Sei sulla pagina 1di 24

SCANDIOIRA

LA

APPETITUS INORDINATUS VINDICTAE


PROXIMA
SCANDIO|
OCTUBR
Sumario

01 Editorial

02 Poesía
Hernán Viluñir
Rocío L’amar
Carla Fuentes
Juan Torres

08 Narrativa
Silvye Moulin
Merardo Sepúlveda

08 Reflexión
Nathalie Espinoza
Richard Maldonado
Hamlet

08 Cine
Aníbal Veneciano

08 Rock
Mario Montero

08 Cómics
Leonardo Sáez
A PPETITUS
I NORDINATUS
V INDICTAE
Editorial

O dio las amígdalas. Las mías, porque las del resto me dan lo mismo. Desde
pequeño las odie. Mi padre también. Aún recuerdo cuando contaba cómo, al ser
apenas un vástago, pasaba encamado veranos enteros escuchando los gritos del
Guañarro con el Mañungo jugando en la cancha (o al menos la fiebre hacia que el pobre
lo imaginara) producto nada más y nada menos que de papera. Bueno, papera,
amigdalitis, amigdalofaringítis… en fin, qué sé yo, da lo mismo. Mi odio por estos
retículos de tejido linfático-epitelial a estas alturas es algo muy serio. Porque uno puede
entender que “ellas” ostenten la honorable misión de protegerte de una posible invasión
bacteriana y todo el entuerto de linfocitos y gérmenes patógenos. Pero otra cosa es con
guitarra ¿Y qué pasa si las huevaditas estas se inflaman? Ahí queda uno. Como si le
estuviera saliendo otro par de cocos, pero en la garganta. No, si no es gracioso. No se
puede hablar. Comer. Tomar. Fumar. Ni siquiera darle un beso decente a la novia. No, si
las pelotitas estas son cosa seria. Y hay que ir al médico. Y el médico te ausculta.
–Respire. Otra vez. Respire. Abra la boca– te dice. Mientras mete el palito de helado para
comprobar el estado de la cagada. Para luego sentarse y (con esa letra literalmente de
mierda, porque no sé quién fue el genio que les enseñó caligrafía a estos) redactar con
certera seriedad científica la receta. ¿Cuánto?: 10 o hasta 15 lucas la gracia…

Por eso planteo y reafirmo –en épocas donde en Chile actualmente al menos hay varios
centenares de individuos algunos muy inteligentes y otros quizá no tanto, planteando y
reafirmando cosas– que mi odio por las amígdalas y todo cuanto se le parezca es el más
serio, profundo y satánico de todos los odios. Porque no es gracia estar tirado
obligadamente en la cama, días y días, todo caquéctico y sin poder ni pegarse una.
Inválido. Esperando que la horas y los días pasen. Como un reo. Atestado. Y sin poder
hacer nada. Y sin libertad. Y la libertad, que yo sepa, es un derecho constitucional
fundamental hasta para el huevón más deleznable.

Sin embargo, a parte de todo lo más trascendental, para mí por lo menos, y más que
trascendental, pensándolo mejor, tragicómico es que la naturaleza logre frente a toda la
soberbia de la especie y su maquinaria tecnológica mediante este pequeño par de bolitas
de carne recordarle a uno, silenciosamente, la inherente y perpetúa fragilidad de la
fisiología humana. Y eso, genera impotencia y rabia saben… cosa curiosa que llaman
algunos: apetito desordenado de venganza.

Juan Torres Jiménez

|01
L A I RA
S EGÚN 4 POETAS

D EL O DIO
Hernán Viluñir

Del odio se habla sólo cuando se siente


Se habla porque desde que deja su montaña
Para emigrar a la tripa en el cuerpo
No hace otra cosa que tentar a la mandíbula
Para que rechine la melodía de su presencia

El fuego haciendo ceniza a la carne

Los ojos coagulados en el color de su sangre


Inscribiendo su propio espectáculo a voluntad
Con la tinta de su cansancio

Del odio
Sólo se habla en el sumidero
En el purgatorio
En el limbo de la distancia
Se habla porque se lleva dentro

Como la muerte

Como el cansancio
De la intermitente llovizna del susurro del eco de lo posible

Se habla también en el parto o en el jardín ardiente


En el sol
Parados en el espejo
Sentados frente a la máquina de escribir

Se habla también porque se odia o se ama


Cuando se pregunta
Cuando deshabitamos el espacio
Rodeados de nuestra vergüenza
Pensando en un escrito
En el viento o en un adiós
Dibujado en la frente de la noche.

02|
R INCÓN D E L A I RA
Rocío L’amar

(s u j e t o g e n é r i c o)

a todas las fulanas heridas por ese miembro portátil que se despieza
en
cubierto en su propia síntesis
no
abran este libro en la ciudad
es difícil fumar
cada noche muere volatizado – y eso
hay que sostenerlo – con su repertorio lleno de humus

nace la palabra haciendo un esfuerzo terrible y mutis por el foro


medio mundo se hace el esquizofrénico
el poeta un pimiento rojo
el mosquito inmóvil en el zaguán
el curagüilla sordomudo no tiene nada que decir

porque dos son multitud – según las habladurías – el granuja


vino a mi poema zamarreándose parisilábico
parlanchín en el parkinson
mientras yo estaba enrojecida
por la ira
váyase al ártico – dijo alguien – y el tragadero se me
empachó de polvo
como antiguamente el viento traía
arena a mis ojos
desenlazo en breve esas sombras
en el dolor oliente

