Sei sulla pagina 1di 7
DOMINGO XXIV. TO. Ciclo A “ CUANDO PERDONAMOS QUEREMOS SER COMUNIDAD” IDEA CENTRAL “Estamos juntos,
DOMINGO XXIV. TO. Ciclo A “ CUANDO PERDONAMOS QUEREMOS SER COMUNIDAD” IDEA CENTRAL “Estamos juntos,

DOMINGO XXIV. TO. Ciclo A CUANDO PERDONAMOS QUEREMOS SER COMUNIDAD”

Ciclo A “ CUANDO PERDONAMOS QUEREMOS SER COMUNIDAD” IDEA CENTRAL “Estamos juntos, no porque no nos

IDEA CENTRAL

“Estamos juntos, no porque no nos equivocamos y no nos ofendamos, sino porque perdonamos y somos perdonados”. Estas maravillosas palabras del P. Fidel Oñoro nos ayudan a emprender el desafío de crecer como comunidad a través del perdón. No hay comunidad sin perdón. A lo sumo gente reunida pero no unida. Perdonarnos, es el camino cotidiano de una familia. Con san Vicente perdonando queremos ser comunidad!

GESTOS POST-HOMILÍA

Después de la homilía sugerimos concretar la enseñanza de Jesús desplegada en la predicación del sacerdote mediante una oración de perdón en el Espíritu de Jesús. Recomendamos vivamente que se dispongan las condiciones ambientales para lograr un momento de paz interior reduciendo al mínimo los ruidos y movimientos de los servidores del altar. Lo único que debería escucharse es el punteo mínimo de la guitarra con la canción que se va a cantar una vez terminada la oración introductoria. Lo mejor es leer esta oración entre dos guías para ayudar a las personas a evitar la dispersión. La lectura no tiene que ser super-lenta, ni por el contrario rápida y superficial, sino serena pero con ritmo. Es bastante extensa pero muy valiosa, por lo tanto vale la pena dedicar el tiempo que merece esta oración y este momento que hará mucho bien a nuestra comunidad celebrante.

RECURSO FINAL

Después de los avisos el guía propone varias repeticiones de un lema para terminar de fijar en la memoria el camino del perdón que hemos emprendido en esta celebración.

GUIÓN

GUIÓN

1. Saludo y bienvenida (antes del guión de Entrada)

Querido guía/animador:

Antes de comenzar la Eucaristía e incluso antes de que entre el sacerdote te pedimos que saludes a la comunidad celebrante, que les des la bienvenida en forma espontánea, como cuando recibimos a alguien que estábamos esperando:

¡Buen día! ¡Bienvenidos a esta Celebración!

Si nos sale sonreír, nunca está de más.

Es importante que mires a los hermanos, que prestes atención:

-algunas veces son pocos y están muy separados,

-otras veces están charlando de lo lindo,

-otras veces vemos que cada uno está en su mundo rezando,

-hay veces que vemos un grupo de familiares todos juntos en 2 o 3 bancos, muy probable vienen por un difunto o enfermo…

A partir de lo que observamos hablales, siempre cuidando el tono, sugiriéndoles:

“¡Buen día! Hoy somos poquitos seguro por el frío, porque antes de empezar no nos acercamos… vamos, anímense.

¡Buen día! ¿Cómo fue la semana? ¿Todo bien? Pensemos un poquito en lo que vivimos para presentárselo a Dios.

¡Buen día! ¿Alguien tiene alguna intención/necesidad especial para rezar en esta Misa?

Por favor, intentemos cambiar de a poco el modo de guiar y vayamos dando pasos para ser más animadores que hagan un nexo dinámico entre el sacerdote y la asamblea.

P. Juan Pedro y Equipo Pastoral de Liturgia (EPL)

2. Entrada del sacerdote

¿Cuántas veces nos lastimaron?

¿Cuántas veces lastimamos, juzgamos equivocadamente a nuestros hermanos?

