Sei sulla pagina 1di 2

Estas lineas que escribo no están destinadas a explicar la doctrina del

Bautismo, sino a exponer de forma muy breve el porque creo yo hoy que el
bautismo de los hijos por parte de sus padres cristianos no es descabellado,
ni incompatible con la Sagrada Escritura. Tal vez para profundizar mas en el
asunto habría que determinar lo que significa realmente el Bautismo
cristiano, lo cual yo he entendido como mas que un simple símbolo que es a
lo que lo han llevado algunos grupos, sobre todo bautistas y evangélicos.
Para mi el Bautismo es un acto que realmente lleva al cristiano al nuevo
nacimiento del agua y del Espíritu (de Dios) como un don de Dios y no de
los hombres.

La forma de bautizar que vemos en el Nuevo Testamento es la que


corresponde a los origenes de la Iglesia, cuando el anuncio del Evangelio
está aún en sus primeros tiempos, y en ella vemos adultos de forma común.
Sin embargo la práctica de bautizar niños está atestiguada desde el siglo II, y
muy probablemente desde el comienzo de la predicacion de los apóstoles,
“casas” o “familias” enteras recibieron el Bautismo (Hechos 16:15) (Hechos
16:33) (Hechos 18:8) (1 Corintios 1:16)

Realmente la Sagrada Escritura no indica que NO SE BAUTICEN niños,


como tampoco indica que tengan que ser SOLO ADULTOS, sino que el
Señor dio autoridad a los apóstoles para BAUTIZAR a TODAS las naciones
(S.Mateo 28:19).

Claro está que para el cristiano que niegue que la Tradición apóstolica es
difícil poder admitir que algo que no está claramente definido en la Sagrada
Escritura, sea válido. Esto supone un problema para avanzar en la unidad de
los cristianos.

La Iglesia se inicia con los apóstoles, pero no termina con los apóstoles, sino
que estos designaron sucesores (obispos, presbíteros y diáconos), los cuales
transmitieron lo recibido de los primeros a la siguiente generación,
mayormente de forma oral en la predicación, y también por escrito.. Y la
tercera generación recibió el depósito de la fe de los segundos. Los
apóstoles transmitieron lo que Cristo enseñó de dos formas (oral, a través
de la predicación, y por escrito). Si nos quedamos sólo con lo escrito,
tenemos la revelación incompleta, es por ello que la Tradición apóstólica es
tan importante para conocer la verdad al completo.

Y la Tradición Apostólica si muestra que el bautismo de niños ha sido


aceptada por toda la cristiandad, incluido Lutero, iniciador de la Reforma
protestante desde el siglo II, y si nos atenemos a los versículos arriba
indicados, no se puede descartar que en la época apostólica también se
realizara. El bautismo de niños es negado por los anabaptistas en el siglo
XVI, y puede que por algún que otro grupo separado de la Iglesia en algún
momento de la historia, y de ahí procede la creencia de la iglesia evangélica

¡El Señor Jesús fue circuncidado con 8 dias de vida!. Cuando se cumplieron
los dias de la purificación fue presentado en el templo y recibió junto a sus
padres la bendición de Simeón. Todo esto antes de que Jesús fuera
consciente de su religión. Por supuesto que esto lo hacían todos los niños
judios.

En el evangelio de S.Lucas, vemos como “traian” niños para que el los


tocara y los bendijera. Sus discípulos reprendieron a los niños, pero el Señor
fue claro: “Dejad a los niños venir a mi y no se lo impidais”. ¿Cuál es el
acto que inicia a un cristiano? ¿No es el bautismo? Gracias al Bautismo
nuestro pecado transmitido desde Adán y Eva es borrado, y nos da entrada
en la Iglesia para aprender a ser discípulo de Cristo y ser salvo. Esa fue mi
experiencia de niño, lo que ocurre es que por mi rebeldía y orgullo, me
aparté y decidí buscar a Dios por otros caminos.