Sei sulla pagina 1di 176
Routes CR 39 Bajo la dirección de Jean-Luc Delorme Manual LPC de ayuda en la

Routes

CR 39

Bajo la dirección de Jean-Luc Delorme

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Encuestas y Laboratorio de Investigación de Puentes y Caminos

2

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Grupo de trabajo RST “Formulación de mezclas bituminosas en caliente”

Bajo la dirección de Jean-Luc DELORME

Julio 2005

Bajo la dirección de Jean-Luc DELORME Julio 2005 Laboratoire Central des Ponts et Chaussées 58, bd

Laboratoire Central des Ponts et Chaussées 58, bd Lefebvre, F 75732 Paris Cedex 15

2

Jean-Luc Delorme Laboratorio Regional del Este Parisino

Esta guía se ha establecido, siguiendo con base en documentos y con la participación del grupo de trabajo « Formulation des enrobés à chaud », dirigido por Jean-Luc DELORME

Yves BROSSEAUD, Laboratoire Central des Ponts et Chaussées Yves GANGA, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées de Clermont-Ferrand René HIERNAUX, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées de Saint-Quentin Jean-François LAFON, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées de Toulouse Francis MOUTIER, Laboratoire Central des Ponts et Chaussées Claude ROGER, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées de Strasbourg Patrick VAN GREVENYNGHE, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées d’Aix-en-Provence

Y la colaboración de:

Chantal DE LA ROCHE, Laboratoire Central des Ponts et Chaussées Florence PERNOT, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées de l’Est Parisien François TRAVERS, Laboratoire Central des Ponts et Chaussées Louisette WENDLING, Laboratoire régional des Ponts et Chaussées d’Autun

Prefacio de Jean-Michel PIAU, Director Técnico, Laboratoire Central des Ponts et Chaussées

Para adquirir esta obra:

Laboratoire Central des Ponts et Chaussées DISTC – Section Diffusion 58, boulevard Lefebvre, F 75732 Paris Cedex 15 Téléphone: 01 40 43 50 20 – Télécopie: 01 40 43 54 95

O en el Servidor de Internet LCPC: http://www.lcpc.fr

Precio:

30 HT (Costo)

Este documento es propiedad del “Laboratoire Central des Ponts et Chaussées” y no puede ser reproducido, aún parcialmente, sin la autorización de su Director general (o de sus representantes autorizados)

© 2006 – LCPC

ISSN 1160-9761

3

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Prefacio

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Jean-Michel PIAU

Este manual está destinado a poner en orden y explicitar los conocimientos de la Red Científica y Técnica de infraestructura (RST), en materia de formulación de mezclas bituminosas en caliente.

Describe al mismo tiempo:

El método de formulación de hormigones bituminosos utilizado por la Red.

Las reglas y la experiencia que se aporta en los estudios de formulación, con el fin de obtener de manera eficiente los materiales que correspondan a un conjunto de especificaciones predefinidas.

Este documento ha sido elaborado esencialmente con el propósito pedagógico de transmitir conocimiento y unificar los métodos en los diferentes Laboratorios de Ponts et Chaussées.

Se desea que en un plazo relativamente corto, pueda ser enriquecido con la contribución de empresas y que sirva de base para la redacción de un “Método Francés de formulación de materiales viales”, cubriendo al mismo tiempo las técnicas de puesta en obra en nuestro territorio y que pueda ser compartido con nuestros colegas europeos e internacionales.

A modo de introducción, nos parece útil recordar los principales objetivos de los métodos de formulación y explicitar los principales ingredientes sobre la base de un formalismo mínimo. Será así, más fácil de asimilar los largos y complejos procesos, usualmente implícitos de elaboración de estos métodos y de comprender la diversidad de los métodos desarrollados en el mundo. La puesta en evidencia de los retos y del largo campo de posibilidades a explorar, justifica de otra parte, los permanentes esfuerzos de investigación para mejorar y optimizar los métodos de formulación.

Con el mismo espíritu, se hacen algunas consideraciones sobre otra faceta de la formulación, que concierne los estudios de formulación propiamente dichos.

Los objetivos de un método de formulación de materiales viales en laboratorio son principalmente de tres órdenes. Se trata, en primer lugar, de obtener y proponer materiales:

-Aptos para ser puestos correctamente en .obra durante la construcción -Aptos para resistir a las solicitaciones durante la construcción de la obra -Aptos para satisfacer las exigencias de durabilidad estructural o de calidad funcional de los pavimentos, establecidas por los directores de obra.

La calidad y la pertinencia de los métodos de formulación condicionan entonces la seguridad en la operación de la infraestructura, su durabilidad y sus costos de mantenimiento. Pero son igualmente, herramientas valiosas para la innovación, que dan lineamientos en la elaboración y mejoramiento de materiales, proporcionando medios rápidos y de relativamente bajo costo, para evaluar su comportamiento.

La elaboración de un método de formulación resulta de un proceso largo y complejo, que necesita de numerosos ajustes entre el trabajo en campo y las determinaciones de laboratorio y mas

4

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

precisamente en el contexto de los métodos de dimensionamiento de pavimentos y de clasificación y normalización de productos.

Los métodos de formulación se fundamentan en tres pilares principales, fuertemente unidos e interdependientes. El primero concierne al conjunto P de propiedades físicas, químicas y mecánicas consideradas como necesarias y suficientes para establecer la aptitud de los constituyentes y de las mezclas para conformar materiales viales. El segundo es el conjunto E de ensayos y métodos de ensayo, utilizados para medir esas propiedades. El tercero es el conjunto V de valores límites a alcanzar o a no pasar, en función de la propiedades requeridas por la obra durante su vida útil, que son parte de las especificaciones de los directores de obra.

En el primer conjunto es importante especificar las magnitudes Pc y Pm.

Pc

aplicadas a los constituyentes

Pm

aplicadas a las mezclas.

En las últimas, se hace la distinción entre las magnitudes Pv de tipo volumétrico tales como el módulo de riqueza y el contenido de vacíos, etc., y las magnitudes mecánicas o físicas de comportamiento, Pf, de tipo empírico o intrínsecas tales como la resistencia al ahuellamiento, resistencia a la fatiga, módulo de rigidez, etc.

Históricamente, los métodos originalmente se apoyaron principalmente en las propiedades de tipo Pc y Pv, para establecer reglas directas y operacionales de formulación. Estos métodos se conocen como de “receta”.

Los métodos progresaron luego, sin abandonar completamente los primeros, a integrar un número creciente de magnitudes de comportamiento, mas cerca de propiedades directamente representativas del comportamiento de materiales en las obras, pero más complicadas, difíciles de evaluar y de tomar en cuenta en los estudios de formulación.

Hoy en día, la importancia creciente de las técnicas de reciclaje o de reutilización de los materiales de construcción y del mantenimiento vial, que multiplican la diversidad de los constituyentes, refuerzan la necesidad de contar con un método de formulación fundamentado en comportamiento trabajado directamente sobre las mezclas.

La selección de los ensayos y métodos de ensayo E, asociados a la medida de los parámetros P, ofrece un gran número de grados de libertad en la determinación de los métodos de formulación. Es así que el conjunto E incluye la selección de los métodos de preparación de probetas o muestras de prueba que difieren usualmente de un país a otro 1 . Hay que resaltar sin embargo, que para las propiedades P relevantes de la norma Europea, una etapa importante se superó recientemente imponiendo ensayos y métodos de ensayo únicos 2 .

La tercera ventana del edificio son los valores admisibles V asociados a las variables P, teniendo en cuenta los ensayos retenidos E y del uso que se le vaya a dar a los materiales. Esta selección

es

una amplia pregunta en si misma. En general resultado de una referencia adquirida en el tiempo

y

basada en la confrontación de observaciones de campo y métodos de dimensionamiento. Para

los materiales normalizados, el conjunto V se estructura en clases de materiales que reagrupan, de

manera homogénea y coherente, las especificaciones deseadas sobre las diferentes variables del

1 Ejemplo: se pueden distinguir según el país cuatro grandes métodos de preparación de probetas: por compactador de placas, por compactación en cizallamiento giratorio (PCG), por compactación por impacto o por vibración. 2 Para un cierto número de propiedades para las que los ensayos correspondientes se juzgan equivalentes.

5

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

conjunto P. El empleo de productos normalizados permite simplificar el trabajo de los directores de obra.

Señalemos finalmente aquí, que según las necesidades precisas de los estudios de formulación 3 , se definen varios niveles de aplicación total o parcial de los métodos, correspondiente a la puesta en obra de los subconjuntos {P’, E’, V’} tomados de la tripleta {P;E;V}.

1. Ejemplo: Se pueden distinguir cuatro métodos de preparación de probetas de ensayo; con compactador de placas, con compactador giratorio, con compactación por impactos o por vibración.

2. Además de un cierto número de propiedades para las cuales los ensayos correspondientes son considerados equivalentes.

3. Formulación de un nuevo material, verificación periódica de la fórmula

Los estudios de formulación se enmarcan dentro de los métodos de formulación. Los cuales pretenden generalmente, obtener materiales que satisfagan un conjunto de especificaciones establecidas por el director de obra, combinando las variables de formulación de mezclas de las que dispone la empresa encargada de la obra.

En el caso de la formulación de una nueva mezcla asfáltica en caliente, el conjunto F de los grados de libertad del encargado de la formulación trabaja principalmente sobre:

- La selección de la fase mineral de la mezcla (relleno, arenas, gravas), en función de las exigencias y del lugar de la obra.

- La selección del ligante (naturaleza, consistencia)

- La inclusión eventual de aditivos (ejemplo, mejorador de adherencia)

- La selección de la distribución granulométrica

- El contenido de ligante en la mezcla

Simbólicamente, un problema de formulación corresponde a resolver el programa:

Encontrar F tal que P(F,E) є V

Donde:

F =

Valores de los parámetros de formulación

E=

Ensayos y métodos de ensayos utilizados (comprende la fabricación de probetas)

V =

Intervalos (eventualmente semi-infinitos) de comportamiento requerido

P(F,E)=

Respuestas del material, formuladas siguiendo los valores F, en ensayos E.

El arte del formulador consiste en minimizar el número de ensayos de laboratorio (Es decir, el número de formulas ensayadas) que permitan resolver el problema. Su “saber hacer”, está en gran parte implícita, basada en una larga experiencia personal y un conocimiento profundo de los materiales viales y de su sensibilidad cualitativa (a veces también cuantitativa) a los parámetros de formulación.

Pero la mayoría de las reglas, entre las cuales algunas han sido establecidas en planes de

experiencia multifactoriales

, son hoy en día explícitas y permiten un aprendizaje acelerado del

oficio de formulador. Precisamente en el contenido de este documento se encuentran esas reglas.

4

3 Formulación de un nuevo material, verificación periódica de la fórmula, … 4 Ejemplo: estudio del RST llamado “Plan plurianual sobre la fatiga de mezclas bituminosas”

6

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Por el contrario, las técnicas mismas de resolución de problemas de formulación, que los formuladores practican, aún hoy en día permanecen implícitas.

Retomando el formalismo índice, se puede simplemente estipular que ellas se fundamentan en métodos iterativos de “gradiente” basados en el conocimiento cualitativo 5 , vista cuantitativa de la

matriz de sensibilidad

P F

(

,

E

) , permitiendo corregir los parámetros de formulación en el

F

sentido de una disminución de la desviación entre el valor P(F,E) actual y el intervalo objetivo V. Es necesario que sea este uno de los caminos a seguir en el desarrollo de programas de computador que ayuden a la formulación.

4. Estudio del RST “Plan pluriannuel sur la fatigue des enrobés bitumineux”

5. El conocimiento cualitativo de la matriz de sensibilidad

P

F

es antes que todo del signo

algebraico de sus componentes. Ella puede ampliarse más allá al conocimiento de sus órdenes de magnitud.

5 El conocimiento cualitativo de la matriz de sensibilidad

puede extenderse más allá de sus órdenes de magnitud.

