Sei sulla pagina 1di 530

HIDRAULICA DE TUBERIAS Y CANALES

i

ii

Arturo Rocha Felices HIDRAULICA DE TUBERIAS Y CANALES iii
Arturo Rocha Felices
HIDRAULICA DE
TUBERIAS Y CANALES
iii
 

CONTENIDO

Presentación

v

Prólogo

vii

Palabras Preliminares del Autor

ix

Indice de Figuras

xvi

Indice de Tablas

xxi

Lista de Símbolos Principales

xxiii

CAPITULO I

INTRODUCCION

1.1 Objetivo del libro

1

1.2 Esquema del contenido general

1

1.3 Diferencias entre canales y tuberías

3

1.4 Tipos de flujo

4

1.5 Teorema de Bernoulli. Ecuación de la energía

7

1.6 Propiedades geométricas de la sección transversal

9

1.7 Efecto de la viscosidad

11

1.8 Efecto de la gravedad

15

1.9 Concepto de distribución de velocidades

15

1.10 Coeficiente de Coriolis

21

1.11 Coeficiente de Boussinesq

23

1.12 Discusión de los valores de α y β

24

1.13 Relación entre los coeficientes α y β

25

1.14 Otros estudios sobre los coeficientes α y β

27

1.15 Comparación del escurrimiento en una tubería y un canal

32

Problemas propuestos

38

 

xi

CAPITULO II

MOVIMIENTO UNIFORME

2.1 El movimiento uniforme en canales y tuberías

43

2.2 Relación entre el corte y la inclinación

46

2.3 Ecuaciones de distribución de velocidades y de la velocidad media para un canal muy ancho con movimiento laminar

52

2.4 Ecuaciones de distribución de velocidades y de la velocidad media para una tubería con movimiento laminar

55

2.5 Ecuación general de distribución de velocidades para el movimiento turbulento en un contorno hidráulicamente liso

62

2.6 Obtención de las ecuaciones de la velocidad media en conductos lisos

69

2.7 Ecuación general de distribución de velocidades para el

movimiento turbulento en un contorno hidráulicamente rugoso

72

2.8 Obtención de las ecuaciones de la velocidad media en conductos rugosos

75

2.9 Obtención de la ecuación de Chezy

76

2.10 Concepto de rugosidad. Conductos hidráulicamente lisos e hidráulicamente rugosos

79

2.11 Transformación de las ecuaciones de Karman - Prandtl

82

Problemas propuestos

87

CAPITULO III

LA RESISTENCIA DE SUPERFICIE EN EL MOVIMIENTO UNIFORME

3.1 Ecuación de Darcy

91

3.2 Significado del coeficiente f de Darcy ( en tuberías circulares)

94

3.3 Tuberías hidráulicamente lisas

95

3.4 Tuberías hidráulicamente rugosas. Transición. Gráfico de Nikuradse

98

3.5 Introducción del coeficiente f de Darcy en las ecuaciones de distribución de velocidades

101

3.6 Transición entre contornos lisos y rugosos. Fórmula de Colebrook - White

103

3.7 Dimensionamiento de conductos. Conceptos fundamentales. Errores

104

3.8 Tuberías de sección no circular

109

xii

 

