Sei sulla pagina 1di 14
CEREMONIAS TIBETANAS: EL CULTO DE LOS GUARDIANES DE LA DOCTRINA * RICARDO O. CANZIO.
CEREMONIAS
TIBETANAS:
EL CULTO
DE LOS GUARDIANES
DE LA DOCTRINA *
RICARDO O. CANZIO.
Preliminares
Preliminares
El estudio de las ceremoniastibetanas en general es muy complejo y la formulación de una
El estudio de las ceremoniastibetanas en general es muy
complejo y la formulación de una interpretación coherente del
cuerpode ritos que constituyenla rica liturgia lamaístaha eludido
al estudiosooccidental por mucho tiempo. Esto no esuna gran
sorpresasi seconsiderano sólo l~ gran variedad de extrañasy a
vecesdesconcertantesceremoniasencontradas,sino también los
problemasque confrontan al investigador en estecampo.
A fines del siglo pasado,pioneroscomoSch1aginweit1no tu-
vieron oportunidad de observarla cultura directamentey Wad-
de1l2fue el primero en obtener información de primera mano en
la materia. Si bien estasdescripcionesparecenhoy día incomple-
tas y a vecesdecididamenteinadecuadas,esnecesariono olvidar
los obstáculosconlos que debieroncontender:carenciade textos,
escasaoportunidad de atenderceremoniasy, sobretodo, el secre-
to que tradicionalmente rodea las prácticas religiosas.
Ya entrado el siglo veinte Lessingl nos presentóuna descrip-
ción de algunosde los ritos empleadosenla catedral tibetana en
Pekín en el primer estudiomoderno de valía. Más recientemente,
Nebesky-Wojkowit~4 nos ha legado un magnífico estudio del
panteón y
Snellgrovc' y
Beyer6 han contribuido a nuestro
entendimiento de la liturgia.
.El
trabajo de investigaci6n en que sebasaesteartíaJIo ha sido asistido por la British
Academy y es aquí elogiosamentereconocido.
I
Schlaginweit E
Buddhism in
Tibet. London.
1863.
2
Waddell
L.
A
Tibetan Buddhism. London.
1895.
!
Lessing F.D
Yung-ho-*.ung Stockholm.
1942.
4
Nebesky-Wojkowitz R
Orac/esand Demons o/ Tibet. The Haguc.
1956.
,
Snellgrove D.L
Buddhist Rima/aya. Oxford. 1957.
6
Beyer S
The
Cu/t
o/ Tara.
Univenity
oí California
Press. 1973.
273
274 ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI :2. 1981 Hoy día no esdifícil conseguirtextos litúrgicos
274
ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI :2. 1981
Hoy día no esdifícil conseguirtextos litúrgicos y el accesoa
los ritos escomún,sinembargo;todavía subsistengrandesproble-
mas. El lenguajeencontrado en los textos es arcaico,altamente
simbólico y muchasvecesobscuro.Además, enla mayoría de los
casosesimposibleentenderd sentidode éstossin la asistenciade
un colaboradornativo capazy ligado a la tradición oral, enrazón
de que la liturgia no esmera acciónritual
un ejercicio psico-espiritual.
vacía sino el sosténde
En este artículo intento rastrearlos orígenesy delinear la
evoluciónde ciertasprácticaslitúrgicas encontradasenla religión
lamaístadel Tibet basándomeenfuentesliterarias autóctonas,en
observaciónpersonaly enconversacionesy discusióncon monjes
tibetanos íntimamente conectadosa la tradición.
En cuanto comenzamosa examinarlos hechosde la historia
de la liturgia nos enfrentamoscon las siguientesantítesis:unifor-
mitad versusvariedad y austeridad versusriqueza ritual. Las
cuestionesque demandanconsideraci6naquí
son la determinan-
ción del cursode la evoluci6nde la liturgia y cómo selleva a ca-
bo. ¿Es la variedad de ritos que seencuentranactualmenteel re-
sultado del desarrollo progresivo de formas más elementalesque
adquirieronluegomayor complejidad?o ¿esel resultadode la múlti-
ple introducciónsimultáneade variadosritos?
y enlo que serefiere a la segundacuesti6n:¿Es la presente
riquezalitúrgica una importación in tato de complejasceremonias
indias o una elaboracióngradual de ritos más simples?
Las fuerzasactuantes en esteprocesosonvarias y complejas
y para arribar a una respuesta.plausible esnecesarioanalizarpri-
mero la maneraen que fue introducido el budismo en el Tíbet y
las fuentes literarias mismas de la liturgia.
Mi propuestaesla de que mientras que en muchasceremo-
nias y especialmenteen el culto de ciertas deidadesprotectoras
existe un estrato subyacentede origen claramenteprebudista,la
complejidad del fen6meno ritual, como puede serobservado en
nuestrosdías, esel resultadode un procesode aculturaciónde ele-
mentosbudistasindios enla muy diferenciada civilización tibeta-
na donde ha existido un núcleo originador alrededor del cual se
ha realizado un subsecuenterefinamiento y acumulaci6nde nue-
CANZIO, CEREMONIAS TIBETANAS 275 vos elementosritualesqueposteriormentefueron modificados de- bido a
CANZIO,
CEREMONIAS
TIBETANAS
275
vos elementosritualesqueposteriormentefueron modificados de-
bido a razoneshistóricaso de aislamientogeográfico.
El
núcleo originador de ciertasprácticasritualesestuvobasa-
do en un principio en simples ritos resultado de la experiencia
mística de individuos extraordinarios: los "héroes" (dpa'-bo) ca-
pacesde subyugaruna deidad indómita (i.e. fuerzasdesconocidas
e incontrolables)y obligarla a defenderla doctrina del Buda (i.e.
removerlos obstáculosque obstruyenen el senderohaciala salva-
ción y la total realización de las potencialidadeshumanas).
Un individuo del calibre de estos"héroes" serodeará de un