El domingo pasado el Señor nos invitaba a tratar de encontrar espacios de diálogos. Para poder lograrlo, este domingo nos quiere enseñar a perdonar.

3. Monición para las lecturas

Cuando leímos estas lecturas con el Equipo de Liturgia, nos pareció encontrar un mensaje de crecimiento.

¿Saben cual es?

El mensaje es que:

“el perdón es un desafío al que Jesús nos invita a vivir para crecer en comunidad”.

Escuchemos la Palabra de Dios.

4. Evangelio ¿Qué hacemos cuando un hermano de comunidad nos lastima u ofende? ¿Dejamos crecer

4. Evangelio

¿Qué hacemos cuando un hermano de comunidad nos lastima u ofende?

¿Dejamos crecer el rencor en nosotros?

¿Podemos ver más allá de su error y mirarlo con amor?

Escuchemos lo que Jesús nos dice para ayudarnos a crecer como comunidad.

Nos ponemos de pie y cantamos aleluya.

5. Momento de oración comunitaria

(Leer esta parte los dos guías a la vez, a una voz, con fuerza y decisión, y con tonos cada vez más ascendentes)

Guía 1 y Guía 2: Oh Espíritu Santo, poderosa fuerza de Dios, haz en este momento el prodigio de identificar mis sentimientos con los sentimientos de Jesús.

Guía 1 y Guía 2: Oh Espíritu Santo, poderosa fuerza de Dios, haz en este momento el prodigio de identificar mis sentimientos con los sentimientos de Jesús.

Guía 1 y Guía 2: Oh Espíritu Santo, poderosa fuerza de Dios, haz en este momento el prodigio de identificar mis sentimientos con los sentimientos de Jesús.

Mi Señor Jesucristo, muerto y resucitado, presente aquí en este momento, entra dentro de mí. Toma posesión completa de todo mi ser. Hazte vivamente presente en mi cuerpo y en mi espíritu, y asume completamente lo que siento, lo que pienso, lo que soy, lo que tengo. En este momento, tus sentimientos sean mis sentimientos, tus emociones mis emociones, tus ojos mis ojos, tus brazos mis brazos.

(Músicos: Canción brevísima al Espíritu Santo) (Guías: Leer esta parte alternando entre los guías, con serenidad y paz)

1. Señor Jesús, hoy te pido la gracia de poder perdonar a todos los que me

han ofendido en la vida. Sé que Tú me darás la fuerza para perdonar.

2. Te doy gracias por que Tú me amas y deseas mi felicidad más que yo

mismo/a.

3. Señor, yo te perdono por todas las veces que pensé que Tú enviabas la

muerte a mi familia y la gente decía que era "la voluntad de Dios". Si ha habido algún resentimiento subconsciente en mí yo te perdono, Señor.

4. Yo te perdono también por las dificultades, problemas económicos, castigos, ya que pensaba que

4. Yo te perdono también por las dificultades, problemas económicos,

castigos, ya que pensaba que Tú los enviabas a mí y a mis familiares. Señor, es posible que de niño/a haya guardado estos resentimientos, pero ahora yo te perdono.

5. Señor me perdono a mí mismo/a por mis pecados, por mis faltas y mis

caídas. Por todo lo que es verdaderamente malo en mí, por todo lo que pienso que es malo, me perdono a mí mismo/a. Me perdono por cualquier participación en espiritismo, brujerías, horóscopos, consultas de adivinos y búsquedas de suerte. Por tomar tu Nombre sin necesidad, y por no adorarte como Tú te mereces.

6. Por haber herido a mis padres, por emborracharme, por drogarme, por mis

pecados contra la pureza, por adulterio, por aborto, por robar, por mentir, por todo esto me perdono sincera mente. Gracias, Señor, por tu gracia en este momento.