P revela ante todo el signo algebraico de sus componentes. El

F

7

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

TABLA DE CONTENIDO

1 GENERALIDADES – FUNDAMENTO DEL MÉTODO

16

1.1

Introducción

16

1.1.1 Los diferentes métodos de formulación

16

1.1.2 El ensayo de formulación aplicado en Francia

18

1.2 Presentación del documento

18

1.3 Los ensayos utilizados

19

1.3.1 La Prensa de Cizallamiento Giratorio

19

1.3.2 Sensibilidad al agua

20

1.3.3 El ensayo de Ahuellamiento

21

1.3.4 Los ensayos de módulo

22

1.3.5 La resistencia a la fatiga

23

1.4

Generalidades sobre los constituyentes de las mezclas bituminosas

23

1.4.1 El agregado

23

1.4.2 El ligante

24

1.4.3 Los aditivos

27

1.5

Definiciones y relaciones útiles para un ensayo de formulación

30

1.5.1 Contenido de ligante

30

1.5.2 Módulo de riqueza K [Duriez, 1950]

30

1.5.3 Porcentaje de vacíos o Compacidad

31

2 ENSAYO DE FORMULACIÓN DE LOS HOMIGONES BITUMINOSOS

36

2.1

PRESCRIPCIÓN RELATIVA A LOS CONSTITUYENTES

38

2.1.1 Especificaciones sobre el relleno de aportación

38

2.1.2 Especificaciones sobre los agregados finos de la mezcla

38

2.1.3 Especificaciones sobre las

39

2.1.4 Especificaciones sobre las gravillas

40

2.1.5 Especificaciones sobre los aditivos

42

2.1.6 Especificaciones sobre los ligantes

43

2.1.7 Especificaciones sobre los agregados

43

2.2

Especificaciones sobre la composición de la mezcla

46

2.2.1 Curvas granulométricas

46

2.2.2 Contenido de bitumen y Módulo de riqueza

46

2.3

Preparación de las muestras de ensayo

48

2.3.1

Medida de masas volumétricas

48

8

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

2.3.2 Procedimiento de recalentamiento y de incorporación de los agregados de

 

hormigones bituminosos

49

2.3.3

Mezclado

49

2.3.4

Compactación de las muestras de ensayo

49

2.3.5

Aserrado y pegado de las probetas

50

2.3.6

Conservación de las probetas

50

2.3.7

Porcentaje de vacíos de las probetas

50

2.4

Ejecución del Estudio de formulación

51

2.4.1

Elección del nivel del estudio de formulación

51

2.4.2

Nivel

1

51

2.4.3

Nivel

2

53

2.4.4

Nivel

3

54

2.4.5

Nivel

4

55

2.4.6

Ensayos Complementarios

56

2.5

Comprobación de fórmula

56

2.6

Duración de una prueba de formulación y cantidad necesaria de materiales

57

2.7

Resumen de las características y de los métodos de ensayo

58

2.7.1

Hormigones bituminosos

58

2.7.2

Hormigones bituminosos muy delgados

61

2.7.3

Hormigones bituminosos suaves

63

2.7.4

Hot Rolled Asphalt

63

2.7.5

Stone Mastic Asphalt

64

2.7.6

Hormigones bituminosos drenantes

66

3

PUESTO A PUNTO DE LAS MEZCLAS

67

3.1

Selección de los componentes

68

3.1.1

Agregados

68

3.1.2

Ligante

74

3.1.3

Aditivos

77

3.2

Relaciones entre propiedades de los ligantes y propiedades de los hormigones

bituminosos

 

78

3.2.1 Penetración y temperatura de anillo y bola

78

3.2.2 Criterio SHRP

79

3.2.3 Origen del bitumen

79

3.3

Composición inicial por tipo de mEZCLA

80

3.3.1 Gravas bituminosas y mezclas de alto módulo – EB-GB y EB-EME

80

3.3.2 Hormigones gruesos para capas de rodamiento o intermedias – EB-BBSG, EB-BBS,

EB-BBME

84

9

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

3.3.3 Hormigones bituminosos drenantes – BBDr

87

3.3.4 Hormigones bituminosos delgados – EB-BBM, BBTM, BBUM (UTLAC)

89

3.3.5 Stone Mastic Asphalt – SMA

92

3.4

Ajuste de composición

93

3.4.1 Efecto de las variables (generalidades)

93

3.4.2 Efecto de la dimensión D

93

3.4.3 Efecto de las proporciones granulares

94

3.4.4 Discontinuidad

94

3.4.5 Incorporación de material rodado

94

3.4.6 Porcentaje de finos

95

3.4.7 Porcentaje de bitumen

95

3.5

Estudio de compactibilidad en la PCG

95

3.5.1 Generalidades

95

3.5.2 Porcentaje de vacíos en función del número de giros

96

3.5.3 Porcentaje de vacíos a un número dado de giros

96

3.5.4 Porcentaje de vacíos a 10 giros: v 10

97

3.5.5 Porcentaje de vacíos a 1 giros: v 1

98

3.5.6 Pendiente K1

98

3.5.7 Pseudo esfuerzo de cizalladura τ

99

3.5.8 Exactitud del ensayo

100

3.5.9 Corrección de composición de la mezcla

100

3.6

Comportamiento de la mezcla

104

3.6.1 Resistencia a las deformaciones permanentes en la máquina de Ahuellamiento LPC

104

3.6.2 Ensayo Duriez

107

3.6.3 Módulo

109

3.6.4 Fatiga

114

3.6.5 Textura

115

3.6.6 Ensayos anexos

116

3.7

Recomendaciones de los expertos

116

3.7.1 Efecto de los factores de formulación – Síntesis

116

3.7.2 Astucias prácticas del formulador

118

4 RELACIONES ENTRE LOS RESULTADOS DE LABORATORIO Y LOS RESULTADOS DE

OBRA

118

4.1

Porcentaje de vacíos medido en la Prensa de Cizallamiento Giratorio

119

4.1.1

Objetivo del experimento

119

10

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

4.1.2 Resultados

121

4.1.3 Comentarios

123

4.2

Ensayo de ahuellamiento LPC

124

4.2.1 Los estudios realizados en Francia

124

4.2.2 Estudio en Colorado

126

4.2.3 Clasificación del comportamiento al ahuellamiento de los hormigones bituminosos 127

 

4.3

Ensayo de módulo

127

4.3.1 Objetivo y modalidades de realización del experimento

127

4.3.2 Los resultados

128

4.4

Ensayo de Fatiga

130

4.4.1 Objetivo y modalidades de realización del experimento

130

4.4.2 Los resultados obtenidos

131

4.5

Conclusiones

132

5

CONCLUSION

134

11

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

LISTA DE FIGURAS

Figura 1. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc tipo 2

20

Figura 2. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc tipo 3

20

Figura 3. Ahuellador Modelo

21

Figura 4. Detalle de la medida de profundidad de

21

Figura 5. Máquina de ensayos de módulo complejo mlpc

22

Figura 6. Ajuste del medidor de desplazamiento

22

Figura 7. Máquina de ensayos reológicos

22

Figura 8. Montaje de

22

Figura 9. Ensayo de fatiga en flexión de dos puntos sobre probetas

23

Figura 10. Vista del frente de

23

Figura 11. Trituración -

23

Figura 12. Ensayo de

27

Figura 13. Ensayo de temperatura de Anillo y

27

Figura 14. Ejemplo de extracción en el lago Trinidad (Venezuela)

29

Figure 15. Ejemplo de mezclas bituminosas coloreadas

30

Figura 16. Aproximación volumétrica de una

33

Figura 17. Vacíos comunicantes, no comunicantes y oclusos

33

Figura 18. Resumen de los niveles del estudio de formulación

51

Figura 19. Ahuellador de modelo pequeño en el

66

Figura 20. Corte de una

80

Figura 21. Corte de un Concreto Bituminoso Semi-Granulado (EB-BBSG)

84

Figura 22. Aspecto de la superficie de un Concreto Bituminoso Semi-granulado (EB-

84

Figura 23. Corte de un Concreto Bituminoso Drenante

87

Figura 24. Aspecto de la superficie de un Concreto Bituminoso Drenante

87

Figura 25. Corte de un Concreto Bituminoso Delgado

89

Figure 26. Aspecto de la superficie de un Concreto Bituminoso Delgado

89

Figure 27. Corte de un Stone Mastic Asphalt –

92

Figure 28. Aspecto de la superficie de un Stone Mastic Asphalt – SMA

92

Figure 29. Nomograma de cálculo del módulo de rigidez de mezclas

112

Figura 30. Ejemplo de variabilidad de porcentaje de vacío PCG obtenida sobre

121

Figura 31. Carrusel de fatiga del LCPC

124

Figura 32. Los Resultados de ahuellamiento LPC - Estudio de ahuellamiento en laboratorio

125

Figura 33. Resultados de ahuellamiento LPC - Estudio de ahuellamiento sobre mezclas

fabricadas en planta

Figura 34. Comportamiento de mezclas en el carrusel de ensayos del LCPC, evolución de

125

los ahuellamientos bajo una rueda simple ancha (F=42,5 kN V=40

125

Figure 35. Extracción de núcleos in situ

128

Figure 36. Aserrado in

128

Figura 37. Variabilidad del módulo sobre muestras tomadas in situ (obra

128

Figura 38. Variabilidad del módulo sobre muestra tomada in situ (obra

129

Figura 39. Relación Laboratorio - Obra - Módulo a 15 °C (0,02 segundos, 10 Hz)

130

12

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Figura 40. Síntesis de los resultados de fatiga según las diferentes modalidades de preparación de las muestras (estudio previo, comprobación en laboratorio, muestras en

sitio)

131

13

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

TABLAS

Tabla 1- Características usuales de fillers para hormigones bituminosos

38

Tabla 2- Especificación sobre los agregados finos de la arena o en su defecto sobre los agregados finos de la mezcla

39

Tabla 3- Características mínimas de las gravillas,

41

Tabla 4- Valor de D admitido en función del tipo de mezcla

42

Tabla 5 - Características de los agregados en función de su reutilización

45

Tabla 6- Especificaciones en el tamiz de 2 mm

46

Tabla 7- Valores mínimos de contenido de bitumen y de módulo de riqueza

47

Tabla 8- Características de las probetas

50

Tabla 9- Especificaciones relativas al porcentaje de vacíos

52

Tabla 10- Especificaciones relativas a la sensibilidad al agua

53

Tabla 11- Especificaciones relativas a la prueba de ahuellamiento

54

Tabla 12- Especificaciones relativas al módulo

55

Tabla 13. Especificaciones relativas a la resistencia a la fatiga

55

Tabla 14- Prueba de formulación

57

Tabla 15- Tipos de ensayos para mezclas bituminosas

58

Tabla 16- Tipo de ensayos para los hormigones bituminosos muy delgados

61

Tabla 17- Tipo de ensayos para los hormigones bituminosos suaves

63

Tabla 18- Tipo de ensayos para Hot Rolled Asphalt

63

Tabla 19- Tipo de ensayos para Stone Mastic Asphalt

64

Tabla 20- Tipo de ensayos para los hormigones bituminosos drenantes

66

Tabla 21- Grado de bitumen recomendado por tipo de mezcla

75

Tabla 22- Curva granulométrica de inicio de EB-GB y EB-EME EB20 o EB14

82

Tabla 23- Curva granulométrica de inicio EB-EME 0/10

82

Tabla 24. Contenido de ligante de inicio (Módulo de riqueza) para EB-GB y EB-EME

82

Tabla 25- Curva granulométrica de inicio EB-BBSG, EB-BBS, EB-BBME

86

Tabla 26- Contenido de ligante de inicio (Módulo de riqueza) EB-BBSG, EB-BBME, EB- BBS

86

Tabla 27- Curva granulométrica de inicio de BBDr

88

Tabla 28- Contenido de ligante (Módulo de riqueza) de inicio para los BBDr

89

Tabla 29- Curva granulométrica de inicio de BBM, BBTM

90

Tabla 30 - Contenido de ligante de inicio EB-BBM, BBTM, BBUM

91

Tabla 31- Curva granulométrica de inicio de SMA

92

Tabla 32- Contenido de ligante de inicio de SMA

93

Tabla 33- Efecto de la composición sobre los resultados del ensayo

103

Tabla 34- Ajuste de composición para corregir los resultados

103

Tabla 35- Efectos de los factores de formulación sobre el % de ahuellamiento

106

Tabla 36- Opinión de expertos - Mejoramiento de la resistencia al ahuellamiento

107

Tabla 37- Valores usuales de R (MPa)