círculo de discípulosy estableceráuna tradición ritual basadaen
la re-actuaciónde esaexperienciaprístina confmadaa cánonesri-
gurososque no permiten una gran: desviaciónde la norma. Las
fórmulas de invocación, ofrenda, etc., que constituyen el rito son
transmitidas oralmente y eventualmenteson escritasy preserva-
daspara elusode los monasterios.Digo monasteriosporque en el
lamaísmo,comouna religión esencialmentemonástica,el estudio,
la meditacióny la transmisióndel conocimiento ocurrentradicio-
nalmentedentro y a través de comunidadesmonásticas,a pesar
de la existencia del ascetasolitario.
Sucedea vecesque a lo largo de la línea de transmisiónapa-
recenindividuos que ganan reputacióny respetopor susantidad,
erudición y desarrollo espiritual. Estos individuos, si adquieren
autoridad temporal puedenllegar a introducir nuevasprácticas,
reformarla tradición o poner énfasisen el culto de ciertas deida-
des en detrimento de otras.
En otras ocasiones,durante el procesode creaciónde una tra-
dición, con'el establecimientode un nuevo centro monástico,la li-
turgia sufre modificacionescon la adición de nuevostextos o la
introducción y adaptaciónde cultos regionalespreexistentes.
Fuentes
Al analizarceremoniastibetanas esposible encontrarestratos pertenecientesa diversas etapas del desarrollo de11amaísmoen
Al analizarceremoniastibetanas esposible encontrarestratos
pertenecientesa diversas etapas del desarrollo de11amaísmoen
Tíbet. Esto se refleja claramente en los textos 1itúrgicosdonde
podemosencontrartraduccionesdel sánscrito,textos originalesti-
276 ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2. 1.981. betanos,coleccionesde mantrasy aWltextos enlenguasprákritas en
276
ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2.
1.981.
betanos,coleccionesde mantrasy aWltextos enlenguasprákritas
en escrituratibetana. Sin embargo,la parte central de la ceremo-
nia serefieresiemprea esaexperiencianucleara la queme he refe-
rido más arriba.
Mis fuentesliterarias aquísonlos textos dedicadosal culto de
Mahakala en la Orden Sakyapa del budismo tibetan07y un co-
mentario por Kunga Sonam(siglo XVI) del Tratado de Música
del gran erudito y santo Sakya Pandita (1182-1251). En este
comentario encontramosreferenciasal origen de algunoscantos
rituales en ciertos episodiosde la biografía de Rinchén Zangp6
(958-1055). Más abajo veremossurelevanciacomo portador e
iniciador de tradiciones litúrgicas.
Por supuestoun estudioprofundo necesitaríaexaminardocu-
mentosrepresentativosde todas las tradicioneslitúrgicas, sin em-
bargo, para manteneresteartículo dentro de proporcionesmane-
jables me he limitado al examende las fuentes citadas.
En estemomento esimportante decirunaspalabrasacercade
la maneraenque fue introducido el budismo en el Tíbet. Hoy en
día tendemosa ver el Tíbet como una tierra donde una forma ex-
traña de budismo subsiste(por lo
en una civilizaci6n aislada; pero
menoshastamediadosde siglo)
alrededor del siglo VII
cuando
Tíbet era una importante potencia política en el Asia central el
budismono fue precisamentebienvenido a pesarde quelos países
vecinos eran.ya fieles sostenesde la religi6n de Gautama.
7 Existen varios textos rituales y colecciones de cantos (dbyallf}-yigJ usados en el allto de
7 Existen varios textos rituales y colecciones de cantos (dbyallf}-yigJ usados en el
allto de Mahak~a y
su cortejo de divinidades acompañantes. En este estudio me he
referido a dos textos reimpresos de bl"oquesde madera recientemente en India y pro-
bablemente accesiblesen bibliotecas europeas y norteamericanas. El primero es una
compilación de textos rituales de varios autores y épocas, utilizados en d allto de
Mahak¡í!a con el ampuloso título que traducido diría: "Le(turas para las o[mláas, ex-
piarionesy
loas de los guardiallts de la do(trina de la Orden Sak;¡apa,in(luyendo las (e-
remoniasgraduales de visuali7¿rión de Mab¡*.¡la y Vajra*.ila titulado La Nube de
Ofrendas que (ompla(e a los Guardianes, Torbellino de Feli(idaá de la Auspiriosa Joya
de los Deseos" (rje-btsum sa-sk;¡a-pa b*.a'-srung rnam fa (boá-gtor dallg bas*.allg-ba
bstod-pa ri;¡as par
bya-ba'i
rim-pa
bdag-sk;¡edpbur-(buIIg
b(as nag 'gros b*.lag (bog
dam-(all dgyes-pa'i m(bod Sprill 'dad dgu'icdpag-bsam bk;ra-sbisIIor-hII'i dga'-'*.byil).
El segundo texto es una colecci6n de cantos rituales editada por Sonam Wangpo
(ljj9-1621) conocida como El Grall Tambor de Brabmá.
Yo he trabajado con fa-
,tocopias de los textos usados en la comunidad Sakyapa de Dehradun, India.
CANZIO: CEREMONIAS TIBETANAS 277
CANZIO:
CEREMONIAS TIBETANAS
277
Rinchén Zangpó, la gran figura de su siglo, fue uno de los traductoresde mayor importancia
Rinchén Zangpó, la gran figura de su siglo, fue uno de los
traductoresde mayor importancia enla propagacióndel budismo
enTíbet. Bajo el patrocinio del rey del Tíbet occídentaltradujo y
comisionóla traducción de innumerablessútras,tantras y susco-
mentarios; fundó monasterios,instituyó tradiciones rituales e in-
vitó, especíalmentedesdelas regionesfronterizas de Cachemira,
Kulu y Gilgit, maestrosindios a enseñarla doctrina y artesanosa
ornamentarlos templos.

