Sei sulla pagina 1di 3
Re c uperando e l Rol de l a Banca Púb lica la econo m
Re c uperando e l Rol de l a Banca Púb lica la econo m
Re c uperando e l Rol de l a Banca Púb lica la econo m

Rec uperando el Rol de la Banca Púb lica

la econo mía Argen tina de fin ales de lo s noventa,

continuo d eterioro de l ambiente

entidades f inancieras

y condujo

finalmente a las autor idades de e se entonce s, a impone r una serie de severas medidas d e excepción

a fin de e vitar la qui ebra masiv a del siste ma bancari o. La adop ción de dic has medid as, junto al

el agravam iento de la

colapso de

depresión económica y la decisi ón de conv ertir a mon eda domés tica, de ma nera difere ncial, a los

L a pro longada re cesión eco nómica de

combi nada a un a aguda sa lida de de pósitos pro ducto del

la liquide z de las

de pagos

macroecon ómico, afe ctó en for ma severa

la regla c ambiaria, l a cesación

de la deud a pública,

principale s activos y

pasivos

del sistem a financier o, llevó a

agravar la

crisis de

confianza,

impulsand o nuevas e intensas sa lidas de fo ndos.

 

Como con secuencia d e esto últi

mo, durante

los años p osteriores a

la crisis, la

banca arg entina tuvo

de operator ia que tení a previo al puede ver se la evolu ción de los

depósitos y préstamo s del Siste ma Financi ero Argent ino de dici embre de 2 000 al mis mo mes de

2007, la re lación pres tamos/dep ósitos recié n comenzó a normali zarse en 20 03 (74,8%), para llegar

65% (lo q ue demues tra que el

2000 a fin es de 2007,

crisis med iante, los d epósitos ha n crecido 1 37,6% (den tro de esto s, los de la banca púb lica, 571%),

últimos en

recuperars e luego del colapso.

mientras que los pr estamos 58 ,72%, lo c ual hace n otorio que

permiten cubrir la to talidad de

en diciem bre de 200 7 a ser del

65% de lo s depósito s bancarios

que hacer esfuerzos colapso. A l observar

para empe zar a restab lecer los v olúmenes

el cuadro

que se mu estra a con tinuación,

los presta

mos del Sis tema). Des de fines de

estos han

sido los

Ev olución de Depósitos y Préstamo s del Siste ma Financi ero Argent ino - (2000- 2007) en millo nes de peso s corrientes

 

Concepto

Dic-00

Dic-01

Di

c-02

Dic-0 3

Dic-04

Dic-05

D

ic-06

Dic-0 7

Depósitos

85.601

44.220

68

.079

90.99

1

114.649

134.828

16

8.841

203.3

86

Depósitos en el S. Público

7.204

950

8.

381

16.04

0

31.649

34.019

45

.410

48.33

9

Depósitos en el S. Público (%)

8,4%

2,1%

12

,3%

17,6%

27,6%

25,2%

26

,9%

23,8 %

Depósitos en el S. Privado

78.397

43.270

59

.698

74.95

1

83.000

100.809

12

3.431

155.0

47

Préstamos

83.277

77.351

84

.792

68.04

2

73.617

84.171

10

3.668

132.1

78

Préstamos/D epósitos (%)

97,3%

174,9%

12

4,5%

74,8%

64,2%

62,4%

61

,4%

65,0 %

Fuente: In forme sobre

Bancos de l BCRA. Di ciembre de 2007.

 

Se puede

depósitos dentro del Sistema Fin anciero, an tes y desp ués de la d evaluación. Antes del “corralito”,

“corralón” y de la pe sificación a simétrica e ra “vox pol uli” que un o debía de positar sus ahorros en

la banca

exterior, y que ante c ualquier pr oblema, est a iba a res ponder fren te al ahorri sta. Luego, los hechos

demostrar on todo lo contrario.

de los dep ósitos del

mes de 20 01, y porqu e post deva luación, co mienza a g anar partici pación en e l mercado hasta llegar

a tener el 2 3,4% de lo s depósitos de todo el

de 2000, pa sa a ser el 2,1% de lo s mismos e n el mismo

Y esto expli ca porque la banca pú blica de re presentar s olo el 8,4%

con el res paldo de l la banca m atriz en el

respecto a l rol de la banca públ ica en la c aptación de

observar, a demás, dos

privada int ernacional,

cuestiones

ya que es ta contaba

sistema en diciembre

sistema, a f ines del año

pasado.