3.9 Ley exponencial de distribución de velocidades

111

3.10 Concepto de capa límite

121

3.11 Espesor de la capa límite

123

3.12 Desarrollo de la capa límite

125

3.13 La separación. Expansión de un conducto

126

Problemas propuestos

130

CAPITULO IV

DISEÑO DE TUBERIAS

4.1 Concepto de pérdida de carga. Línea de energía y línea piezométrica

135

4.2 Abaco de Moody. Tuberías comerciales. Cálculo

138

4.3 Pérdidas de carga locales (flujo turbulento)

150

4.4 Sobre la consideración de las pérdidas de carga locales

163

4.5 Pérdidas de carga locales (flujo laminar)

166

4.6 Sistemas hidráulicos equivalentes

168

4.7 Tuberías en serie

170

4.8 Tubería sobre la línea de gradiente. Sifón. Cavitación

174

4.9 Tubería con boquilla convergente final

177

4.10 Máquinas hidráulicas. Suministro por bombeo

180

Problemas propuestos

186

CAPITULO V

DISEÑO DE CONDUCCIONES Y REDES

5.1 Tuberías en paralelo

193

5.2 El problema de los tres reservorios

199

5.3 Bombeo de un reservorio a otros dos

205

5.4 Tuberías con dos o más ramales de descarga independiente

210

5.5 Conducto que da servicio (filtrante)

211

5.6 Cambio de la rugosidad con el tiempo

215

5.7 Fórmula de Hazen y Williams

218

5.8 Diseño de una conducción

223

5.9 Diámetro más económico

228

5.10 Redes de tuberías. Método de Hardy Cross

229

Problemas propuestos Problemas complementarios

237

249

 

xiii

CAPITULO VI

CALCULO DE CANALES

6.1 Condiciones normales

6.2 Fórmulas antiguas

6.3 Fórmula de Manning

6.4 Discusión de los valores del coeficiente de rugosidad n a emplearse en la fórmula de Manning

6.5 Determinación de la sección transversal

6.6 Sección de máxima eficiencia hidráulica (M. E. H.)

6.7 Concepto de borde libre

6.8 Cálculo de canales de sección compuesta

6.9 Escurrimiento en tubo parcialmente lleno

Problemas propuestos

CAPITULO VII

ENERGIA ESPECIFICA Y MOMENTA

7.1 Energía específica

7.2 Energía específica a gasto constante

7.3 Sección rectangular

7.4 Sección parabólica

7.5 Sección triangular

7.6 Sección trapecial

7.7 Sección circular y otras secciones

7.8 Flujo crítico normal. Pendiente crítica

7.9 Pendiente crítica mínima (pendiente límite,

7.10 Transiciones

7.11 Interpretación de la caída libre desde el punto de vista de la energía específica

7.12 Fuerza Específica (Momenta)

7.13 Salto hidráulico

7.14 Descarga por una compuerta de fondo

Problemas propuestos

S

L )

CAPITULO VIII MOVIMIENTO GRADUALMENTE VARIADO

xiv

8.1 Introducción

8.2 Definiciones fundamentales

257

260

265

271

272

281

288

292

296

317

323

325

335

347

350

353

361

365

369

371

377

378

382

387

389

395

399

 

8.3 Ecuación general del movimiento gradualmente variado

401

8.4 Discusión de la ecuación del eje hidráulico

407

8.5 Análisis de los seis casos del movimiento gradualmente variado

409

8.6 Cambios de pendiente (perfiles de continuidad)

418

8.7 Curva de remanso

423

Problemas propuestos

451

CAPITULO IX

VERTEDEROS

9.1 Objeto de los vertederos. Tipos

455

9.2 Vertederos rectangulares. Fórmula teórica de descarga

466

9.3 Fórmula de Francis

469

9.4 Otras fórmulas para vertederos rectangulares

471

9.5 Vertederos triangulares

478

9.6 Vertederos trapeciales. Vertedero tipo Cipolletti

483

9.7 Condiciones para la instalación y operación de vertederos

485

9.8 Vertederos en pared gruesa (o de cresta ancha)

487

9.9 Vertederos laterales

490

9.10 Errores en el cálculo del gasto como consecuencia de un error en la medición de la carga

492

9.11 Vaciamiento de un depósito por un vertedero

493

9.12 Vertedero sumergido

497

Problemas propuestos

502

Tablas Generales

507

Referencias Bibliográficas

513

xv

 

INDICE DE FIGURAS

Figura 1.1

Diferencia entre canales y tuberías Esquema de un piezómetro Tipos de flujo Movimientos variados Teorema de Bernoulli Parámetros de la sección transversal de un canal Radio hidráulico en un canal muy ancho Viscosidad cinemática en función de la temperatura para varios fluidos Viscosidad dinámica en función de la temperatura para diferentes gases y líquidos Viscosidad dinámica en función de la temperatura para varios tipos de aceite Distribución de velocidades en un canal Distribución de velocidades en una tubería Distribución de velocidades en una tubería con flujo turbulento Distribución de velocidades en una tubería con flujo laminar Distribución de velocidades en una tubería (fluido ideal) Isotacas en un canal de sección trapecial Distribución de velocidades en diferentes secciones transversales Distribución de velocidades en un codo Distribución de velocidades en contornos lisos y rugosos Esquema de definición para las ecuaciones de Strauss Ecuación de la energía Distribución vertical de velocidades (mediciones)

