Sei sulla pagina 1di 2

LA EXPRESIÓN DE ESE CIUDADANO DEMÓCRATA, COMPROMETIDO REALMENTE CON EL DESARROLLO DEL PAÍS

INICIO

SOBRE MÍ

← CON SANGRE SUDOR Y LÁGRIMAS LA GUERRA PERDIDA → 6 LOS VICTIMARIOS QUE POSAN
← CON SANGRE SUDOR Y LÁGRIMAS
LA GUERRA PERDIDA →
6 LOS VICTIMARIOS QUE POSAN DE VÍCTIMAS
P
Acabar con las farc
Hay expertos en mantener vivo el conflicto colombiano
desde la mentira, la falsa denuncia, la injuria y la
calumnia; muchos de ellos se enrolan en
organizaciones no gubernamentales ONG para su
insidiosa tarea. Ya han quedado al descubierto como
estas ONG realmente son aparatos de fachada del
narcoterrorismo para legitimar su salvaje y cobarde
ataque al pueblo colombiano.
Ver imagen en tamaño completo
Nada más hay que dar un vistazo a lo que ocurre en
San José de Apartadó, en el Urabá antioqueño; la mal
llamada Comunidad de Paz que dirige el cura Javier Giraldo, ha sido la mampara en que se escudan los
narcoterroristas de las Farc para imponer un modelo de régimen de terror a campesinos, indígenas y
afrocolombianos de esa región, pero que siempre se han presentado como víctimas de militares, paramilitares
o narcotraficantes vinculados a cultivadores de palma africana.
Salvemonos
Nadie tiene la más remota idea de los cuantiosos recursos con que estas ONG operan, provenientes de
organizaciones europeas o norteamericanas que se comen entero el cuento de que son recursos destinados a
las víctimas del conflicto colombiano; ni un solo pueblo o caserío en Colombia puede mostrar con obras reales
en qué invierten esos recursos los directivos de las ONG o colectivos de abogados al servicio de la
desinformación y la mentira que diariamente promueven las Farc.
Hay cínicos extranjeros que promueven la fementida comunidad de paz de San José como un ideal. “La
comunidad de paz de San José de Apartadó, junto a otras inspiradas en la misma visión, es una destacada
demostración de coraje, resiliencia y dedicación a los elevados valores de paz y justicia, en un entorno de
brutalidad y destrucción. No hay mejor símbolo de lucha no violenta y de esperanza, en un mundo torturado por
la violencia y la represión”, escribió Noam Chomsky al fotógrafo uruguayo Agustín Fernández Gabard cuando
éste regresó de Colombia donde pasó un mes en una región arrasada por la violencia. Pero ni Chomsky, ni
Fernández Gabard mostraron la realidad del terror impuesto por las Farc, son de esos personajes que
muestran a los narcoguerrilleros como simples campesinos sembradores de cacao y café, no los
narcotraficantes sanguinarios que realmente son.
Blogroll
Colombia es real
La realidad de estas ONG fue puesta en evidencia con el asesinato de los dirigentes campesinos y defensores
de los afrocolombianos en la zona del bajo Cauca, donde Javier Giraldo e Iván Cepeda manejan a su antojo la
comunidad de paz, que resulta responsable del asesinato de los señores Manuel Moya, Graciano Blandón y su
hijo, ocurrido el 18 de diciembre de 2009, por acción de sicarios de las Farc. Su asesinato fue para acallar las
denuncias sobre el desplazamiento forzado del que fueron víctimas sus comunidades de la cuenca del Atrato
en 1.997 por las FARC al parecer en contubernio con la Organización No Gubernamental Justicia y Paz.
Colombia Objetiva
Despierta Colombia
Realidad Colombia
Reciba [New post]
En el Urabá, como en otras regiones de Colombia, las Farc, Eln y las bacrim promueven permanentes
desplazamientos para justificar su accionar criminal amparándose en los reclamos de los campesinos,
indígenas o afrocolombianos, los utilizan para oponerse a la fumigación o erradicación de narcocultivos, para
buscar legitimación de la minería ilegal que atenta contra los recursos naturales, en fin, para mostrar al Estado
colombiano como el agresor u opresor o victimario como lo hacen ONG como el MOVICE, Ciudadanos por la
Paz y otras similares, dirigidas por políticos impuestos por el representante comunista Iván Cepeda o por
Piedad Córdoba, enemigos de la democracia en Colombia.
Escribe tu dirección de correo
electrónico para suscribirte a
este blog, y recibir
notificaciones de nuevos
mensajes por correo.
Join 26 other followers
Son responsables de la muerte de Manuel Moya, Graciano Blandón y su hijo, los miembros de la comunidad
de Javier Giraldo, específicamente Abilio Peña y Danilo Rueda quienes habían proferido amenazas de muerte
contra las víctimas, pero hasta la fecha no se sabe en qué etapa procesal se encuentran por parte de la justicia
colombiana tan afecta a declarar sin valor judicial las pruebas que comprometan a las Farc y sus aparatos
políticos. Por el contrario, parece que sin andan las investigaciones surgidas a raíz de las denuncias del cura
Giraldo por las sindicaciones que las mismas comunidades afrocolombianas y prestantes juristas hicieron en
su contra.
Archivos
Elegir mes
6
En el Valle del Cauca surge otra develación de las mentiras sistemáticas de estas ONG. La retractación del
testigo de cargo contra el candidato a la Alcaldía de Cali Sigifredo López, el único diputado del Valle que
sobrevivió a la masacre de secuestrado que hicieran las Farc en noviembre de 2007.
Suscripción Aquí
Suscripción Aquí

