Sei sulla pagina 1di 7

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

INFLUENCIA DE LAS CONDICIONES AMBIENTALES

EN LA ACTIVIDAD ENZIMATICA

DE LAS CONDICIONES AMBIENTALES EN LA ACTIVIDAD ENZIMATICA INFLUENCIA DE LA CONCENTRACIÓN DE SUSTRATO INFLUENCIA DEL

INFLUENCIA DE LA CONCENTRACIÓN DE SUSTRATO INFLUENCIA DEL pH INFLUENCIA DE LA TEMPERATURA INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES

INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES La actividad de los enzimas no es siempre
INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES La actividad de los enzimas no es siempre
INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES La actividad de los enzimas no es siempre
INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES La actividad de los enzimas no es siempre

La actividad de los enzimas no es siempre la misma, sino que ésta se ve alterada (bien positiva o negativamente) por una serie de factores ambientales, como son la concentración de sustrato, el pH, la temperatura o la presencia de inhibidores o activadores en el medio.

INFLUENCIA DE LA CONCENTRACIÓN DE SUSTRATO

Los principios generales de la cinética de las reacciones químicas son aplicables a las reacciones catalizadas por los enzimas, pero estos muestran también una rasgo característico que no se observa en las reacciones no enzimáticas: la saturación con el sustrato. En general, podemos decir que al aumentar la concentración de sustrato en el medio, la velocidad de reacción

de un enzima aumenta; por tanto, la influencia de la concentración de sustrato tiene un efecto positivo en la catálisis enzimática. Esto es debido, simplemente, a que al aumentar el número de sustratos en el medio, será mayor la cantidad de producto producido por la reacción enzimática. Sin embargo, llega un momento en que la velocidad de la reacción enzimática no aumenta aunque aumentemos la concentración de sustrato, lo cual es debido a que en ese momento todos los enzimas presentes están actuando a pleno rendimiento y ya no pueden aumentar la producción de producto. En ese momento se dice que el enzima está saturado por el

sustrato.

se dice que el enzima está saturado por el sustrato. Si representamos gráficamente la velocidad de

Si representamos gráficamente la

velocidad de una

reacción catalizada enzimáticamente al

variación

de

la

ir

aumentando

la

concentración

de

sustrato

para

una determinada

concentración

de

enzima

fija,

la

velocidad de la

a

la

observamos que, a una concentración de

sustrato baja,

reacción es casi proporcional

concentración del sustrato y la reacción, por tanto, es aproximadamente de primer orden con respecto al mismo. Sin embargo, a medida que aumenta la

Página 1

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

concentración de sustrato, el incremento de la velocidad de la reacción no es proporcional a la concentración de sustrato; en esta zona, el orden de reacción es mixto. Si seguimos aumentando la concentración de sustrato, llegará un momento en que apenas aumente el valor de la velocidad de la reacción, llegando a ser ésta independiente de la concentración de sustrato y aproximándose asintóticamente a una velocidad constante. En este intervalo de concentraciones de sustrato, la reacción es de orden cero con respecto al sustrato, y se dice entonces que el enzima se halla saturado por su sustrato y que se ha alcanzado la velocidad máxima de la reacción. Todos los enzimas muestran el efecto de saturación, pero para una misma concentración de enzima, varían ampliamente unos de otros con re specto a la concen tración de sustrato que se necesita para que se manifieste. El efecto de saturación condujo a los primeros investigadores sobre la cinética enzimática a formular la hipótesis de que el enzima y el sustrato reaccionan reversiblemente para formar un complejo intermedio, como etapa esencial en la reacción catalizada. Michaelis y Menten desarrollaron en 1913 una teoría general acerca de la acción y cinética de los enzimas. Según ellos, el enzima E se combina en primer lugar con el sustrato S para formar el complejo enzima-sustrato ES; a continuación, este último se escinde en una segunda etapa, para formar finalmente el enzima libre E y el producto P.

E

+

S ------

ES

-------

E + P

Según este mecanismo general de acción de los enzimas, es fácil explicar el fenómeno de la saturación con el sustrato. Es evidente que la etapa limitante de la velocidad de una reacción enzimática será la formación del complejo enzima-sustrato, el cual, como ya hemos mencionado adquiere fácilmente el estado de transición a partir del cual el sustrato se transforma en producto. La velocidad de formación del complejo ES (y, por tanto, de la reacción) dependerá tanto de la concentración de enzimas disponibles para catalizar la reacción como de la concentración de sustrato susceptible de ser transformado en producto. Si mantenemos constante la concentración de enzima, la velocidad sólo dependerá en este caso de la concentración de sustrato. A bajas concentraciones de sustrato, habrá mayor número de enzima que de sustratos, por lo que cada enzima se unirá a un sustrato para catalizar la reacción. Todos los sustratos se transformarán rápidamente en producto, quedando cierta cantidad de enzima sin actuar. A medida que aumenta la concentración de sustrato, será menor el número de enzimas libres, por tanto, al aumentar la concentración de complejos ES formados, también aumentará la velocidad de la reacción. Llegará así un momento en que habrá suficiente sustrato en el medio como para que todos los enzimas estén actuando. En ese momento se ha alcanzado la velocidad máxima de la reacción, puesto que ya no pueden formarse más complejos ES y, aunque sigamos aumentando la concentración de sustrato, al no disponerse de más enzimas no podrá aumentarse así el número de complejos ES; con lo cual, la