108

Tabla 38- Opinión de expertos - Ajuste de los resultados del ensayo Duriez

109

Tabla 39- Relación fatiga-pérdida de linealidad

114

Tabla 40- Ajuste de la profundidad media de textura Tabla 41- Recomendaciones de expertos – Puesta a punto de mezclas [para un tipo de

116

hormigón bituminoso]

14

116

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Tabla 42- Condiciones de obra

Tabla 43- Porcentaje de vacíos - Comparación laboratorio PCG (estudio, comprobación)

122

Tabla 44- Comparación entre comportamiento en terreno de los hormigones bituminosos y

obra (PCG, medida de MVA por gamma densímetro)

120

el criterio de aceptación o rechazo según las especificaciones francesas

126

Tabla 45 - Valores de repetibilidad y reproducibilidad de los ensayos

153

15

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1

GENERALIDADES – FUNDAMENTO DEL MÉTODO

1.1

INTRODUCCIÓN

1.1.1

Los diferentes métodos de formulación

Los métodos de formulación de hormigones bituminosos se han desarrollado en el curso de los últimos cuarenta años como respuesta a la evolución de diferentes exigencias. En efecto, el aumento de las solicitaciones debidas al tránsito de vehículos, el tener en cuenta la seguridad, el confort, la durabilidad, el mantenimiento, las molestias a los usuarios, en condiciones climáticas y en un contexto técnico dados (concepción y dimensionamiento de capas de pavimentos), ha hecho cada vez más compleja, la formulación de materiales. La formulación de mezclas bituminosas es delicada porque corrientemente el mejoramiento de una característica por el cambio en la composición va a influir desfavorablemente en otra característica. Es bien conocido por ejemplo que el aumento del contenido de ligante es benéfico para la resistencia a la fatiga, pero nefasto para la resistencia al ahuellamiento.

Las propiedades que se buscan en un material bituminoso dependen de la capa en la cual se emplea. Así, para las capas de base en las que su papel es repartir las cargas sobre el suelo de soporte sin producir deformación excesiva, la mezcla debe ser rígida, resistente a la fatiga, resistente a las deformaciones permanentes y relativamente compacta. Para una capa de rodamiento, directamente en contacto con el tráfico y las agresiones climáticas, el énfasis se hace en la durabilidad con una buena resistencia a la acción del agua, en la resistencia a las deformaciones permanentes pero sobretodo en la búsqueda de características de superficie (rugosidad, ruido de rodamiento, fotometría, etc.). En otras palabras, según el caso la mezcla de capa de rodamiento debe ser suficientemente compacta para proteger las capas inferiores de la infiltración de agua, o bien suficientemente abierta para permitir el drenaje del agua. Las características buscadas son diversas y frecuentemente contradictorias.

La manera de abordar esta problemática es variada y depende fuertemente del contexto local. Un estado del arte de la formulación en diversos países, se ha establecido en el marco del comité técnico RILEM Rilem report 17, 1998 y permitió distinguir seis métodos de formulación:

1. Por receta

2. Por ensayos empíricos

3. Por cálculos analíticos

4. Volumétricos

5. Por ensayos ligados a las propiedades

6. Por ensayos fundamentales

El método por receta se apoya en la experiencia local. Una composición conocida que ha mostrado resultados satisfactorios en condiciones conocidas por largos periodos de tiempo, es reproducida. La aplicación de estas recetas es a veces acompañada de ensayos provenientes de métodos empíricos.

El método más conocido, empleando ensayos empíricos, es el método Marshall. (ASTM DI-559- 60T). Las probetas son compactadas según modos de operación fijados y los resultados de ensayos mecánicos son relacionados con comportamientos observados en campo.

16

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

El método analítico se fundamenta en las propiedades de los constituyentes y en el modelamiento de la mezcla para calcular el porcentaje de vacíos y estimar el comportamiento del material. Este método ha sido principalmente desarrollado en Bélgica.

El método volumétrico consiste en deducir las proporciones respectivas expresadas en volumen, del esqueleto granular, del ligante y del volumen disponible (porcentaje de vacíos) de una probeta compactada en condiciones establecidas y el comportamiento del hormigón sin realizar necesariamente ensayos mecánicos complementarios.

El método por ensayos ligados a las propiedades, hace referencia a ensayos de simulación en relación directa con la propiedad buscada, es el caso del ensayo de ahuellamiento como una simulación del tránsito de vehículos.

El método llamado fundamental comprende ensayos en los que el resultado es directamente utilizable como dato de entrada en modelos de dimensionamiento. Se trata particularmente de valores de módulo dinámico o de resistencia a la fatiga.

La normalización europea de las mezclas bituminosas en caliente ha formalizado y sintetizado los principios de esta clasificación distinguiendo dos métodos: el método “empírico” y el método “fundamental”.

El método empírico comprende una fase de receta (más o menos desarrollado), una fase volumétrica, una fase de ensayos empíricos y el caso correspondiente de ensayos asociados.

El método fundamental comprende una fase de receta reducida, una fase volumétrica, ensayos asociados y ensayos fundamentales.

Los dos métodos se apoyan también una parte descriptiva de las características de los constituyentes, especialmente de los agregados granulares, porque los ensayos fundamentales no son aún suficientes para satisfacer las exigencias buscadas.

La formulación es realizada sobre materiales fabricados en laboratorio o directamente obtenidos por fabricación en una planta de mezclas.

Bajo el término formulación de materiales, dos fases pueden distinguirse: El ensayo de formulación y la puesta a punto de la fórmula. El ensayo de formulación es en general formalizado porque sirve frecuentemente como base en las relaciones contractuales, en tanto que la puesta a punto de la fórmula depende de la experiencia del formulador.

La normalización europea distingue claramente el ensayo de formulación que pertenece al dominio marcado CE de la puesta a punto de la fórmula no codificada.

Algunos métodos de formulación comprenden a la vez la parte del ensayo y una parte de la puesta a punto.

Es el caso, por ejemplo, del método Marshall que prevé una optimización sobre el porcentaje de vacíos, la estabilidad, el flujo e igualmente el método Superpave (Optimización del porcentaje de vacíos y del contenido de ligante en función del tránsito esperado).

17

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.1.2 El ensayo de formulación aplicado en Francia

El ensayo de formulación de mezclas bituminosas aplicada en Francia está definido por normas. Se caracteriza por ser un método fundado, en lo posible, en el comportamiento de la mezcla. Para los materiales con función estructural, puede ser clasificado como “Fundamental”. Para otros tipos de materiales se clasifica como empírico por la norma europea porque se hacen ensayos de comportamiento. El método por receta no es empleado. De otra parte, las consideraciones volumétricas se toman en cuenta con la presa de cizallamiento giratorio. Este ensayo es el eje del método porque es utilizado por todos los tipos de hormigones bituminosos en caliente (Excepción hecha de las mezclas coladas en vía que están por fuera de este documento. El ensayo de formulación se desarrolla con materiales preparados en laboratorio, representativos de la obra a ejecutar. Se basa en límites de comportamiento.

El ensayo de formulación impone especificaciones sobre los componentes, especialmente sobre los agregados. Utiliza los ensayos de prensa de cizallamiento giratorio, de sensibilidad al agua, de resistencia al ahuellamiento, el módulo de rigidez y la resistencia en fatiga.

El método de puesta a punto de la mezcla es completamente a parte y no está codificado.

Este principio entra en vigor después de una treintena de años, inicialmente formalizada en documentos SETRA-LCPC, luego en las normas francesas. Las normas europeas, destinadas a remplazar las normas francesas no discuten este principio.

1.2 PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTO

Este manual de ayuda a la formulación de mezclas bituminosas, se redactó de acuerdo con las conclusiones del grupo de trabajo citado al comienzo. Se completó, en particular la parte 4, con los resultados de trabajos de investigación dirigidos en el marco de los programas de investigación del LCPC (Tema de Investigación CH15: Formulación de mezclas bituminosas en caliente).

En la parte 1, Introductiva, se hace una reseña del principio de los ensayos empleados así como de las definiciones y relaciones necesarias para la realización de pruebas de formulación o la puesta a punto de mezclas. Otras definiciones se consignan en el glosario del anexo F.

La parte 2 es dedicada al ensayo de formulación. El ensayo de formulación está definido completamente en la norma de referencia. La lista de las normas de referencias de los ensayos realizados, se encuentra en el anexo A. La lista de normas dada está vigente para los constituyentes -granulares, bituminosos-, los ensayos preliminares, los ensayos propiamente dichos, las referencias metodológicas que provienen de normas de productos o de normas generales. Las familias de productos, EB-BBSG, EB-BBME, EB-BBS, EB-BBM, EB-GB, EB-EME, BBTM, BBDr se describen con sus principales desempeños en el anexo F.

Según el nivel exigido, la prueba contiene ensayos con umbrales más o menos severos que dependen del uso del material y de su naturaleza. Pero estos resultados de ensayos siempre son acompañados por exigencias sobre los constituyentes y en particular sobre el agregado granular. La parte 2 es una síntesis de las exigencias existentes, presentadas a veces en varios documentos. Las normas europeas son también tenidas en cuenta. La lista de las normas europeas con su correspondiente norma francesa está en el anexo B, con recomendaciones de aplicación y comentarios. Cuando las normas europeas conducen a modificaciones, éstas son señaladas en los capítulos correspondientes.

18

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

El objetivo de la parte 3 es señalar los métodos de puesta a punto y de ajuste de fórmula que están en práctica en la red LPC. Se dan indicaciones para la elección de los constituyentes, la interpretación de los resultados de los ensayo, en particular los de la prensa de cizallamiento giratorio, para llegar a elaborar una mezcla que responda a las características buscadas. También se hacen recomendaciones para ajustar la composición de las mezclas cuando el resultado del ensayo sobre una mezcla estudiada no es satisfactorio. Esta parte ha sido elaborada con los resultados de experimentos específicos o transcribiendo las prácticas de expertos de la red de laboratorios o a partir de referencias bibliográficas.

La parte 4 trata las relaciones laboratorio-obra. En el ensayo de formulación, especificada en los contratos, siendo totalmente realizado en laboratorio, es necesario asegurarse que la fabricación "industrial" del hormigón bituminoso en obra permita obtener características equivalentes. Este capítulo informa en particular sobre los resultados obtenidos en el marco del tema de investigación CH15 "Formulación de mezclas bituminosas en caliente", en el porcentaje de vacíos de la prensa de cizallamiento giratoria, el módulo de rigidez y la resistencia a la fatiga.

1.3 LOS ENSAYOS UTILIZADOS

Las principales pruebas utilizadas para la realización del ensayo de formulación se resumen más adelante. Las bases normativas francesas y europeas son presentadas en los anexos A y B. Los ensayos fueron objeto de experimentos de precisión para determinar la repetibilidad r y la reproductibilidad R. La repetibilidad r y reproductibilidad R se sintetizan en el anexo D.

1.3.1 La Prensa de Cizallamiento Giratorio

Principio: la mezcla hidrocarbonada preparada en laboratorio, se coloca y se acomoda a la temperatura de ensayo (130°C a 160°C aproximadamente) en un molde cilíndrico de 150 mm o 160 mm de diámetro. Aplicamos sobre la parte superior de la probeta una presión, vertical de 0,6 MPa, al mismo tiempo, la probeta es inclinada un pequeño ángulo del orden de 1°(externo) o 0,82° (interno) y sometida a un movimiento circular. Estas diferentes acciones ejercen una compactación por amasado. Se observa el aumento de la compacidad (reducción del porcentaje de vacíos) en función del número de revoluciones.

Interpretación: para un número dado de giros, en función del tipo de mezcla bituminosa, de la naturaleza del agregado y del espesor de puesta en ejecución, el formulador puede predecir el contenido de vacíos del material en campo. En el caso de capas de rodamiento muy delgadas, se trata de predecir más la macro textura que la compacidad.

