Sei sulla pagina 1di 6

En los países en desarrollo el hambre, la desnutrición y la deficiencia de

micronutrientes son un problema de orden público que genera un alto impacto en


el deterioro del estado de salud de los grupos poblacionales en condiciones
socioeconomicas marginales que les impide tener acceso a una dieta adecuada y
servicios básicos en salud.

Dentro de las medidas y políticas en salud pública orientadas a prevenir y


controlar la carencia de micronutrientes en niños, niñas, adolescentes, mujeres en
edad fértil y gestantes, se establecen tres estrategias: 1) Suplementación con
micronutrientes 2) Fortificaciòn de alimentos y 3) Diversificación de la dieta, las
cuales tienen efectos a corto, mediano y largo plazo respectivamente. Junto a
estas estrategias se deben articular los componentes de educación, investigación,
vigilancia, seguimiento y control de las acciones que componen cada intervención.

En Colombia y en el mundo la anemia por deficiencia de hierro es un problema de


gran importancia epidemiológica abordado por las tres estrategias establecidas
con el fin de contrarrestar los efectos que esta produce especialmente el grupos
vulnerables, sobre todo en menores de 12 años, ya que varios estudios han
demostrado la susceptibilidad a infecciones y el desarrollo intelectual y conductual
durante las primeras fases del ciclo vital, donde se ha demostrado que luego de
realizar la estrategia de suplementaciòn de este micronutriente esencial se
obtienen resultados significativos en forma màs ràpida y representativa en
comparación a las intervenciones de fortificaciòn y diversificación de la dieta, los
cuales requieren de un proceso mas prolongado para evidenciar su efecto.

La suplementación es una medida de salud pública de carácter profiláctico


integrada a un amplio componente de promoción de la salud y prevención de la
enfermedad dirigido a la población susceptible de desarrollar anemia.

Actualmente, en nuestro país se aplica esta medida con el propósito de disminuir


la prevalencia de déficit de hierro en la población vulnerable y prevenir la anemia
en mujeres gestantes, madres lactantes y niños y niñas menores de doce años y
contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población del Distrito Capital,
la Secretaría Distrital de Salud, a través de la resolución 0657 del 23 de julio de
1.998 adopta las recomendaciones establecidas por la Organización Mundial de la
Salud respecto al esquema mínimo para el suministro de micronutrientes: hierro y
ácido fólico en mujeres gestantes y lactantes y de hierro en la población menor de
12 años de Bogotá, D.C. Siendo de obligatorio cumplimiento por las Empresas
Promotoras de Salud (EPS), Administradoras del Régimen Subsidiado (ARS),
entidades adaptadas e Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS)
Públicas y Privada, que a cualquier titulo reciben recursos del Estado.

No se si dejar esto, lo tome de la pagina de la secretaria pero no esta


actualizada.la parte que sigue es el archivo que te habia dicho antes, no se si ya
lo tienes, pero es prácticamente todo el protocolo y pues hay cifras tambien para
que compares con las que tienes

SECRETARIA DISTRITAL DE SALUD


DIRECCIÓN DE SALUD PÚBLICA
PLAN DE ATENCIÓN BÁSICA 2007

COMPONENTE DE SEGURIDAD ALIMENTARÍA Y NUTRICIONAL EN EL


ÁMBITO ESCOLAR

SUPLEMENTACIÓN CON MICRONUTRIENTES

1.1 DEFINICIÓN

Conjunto de acciones que se desarrollan a nivel poblacional en el ámbito escolar,


con el fin de solucionar las deficiencias de hierro y mejorar la condición nutricional
y capacidad de aprendizaje de los niños y niñas preescolares y escolares de los
colegios Distritales.

1.2 JUSTIFICACIÓN TÉCNICA

Las deficiencias de micronutrientes, son un problema importante en todo el mundo


pero que presenta su mayor impacto en los países en vía de desarrollo. Las mas
comunes que tiene significancia desde el punto de vista de salud publica son las
deficiencias de hierro y de vitamina A.

