Sei sulla pagina 1di 2
HISTORIA DE LA FILOSOFIA ANTIGUA DEL MITO AL LOGOS La Filosofía aparece como expresión del
HISTORIA DE LA FILOSOFIA ANTIGUA
DEL MITO AL LOGOS
La Filosofía aparece como expresión del proceso de cambio que se dio desde un discurso mítico que apela a la
creencia, hacia un discurso basado en argumentos que recurre a la razón para que estos sean aceptados o
rechazados.
FILOSOFÍA GRIEGA: La Filosofía griega se desarrolla en tres períodos: Presocrático , Antropológico y
Sistemático:
I.
Etapa Pre-socrática o Cosmológica (VII-V a.C.)
El problema básico en esta etapa, es el problema de la naturaleza que enfrenta los siguientes sub problemas:
1)
Buscar el principio generador de todas las cosas (el ser de todas las cosas).
2)
Explicar el proceso de formación y orden del cosmos.
3)
Comprender el ciclo de generaciones y disoluciones en la totalidad universal. Dentro de este principio generador como un
aspecto del cosmos, se encuentra el ser humano.
*Tales de Mileto(634 al 554 a.C.): Sostiene que el principio de todo lo existente es lo húmedo, lo cual los historiadores denominan
agua, la misma que a través de distintos procesos de condensación y rarificación produce la multiplicidad de cosas.
Predice por primera vez un eclipse, demuestra por primera vez un teorema; gran astrónomo y matemático.
*
Anaximandro de Mileto (610 al 547 a.C.) Probablemente el menos convencido del carácter racional del conocimiento; identifica el
arche (principio) con algo indeterminado, algo que no se puede conocer (ápeiron), algo que es material pero que no podemos
entender o conocer en cuanto es infinito y el hombre es finito; construye un reloj solar; astrónomo y matemático.
*
Anaxímenes de Mileto (588 al 524 a.C.) El principio de todo lo existente es el aire (Aer). Todo está lleno de aire, por lo cual surge
del aire. Si se enrariza se convierte en fuego; si se condensa, se convierte en agua; y se solidifica se convierte en piedra. Aproxima
una medida de la Tierra, señala que la Tierra es un globo. Astrónomo y matemático.
*
Pitágoras de Samos (572 al 497 a.C.) Tras estudiar la matemática Egipcia regresa a Grecia donde funda una escuela que, por su
carácter esotérico y cerrado, más bien puede considerarse como una secta. Llegan a la conclusión de que el orden del Universo es
matemático, y que todo lo matemático puede reducirse a números.
*
Heráclito de Éfeso (536-470 a.C.) El Ser de todo lo existente es el FUEGO: el cual es dinámico, es vida y crea vida, es eterno
(todo en realidad está en constante cambio, transformación, no hay nada estático, nada fijo, inmutable). Abiertamente señala que
toda la realidad está en constante movimiento, transformación, y que dicha transformación está sujeta a las leyes objetivas.
*
Parménides de Elea (s. VI a.C.): Se opone abiertamente a Heráclito. La realidad es estática, inmutable, nada cambia ni se mueve
(el movimiento es producto de la imaginación de los hombres); el hombre vive muchas apariencias: el mundo es apariencia (el Ser
es la base de todo lo existente). El ser es estático, es uno no puede engendrar lo múltiple. "Lo que es, existe; lo que no es, no
existe"
*
Empédocles de Agrigento (494-434 a.C): Aceptó tanto el fundamento de Parménides como el de Heraclito. Pero, afirma una
teoría donde rechaza la idea de que un solo elemento haya posibilitado el origen de las cosas. Sostiene que la naturaleza tiene un
total de cuatro elementos: Agua, Aire, Fuego y Tierra.
*
Demócrito de Abdera( 460 - 370): Sustenta que la base de todo lo existente son los ÁTOMOS: partículas indivisibles que forman
toda cosa existente en la realidad; señala que los átomos tienen formas diferentes. Todo se mueve y se transforma. Todo es
materia y formas de materia.
