Sei sulla pagina 1di 3

1.- DEFINICIÓN DE FASCISMO

El término “fascismo” es, posiblemente, uno de los más utilizados en la terminología política e

histórica.El fascismo en sentido estricto nació en Italia ligado al movimiento político fundado por Benito Mussolini al acabar la Gran Guerra. El uso del término fascismo se extendió muy pronto para referirse a los movimientos totalitarios de extrema derecha que nacieron en el período de entreguerras en Europa. El ejemplo más relevante fue la versión alemana encabezada por Adolf Hitler, el nacionalsocialismo o nazismo. En España, la Falange y, en cierta medida, la dictadura de Franco tuvieron rasgos típicos del fascismo. Por extensión, y a veces incorrectamente, la palabra fascismo se utiliza para referirse a todo tipo de movimientos autoritarios de extrema derecha que han surgido en el mundo en épocas posteriores.

2.- CAUSAS DEL FASCISMO

Las causas que favorecieron la implantación de regímenes totalitarios fueron muy variadas. Entre ellas destacan las siguientes:

1) Desacuerdo con el Tratado de Versalles que dio fin a la Primera Guerra Mundial:

- Italia, a pesar de ser vencedor, no obtuvo los territorios que esperaba por su participación en la guerra: Dalmacia, Albania, Niza, Saboya, Córcega y Tunicia. Esto dio lugar al irredentismo (reivindicación de territorios habitados por italianos), que Mussolini hizo suyo.

-Alemania fue humillada en el Tratado de Versalles. Acusada de ser la causante de la guerra , le fueron arrebatados territorios, se redujo su ejército y se le impusieron fuertes reparaciones económicas.

La consecuencia es que en ambos países se formaron grupos ultranacionalistas compuestos en su

mayoría por excombatientes

2) Crisis económicas

En Italia el fin de la Primera Guerra Mundial provocó una grave crisis económica de la que se responsabilizó al sistema democrático y que generó una gran inestabilidad durante los años 20.

En Alemania la Gran Depresión de 1929 iniciada en EEUU afectó a Alemania especialmente. Las

deudas de guerra y el pago de las reparaciones provocaron una elevada inflación en este país, que tuvo que hacer frente a una dura crisis económica, caracterizada por la miseria y el paro .

Los gobiernos democráticos de Italia y Alemania fueron responsabilizados de la crisis por amplios sectores de la población, produciéndose distintos episodios de inestabilidad política.

La consecuencia es que la democracia dejó de ser considerada un sistema político viable.

3) Miedo a la revolución social

La crisis económica generó una fuerte tensión social. En Alemania e Italia la izquierda inició una

oleada de huelgas que, inspiradas por el ejemplo de la URSS, tenían fines revolucionarios. Desde la extrema derecha también se produjeron intentos de golpes de estado (como el Putsch de Munich). Los grupos radicales de izquierda y derecha se enfrentaban por el dominio de las calles.

A pesar de que todos estos movimientos fueron reprimidos, las clases ricas y conservadoras

temerosas ante la amenaza de una revolución comunista, comenzaron a financiar a los grupos

fascistas, los únicos que parecían capaces de frenar el auge del movimiento obrero a base de violencia. La consecuencia es que los fascistas obtuvieron respaldo político y económico, incrementando su fuerza.

3.- CARACTERÍSTICAS DEL FASCISMO El fascismo es un régimen totalitario de extrema derecha cuyos ejemplos más conocidos son el fascismo italiano y el nazismo alemán. Ambos comparten las siguientes características:

a) Sistema político autoritario (autocracia): El Estado concentra todo el poder y lo ejerce a través

de un lider carismático que es considerado infalible y al que se debe obediencia ciega. Se rechaza la

democracia, no hay libertades, ni pluralismo político pues sólo hay un partido. El Estado emplea la violencia y el terror para reprimir cualquier tipo de oposición. b) Control estatal de la economía y de la sociedad: El Estado se proclama antimarxista y anticapitalista, dirige la economía y adopta un modelo económico autárquico y planificado. El Estado pretende controlar absolutamente todos los detalles de la vida del individuo (educación, cultura, medios de comunicación

c) Rechazo de la igualdad social: El fascismo defiende la desigualdad social a todos los niveles:

en la Alemania

nazi Hitler sostuvo la superioridad de la raza aria y quiso eliminar a las consideradas inferiores,

como la judia o la gitana.

d) Pensamiento irracional: Defiende posturas como el fanatismo o la obediencia ciega, frente a la

tradición racionalista de la Ilustración.

e) Nacionalismo exacerbado: Se exalta la grandeza de la propia nación y se realizan reclamaciones

territoriales para dotarla de un espacio vital o crear un imperio. Se produce una identificación entre

hombres sobre mujeres, militares sobre civiles, miembros del partido sobre el resto

la nación, el partido y el líder carismático.El lema del Reich Aleman: “Ein Reich, Ein Volk, Ein Fürher” ( Un Imperio, un pueblo, un lider) es un buen ejemplo de este concepto. f) Autoritarismo y militarismo: Se defienden la fuerza y la guerra como instrumentos de poder y

prestigio de los pueblos. La sociedad se militariza (Camisas negras, Juventudes Hitlerianas, etc.)

g) Uso de la propaganda y el terror: El estado controla y difunde la ideología fascista mediante la

propaganda, la censura de los medios de comunicación , y ejerce el terrorismo de estado mediante la represión policial.