3

Figura 1.2

4

Figura 1.3

5

Figura 1.4

6

Figura 1.5

8

Figura 1.6

10

Figura 1.7

10

Figura 1.8a

13

Figura 1.8b

14

Figura 1.8c

14

Figura 1.9

16

Figura 1.10

17

Figura 1.11

17

Figura 1.12

18

Figura 1.13

18

Figura 1.14

19

Figura 1.15

19

Figura 1.16

20

Figura 1.17

20

Figura 1.18

28

Figura 1.19

33

Figura 1.20

35

xvi

Figura 2.1

Movimiento uniforme en un canal Movimiento uniforme en una tubería Esfuerzo de corte en un canal muy ancho Esfuerzo de corte en un canal de cualquier sección transversal Esfuerzo de corte en una tubería Distribución del esfuerzo de corte (a) en un canal y (b) en una tubería Distribución de velocidades en un canal con movimiento laminar Subcapa laminar Relación entre parámetros adimensionales para el cálculo de la distribución de velocidades Flujo a través de un anillo Distribución de velocidades en un contorno rugoso Coeficiente C de Chezy Aspereza del contorno Rugosidad artificial de Nikuradse Equilibrio de fuerzas en una tubería

44

Figura 2.2

45

Figura 2.3

46

Figura 2.4

48

Figura

2.5

49

Figura 2.6

51

Figura 2.7

53

Figura 2.8

65

Figura 2.9

67

Figura 2.10

71

Figura 2.11

73

Figura 2.12

78

Figura

2.13

80

Figura 2.14

80

Figura 3.1

91

Figura 3.2

Coeficiente f

de Darcy en tuberías lisas de Darcy en tuberías rugosas

98

Figura

3.3

Coeficiente f

99

Figura 3.4

Gráfico de Nikuradse Flujo paralelo Generación de una capa límite Definición del espesor de la capa límite Espesor de la capa límite Capa límite laminar y turbulenta Variación del gradiente de presiones Fenómeno de la separación Desarrollo de la capa límite en una expansión Aparición de contracorrientes Ecuación de la energía en una tubería Abaco de Moody

100

Figura 3.5

122

Figura 3.6

122

Figura 3.7

123

Figura 3.8

124

Figura 3.9

126

Figura 3.10

127

Figura 3.11

127

Figura 3.12

128

Figura 3.13

128

Figura

4.1

135

Figura 4.2

140

 

xvii

Figura 4.3

Pérdida de carga local Gráfico de Gibson (ensanchamiento gradual) Contracción brusca Tuberías en serie (dos tramos) Tuberías en serie (tres tramos) Esquema de un sifón Tubería con boquilla convergente final Presencia de una bomba Esquema genérico de un suministro por bombeo Sistema de tuberías en paralelo Línea piezométrica en un sistema en paralelo Varias tuberías en paralelo Tubería ramificada Tres reservorios Tres reservorios (caso particular) Cuatro reservorios Bombeo de un reservorio a otros dos Tuberías con ramales de descarga independiente Conducto que da servicio Cálculo de un conducto filtrante Diseño de una conducción Determinación del diámetro en una conducción Línea piezométrica para la línea de conducción del ejemplo 5.8 Esquema típico de una red de tuberías Comparación de varias secciones transversales que se caracterizan por tener todas un radio hidráulico de 1 m Curvas para determinar el tirante normal (Ven Te Chow) Borde libre recomendado por el Bureau of Reclamation Tabla orientativa para el cálculo del borde libre en canales Cálculo de un tubo parcialmente lleno Características geométricas en una sección circular