-recapi tu lo-

el dedo harapiento quítalo de mi albergue


de la obscena víscera rota
del hediondo cortinaje de la humanidad

aléjate
pecado
capital
con
padre y madre

y vienes igual a pedir esa ración de agüita


o las llaves del bebedero y machacas
y machacas
el dramatismo es inevitable

|03
- por ejemplo - mi furia es optativa

también voceo
ante lo ridículo de tu pelo engominado
ante lo insustancial de la cachimba
ante la insípida mesa de pensión
ante la despampanante gata llamada ravotril

gran señora

trágame te ofrezco mis trompas de falopio


la pus de mis oídos una ración de mi saliva su oleaje
a freud
después algo de naúsea
en fotos y videos mis jaquecas
como un zambombazo de madera agusanada

el rincón de la nunca dulce ira ofrezco sus razones como ácaros


existen
hembras
que de horas en horas
se han mirado en el espejo esos premolares incompletos
los pies sueltos en regiones trajineras

me he visto manoseada

soy casi una esquirla de un error ortográfico


soy la hendidura del idioma español
soy el vacío que deja el pan
soy una bestia castigable

si le digo
a mis axilas que suden éstas parafrasean un formulismo
vago

si le digo
a mi vientre que se humedezca éste moja mi lengua
en coñac

si me precipito
hacia el océano la hereje que hay en mí
descorazona

la llamada

del mediodía algunas veces intuí


que era bonachón

aunque fui tapando mi boca

lo induje a irse a otro barrio.

04|
I RA A. C.
Carla Fuentes

Si contara las horas penitenciales, un diabólico reloj penetraría mis venas


Destruyendo el misterio del tiempo
Descubrir la idiotez del mundo
por aquella cerradura que encontré enmohecida una mañana de juerga
Terminar viendo horizontes teñidos de luto y sangre
Como Ardientes crímenes clavados en el pecho
…Hay grabada en cada piedra de la calle
Una elegía sin retorno
¡Fusiles traedme una calle¡
Civiles, sacaos los estigmas de décadas añejas
son nuestros herederos los que deben liderar horizontes
llenos de colores y esperanzas.
¡Fusiles traedme una calle¡
Donde no haya fusiles, donde no haya casas destruidas
En su lugar habrá una montaña, como farellón solitario,
Vivir de anhelos, haciéndolos florecer en la primavera,
Sustraedlos de la penumbra del invierno
Allí donde estuvo la paz, sentirás que los fusiles enrarecen el aire
Cuando te hablen los habitantes extraños y te pregunten
¿Cómo es el silencio?
Muéstrales una flor roja, teñida con la sangre de los monos
Enséñales la aurora del dolor civil, tiñe de luz los destruidos vegetales,
Que escuchen los coros de los pequeños, sus madres, que escuchen
el agua que rauda corre en las venas de la tierra, sentir que se derrama
que surge clara, que sientan, que recuperan la flor, el lucero, la mirada
que escuchen los himnos de un pueblo con esperanzas.

|05
L A C ABEZA
S EPARADA
Y A DEL C UERPO
C ONTEMPLA T ODO
DE O TRA F ORMA
Juan Torres Jiménez

“El médico y diputado Joseph Ignace Guillotin recomendó, a la Asmablea General


Constituyente en 1789, el uso para ejecuciones de la guillotina –de ahí su nombre–
de modo de evitar, según su opinión, al condenado sufrimientos inútiles.
El primer ejecutado con éste método
fue un bandido apellidado Pelletier
en mayo de 1792 durante la Revolución Francesa”

La cabeza separada ya del cuerpo


contempla todo de otra forma

Sin significado alguna


Sin palabras
Sin desesperación
(Lo supo Guillotin al proponer la máquina)

Y alcanza en ello lo indecible. Y lo atraviesa

Pero desde adentro


(tal cual lo hizo Pelletier desde la bolsa
en la que recogieron su testa recién cortada)

Desde la sangre misma


que nos llora
Y se alarga
después hasta nosotros
cuando la lluvia cae
destiñendo todo

Y yo miro el humo del cigarro que se apaga


y me endemonio.

06|
T RES
M ICRORELATOS
Silvye Moulin

D ESVELO

Despertó con la almohada empapada de sangre. La


estremeció el recuerdo de su primera menstruación. Titubeó
hasta el baño sin prender la luz, maldiciendo a ese dentista
recomendado por una compañera de trabajo que apenas
conocía. En la penumbra, el espejo le devolvió sus contornos
borrosos. Se enjuagó la boca con agua helada, compartida
entre el asco y la compasión. No valía el esfuerzo volver a la
cama que había presenciado su derrota. Mejor divertirse
buscándole un calificativo adecuado para que no se escape
definitivamente de su memoria. A ver… Desperfilado. No,
más bien degenerado. O quizás, estrambótico… Se dejó
deslizar contra la pared hasta que sus muslos tocaran el piso
gélido. Resolvió su dilema decidiendo que no era más que
un huevón de mierda, mientras las lágrimas se coagulaban
en sus ojos.

P ARADERO FALLADO

Una lluvia al estilo de Lelouch, aunque sin


parabrisas ni wa-ba-da-ba-da. Ya pasó la hora, la
gana y el último micro. En un momento agarró la
esperanza de haberse equivocado de esquina.
Ahora la ilusión resulta más deplorable que el
suicidio, más repulsiva que el perdón. En fin, no será
la primera vez que le tocará caminar a casa sin
escolta ni paraguas.