19

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente Figura 1. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc
ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente Figura 1. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc

Figura 1. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc tipo 2. Figura 2. Prensa de Cizallamiento Giratorio mlpc tipo 3.

El ensayo es muy sensible a factores de la formulación, como la "fricción" del esqueleto granular (angularidad) y el contenido de ligante.

A partir de este ensayo, también se pueden detectar riesgos de ahuellamiento.

Gracias a la rapidez del ensayo, la Prensa a Cizallamiento Giratoria es un instrumento valioso para el formulador.

Igualmente, este ensayo permite descubrir cambios en los agregados, imperceptibles en los ensayos corrientes. También, la Prensa a Cizallamiento Giratoria sirve para verificar la permanencia de las fórmulas en el tiempo.

Las especificaciones se aplican a todo tipo de hormigones bituminosos. Se establece un intervalo de porcentaje de vacíos que se debe obtener a un número dado de giros.

1.3.2 Sensibilidad al agua

En el marco de la normatividad francesa, la sensibilidad al agua es medida por medio del ensayo de Duriez. La normatividad europea exige un ensayo de compresión diametral que reemplaza el ensayo Duriez.

1.3.2.1 Ensayo Duriez

Principio: la mezcla hidrocarbonada se compacta en un molde cilíndrico con una presión estática a doble émbolo. Una parte de las probetas se conserva sin inmersión a temperatura (18°C) e higrometría controladas, la otra parte se sumerge. Cada grupo de probetas es ensayado en compresión simple.

20

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Interpretación: la relación entre la resistencia después de la inmersión y la resistencia en seco indica la sensibilidad al agua de la mezcla. La resistencia en seco es un indicador de las características mecánicas y la compacidad constituye un valor complementario a la prueba de compactación en la Prensa de Cizallamiento Giratoria.

1.3.2.2 Ensayo de compresión diametral

o

corresponden a núcleos extraídos de placas. Una parte de las probetas se conservan sin inmersión

a temperatura ambiente, la otra parte se sumerge en agua después de un proceso de extracción

de burbujas de aire provocada durante 70 horas a 40°C. Cada grupo de probetas es ensayado en

compresión diametral a una temperatura de 15°C.

Principio:

las

probetas

cilíndricas

se

fabrican

en

la

Prensa

de

Cizallamiento

Giratorio

Interpretación: la relación de la resistencia después de la inmersión con la resistencia en seco indica la sensibilidad al agua de la mezcla.

1.3.3 El ensayo de Ahuellamiento

Principio: la probeta de prueba es una placa paralelepípeda de 5 o 10 cm de espesor, según si el espesor del hormigón bituminoso a probar es inferior o superior a 5 cm. Esta placa está sometida a la circulación de una rueda equipada de un neumático (frecuencia: 1 Hz, carga: 5 kN, presión: 6 bars), en condiciones severas de temperatura (60°C).

Interpretación: la profundidad de la deformación producida por el paso de la rueda, es registrada con respecto al número de ciclos. Las especificaciones establecen un porcentaje de ahuellamiento

a un número dado de ciclos, para cada tipo y clase de material.

número dado de ciclos, para cada tipo y clase de material. Figura 3. Ahuellador Modelo grande.
número dado de ciclos, para cada tipo y clase de material. Figura 3. Ahuellador Modelo grande.

Figura 3. Ahuellador Modelo grande. Figura 4. Detalle de la medida de profundidad de ahuellamiento.

21

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.3.4 Los ensayos de módulo

bituminosas en caliente 1.3.4 Los ensayos de módulo Figura 5. Máquina de ensayos de módulo complejo
bituminosas en caliente 1.3.4 Los ensayos de módulo Figura 5. Máquina de ensayos de módulo complejo

Figura 5. Máquina de ensayos de módulo complejo mlpc 3MC. Figura 6. Ajuste del medidor de desplazamiento.

mlpc 3MC. Figura 6. Ajuste del medidor de desplazamiento. Figura 7. Máquina de ensayos reológicos (MAER).
mlpc 3MC. Figura 6. Ajuste del medidor de desplazamiento. Figura 7. Máquina de ensayos reológicos (MAER).

Figura 7. Máquina de ensayos reológicos (MAER). Figura 8. Montaje de probetas.

Principio: la rigidez de la mezcla se determina por un ensayo de módulo complejo (solicitación sinusoidal sobre probeta trapezoidal) o por un ensayo de tracción uniaxial (sobre probeta cilíndrica o paralelepípedo). La carga es aplicada en un rango de pequeñas deformaciones, controlando el tiempo o la frecuencia, la temperatura y la ley de carga.

Interpretación: el módulo (relación entre esfuerzo y deformación) es calculado para cada condición de ensayo. Gracias a la equivalencia tiempo-temperatura, se traza la curva maestra del módulo a una temperatura dada. Esta representación permite conocer el comportamiento de la mezcla sobre un amplio espectro de tiempo de carga o de frecuencias.

La especificación se refiere al valor del módulo medido a 15 °C y a una frecuencia de carga de 10 Hz o de tiempo de carga de 0,02 segundos.

22

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.3.5 La resistencia a la fatiga

bituminosas en caliente 1.3.5 La resistencia a la fatiga Figura 9. Ensayo de fatiga en flexión

Figura 9. Ensayo de fatiga en flexión de dos puntos sobre probetas trapezoidales.

Principio: una probeta trapezoidal es sometida a una deformación controlada, con temperatura y frecuencia de carga fijas. Cuando el esfuerzo aplicado para mantener la deformación constante se reduce a la mitad, se considera que la probeta ha fallado al número de ciclos considerados.

Interpretación: sobre un gráfico log-log, los diferentes pares (nivel de carga, número de ciclos para

ciclos, el valor de deformación leído

alcanzar el daño), se ubican sobre una recta de fatiga. A 10

sobre la recta es el valor característico de la resistencia en fatiga: ε 6 .

6

1.4 GENERALIDADES SOBRE LOS CONSTITUYENTES DE LAS MEZCLAS BITUMINOSAS

Las mezclas bituminosas están constituidas por un agregado granular en el que el tamaño varía entre 0 y D (mm) y de un ligante hidrocarbonado. Aditivos pueden ser añadidos a esta mezcla para mejorar su comportamiento. La mezcla final compactada y enfriada posee un contenido en vacíos, no nulo, que afecta el comportamiento del producto.

1.4.1 El agregado

afecta el comportamiento del producto. 1.4.1 El agregado Figura 10. Vista del frente de explotación. Figura

Figura 10. Vista del frente de explotación. Figura 11. Trituración - Cribado.

23

del producto. 1.4.1 El agregado Figura 10. Vista del frente de explotación. Figura 11. Trituración -

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.4.1.1 Los finos

Los finos (pasa tamiz de 63 µm) de una mezcla hidrocarbonada generalmente son una mezcla de finos de aportación en baja proporción y de finos de arena mayoritariamente. Los agregados finos de aportación pueden derivarse de rocas masivas: el filler calcáreo es utilizado mayormente. También encontramos otros materiales tales como el cemento, cal viva, el filler activado (mezcla de finos calcáreos y de cal apagada), la cal apagada, las cenizas volantes, los fillers de cementeras y las pizarras.

1.4.1.2 Las arenas

Las arenas para mezclas bituminosas son unas arenas trituradas 0/2 o 0/4 (gravas) a menudo con contenido de finos de 18 % (0/2) o de 10 % a 14 % (0/4). La curva granulométrica de una mezcla de arena y de gravillas de diferentes procedencias puede presentar anomalías (discontinuidad o joroba). Arenas rodadas también son utilizadas para mejorar la manejabilidad de las mezclas.

1.4.1.3 Las gravillas

Las gravillas (d/D) constituyen " el esqueleto " de la mezcla hidrocarbonada. Por esto, su naturaleza, su angularidad y su forma condicionan la estabilidad de las mezclas y las características de superficie de las capas de rodadura. Además, la naturaleza mineralógica influye directamente en la formulación de la mezcla: ciertos materiales (basaltos, granitos, gneis) son más difíciles de compactar, otros presentan un carácter absorbente (basaltos, calcáreos dolomíticos) que hay que tener en cuenta en la dosificación del ligante. La naturaleza mineralógica y la limpieza también influyen en la adhesividad bitumen-agregado.

1.4.1.4 Las curvas granulométricas

El material granular es obtenido por mezcla de diferentes fracciones granulares (d/D) que intervienen en su composición. Cada fracción se caracteriza por una curva granulométrica que indica el material que pasa por los diferentes tamices normalizados 6 . La curva granulométrica de la mezcla es característica del material final.

1.4.2 El ligante

El ligante puede ser un bitumen puro, un bitumen modificado o un bitumen especial (bitumen duro,

pigmentables, coloreados, ligantes de regeneración) o un ligante de síntesis. Si no se tiene la masa

volumétrica del bitumen se toma como = 1,03 t/m

3

.

1.4.2.1 Bitúmenes puros

Comprenden los bitúmenes puros normalizados (norma NF EN 12591) y los bitúmenes especiales divididos en bitúmenes de grado "duro" (NF EN 13924) y en bitúmenes de susceptibilidad mejorada.

6 La serie de tamices de base se compone de los siguientes (mm): 0,063; 0,125; 0,250; 0,500; 1 ; 2 ; 4 ; 8 ; 16 ; 31,5

24

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.4.2.2 Bitúmenes modificados

Los bitúmenes modificados son ligantes bituminosos cuyas propiedades han sido modificadas por el empleo de un agente químico, el que introducido en el bitumen de base modifica la estructura química y las propiedades físicas y mecánicas. Son especificados en la norma NF EN 14023. La norma es más bien una descripción que una verdadera clasificación en función del comportamiento.

Antes de usarse, son preparados en una unidad especializada. Los agentes químicos comprenden el caucho natural, los polímeros sintéticos, el azufre y ciertos compuestos organometálicos. Los principales agentes químicos utilizados en la modificación de los bitúmenes son:

Polímeros termoplásticos elastómeros SBS (Estireno Butadieno Estireno) SITO (Estireno Isopreno Estireno) SB (Estireno Butadieno) SBR (Copolímero estadístico)

Polímeros termoplásticos plastómeros EVA (Etil vinil acetato) EMA (Etil Metacrilato) EBA (Etil butacrilato) PIB (Poly isobutil)

Látex

Policloropreno

Caucho SBR

Caucho natural

Polvo de caucho

Los ligantes modificados con elastómeros:

Se distinguen las mezclas simples y los bitúmenes elastómeros obtenidos por reticulación.

Las mezclas simples son generalmente heterogéneas a una escala de algunos micrómetros. La finura de la estructura de los bitúmenes elastómeros va a intervenir directamente sobre la estabilidad de la mezcla en caliente y sobre sus propiedades físicas en toda la gama de temperaturas.

Los bitúmenes elastómeros reticulados tienen una estructura que resulta de una doble forma extremadamente fina de enlaces, del orden del micrómetro. Esta reacción es irreversible.

Los bitúmenes elastómeros reticulados tienen con relación al ligante inicial, resistencias en tracción más elevadas, así como mayores rigideces y ductilidades.

La modificación del bitumen con elastómeros induce diferencias de comportamiento reológico. En relación con el bitumen puro, el BmP SBS presenta, a baja temperatura, módulos más débiles, una mejor flexibilidad. La situación se invierte a altas temperaturas. Para un bitumen dado, esta modificación del comportamiento reológico, depende de la naturaleza y del contenido de polímeros.

25

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Los ligantes modificados con plastómeros:

Los bitúmenes copolímeros de etileno (EVA, EMA y EBA):

A bajo contenido de polímeros (<5 %), el cambio en las propiedades se debe esencialmente al

aumento del contenido de asfaltenos de la fase bituminosa. En este caso, la elección del bitumen original es muy importante.

A altos contenidos de polímeros, se relaciona con un polímero plastificado por una fracción de

maltenos del bitumen y la selección del polímero condiciona las propiedades del ligante. Se constata una disminución de la penetración y un fuerte aumento de la temperatura de anillo y bola.

Los bitúmenes copolímeros de etileno - polibutil (PIB):

La adición de PIB a los bitúmenes viales reduce la fragilidad a baja temperatura. La utilización conjunta de PIB y de EVA permite mejorar simultáneamente el comportamiento a alta y baja temperatura.