La magnitud del problema causado por la desnutrición por deficiencia de


micronutrientes es ampliamente reconocida. En la conferencia conjunta de la
FAO-OMS de 1992 en Roma, las naciones participantes adoptaron la Declaración
Mundial de Nutrición y el Plan de Acción para la Nutrición. Estos incluyen
numerosos esfuerzos para reducir o eliminar la desnutrición por deficiencia de
micronutrientes. Razón por la cual la FAO, decide fortalecer la acciones para
eliminar la deficiencia de Yodo y Vitamina A y reducir otras deficiencias de
micronutrientes importantes como el hierro.

El Plan de Acción para la Nutrición adoptado por los países participantes en la CIN
(1992), reconoce la urgencia del problema y recomienda a los gobiernos definir
metas, establecer prioridades y normas, regular la legislación y controlar y
promover la investigación , educación y colaboración alrededor de la deficiencia de
micronutrientes.

La deficiencia de hierro es debida principalmente a una ingesta que no suple las


necesidades de los individuos y conduce en primer lugar a una disminución de las
reservas de este mineral, seguida por una reducción de la eritropoyesis, lo que
genera un descenso de las concentraciones de hemoglobina (anemia) y la
reducción del transporte de oxigeno a las células.

La deficiencia de hierro, aun en ausencia de anemia, se asocia en los niños y


adolescentes, con una disminución de la velocidad de crecimiento, alteraciones
del comportamiento, reducción de la capacidad de ejercicio y de la actividad física,
aumento de la susceptibilidad a las infecciones, déficit en la atención y algún
grado de trastorno de la percepción lo que redunda en un menor rendimiento
escolar.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de 2005 (ENSIN)


evidenciaron que en Bogota, el 36.3% de los niños de 1 a 4 años tiene anemia
siendo mas alta que la prevalencia nacional; el D.C es la segunda región mas
afectada después de la Atlántica y con respecto a otros países Colombia ocupa el
segundo lugar después de Perú e anemia alcanzando una cifra del 33.2%. Con
respecto a la deficiencia de vitamina A la prevalencia de déficit para Bogota es del
2.2% en los niños y niñas menores de 4 años. El análisis de la ingesta dietética de
la población de 0 a 64 años de edad reporta un déficit en el consumo de vitamina
A del 21.2%, vitamina C del 24.3%, calcio
80.7% y zinc del 52.7%.

Actualmente existen tres estrategias definidas por la OMS para abordar las
deficiencias de micronutrientes: la fortificación de alimentos, la suplementación y la
diversificación de la dieta. De estas estrategias, se reconoce que la fortificación de
los alimentos es un método eficiente a mediano plazo, la suplementación es una
intervención coste efectiva a coto plazo y la diversificación de la dieta requiere un
esfuerzo a largo plazo para eliminar las deficiencias de micronutrientes.

Teniendo en cuenta lo anterior la suplementación en la actualidad es una medida


necesaria, dado que a pesar de la intensa acción desarrollada en torno a la
promoción de patrones alimentarios saludables, al población no tiene consumo
suficiente de alimentos fuentes de hierro como lo demostró la ENSIN, en la cual se
describe la baja ingesta de alimentos fuentes de vitaminas y minerales, siendo
critico el insuficiente consumo de hierro ante la baja ingesta de carnes y derivados.
El objetivo primario de los programas de suplementación con hierro es el de
mejorar los depósitos de hierro corporales con el fin de disminuir las deficiencias
de hierro y prevenir la anemia en la población. Su utilización tiene doble ventaja:
su impacto a corto plazo y la focalización de la población objetivo. Esta es una
medida de salud pública, con alto componente de promoción de la salud que no
requiere la confirmación de deficiencia con pruebas de laboratorio sino que, se
implementa en toda la población de riesgo en dosis profilácticas.

Frente al proceso de suplementación con micronutrientes legalmente existen dos


normas que reglamentan esta actividad en los planes de beneficio de salud (Plan
Obligatorio de Salud POS y Plan de Atención Básica PAB), la resolución 412 del
2000 en donde se incluye el esquema de suplementación con calcio, hierro y acido
fólico a la población gestante y madre posparto; y la resolución Distrital 0657/98
que reglamenta para el D.C se cuenta con la estrategia de la suplementación con
vitamina A, acción que busca contribuir en la disminución de las enfermedades
respiratorias agudas en los niños y niñas menores de 5 años.

1.3 OBJETIVO GENERAL

Contribuir con la disminución de la prevalencia de deficiencia de hierro y anemia


en el ámbito escolar, mediante la desparasitacion y suplementación con hierro a
los niños y niñas menores de 12 años, con el fin de mejorar su estado nutricional y
capacidad de aprendizaje.

