Sei sulla pagina 1di 35

Blood Daemon

De Angela Cameron

Blood Daemon De Angela Cameron

Blood Daemon

Angela Cameron

Esta es una obra de ficción. Los nombres, personajes, lugares e incidentes son producto de la imaginación del autor o se utilizan de manera ficticia y no debe interpretarse como reales. Alguno semejanza con hechos reales, lugares, organizaciones, o personas, vivas o muertas, es pura coincidencia.

Traducido en

Por Bonnie y Àngels

Editado y Corregido Por Circemaia

~ 2 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Índice

Capitulo 1-………………………………………

04

Capitulo 2-………………………………………

11

Capitulo 3-…………………………………………21 Capitulo 4-…………………………………………27 Reseña de la Autora………………………………34

Para Malloree. Recuerda siempre lo fuerte que eres.

También quiero dar las gracias a Tracy Seybold, ¡extraordinario editor! Para el maravilloso equipo de Cobblestone, gracias por su arduo trabajo y apoyo. Y a ti, el lector. Espero que te diviertas tanto con Raven como lo hice yo. Muchas gracias por seguir y visitar mi mundo. No sería el mismo sin ti.

~ 3 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Capítulo Uno

R aven Montgomery se movió en medio las parejas que se contorsiona en la pista de baile, tejiendo a través del hedor de sudor humano tan mezclado con el aroma dulce, metálico de la sangre . Los

destellos blancos de la luz parpadeante resaltaron al grupo de los gamberros de Bian en la esquina, mostrándoles en marcos lentos que le recordaron a viejos cuadros en movimiento que había visto hace mucho tiempo. Jareth, la pared cubierta de cuero, el pelo largo de medianoche, y el músculo que ella llamó un demonio, avanzo hacia ella. Él apartó a codazos a las personas que estaban en su camino y se m ovió con ella hacia el grupo de gamberros en la esquina ¿Quiere que yo los eche? Yo me encargo de ellos. Ella dio una seña hacia una joven hembra que estaba metiendo los dientes en el cuello del niño humano de fraternidad en la esquina. Tú encárgate de eso. Sin falta.

Ella le observó quitarse y sonrió. En los años desde que Jareth acordó ser su demonio, él también se había convertido en su mejor amigo. Su título requería que él pusiera su vida a disposición de ella. Él era su guardián,

atado por sangre, pero por nada más. Nada en sus leyes requería

sea cualquier otra cosa aparte de leal y estar dispuesto a recibir una estaca por ella. Así es que, fue una gran sorpresa, que él no era tan reservado como los demonios que los otros líderes tenían. Él no era frío o distante. No, Jareth era caliente y cómodo como una gran camiseta playera vieja. Raven mantuvo el trazado hasta liberarse de la multitud y llamo la atención de los gamberros. Al ver claramente sus caras, se percató de que los conocía. El calvo era un ilegal sudamericano llamado Carlos. Él estaba sentado en el medio, con dos jóvenes humanos a cada lado. Eran los típicos gamberros, poco impresionantes, y francamente fuera de sitio. Carlos, por otra parte, era un mercenario experimentado que mereció su atención cuando él hizo acto de presencia en su casa. Bian había enviado su mejor hombre, el muy bastardo.

que él

Carlos levantó la barbilla en su dirección y se pasó la mano tatuada sobre su cabeza. Raven se acercó a la mesa y cruzó los brazos por debajo de los pechos. Se alegraba de que se había puesto los pantalones vaqueros y la camiseta. Si las cosas iban mal, por lo menos que tenía lo más cercano a ropa para una lucha que podía llevar en el club sin llamar demasiado la atención.

~ 4 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

¿Qué pasa, Carlos?

¿Qué? Él sonrió. ¿No puedo visitar a mi club Gótico favorito de sin levantar sospecha?

Ella barrió una mirada hacia sus monocromáticos clientes habituales, luego hacia su cortejo Latino. Tú exactamente no te ajustas. Carlos asintió con la cabeza y se rió, pero sus ojos se estrecharon. El jefe quería que me reporte. Él esta… preocupado.

¿Por qué?

Usted no tienes un compañero. No hay compañero, no hay poder.

El estómago de Raven se torció en un nudo. La vieja regla que los sexistas vampiros antiguos utilizaron para mantener a sus mujeres en la línea,

venía de nuevo. Nadie, -y menos aún su creador-, estaban dispuestos a dejarla a ella deslizarse por ahí, sin tener un marido -lo que equivalía que él se hiciera cargo de su negocio y su vida. Cerró las manos sobre la mesa, y las copas se sacudieron. Ella inclinó su cuerpo hacia delante, y los humanos se echaron hacia atrás un poco. Yo no necesito un maldito compañero. Carlos se rascó detrás de la oreja y le sonrió. Usted necesita una antes del próximo mes o ellos van a encontrarle uno.

¿Por qué? Su voz se quebró en la ira, pero no tratar de ocultarlo.

Usted es débil sin un compañero. Nos deja a todos el camino abierto. Yo no necesito un hombre para h acer este trabajo. He estado a cargo durante cuatro años. Ese es el punto. Usted tuvo cinco años, y el tiempo será hasta dentro de unos meses. No quiero una pareja. No es su elección.

Ella negó con la cabeza y golpeo hacia la escalera que conducía hasta su oficina. Ella subió rápidamente las escaleras. Habían perdido sus condenadas mentes si pensaban que iban a meter a un hombre a la fuerza en su vida. Era una mierda. Si pensaban que ella iba a ceder solamente porque algunos miembros del viejo Club del "Buen Chico Vampiro" sacudieron ruidosamente sus cadenas, estaban locos. Tal vez ella aún no había sabido aprovechar todo su poder, pero estaba cerca. Más cerca que lo que cualquier otra persona habían estado sin pareja, y ella no lo necesitaba para terminarlo. Ella no se iba a dar por vencido. Ella sería la primera mujer líder de un territorio, la primera en romper esa regla ridícula, incluso si tenía que luchar con cada uno de ellos para hacerlo.

Raven cruzó los escasos metros de la puerta de su plato de diamante, entró y la cerró de golpe detrás de ella. Dejó escapar un grito y se trasladó a la mesa. Alcanzo el teléfono, y pulsó el número del loft de Bian en Tampa.

~ 5 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Si no tenia los huevos para enfrentarse a ella personalmente, al menos podía hablar con ella por teléfono.

El teléfono salió bruscamente de su mano y aterrizó en el receptor de nuevo. Raven giro la cabeza. Carlos estaba allí.

No le dio tiempo para luchar. Él sólo la levantó y arrojó su cuerpo a través de la habitación. Le pegó a la pared de enfrente dejando una grieta, y luego comenzó a deslizarse por el piso, pero él estaba delante de ella de nuevo. Carlos la agarró por el cuello y la abrazó contra la pared. Abrió la boca para hablar y no salió nada. No importaba. ¿Qué iba a decirle a un enojado mercenario? Él le dio una larga lamida hasta su cuello. Raven sintió el arañazo de su lengua de púas a lo largo de su piel. Le pego en el pecho y le dio patadas, pero él no se movió. Mierda.

La hembra no es tan fuerte. No tan fuerte. Golpeo, rápido como la cobra tatuada en su brazo, y hundió sus colmillos en su cuello. El dolor se disparó en la cabeza y el brazo. Él mordió demasiado duro, demasiado profundo. Se oyó a sí misma gritar. Los músculos de la garganta al apretarse sólo empeoraron el dolor mientras el sacaba la vida a través de los nuevos agujeros en su cuello. Ella quería agarrar el cuchillo de su bota, pero apuñalándolo solo recibiría más dolor. Matar al mensajero del jefe, traería a su vida a un doloroso y ardiente final.

Los ojos de Raven se agitaron cerrándose . Sentía la sangre de la vida

manando de ella, tomando la

Mierda. Él no la mataría, pero la drenaría hasta apagarla, para así poder salir con seguridad. Aléjate de ella. Lentamente , hijo de puta.

magia que animaba a su cuerpo con él.

