eo

vap

(

T

)

10

=

i

=

1

x

i

Δ

H

vap i

,

(

T

)

10

=

1

i

x MW

i

i

(1.14)

Donde las entalpías de vaporización se calculan usando la ecuación de

Antoine a la temperatura de operación. La masa de aceite es el

promedio de las cantidades obtenidas industrialmente, recogidas por

diferentes autores (Teuscher et al., 2005; Muñoz, 2002; Günther, 1948;

Peter, 2004) o determinadas experimentalmente.

d) Flujo de calor perdido al exterior debido a la convección natural (

Q

4

):

Q

4 (

T

) =

hA

hd

(

T

T

)

(1.15)

Donde: h fue calculado por la expresión de Churchill and Chu (1975).

A hd depende de la geometría del hidrodestilador. Para el caso industrial,

se considera un remolque con forma de un paralelepípedo, donde el

ancho y el alto son iguales, y su área se calcula así:

A

hd

=

2

(

H

2

hd

+

2

LH

hd

hd

)

(1.16)

se calcula así: A hd = 2 ( H 2 hd + 2 LH hd hd

Fig. 1-14: Diagrama del balance de energía en el hidrodestilador.

1-27

Capítulo 1: Introducción

El flujo de energía necesario es calculado como una suma de las energías

anteriores, con respecto a un periodo de tiempo, y el flujo de calor perdido:

(

Q

⎜ ⎝

Q

need

+

Q

+

QT

)

⎟ ⎠

123

+

QT

4

(

)

=

Δ

t

(1.17)

En la Tabla 1-2, se aprecia la energía necesaria (por kg de material vegetal) para

una operación a nivel industrial, con 4 plantas diferentes. Se considera un

hidrodestilador (remolque) de acero comercial (16 m 3 ), con forma de un

paralelepípedo; la porosidad del lecho es 0,7 (excepto para el romero: 0,45); el

tiempo de calentamiento es 70 minutos; el remolque pesa 2 TM; A hd es 41,38 m 2 ;

los rendimientos considerados son: lavandín súper (1,3% kg/kg); romero español

(1,35% kg/kg); mejorana (2,73% kg/kg) e hisopo español (1,63% kg/kg).

Tabla 1-2: Distribución de la energía necesaria para la hidrodestilación industrial de 4 plantas aromáticas.

Energía

necesaria

Lavandín Súper (50% H 2 O)

Lavandín Súper (50% H 2 O)

Romero Español (11% H 2 O)

Romero Español (11% H 2 O)

Mejorana de España (11% H 2 O)

Mejorana de España (11% H 2 O)

Hisopo Español (11% H 2 O)

Hisopo Español (11% H 2 O)
 

ˆ

Q

1

(kJ/kg)

195,9

(83,3%)

96,6

(70,3%)

96,6

(46,5%)

96,6

(53,2%)

 

ˆ

Q

2

(kJ/kg)

21,6

( 9,2%)

23,8

(17,3%)

64,8

(31,2%)

49,0

(27,0%)

 

ˆ

Q

3

(kJ/kg)

4,1

( 1,7%)

4,2

( 3,0%)

8,4

( 4,0%)

5,0

( 2,8%)

 

ˆ

Q

4

(kJ/kg)

13,6

( 5,8%)

12,9

( 9,4%)

38,0

(18,3%)

30,9

(17,0%)

ˆ

Q

need

(kJ/kg)

235,2

(100,0%)

137,5

(100,0%)

207,8

(100,0%)

181,6

(100,0%)

En la Tabla 1-2, se identifica que la mayor parte de la energía es requerida para

calentar la materia prima y el hidrodestilador. De estas dos, dependiendo del

contenido de agua presente en la materia prima, podrá ser mayor (lavandín súper)

para ésta, que para el hidrodestilador. Las pérdidas de calor al exterior son bajas,

comparadas con la energía total necesaria, y explica la ausencia de aislamiento en

) es la

menor y explica la bajísima eficiencia energética del proceso; porque, la

verdadera energía necesaria es el de usada para evaporar el aceite. La variación

de la porosidad afecta directamente a la energía necesaria: conforme la porosidad

disminuye, existe más material y se necesita mayor energía. Se observa

claramente para el caso de romero con respecto a la mejorana y el hisopo español.

los hidrodestiladores industriales. La energía para evaporar el aceite (

ˆ

Q

3

1-28

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

1.7.3.2. Balance por componente:

En el hidrodestilador y sólo al vapor saturado, porque la concentración del aceite

es muy baja como para afectar a las propiedades térmicas del vapor.