El budismo habíaprogresadomucho en difusi6n y desarrollo doctrinal desdesupromulgaciónen el siglo V a.C. en el valle del Gangesy habíapenetradoa China a través de monjesviajeros y eruditos peregrinos.Su expansiónen Corea y Japón sehizo vía China y directamentedesdeIndia, Ceilán, Indochina y las islas del sudesteasiático. N epal,debido a su posicióngeográficareci- bió muy temprano el impacto de la nuevareligión y cuandoTíbet decidió adoptarlas,la doctrina Mahayana y lasprácticastántricasya estabanfirmemente establecidasen la India del norte. Al principio cautelosamente,pero luego con renovado celo, los tibetanos se embarcaronen la gigantescatarea de adoptar la nuevareligión, de traducir en casisutotalidad el cuerpoliterario budista y de importar y adaptaruna plétora de prácticasrituales. Durante el período de absorciónde estasnuevasideasreligio- sas(desdeel siglo VIII al XII) un ejército de peregrinostibeta- nos visitó regularmentelos grandescentros de conocimiento bu- dista no sólo enlo quehoyes Bihar, sino también enCachemira, un gran foco de enseñanzasespirituales en aquella época. De estamanerala tradición de los traductores (lo-tsa-va)fue establecida.Estos individuos, mezclade estudiososy devotosen- tusiastas,trabajando en colaboracióncon maestrosindios realiza- ron la inmensatarea de llevar la doctrina de la iluminación al Tí- bet.