La voz de Jareth hizo sus ojos abiertos. Los ojos de él, resplandecían con una feroz luz azul. Su cuerpo estaba preparado para la batalla, mandíbula apretada con fuerza. Su mano grande sostenía un Tazer, presionando sus dientes de metal en el cuello de Carlos. La otra mano sujetada el hombro del hombre para alejarlo. Carlos saco sus dientes, luego la dejo. Él dio un paso atrás en paralelo con Jareth. Ella no podía dejar de deslizarse en el suelo cuando los dos se trasladaron hacia la puerta.

Sé que estás aquí por negocios, por eso no estoy matando. Busca a tus chicos y sal de aquí. Si todavía estás dentro de cinco minutos, voy a asumir el riesgo con Bian. Jareth sonrió y empujó a Carlos a la puerta.

~ 6 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Bien. Me voy a ir, pero voy a estar de vuelta si no consigue una pareja. No puedes impedirme hacer cumplir la ley. Abrió la puerta y la volvió a cerrar rápidamente.

Raven sintió que la sangre escurrirse por el cuello. Ella no era lo suficientemente fuerte como para curarse rápidamente, ya que él había tomado mucho. Al dejarla, él probablemente había cerrado las heridas para impedir que muriera, pero ahora estaba sangrado libremente, con sólo su mano para mantener el flujo punzante. Cerró los ojos y trató de detener el cuarto que daba vueltas.

¿Raven? Oyó acérquese a Jareth y arrodillarse frente a ella. Mierda. Estás sangrando.

Él arrancó con fuerza su mano y sujetó sus labios sobre la herida, luego acarició su lengua sobre ella. Su boca la dejó, mientras sus manos la sujetaron para mantenerla parada. Todavía sangra. Ven. Jareth la atrajo hacia el, envolviéndola con los pesados brazos calientes, y acarició su rostro con la nariz, la llevo hacia su cuello. Adelante.

En circunstancias normales, la última cosa que habría hecho sería tomar de él. Apestaba a mal gusto de beber de su asistente personal. Especialmente cuando ese asistente pudiera tener la idea equivocada y adoptarla como parte de su propiedad. Los hombres tenían una tendencia a hacer eso cuando alimentaban al pollito del que eran amigos. Maldita sea, solo hazlo Rave. No seas tan condenadamente terca. No voy a ponerme raro contigo.

Al diablo. Ella apretó las manos y la boca sobre él. Sus dientes se desenfundaron rápidamente, lo que le lastimó las encías antes de que las hundiera en el cuello. Dios, susurró Jareth, apretándola con fuerza contra él, para que ella se quedara sentada en su regazo. Raven bebió despacio, con cuidado de no tomar demasiado. Sus piernas apretaban alrededor de sus caderas, y sus dedos se clavaron en su piel. Ella quería parar, pero algo dentro de ella no lo soltaba. Mucho tiempo había pasado desde que había tomado de un macho de su especie, y echaba de menos el sabor fuerte de su sangre, la manera en que gem ía de placer debajo de ella. Beber de un hombre humano era como tener se xo con un consolador. El resultado era el mismo, pero para lograrlo no tenía ni la mitad de la diversión. Oyó gemir Jareth de nuevo, cuando él se endurecido entre sus piernas. El cuerpo de Raven reaccionó.

~ 7 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

En primer lugar, su mente quedó en blanco, y luego empezó a mo ler sus caderas contra él. El líquido carmesí fluía en su boca, calentando su garganta, y haciendo que quiera de él aún más.

Si no te detienes, Rave, no me voy… — Se estremeció, y su voz se quebró cuando ella sacó los dientes de su piel y lamió para sellar la herida . Yo no voy a ser capaz de hacerlo.

Él tenía razón, y ella lo sabía, pero ella no podía sacar la boca de su piel. Los labios de ella besaron su oreja, y luego sus dientes mordieron su lóbulo. Rave. Empujó a sus caderas ligeramente. Tenemos que parar.

¿Por qué?

No es correcto. Te arrepentirás de mañana. Deja que yo me preocupe por eso. Deslizo sus dientes por el cuello en una deliberada y lenta tomadura de pelo. Él la aparto de un empujón sobre su trasero . Ella se extendió delante de él. Cuando ella trató de alcanzar su camisa, él atrapó su mano. Raven recorrido la mirada abajo y no pudo dejar de ver el duro bulto detrás de su cremallera. Ella sonrió. Su otra mano tratada de alcanzar la protuberancia tentadora. Tomó esa muñeca, también. Maldición. Se rió, pero no fue fácil. Está bien. Tienes que encontrar a alguien antes de que esto vaya demasiado lejos. ¿Cuándo fue la última vez que estuviste con alguien?

Ella hizo caso omiso de la pregunta y paso su bota arriba de su muslo.

¡Raven! Ella parpadeó hacia él. Contéstame.

¿Qué?

¿Cuándo fue la última vez que estuviste con alguien? Yo no te voy a decir eso.

¿Cuándo?

Ella gimió. Más o menos cinco.

¿Meses? La miró sorprendido.

Años. Raven tiró sus manos lejos de él y cayó de espaldas en el suelo. El choque de su rostro fue suficiente para arruinar su alta feromona. Se rodó sobre sus rodillas, y entonces se puso de pie y caminó hacia su escritorio. ¿ Por qué? Jareth se puso de pie y se sacudió la suciedad de sus pantalones vaqueros que las botas de ella habían puesto allí. Simplemente no lo tengo, ¿de acuerdo? Yo sé que no es por falta de ofertas. No quiero a un compañero, que es lo que todos ellos asumen que necesito. Ella se sentó en la suave silla de cuero y apretó el botón para

que su monitor cobrara vida, a continuación, hizo clic en el icono para abrir su correo electrónico.

~ 8 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

¿Qué problema hay con un compañero?

Ellos

Solo porque estábamos a punto de hacerlo en el piso de tu oficina, después de que el gamberro del jefe te atacó. —Me están obligando…

¿Para hacer qué?

Emparejarme. ¡Qué! Él se acercó y puso sus nudillos sobre el escritorio. qué?

Ella lo miró. ¿Por qué estamos teniendo esta conversación?

¿Por

Se recostó en la silla y cruzó las manos sobre el vientre, tratando de no mirar el bulto que se mantenía en sus pantalones. Dicen que soy débil. De acuerdo con la ley, una mujer no puede mantener el poder sobre un territorio determinad o durante un período de más de cinco años, sin un compañero masculino. La sanción es la pérdida de territorio y del rango. Los hombres no tienen que tener una compañera. Exactamente.

Comenzó a caminar e hizo crack con los nudillos. Pero tú tienes casi todo su poder sin un compañero. Todo lo que necesitas es alcanzar la madurez. Lo sé. Jareth apuntó con un dedo. Luchar contra ello. Lo he intentado. Es un sistema patriarcal. Mierda. Sí.

¿Así que Carlos era un recordatorio?

Si. Ella se inclinó y puso su cara entre las manos. Y él habría

demostrado su punto, -si tu no hubieras entrado- de que no puedo defenderme contra los hombres sin el poder. Nosotros podemos. Pero tu y tus chicos no van a estar siempre alrededor.

¿Cuánto tiempo tienes? Dos meses. Como tope.

El ordenador dejó escapar un ring digital, y ella miró de reojo a su pantalla. Un correo electrónico nuevo se destacó en negrita, de Bian. Ella hizo doble clic y recorrió el texto. Su corazón desapareció y dejó un agujero en blanco en el pecho. Dejó de respirar y miró a Jareth.

¿Qué es?

Bian recluto a dos pretendientes. El primero estará aquí el viernes. Dile que no le interesa.

~ 9 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Ha sido ordenado por el emperador. Mierda. Gruñó. El segundo llegará el domingo. Mierda. Esos cabrones no te dan mucho tiempo. Raven dejó caer la cabeza en la mesa. Déjame en paz por un minuto. No deje que alguien entre.

Siendo lo listo que él fue, Jareth no habló otra vez. Ella justamente oyó la puerta abrirse y cerrarse antes de que lágrimas comenzaran a bajar lateralmente rodando por su cara y encima de su escritorio. Ella había logrado ser la líder del territorio, sola en el mundo, sólo por cuatro años, y ahora todo eso terminaba con un final amargo. Un compañero la reclamaría y luego la haría desfilar como un caballo premiado delante de los demás. El territorio realmente no sería de ella más ya. Y si e lla daba un paso en falso, ella se convertiría en un esclavo forrajero para un líder nuevo.