C UENTA P ENDIENTE

Hacía tiempo que el odio había dejado el paso a la


indiferencia, pero seguían juntos sin saber por
qué. Hasta que un día la mató sin que nadie
supiera por qué.

|07
C ON UNA
S ONRISA
P UEDO C OMPRAR …
Merardo Sepúlveda

Caminaba por Cañete, con mi bolso al hombro, sonriendo lo preciso, pero


más que todo complicado…necesitaba con urgencia aclarar mis necesidades,
llevaba en la cabeza más de un problema y una sensación amarga frente a los
carteles de cuantos necesitados egos, figuraban sonrientes frente al futuro
mejor que nos esperaría de sus manos, venga conmigo a ser feliz, vote por mí.
Luego de un par de cuadras me vi a mi mismo sonriendo y respondiendo a
un amigo, frente al ¿Cómo estay? ¡Excelente! y cagado de la risa. No tenía
idea, me dije después, que estaba tan feliz, me veía igual que en los carteles
saludando al futuro, si me faltaba la foto con la ponchera bajo la camisa y el
pulgar hacia arriba, me mantuve en eso un par de cuadras. Frente a la tele ese
delicado ministro prometiendo pena y hambre a los que no se callaran y en
mi trabajo la mediocridad se ha vuelto tan palpable que ya ha teñido los
muebles y las cortinas, bajo las escalas de mi calle en silencio, porque el perro
del vecino me ladra sin motivo y los más saludable ha sido lo mucho que
camino gracias a un defecto de la tecnología que me dejo sin sueldo el mes de
septiembre “por un error informático” que se arreglará en octubre…en el
hospital le han dado a mi hijo un remedio que no correspondía y estuvo con
fiebre mas de dos días, el control dad de beca, me duelen las rodillas, tengo
algo a los meniscos, se me instalo un ratón en la cocina que me mira de reojo
desde el lavaplatos cuando lo sorprendo tomando agua a medianoche, lo
miro, el gueón me mira enrosca la cola acelera las patitas escurriéndose por
alguna rendija de la pared…lo que me da pena es mi gato, me queda mirando
del sillón como diciendo ¡otra vez se te fue el ratón gueón! JA ¡te cagó!, si el
gueón supiera que el ratón le come el alimento. La figura desgastada de la
población indolente e inconciente, en la que me incluye una manada de
idiotas que analizan “la actualidad” me revienta el domingo por la noche, los
aniversarios de las derrotas, las dibujadas crisis financieras, el oportunismo
de Bush, los titulares amarillos que nos representan y se preocupan por
nosotros, el sabor a masa de las tortillas en el bus, el pollo sin sabor a pollo, la
garantía que no garantiza justo lo que se hecha a perder, el irrespetado paso
de cebra atravesado por la camioneta gigante de una vieja chica, la fila del
banco, los 35 que esperan urgencia en el hospital desde las 7 de la mañana y
que todavía no almuerzan, el pavimento que se hunde a pocas semanas de
estreno, las cerámicas que se desprenden de la escuela, mientras las noticias
dicen todo de la muerte del hombre más gordo del mundo en México y nada
de las miles de personas que están muriendo de hambre día a día en Etiopía
a raíz de la sequía…yo todavía me río de mi gato, todavía me río de la
oportunidad de sonreír, descanso cada cinco cuadras a ver si algo me
persigue, a ver…si aquel sentir tan enajenante me visita…por aquí ya no se
siente rabia, se siente la derrota…y la derrota no se expresa…se sonríe. Voy
con el pulgar en alto y la sonrisa a flor de labios por que con ellos puedo
comprar todas aquellas cosas que no se venden, con una sonrisa compro la
libertad (Perales)…con una sonrisa me compro a mi mismo, apago la luz…y
el silencio me susurra…la ira es para los que pueden hablar…el resto
sonríe…aprecio mi silencio mientras aprieto casi dormido el borde del
despertador que está sonando.