150

Figura 4.4

155

Figura

4.5

157

Figura

4.6

170

Figura 4.7

171

Figura 4.8

175

Figura 4.9

178

Figura 4.10

180

Figura 4.11

181

Figura 5.1

193

Figura 5.2

194

Figura 5.3

194

Figura 5.4

196

Figura 5.5

199

Figura 5.6

200

Figura 5.7

202

Figura 5.8

206

Figura 5.9

210

Figura 5.10

211

Figura 5.11

214

Figura 5.12

223

Figura 5.13

224

Figura 5.14

227

Figura 5.15

230

Figura 6.1

274

Figura 6.2

278

Figura 6.3

290

Figura 6.4

291

Figura 6.5

297

Figura 6.6

301

xviii

Figura 6.7

Elementos hidráulicos proporcionales en una sección circular Interpretación gráfica de la Energía Específica Gráfico de la Energía Específica a gasto constante Variación de la energía específica y el tirante Distribución de la Energía Específica en un canal rectangular Diagrama adimensional de la Energía Específica en canal rectangular Curva de descarga para Energía Específica constante Gráfico para el ejemplo 7.3 Distribución de la Energía Específica en un canal parabólico Distribución de la Energía Específica en un canal triangular Cálculo del tirante crítico (Ven Te Chow) Gráfico para el cálculo de secciones críticas Grada positiva en un río Grada negativa en un río Grada positiva en un torrente Grada negativa en un torrente Valor máximo de la grada positiva Curva Energía Específica - Tirante para diferentes caudales Interpretación de la caída libre desde el punto de vista de la Energía Específica Gráfica para la deducción de la ecuación de la Fuerza Específica Fuerza Específica Salto hidráulico Distribución de presiones en diferentes tipos de flujo Presión en un punto de la corriente Corriente peraltada y corriente deprimida Ríos y torrentes Pendientes suaves y fuertes Movimiento gradualmente variado

302

Figura 7.1

324

Figura 7.2

326

Figura 7.2a

334

Figura 7.3

336

Figura 7.4

339

Figura 7.5

342

Figura 7.6

344

Figura 7.7

348

Figura 7.8

351

Figura 7.9

358

Figura 7.10

363

Figura 7.11

373

Figura 7.12

373

Figura 7.13

374

Figura 7.14

374

Figura 7.15

375

Figura 7.16

375

Figura 7.17

378

Figura 7.18

378

Figura 7.19

380

Figura 7.20

382

Figura 8.1

396

Figura 8.2

397

Figura 8.3

399

Figura

8.4

400

Figura 8.5

400

Figura 8.6

402

 

xix

Figura 8.7

Figura 8.8

Figura 8.9

Figura 8.10

Figura

9.1

Figura 9.2

Figura 9.3

Figura 9.4

Figura 9.5

Figura 9.6

Figura 9.7

Figura 9.8

Figura 9.9

Figura 9.10

Figura 9.11

Figura 9.12

Figura 9.13

Figura 9.14

Figura 9.15

Figura 9.16

Figura 9.17

Figura 9.18

Figura 9.19

Figura 9.20

xx

Intersección del eje hidráulico con

Esquema para el cálculo de la curva de remanso Para el cálculo de la curva de remanso se parte del tirante

y = y

c

y max

determinado por la condición de entrega al lago.

Para el cálculo de la curva de remanso se parte del tirante

y min

determinado por la grada.

Descarga sobre un vertedero rectangular en pared delgada Red de corriente característica de una napa vertiente libre

( P >>> H )

Se aprecia tres casos de napa deprimida Detalle de las características geométricas de la napa vertiente en un vertedero en pared delgada, convenientemente aireada. Esta figura es un detalle de la Figura 9.1 Vertederos en pared gruesa, según dibujo de Balloffet

Diferentes formas de vertederos Vertedero con paramento inclinado (a y b) y vertedero entrante (c) Vertedero que forma un ángulo con la dirección de la corriente Otros tipos de vertederos Esquema para la deducción de la fórmula de descarga en un vertedero rectangular

Gráfico para la determinación de

Coeficiente de descarga en un vertedero trapecial Coeficientes de descarga en vertederos triangulares Vertedero tipo Cipolletti Valores orientativos de las mínimas distancias a tenerse en cuenta para instalar un vertedero rectangular con contracciones. Perfil característico de un vertedero en pared gruesa Vertedero lateral Vaciamiento de un depósito por medio de un vertedero Esquema típico de un vertedero sumergido Flujo ondulado que puede presentarse aguas abajo de un vertedero sumergido