~ 10 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Capítulo dos

Y o no estoy lista para esto. Raven deslizó sus pies en un par de zapatos de tacón rojo junto a la puerta de la oficina. Ella no habría llevado puestas las condenadas cosas, pero la carta exigía vestimenta

formal. Bian incluso había enviado un asesor personal con un vestido largo de color rojo tipo Pretty Woman, porque complementaba su pelo oscuro. Eso fue sólo la cereza de la torta, para hacerla sentir como una prostituta total. Jareth extendió el brazo para que ella no se cayera. Sólo ve . Tal vez él te guste. Él es francés. Bien. Parecía querer decir más, pero nada más vino.

Se puso de pie derecha. Con los zapatos de taco, estaba al nivel de su cuello. Había un moretón allí, por su alimentación. Ella desvió la mirada. Sí. Yo no me veo con el Francesito a largo plazo. Sólo la cena. Si algo sale mal, voy a estar a unos metros de distancia. No voy a dejarlo hacerte daño. Lo sé. Raven le dio una palmada en el brazo. Vamos a terminar con esto. Hay una limusina fuera. Sacudió la cabeza. La cosa se pone peor. Él sonrió burlonamente y le tendió un brazo para a ella mientras que el otro le dio un golpecito al apagador, dejando la oficina en la oscuridad. Ella se aferró a él y logró caminar todo el camino alrededor de la pasarela, que colgaba sobre la pista de baile, al frente del club sin tropezar. No había salido en toda la noche. El cabello y maquillaje les había llevado horas a las personas que había enviado Bian para terminar. La luna

estaba alta en el cielo, fría y oscura cuando salió a la acera. No era la idea

del paraíso para la

lugar. Jareth mantuvo lejos al chofer y abrió la puerta para ella. Entra Raven sonrió y se apresuró en el asiento trasero. Esperó a qu e Jareth se unirse a ella, pero cerró la puerta, luego otro en el lado del pasajero. Ella frunció el ceño. ¿Está es la manera en cómo sería? Cuando había un hombre, Jareth no sería nada más que el personal contratado. No su mejor amigo.

mayoría de la gente, pero a ella le encantaba este

Al otro lado del pasillo descansaba un minibar. Ella sonrió y abrió una pequeña botella de ―comodidad sureña‖. Tenía que ir, pero nadie dijo que

~ 11 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

no podía beber.

Bebió de la botella, luego otra antes de llegar al frente de La Maison Noir. El edificio blanco y alto con sus cristales, el latón, y detalles intrincados le recordaba a las fotos del El Palacio de Cristal. A través de los cristales, los manteles blancos con floreros rosados y velas eran visibles a lo largo de todo el oro y la alfombra roja. No había una gran cantidad de asientos, pero de todas formas, la mayoría de la gente no podía permitirse el lujo de comer allí. Había estado aquí un par de veces con Bian, cuando él hacía su visita anual. Esto fue su lugar, y sabía exactamente donde su niño se sentaría. En la esquina de atrás puesto, el que siempre fue reservado para Bian por su amigo, el francés vampiro dueño del lugar.

Raven tomó una respiración profunda. Ella sabía las reglas. Él tenía el derecho, -como un elegido pretendiente para ella por su líder-, de llevarla a la cama una vez. Si se negaba, él podría exigir una retribución de Bian. Por lo tanto, ella continuaría, hasta que él le diera una escusa para llorar

u falta.

La puerta se abrió y Jareth extendió su brazo y el paraguas. Vamos, princesa. Que te den, susurró mientras tomaba su brazo y dio un paso adelante. Se enderezó, pero su cuerpo se torció un poco. ¿Mini-bar? Él susurró a medida que avanzaban hacia la puerta. Si. Buena chica.

Estaban en la puerta con demasiada rapidez, y él se apartó. Ocupó el acceso libre para ella, y ella deseo que él pudiera venir con ella. Tal vez su presencia haría que la opresión en el pecho más fácil de llevar.

Una pequeña mujer con un vestido negro y perlas, llegó hasta ella. Tenía el pelo peinado en un moño. Mademoiselle. Bon jour. Por aquí. Estamos muy contentos de que usted

y el Señor Astor se unan a nosotros esta noche. El Señor Bian pidió su

mesa de siempre. Raven trató de parecer amigable, pero su mente se centró en la simple tarea de caminar. Su cara quemada. El whisky había sido un poco demasiado rápido en actuar. Mademoiselle. Astor estaba cuando se acercaron a la mesa e hizo un gesto hacia su lugar para que un camarero le acomodara el asiento de ella. Es tan bueno conocerte. Ella asintió. Lo mismo digo.

Alguien metió un menú en frente de ella, y ella abrió.

~ 12 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

¡Oh!, no, no. No es necesario. Me he tomado la libertad de pedir por nosotros.

Alguien tiró el menú de nuevo, y trató de no apretar los dientes. Si él pensaba, por un momento, que iba a darse vuelta y… —Monsieur Bian dijo que tiene un poco de problema… Por lo menos, era franco. Sí.

Levantó un vaso de vino oscuro y giro el líquido mientras hablaba. Estoy seguro de que no tiene necesidad de pretendientes, pero yo tenía la esperanza de que por lo menos escuchara mi proposición. Muy bien. Dado que su poder aún tiene que madurar, y necesito un nuevo hogar, yo había esperado. El tomó un sorbo, a continuación, dejo el vaso sobre la mesa. Si pudiéramos trabajar juntos para resolver ambas cuestiones, entonces yo con mucho gusto prestaría mis servicios para cualquier cosa que usted quiera. Yo no necesito un compañero. Estoy casi en la madurez ahora. La única razón por la que podría estar interesada es por sacarlos de mi vida. Ya me lo imaginaba.

Dos camareros sacaron cuadradas bandejas de color blanco con adornos dorados, cada una con un poquito de comida y decoraciones. Pour vous, z 'chef' preparado magnificen. Zis aperitivo compuesto 'de setas avec relleno de langosta y trufas silvestres. Bon appétit

Alguien se sirvió un vaso de vino blanco en frente de ella, mient ras que Astor comenzó a comer. Ella le miró con el cuchillo y el tenedor con tanto cuidado, tomando sólo pedacitos de comida en su la boca a la vez. Claro, era digno, pero ella siempre se había visto a sí misma como un ―hombre‖. Alguien que haría Chow bajo una hamburguesa con queso y cerveza. Él arqueó una ceja. ¿Algo es poco satisfactorio? No. Ella cogió el tenedor y sonrió. No, todo está bien.

* * * * * *

Raven estaba borrach a. Ella no debería haber tomado esa última copa de vino con el plato principal. Había pensado que estaba perdiendo ese zumbido, pero la intoxicación volvió como una venganza. Ahora, sólo mirando a Astor le daba ganas de reír.

¿Está de acuerdo? Lo siento. Se limpió las comisuras de la boca con la servilleta.

~ 13 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Estaba admirando su anillo.

Él levantó una mano perfectamente cuidada.

¿Este?

Ella asintió y trató de limitar el movimiento de la cabeza. Este es mi escudo de la familia. Todos los hijos primogénitos tienen uno.

Él sonrió. Si nos emparejamos, se le dará uno, también. Cruzó las piernas y dejó la servilleta sobre la mesa. ¿Lo ha pensado? Un poco.

¿Me encuentra atractivo?

Ella lo miró lentamente. Su cabello rubio estaba bien recortado, su piel era agradable y su rostro tenía rasgos fuertes y hermosos. Sus ojos azules no menos bellos que los de cualquier otro hombre. Sus hombros anchos y evidentes, incluso en la oscuridad traje. Usted es un hombre guapo. Y usted es hermosa. Parecía aún más confiado que antes. Usted es inteligente y fuerte. No veo ninguna razón por la qué esto no funcionaría. No tengo ninguna intención de convertir me en un trofeo para un ególatra.

Allí. Ella lo había dicho. La verdad estaba fuera, a pesar de que probablemente no debería haberlo hecho. Le dio una sonrisa genuina, que se extendió en una sonrisa apagada. Y usted es honesta. Raven se encogió de hombros. No la querría con nada menos de que lo que usted es. Conquistarle sería nada menos de capturar a una mariposa en una jarra de vidrio. Puntos para él. Él sabía lo que había que decir, incluso si algo acerca de su palabras parecían menos genuinas. Ahora, si no se oponen, creo que lo apropiado, ahora para nosotros, es retirarnos a mi suite en el hotel.