A excepción de ligantes modificados con PIB-EVA, las mezclas bituminosas modificadas con

copolímeros son raramente estables al almacenamiento. (Salvo para contenidos < 3 % de EVA y para ligantes con bajo contenido de asfaltenos). Es necesario agitar o recircular el ligante.

Los bitúmenes-caucho:

Los bitúmenes-caucho no almacenables:

Fabricados a partir de polvo de caucho obtenido por raspado de caucho natural y sintético, el bitumen-caucho presenta un carácter elastómero, una elevada viscosidad a alta temperatura y una buena flexibilidad a baja temperatura.

Los bitúmenes-caucho almacenables:

Fabricados a partir de residuos molidos de neumáticos de camiones y de autos, de un aceite pesado y de un elastómero sintético, el bitumen-caucho presenta una elevada deformación en rotura a baja temperatura.

1.4.2.3 Bitúmenes pigmentables

Se obtienen a partir de crudos seleccionados y se caracterizan por un muy bajo contenido de asfaltenos. Los grados son los mismos que los de bitúmenes viales clásicos. La coloración se hace con óxidos metálicos a una tasa del 2,5% al 6% en relación a la masa de la mezcla bituminosa.

1.4.2.4 Ligantes sintéticos

Estos ligantes son obtenidos mediante la mezcla de cortes de petróleo y petroquímica sin asfaltenos. Tienen un aspecto de película fina transparente que permite mantener el color natural de los agregados granulares. Pueden ser coloreados mediante la adición de 2% de pigmentos.

1.4.2.5 Ligantes bituminosos con cargas minerales

Estos ligantes listos para su uso son obtenidos por mezcla en fábrica, de bitumen puro y de cargas minerales, por ejemplo de cal. El contenido de ligante es diferente del contenido de bitumen.

26

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.4.2.6 Ligantes de origen agroquímico

Son ligantes fabricadas a partir de materias vegetales sin material derivado de la petroquímica. El producto es transparente y puede ser coloreado. Su uso está en proceso de evaluación.

1.4.2.7 Bitumen antikeroseno

Son bitúmenes especialmente formulados para resistir el riesgo de disolución por las pérdidas de keroseno sobre los parqueaderos y las vías de circulación de los aeropuertos. Pueden ser utilizados en la composición de Hormigones Bituminosos Aeronáuticos (BBA).

1.4.2.8 Regla de mezcla de bitúmenes

Puede ser útil para hacer ciertos ensayos a partir de bitúmenes recompuestos donde se controla la penetración o la temperatura de anillo y bola. (Por ejemplo, para un ensayo de ahuellamiento con un bitumen cuya bola - anillo el valor de la temperatura es fijado).

Penetración 100 x log P = a log P1 + b log P2

a y b son las proporciones respectivas de 2 bitúmenes de penetración P1 y P2.

Temperatura de anillo y bola 100 T = a T1 + b T2

a y b son las proporciones respectivas de 2 bitúmenes de temperatura de anillo y bola T1 y T2 (°C)

2 bitúmenes de temperatura de anillo y bola T1 y T2 (°C) Figura 12. Ensayo de
2 bitúmenes de temperatura de anillo y bola T1 y T2 (°C) Figura 12. Ensayo de

Figura 12. Ensayo de penetración. Figura 13. Ensayo de temperatura de Anillo y Bola.

1.4.3 Los aditivos

Los aditivos tienen el propósito de mejorar las propiedades del hormigón bituminoso. Pueden ser adicionados a la mezcla en el momento del amasado o directamente en el tanque del bitumen.

1.4.3.1 Mejoradores de adhesividad

Para mejorar la afinidad recíproca entre ligante y agregado granular y asegurar la durabilidad, mejoradores de adhesividad pueden ser utilizados.

27

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Principalmente se trata de compuestos nitrogenados tensoactivos derivados de ácidos grasos (aminas, poliaminas) dosificados aproximadamente del 0,3 al 0,6 % del bitumen. La cal o agregados finos calcáreos, dosificados hasta el 1 % del bitumen, pueden también ser utilizados como agentes mejoradores de adhesividad.

1.4.3.2 Polietileno

Procedencia: residuos de cable, empaques triturados, bolsas de polietileno, polietileno nuevo. Los residuos de polietileno son a menudo una mezcla de polietileno de alta y baja densidad. En el momento de la fusión, cerca de 130 °C, parte del polietileno se combina con bitumen. La dosificación es hace habitualmente entre el 0,4 % y el 1 %, con relación a los agregados. La proporción de polietileno con relación al bitumen, puede variar entre el 20 % y el 66 %.

1.4.3.3 Polímeros

Se presentan en forma de granulados incorporados en el momento del amasado de la mezcla.

1.4.3.4 Partículas de caucho y gránulos de caucho 2/6

Incorporados en el momento del amasado, el caucho parcialmente se combina con bitumen. La

temperatura de fabricación es superior a la de bitumen puro. La masa volumétrica del caucho es

1,15 g/cm 3 .

1.4.3.5 Fibras nuevas y de reciclaje

Las fibras pueden ser mezcladas previamente con el ligante o adicionadas a la mezcla en seco o aún después de la incorporación del bitumen.

Según el tipo de fibras, el modo de preparación en laboratorio debe ser adaptado fielmente al modo de incorporación industrial. Diferentes tipos de fibras son utilizadas:

Vidrio Son fibras inorgánicas de longitud comprendida entre 100 µm y 10 mm, de un diámetro del orden de 5 µm a 6 µm. El tratamiento de la superficie condiciona las propiedades. La dosificación habitual es del 0,8 % con relación a los agregados. Su masa volumétrica es 2,5 g/cm 3 y su superficie específica teórica es 0,3 m 2 /g.

Celulosa Son fibras naturales de longitud comprendida entre 900µm y 1,1 mm, de un diámetro del orden de 15 µm a 50µm. Pueden ser preenvueltas en forma de granulados. Su dosificación máxima es del 0,3 % con relación a los agregados. Su masa volumétrica es 0,9 g/cm 3 y su superficie específica teórica es 0,16 m 2 /g.

Roca Son fibras minerales de longitud comprendida entre 200 µm y 2 mm, de un diámetro del orden de 3 µm a 5 µm. Su masa volumétrica es 2,7 g/cm3 y su superficie específica teórica es 0,6 m2/g.

28

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Poliéster Son fibras sintéticas de longitud comprendida entre 600 µm y 1,2 mm, incluso 6 mm. Resisten una temperatura de 220°C. La dosificación es del orden del 0,6 % con relación a los agregados.

Composite Son fibras nacidas de productos de reciclaje por ejemplo de piezas (cuartos) automóviles

1.4.3.6 Bitúmenes y bitúmenes naturales

Bitumen de Trinidad depurado

El bitumen depurado es extraído por refinado, contiene una parte mineral, su masa volumétrica es del orden de 1,40 g/cm 3 , la penetración a 25 °C es comprendida entre 1 mm /10 y 4 mm/10, y la temperatura de anillo y bola superior a 90 °C. (El bitumen "soluble" tiene una penetración estándar de 3 o 12 mm/10 y una temperatura de anillo y bola comprendida entre 68 y 78 °C).

temperatura de anillo y bola comprendida entre 68 y 78 °C). Figura 14. Ejemplo de extracción
temperatura de anillo y bola comprendida entre 68 y 78 °C). Figura 14. Ejemplo de extracción

Figura 14. Ejemplo de extracción en el lago Trinidad (Venezuela).

Polvo de Trinidad 50/50 Es una mezcla compuesta de 50 % de bitumen de Trinidad depurado y de 50 % de filler calcáreo.

Gilsonita ® Gilsonita es un hidrocarburo natural, que se presenta en forma de 0/2. La masa volumétrica es 1,05 g/cm 3 , la penetración estándar es cerca de (0 mm /10) y la temperatura de anillo y bola superior a 150°C. La dosificación va de un poco al 10 % del agregado seco.

1.4.3.7 Colorantes

Los colorantes utilizados en técnica vial son unos pigmentos minerales que son estables a la temperatura de envuelta y a la luz solar. Los más corrientes son los óxidos metálicos siguientes:

29

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Los óxidos de hierro de color rojo, amarillo o gris El cromato de plomo amarillo claro El óxido de cromo de color verde El óxido de cobalto de color azul El óxido de titanio de color blanco

cobalto de color azul El óxido de titanio de color blanco Figura 15. Ejemplo de mezclas

Figura 15. Ejemplo de mezclas bituminosas coloreadas.

1.5 DEFINICIONES Y RELACIONES ÚTILES PARA UN ENSAYO DE FORMULACIÓN

La mayoría de las definiciones figuran en el glosario del anexo E. Solamente se mencionan más abajo las nociones esenciales del ensayo de formulación así como las relaciones útiles entre los parámetros.

1.5.1 Contenido de ligante

En las normas de la serie NF P 98-130 - 98-141, el contenido de ligante TL ext es la relación de la masa de ligante con la masa de agregados secos, expresado en porcentaje exterior.

Las normas europeas de hormigones bituminosos de la serie NF EN 13108 imponen el valor tl int que es la relación de la masa de ligante con la masa total de la mezcla, expresado en porcentaje interior. En el extranjero, los contenidos vinculandos son expresados ya sea en TL ext , o en tl int .

Tl int y TL ext se relacionan en las ecuaciones siguientes:

y TL e x t se relacionan en las ecuaciones siguientes: El anexo C contiene un

El anexo C contiene un cuadro de equivalencias entre los contenidos de ligante.

1.5.2 Módulo de riqueza K [Duriez, 1950]

El módulo de riqueza K es una magnitud proporcional al espesor convencional de la película de ligante hidrocarbonado que envuelve el material granular. K es independiente de la masa

30

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

volumétrica de la mezcla granular. Se relaciona con el contenido de ligante por la ecuación siguiente:

con el contenido de ligante por la ecuación siguiente: Donde Σ es la superficie específica, expresada

Donde Σ es la superficie específica, expresada en metros cuadrados por kilogramo, determinada por la relación:

100 Σ = 0,25 G + 2,3 S + 12 s + 150 f

Donde:

G

proporción de partículas superiores a 6,3 mm

S

proporción de partículas comprendidas entre 6,3 mm y 0,250 mm

s

proporción de partículas comprendidas entre 0,250 mm y 0,063

f

proporción de partículas inferiores a 0,063 mm

α

un coeficiente que depende de la masa volumétrica del agregado

α = 2,65 / ρ G donde ρ G es la masa volumétrica de los agregados en gramos por centímetro

cúbico.

Se puede utilizar también la noción de módulo de riqueza con el contenido de ligante interno tl int mediante las siguientes ecuaciones:

tl int

y

K =

5 100 × K × α Σ = ( ) 100 + K × α
5
100 ×
K ×
α
Σ
=
(
)
100 +
K
×
α
Σ
 100 × tl
int
 
 
100 − tl
int
α
5 Σ

NOTA: Este cálculo no se aplica si la mezcla contiene aditivos especiales, tales como fibras.

1.5.3 Porcentaje de vacíos o Compacidad

1.5.3.1 Definiciones

Porcentaje de vacíos

El porcentaje de vacíos o la compacidad de las mezclas hidrocarbonadas son parámetros muy importantes en la formulación de los hormigones bituminosos. En efecto, las propiedades de los materiales son dependientes de los volúmenes respectivos del esqueleto granular, del volumen de ligante (incluyendo eventualmente los aditivos) y del volumen de aire "libre", llamado en adelante porcentaje de vacíos.

31

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

El porcentaje de vacíos (o compacidad) bajo condiciones impuestas de compactación, en general con la Prensa a Cizallamiento Giratorio, es el primer requisito para una mezcla. Esta exigencia está en relación con las características buscadas sobre el sitio: textura, durabilidad (sensibilidad al agua, resistencia en fatiga, resistencia al ahuellamiento), etc., es por eso que la elaboración de probetas se combina con exigencias sobre los porcentajes de vacíos.

Para verificar in situ que las características esperadas corresponden bien a las propiedades observadas en laboratorio, la medida del porcentaje de vacíos es uno de los puntos esenciales que hay que verificar.