7. Yo perdono sinceramente a mi madre, yo le perdono todas las veces que

ella me hirió, me causó resentimiento, que se enojó conmigo y todas las veces que ella prefirió a mis hermanos y a mis hermanas en vez de mí. Le perdono las veces que me dijo: "Tonto/a", "feo/a", "estúpido/a", "el/la peor de todos mis hijos", y porque dijo que le costé mucho dinero. Por las veces que ella me dijo que no era deseado/a, que vine a este mundo por casualidad, o que no era lo que ella había querido, que fui una equivocación. Yo la perdono de todo corazón.

8. Yo perdono a mi padre. Yo le perdono por las veces que no me ayudó, por

su falta de amor, afecto y atención. Yo lo perdono por su falta de tiempo, y por no estar conmigo dándome su compañía. Yo le perdono sus hábitos de beber, sus discusiones y peleas con mi madre y con mis hermanos. Por sus castigos severos, por abandonarnos, por haberse alejado de casa, por divorciarse de mi madre y por las veces que prefirió estar fuera de casa. Yo lo perdono.

9. Señor, quiero que mi perdón llegue a mis hermanos y hermanas. Perdono a

los que me rechazaron, mintieron acerca de mí, que me odiaron y guardaron rencor. A los que me hirieron física y espiritualmente. Aquellos que eran demasiado severos conmigo, me castigaron y que, de alguna manera me hicieron la vida desagradable. Yo les perdono.

10. Señor, perdono a mis amigos y amigas, a los que hablaron mal de mí,

10. Señor, perdono a mis amigos y amigas, a los que hablaron mal de mí,

que perdieron contacto conmigo, que no me dieron apoyo, que no estuvieron disponibles cuando yo los necesité, a los que les presté dinero y no me lo devolvieron, yo les perdono.

11.Señor, yo perdono al (a la) que fue mi enamorado/a. Por su falta de sinceridad, por engañarme, serme infiel, utilizarme, inducirme a decidir mal, hacerme sufrir a mí y a mis familiares, perjudicarme en mis estudios, humillarme, dejarme por otra persona, alejarme de Ti. Yo le perdono.

12. Señor, yo perdono a mi esposo/a por sus faltas de amor, afecto,

consideración, apoyo, atención, comunicación; por sus faltas, sus caídas, sus debilidades, sus acciones y palabras que me hirieron y me molestaron. Yo le perdono.

13. Señor ayúdame a perdonar a mis suegros, a mis abuelitos y abuelitas

y a todos los que hayan interferido con mi vida familiar y hayan sido posesivos en relación a algún aspecto de mi vida. Yo los perdono.

14. Jesús, ayúdame a perdonar a mis compañeros de trabajo que me

desagradan y que me hacen la vida molesta. A aquellos que me recargan de tareas, que me critican, que no cooperan conmigo, y a los que se esfuerzan por quitarme mi trabajo. Yo les perdono.

15. También perdono a mi Obispo, a mi Párroco, a mi Iglesia, a mi

Comunidad: por su falta de apoyo, su mezquindad, su falta de amistad, por no alentarme como debían, por no ser una inspiración para mí, por no ponerme en puestos en los que yo me sentía capacitado/a, por no invitarme a servir en tareas en las que yo creía ser útil y por todas las heridas que me causaron. Yo les perdono.

16. Señor, perdono a todos los profesionales que de alguna forma me

odiaron: doctores, enfermeras, abogados, policías, empleados que hayan hecho, yo los perdono.

Por todo lo

17. Señor, yo perdono a mi jefe de trabajo por no pagarme lo debido,

por no apreciar mi trabajo, por no ser bondadoso y razonable conmigo, por

tener mal carácter, ser poco amistoso, por no darme un puesto mejor y no felicitarme

tener mal carácter, ser poco amistoso, por no darme un puesto mejor y no felicitarme en mi trabajo cuando .me lo merecía. Yo lo perdono.