08|
SI
D ESEAS PUBLICAR
CON N OSOTROS
E SCRIBE A

torresjimenez@gmail.com

|09
M ETAMORFOSIS DEL
R OSTRO DEL INDIO
& DEL C ONQUISTADOR
Nathalie Espinoza

El tema que a continuación expondré parecerá para algunos un tema añejo y más que
conocido o para otros el comentario ad – hoc a este mes en que recordamos y festejamos
el maravilloso encuentro de dos mundos. Yo les digo que no está pasado de moda, ni es
innecesario y menos tan maravilloso como se nos cuenta, embotados tenemos nuestros
sentidos, adormecidos al contemplar nuestra historia desde la perspectiva del
conquistador. No conocemos la realidad de los hechos sólo las interpretaciones que se
han hecho de ellos y por eso no me extraña que un alumno me conteste positivamente
cuando pregunto si fue buena la conquista para nosotros. Yo creo que no, aunque nunca
podremos saberlo, ya que nos parece imposible la existencia sin los matices culturales
que hoy posee. Pienso, además, que aunque nos parezca lejano el descubrimiento y la
conquista imprimieron en nuestro territorio características inherentes a nuestro pueblo
que hasta el día de hoy se pueden reconocer.
El encuentro de dos mundos fue en un comienzo asombro y reconocimiento, tal como
sucede cuando nos contemplamos frente a un espejo. Se desvanece la máscara de
monstruo para mostrar a un ser inocente y sociable al extremo. Mas, como el mito de
Narciso presagiara, el momento inicial dio paso a un desencantamiento. Se parecían, es
cierto, pero ellos andaban desnudos, tenían extrañas costumbres, no tenían gobierno y
menos deidad que adorar. Entonces al hombre europeo se le ocurrió la idea más
descabellada que a alguien se le puede ocurrir: tratar de hacer al otro como “yo”. Quería
al “indio” igual no sólo en semejanza y al percibir su innata docilidad vieron cera, tabla
rasa, papel en blanco en el cual imprimir sin problema los signos de su cultura. Nunca se
les pasó por la mente criticar ni corregir su propia imagen acuñada a través de los siglos y
que para esa época era peor que el retrato de los últimos días de Dorian Gray.
Los conquistadores estaban enceguecidos con la mentalidad medieval: es América el
lugar de la idolatría y donde repudiables costumbres tienen asiento. El demonio tiene un
lugar principal y reina sin objeción, ni resistencia de las pobres almas ignorantes. Esta
perspectiva plagada de imaginerías produce, en gran medida, el proceso desligitimador
de la cultura de los pueblos originarios de América y marca, sin duda, la incapacidad de
reconocer en el “otro” un ser diferente, evidenciando un narcisismo extremo al abolir la
figura del “otro” para crear otro “yo” en una clase de juego especular. El viejo mundo, en
definitiva, quiere reflejarse en América y ver un igual.
Los conquistadores no se equivocaron totalmente, hubo pueblos enteros que se
subyugaron sin la más mínima oposición, pero -siempre hay excepciones – hubo
pueblos que lucharon –y aún lo hacen-por su cultura ancestral y resistieron la influencia
foránea. Uno de esos pueblos, el mapuche, cuya bizarría canta Ercilla en sus versos y
Valdivia denomina como raza escogida de guerreros.

¿resistencia? ¿oposición? ¿cómo es posible que estos


salvajes osen sublevarse contra nuestra? Nosotros que somos Dios y ley en estas
tierras. Someter, sujetar, imponer, corregir, ése es nuestro católico deber y
obligaremos a estas bestias a realizar los trucos que deseemos.

Venían con máscara de ángeles enviados por Dios con muy buenas intenciones,
trayendo en una mano la cruz iluminadora y en la otra la espada que ocultaban tras la
espalda. Al conquistador le agradaba el papel de agresor usó y abusó de su supuesto
“derecho divino” nunca pensó que le tocaría a él el turno de ser víctima, pero sucedió y
entonces se escucharon reclamos y quejas: ¿por qué nos dan guerra?, ¿por qué son tan
malvados? ¿por qué nos acechan, roban lo nuestro y abusan

10|
de nuestras mujeres? ¿por qué?
¡por qué! –violencia engendra violencia-.
Cerca de tres siglos resistieron los legítimos dueños de la tierra a los invasores, cuando los
lograron expulsar no quedaron solos había un nuevo pueblo, amalgama de las culturas
en conflicto. No eran españoles, no eran mapuches, eran chilenos. Comenzó
nuevamente la lucha de los aborígenes con este otro pueblo que les desea absorver y
ponerles una máscara para ser iguales.

Los aceptamos como diferentes como base de nuestra nacionalidad y agradecemos


mucho su ayuda para extirpar del territorio a los conquistadores… ahora seamos
todos chilenos, todos hermanos, sí; pero bien lejos de nosotros por allá en esa orilla,
en ese margen y…¿sus tierras? Ahora el territorio es chileno por lo que pertenece a
todos si desean un pedazo pueden postular a través del rellenado de este
formulario…

Entiendo la violencia, la indignación y la impotencia de los mapuche enfrentados al


destierro ¡mapuche! ¡qué perfecta ironía!. Es en esta continua metamorfosis de rostros
que se formó nuestro pueblo y la violencia fue su piedra angular. Que no nos asombre,
entonces, hechos de mayor actualidad como la avidez de poder y dinero que algunos
compatriotas poseen y que consiguen a costa de lo que sea… sangre, muertos, mentira,
da igual. Es cosa de colocarse una máscara para ser salvador en vez de asesino, devoto en
vez de pecador, hermoso en vez de horroroso, docto en vez de ignorante, amigo en vez de
conquistador, chileno en vez de mapuche, pudiente en vez de pobre, poderosos en vez de
débiles…
Y sigue el juego de las máscaras que utilizamos los chilenos para no ser aquello que no
queremos ser y para no mostrar al otro aquello que él aborrece.