Composición volumétrica. La composición volumétrica de una mezcla se ilustra en el esquema de la Figura 1 con las notaciones siguientes:

Volumen aparente VT Es el volumen total del cuerpo de prueba. Este volumen depende del método de medida, en particular de tomar en cuenta las irregularidades de superficie de la probeta.

Volumen del vacío Vm Es el volumen de los poros y de los intersticios de la mezcla.

Volumen de materia sólida Vr Es el volumen de la mezcla granular, del bitumen, de los aditivos a excepción de los vacíos, los poros y los intersticios. Es generalmente expresado en porcentaje con relación al volumen aparente.

Volumen de vacíos en el esqueleto mineral VMA Es el espacio disponible en la mezcla granular. Representa la suma del volumen ocupado por el bitumen libre y el volumen de los vacíos. Es expresado en porcentaje con relación al volumen aparente.

Volumen de bitumen absorbido por el agregado vba Es el volumen de bitumen que penetra en los poros del agregado granular. Esta absorción depende de la porosidad del agregado. Puede ser valorado a partir de la diferencia entre la masa volumétrica efectiva calculada para la mezcla y la masa volumétrica efectiva medida sobre la mezcla.

Porcentaje de vacíos llenos con ligante VFB Es el volumen de ligante relacionado al volumen de vacíos del esqueleto granular, expresado en porcentaje. Este parámetro es tenido en cuenta en ciertos métodos de formulación para asegurar un volumen suficiente de mástico (liante + filler) en el esqueleto mineral.

32

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente Figura 16. Aproximación volumétrica de una mezcla.

Figura 16. Aproximación volumétrica de una mezcla.

La repartición de los vacíos en la mezcla permite distinguir sobre la Figura 2 , los vacíos en los que la geometría permite comunicar las dos caras de una capa de pavimento o de una probeta. Este tipo de vacíos es buscado en el caso de mezclas drenantes. La complejidad de la geometría de estos vacíos, en relación con la posibilidad de circulación de fluidos en el interior es llamada la "tortuosidad".

Los vacíos no comunicantes desembocan en una cara, pero son cerrados al otro extremo. En la medida de masa volumétrica aparente, según el método utilizado, son consideración o no, o parcialmente, como parte del volumen retenido para el cálculo.

Los vacíos oclusos no son accesibles.

para el cálculo. Los vacíos oclusos no son accesibles. Figura 17. Vacíos comunicantes, no comunicantes y

Figura 17. Vacíos comunicantes, no comunicantes y oclusos.

Masa Volumétrica Real

La masa volumétrica real MVR puede ser medida directamente sobre la mezcla según la norma NF EN 12697-5 por el método A al agua. Se identifica como MVR.

Puede ser calculada a partir de las masas volumétricas de los componentes, obtenidas por diversos métodos (agua, solvente, aceite de parafina) y se identifica como MVRc; empleando las siguientes fórmulas:

33

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

MVRc =

Masa de agregados

+ Masa de bitumen

Vg

+

Vb

En el caso de un contenido de ligante exterior TLext

MVRc =

100 + TL

ext

%

G

1

+

ρ

g

1

%

G

2

+

ρ

g 2

+

% G

n

+

ρ

gn

TL

ext

ρ

b

En el caso de un contenido de ligante interior tlint

MVRc =

100

%G

1

ρ

g

1

+

%G

2

ρ

g 2

+

+

%G

n

tl

int

+

ρ

gn

ρ

b

Donde

% Gi son los porcentajes de las fracciones granulares y ρi las masas volumétricas

TLext,

respectivas. Conviene resaltar que en la fórmula que corresponde al caso de %G1+%G2+…%Gn=100, mientras que en la fórmula que corresponde al caso tlint,

%G1+%G2+…+%Gn=100-tlint.

ρb

es la masa volumétrica del bitumen.

El valor de MVRc depende del método para medir la masa volumétrica de los componentes y en particular de los agregados granulares.

Si las masas volumétricas de los agregados son medidas con métodos empleando fluidos en los que la viscosidad permite penetrar en la porosidad de las partículas, la MVRc puede ser sobrevalorada.

Este método es también utilizado para determinar la cantidad de bitumen absorbido. Cuando las masas volumétricas de los agregados se determinan con aceite de parafina, en el que la viscosidad es próxima de la del bitumen, el método por cálculos y la medida directa dan valores parecidos.

Masa volumétrica aparente

La masa volumétrica aparente MVA se determina por la relación entre la masa de la muestra y su volumen aparente. Este volumen aparente puede ser determinado por medida geométrica o peso hidrostático parafinado o no (NF EN 12697-6) en función del contenido de vacíos del material. La masa volumétrica aparente puede igualmente determinarse por medidas con equipos de rayos Gamma MVaγ (NF EN 12697-7).

Porcentaje de vacíos y compacidad La compacidad y el porcentaje de vacíos se determinan a partir de medidas de masa volumétrica real MVR y de la masa volumétrica aparente MVA (o MVa o Mvaγ) y por las siguientes relaciones:

C% = 100 x (MVa o MVA) / MVR v% = 100 [1 - (MVa o MVA) / MVR]

34

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

1.5.3.2 Relaciones entre los parámetros

Contenido de vacíos y compacidad

Compacidad C % y el porcentaje de vacíos v% están unidos por la ecuación siguiente:

100 = C% + v%

Volumen de vacíos en el esqueleto mineral VMA

Caso de un contenido de ligante exterior TL ext

VMA%(o vacíos con aire y bitumen libre)=

  100

 

100

×

( MVR

×

(

100

v ))

 

(

g 100 +

ρ

TL

ext

)

  ( g 100 + ρ TL ext )   Caso de un contenido de

Caso de un contenido de ligante interior tl int

 Caso de un contenido de ligante interior tl i n t Volumen de bitumen absorbido

Volumen de bitumen absorbido por el agregado vba

tl i n t Volumen de bitumen absorbido por el agregado vba MVRc es el MVR

MVRc es el MVR calculado sobre la mezcla.

Si la masa volumétrica del agregados se mide según la norma P 18-559 (medida al aceite de parafina), el volumen de bitumen absorbido es nulo, vba =0.

Porcentaje de vacíos llenos con bitumen VFB

nulo, vba =0. Porcentaje de vacíos llenos con bitumen VFB Donde Vb es el volumen de

Donde Vb es el volumen de bitumen expresado en porcentaje

En el caso de un contenido de ligante exterior TL ext :

Vb% =

TL

ext

×

MVR

×

(

100

v )

(

100 +

TL

ext

)

×

ρ

b

× 100

En el caso de un contenido de ligante interior tl int

35

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Donde:

Tl int

TL ext

MVA

ρb

v

ρg

MVA tl × int ρ VFB = b × 100 VMA MVA tl × int
MVA
tl
×
int
ρ
VFB
=
b
× 100
VMA
MVA
tl
×
int
ρ
VFB =
b
MVA
v
+
  tl
×
int
ρ
b

contenido de ligante "interior" contenido de ligante "exterior" volumen aparente de la probeta masa volumétrica del bitumen

porcentaje de vacíos masa volumétrica del esqueleto mineral

2 ENSAYO DE FORMULACIÓN DE LOS HOMIGONES BITUMINOSOS

A partir de los constituyentes (agregado granular, llenante, ligantes hidrocarbonados, aditivos

minerales u orgánicos), representativos de los materiales que se utilizarán en el proyecto, una secuencia de ensayos de laboratorio es realizada para determinar el comportamiento de una mezcla hidrocarbonada. La secuencia de ensayos se selecciona con base en el nivel de prueba requerido (1 - 4) y eventualmente se hacen ensayos complementarios. Generalmente el nivel depende del tipo de mezcla, de la posición de la capa en el pavimento, de su espesor, del tráfico previsto, de solicitaciones particulares (rampas, intersecciones, temperatura), el objetivo que se busca con la construcción de la capa, de la naturaleza de las capas inferiores y del tamaño de la obra.

La prueba que contiene un estudio de sensibilidad puede ser exigida, para verificar que a pesar de

las variaciones en la composición de la mezcla, las características especificadas se obtienen.

El ensayo de formulación es objeto de prescripciones normativas que figuran en las normas NF P

98-130 a NF P 98-141, en la norma general NF P 98-150. También se deben tener en cuenta exigencias de las normas sobre los constituyentes – agregados (NF EN 13043), bitúmenes (NF EN 12591), adiciones (XP P 98-135)-. Además, ciertas disposiciones concernientes a la preparación de las probetas se consignan en las normas de ensayo (el tiempo de reposo, por ejemplo).

El objeto de esta parte es reagrupar las especificaciones relativas a los constituyentes, a la

composición de las mezclas, a la preparación de las probetas y a los principales comportamientos

de los materiales.

Las normas europeas, EN 13108-1 - 8, son compatibles con las prescripciones originales de las normas francesas. La norma EN 13108-20 " Ensayo de formulación característica " impone algunas disposiciones complementarias. Las nuevas disposiciones de las normas europeas se señalan en los casos pertinentes. Al final del capítulo, en forma de cuadros resúmenes, se presentan las exigencias de las normas europeas para los ensayos de formulación tipo.

36

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

En el anexo E en un cuadro de síntesis se presentan las especificaciones según el tipo de material.

La mayor parte de estas prescripciones son compatibles con las normas EN de productos (NF EN 13108-1 a 7 y NF EN 13108-20) y se introdujeron en la introducción nacional de las versiones francesas. Para sacar partido de la experiencia adquirida con las mezclas bituminosas francesas, teniendo en cuenta la normalización EN, la designación del tipo de mezcla considerada en esta guía, posee la sigla conforme a la norma EN seguida de la sigla francesa. Los productos mas utilizados se listan y describen en el anexo F. El anexo E contiene una tabla resumen del conjunto de sus características por tipo de mezcla. Por ejemplo para las Mezclas Bituminosas según la norma NF EN13108-1 (EB en la versión francesa, AC en la versión europea) se consideran los materiales siguientes:

EB-BBSG (Béton Bitumineux Semi-Grenu),

EB-BBME (Béton Bitumineux à Module Elevé),

EB-BBS (Béton Bitumineux para pavimento flexible a bajo tránsito),

EB-BBM (Béton Bitumineux Mince),

EB-BBA (Béton Bitumineux Aéronautique),

EB-GB (Grave-Bitume) Empírico,

EB-GB (Grave-Bitume) Fundamental,

EB-EME (Enrobé à Module Elevé).

Y de la misma manera para los demás tipos de materiales:

BBTM (Béton Bitumineux Très Mince)

BBDr (Béton Bitumineux Drainant) (Porous Asphalt- sigla PA en versión europea)

Se debe anotar que algunas de estas prescripciones eran normativas en el marco de normas NF P, y que ahora son informativas como elección francesa en las normas EN.

El objetivo de esta parte es reunir el conjunto de prescripciones y comprende la elección informativa francesa sobre los componentes, además informar sobre las prescripciones de las normas sobre los componentes, la composición de las mezclas, la preparación de probetas y los principales desempeños de los materiales. Las referencias son las siguientes:

Los agregados según NF EN 13043 y la norma experimental XP P18545, que constituye una guía de aplicación francesa de la NF EN 13043,

Los agregados de las mezclas según NF EN 13108-8,

Los bitúmenes según NF EN 12591, NF EN 13924 et NF EN 14023,

El estudio de formulación-tipo según NF EN 13108-20,

Les disposiciones comprendiendo la preparación de probetas dadas en las normas de ensayo de la serie NF EN 12697.

Al final del capítulo, las exigencias de las normas europeas para los estudios de formulación tipo se presentan bajo la forma de tablas de síntesis.

37

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

2.1 PRESCRIPCIÓN RELATIVA A LOS CONSTITUYENTES

Para ciertas propiedades del producto que hay que caracterizar, por falta de un método de alta confiabilidad para caracterizar la mezcla, se especifican las prescripciones sobre los constituyentes.

Es el caso particular de las propiedades de durabilidad bajo la acción del tráfico, en las fases de fabricación, de aplicación, así como para las propiedades de la superficie.