II. Etapa Antropológica (S. V. a.C.)
Surge a raíz de la democratización de la vida ateniense. Las nuevas necesidades del Estado exigían una elite política y
dirigencial. Así, la cultura ateniense se plantea los problemas del mundo humano y de la vida espiritual, social y política. El
conocimiento se ve como un asunto utilitario, es decir, basta usar apropiadamente el arte de la oratoria para imprensionar y lograr
fines de éxito individual. No era necesario averiguar si tal conocimiento era objetivo o no. La encarnación de esta mentalidad y
actitud crítica y polémica, contraria a las creencias aceptadas como normales, es el movimiento sofista.
Frente a esta ola crítica y socavadora de las creencias consideradas normales es que se
Frente a esta ola crítica y socavadora de las creencias consideradas normales es que se ubica la figura de Sócrates, quien
encabeza un gigantesco movimiento de reacción cuyo punto más alto es Platón.
La etapa antropológica fue impulsada, iniciada por la escuela de los Sofistas y como máxima expresión a un pensador que era
opuesto a los sofistas: Sócrates.
SOFISTAS: (del griego sophi, "experto", "maestro artífice", "hombre de sabiduría"):
En su origen, nombre aplicado por los antiguos griegos a los hombres eruditos, nombre que se daba a
los maestros intinerantes que proporcionaban instrucción en diversas ramas del conocimiento, en el
arte de convencer mediante la palabra (sofisma, en latín falacias: trampas de razonamiento), en el arte
de polemizar (heurística), en el arte de argumentar (mayeútica): pensadores ateos, explican
racionalmente la realidad, consideran que todo hombre es dueño de su propia verdad, sólo tiene razón
que puede imponer de manera sutil sus criterios. Son relativistas, niegan la existencia de las verdades
absolutas.
Protágoras de Abdera: "El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en tanto que son, y de las que no son en tanto
que no son", llamada teoría del "homo mensura" (hombre - medida).
Gorgias de Sicilia: "Nada existe; aunque algo existiera, sería incognoscible, y si fuese cognoscible sería incomunicable". Nihilismo
griego (de nihilo = nada).
Sócrates (469 - 399 a.C.) : Es un altísimo exponente de la Filosofía de todos los tiempos. Se enfrentó a los sofistas. En oposición
a la tesis sofística, afirma que existe un conocimiento verdadero que se expresa a través de conceptos, a los que llamó logos. Para
llegar a la verdad, inventó el método de la definición del concepto empleando el diálogo, que estaba constituido por dos fases: la
ironía y la mayéutica.
En lo referente al conocimiento, propone ser conscientes de los límites de nuestro conocimiento. El conocimiento verdadero no es
aquel que poseemos acerca del mundo, sino el conocimiento acerca de nosotros mismos.
Reflexiona principalmente sobre el problema moral, estableciendo que las virtudes como la Belleza, la Verdad, la Justicia no
existen en la naturaleza, sino que cada hombre trae consigo al mundo las formas ideales de la virtud. Para esto utiliza la
mayéutica, partiendo de casos particulares que se dan en la realidad (inducción), para así hallar la idea universal que comprenda a
los casos particulares, todo esto permite llegar a la definición; definir para Sócrates es entonces, establecer los conceptos
singulares bajo lo general.
Establece que la felicidad del ser humano radica en la virtud. Así la persona buena y justa, según Sócrates, no tiene en cuenta sólo
el beneficio y la felicidad propia, sino también el propio perfeccionamiento y el ajeno, y esto se da en la acción desinteresada e
inspirada del amor. Con todo esto logra la más alta satisfacción interior y la mayor aproximación a lo divino.
Fue condenado a morir bebiendo la cicuta por la aristocracia ateniense al ser acusado de corruptor de los jóvenes (todo debe ser
discutido y verificado sustenta la posición monoteísta, en oposición al politeísmo griego).
Pensamientos célebres:
-
"Sólo sé que nada sé".
-
"El hombre es ventana al conocimiento".
-
"Conócete a tí mismo".
-
"El hombre sabio tiende a la virtud".
-
"El filósofo se encuentra en el punto medio entre el sabio y el ignorante".
-
"La búsqueda de la verdad es la esencia de la filosofía no la posesión de ella".
TAREA
Realizar las siguientes actividades en el cuaderno:
1.
Realizar a partir de la ficha de lectura un mapa conceptual en el cuaderno.
2.
Ilustrar a los representantes de la Filosofía Antigua (Etapa Cosmológica), señalando su nombre y el Arjé o Arché (Principio) que
postulaban.