Las divinidades protectoras
Las divinidades protectoras
Sin embargola tarea de introducción delbudismo no fue po- líticamentesencilla.La nueva religión encontróuna
Sin embargola tarea de introducción delbudismo no fue po-
líticamentesencilla.La nueva religión encontróuna oposiciónde-
terminada enlos sacerdotesdel Bon (la antigua religión autócto-
278 ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2. .1981 na) y enlos interesescreadosde los señoresfeudalesquelos pro-
278
ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2.
.1981
na) y enlos interesescreadosde los señoresfeudalesquelos pro-
tegían. En esteprimer período-entró en coexistenciacon el régi-
men establecido aprovechandola oportunidad que brindaba la
existenciade un terreno comúnentre algunosde los ritos budistas
más mundanos(como la. propiciación de deidadespara obtener
poder sobre los enemigos,prosperidad, etc.) y ciertas prácticas
prebudistasde naturalezasimilar.
Parte de estaherenciacultural y religiosa se tradujo a nivel
popular en el culto de las ferocesdeidadesprotectorasde la reli-
gión. (La adoraciónde Mahakala y suconsorteKálí erancultos
bien establecidosen India, ademásla idea de protectores espiri-
tualestiene tambiénparalelosenotras culturas*).Lo que especu-
liar en Tíbet esla manera con que las divinidades localesfueron
incorporadasal panteónbudista y el gran énfasispuestoen sucul-
to a posteriori.La clásicahistoria del semimítico personajePad-
masambhavaejemplifica esteproceso. Sedice que estegran tán-
trico indio pasómucho tiempo en Tíbet subyugandoestasdeida-
des hostiles locales con el poder de
su magia, luego re-
instalándolasde nuevo en el poder, muchasvecescomo parte del
cortejo de divinidades mayores,conla condiciónde queprotegie-
ran de susenemigosa la religión. Esto tuvo no sólo elefectosocial
de contribuir a la incorporaciónde esasdeidadesenla nuevareli-
gión, facilitando sudifusión,sinoquedio al culto delos protectores
de la doctrina un nuevo impulso.
En generalel término utilizado por los tibetanospara referir-
sea los protectoresdel dharma eschos-skYong,que traducedhar-
mapala del sánscrito; otros apelativos usualesson (hstansrung-
ma)"guardianesde la doctrina" y (tam-can)"atado
por una pro-
mesa". Este último concepto es de gran interés pues serefiere
principalmentea divinidades originalmenteno budistasqueposte-
riormente pasarona formar parte del sistema.
El culto delos guardianesde la religión representade manera
altamentesimbólica eljuego de fuerzasqueocurre en el individuo
.Aunque la ideadeprotectoresespiritualesencuentreparalelosenotrasculturas.la adoraciónde Mah1ká1ay suconsorteKm
.Aunque la ideadeprotectoresespiritualesencuentreparalelosenotrasculturas.la
adoraciónde Mah1ká1ay suconsorteKm erancultosbastanteconsolidadosenla In~
dia.
m CANZIO: CEREMONIAS TIBETANAS dedicado a la rigurosa tarea de obtener desarrollo espiritual. Protegerla doctrina
m
CANZIO:
CEREMONIAS
TIBETANAS
dedicado a la rigurosa tarea de obtener desarrollo espiritual.
Protegerla
doctrina de susadversarioses proteger al que la
practica de los obstáculosque creanla falta de concentracióny
determinación, así como de la tentación mundana.
Durante los estadios.preliminaresde su práctica el discípulo
recibela iniciación en elculto de un protector particular, haciendo
votos de obedienciaa las reglas de disciplina monástica,la pro-
mesadel bodhisattva, etc.; a su vez la deidad es"atada por la
promesa" de ayudar al iniciado. La significación psicológica de
esto esque el iniciado trata de manerasimbólica de hacerun pac-
to conlas fuerzasactuantes dentro de símismo: si él seadhierea
lasreglasde disciplina,los impedimentosa sumeditación(y de allí
su desarrollo espiritual)no aparecerán.
Ahora bien, conscienteo inconscientementeel discípulo pue-
de fallar en mantenersu parte en el acuerdo y por esta razón el
"pacto" debe serrenovado periódicamente.Esto serealiza enlas
ceremoniasde expiación (bs.+:ang-gso)dedicadasa los guardianes
de la religión, donde el iniciado debe enmendarsu conducta y
purgar sus accioneserradas.
Análisis de la liturgia
Es
fácil ver quelas ceremoniasdel budismo tibetano constitu-
yen un material de gran interés no s6lo para el antrop6logo y el
estudiosode las religiones sino también para el historiador y
el
psicólogo.
Al comenzara examinar la liturgia es necesarioconsiderar
tres aspectóso niveles:los tatos, las accionesritualesy el canto y
la música.Naturalmente esta separaci6ntiene por objeto facilitar
nuestro análisis; en la práctica estosaspectosestáníntimamente
relacionadosentre sí y la liturgia constituye un todo indivisible.
Al considerarlos textosdesdeel punto de Vistaliterario debe-
mos tener encuentatres estratos:primero, tenemostextos enpro-
sa constituidos mayormente por plegariasy mantras. Estos son
simplementeleídos rápidaniente por la comunidad monástica en
tono normal, cada individuo a su propio paso. Luego, tenemos