Su corazón latía en su pecho antes de que pudiera detenerlo.

No te preocupes. Yo no le forzare a hacer nada. Sin embargo, si encontramos que la Musa nos lleva allí, será un buen augurio en mi informe al señor Bian.

Ella asintió, y le permitió ayudarla a levantarse de la mesa. Salieron del restaurante sin pagar, lo que le dijo que ya habían pagado, o Bian pagaba la cuenta. Fuera de, Jareth observaba, pero dejó al chofer abrir la puerta esta vez. Ella casi le había olvidado, parado afuera en el frío.

~ 14 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

* * * * * *

Raven salió de la limusina detrás de Astor, y lo tomó de la mano cuando él se la ofreció. Sorprendentemente, había sido todo un caballero en el viaje más corto. Ahora, caminando hasta la entrada del hotel, sintió la altura de la inminente construcción como un peso sobre ella. La entrada era como la boca de un monstruo gigante que estaba esperando a tragársela. Entraron y se dirigieron directamente a los ascensores. Detrás de ellos, Jareth y el demonio de Astor los seguían. Meseros prácticamente caían sobre sí mismos para saludar y ayudarles. Si no lo conociera, pensaría que había estado usando trucos de la mente en ellos.

El ascensor se abrió y se cerró otra vez, dejando a Jareth con el demonio de Astor esperando al siguiente. Eso fue parte de lo que odiaba de la jerarquía de su raza. Amigos, verdaderos amigos, se encontraban a menudo en las partes inferiores de la estructura de poder - y no era fácil encontrar muchos entre los vampiros. Así que, cuando ella los encontraba, le gustaba mantenerlos cerca.

Van a esperar fuera de la habitación. Ella le sonrió. Lo siento. Él es también un amigo. Nunca te fíes de la ayuda, cariño.

Las puertas se abrieron, y vaciló con el primer paso. Astor la llevó adelante, luego abrió la puerta de la suite, agitó su interior. Por favor, ponte cómoda.

Nada sobre el lugar era de segunda categoría. La vista era maravillosa, al igual que el mobiliario. El infierno, la "suite" era prácticamente una pequeña casa. Raven pateo sus zapatos debajo de la mesa lateral, luego se trasl adó a la gran ventana. Recorrió la ciudad, mirando las luces de los automóviles y el tráfico desde el decimoquinto piso, preguntándose cuántas mujeres había allí afuera, que estaban tratando de tomar la misma decisión. ¿Cuántas mujeres humanas había allí fuera, que luchaban para pagar las cuentas y consideraban tener un marido para aliviar su carga? Ella habría apostado mucho dinero que había unas cuantas. Las manos de él cayeron sobre sus hombros, y trató de no ponerse tensa.

Yo era sincero, cuando prometí no obligarla. Gracias, pero yo sé cómo funciona. Tengo que ser honesto; Bian me animó a seguir el asunto. Lo imagino Ella se volvió en parte a mirar a Astor. ¿Quién más tiene él en mente?

~ 15 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

No lo sé, pero soy consciente de al menos hay otra posibilidad. Morimoto hablo con él mientras yo estaba en la oficina de Bian justo antes de mi partida.

Ella conocía el nombre. El ejecutivo japonés había he cho un nombre a

base

compañeras durante toda su vida, y cada una se suicidó. Aunque nadie sabía con certeza, el rumor era que sus perversiones sexuales y la conducta dominante eran la razón. Ustedes conoce a los mayores. Ellos buscan el poder, a través de usted, para agregar a sus tierras en América. Ella asintió. Maldita sea. ¿Cómo se metía en una mierda como esta, todo el tiempo? Sé cómo te sientes, pe ro si nos consagramos, esta n oche, Bian desechara a los demás. Él tenía razón. Y sabía en lo profundo de sus huesos. Claro, era un total de desconocido, pero estaba ardiente y dispuesto a dejarla ir a su manera. Tienes razón. Astor se trasladó delante de ella, llevo su mano a la mejilla de ella y con el dedo pulgar la acarició lentamente. Te lo prometo. Yo sólo te tratare con el mayor respeto. Después de esta noche, te voy a dejar tomar la decisión de venir a mí si lo deseas.

de

experimentar y

quebrar

compañeras. Había tomado

cuatro

Levantó la barbilla lentamente. Cerró los ojos y asintió. Aguanto la respiración, como si estuviera a punto de bucear en una piscina grande, negro y sin fondo. Cuando sus labios se apretaron contra los suyos, que eran suaves y con sabor a las delicias que se sirvieron en la cena. Sus manos se deslizaron lentamente por el corpiño. Raven se alejó del beso. Ella no podía hacer esto. Si bien podría haber sido muchas cosas, barata no era una de ellas.

Sus labios suaves y mojados llegaron a su cuello y levantaron su barbilla lentamente. Para de pensar, querida.

Su cuerpo era cálido, sus manos eran firmes, y el hombre sabía como dar un gran golpe . No había ninguna razón para no relajarse y dejar que un hombre guapo explorara su naturaleza. Entonces ella, respiro el olor cálido, dulce de su colonia e hizo un intento. Él paso un diente por su cuello, y le susurró algo en contra de su piel. Sus rodillas temblaron. El simple gesto hizo un rugido de fuego a la vida en su vientre. Ella lo quería a él entre sus piernas. Ahora. Y no era sólo porque había sido célibe durante unos años, estaba trabajando en ella con su poder, y no le importaba. Si tenía que hacerlo, ella preferiría estar borracha en el poder que miserable.

~ 16 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Vamos a la cama, dijo, y la tomó en sus brazos.

Mientras la llevaba hacia el tamaño king crimso n colchón de la cama, su boca le llamó de nuevo. Cuando paso la lengua por los labios, ella abrió la boca. Él fue lento y cuidadoso, la imagen de un amante maduro y experto. Astor se detuvo en el borde de la cama y la dejó deslizar se lentamente de rodillas frente de él. Las manos de ella fueron hacia la solapa de su chaqueta y la empujó hacia atrás, de los hombros y hacia el piso. Luego, sus manos desabrocharon la camisa y sacaron la corbata. Cuando terminó, Raven empujó el tejido blando para revelar su suave, pecho musculoso. Era perfecto, al igual que el resto de él, e imploraba ser besado. Él la miraba con ojos codiciosos y se deslizó la manga de su vestido fuera de su hombro. Se inclinó hacia delante y lamió en una línea lenta desde sus pectorales hasta el cuello. Su cabeza cayó hacia atrás y un gemido escapó de sus labios.

Yo soy tuyo, le susurró. Haz lo que quieras. Raven empujó a la camisa, pero se negó a caer. Un momento.

Vio Astor sacar sus gemelos. El cinturón que vino de spués, así como los zapatos y calcetines, pero se dejó los pantalones. Se saco la camisa lentamente, mientras sus ojos se clavaron en los de ella. El hambre en ellos era de fuego, pero controlada. Tenía la sensación de que todo en él era controlado. La besó en el hombro, y luego l a dio vuelta de forma que su espalda quedo contra su pecho. Sin decir una palabra, abrió la cremallera de su vestido lentamente. Ella sonrió para sus adentros, dudosa de si él agradecería las bragas que había llevado. Bian había enviado medias, un conjunto de ropa interior, todo de encaje negro. Era probablemente lo que al Francesito le hubiera gustado, pero si quería ser su pareja, incluso en el nombre, tendría que aceptar que tenía un lado áspero. Esta noche, ese lado áspero venía en la forma de una tira de látex con anillos de plata en los lados.

Un gemido pequeño de reconocimiento salió de detrás de ella c uando el vestido cayó al suelo. Salió del círculo de tela y arqueó una ceja hacia Astor, que se inclinó para poner el vestido en una silla. Ahora, ¿dónde están esos hermosos zapatos rojos? Desapareció rumbo a la otra habitación, y luego regresó con los zapatos en la mano. Se arrodilló frente a ella y sujeto un zapato. Su mano se apoderó de su cría, y luego puso su pie en el talón. Repitió el proceso con la otra

~ 17 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

pierna, y luego fue besando todo el camino hacia su muslo a lo largo del camino oscuro de las medias altas. ¿Qué puedo hacer, mademoiselle?