4.- EL FASCISMO ITALIANO

El fascismo surgió en Italia en torno al periodista Benito Mussolini. El término proviene de la organización política paramilitar fundada por Mussoli en 1919, los “Fascios di combatimento”, también conocidos como “camisas negras”, conocidos por enfrentarse violentamente contra los izquierdistas. En 1921 Mussolini fundó el Partido Nacional Fascista, el cual fue bien recibido por las clases conservadoras (pequeña burguesía, grandes propietarios agrícolas) y el propio rey Victor Manuel III. En 1922 la intervención de los fascistas fue capaz de frenar las huelgas obreras, lo que llevó a Mussolini a reclamar el poder. Para presionar al gobierno, organizó una Marcha sobre Roma al frente de 30.000 camisas negras; tras ella, logró que el rey le encargase la formación de un nuevo gobierno. Cuando accedió al poder, se proclamo Duce e inició un proceso de represión contra la izquierda que le permitió ganar las elecciones de 1924. Tras las mismas implantó una dictadura fascista totalitaria, en la que se prohibieron los partidos políticos, las huelgas y se restringieron las libertades.

5.- EL NAZISMO ALEMÁN

Tras la Primera Guerra Mundial se instauró en Alemania una sistema democrático de tipo liberal (república de Weimar). Este sistema se veía amenazado por tres circunstancias: a)la crisis económica derivada del pago de las reparaciones de guerra impuestas por el Tratado de Versalles a Alemania, b)el sentimiento de humillación adquirido tras la derrota alemana, que se convirtió en ultranacionalismo y c) las tensiones sociales derivadas de la acción de los grupos extremistas de izquierda y derecha.

El nazismo surgió en Alemania en torno al NSDAP (Partido Nacional Socialista de los Trabajadores de Alemania o Partido Nazi), fundado en 1920 y dirigido por Adolf Hitler, quien en 1923 promovió un golpe de estado (Pustch de Munich) contra la república de Weimar. Tras el fracaso de la intentona, Hitler fue encarcelado y el partido Nazi se convirtió en minoritario.

Pero la crisis económica desatada en EEUU en 1929 afectó especialmente a Alemania, puesto que dependía de los créditos americanos para poder hacer frente al pago de las reparaciones de guerra. Esta situación agudizó la penosa situación del país, y fue el campo abonado para que las propuestas nazis comenzaran a calar en la población. Al igual que en Italia, el discurso demagógico y su capacidad para frenar la inestabilidad política hicieron que el Partido Nazi obtuviera el apoyo de los grupos conservadores.

En 1933, tras ser el partido más votado en las elecciones, Hitler fue nombrado canciller. Ese mismo año, el incendio del parlamento alemán (Reichstag) fue usado por Hitler como excusa para poner fin a la república de Weimar y proclamar el III Reich alemán. Hitler implantó una ferrea dictadura y llevó a cabo una política militarista y agresiva basada en el rechazo del Tratado de Versalles y el programa nazi enunciado en su libro “Mi Lucha”. Esta política condujo a la Segunda Guerra Mundial.

5.1 CARACTERÍSTICAS DEL III REICH ALEMÁN

Monopolio nazi del poder: Hitler ejerce una dictadura autocrática reuniendo en su persona todos los poderes del estado. El único partido permitido es el nazi. Se prohíben el pluralismo político y los sindicatos, se acaba con la independencia de los jueces y se depura la administración.

Nazificación de la sociedad: La cultura, la educación y el arte se pondrán al servicio de la difusión de la ideología nazi basada en la superioridad aria. Se prestará especial atención al adoctrinamiento de los jóvenes con la creación de las “Juventudes Hitlerianas”.

Régimen de Terror: Creación de un estado policial, controlado por las SS y la Gestapo. Se promulgan las Leyes de Nuremberg (1938) contra los judios, y se ejecutan acciones represivas contra ese colectivo (Noche de los Cristales Rotos, 1938). Se crean los primeros campos de concentración.

Autarquía económica y rearme: El nazismo desarrolla una política económica basada en el principio de que Alemania debe ser autosuficiente. Para ello ejerció un fuerte dirigismo económico, priorizando la industria de armamento y la creación de grandes obras públicas para acabar con el paro.

Política militarista: Hitler implantó el servicio militar obligatorio y creó un nuevo ejército (Wehrmacht) y aviación (Luftwaffe). Con estos medios Hitler se sintió preparado para la creación de un gran imperio basado en su tesis del “espacio vital”, iniciando una política exterior agresiva que desembocaría en la Segunda Guerra Mundial.