textospoéticosenvarios metrosde versificaci6n.Existe un elabo-
280 ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA x;vI:2, 1981 rado sistemade fórmulas de entonaciónenla ejecuciónde estos
280
ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA x;vI:2,
1981
rado sistemade fórmulas de entonaciónenla ejecuciónde estos
textos,reminiscenteenconceptoa la salmodiapero muy diferente
por cierto, enestilo. Finalmente,tenemosque ciertostextosversi-
ficados son sometidosa un procedimiento de composiciónque
consisteen el agregado.desílabassin sentido y el uso de 'tipos
melódicos'; esto es acompañadopor tambores,platillos y otros
instrumentosmusicales.
Las accionesritualesestánrelacionadasconlos textos,pero en
algunoscasosla acciónmisma esla razón de serde una determi-
nadaparte de la ceremoniay enestoscasosel texto essecundario
y adjunto a la acciónritual. Por ejemplo,durante el procesode
purificación dellocus de la ceremoniay los implementosrituales,
elpropiciantehaceflamearun trozo de tela negra con el objeto de
ahuyentara los espíritusmalignos que puedanrondar el lugar.
Este tipo de acciónpareceserde origen aut6ctono,pero enotros
casos,por ejemplo,en el uso de g~stos (mudras)simbolizandova-
rias ofrendaso todo eluniverso, el origen indio del rito estáclara-
mente determinado.
Así, examinandotextos, accionesrituales y referenciashistó-
ricos esposibledetectarla procedenciade los varios estratosde la
lirux:giay, de allí, establecersu desarrolloevolutivo y clarificar el
sentido de estasceremonias(admirablesejemplosde sincretismo)
que no parecenconformarsea los modelos del budismo clásico.
Pasemosahora a considerarbrevementela estructurade una
ceremoniade expiación típica. En este caso es una dedicada a
Mahakala, el Gran Dios Negro en sumanifestacióncomo el pro-
tector de la Tienda8de acuerdo con los ritos de la orden Sakya-
pa del budismo tibetano. Un estudio detallado de estaceremonia
seha hecho enotra parte)'Yaquíme limito a una concisadescrip-
ci6n
de sus partes.
8 El prot~ctor d~ la Ti~nda (gu, gyi mgon-po) ~s una d~ las innurn~rabl~s mani-
8 El prot~ctor d~ la Ti~nda (gu, gyi mgon-po) ~s una d~ las innurn~rabl~s mani-
f~stacion~s d~ Mah1klla,
la bi~n conocida d~idad d~ orig~n indio,
aqul adaptada
para prot~g~r las ti~ndas d~ campaña. Estas son una d~ las formas d~ habitación
más comun~s ~sp~cialm~nt~ con los nómadas d~ las r~gion~s d~1 nort~
d~ Ti~.
9 Véas~Canzio
R.O., Sai)a Palláita's 'Trratist 01JMusi('
allá its "ltllana
toprtSt1lt-
da) Tibttan litu,gy. T~sis doctoral, School of Ori~ntal and African StUdi~s. London,
1978.
CEREMONIAS TIBETANAS 281 La ceremoniaestádividida enuna parte preliminar, una parte central y la conclusión,es decir,
CEREMONIAS TIBETANAS
281
La ceremoniaestádividida enuna parte preliminar, una parte
central y la conclusión,es decir, existe una simetría evidente y
esto es una característicade las ceremoniascuyo orden ritual ha
sido organizadomásrecientemente.Tal simetríano existeenritos
másprimitivos y esclaramenteuna construccióna posteriorireali-
zadade acuerdoa ciertasnormasde composiciónde la litUrgia.
La parte de los preliminaresestá constituida por la Bendición
de los Implementos Rituales y la Purificación de las Ofrendas
(sk.ang-gsobyin-slab) realizadamediantela recitaciónde mantras
especiales.Aquí los diversosimplem¿ntosy ofrendasusados,tales
comola copahechade una calaverahumana,incienso,carne,san-
gre, etc., son enumeradosy purificados. El texto es en prosa y
simplementeleído con el acompañamientode caracolesde mar.
Esta secciónpareceseruna adición posterioral orden original de
la ceremonia,a pesarde que los mantras sondichos en sánscrito,
10que indicará su antigüedad
La parte central de la ceremoniaes introducida por un largo
trozo de músicainstrumentalde origen claramenteautóctono. La
deidad es invitada mentalmentea residir en el mandála previa-
mentepreparado.Esto ocurredurantela Invocación(spyen-'dren).
Luego, las varias substanciasapropiadas que constituyen las
Ofrendas (mchod-pa)son ofrecidas al protector y su cortejo.
En la Invocaciónencontramostextoscantados,de origenanti-
guo, y enlas ofrendasabundanterecitaciónfrecuentementeinte-
rrumpida por accionesrituales. En estasdos seccioneslos textos
parecentener un caráctermixto; enparte traducidos del sánscrito
y en parte adicionestardías; esto podrá
dilucidarse sólo con un
estudio comparativo de los originales sánscritos.
Luego, el protector es"encomendadoa hacersutrabajo" (ph-
rinlas 'chal-ha),esto es,la tarea que sele ha encargado,tal como
destruir a los enemigosde la religión, traer prosperidad, poder,
etc. En esta secciónencontramostrozos compuestospor el men-
cionado Sakya Pandita y por Knuga &ingpo quienfue suabuelo
y predecesorenla línea de los Sakya; esclaro entoncesque ésta
esuna seccióncuyacronologíapuede serdeterminadacon exacti-
tud.
Los pasossiguientessonla Confesión (gshag-pa)donde decla-