|11
L OS D EMONIOS
DE C UATRO S UICIDAS
DEL R OCK Y EL A RTE
Richard Maldonado

A pesar de lo que se pueda llegar a pensar, un pintor de los años cincuenta y


otro del siglo pasado, un músico de los noventa y otro de los setenta no son
tan disímiles. Ya que, si trazamos una línea entre las vidas de Jackson
Pollock, Kurt Cobain, Vincent Van Gogh y Violeta Parra encontraremos, a mi
parecer, dos elementos que los unen de sobremanera: el nihilismo y la ira. Y
que se manifiestan en cuatro conjuntos elementales:
El demonio del amor, la incapacidad de lidiar con los demás y con lo
cánones sociales preestablecidos y la desdicha de la vida sentimental: Violeta,
por ejemplo, no era precisamente una madre muy abnegada, mientras que el
joven de Seattle nunca superó el des-amor de sus padres lo cual contribuyó,
en mayor o menor grado, a destruirlo(incluyendo a Courtney Love, por
supuesto); a pesar del amor paternal de Theo hacia Vincent , su hermano, el
cual, jamás logró que este último superará el deseo de buscar la muerte, sus
estados depresivos y la incapacidad de valerse por sí mismo con su trabajo
como artista; Pollock, siendo el pintor norteamericano por excelencia no
logró fama, amor, ni hijos… A todos de algún modo, en parte o totalmente,
algo les fue negado.
El demonio de la frustración, la decepción, las fisuras de la
personalidad, el delirio, la ingratitud pública, la injusticia, la estupidez, la
insensibilidad de la gente y la mediocridad, las enfermedades, las adicciones,
la dependencia farmacológica,, la desesperación, la tristeza, la angustia, el
miedo, y la psicosis no permitieron que surgieran más obras a conciencia
quizá del fin autoimpuesto.
El demonio de la creación, dada la intensidad emocional de estos
personajes, la cual, les permitió vivir y desarrollarse profundamente como
tales. Van Gogh, es sin duda, el pintor holandés más famoso de todos los
tiempos, el contacto con las corrientes modernas del arte francés le permitió
desarrollar pinceladas gruesas, colores vivos y brillantes. Violeta, por su parte,
exploró con enorme pasión el canto popular, la pintura, el bordado y la
escultura a tal punto que su influencia fue vital para el movimiento musical
chileno convirtiéndose en un pilar fundamental. Cobain, vino a renovar con
su rabia al casi extinto movimiento punk en la década de los noventa
abriendo el camino a un sin número de bandas que conformaron el grunge.
Pollock, se convirtió en una gigantesca figura del modernismo donde gotear,
verter y lanzar la pintura sobre la horizontalidad de la tela se convirtió en
ritual rompiendo los hilos de los movimientos anteriores.
El demonio de la salida, Vincent sucumbió, víctima de un trastorno
bipolar o síndrome epiléptico, con un tiro en el estómago; Kurt a causa de
una depresión, una bronquitis y una condición estomacal crónica, una
escoliosis y el estrés de las giras y el estrellato además de su adicción a
múltiples sustancias, puso fin a todo con un tiro de escopeta en su cabeza;
Violeta, a los 50 años, víctima de la decepción amorosa y el fracaso, opta
morir en su carpa usando un arma de fuego; Pollock , en cambio, ebrio
estrella su automóvil, junto a su novia y una amiga, falleciendo.
Así, cada uno terminó por enfrentarse de un modo u otro con
absolutamente todos sus demonios y con su propia ira. Dando el último paso
hacia el final y la luz más total de todas.

12|
PENSAMIENTO
DE U N C ONVICTO
Hamlet*

Puedo escribir los versos más tristes esta noche, como dijo Neruda. Pero qué
va… yo no vuelo tan alto sólo me arrastro como una serpiente. Y mi cerebro se
retuerce y mi alma está sedienta aquí en el submundo del planeta cárcel, donde
los cerebros gimen de desesperación, mientras yo sigo caminando calendarios,
sigo dando vueltas en un reloj, en este mundo retorcido.
Porque aquí los vigilantes se convierten en seres que te repudian, creyéndose
malos o superiores, sin pensar que pudieron ser cualquier hijo de vecino con
toda una vida trancada, porque no sirvieron para ser milicos; pero como la
ocasión les ofreció la Escuela de Gendarmería y toda su vida fueron hijos de
apadrinados, la opción de ser vigilantes en su condición de “apácitos”(1),
perdón parásitos sociales resentidos les hizo saber que no eran tan superiores,
porque en sus mentes ellos quieren ser malos.
Pero más vale el grito de un rebelde que las súplicas de mil esclavos. Y esto no
es una filosofía es una podrida hipocresía. Porque la cárcel es un mundo cruel.
Inhumano. Donde todos fingen ser fuertes, pero que más que fuertes bien
podrían llamarse trastúpidos, por ser una mezcla de tarado con estúpido. Aquí
todos quieren hacerse los fuertes, cuál más cuál menos, pero sólo son
hombrecitos marionetas de un sistema colapsado por la ignorancia. Y el sistema
los tiene todo el día viendo vídeos. Y sus mentes caen en el letargo,
conformándose con comer y volarse. Y así se olvidan de lo más esencial del ser
humano: su libertad. Y la psicología barata del sistema los manipula a sus anchas
y los vivos o choros se creen el cuento. Y el maldito sistema los manipula y ellos
sin darse cuenta caen en el juego. Y el sistema se ríe. Las murallas se ríen.
Pero la sociedad se vanagloria con la Reforma Procesal Penal: El Negocio del
Siglo, porque es un negocio por cierto muy lucrativo para los que interpretan la
ley y lucran con ella. Los ladrones de cuello y corbata que por dinero compran tu
libertad. ¿Es o no es un negocio?, pero ¡cuidado! no debemos decir esto nos
pueden acusar de desacato. Esto está podrido. Y nuestro país esta sumiendo a la
juventud en el letargo de las drogas y el reguetón. Eso cuenta hoy, no los
cesantes, la pobreza o las demandas sociales. Yo no puedo más. Me equivoqué de
mundo o de vida hermano. Tu mente puede más, porque nunca la podrán
encerrar. Y eso es lo único que nos queda.