Ella arqueó la ceja de nuevo. Algo en su cara -de adoración- dijo que él quiso decir mucho más. En todo este tiempo como un vampiro, y como mujer, Rave n nunca había tenido a un hombre que quisiera que ella controlara las cosas. Que ella fuera la dominante. Astor besó el muslo y esperó. Ella podría hacer esto, ¿no? Ella era mandona todos los días. ¿Por qué no en la cama? Además, él fue tan lindo. Sorpréndeme.

Su mano se extendió hasta la parte delantera de sus bragas.

Whoa. El punto de ser dominante era ponerlos a trabajar para ello. ¿Verdad? Ella abofeteo su fano sacándola. Tienes que ganar eso. Le pido disculpas, señora. Bajo su cabeza y puso las manos sobre su regazo.

Maldita sea. Tenía que pensar rápido. Se suponía que iba a ser complaciente. ¿Verdad? ¿Qué era lo que realmente quería? Había pasado tanto tiempo, que cualquier cosa podía apagarla como una vela romana.

Ella sonrió y se sentó en el borde de la cam a. Ella abrió las piernas, a las que sentía sexy y elegantes con las medias y los zapatos. Ven aquí. Se arrastró lentamente, y luego se detuvo delante de ella, de rodillas entre sus rodillas separadas. Sus manos recorrían su piel. Besame.

El espacio entre ellos, volvió a desaparecer. Hubo otro beso suave, mendigando para la lengua más que ofreciendo a la suya. Sus manos se quedaron en los muslos. No estaba funcionando. La humedad que había entre sus piernas se había ido. Raven arqueó su cuello para él, lo cual él tomó con entusiasmo. Chúpame los pezones. Sí. Tomo la palabra y chupo los pechos con reverencia.

Era agradable, pero no era exactamente lo que necesitaba.

Algo dentro de ella pedía a gritos que él la mordiera, con fuerza

menos que succionara duro, pero él no hizo nada de ello. En lugar de eso, su lengua se resbaló lentamente sobre un pezón, luego por el otro.

al

o

~ 18 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Ella agarró su cabeza y lo jaló en un beso hambriento.

Astor se derritió en su contra. La erección fuerte presionaba contra su entrepierna, pero su s manos se quedaron en sus piernas. Él no se movió y no hizo nada que ella no lo demandara.

Raven rompió el beso. No puedo hacerlo. Él miró parpadeando lentamente, como si no acabara de registrar la confesión. Tú, la Líder americana en un mundo de hombre s, ¿no puede s estar en la parte superior en nuestro acuerdo? No. No ahora. Él dejó algunas palabras volando en francés, pero ella no las entendía. ¿Qué es eso? Su rostro delataba su decepción con la situación. Nada.

Antes de que pudiera hacerle preguntas, sus labios estaban en l os suyos de nuevo. Apretó contra ella, rectificado en su contra mientras su lengua exploraba su boca. Era fuerte y cálida, pero le faltaba convicción. Astor rompió el beso. Tampoco puedo hacer esto. Medio Raven rió y medio se quejó. No creo que esto vaya a funcionar. No. Dudo que pudiéramos forzar las cosas lo suficiente para hacer crecer su poder y convencer a Bian. Si tengo que hacer esto, prefiero no sufrir más de lo necesario . Él asintió con la cabeza. Gracias, por ser tan dulce, pero creo que necesito tiempo para pensar en todo esto. Muy bien. Sonrió con picardía. Pero si decides proceder, debes saber que te encuentro muy atractiva. Me gustaría considerar cualquier alternativa que tengas. Tus piernas solo… — Sus manos subían y bajaban por los muslos. Bastan para inspirarme.

Raven se echó a reír y le dio un beso rápido. Fue lindo, pero algo profundo dentro de ella no hizo clic. Ella no podía adentrarse en ello. No importa lo bien que se sentía, su mente estaba en su cerebro, no en su entrepierna. Creo que me voy a casa ahora. Voy a seguir estando en la ciudad, hasta que hayas llegado a una decisión.

Ella inclinó la cabeza y se escapó de él. Los talones de sus zapatos enmarañaron la alfombra cuando ella caminó encima hacia el vestido rojo. Sin cambiar de dirección hacia él, ella dio un paso dentro y lo jaló en su lugar.

~ 19 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Las manos de Astor tiraron de la parte de atrás y subió la cremallera. Cuando ella empezó a agradecerle, él le plantó otro beso suave, lento en sus labios. Consideró toda la magia de besar a un pariente cercano, junto con todo lo espeluznante.

Tengo que irme. Se volvió hacia la puerta y caminó rápido, pero él se las arregló para ponerse a la altura de ella. Agarró la manija y la abrió para ella. Voy a esperar tu llamada. Muy bien.

Tiró la puerta grande y le dio otro beso, al mismo tiempo.

Su mirada se lanzó hacia Jareth, que estaba frío como siempre, les observaba desde en el pasillo con las manos cruzadas delante de él. Ella se apartó rápidamente. Astor lamió la esquina de la boca. Buenas noches.

Raven se movió rápidamente en el pasillo y paso a Jareth. Más tarde.

~ 20 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

V

Capítulo Tres

en aquí. Raven puso los ojos en blanco cuando Jareth penosamente

entro en el ascensor con ella. Ella sabía que él estaba tratando de guardar las apariencias, en el supuesto de que ella y Astor estuvieran

juntos, pero su nueva formalidad era molesta. A su nuevo chico no le va a gustar No es mi nuevo chico Pareja. Lo que sea. Él no es mi pareja tampoco. Eso no es como sonó para mí. Ella se volvió hacia él.

¿Qué?

Te he oído gimiendo en el pasillo.

Raven apretó el puño. Dios, ella le quería pegar. Si tú no escucharas a escondidas, solo la mitad, cuando tú pensaste que estábamos jodiendo, sabrías la historia entera maldición Jareth entró en su espacio y la miró. Me fui antes de llegar a la parte procedente. Alzó su puño hacia su cara. Él agarró de la muñeca con una fuerza feroz. Mira a quién le estás pegando, Raven. No voy a aguantar tu mierda. Ella tiró hacia abajo, pero él no la soltó. Si fue tan duro tener que joder con ese imbécil, es tu negocio. Pero no te

molestes conmigo por señalar la verdad. No jodí con él. No quiero saber. Bueno, tú necesitas saber. Ella tiro otra vez y él le soltó el brazo. No llegamos a ningún lado.

¿Por qué?

Él quería que yo fuera una dominatrix o alguna otra mierda. Jareth soltó una carcajada.

¿Tú? Volvió a reír.

Las puertas del ascensor se abrieron y salieron al vestíbulo. Ella se dirigió a la entrada, y luego fue hacia la limusina estacionada en la acera. Abrió la puerta por sí misma, entro, y la cerró con un golpe detrás de ella. La puerta se abrió de nuevo, y Jareth entro.

Yo no dije que podías subir aquí. Yo no te pregunté, dijo mientras tomaba asiento frente a ella.

~ 21 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

¿A dónde? El conductor llamó desde el frente. A casa. Raven hizo un gesto hacia el asiento delantero. Jareth se adelantó y cogió una pequeña botella de Absolute de la barra. Tú no lo necesitas Rave . Sí, lo necesito. No, no. Se tomó la botella. Yo podría haber hecho el acuerdo de trabajo. No. No se podía.

Raven se cruzó de brazos sobre el pecho y miró por la ventana. La noche era un desastre. Un desastre total mierda. Cerró los ojos. De alguna manera, a pesar de que disimulo mucho, la declaración la hirió. Él tenía razón, ¿no? Toda su vida, los hombres habían tratado de controlarla, incluso ella trató de obedecer, acabó fracasando. Ella no estaba destinada a vivir de ese modo.

* * * * * *

Raven se trasladó a la puerta de la casa de dos pisos de ladrillo, cogió la llave de la maceta de cemento grande, rellena con petunias púrpuras, abrió el vidrio puerta de entrada.

Deberías ocultarla en otra parte. Jareth dijo que detrás de ella. Ella no respondió. Todo lo que quería era estar sol a. Él se quedaría, como él siempre lo hacía, pero ella no tenía que hablar. Raven se adentro, pateando sus zapatos en el vestíbulo de az ulejos. Ella oyó cerrarse la puerta delantera, y luego el cerrojo. Jareth siempre preocupado por la seguridad.