CANZIO

ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2. 1981 282
ESTUDIOS DE ASIA Y AFRICA XVI:2.
1981
282

rando susaccioneserradasel iniciado intenta evitar los efectosdel karma, y la Propiciación (bskang-ba)donde a la deidadprotecto-- ra sele ofreceránalimentosy pastelespropiciatorios (gtor-ma)he- chosde harina de cebadacocida {tsam-pa}. Luego de esto elpro- tector es exhortado a realizar su tarea de protección. Arribamos entoncesa las loas {stod-pa}parte fundamental

de la ceremoniaporque ellas sonlo

estecasolas loas estánbasadasen un texto original por el indio Vararuci y el elaboradocanto esatribuido a RinchénZangpó. El origen de estetrozo llamado el CantoFero,de la Tigresaserádes-

crito más abajo. En la conclusiónde la ceremoniaencontramosEl CantoAda- mantino {rdo-rje glu} un canto de dicha y regocijo en prákrito (apabhramsa)seguidodelos VersosdeBuenaFortuna {bkra-shis}y las plegariasfmales {smon-lam}.

pesarde estaprecipitada decripción esposible captar la di-

que mueve al protector. En

A

versidadde estratosencontradosen el análisisde una ceremonia. Sin embargo,el rito en sutotalidad presenta,si no unidad estilís- tica, una notable unidad orgánica perfectamenteadaptada a su

función religioso-psicológica. Para ilustrar elpunto central de mi proposiciónpermítasemefi- nalmente presentarla traducción de ciet:tasanécdotasque apare- cen enla biografía de RinchénZangpó.1OLa verosimilitud histó- rica de estasanécdotasno esenteramenterelevante;lo queintere- sa aquí es detectarla actitud del tibetano en aquellosprimeros tiempos de introducción del budismo e iluminar los orígenesde

las tradiciones litúrgicas.

El Gran Traductor Rinchén Zangp6 había ido ala India bajo los auspicios del rey del Tíbet Occidental. Habiendo aprendido mucho del dharma,

regresarle dijo a sumaestroShaddha(sánscrito: Sraa'J-

ba*aravarnam):

-Debe

cuando estabapor

usted asignarme un guardián especial de la doctrina. un circulo de ofrendas enla capilla de Mahakala, cercade la

-Prepara

10Exist~n variasrec~nsion~sd~la biografíad~ RinchénZangp6; en cstt caso

h~mostomado las historiasaquí traducidasd~l com~ntariod~l Tratado d~ Música

historia d~

la liturgia.