*Hamlet actualmente cumple condena en un Centro de Reclusión Penitenciario en Chile.


(1) En Coa (jerga carcelaria) significa: hombre que no se motiva por nada.

|13
L A D ELGADA
L ÍNEA R OJA
Y EL F IN DE LA I RA
Aníbal Veneciano

A dónde te fuiste ahora, chico?— Murmura el sargento al contemplar los


restos de UIT(personaje principal del largometraje La Delgada Línea Roja)
bajo el improvisado montón de arena que le sirve de sepultura. El film,
dirigido por un desconocido y sorprendente Terrence Malick, basado en la
novela de James Jones, abre nuevas dimensiones sobre los efectos que la
guerra puede producir en el espíritu de ciertos individuos. Wytt y un amigo
han decidido tener suficiente de la guerra y se han largado a pasar un tiempo
entre los nativos. Hasta allí llega el sistema para atraparle y regresarlo al redil.
Su castigo es la reinserción y allí justo donde las papas queman: el “Peñón“,
una isla pérdida en medio del Océano Pacífico, objeto del deseo de los
generales aliados. Su importancia es supuestamente estratégica en medio de
la campaña de Guadalcanal y debe ser tomada por asalto a la brevedad por la
tropa de incautos que integra Wytt. Una vez en ella, es una colina la que se
convierte en la obsesión del comandante a cargo del desembarco. Rodearla
no es tema, ya que es efectivamente el camino más corto a las posiciones
japonesas. Allí, perfectamente apertrechados y decididos a morir antes de
entregarse, les esperan los soldados japoneses ocultos en sus agujeros.
Dispuestos a entrar al” Nirvana”, como bromea uno de los soldados entre
risas histéricas al presentir de lo que va el asunto.
Ése es, al parecer, el nudo de la historia. Pero sólo aparentemente, ya que a
menudo nos encontramos metidos hasta el cuello en las particulares
reflexiones de Wytt sobre Dios, la naturaleza, la guerra y los hombres. Bajo su
mirada oblicua el conflicto adquiere dimensiones cósmicas. El “Gran Mal “y
la naturaleza o la naturaleza misma del mal son el motor oculto de las teorías
de un desadaptado. Wytt es un personaje atemporal. Como individuo carente
de una historia en particular podría ser tanto un filosofo cínico del siglo V A.C.
como cualquier pelado de nosotros. Pero también como ser humano dotado
de reflexión se pregunta una y otra vez por el sentido y origen de nuestras
acciones; a veces sublimes, a veces derechamente abominables. Su temple
sereno, en ocasiones distraído, causan un extraño efecto entre sus
semejantes. – ¿Adónde vas Wytt? ¿Adónde fuiste, chico?– son las preguntas
recurrentes de quienes se lo topan por ahí. Parece ausente, pero está frío y
vigilante. Como alguien que reflexiona sobre el absurdo bajo el efecto de
algún alucinógeno. El sargento, su custodio y principio de realidad, intenta
situarlo en vano y endilgar su fórmula para sobrevivir al mundo. –Chico, este
ejército va a acabar contigo– Le dice, en vísperas del asalto a la colina en lo
que parece ser un arrebato de honestidad pre-bélico. Wytt sólo lo mira. Lo
contempla como una imagen a punto de diluirse en su ilusión y sólo se limita
a preguntarse infantilmente por qué el sargento no le quiere.
Y de fondo, en actitud de sinfónica omnipresencia, siempre la naturaleza.
Está como arma de doble filo, puede presentarse idílica, pero también cruel e
indiferente como una hembra salvaje e inexperta. Su magnificente presencia
a menudo sirve de alimento para las elucubraciones de Wytt sobre si
formamos un todo orgánico con ella, un gran Ser. Es perturbadora aun en su
quietud. Las caminatas de reconocimiento por los senderos transitados por
alguno que otro nativo, los soldados mutilados por los japoneses para
desmoralizar a la tropa en medio de un gran pastizal, el rítmico ondular de los
prados en la colina que hay que tomar. Todos eslabones en una cadena que
crea complicidades y distancia respecto al accionar de los hombres. Ella en su
silencio nos dice constantemente –Estoy aquí, les vigilo… soy parte de