Suscripción Aquí

Suscripción Aquí
La retractación de sus declaraciones muestra como estas ONG cobraban la venganza de las Farc
La retractación de sus declaraciones muestra como estas ONG cobraban la venganza de las Farc contra
López. En su nueva declaración ante la inoperante justicia colombiana, el desmovilizado Reynaldo Valencia,
alias ‘el Cabezón’, aseguró que todo lo que dijo fue un montaje, aseguró que accedió a incriminar al
ex diputado López por un ofrecimiento de asilo político en un país de Europa, que supuestamente le hizo
el director Gustavo Muñoz de la Fundación Nueva Esperanza (hermana de la Comunidad Intereclesial del cura
Giraldo). El ejemplo de alias ‘Pitirri’ motiva a los delincuentes a hacer cualquier cosa, a declarar cualquier cosa
que involucre a quienes han combatido a las Farc, Eln o narcotráfico a cambio de esos beneficios.
No sería de extrañar que alguno de estos elementos que se presentan como defensores de los derechos
humanos haya segado la vida del soldado profesional William Domínguez por haber cantado ‘como nos cambia
la vida’ y tratando de cambiar su responsabilidad escondiéndola en problemas de drogadicción. Si ponen minas
antipersonal en los terrenos de una escuela por donde transitan niños campesinos, indígenas o
afrocolombianos sin ningún temor de conciencia, las Farc y sus secuaces son responsables de cualquier cosa.
Para los narcoguerrilleros y sus apologistas, la vida de las gentes de Colombia no son más que un artículo
canjeable o desechable, lo importante para ellos es mostrarse como los ‘robin hood’ del siglo XXI a cambio de
los sustanciosos apoyos que reciben de Europa, Estados Unidos y del mismo país o de los incalculables
ingresos que el narcotráfico les representa.
Like
Be the first to like this post.
Acerca de colombiaopina
Blog de pensamientos de caracter politico y critico del acontecer nacional e internacional.
View all posts by colombiaopina »
Posted by colombiaopina en septiembre 6, 2011 in Opinión Pública
Leave a comment
← CON SANGRE SUDOR Y LÁGRIMAS
LA GUERRA PERDIDA →
Deja una respuesta
Correo electrónico (requerido)
(Not published)
Nombre (requerido)
Web
gfedc
Publicar comentario
gfedc
Recibir siguientes comentarios por correo.
Recibir nuevas entradas por email.
entradas por email. Blog de WordPress.com . Theme: Choco by .css{mayo} . Artículos (RSS) y Comentarios