m~ncionado~n lasfu~nt~s.dond~ apar~c~ncitadascomo r~l~ant~s a la

CANZIO, CEREMONIAS TIBETANAS
CANZIO,
CEREMONIAS
TIBETANAS
puerta ~orte de Bodhgaya. Luego repite tres estrofas de los versos de loa que comienzan
puerta ~orte de Bodhgaya. Luego repite tres estrofas de los versos de
loa que comienzan así: "Hum sring-po'i ~ugs k;yi gdugpa can
"
y
es-
pera hasta que aparezca un augurio. Cuando
instrucciones orales -contest6 el maestro.
esto suceda te daré las
Rinchén
Zangp6
hizo
como le indic6 pero ningún augurio apareci6. Le comunic6 esto a su
maestro quien
replicó:
-Canta
tus loas
con dulzura.
Rinchén Zangpó obedeci6 y al alba del séptimo día se le apareci6 en sue-
ños
un hombre
negro
(parte
del cortejo
de
Mahakala)
quien le
dijo:
-Ve
al cementerio
al sudoeste de
Bodhgaya y canta tus loas imitando el
'terrible
rugido'.
Rinchén
Zangpó
fue allí, prepar6
las ofrendas
y comenzó
a orar (no
ha~
biendo entendido completamente el sentido de su sueño).
Al cabo
de un
rato tuvo una visi6n en la que aparecieron dos tigres cayendo sobre
un ca-
dáver. Entonces él comprendi6 que el sonido de los tigres devorando el
cadáver era el 'terrible rugido'. Retornando a la
capilla de Mahikala can-
t6
sus loas imitando
con su
voz el rugido
de un
tigre
feroz devorando
un
cadáver. De esta manera
es como la loa llamada
El
Canto Fero\.de la Ti-
gresa
fue compuesta.
A
la noche del tercer día Rinchén
Zangp6
vio una manifestaci6n
de Ma-
hákála, el que abarca
todo
el universo,
en la forma
de un enano
con una
daga d~ sacrificio en una
mano
y una calavera
en la otra
y con
un ga1Jt¡ii
sostenido en sus braz<:is.ll
Miríadas de visiones contemplativas que le causaron gran dicha aparecie-
ron en su campo de consciencia y así pennaneció en profunda meditación
hasta la mañana del tercer día. Cuando emergió de este estado, Mahakala
mismo se le apareció diciéndole:
-Escucha. Tu y yo iremos juntos al Tíbet a proteger la doctrina.
Luego de esto Rinchén Zangpó habiendo
contemplado
el majestuoso
mo-
vimiento
de la deidad,
compuso un canto
con las loas escritas por Vararu-
ci que luego
vino
a conocerse como
El
Canto del Majestuoso
Contoneo de
Mah3*.3Ia.
Se dice que desde
aquel momento
el Gran
Traductor
tuvo
una visión ininterrumpida
del proteCtor de la doctrina.12
En otra oportunidad
el maestro le dijo:
-Ahora
haz lo mismo (que has
hecho
con
Mahakala)
con respeCto a Lhamo
(sánscrito:
Kali).
Rinchén
Zangpó
hizo
así y en sueños una
mujer
negra
se le apareci6
y
le
dijo:
-Vea
la torrezuela
del gran templo
de Bodhgaya
e invoca
a la diosa
11 Esta es la forma iconográfica clásica de gur gyi mgon-po, El Protector de la
Tienda.
El gatJ4i (del sánscrito: ghanta+campana)
es un implemento ritual sonoro
de madera usado en los monasterios tibetanos para llamar a los monjes a la ceremo-
nia quincenal de confesión y es un símbolo de la
disciplina monástica.
12 Los tibetanos afirman que un tántrico de gran habilidad es capaz de 'obtener'
la deidad meditacional (Iha sgrub-pa), a traves del poder de la voz. Este poder se
manifiesta de dos maneras; uno podrá ver la deidad cuando deseey también podrá
asumir la identidad de la deidad misma y de allí su poder, como resultado fmal de
sus prácticas tántricas.
284 ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA XVI:2. 1981 imitando con tu voz el sonido del
284
ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA XVI:2.
1981
imitando con tu voz el sonido del soplido del viento. Luego canta alter-
nando estesonido con el sonido del vaivén de las ramas del árbolpasbaru
que crece en el senderoambulatorio
que rodea Bodhgaya. Entonando así
por un día entero las loas llamadas El Invencible (mi-pbam), Rinchén
Zangpó obtuvo una visión de la diosa Kmi.
Después de esto Shadda le
dio las instrucciones orales prometidas y d
Gran Traductor
panió pira supaís. Sc dice que en cuanto la imagen del
protector arribó
a la Tierra de las Nieves
menguó el poder de los enemi-
gos de la religión. Otra vez enla frontera Indo- Tibetana. Rinchm Zang-
pó viendo en el movimiento de las olas de un gran río la imagen de Lha-
mo ruzo una ofrenda de candiles y cantó la invocación y loa a la diosa.
Este canto es hoy llamado La Ofrenda de Lámparas de Aceite (til-mar-
ma).
La aparición tenía un doble aspecto; feroz
y
sereno. Cuandó d,
Gran Traductor fue a cruzar el río hacia Tíbet los genios acuáticos (sáns-
crito: naga)le robaron el libro de loas y lo tiraron al agua. Después de
este acontecimiento. Lhamo no apareció por un tiempo en el templo do-
rado del monasterio de Tholing. Más tarde. cuando Rinchén Zangpo la
estabainvocando. ella apareci6y le dio sólo una estrofa de aquellibro de
loas. diciéndole: --No tuve tiempo de venir hasta ahora porque las dul-
cesloas de los nagasme distrajeron. Luego. el Gran Traductor enton6 re-
petidamente esa estrofa con una voz que era dulce como una flauta. Se
dice que entonces Lhamo regresó pronto a Tholing.
El objeto de estashistorias esilustrativo y educativo: mostrar-
nos las vicisitudes en la carrera de un gran héroe espiritual. Al
mismotiempo. inadvertidamente.nos permitenatisbar enla men-
talidad del místico y enla weltangschauungde la cultura ala que
perteneció. El senderohacia la realizaciónno esfácil ni directo y aun el
procesofinal de adquisiciónde poderessupranormalesno esde