Sentada en el cuarto oscuro, bordeada de altos ventanales y una gran chimenea, se sintió pequeña. Ella sólo hace un mes que tenía la casa, pero la sensación de soledad, al sentir toda esa extensión solo para una persona, no se había demorado. Sus ojos comenzaron a arder. Ella se secó los ojos para evitar que las lágrimas se escapen, luego parpadeó con los ojos abiertos. Las lágrimas comenzaron a fluir, y se acurrucó en el grueso cojín del sofá. Ella no tomaría a Morimoto, o cualquiera de las personas que Bian enviara, porque ese cabrón siempre pensaba que tenía que ser controlada. Toda

sería igual. Necesitaba encontrar su propio

compañero.

persona

que

enviara

~ 22 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

* * * * * *

Raven salió de la ducha de vapor y se envolvió en una suave toalla color crema. Se sentía limpia de nuevo, incluso a pesar de requirió una extra larga ducha para conseguir sacar el aroma de la colonia de Astor de de su piel. Ella miró el reloj de cristal pequeño en el mostrador. Cuatro de la tarde. Había pasado una hora desde que había despachado a Jareth. A él no le había gustado, por supuesto, pero ella necesitaba estar sola.

Abrió la puerta, pasó junto a la corriente de aire fresco y entró en su dormitorio. Se seco con la toalla y se puso la bata de seda color púrpura que se cernía sobre la colcha, y terminó de secarse el pelo. Cuando terminó, miró a la toalla en la mano. Si ponía la ropa en la lavandería, Rosita se la enviaría mañana. De lo contrario, tendría que oler a Astor por otra semana. Hizo un viaje rápido a la sala de lavandería. En el camino de regreso, oyó algo. Un susurro en la sala. Raven avanzó por el pasillo, alrededor del borde de la entrada. Alguien estaba en el sofá. Jareth.

¿Qué estás haciendo aquí?

Volvió la cabeza hacia ella. Pensé que era mejor si me quedaba. Desde que andan en la caza de ti ahora mismo, Tu asustaste a los bejezus por mí. Los ojos Jare th la siguieron mientras caminaba través de la habitación. Se puso de pie delante de él, escuchando el sonido de las formas de acero deslizándose en el lugar de las ventanas a sus espaldas. Las había instalado para su protección durante el día. Cuando el sonido se detuvo, sonrió. Lo mismo aquí. Sus ojos se movían más bajos, a la V de su bata.Realmente no lo necesitabas a él, Rave. Ella no bajo la mirada. Parecía bastante agradable. Sí. Jareth sonrió y se puso a su altura frente a ella y sus ojos se trasladó a la cara. Él también parecía un poco remilgado para ti. Su mano áspera aliso su mejilla. Eso no quiere decir que seas demasiado fuerte. Tú sólo necesita un hombre lo suficiente mente fuerte como para tomarte.

La sensación de su mano contra su piel causó escalofríos en su cuerpo. Él se alejo, pero aún se sentía allí. Sobre ella. Cuando abrió los ojos, lo vio avanzar hacia la escalera.

~ 23 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

¿Dónde vas?

A la cama. Ella se movió rápidamente para llegar hasta él. Espera.

Jareth se detuvo en la parte superior de la escalera.

¿Qué?

Sé mi compañero. Él avanzo hacia el final de la sala.

Yo no soy uno de ellos. No va a funcionar.

¿Por qué no?

Bian me odia. No tiene importancia. Mientras teng a un compañero y

aumente mi

poder, puedo elegir a quién quiero. Pero tú realmente no me quieres. Desapareció en su habitación y cerró la puerta en su rostro.

Raven se quedó allí, mirando a la puerta del panel blanco. Ella lo quería. Él era la norma por la cual consideraba a todos los hombres. Él era su protector, y su mejor amigo. Era perfecto. Al menos, perfecto para ella.

Ella abrió la puerta y lo vio allí, deslizando la camisa por encima de su cabeza. En los años que habían estado juntos, ella sólo lo había visto una vez con el busto desnudo, y su poderoso pecho era tan maravilloso como lo recordaba. Abrió la boca para decir algo, pero no salió nada. Jareth no dijo nada tampoco. En su lugar, arrojó la camisa sobre la cama y la miró.

Yo te quiero, dijo mientras se dirigía a él. Se puso en puntas de pie y fue por su boca, rezando para que no la detuviera.

Jareth tomó su cara entre las manos y se reunió con sus labios. Fue un beso que hizo que su mente entumeciera y su cuerpo anhelara la cercanía del de él. De repente, se movían. Trató de mantener el paso, pero no pudo mantener el ritmo. Jareth la trato de mantenerla en equilibrio. Cuando ella tropezó, él se envolvió su brazo alrededor de su cintura para estabilizarla. Su lengua se desliza sobre ella, burlándose de su boca hasta que cayeron sobre la cama. El vestido se abrió y dejo expuesto un pecho. La mirada de Jareth se dirigió a su pezón.

¿Estás segura de esto?

Sí. Trató de coger su boca de nuevo.

Jareth la empujó con una mano a la clavícula. Con las manos arrancó la bata de Raven. La miró de la misma manera que la había mirado a ella en

~ 24 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

la oficina la noche en que ella bebió de él.

Su lengua culebreó sobre la carne. Su cuerpo sujetaba el cuerpo de ella contra la cama, atrapándola mientras él tomaba la piel tensa entre sus dientes. Un mordisco rápido, suave y ella se arquearon en contra de sus manos. Él gimió y el latido entre las piernas respondi ó. El fluido agrupado, la dejaba lista para él. Por favor, Jareth. Todavía no. Se trasladó al otro pezón. Se lo chupó, también, y luego lo mordió suavemente. Su cuerpo se estremeció. Ella puso las caderas hacia él. Allí, encontró la erección que deseaba ardientemente. Estaba lleno, una piedra dura detrás de la tela. Sus manos luchaban por el borde, a continuación, le abrió los pantalones y los bajo hasta as rodillas.

Jareth le agarró las manos y se las puso sobre su cabeza. Dije que aún no.

Raven se retorcía debajo de él. Ella lo necesitaba. Ahora. No dentro de cinco minutos. No en dos. Ahora.

Su boca regreso a la suya. Su polla presionaba su clítoris, lo que la hizo retorcerse. Él mordió su labio inferior. Un ronroneo largo, profundo pronunciado con un trino de su boca, uno que ella nunca había sabido que lo tenía, antes de él. Los labios de Jareth fueron hasta su oreja. Le mordisqueo el lóbulo. Ya estaré de regreso.

Él se movió atrás, y ella observó. Cuando él se detuvo, su cara revoloteando avanzaba lentamente por encima de sus labios afeitados, él sonrió. La lengua de Jareth se deslizó contra su clítoris. Ella se arqueó y soltó otro gemido. Su mente se nubl o, nada a su alrededor exist ía ya. No había nada más que su lengua deslizándose arriba y abajo de su parte más sensible, dejando cresta después de crestas de tensión. Entonces él metió sus dedos, ellos se deslizaron en el interior y encontraron el terreno más sensible, mientras que su boca chupaba lentamente en su clítoris.

Jareth. ¡Oh, Dios! De pronto, su espalda quedo arqueada, las manos envueltas en la oscuridad en el consolador en su cama.

Su cuerpo se deslizó hasta el de ella, en un movimiento lento. Cuando la boca de Jareth apretó a la suya, Raven pudo probar su cuerpo en los labios. El se centró a sí mismo, y luego entró. Una ola de placer rugió a través de su entrada, y luego otra vez mientras él empujaba otra vez. Su

~ 25 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

boca se fue a su cuello y empujó más lejos, llenándola y cubriéndola con su esencia. Sus dientes rascaban la piel. Quería que él le mordiera, que bebiera.

Hazlo.

Jareth apretó los dientes en su piel. El dolor familiar vino, pero se desvaneció rápidamente, transformándose en un placer caliente, brillante, que fue opacado por el orgasmo que trajo. Sus órganos aumentaron en conjunto, con la alimentación y el placer. Ella sintió el calor dentro de ella y en su cuello, y no quería que se detuviera.