En el periodo de llenado y el no estacionario: 0 < t < t fill + t ns

El calor necesario para calentar el sistema (hidrodestilador y material vegetal)

es cedido por una parte del vapor saturado afluente, durante el tiempo

necesario (t fill + t ns ) para alcanzar la temperatura de operación. Esta parte del

vapor se condensa en el interior del equipo. El calor necesario es el calculado

previamente (1.17). Usando (1.18) y (1.19), se calcula la cantidad de agua

condensada durante este periodo y se completa el balance de masa (1.6).

⎛ ⎜ Q ⎞⎛ M w ⎞ 3 ˆ w ⎟⎜= ⎟⎜ ⎟Δ H (
Q
⎞⎛
M
w ⎞
3
ˆ
w
⎟⎜= ⎟⎜
⎟Δ H
(
T
)
vap
b
tt +
tt +
fill
ns
⎠⎝
fill
ns
⎟ ⎠
cedido
Q
⎞⎛
Q
Q
+
Q
+
QT
(
)
123
⎟⎜= ⎟⎜
=+
Q
(
T
)
4
tt
++
tt
tt +
fill
ns
⎠⎝
fill
ns
⎟ ⎟ ⎠
fill
ns
cedido
need

(1.18)

(1.19)

Este balance energético es dinámico, porque la temperatura depende del

tiempo y de la transferencia de calor en el sistema. Sin embargo, en la

presente memoria, no se estudiará este transporte ni su dinámica, sólo se

considera la variación entre el estado final y el inicial, tomando una

temperatura media (T ), para el periodo considerado.

Como no se considera el agua retenida o absorbida por el material vegetal, se

desprecia el calor acumulado en el sistema durante este periodo.

En el periodo estacionario: t ns < t t sd

El flujo de calor necesario para mantener caliente el sistema es cedido por

), que se condensa en el interior

una parte del vapor saturado afluente ( m

del equipo. El flujo de calor necesario es: el de vaporización del aceite

remanente (Q 3 ) y el perdido al exterior (Q 4 ). Como la cantidad de aceite

remanente es baja, con respecto al aceite inicial, se puede despreciar el calor

de vaporización (Q 3 ) en el balance. Usando (1.20) y (1.21), se calcula el

flujo de agua condensada (3) y se completa el balance de masa (1.8).

w

3

Q

cedido

ˆ

w

= mHΔ

3

w

vap

(

T

b

)

(1.20)

1-29

Capítulo 1: Introducción

Q

cedido

=

Q

need

=

Q ( T ) 3 t − t sd ns
Q
(
T
)
3
t
t
sd
ns

+ Q

4

(

T

b

)

(1.21)

Este balance de energía es independiente del modelado fenomenológico aplicable a la hidrodestilación; lo cual permite determinar el flujo de agua condensada y determinar la distribución del flujo de vapor saturado en el equipo, para los dos periodos considerados. Esta distribución permite tener una idea de la eficiencia energética del proceso y decidir si debe aislar el equipo, usar otro material de construcción, disminuir el espesor de la pared, trabajar con material seco, aumentar el flujo de vapor usado o variar la porosidad del lecho. En la presente memoria, para modelar este proceso, se considera que el sistema es isotérmico y adiabático, por lo cual, el flujo de agua condensada es despreciado.

1.8. Impacto ambiental

En la evaluación del impacto ambiental de un proceso, se deben tener en cuenta los distintos tipos de emisiones, su naturaleza y el foco emisor para establecer, en su caso, las medidas correctoras necesarias. Emisiones a la atmósfera: proceden del generador del vapor y de la torre de enfriamiento del agua procedente del circuito de refrigeración de los condensadores. Para el caso del generador, existen alternativas en el combustible usado (biogas, gas natural, biomasa) y en dispositivos de control de los gases efluentes. Dependiendo de las regulaciones aplicables para el nivel de producción, se adapta el generador de vapor para optimizar el control de las emisiones y a minimizarlas. Es un agente de emisión controlable y adaptable.

Efluentes líquidos: son los procedentes de las purgas del condensado interno del hidrodestilador, del generador de vapor y de la torre de enfriamiento. Las purgas son agua, por lo cual se vierten al alcantarillado general directamente. Con una previa recuperación energética, mediante un reuso de los mismos para otras necesidades. El condensado interno lleva disuelto una cantidad desconocida de los compuestos químicos presentes en los aceites esenciales y en la planta aromática misma, tiene una DQO elevada (6000 – 7000 mg/L); aunque su tratamiento no resulta rentable ni operativo, ya que la cantidad de efluente es baja,

1-30

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

suele verterse con las otras corrientes que tienen un caudal varias veces superior y diluir así la carga orgánica. Esta opción no es una buena práctica y se debería evitar en lo posible. Una opción es su re-uso, mediante dilución con agua floral, para convertirla en agua de riego para zonas verdes cercanas.