14|
ustedes y ustedes de mí–. Por eso a mayor grandiosidad del paisaje más
pequeños parecen los hombres y sus propósitos. Una isla, un pedazo de tierra
en medio del océano, es el escenario perfecto para una matanza. Es deseada
como supuesto objetivo estratégico; pero no cabe duda que el lucimiento
personal de un general y el deseo de no quedar mal con el de su comandante
van a enviar a sus hombres a una segura carnicería. La cría de un papagayo
recién eclosionada, se retuerce monstruosa en busca de luz y calor. Un
presagio de que quizás lo que de aquí en adelante suceda será lo mas natural
del mundo, porque si formamos parte de un gran ser quizás tampoco
podamos evitar sus ancestrales ciclos de violencia y sufrimiento.
Extrañamente no hay personajes iracundos en el film. Definitivamente no
se prestan para alguna caricatura pacifista. A pesar de que motivos no faltan
como en cualquier guerra. Sólo honda perturbación, locura, miedo, cinismo,
resignación e impotencia resuenan por sus cuatro costados. La ira sólo es
desatada como rito de liberación por la tropa en la toma de las posiciones
japonesas. Es una ira delirante y diáfana. Transparente. Los mismos que la
contemplan la están infligiendo. No hay épica alguna en ello. Apenas si lisa y
llana brutalidad de sobrevivencia. Luego la victoria es celebrada con alcohol,
apuestas, peleas y día de playa. La idea es que si estamos aun con vida, Dios
debe estar definitivamente de nuestro lado y eso hay que celebrarlo. Tan poco
significa el sufrimiento ¿Es esta ira sólo el instrumento perfecto para desatar
aquella violencia ancestral de la cual no podemos escapar? ¿Puede ser todo
tan absurda y jodidamente simple . Tan natural?.
Y aún así Wytt no puede sino terminar como el típico héroe trágico. Los
dioses se han cagado sobre su honestidad y simpleza. El podría morir para
evitar que sus compañeros caigan en una emboscada, como efectivamente
sucede, pero eso no cambiaría en nada las cosas. Para qué perder el tiempo
en no dejarse gobernar por el instinto, en ser honesto y generoso si vamos a
terminar de todos modos embarrados en sangre y mierda Wytt continúa
buscando alguna otra dirección. Siempre de camino. Ni siquiera parece
malgastar energía en proponérselo. Sólo se deja llevar por la corriente para
arribar a alguna orilla y no ser arrastrado. Lo que encuentra es la muerte.
Cruza la delgada línea roja sereno, sin ira… sin asomo de
superioridad moral. Para ciertas filosofías
orientales el afán enfermizo por
sobresalir y su frustración conducen
inexorablemente a la ira. De ahí a la
violencia y la autodestrucción.
Para Wytt sólo queda un túmulo
de arena y alguna bonita oración
como epitafio ¿Cuántos como el
habrán quedado en el camino
para que nos enorgullezcamos de
nuestros pequeños y egoístas
logros?.

|15
M ETAL C AÑETINO :
E VIL A TTACK ,
S PEED T RHASH
D IRECTO A LA
V ENA
Mario Montero

Como si no existiera el reguetón,


las canciones melosas y el mundo
de Bilz y Pap… como si al mundo
le quedara poco y como si para vivir
fuera necesario subir el volumen para
decir verdades, o por lo menos ser
francos; pero con furia, decir lo que se piensa
pero a gritos… ¡porque ya basta de mentiras
diplomáticamente correctas!... en ese ambiente nos encontramos con Coco,
José Luis Fernández, líder, guitarra y voz de Evil Attack, en la “Casa de la
Cultura”, Cañete, y cuya formación actual está compuesta por Álvaro Neira
en batería y José Gutiérrez (Gurfy) en bajo.
El Local se encuentra un poco en desorden y Coco se nota inquieto,
ocupado desmontando los amplificadores ocupados en “La Peña Rock”,
celebrada el 18 de septiembre, aquí, frente al valle Tucapel. ¿Con qué música?
Metal chileno, metal cañetino: tributo a Panzer, R’as Al Ghul, Agresor,
Drakul, Evil Attack… pero ese evento no es el tema ahora, sino conocer un
poco sobre esta última banda y su compositor, que también desarrolla en este
local el ancestral arte oriental y bárbaro del tatuaje.
Mucha gente piensa que el rock, especialmente el rock duro, no es música.
¿Y porqué? Porque no es de su agrado. Siguiendo ésta lógica todo lo que no
nos agrade carecería de validez. Así es posible clasificar todo lo relacionado
con el rock: las vestimentas, el cabello largo, los tatuajes, las amistades, los
lugares de encuentro, el modo de andar, lo que comen, lo que beben, como
hablan, si fuman, si tocan, si…. ¡aháj!
A pesar de los prejuicios sociales al respecto y por lo mismo, hemos
decidido realizar esta entrevista. ¿Por lo mismo? Sí, por el qué dirán. ¿Porqué
qué tiene este tipo de música que el resto no tenga? ¿Es la música la vedette
de las artes? ¿Ofrecen los textos musicales de las canciones manoseadas en
los programas faranduleros una propuesta inteligente? ¿O habrá que decir
basta a su mierda porque al arte representa el sentir de un pueblo y si el
pueblo es despierto y está harto , acaso la música no debe evidenciar ese
hastío? ¿O acaso creen que en este país de genuflectos toda la gente se ha
rendido a las órdenes de la estupidez y la abulia, porque ya nadie es capaz
pensar por si mismo? ¿Acaso piensan que la gente sólo necesita música
hueona que le embote el cerebro, en vez de un arte sonoro que haga temblar
los cimientos de los cómodos sillones académicos? ¿Acaso creen que no
somos capaces de agarrar un diccionario para traducir un par de palabras en
inglés, para comprender qué significa F.U.C.K.?
Ahora diganle a sus hermanas y a sus hijas que dejen de menear el culo con
el perreo; el vecino puede calentarse las bolas al sol; hoy la radio se ocupará
para escuchar el rock más duro que haya en el hogar, como música de fondo,
mientras la familia realiza la lectura compartida de la nutritiva entrevista a
EVIL ATTAAAAAACK!!!

–¿Por qué te interesaste por la música?–Cuando niño en la radio me atraía


Queen, Kiss; recuerdo el “Thriller”. Tenía 3 ó 4 años. Estaba mamá en casa.
Aprendí solo, con acordes del folklor.

16|
–¿Se creen malos?– No es que nos
creamos malos, pero…somos el
ataque maligno…del demonio
¡Ja,ja,ja! No. Somos un ataque al
sistema político, social, cultural.... La
intención es algo así como hackearlo.
Lograremos nada, pero la música, las letras y
el nombre del grupo permiten descargar la
violencia que genera el sistema en nosotros; es nuestra repuesta.