Él volvió a bajar, en un lento descenso de la boca y cerró la herida a continuación, se acostó jadeando junto con ella. Raven sonrió y le dejó acurrucarse en la cama junto con ella. Cuando se quedó dormido, ella puso su cabeza en su hombro y cerró los ojos. La paz por primera vez, se sentía alrededor de ella. Jareth era el único, y ella lo tendría, sin importar el como.

~ 26 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Capítulo Cuatro

R aven se levanto y fue a su oficina antes de Jareth de spertara. Se acomodó en la silla se quedó mirando la pared del fondo. Ella iba a decirle a Bian que se iba a emparejar con Jareth. Él no era de una

de las familias de más alto nivel y no era de su propio te rritorio, lo que sería un argumento para Bian, pero era fuerte y respetado. Bian diría que él deseaba, que ella estuviera con a alguien que pudiera representar una mayor jerarquía, pero ella no lo necesitaba. Todos sabían quién era. Además, Bian había nacido como un regular, también. Y se había ganado su propio camino, tal como hacía Jareth.

La puerta se abrió y Jareth entró, vestido con un par de jeans en ruinas y una camiseta en azul marino.

¿Por qué te fuiste?

Yo quería hacer esto sola. Si va a haber problemas, yo estoy adentro No es tu lucha. El infierno si no lo es. Bien. Ella se levantó y fue hacia él. Déjame hablar primero. Creo

que puedo hacer este trabajo.

Alguien se aclaró la garganta desde la puerta. Ambos se volvieron para ver a Astor de pie, con un traje gris, mirando tan prístino como la noche anterior. Disculpen. Los brazos de Jareth se tensaron, pero Raven hizo un gesto hacia la silla de cuero en la esquina. Por favor, entra.

Cerró la puerta, saludó a Jareth, luego se trasladó a la silla.

Entonces, ¿qué pasa, Astor?

¿Quieres hablar de esto enfrente de él?

Jareth arqueó una ceja, por lo que ella le dio una palmada en el pecho. Sí.

Está bien. Él se reacomodo y cruzó la pierna. He estado considerando nuestra situación y… — Raven alzó las manos. Ya he arreglado mi problema. Estoy tomando a Jareth como mi compañero.

El hombre los observaba, considerando sus palabras.

~ 27 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Tal vez no comprendas plenamente las intenciones de Bian para contigo.

Él tiene todo el de recho a elegir tu pareja, y no te permitirá que él sea tu compañero.

¿Por qué? Jareth espetó.

No tienes poder para ofrecerle. Jareth apretó la mandíbula, y ella le frotó el brazo para tratar de aliviarlo. Estoy a punto de llamarlo. Voy a esperar a escuchar lo que dice.

No hay ninguna razón para llamar. Estará aquí en unos diez minutos.

Raven miró a Jareth, que sacudió la cabeza. Ustedes están tratando de pasar por encima de ella y yo no lo permitiré. Tú no tienes voz en este asunto. Que te jodan.

Alguien llamó a la puerta. Miraron h acia allí. Un hombre de baja estatura con el pelo gris y un bastón cojeando entro en el interior. Buenas tardes, Astor. Astor se puso de pie y ofreció una reverencia al hombre. Bon nuit, señor Bian. Le sonrió a Raven, pero sus ojos grises no brillan. Hola, pequeña. Ella asintió con la cabeza un arco en la dirección y se aferró a la mano de Jareth. Estoy sorprendida de que estés aquí. Dado que las cosas iban tan bien entre tú y Astor, pensé que podía terminar de los derechos del emparejamiento esta noche. He elegido Jareth. No es una opción. Bueno, es lo que he elegido. Consagramos nuestro vínculo en la noche.

El anciano fue cojeando hacia ella. Parecía débil, pero calmado y ella sabía que él tenían el poder suficiente para arrasar toda la habitación si lo deseaba. Tú no tiene s poder, y no te puede s emparejar con alguien que no tenga su propio respaldo. Ella casi ha alcanzado la madurez por su cuenta, Bian. Si usted le da más tiempo, ella no tendría necesidad de un compañero. Así es como exige la ley. Entonces dame una semana. Puedo utilizarlo a él para lograrlo. Salgo mañana. Tienes hasta entonces. El viejo vampiro fue cojeando de nuevo hacia la puerta y Astor se apresuró a abrirla para él. Los dos salieron y cerraron la puerta detrás de ellos.

¿Cómo demonios vas a hacerlo en veinticuatro horas?

Yo no sé, Jareth. Raven comenzó a pasearse. Ayuda a los demás a abrir el club. Yo necesito pensar.

~ 28 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

* * * * * *

Raven caminó desde el sofá a lo largo de la pared de su escritorio, luego dio la vuelta. Había buscado la ruta de acceso desde hace mucho tiempo y todavía no ten ía respuestas. Normalmente, la ceremonia de emparejamiento traía el poder, pero sin ninguna ceremonia, no sabía cómo utilizar a Jareth para obtenerlo por su cuenta. Mierda.

Pop. Pop.

Pop.

L e tomó un segundo para que se diera cuenta de que los ruidos que se escucharon eran disparos. Corrió a la puerta y la abrió. Los seres humanos salían corriendo y gritando, pero en el rincón más alejado, en cerca de la pasarela, había una pelea. Jareth estaba allí. Con Carlos.

Bajó corriendo las escaleras y fue hacia la lucha. La policía estaría allí en breve, y el edificio tenía que ser limpiado. El encubrimiento tenía que ser rápido y sucio.

Rave, corre, Jareth gritó y señaló algo detrás de ella.

Hubo otro estallido, y bajó.

Alguien la agarró por detrás. Ella se sacudió y dio patadas, pero otro brazo la agarró.

¡No me toques!

Carlos apareció delante de ella.

¿Estas huyendo de mí, perra?

Ella lanzo una patada directa a sus bolas. Carlos se arrugado en el suelo, mientras ella luchaba con los otros dos.

Déjala maldito bastardo. Jareth se tambaleó hacia ellos. Él tenía una bala en el intestino. Ya tendría que haberse curado, pero estaba pálido y respirando con dificultad. Sangrando por todo el lugar. Carlos se volvió hacia él. Si te pego un tiro de nuevo, te mato, hijo de puta. Jareth dejó de moverse y cayó de rodillas. Algo no estaba bien. Las balas eran diferentes. Tal vez se había cargado con la sangre de intercambiadores. Esas armas eran ilegales, pero Carlos no parecía el tipo

~ 29 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

que se preocuparía por un detalle como la legalidad.

El hombre se volvió de nuevo hacia ella, con cuidado de sus piernas, y le levanto la cara. Corrió la punta del arma sobre su pecho y le quemó la piel, pero no se inmutó.

Me dijeron que la matara, pero voy a dejarte vivir si me la chupas. No creo que Bian, te dejaría vivir si no hace s tu trabajo. Es verdad. Se encogió de hombros. Mentí. Pero vas a hacerlo de todos modos.

Los dos hombres junto a ella trataron de obligarla a ponerse de rodillas. Raven luchaba y cerró los ojos. Excavo profundamente, hasta la chispa de magia que había encontrado. Ella hizo girar el poder, se movió hasta que rodó a través de su cuerpo. Pensó en lo duro que había luchado, y cómo Jareth iba a morir. Entonces encendió su mente a la potencia que había sacado en ella, la parte de ella que quería extraerla libre de su piel, como cuando él bebió de ella, y la el poder explotó.

Alguien se quedo sin aliento. Abrió los ojos y Carlos dio un paso atrás. Mierda. Jareth la miró. Úsalo sobre ellos.

Ella enfoco su mente en las manos que la agarraban . El olor a carne quemada hormigueo en la nariz. Los hombres gritaron, la soltaron y corrieron hacia la puerta.

Mátalo , una voz en su cabeza gritó. M átalo . Se acercó a Carlos, que apuntaba la pistola hacia ella. Ella imagino a la pistola volando, y esta lo hizo. Entonces, ella se imaginó el arma levantándose del suelo, y también lo hizo. Colgaba allí, en poder de manos invisibles. Jareth se movió nuevamente. Hazlo.