ningunamaneraclaro. La visión directa de la deidad no esobte-
nida en primera instanciasino luego de sueñosy visionesque de-
ben ser primero interpretadas,asimiladas e internalizadas.
Para poder obtenerla visión y comandosobrelas fuerzasque
ella representase deben recorrer rutas no demarcadas,con sólo
alusióny vagassugerenciascomoguía. A cadapaso,toda p~que-
ña insinuacióndebeserinterpretada y la verdaderaguía eselpro-
pio entendimientoy la intuición ganada con añosde ardua dedi-
cación a ~aterias espirituales.
La visión de Mahakala no le es dada a Rinchén Zangpó sin
extenuantelabor. 1Jamera recitacióndelos versosque catalizarán
la experienciano c:ssuficiente,esnecesarioadoptar la actitud co-
CANZIO: CEREMONIAS TIBETANAS 285 rrecta y llevar a cabolas accionesritualesapropiadas(enestecaso entonar los versos
CANZIO:
CEREMONIAS
TIBETANAS
285
rrecta y llevar a cabolas accionesritualesapropiadas(enestecaso
entonar los versos imitando el rugido del tigre, etc.)
Pero aún esta acciónritual no estáclaramentedefinida. Inter-
pretando sueñosy escuchandolas voces del inconscientenuestro
héroepasoa pasodescubrenuevasprofundidades enlos insonda-
bles abismosdel espíritu. Y esesto 10que 10hacehéroeespiritual
e iniciador de tradiciones rituales. Suscontinuadoresson institu-
cionalizadoresde los simplesritos establecidospor el fundador.
El objeto básico de la ceremoniatibetana apareceahora más
claramente.A travésde un largo procesode concentración,medi-
tación y oración esposible tener accesoa la experienciamística.
Pero esta,no esun fin en símisma sino que esadjunta al objetivo
final (al menosen estetipo de ceremonia)de adquirir poder, de
'obtener' la deidad.
Así arribamosa la conclusiónde que estasexperienciaspueden
serconsideradascomo la culminación del procesode obtenerdo-
minio sobrelas fuerzasdesconocidasdel inconscientesimbólica-
mente exteriorizadasen la visión. Fuerzasque puedenserposeí-
das sólo por un individuo que ha dedicado mucho tiempo y es-
fuerzo a la práctica psico-espiritualbajo la guía experta de un
maestro calificado; por uno dotado de altas cualidadesmorales,
c~pazde estrictaautodiscip1inay de invocar el poder de la p1ega-
nao
Sólo alguien asícapacitado,podrá llevar a cabo con éxito el
ideal del bodhisattva, conceptocentral de la religión d~ la ilumi-
nación,ideal queimplica sacrificio y renunciaciónde los intereses
indiTiduales por el ben~ficio de todos los seresvivientes y que
comprendela idea del hombre universahn~nt~comp~tente,capaz
de alcanzarlas cimas más altas dadas a la humanidad.
Conclusión
Conclusión
El análisislitúrgico y el rastreohistórico del culto de los guar- dianesde la doctrina quehemosrealizadoilustran con
El análisislitúrgico y el rastreohistórico del culto de los guar-
dianesde la doctrina quehemosrealizadoilustran con claridad el
origen del núcleo inicial de ceremoniasde este tipo. Dado el
modo de introducción delbudismo enTfbet esposible generalizar
286 ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA XVI:2. 1981 (con precaución)nuestroshallazgosa otrasvariedadesde ceremo- nias. En
286
ESTUDIOS DE ASIA y AFRICA XVI:2.
1981
(con precaución)nuestroshallazgosa otrasvariedadesde ceremo-
nias.
En general,los textos traducidos del sánscritoson hoy día en-
tonadosde una maneramuy peculiarque no tiene paral~losenla
antigua cultura
india. Los tibetanos atribuyen muchos de estos
cantosa personajescomo RinchénZangpó.
Pero no debemosolvidar qu~los traductores fueron portado-
res másque iniciadores de una tradición, RinchénZangpó sein-
corporó a una larga línea d~ maestrosindios y sus experiencias
sonparte de una tradición establecida.Sin ~mbargo,estetipo de
experienciaa pesarde suuniversalidadsemanifiestade una mane-
ra profundamentepersonaly esinfluenciada por los anteced~ntes
culturalesdel traductor. Así, en el procesoposterior de elabora-
ción y adaptaciónde estasexperiencias,la "tibetanidad" de Rin.
chénZangpó no tuvo otra alternativa que apareceren primer pla-
no, otorgando a la tradición posterior su carácterpeculiar.
Luego ha existido un procesode ampliaci6ny posterior siste-
matizaciónde estasprácticas,que habiéndoseoriginado en sim-
ples ritos, creci~ron con la adici6n d~ el~m~ntoslocales.
Volviendo a la dicotomía enunciada al principio, es posible
concluirqu~la pr~sent~vari~dadlitúrgica ~s~lresultadode múlti-
ple introducción d~ ritos desd~variadasfu~ntesenla India occi-
dental y el V all~ d~l Ganges.Nunca existi6 una uniformidad ori-
ginal porque las fuent~smismasestabanya diferenciadascon la
asimilaciónde deidadeshindúes ~n ~l budismo.
La riquezalitúrgica actual ~s decididam~nteuna ~laboraci6n
de cierta simplezao aust~ridadinicial ~nlos rituales.Vemos que
ciertamenteexiste una tend~nciahacia una mayor complejidad,
inducida por los varios factoresindividuales y culturalesqu~ he-
mos examinado.
A partir de la investigaciónde fuent~saut6ctonas,hemosinda-
gado en el carácterde tendenciasencontradasen las ceremonias
tibetanas.Sin duda analizandoconmás detallelas variedadesdel
rito enotras órdenesdel lamaísmoseráposible arribar a una for-
mulaciónliturgiológica másestricta,dela quehemosesbozadoen
el cursode estaexposición.Mientras tanto nuestrasconclusiones
parecenapuntar en la dirección correcta.