2.1.1 Especificaciones sobre el relleno de aportación

Las especificaciones sobre los rellenos están definidas en la norma NF EN 13043. Entre éstos se destacan:

- Granularidad: límite inferior y variación máxima en los tamices de 0,125 mm y 0,063 mm

- Limpieza MBF (ensayo de Azul de Metileno [EN 933-9])

- Compactabilidad IVR (Índice de vacíos Rigden [NF EN 1097-4])

- Poder rigidizante TBA [NF EN 13179-1].

- Una prescripción suplementaria se refiere a la superficie Blaine [NF EN 196-6], para tratar de caracterizar la regularidad del producto.

Las 2 clases de rellenos habitualmente empleados, se resumen en la tabla 1.

Tabla 1- Características usuales de fillers para hormigones bituminosos

 

Criterios granulométricos Tamiz (mm)

 

Finos

Características

nocivos

Rigidizantes

2

0.125

0.063

MBF

IVR %

TBA o C

DE

DE

HASTA

DE

HASTA

g/kg

             

8

a 16

10

28 a 45

nota A&B 8/16

100

85-100

10

70

10

MBF10

V28/45

 

u

8

a 25

   

nota A&B 8/25

2.1.2 Especificaciones sobre los agregados finos de la mezcla

Las normas contienen especificaciones que se refieren a los agregados finos de la arena o a los agregados finos de la mezcla (agregados finos de la arena y relleno de aportación). Los agregados finos de la arena o de la mezcla son extraídos tamizando en seco por el tamiz de 0,125 mm.

Las especificaciones se recuerdan en la tabla 2. Los límites IVR y TBA corresponden a los ensayos franceses antes de la entrada en vigencia de las normas europeas sobre el agregado granular y representa una fase transitoria; es probable que las especificaciones de la tabla 1 sean adoptadas, salvo los criterios granulométricos.

En las mezclas producidas en plantas, los finos provienen mayoritariamente de la arena pulverizada, pero también de partículas finas adheridas en la superficie de las gravillas y del desgaste producido en los agregados durante la fase de secado y mezclado.

38

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

En consecuencia los finos de la arena deben cumplir la norma NF EN 13043; especificaciones que se recuerdan en la tabla 2 (segunda línea).

Una restricción adicional concierne a la utilización de relleno que contiene cal viva. El contenido en cal viva en la mezcla no debe exceder el 1 %.

Tabla 2- Especificación sobre los agregados finos de la arena o en su defecto sobre los agregados finos de la mezcla

CARACTERÍSTICA

MBF

IVR

 

A&B

g por 1000

g

%

°C

Especificación

     

correspondiente a normas (fase transitoria)

10

40

10 y 20

Especificación

10

28 a 38

8 a 16

NF EN 13043

MB F 10

V 28/38

A&B 8/16

2.1.3 Especificaciones sobre las arenas.

Se utilizan arenas 0/2 (definición de la norma NF EN 13043) o gravas 0/4 para la mayoría de los hormigones bituminosos.

Para las gravas bituminosas (EB-GB), las mezclas bituminosas de alto módulo (EB-EME) y los hormigones bituminosos para pavimentos flexibles con bajo tránsito (EB-BBS), la fracción 0/6,3 se admite.

Las arenas 0/2 se clasifican en categoría G F 85 según la norma NF EN 13043. Representan el 100 % del material que pasa el tamiz de 4 mm y 85 % a 99 % en el tamiz de 2 mm.

Este conjunto de especificaciones corresponde al código “a” definido en la norma experimental XP

P18-545

Las Gravas 0/4 y 0/6,3 son de categoría G A 85 (100 % en 2D, 98 %-100 % en 1,4D y 85 %-99 % en D).

Las tolerancias sobre la granularidad de las arenas y las gravas deben respetar las especificaciones de la categoría G TC 10 (±5 % en D, ±10 % en D/2, ±3 % en 0,063 mm).

La limpieza de las arenas y gravas debe MB F 10 (medida sobre los finos de la arena) o MB 2 (medida sobre 0/2).

El contenido de finos de las arenas generalmente varía de 12 a 22%. Las arenas de categoría f 16 o f 22 pueden también emplearse, pero en cualquier caso, el contenido de finos de arena debe ser definido por el productor.

La angularidad mínima de las arenas (NF EN 933-6) se especifica cuando la mezcla es de capa de rodamiento. Se trata en general de unas categorías E CS 35 o 38, salvo para el EB-BBS para el cual se acepta E CS 30.

39

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Para otros hormigones bituminosos (utilizados en capas de base, de enlace o de fundación), la angularidad no se especifica en caso de que un ensayo de ahuellamiento se haga en el ensayo de formulación.

La adición limitada al 10 % de arena rodada (E CS declarado <30) se admite para EB-BBSG, EB- BBA, EB-BBS, EB-BBME.

Para los hormigones bituminosos, un valor máximo de friabilidad de las arenas (NF EN 932-3) se establece en 40 para 0/4 y 45 para 0/2. Estas especificaciones no figuran en la norma de productos, sin embargo pueden ser pertinentes y pueden ser verificadas.

2.1.4 Especificaciones sobre las gravillas

2.1.4.1 Resistencia mecánica y características de fabricación

Las resistencias mecánicas mínimas y las características mínimas de fabricación de las gravillas dependen de la posición de la capa y de espesor en el caso de las capas de rodadura.

Las gravillas se caracterizan por la resistencia al uso (Coeficiente micro-Deval), por el coeficiente de Los Ángeles y para las capas de rodamiento, por la resistencia al pulimento (CPA) PSV.

Les características de fabricación se fundamentan en la granulometría, el aplanamiento y la limpieza.

En cuanto a la granulometría, la categoría generalmente aceptada es G C 85/20 [pasa D comprendido entre 85 % y 99 %, pasa d comprendido entre 0 % y 20 %, 100 % a 2 D, 0 % a 5 % a

d/2].

En el caso de fórmulas discontinuas, la categoría G C 85/15 [pasa por d comprendido entre 0 % y 15 %, en lugar de 20 % para granulometrías cerradas, en el caso de las fórmulas discontinuas para capas de rodamiento el pasa en D está comprendido entre 90 % y 99 % ] es el mínimo necesario.

El pasa por el tamiz intermedio [D/1,4], debe estar entre 25 % y 80 % para los materiales de capas de base, y entre 20% y 70% para las capas de rodamiento y de unión (intermedias), con una regularidad de ± 15 %, en los dos casos, sobre la granulometría declarada por el proveedor, es decir, G 25/15 y G 20/15 respectivamente.

La forma de las gravillas es tomada en cuenta por el coeficiente de aplanamiento FI. La categoría generalmente adoptada es FI 25 .

Para las capas o capas muy delgadas, la categoría FI 20 se puede necesitar.

La limpieza de las gravillas es medida por el pasatamiz de 0,063 mm.

La categoría adoptada es f 1 [1 % en tamiz de 0,063 mm], para las aplicaciones corrientes y f 0,5 para capas de rodamiento muy delgadas.

El conjunto de características se ilustra en la tabla 3.

40

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Tabla 3- Características mínimas de las gravillas, resistencia mecánica - características de fabricación.

Versión provisional en ausencia de características mínimas dadas por las normas: Los valores mínimos, indicadas en negrilla, son extraídos de la norma NF EN 13043 corresponden a clases inferiores o iguales a las clases mínimas transferidas de la antigua norma XP P 18-540. Los valores resultantes son menos severos que los precedentes.

Aplicación Tipo

Resistencia mecánica NF EN 13043

Características de fabricación

XP P 18-545

 
 

LA 40 MDE 35 (4)

LA 40 MDE 35 (1)

G C 85/20

Capa de fundación

G

25/15

Fl 25

f 1

   

G C 85/20

Capa de base

LA 40 MDE 35 LA 30 MDE 25

 

G

25/15

(1)

Fl 25

f 1

   

G C 85/20

Capa de liga gruesa

LA 40 MDE 35 LA 30 MDE 25

 

G

20/15

Fl 25 f 1

   

G C

85/20

Capa de liga delgada BBM

LA 30 MDE 25 LA 25 MDE 20

 

G

20/15

Fl 25 f 1

 

LA 30 MDE 25

 

G C

85/20

Capa de rodamiento gruesa y capas ligeras aeronáuticas

PSV 50 (2)

G

20/15

LA 25 MDE 20 (1)

Fl 25 f 1

Capa de rodamiento BBTM y BBDr y calzadas aeronáuticas pesadas.

LA 25 MDE 20

 

G C

85/20

 

(2)(3)

G

20/15

PSV

50

LA 20 MDE 15 (1)

 

Fl 20 f 0.5

Gc85/15 (Fórmulas discontinuas)

(1) Con aplicaciones posibles, cuando se justifica y bajo reserva de una justificación explícita en el contrato, de una compensación máxima de 5 puntos entre las características LA y MDE (Ver XP P 18-545). Por ejemplo:

Un agregado de LA = 25 cumple [LA 20 , MDE 15 ] Si posee un MDE = 10

 

Un agregado de MDE = 20 cumple [LA 20 , MDE 15 ] Si posee un LA = 15

Un agregado de MDE = 18 cumple [LA 20 , MDE 15 ] Si posee un LA = 17

(2) Para ciertos puntos particulares, es necesario prever PSV 53 (valor declarado) incluso PSV 56 .

 

2.1.4.2 Granulometría

Para las gravillas, las fracciones granulares autorizadas (período transitorio, hasta revisión de las normas francesas NF P 98-130 - 141) son: 2/4, 2/6, 4/6, 4/10, 6/10, 10/14.

Para hormigones bituminosos utilizados en las capas de base, las fracciones 2/10, 6/14, 6/20, 10/20, 14/20 son también utilizadas.

Los valores D posibles para cada tipo de mezcla se indican en la tabla 4.

La norma NF EN 13043 impone la utilización de los tamices de la serie de base + la serie 2 o la serie de base +serie 1. Es de uso de utilizar la serie de base + série2.

41

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Tabla 4- Valor de D admitido en función del tipo de mezcla.

Mezcla bituminosa

D en mm

Béton Bitumineux Semi-Grenu (EB-BBSG) - Béton Bitumineux à Module Elevé (EB- BBME) - Béton Bitumineux aéronautique (EB-BBA) - Béton Bitumineux Mince (EB- BBMAor EB-BBMB)

10-14

Grave-Bitume (EB-GB)

14-20 (2)

Enrobé à Module Elevé (EB-EME)

10-14-20 (2)

Béton Bitumineux Mince (EB-BBMC)

10

Béton Bitumineux Très Mince (BBTM), Béton Bitumineux Drainant (BBDr)

6 - 10 (1)

(1) Es posible usar el tamiz de 8 mm (estándar europeo). (2) Es posible usar el tamiz de 16 mm (estándar europeo).

Los hormigones bituminosos delgados EB-BBM de tipo A se caracterizan por una discontinuidad entre 2 mm y 6 mm, el de tipo B se caracterizan por una discontinuidad entre 4 mm y 6 mm. Las fórmulas EB-BBM C son de granulometría continua.

2.1.4.3 Angularidad

La angularidad de las gravillas desempeña un papel importante en la capa de rodadura con respecto a la textura. Es por eso que, esta característica debe siempre ser tenida en cuenta para hormigones bituminosos destinados a este uso.

La angularidad de las gravillas es medida según la norma EN 933-5. Los agregados que provienen de roca maciza son considerados como de categoría C 100 / 0 .

Las gravillas de extracción aluviales para capas de rodadura deben ser de la categoría C 95/1 . En ciertas BBS, para tráfico bajo, se pueden usar las gravillas de categoría C 50/10 .

2.1.5 Especificaciones sobre los aditivos

Ninguna especificación particular es tomada en consideración en las normas. Los aditivos comprenden los mejoradores de adhesividad - para los cuales se establece [NF P 98- 150] que pueden degradarse a la temperatura - y los aditivos orgánicos o minerales destinados a modificar las características físicas y mecánicas de los hormigones bituminosos.

Al anotar que el contenido de mejorador de adhesividad es la masa del mejorador relacionada con la masa de ligante, expresada en porcentaje o en uno por mil (exterior). El contenido de aditivo (otro diferente a mejorador de adhesividad) es la masa de aditivo relacionada con la masa de agregado granular seco, expresada en porcentaje (exterior).