Ella quería romper al pequeño hombre en el suelo, pero algo en ella se resistía. Raven cerró los ojos y lo imaginaba atravesando el aire y estrellándose a través de la entrada del frente. Entonces oyó cristales romperse y metal se retorció como él. Sirenas rugían afuera, y el sonido resonó en la sala. Cuando abrió los ojos, Jareth se paró frente a ella. Su rostro sonrió, pero sus ojos parecían un poco cautelosos.

~ 30 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Tenemos que irnos.

Ella lo ayudó a cojear de la pista de baile a la barra. Ella miró a Mark, un guardia, que se deslizó en la sala desde fuera.

¿Todos están bien?

Bien. Jareth empujó el panel de la pared detrás de la barra. Encárgate de la policía. Esto fue sólo una pelea de pandillas.

Cuando la puerta encubierta se abrió de golpe, ella le ayudó a entrar en su cuarto seguro, lleno con monitores de seguridad, una cama, una nevera, y un cuarto de baño. Jareth había insistido en construir la fortaleza diminuta dentro del club.

Eres más fuerte que cualquier nuevo cambio que h e visto nunca. No se meterán contigo ahora. Bien. Ella cerró la puerta y marco el código para bloquearla. Ella le ayudó a ir a la cama, y luego le ayudó a quitarse la camisa. Algunas heridas habían sanado, pero la zona aún estaba tierna y muy magullada.

¿Quieres que te cure esto?

Jareth la miro a los ojos. Creo que voy a esperar hasta que controles ese nuevo poder tuyo. Ella le sacó la lengua, y a continuació n, se dirigió a los gabinetes de metal en la esquina. Por lo menos déjame limpiarte la herida. Hey. Él la tomó del brazo y tiró de ella para su regazo. Ella sabía que el peso y el movimiento brusco le hicieron daño, incluso a pesar de que él no se sobresalto.

¿Qué estabas pensando cuando salió tu poder? Raven sonrió. En ti.

Jareth tomo su boca con la suya. El beso fue suave al principio, pero volvió hambriento después. Las manos de ella manos empezaron a tirar de la camisa hacia arriba. Él se apartó lo suficiente como para hacer que la tela pasara fácilmente por la cabeza y con sus dedos bajo el sujetador de encaje , de modo que los pechos de Raven quedaron expuestos.

Tú sabe s, dijo, inclinándose un poco hacia atrás. No podemos hacer esto mientras estás lesionado y los policías están en la habitación de al lado. ¿Por qué no? La boca Jareth mordía el pezón y tiraba de él con suavidad. Su mano acariciaba el otro. El tacto áspero de los dedos endureció su pezón.

Raven observó a su lengua rosada, deslizándose, y luego lentamente

~ 31 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

alrededor de la pequeña protuberancia. Miró hacia arriba. Quítate los pantalones.

Se puso de pie, sorprendido de que sus pantalones estaban a mitad de camino antes de que ella hubiera empezado a desabrocharlos. En el momento en que ella se los quitó, ya estaba desnudo. Su erección quedó en claro contraste con su cuerpo horizontal, sus ve nas abultadas pidiendo que lo tocara. Raven se arrastró hasta la cama lentamente, mientras él llevo sus brazos detrás de la cabeza. Ella se arrodilló entre sus piernas y se apoderó de su pene , mirando el fuego crecer en su los ojos de él. Lamió una larga línea y oyó a Jareth gemir. Ella lamió una gotita fuera de la cabeza y luego le dio un golpecito a su lengua a lo largo de su órgano.

La mano de él fue a su cabello, pero no la empujó hacia abajo. Ella abrió la boca y dejar que sus labios se deslizan lentamente masajeándolo con la lengua. Cuando ella fue tan lejos como podía, se apartó poco a poco, chupar. Luego, lo dejo deslizarse con un fuerte golpe que se cu lmino con un gemido. Raven volvió a descender chupando hasta que sus ojos cerrados y los dedos de él la agarraron por el cabello. Su lengua se enrolló sobre la cabeza una vez más.

Jareth la tomó del brazo y tiró de ella hasta ponerla sobre él. Ella se centró

a sí misma, para que él la penetrara poco a poco. Él gimió y trató de

empujar sus caderas hacia arriba, pero ella se las arregló para controlar el contacto y evitar que la penetrara en su totalidad.

Se sentó y tomo la cara de él en busca de otro beso hambriento.

Raven dejó deslizar su cuerpo sobre él, realizado, hasta que la llenó completamente. Jareth asumió el control y comenzó a embestirla. Cuando ella pensó que había alcanzado su punto límite, una de las manos de él le dio un golpecito sobre su clítoris. Los empujes rítmicos se convirtieron en una ola larga, apacible de liberación.

A continuación, hundió sus dientes en la carne de su pecho.

Luego, él hundió sus diente s en la carne de su pecho. Ella explotó en un orgasmo completo. Su poder reaccionó, también. Con el orgasmo vino una oleada de energía que pasó como un relámpago por su cuerpo. Las luces en el cuarto titilaron. Una bombilla en el techo directamente exploto y cayó al piso en una lluvia de vidrio.

~ 32 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Jareth se quedó sin aliento y se estremeció en contra de ella. Su boca la soltó y el poder fluyó lentamente. Raven, susurró, ¿Sentiste eso? Sí.

La besó suavemente y luego tiró de ella en la cama j unto a él. Nos vamos a quedar aquí esta noche. Mañana, vamos a tratar con Bian.

Ella asintió con la cabeza y no queriendo discutir.

* * * * * *

Ellos están aquí. Alguien llamó desde el hall de entrada, captando la

atención de Raven. Ella se trasladó a la luz de la cabina de la esquina. El club estaba cerrado, lo que le daba el espacio para luchar, si tenían que hacerlo. Bon Nuit, Raven. Astor entro por la puerta con Bian cojeando a su lado. Ella asintió y sintió a Jareth moviéndose detrás de ella.

¿Estás lista para tomar tu pareja ahora? Bian se acerco, mirando

Jareth. Ya tengo, y funcionó. Ella se acercó más a Bian.Pero tú ya lo sabes. Mandaste a Carlos a tratar de matarme. Raven guardo el resto de la información por el momento. ¿No significa eso que va en contra de nuestras leyes, Sire? Tonterías. Él nos dijo que tú le enviaste. Bian gruñó lentamente. Me estas haciendo enojar, niña. Si no tienes poderes, entonces no tiene argumento. Tomarás a Astor.

La cólera hacia el viejo inundo a Raven. El movimiento fue tan rápido

como simple. Antes ella solo hubiese deseado patear su culo. Ahora, con el nuevo poder, realmente sucedió. Bian se tambaleó hacia atrás y cayó en Astor, que mantuvo al viejo para que no golpeara el suelo. Una marca de color rojo brillante apareció en su rostro.

¡Cómo te atreves!

Jareth cruzó los brazos sobre su pecho. Yo diría que usted tiene su prueba.

Bian lanzó una serie de maldiciones, mientras fue cojeando hacia la puerta

~ 33 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

con la ayuda de Astor. No me llames cuando él no sea suficiente. No lo haré. Raven se volvió a Jareth, quien le sonrió. La tomó en sus brazos y le dio un beso largo. Cuando se separaron, él volvió a sonreír. Creo que tenemos que ir de nuevo al cuarto de seguridad, sólo en caso de que vuelva. Raven se rió. Apuesto a que sí.

Nunca se había imaginado a sí misma con un compañero, a pesar del número de veces que había pensado en tener relaciones sexuales con Jareth. Ahora, al ver, lo cómodo que él estaba con sus fortalezas y sus debilidades -, no podía entender cómo ella no lo había visto todo el tiempo.

FIN

~ 34 ~

http://novelvampir.blogspot.com

Blood Daemon

Angela Cameron

Reseña bibliográfica

Angela Cameron es la autora de varias obras publicadas que se extienden desde material erótico, el romance paranormal, hasta el suspenso. Ella vive con su marido y la hija cerca del Lago Smith, en el exterior Birmingham, Alabama. Después de que paso largos años como diseñadora de publicidad, ella actualmente completo una licenciatura en inglés y la Literatura de Southern New Hampshire University.

Puedes encontrar más acerca de los mundos imaginarios de Angela o puedes contactarte con ella en www.Angela-Cameron.com.

Traducido en

Por Bonnie y Àngels

Editado y Corregido Por Circemaia

~ 35 ~

http://novelvampir.blogspot.com