1.4 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1.4.1 Mejorar la absorción de hierro en los preescolares y escolares, mediante la


desparasitacion con Albendazol a los niños y niñas autorizados incluidos en
la estrategia de suplementación.
1.4.2 Suplementar con sulfato ferroso a los niños y niñas menores de 12 años
autorizados por sus padres y cuidadores dos veces al año de acuerdo al
esquema definido para la intervención extramural.
1.4.3 Contribuir a la prevención de las infecciones respiratorias agudas durante
los dos picos epidemiológicos de ERA mediante la suplementación con
vitamina A a los niños y niñas menores de 5 años preescolares de los
colegios Distritales.
1.4.4 Desarrollar acciones de información y sensibilización dirigidas a padres,
docentes y niños escolares con el fin de garantizar adherencia al proceso
de suplementación con hierro en el ámbito escolar.

1.5 METODOLOGÍA DEL TRABAJO

La suplementación con micronutrientes se define como una acción preventiva


extramural y en este sentido llevarla a cabo incluye actividades estandarizadas
ordenadas en tres fases:
1.5.1 Aislamiento institucional y transectorial: Definida como el conjunto de
acciones encaminadas a garantizar la gestión tanto al interior de la ESE
como con el sector educativo. Incluye el establecimiento del equipo de
trabajo, reconocimiento del interés, lectura de necesidades, reconocimiento
de acumulados y construcción de agendas y planes de trabajo con sentidos
compartidos.
1.5.2 Operativo de campo: Definido como el conjunto de procedimientos
extramurales desarrollados en forma ordenada, tendientes a garantizar la
entrega efectiva de los micronutrientes y el seguimiento de cada actividad
para asegurar la calidad y efectividad de la estrategia.
1.5.3 Sistematización de los procesos: Entendida como el proceso ordenado de
construcción de una nueva visión del trabajo y una nueva manera de tomar
conciencia sobre los cambios necesarios y constantes que devienen del
natural acontecer de las vivencias. La sistematización no es una narración
cronológica de los hechos, aunque este incluida en el proceso. Sistematizar
tampoco es contar o enumerar los cambios sufridos. Sistematizar es hacer
de las diferentes experiencias vividas por los protagonistas un crisol donde
se valoren sin prejuicios los diferentes enfoques y subjetividades, sin que se
hieran susceptibilidades. Es fomentar la tolerancia y desarrollar la
cooperación. Cuando se sistematiza, el producto es incorporar la
metodología al trabajo diario y el proceso se convierte entonces en una
constante. Por eso es importante documentar, para dejar constancia del
camino recorrido.

1.6 ACCIONES Y PRODUCTOS

En esta parte se muestran cuadros donde se indica la fase (anteriormente


nombradas), las acciones que incluye y el resultado o producto que se debe
obtener de cada una, son: alistamiento institucional, desarrollo del operativo de
campo, sistematización del proceso.

1.7 SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

Las acciones de seguimiento se establecerán en tres niveles:

1.7.1 Nivel Central SDS: incluye el seguimiento operativo y presupuestal por ESE
del desarrollo de la estrategia extramural de suplementación.
1.7.2 Nivel Central SED: incluye las actividades de acompañamiento y apoyo que
se generen desde la secretaria distrital de Educación encaminadas a fortalecer el
proceso de coordinación desde el Cadel y con los colegios.
1.7.3 Nivel local: incluye las acciones de seguimiento desde el componente de
gestión del ámbito para garantizar la articulación y correcto desarrollo de las
actividades que incluyen la estrategia extramural.

1.8 INDICADORES
1.8.1 PROCESO

• Numero de niños y niñas desparasitados / Total numero de niños y niñas


definidos en la meta por localidad.
• Numero de niños y niñas de cinco años con entrega efectiva de vitamina A /
Total numero de niños y niñas definidos en la meta por localidad.
• Numero de niños con adherencia efectiva en cada fase de suplementación /
Total numero de niños y niñas definidos en la meta por localidad.

1.8.2 RESULTADO

• Numero de niños y niñas de cinco años con esquema completo de


suplementación / Total numero de niños y niñas definidos en la meta por
localidad.