Sei sulla pagina 1di 1

http://0-

proquest.umi.com.millenium.itesm.mx:80/pqdlink?did=705588781&sid=1&Fmt=3&clientI
d=23693&RQT=309&VName=PQD

¿Por qué el trabajo en equipo?

Muchas personas consideran el trabajo en equipo una pérdida completa del tiempo, sin embargo en
gran cantidad de ocasiones no nos queda de otra más que lidiar con los problemas y molestias que llega a
ocasionar el trabajar colaborativamente. Ya sea en la escuela o en nuestro trabajo, el trabajar en equipo se ha
vuelto el pan de cada día, qué mejor que comenzar a verle el lado positivo al asunto.

Es fácil darse cuenta de los beneficios que conlleva el realizar actividades de manera colaborativa,
basta ver los grandes logros de la humanidad que se han conseguido por medio de éstas, tal es el caso de las
pirámides egipcias, la muralla china o el hecho de haber llegado a la luna. Por lo anterior es posible reconocer
que en una empresa el trabajo en equipo llega a ser fundamental para alcanzar el éxito y lograr la permanencia
de la misma.

Para realizar un verdadero trabajo en conjunto con otras personas hay que establecer ciertas reglas o
normas internas dentro del equipo que permita un desempeño eficaz de la labor para la cual todos están
involucrados. Hay que recordar que la causa de la existencia de grupos de trabajo es la presencia de un
objetivo en común el cual quieren alcanzar, pero no hay que olvidar que siempre existirán metas individuales,
siendo el único requisito el no sobreponer dichas realizaciones personales sobre la de los demás participantes
del equipo o sobre el objetivo en común.

Suele creerse que en ocasiones exista dentro de un equipo, individuos con una mayor o menor
capacidad que los demás causando que el desempeño del grupo en general disminuya con relación al
desempeño que podría tener el miembro con mayor aptitud. Si bien es cierto que en ocasiones no todos los
individuos poseen las mismas capacidades y que es más difícil buscar el consenso de las distintas opiniones
en lugar de tomar las decisiones de manera individual, cada individuo posee una aptitud y una capacidad para
brindar una aportación real y positiva a la labor o al trabajo desempeñado. Bien se dice que dos o mas
cabezas, piensan mejor que una y lo anterior llega a volverse verdad cuando los miembros de un equipo
logran crear una relación armónica en la cual la participación de todos se vea reflejada en el producto final.
Es decir que pese a las diferencias que puedan existir entre los distintos miembros de un equipo, el trabajo
colaborativo sobresale al trabajo individual pues posee una naturaleza más diversa nacida del empleo positivo
de las habilidades y aptitudes individuales sumadas a un esfuerzo en común. Podrá existir un miembro con
una habilidad sobresaliente, sin embargo es justamente el trabajo en equipo el cual le permite explotar su
potencial motivado por las demás personas dentro del grupo y por las ideas que estos le puedan otorgar. Así
mismo los demás participes de la actividad se ven impulsados a mejorar y explotar todas sus cualidades en
pro de alcanzar el objetivo.

Un grupo de trabajo se vuelve una mezcla homogénea en la cual las partículas adquieren una misma
importancia dentro del todo, permitiendo que juntas busquen su desarrollo apoyándose las unas a las otras, a
diferencia de lo difícil que sería alcanzar un real progreso siendo una sola partícula. Esto se puede percibir en
uno mismo, pese a que en ocasiones llegue a haber problemas, nosotros somos el resultado del trabajo en
equipo de miles de millones de células con un objetivo en común: sobrevivir. Y hasta la fecha tal colaboración
ha persistido por muchos millones de años.