Fue el Gob ierno de N éstor Kirc h ner el que t razó el
Fue el Gob ierno de N éstor Kirc h ner el que t razó el
Fue el Gob ierno de N éstor Kirc h ner el que t razó el

Fue el Gob ierno de N éstor Kirch ner el que t razó el cam ino de cam bio hacia u na forma

la econom ía con un

fortalecido

pequeñas y medianas

e entender

últimos a ños se han

otorgar cré ditos a p equeños e mprendedo res, micro,

al crédito b ancario. En Desarroll o Regional

Banco de la Nación Ar gentina tra bajaron de manera co ordinada p ara facilitar

rol del E stado más

activo. Es

así que d urante los

los prog ramas orie ntados a

empresas, que tienen serias dific ultades pa ra acceder

de

la

Pe queña

y

Mediana

E mpresa

y

este senti do, la Su bsecretaría

(SSEPyME yDR) y el

el crédito a l sector pri vado y ayu dar en el p roceso de r ecomposici ón de la inv ersión naci onal.

articuland o la banca

tradicional.

para desa rticular la

concentrac ión del cré dito en los grandes ce ntros urban os. Para lo grar estos o bjetivos, re quieren de

la banca p ública, vist a como una banca no c reada con e l objetivo p uramente especulativ o, sino más

de ciertos

sectores d e la socieda d. Es en lín ea con esta

lograr un a sociedad

bancarizad a debería, precisamen te, interven ir con fuer za en la eco nomía en t odos aquel los sectores

productiv os, que ne cesitan de l crédito

informalid ad de la e conomía,

inmediata.

veces no observamo s que otro s actores

solamente

entre los

bien, com o una ban ca de fom ento y des arrollo, qu e pueda re cuperar la

idea que l a President a en la pre sentación d e una línea

El Gobier no nacional

pública co n la priva da para lle gar a secto res de la

Actualmen te tambié n se está

actual ma nifestó cla ramente su

trabajando

en

una

postura d e continuar

población e xcluidos d el crédito

serie

de

estrategias

confianza

yo quiero

necesitan

de financi amiento p ara pymes,

en el Ban co Nación , decía: “si

y que

pasan a la

una

vez

que

del crédit o dejan la la bancari zación casi

formalidad . Y la for malidad es

Y esto pa sa en el se ctor labora l, en el sec tor product ivo, pero b bueno, en f in, muchas

políticos n o coincide n los disc ursos con de la econ omía tamb ién no coi nciden en

las accione s, también los objetivo s o en los

discursos

con las acci ones o las p olíticas con cretas”.

 

Desde el

Banco Naci ón se largó

el “Plan

de

acción 2 008”para i mpulsar el

financiami ento de las

empresas

pymes de

todas los s ectores ec onómicos c uya produ cción esté

destinada

al mercado

interno o

la exportac ión, orient ado a inver siones en

general (co n algunas

excepcione s como por

ejemplo la compra de

del crédito

que van d esde los 5 desembols o. Las tasas

en término . Básicame nte, la misi ón del pla n generar u na línea de

económico , bancariza ndo a la

sectores so ciales com prendidos e n los plane s del gobie rno naciona l.

inmuebles

rurales, el pago de h onorarios p rofesionale s, etc.). La modalidad

de capital-; con plazos

s de perío dos de gra cia a partir del último

sus cuotas

crédito qu e afiance e l desarrollo

es en peso s o en dól ares -depen diendo del origen de los bienes

a los 20 añ os y con h asta 6 mes

de interés estarán bo nificadas pa ra todos lo s clientes q ue cancelen

población y

a las Pym

es y brind ando asist encia finan ciera a los

economía

nacional p uedan acce der al fina nciamiento que necesit an para co ncretar sus planes de i nversión, a

económic a, las prop osiciones a

cuestiones

bancario; la capacidad del Estado

favor de

tasas y pl azos razon ables. Y qu e, por otro

Considera ndo que, s in lugar a

dudas, es

fundamen tal que to dos los sec tores de la

lado, des de la teoría

la interven ción estata l en el se ctor bancar io destaca n ciertas v entajas en

y solidez d el sistema

relacionad as a la sust ento de la seguridad

para miti gar alguna s de las f allas propi as del mer cado, por

ejemplo, f inanciando

proyectos

socialment e valiosos pero financ ieramente no rentable s; y la pro moción de l desarrollo

financiero

en zonas a isladas. En tonces, par ece razonab le darle un espacio a e ste tipo de institucion es que muy

bien podr ían no sól o mejorar

economía nacional, a ctualmente excluidos, sino tambié n facilitar

para limitar

varios sect ores de la

el acceso

al financia miento ba ncario de

una herram ienta más

la volatili d ad del em p leo al can a lizar el cré d
la volatili d ad del em p leo al can a lizar el cré d
la volatili d ad del em p leo al can a lizar el cré d

la volatilid ad del em pleo al cana lizar el crédito hacia sectores int ensivos en mano de obra, cuando la situació n así lo req uiera.