Sei sulla pagina 1di 2

DEU 4:9 ¶ Por tanto, cuídate y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las

cosas que tus ojos han visto, y no se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; sino
que las hagas saber a tus hijos y a tus nietos.
DEU 4:29 Pero de allí buscarás al Señor tu Dios, y lo hallarás si lo buscas con todo tu
corazón y con toda tu alma.
DEU 6:5 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu
fuerza.
DEU 10:12 ¶ Y ahora, Israel, ¿qué requiere de ti el Señor tu Dios, sino que temas al Señor
tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al Señor tu Dios con todo
tu corazón y con toda tu alma,
DEU 11:13 ¶ Y sucederá que si obedecéis mis mandamientos que os ordeno hoy, de amar al
Señor vuestro Dios y de servirle con todo vuestro corazón y con toda vuestra alma,
DEU 11:18 ¶ Grabad, pues, estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma;
atadlas como una señal a vuestra mano, y serán por insignias entre vuestros ojos.
DEU 13:3 no darás oído a las palabras de ese profeta o de ese soñador de sueños; porque el
Señor tu Dios te está probando para ver si amas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con
toda tu alma.
DEU 18:6 ¶ Y si un levita sale de alguna de tus ciudades, de cualquier parte de Israel en que
resida, y llega con todo el deseo de su alma al lugar que el Señor escoja,
DEU 26:16 ¶ El Señor tu Dios te manda hoy que cumplas estos estatutos y ordenanzas.
Cuidarás, pues, de cumplirlos con todo tu corazón y con toda tu alma.

PRO 2:10 porque la sabiduría entrará en tu corazón, y el conocimiento será grato a tu alma;
PRO 3:22 y serán vida para tu alma, y adorno para tu cuello.
PRO 6:32 El que comete adulterio no tiene entendimiento; destruye su alma el que lo hace.
PRO 11:25 El alma generosa será prosperada, y el que riega será también regado.
PRO 13:4 El alma del perezoso desea, pero nada consigue, mas el alma de los diligentes
queda satisfecha.
PRO 13:19 Deseo cumplido es dulzura para el alma, pero abominación para los necios es
apartarse del mal.
PRO 13:25 El justo come hasta saciar su alma, pero el vientre de los impíos sufre escasez.
PRO 16:17 La senda de los rectos es apartarse del mal; el que guarda su camino preserva su
alma.
PRO 16:24 Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los
huesos.
PRO 18:7 La boca del necio es su ruina, y sus labios una trampa para su alma.
PRO 19:8 El que adquiere cordura ama su alma; el que guarda la prudencia hallará el bien.
PRO 19:15 La pereza hace caer en profundo sueño, y el alma ociosa sufrirá hambre.
PRO 19:16 El que guarda el mandamiento guarda su alma, mas el que menosprecia sus
caminos morirá.
PRO 19:18 Corrige a tu hijo mientras hay esperanza, pero no desee tu alma causarle la
muerte.
PRO 20:2 Como rugido de león es el terror al rey, el que lo provoca a ira peca contra su
propia alma.
PRO 21:10 El alma del impío desea el mal; su prójimo no halla favor a sus ojos.
PRO 21:23 El que guarda su boca y su lengua, guarda su alma de angustias.
PRO 22:5 Espinos y lazos hay en el camino del perverso; el que cuida su alma se alejará de
ellos.
PRO 23:14 Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.
PRO 24:12 Si dices: Mira, no sabíamos esto. ¿No lo tiene en cuenta el que sondea los
corazones? ¿No lo sabe el que guarda tu alma? ¿No dará a cada hombre según su obra?
PRO 24:14 Sabe que así es la sabiduría para tu alma; si la hallas, entonces habrá un futuro,
y tu esperanza no será cortada.
PRO 25:13 Como frescura de nieve en tiempo de la siega es el mensajero fiel para los que
lo envían, porque refresca el alma de sus señores.
PRO 25:25 Como agua fría para el alma sedienta, así son las buenas nuevas de una tierra
lejana.
PRO 29:10 Los hombres sanguinarios odian al intachable, pero los rectos se preocupan por
su alma.
PRO 29:17 Corrige a tu hijo y te dará descanso, y dará alegría a tu alma.
PRO 31:6 Dad bebida fuerte al que está pereciendo, y vino a los amargados de alma.

HEB 4:12 ¶ Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada
de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los
tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.

1TE 5:23 ¶ Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser,
espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor
Jesucristo.