Sei sulla pagina 1di 2

Violencia en los Medios

La Generación M

Un joven de 18 años de hoy llega a ver en pantallas varias alrededor de 200.000 actos de
violencia en su vida.
Sin embargo, la actitud de su familia y su clase social ante la violencia influirán
más en su comportamiento que esta cifra aterradora con 40.000 asesinatos incluidos.

Por Cristina Asch.

Algunos los llaman Niños digitales, otros, La Generación M (por Medios) y hasta hay quienes
optan por Ciberniños, (por su cercanía con las maquinas de todo tipo).Las denominaciones se
refieren a un grupo etario: los que en el siglo XXI han crecido y están creciendo junto a las TICS
(Tecnologías de Información y Comunicación); aquellos habitantes de la tierra que en el año
2007 tienen entre 8 y 18 años.
Hoy, que los aparatos de medios de comunicación proliferan en tamaños nunca esperados por
lo grandes o, por lo pequeños y confortables (como los teléfonos celulares digitales, las
pantallas de plasma con las que vienen equipados hasta los coches en cada uno de sus
asientos), Hoy que vemos películas en un teléfono celular, o en Internet, las Tecnologías de la
Comunicación emergen y forman, expandiéndose en el mundo de todos los días.
Emergen y Forman: “Los jóvenes de hoy viven en un mundo saturado por los Medios. Pasan
en promedio unas 6 horas y media por día ante los Medios” aseguro la Fundación Kaiser en
un estudio realizado entre 2005 y 2006 con niños de edad escolar en los Estados Unidos.
El estudio comenzó a realizarse para ayudar a los que confeccionan políticas publicas, a
padres, consumidores, docentes, educadores en general, trabajadores de la salud y jóvenes,
además de los creadores de medios , los avisadores y publicistas a los que tradicionalmente se
dirigía este tipo de estudios en el pasado. Los datos sirven, en la época de la globalización,
para el resto del planeta ya que la concentración de medios en seis compañías multinacionales
entre las que figuran mayor cantidad de capitales norteamericanos es un hecho conocido por
todo teleespectador de cualquier ciudad del mundo.
Tanta es la influencia de los Medios en la cultura y los valores que los especialistas llegaron a
afirmar que un niño a los 7 años se parece más a un niño de su edad en un país que puede
quedar en las antípodas del suyo que a su padre cuando tenía 7 años.
Si es cierto que los mas jóvenes miran las pantallas casi la cantidad de horas equivalentes a un
trabajo con dedicación exclusiva (la investigación probo que los jóvenes nunca usan un medio
a la vez por lo que la exposición asciende a la friolera de ¡8 horas y media por día!) la
cantidad de violencia explicita que vio un niño de hoy cuando cumple 18 años llega a 200.000
actos de violencia con 40.000 asesinatos incluidos. .
Esta mayor exposición a la violencia de los Medios ¿esta relacionada con el aumento de la
conducta agresiva en jóvenes y niños? Las respuestas de los especialistas no se ponen de
acuerdo. Lo que si subrayan como hecho probado es que la tradicional violencia de las películas
y la televisión se ha vuelto mas sádica, sensualizada y grafica, pero eso es parte del cuadro
general .La violencia es mayor en los juegos de video con los que juegan, en la música que
escuchan y en los sitios de Internet que frecuentan los menores y que esto sucede, la mayoría de
las veces, sin la presencia o el control de los padres. En Canadá varios estudiosos del tema
demostraron que entre 1993 y el 2001 las escenas de violencia de los principales canales de
televisión aumentaron en 387%...
Y, el dato mas importante, entre 1993 y 1999 las cantidades se mantuvieron estables, la curva
ascendente comenzó entre 1999 y el 2001(la cifra de aumento fue de 325 % en el comienzo
del segundo milenio). Hoy, en todo el mundo globalizado, los índices de violencia aumentaron
en el área psíquica y no física. Esto estimula sentimientos de miedo y pánico entre los jóvenes,
especialmente en forma de pesadillas y sueños de terror cuando los jóvenes tienen televisión y
computadora en sus cuartos.
Un estudio realizado en Dinamarca observo que los jóvenes de los primeros años del sigloXXI
no distinguen entre programas realistas y la realidad en sí misma y que, cuando no pueden
seguir el argumento, se vuelven más ansiosos. Una resonancia magnética realizada a algunos
televidentes o jugadores de juegos de video mostró que la violencia explicita aumenta los
patrones de agresividad y no agresividad en jóvenes y adultos, mucho mas en niños.
Los niños acostumbrados a ver escenas violentas se sensibilizan menos ante realidades
violentas lo que indica que los jóvenes toleran mejor la realidad violenta si miran primero esa
violencia en televisión. También se comprobó que los que miran mucha televisión o están
expuestos a medios muy violentos creen que el mundo es más peligroso de lo que en realidad es
y que los medios violentos vuelven a las personas ansiosas, pasivas y temerosas.
Los juegos de video violento pueden generar actitudes de violencia y pensamientos violentos o
sentimientos hostiles y una disminución de los sentimientos de empatia o de ayuda y
solidaridad con los pares tal como demostraron seis importantes grupos de salud entre los que
figuran la Asociación Psicológica Norteamericana, la Academia de Médicos de Familia y la
Asociación Psiquiatrica Norteamericana entre otras entidades similares del mundo, en el 2005
y 2006.
Los padres ¿deben, entonces, resignarse ante estos hechos tan evidentes?
De ninguna manera: “Las conductas y las actitudes de la familia como del sector, grupo o clase
social son determinantes y mucho más fuertes en relación a las actitudes de los pequeños que la
cantidad de horas de exposición ante la violencia de los Medios.” aseguran los investigadores
canadienses. (Media Awareness Network).
Serán, entonces, el ejemplo y los valores los que cundan a la hora de educar a los dirigentes de
la sociedad que viene.