Emisiones ocasionales: se producen a través de las válvulas de seguridad, de los cierres hidráulicos de los hidrodestiladores, al descargar la carga de materia prima, etc. Su repercusión ambiental es mínima. Sin embargo, entrañan un riesgo de seguridad para el personal, ya que es conocido que algunas personas desarrollan alergia a determinados compuestos químicos de los aceites esenciales. Por tal razón, el personal usa el material de seguridad necesario para manipular los equipos o realizar determinadas acciones.

1.9. Alternativas tecnológicas

1.9.1. Extracción líquido-sólido (SLE). Consiste en el contacto íntimo de la materia prima vegetal con un disolvente orgánico volátil, permitiendo la disolución de la esencia en el disolvente. A esta mezcla, se le llama extracto. La operación puede realizarse en frío (maceración) o en caliente, con rotación del extractor o en modo estático. El extracto es evaporado al vacío para recuperar el disolvente y obtener el concreto. Él cual es una mezcla de compuestos volátiles y no volátiles (ceras o resinas solubles) en el disolvente usado. Para obtener el aceite esencial, se realiza una serie de extracciones sucesivas del concreto con etanol u otros disolventes de diferente polaridad. Luego, la disolución se decanta en frío, buscando la precipitación de las ceras y de los pigmentos presentes. Se realizan filtraciones sucesivas y el líquido separado es evaporado al vacío para obtener el absoluto, o sea el aceite esencial enriquecido en terpenoides oxigenados, solubles en el etanol o en los otros disolventes. El absoluto tiene una calidad y mayor valor económico que el aceite esencial obtenido mediante vapor de agua. Sin embargo, su rendimiento suele ser menor, por las extracciones sucesivas y su uso está limitado por su mayor precio y por el contenido residual de los disolventes orgánicos empleados.

1-31

Capítulo 1: Introducción

A nivel laboratorio, el equipo más conocido y usado actualmente es el Soxhlet. Con el cual se obtienen extractos. Es un equipo que trabaja con un disolvente orgánico en ciclos continuos de evaporación y condensación, de manera que el disolvente líquido caliente y puro está en contacto con la materia prima, mientras que otra parte del disolvente acumula los compuestos extraídos. Las ventajas residen en su fácil manejo, su funcionamiento automático y la capacidad de obtener la mayor cantidad de compuestos químicos presentes en una planta aromática. Entre las limitaciones, se anota el extenso tiempo de operación y de residencia del disolvente en el lecho de la materia prima. Lo cual conduce a limitar su uso a obtener aceites esenciales de un alto valor. Y, en la seguridad requerida para su operación y control, debido al uso de disolventes orgánicos volátiles, los cuales son inflamables y algunos tóxicos o irritantes.

1.9.2. Extracción mediante fluidos supercríticos (SFE). Consiste en el uso de un fluido en condiciones supercríticas, como disolvente, para la extracción de la esencia de una planta aromática. La materia prima es molida y acumulada en un extractor, formando un lecho fijo. Luego, se hace circular una corriente de un fluido supercrítico, el cual extraerá los compuestos solubles en él. Este extracto es conducido a una serie de separadores, para que a través de una sucesión de descompresiones, se obtengan varias fracciones de la esencia. El aceite esencial es la fracción más volátil. El fluido descomprimido es reciclado y llevado a su condición supercrítica para continuar la separación. Existen numerosos trabajos de investigación con esta tecnología, aplicada a la obtención de conocidos aceites esenciales (Brunner, 1994; Del Valle et al., 2005; Jarvis and Morgan, 1997; King and Bott, 1993; Lack and Simandi, 2001; Meireles, 2003; Mukhopadhyay, 2000). Asimismo, varias plantas industriales a nivel mundial aplican esta tecnología diariamente (Cocero, 2006).

Las ventajas técnicas de la SFE son:

a. Obtención de aceites esenciales con una mayor frescura y aroma natural.

b. Uso de temperaturas moderadas, para evitar la degradación térmica del producto.

c. No hay presencia del disolvente en el aceite.

d. Mayor rendimiento por operación.

1-32

Hidrodestilación de aceites esenciales: Modelado y Caracterización

Manuel G. Cerpa

e. Proceso libre de contaminantes biológicos (microbios, hongos, etc.).

f. Flexibilidad en la preparación del disolvente.