El aditivo es incorporado cuando se hace el amasado de la mezcla.

42

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

2.1.6 Especificaciones sobre los ligantes

Para todos los hormigones bituminosos, la selección se hace entre los bitúmenes puros especificados en NF EN 12591, los bitúmenes modificados y los bitúmenes especiales, el objetivo es obtener los comportamientos establecidos para la mezcla.

En el caso de prescripción de bitúmenes modificados por polímeros, no existe especificación establecida. La norma EN 14023 se limita a dar una clasificación.

En lo concerniente a los bitúmenes viales de grados duros, son especificados en el proyecto NF EN 13924. Las recomendaciones francesas, consignadas en el anexo nacional, son las siguientes:

el grado 10/20 con temperatura de anillo y bola de 60°C a 76°C y el grado 15/25 con una temperatura de anillo y bola de 55°C a 71°C. El proveedor declara un intervalo de temperatura de

anillo y bola de ± 5°C alrededor del valor central. La resistencia al envejecimiento en el ensayo RTFOT debe ser de clase 2 (variación de masa <0,5%, aumento de la temperatura de anillo y bola

< 8°C, penetración residual > 55%)

En el caso de hormigones bituminosos reciclados y para una tasa de reciclaje superior a 10%, para capas de rodamiento e inferior a 20 % para capas intermedias o de base, se precisa en la norma NF 13108, que el ligante aportado sea un bitumen puro tal que la penetración P resultante del ligante combinado se adapte al uso previsto. Se puede aplicar la regla de las mezclas sobre la

penetración:

puede aplicar la regla de las mezclas sobre la penetración: Donde a y b son las

Donde a y b son las proporciones respectivas de ligante de penetración P1 y P2.

T BAmix = a T BA1 +b T BA2

Donde a y b son las proporciones respectivas de ligantes, T BA1 es la temperatura de anillo y bola del ligante recuperado en el y T BA2 la del ligante adicional.

Cuando se utilizan bitúmenes naturales, estos deben cumplir el Anexo B de NF EN 13108-4. Dos categorías se definen: con alto y bajo contenido de impurezas. Para la primer categoría, la penetración a 25°C, debe estar comprendida entre 0 y 4 1/10 mm, la temperatura de anillo y bola

entre 93 y 99°C, la solubilidad entre 52 y 55%, el contenido en masa de impurezas entre 35 y 39%

y la masa volumétrica entre 1,39 y 1,42 g/ml. Para la segunda categoría, la penetración a 25°C,

debe estar entre 0 y 1 1/10 mm, la temperatura de anillo y bola entre 160 y 182°C, la solubilidad

superior a 95%, el contenido en masa de impurezas entre 0 y 2% y la masa volumétrica entre 1,01

y 1,09 g/ml.

2.1.7 Especificaciones sobre los agregados

Las especificaciones se describen en la norma NF EN 13108-8.

Los agregados de mezclas bituminosas se designan por el símbolo AE (RA en versión EN), precedido de la dimensión U aparente del agregado y seguido de la dimensión d/D de granos en el agregado en mm.

43

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

U es el más pequeño tamiz en mm a través del cual el 100% de los agregados pasan. Para agregados de mezclas d es igual a 0. D es el más alto valor de:

Del tamiz M/1,4, donde M es el menor tamiz por el que pasa el 100%,

El menor tamiz por el que pasa el 85%.

Los agregados se clasifican en términos de materia extrañas presentes. Habitualmente, es la categoría F1 la que se selecciona, ella corresponde a materiales que contienen menos de 1% de

materias extrañas del grupo 1 (Concreto hidráulico, cerámicos, mortero de cemento, metal menos de 0,1% del grupo 2 (materiales sintéticos, madera, materiales plásticos).

Los agregados reutilizables tienen una dimensión U aparente inferior o igual a 35 mm.

El D del grano de los agregados no debe exceder el D de la mezcla bituminosa a fabricar. Las características de los agregados de la mezcla reciclada deben responder a las exigencias de la mezcla (Datos históricos se aceptan).

Cuando de utiliza mas de 10%, en relación con la mezcla total de agregados, provenientes de mezclas bituminosas da carreteras para capas de rodamiento y mas de 20% para las otras capas, y cuando el bitumen adicional es también un bitumen de carreteras, si el grado de bitumen se especifica, el ligante debe cumplir las siguientes exigencias:

La penetración o la temperatura de anillo y bola de la mezcla final, calculada a partir de los valores de penetración o de temperatura de anillo y bola del ligante adicionado y del ligante extraído de los agregados, debe cumplir con los valores requeridos por la penetración o la temperatura de anillo y bola. El cálculo se describe en los anexos A de la serie NF EN 13108 y en al parágrafo 2.1.6 de este manual.

Cuando el lote contiene principalmente agregados de mezclas únicamente a base de bitúmenes de carreteras, los agregados son clasificados como P 15 si la penetración de cada muestra es de al menos 10 1/10 mm y si la penetración media del conjunto de muestras es de al 15 1/10 mm o los agregados son de la clase S 70 si la temperatura de anillo y bola de alguna muestra no sobrepasa 77°C y si la temperatura de anillo y bola media no sobrepasa 70°C. En otros casos los valores se declaran P dec ,S dec .

Conviene distinguir agregados de diferentes procedencias y los agregados que fueron objeto de una identificación (por ensayos o por historia) mas o menos completa en lo que respecta a su contenido de ligante y su dispersión, las propiedades residuales del ligante, las características de los agregados.

y

)

Los agregados reutilizables tienen D(diámetro) aparente inferior o igual a 35 mm.

El D de la partícula del agregado debe ser compatible con él D del hormigón bituminoso que se va a producir.

Conviene distinguir [XP P 98-135] los agregados de diversas procedencias y los agregados que son objeto de una identificación (por ensayo o por reseña histórica) más o menos completo en cuanto al contenido de ligante y su dispersión, las propiedades residuales del ligante recuperado, de las características de los agregados.

Se admite que los agregados de la primera categoría pueden ser utilizados a razón del 10 % en los hormigones bituminosos a excepción de la capa de rodadura.

44

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Los agregados que pertenecen a otra categoría pueden ser reciclados en la capa de rodadura y según el caso a tasas más elevadas de reciclaje.

No obstante, para los hormigones bituminosos drenantes BBDr y los hormigones bituminosos muy delgados, la incorporación de agregados no es del campo de aplicación de la norma. Para los hormigones bituminosos delgados EB-BBM, de tipo A o B, no se autorizan por defecto.

La Guía de utilización de norma propone tasas de reciclaje en función del grado de conocimiento las características de los agregados. Estos datos provienen de la antigua norma XP P 98-135, ellos se consignan en la tabla 5:

Tabla 5 - Características de los agregados en función de su reutilización

   

Tipo de capa

   

Tasa de reutilización (%)

 

Uso en el pavimento

Capa de rodamiento

 

0

0

10 bajo

 

30

40

condición

(1)

 

Capa de liga

 

10

20

30

   

40

 

Capa de base

 

10

20

30

   

40

 

Contenido de ligante

Esperado

Sin especificar

2 %

 

1 %

Información acerca de los componentes de los áridos

   

Penetración 1 / 10 mm

 

5

   

5

 

Características

Penetración

 

15

Ligante

residuales

esperada

bituminoso

(Penetración o

T A&B °C

Sin especificar

77

 

77

T

A&B )

   

T

A&B

 

8

Esperada

   

Pasa por D

 

80 a 99

 

85 a 99

Esperado

15

 

10

Esperado

   

Granularidad

de pasa

Sin especificar

20

 

15

2mm

 
 

Esperado

     

Áridos

de pasa

6

 

4

0.08 mm

 

(0.063 mm)

   

Características

Categoría

Sin especificar

 

B: [LA 20 , M DE15 ] (Con compensación posible 5 puntos LA <-> MDE)

intrínsecas

 
   

Angularidad

 

RC2 (C 90/1 )

(1) Si el contenido de ligante promedio exterior del agregado es superior a 5.5% se considera que la mezcla es un concreto bituminoso en el que los agregados han sido escogidos según criterios mínimos cercanos de aquellos que son esperados para el material reciclado.

45

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

2.2

ESPECIFICACIONES SOBRE LA COMPOSICIÓN DE LA MEZCLA

2.2.1

Curvas granulométricas

La curva granulométrica no se indica en las normas. Sin embargo, se establece un huso granulométrico para la fórmula. Estas especificaciones figuran en la tabla 6.

Tabla 6- Especificaciones en el tamiz de 2 mm

Mezcla

Pasa tamiz de 0,063

mm

Pasa tamiz de

2-mm

 

D

%

1,4 D

%

en %

 

en %

 

EB10

2,0 à 12,0

 

10

à 60

90

à 100

100

     

10

à 50

   

EB14

0,0 à 12,0

10

à 60 para

90

à 100

100

aeropuertos

 
     

10

à 50

   

EB20

0,0 à 11,0

10

à 60 para

90

à 100

100

aeropuertos

 

BBTM6A

7,0 à 9,0 (11)

 

25

à 35

90

à 100

100

BBTM6B

4,0 à 6,0

 

15

à 25

90

à 100

100

BBTM10A

7,0 à 9,0

 

25

à 35

90

à 100

100

BBTM10B

4,0 à 6,0

 

15

à 25

90

à 100

100

BBDr

2,0 à 10,0

 

5 à 25

90

à 100

100

2.2.2 Contenido de bitumen y Módulo de riqueza

En la antigua serie de normas NF P, el contenido de bitumen se fundamentaba en un valor mínimo del módulo de riqueza especificado para cada tipo de mezcla; el módulo de riqueza tiene la ventaja de representar el espesor del film de ligante de manera independiente a la curva granulométrica. Pero la serie de normas EN 13108 especifica los contenidos de bitumen y los módulos de riqueza han sido convertidos en contenido de ligante. No obstante para conservar la referencia a este parámetro, el módulo de riqueza se menciona paralelamente con el contenido de ligante mínimo en la tabla 7. Para los productos importantes, la norma NF EN 13108-1 establece un contenido de ligante base de 3,0%.

46

Manual LPC de ayuda en la formulación de mezclas bituminosas en caliente

Para cada hormigón bituminoso, un valor mínimo de módulo de riqueza es especificado. En ciertas mezclas, umbrales diferentes de valores mínimos permiten clasificar los materiales a falta de criterios mecánicos. Es el caso de las gravas bituminosas (nivel de ensayo <4) para las cuales el valor del módulo de riqueza variando de 2,5 a 2,8 y a 2,9 es determinante para las clases 2, 3, 4 respectivamente. El contenido de ligante se calcula a partir del módulo de riqueza.

Tabla 7- Valores mínimos de contenido de bitumen y de módulo de riqueza

 

Contenido de ligante mínimo

Módulo de

Mezcla Bituminosa

riqueza

   

mínimo

 

Empírico

Fundamental

K

EB10-BBSG 2

TL min5,2

3,0%

3,4

EB14-BBSG 2

TL min5,0

3,0%

3,2

EB10-BBAC (Continua) 2

TL min5,4

3,0%

3,6

EB14-BBAC (Continua) 2

TL min5,2

3,0%

3,5

EB10-BBAD (Discontinua) 2

TL min5,2

3,0%

3,4

EB14-BBAD (Discontinua) 2

TL min5,0

3,0%

3,2

EB10-BBM

TL min5,0

-

3,3

EB14-BBM

TL min5,0

-

3,2

BBDr6 type 1

TL min4,0

-

3,4

BBDr6 type2

TL min4,0

-

3,2

BBDr10 type1

TL min4,0

-

3,3

BBDr10 type2

TL min4,0

-

3,1

BBTM6

TL min5,0

-

3,5

BBTM10

TL min5,0

-

3,4

EB-GB1 1

(TL min3,4 )

-

--

EB-GB2 2

TL min3,8

3,0%

2,5

EB-GB3 2

TL min4,2

3,0%

2,8

EB-GB4 2

 

- 3,0%

2,9

EB-EME1 2

 

- 3,0%

2,5

EB-EME2 2

 

- 3,0%