Página 2

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

velocidad de la reacción se

saturado con el sustrato. Michaelis y Menten consiguieron determinar la fórmula matemática que nos permite hallar la velocidad de una reacción enzimática para una concentración dada de sustrato, para lo cual es necesario conocer dos parámetros: la velocidad

máxima de la reacción (Vmáx) y la constante de Michaelis-Menten (Km). Dicha fórmula es la siguiente:

La Km se define como la concentración de sustrato a la cual la velocidad de la reacción es la mitad de la velocidad máxima. El valor de Km de los enzimas nos indica lo rápidamente que se alcanza la velocidad máxima. Así, si un enzima tiene un valor de Km bajo, éste alcanzará pronto la Vmáx, mientras que un valor alto de Km nos indica que alcanzará más tarde o a mayor concentración de sustrato la Vmáx de la reacción. La Km también nos da una idea de la afinidad que presenta el enzima por su sustrato, de tal manera que cuando un enzima tiene una alta afinidad por el sustrato y produce con rapidez la transformación química, su valor de Km es pequeño, y viceversa para el caso contrario. El hecho de que se alcance antes o después la Vmáx para una determinada concentración de enzima depende de la velocidad con que se forme el complejo ES. Si dos enzimas a la misma concentración reaccionan con idéntica concentración de sustrato, es de suponer que ambos catalicen la reacción con la misma velocidad. Sin embargo, ello no es así; de tal forma que uno cataliza la reacción a mayor velocidad que el otro. Esta diferencia de velocidad sólo se explica suponiendo que en el primer caso la velocidad de formación del complejo ES es mayor que en el segundo. O, lo que es lo mismo, que el complejo ES se formará más fácilmente en el primer caso que en el segundo, debido a que hay un acoplamiento mucho más perfecto entre el sustrato y el centro activo del enzima. Esta facilidad de acoplamiento se denomina afinidad del enzima por el sustrato. Podemos hacernos una idea de si la afinidad de una enzima por su sustrato es grande o pequeña fijándonos en el valor de Km. Así, valores bajos de Km nos indican una alta afinidad, mientras que valores altos de Km nos indican baja afinidad. Para calcular con precisión el valor de Km y de Vmáx, Lineweaver y Burk, representaron gráficamente la inversa de la concentración de sustrato frente a la inversa de la velocidad de la reacción enzimática, obteniendo así una recta, cuya pendiente es Km/Vmáx, el punto de corte con el eje y es 1/Vmáx y el punto de corte con el eje x es –1/Km.

enzima está

mantendrá

constante

ya

que

el

con el eje y es 1/Vmáx y el punto de corte con el eje x es

Página 3

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

(www.rincondelasciencias.com) Pedro Fernández García INFLUENCIA DEL pH La mayoría de los enzimas poseen un pH

INFLUENCIA DEL pH

La mayoría de los enzimas poseen un pH característico al cual su actividad es máxima, al cual se le denomina pH óptimo del enzima; de tal forma que por encima o por debajo de este pH su actividad disminuye. Aunque los perfiles de las curvas de actividad en función del pH de muchos enzimas son acampanadas, pueden presentarse otras formas. El pH óptimo de la mayoría de los enzimas suele ser próximo a la neutralidad, es decir, a pH fisiológico, pero hay algunos enzimas cuyo pH

óptimo es básico (tripsina) o ácido (pepsina) e incluso en algunos casos el pH no influye en la actividad enzimática (papaína). La relación entre el pH y la actividad

de cualquier enzima depende del comportamiento ácido-base del enzima y del sustrato, así como de otros muchos factores. Por lo general, dicha relación resulta difícil de analizar cuantitativamente. La variación del pH puede alterar los grupos funcionales del sustrato o de los radicales del centro activo que quedan así ionizados bien positiva o negativamente,

alterándose la complementariedad entre el enzima y el sustrato, no pudiéndose formar así el complejo enzima-sustrato. Otro efecto del pH sobre la actividad enzimática sería a nivel de la estructura globular del enzima, ya que al variar el grado de ionización de algunos grupos iónicos, se alteran ciertos enlaces que hacen variar la estructura final del enzima. Esta desorganización hace perder al enzima su actividad al cambiar la estructura del centro activo.

del enzima. Esta desorganización hace perder al enzima su actividad al cambiar la estructura del centro
del enzima. Esta desorganización hace perder al enzima su actividad al cambiar la estructura del centro

Página 4

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

INFLUENCIA DE LA TEMPERATURA

Al igual que ocurre con la mayoría de las reacciones químicas, la velocidad de las reacciones catalizadas por enzimas se incrementa, en general, con la temperatura, dentro del intervalo en que el enzima es estable y permanece totalmente activo. La velocidad de muchas reacciones enzimáticas se duplica,

aproximadamente, por cada 10ºC de aumento de la temperatura. Aunque las reacciones catalizadas por los enzimas parecen, con frecuencia, poseer una temperatura óptima, el pico que se observa al representar la actividad enzimática frente a la temperatura se produce porque los enzimas, al ser proteínas, se desnaturalizan por la acción del calor y se inactivan cuando la elevación de la temperatura sobrepasa un cierto valor. La aparente temperatura óptima es, por tanto, la resultante de dos procesos:

- el incremento habitual de la velocidad de reacción con la temperatura. - el incremento de la velocidad de desnaturalización térmica del enzima al sobrepasar una temperatura crítica. Aunque la mayoría de los enzimas se inactivan a temperaturas comprendidas entre los 55 y los 60ºC, algunos son completamente estables y activos a temperaturas mayores (70 - 80ºC). El efecto negativo del aumento de la temperatura sobre la actividad enzimática se debe a la rotura de los enlaces débiles que mantienen la estabilidad de las estructuras terciaria y secundaria de las proteínas. De este modo, las altas temperaturas desorganizan la estructura final del enzima y decimos que éste se ha desnaturalizado. En muchas ocasiones, cuando baja la temperatura, el enzima adquiere de nuevo su estructura original y, por tanto, su función, por lo que decimos que el enzima se ha renaturalizado. Por otra parte, una bajada de la temperatura afecta también negativamente a la actividad enzimática, la cual se enlentece, ya que en esta situación el complejo ES es muy poco reactivo, teniendo dificultad para alcanzar el estado de transición. A temperaturas inferiores a los 10 - 15ºC, la mayoría de los enzimas son completamente inactivos, aunque hay algunos que conservan su actividad a temperaturas próximas a los 0ºC e incluso otros, como proteasas y lipasas, siguen siendo activos a temperaturas de congelación. La bajada de la temperatura no afecta en absoluto a la estructura del enzima, por lo que éstos pueden mantenerse indefinidamente en estado de congelación, resultando activos al adquirir una temperatura adecuada a su actividad.

en estado de congelación, resultando activos al adquirir una temperatura adecuada a su actividad. Página 5

Página 5

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

INFLUENCIA DE LOS INHIBIDORES

pueden unirse con otras

moléculas, las cuales impiden su actividad, diciéndose entonces que el enzima está

inhibido, conociéndose como inhibidores a dichas moléculas. El efecto más inmediato de la acción de un inhibidor sobre un enzima es que este disminuye su velocidad de reacción o bien detiene completamente su actividad, tal como muestra la gráfica adjunta.

Según el modo de actuación de los inhibidores, se pueden diferenciar dos tipos de inhibición:

- inhibición competitiva. En este caso, el

inhibidor tiene una estructura muy parecida a la del sustrato, por lo que compite con él para introducirse en el centro activo. Cuando el inhibidor se localiza en el centro activo, se forma un complejo enzima-inhibidor idéntico al complejo enzima-sustrato, pero en este caso no se produce la reacción y el inhibidor queda permanentemente unido

al enzima, el cual queda inutilizado.

- inhibición no competitiva. En este caso, el inhibidor es diferente

del sustrato, por lo que no puede acoplarse al centro activo del enzima. Este, además del centro activo, presenta otro lugar al cual se une el inhibidor. Cuando el inhibidor se une al enzima, se produce un cambio en la estructura del enzima, modificándose de tal forma el centro activo que es imposible que se acople en él el sustrato. De esta forma, el enzima pierde su actividad y queda inutilizado.

Los enzimas,

además

de

con

el sustrato,

queda inutilizado. Los enzimas, además de con el sustrato, INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES Ciertos enzimas solamente
queda inutilizado. Los enzimas, además de con el sustrato, INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES Ciertos enzimas solamente
queda inutilizado. Los enzimas, además de con el sustrato, INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES Ciertos enzimas solamente

INFLUENCIA DE LOS ACTIVADORES

Ciertos enzimas solamente son funcionales cuando se une a ellos una

molécula, llamada activador, en un lugar diferente al centro activo. En este caso, el enzima sin el activador presenta una estructura en la que el centro activo no puede acoplarse con el sustrato. Sin embargo, al unirse el activador, el enzima sufre un cambio conformacional de tal forma

que el centro activo adquiere una morfología

esta

complementaria al

sustrato.

En

Página 6

conformacional de tal forma que el centro activo adquiere una morfología esta complementaria al sustrato. En

ENZIMAS (www.rincondelasciencias.com)

Pedro Fernández García

situación, el enzima tiene capacidad catalítica y ya es funcional. En este caso, cuando el enzima no tiene unido el activador, su

actividad catalítica es casi nula, ya que apenas tiene afinidad por el sustrato, al estar deformado el centro activo y no existir complementariedad entre ellos. Sin embargo, la unión del

activador al enzima provoca que aumente su afinidad por el sustrato al permitir que éste su una al centro activo del enzima que ha sido modificado. De este modo, el efecto más inmediato de la unión del activador al enzima es que éste aumenta su capacidad catalítica y, por tanto, se produce un incremento en la velocidad de la reacción.

éste aumenta su capacidad catalítica y, por tanto, se produce un incremento en la velocidad de

Página 7