18. Señor, perdono a mis profesores e instructores, tanto del pasado

como del presente. A aquellos que me castigaron, me humillaron, insultaron, fueron injustos conmigo, se burlaron, me dijeron tonto/a, estúpido/a e hicieron que me quedara después de clase. Yo los perdono.

(Breve Pausa) Ahora nos vamos a detener a pensar en la persona que más nos cuesta perdonar… Vamos a orar por ella y hacerlo con el corazón llevando cada palabra al interior de nuestra alma…

19. Señor Jesús, yo oro en forma especial para obtener la gracia de

perdonar a la persona que más me haya ofendido.

20. Te pido poder perdonar a quien considero mi peor enemigo, al que

me cuesta más perdonar o por el que digo que nunca lo perdonaría.

(Leer esta parte con fuerza y unción)

21. Jesucristo, poderoso y amoroso Señor, calma dentro de mí este

enojo que siento contra esa persona. Yo quiero sentir por esa persona lo que tú sientes en este momento por ella, lo que tú sentías al morir en la cruz por ella.

Perdónale tú dentro de mí. Y, con mis sentimientos, transformados en tus sentimientos perdónale y ámale dentro de mí, en vez de mí, conmigo; quiero perdonarle como tú le perdonas; quiero mirar a ese ser con tus ojos y abrazarlo con tus brazos. Yo lo quiero. Yo lo comprendo. Yo lo perdono. Yo lo amo, como tú, mi Señor.

El, Tú y yo, hechos los tres una unidad; en un estrecho abrazo los tres: él, Tú y yo; yo, Tú y él; Tú, él y yo en un abrazo identificante; más que perdón, yo lo comprendo, yo lo amo, yo lo quiero

22. Gracias, Señor, porque me libras del mal y me ayudas a perdonar.

Gracias por tu amor y tu paz. Haz que tu Espíritu Santo ilumine todos los rincones de mi mente. Amén.

(Oración para poder perdonar” – “Perdón en el Espíritu de JesúsTomadas del P. Víctor M. Fernández y del Taller de oración y vida cristiana, respectivamente)

6. Credo Pongámonos de pie y proclamemos juntos nuestra fe en Jesús Hijo de Dios:

6. Credo

Pongámonos de pie y proclamemos juntos nuestra fe en Jesús Hijo de Dios:

“Creo en Dios Padre todopoderoso…”

(No hay oración de los fieles)

7. Monición Colecta

En este momento hacemos nuestra colecta.

Hacemos nuestra ofrenda económica cada domingo, para ofrecer ante el altar de Dios, algo de lo mucho que recibimos de su generosidad.

Cantemos juntos: Espíritu de comunidad!

8. Monición para las ofrendas

Junto al Pan y al Vino, llevamos al altar nuestra decisión de perdonar. Ponemos también en las manos del Señor a las personas que ofendimos para llegar a ser una verdadera comunidad.

9. Comunión

Formamos comunidad porque perdonamos y somos perdonados. Con la certeza que Jesús habita en nosotros y es Él quien nos une, nos acercamos a recibirlo cantando….

10. Antes la bendición del sacerdote (Después de los avisos)

San Vicente ante una situación difícil, se preguntaba: “Señor, si estuvieras en mi lugar, ¿qué harías en esta ocasión?” Hoy Jesús nos pide que tengamos el mismo corazón misericordioso con nuestros hermanos para ser una verdadera comunidad unida en Cristo.

Animémonos a decir: ¡¡¡Con San Vicente perdonamos para ser comunidad!!!

Repetimos: ¡¡¡Con San Vicente perdonamos para ser comunidad!!!

Una vez más: ¡¡¡Con San Vicente perdonamos para ser comunidad!!!

11. Despedida final

Sábado: ¡Buen fin de semana para todos!

Domingo a la mañana: ¡Buen domingo para todos!

Domingo a la tarde: ¡Buena semana para todos!