–¿Cómo definirías el estilo de Evil Atttack?– Metal acelerado, una mezcla


entre speed metal y thrash.

–¿Sus influencias son?– Merciful Fate, Slayer, Morbid Angel, Deep Purple,
Rainbow…

–¿Y sus producciones musicales?–2002: Evil Attack, 2004: Evil Alive;


2006: Subjugate to Inocent; y un disco en tramite, aún sin título, que estará
listo en tres meses más.

–¿Cuál es el sentido de los textos?– Es nuestra visión de las cosas; una visión
antipolítica, antirreligiosa y antisistémica.

–¿Te parece tan criticable la religión?– Basta con ver qué hace el Vaticano
con sus ganancias, el precio de la toga de un cardenal, las perversiones
sexuales de los curas, etc.

–¿Es necesario que lo digan en inglés?– El inglés cuadra mejor dentro de la


frase melódica del rock. Su fonética es ideal para el thrash, para la intensión
de lo que se quiere decir.

–Una canción de Evil Attack habla de Pinochet: “El puño militar golpeó
fuertemente, con la misma artillería mataban a los propios
chilenos…”– No habla de Pinochet, sino de la “Caravana de la Muerte”. El
tema se llama “Puma”. Alude a la muerte, a los prisioneros, a la gente que
muere atravesada por metrallas para ser olvidada. Arellano Stark metió a
todos en un mismo saco. Un “Puma” con sed de sangre es la metáfora de lo
sucedido, ya que así se llama el tipo de helicóptero que cruzaba los cielos
chilenos. Es impresionante la imagen de ese “moscardón metálico” rugiente y
sediento de sangre; su zumbido es emulado en el riff de la guitarra eléctrica.

–¿Qué opinión te merecen otros estilos musicales?– El punk y el hip hop son
también expresiones críticas. La música clásica es innegable.

–¿El hipismo?– …se excedió en drogas para cambiar el mundo. No vale la


pena intentar cambiarlo porque va a pasar una semana o dos y en vez de
agradecértelo, te van a olvidar. Esto no tiene vuelta. Estamos cagados. El
planeta va a colapsar y será otra la especie que mutará y reinará y la culpa la
tenemos nosotros.

|17
–¿Por qué no componen canciones de amor y paz?– Porque sobran.
Compruébalo sintonizando el canal del corazón. “Show del segundo” (de Evil
Attack) habla de una relación amorosa…pero al final la mata.

–¿Qué opinión te merece el femicidio?– Si no existe el hombricidio debiera


ser homicidio común.

–¿Tienen otras temáticas?– ¿De qué más vale la pena hablar? De libros y
películas podría ser.

–¿Si te ofrecieran $10.000.000 tocarías para el Papa?– Una vez tocamos


para los comedores de ancianos de la Iglesia, con Chapa. Pero para el Papa
no. ¿Creís que le van a dar un afiche con el tema “The Sentence is Ready”,que
alude de algún modo el caso Orias? Ahí tienen un gran acto de ira.

–¿Validas esa acción?– No me importa. Es decisión del tipo.

–¿Qué opinas de “Un techo para Chile”?– La solución de esos problemas es


cuestión del Estado, no de la Iglesia. Lo mismo ocurre con la Teletón. La
ayuda de la gente es útil, pero no sabemos qué porcentaje de las ganancias se
destina a la ayuda real.

–¿Cuál te parece que es la importancia de los avances tecnológicos para


nuestra sociedad?– Mientras no curen el SIDA y el cáncer…¿Cuáles son los
avances?

Bueno pero alguna utilidad debe brindar la tecnología al registro sonoro.


Cuéntanos sobre el proceso de composición y grabación de sus ideas. Las
ideas son mías; los demás contribuyen con algunos ritmos y matices. Las
primeras grabaciones, en mono, no suenan muy bien. No había dinero,
tampoco recursos…Ahora hay mínimos recursos. Grabamos en multipistas.

–¿Cuáles han sido los principales escenarios donde han presentado sus
discos?– Tocamos con Twilight Glimmer, de Colombia, en el “The End”,
Concepción. El balance fue muy positivo. También hemos tocado en Puerto
Montt y Los Ángeles. Tenemos intercambio musical y contacto con Sauron,
banda norteamericana.

–¿Cómo es posible adquirir los discos?– A través del correo electrónico


evilattack2002@yahoo.com

–¿Cuál es tu motivación para seguir tocando?– Al final no ganai plata con la


huevá. Intentamos presentar una propuesta franca, crítica.

–¿Qué dirías a los lectores de Scandio?– Que se vayan a la…¡Ja, ja, ja!

18|
M OCOBOY
por Leo

|19
20|
SCANDIO | LA IRA
octubre 2008

director/editor
Juan Torres Jiménez

revisión de textos
Nathalie Espinoza de Rosa

colaboradores
Merardo Sepúlveda
Mario Montero
Richard Maldonado
Carla Fuentes
Aníbal Veneciano
Nathalie Espinoza
Valentina Flores

artwork
Juan Torres Jiménez

patrocinios
Restobar “TRAWUN”
Ilustre Municipalidad de Cañete

contactos
puromutando.blogspot.com
torresjimenez@gmail.com
www.facebook.com/group.php?gid=49662367904