K

L

408

426

427

427

456

457

459

460

461

463

464

464

465

466

473

474

481

485

486

488

491

493

497

498

 

INDICE DE TABLAS

Tabla 1.1

Valores aproximados de α y β (Kolupaila) Factores adimensionales para las ecuaciones de Strauss Valores de la rugosidad absoluta k Valores de f para el agua Coeficientes de Weisbach para contracciones bruscas Pérdidas de carga locales Intensidad de aumento de la rugosidad Coeficientes de Hazen y Williams Cálculos del ejemplo 5.9 Valores de la rugosidad absoluta k Valores del coeficiente n de Kutter que generalmente se usa en los diseños Valores del coeficiente m de rugosidad a usarse en la fórmula de Kutter para pendientes mayores que 0,0005 Valores del coeficiente G de rugosidad a utilizarse en la fórmula de Bazin Tabla de Cowan para determinar la influencia de diversos factores sobre el coeficiente n Secciones circulares parcialmente llenas Propiedades hidrálicas de conductos circulares Propiedades hidráulicas de conductos en herradura Sección trapecial de máxima eficiencia hidráulica Secciones de máxima eficiencia hidráulica Elementos geométricos de diversas secciones

25

Tabla

1.2

30

Tabla

2.1

74

Tabla

4.1

144

Tabla

4.2

158

Tabla

4.3

160

Tabla

5.1

216

Tabla 5.2

219

Tabla 5.3

236

Tabla

6.1

259

Tabla 6.2

262

Tabla 6.3

263

Tabla 6.4

264

Tabla 6.5

273

Tabla 6.6

304

Tabla

6.7

309

Tabla

6.8

311

Tabla 6.9

313

Tabla 6.10

315

Tabla 6.11

316

Tabla 7.1

Ejemplo 7.3 ( q = 1 m 3 /s/m)

345

 

xxi

Tabla

7.2

Tabla 8.1

Tabla 8.2

Tabla 9.1

Tabla 9.2

Tabla 9.3

Tabla 9.4

Tabla

9.5

xxii

Secciones críticas ( E y V g

=

c

+

c

2

xxii Secciones críticas ( E y V g = c + c 2 2 ) Resumen

2

)

Resumen de la discusión de los seis casos del movimiento gradualmente variado Función de flujo variado para pendientes positivas y negativas Coordenadas características de una napa vertiente libre Coeficientes en vertederos triangulares Coeficientes en vertederos de cresta ancha Ejemplo 9.2 Valores de N para usarse en la fórmula 9-41

360

416

436

458

481

490

496

499

A

A

S

a

a

B

b

b

b.l.

C

C

H

c

c

c

c

v

D

d

E

e

F

F

f

f

G

H

H

H

bomba

H

S

H

i

h

f

LISTA DE SIMBOLOS PRINCIPALES

Area de la sección transversal

Area de la sección transversal de salida

Rugosidad absoluta

Altura de una grada

Ancho de fondo

Ancho

Longitud de la cresta de un vertedero

Borde libre

Coeficiente de Chezy

Coeficiente de Hazen y Williams

Coeficiente de descarga en vertederos

Coeficiente de contracción

Coeficiente de velocidad

Diámetro de la tubería

Tirante hidráulico

Energía

Constante de los logaritmos neperianos

Número de Froude

Fuerza debida a la fricción

Coeficiente de Darcy

Coeficiente de rugosidad de Bazin

Carga de agua

Energía total con respecto a un plano de referencia

Energía suministrada por una bomba

Altura de succión

Altura de impulsión

Pérdida de carga o energía

xxiii

h

h

i

loc

h

h

roz

vort

h

V

K

K

K

k

k

k

0

t

L

n

L

e

L. E.

L. P.

M

m

m

N

N

n

n

P

P

P

p

p

v

Pot

Q

Q

n

xxiv

Altura del salto hidráulico

Pérdida de carga local

Pérdida de carga por rozamiento

Pérdida de carga por la formación de vórtices

Energía de velocidad o cinética

Coeficiente de pérdida de carga

Factor de capacidad

Factor de capacidad para condiciones normales

Rugosidad absoluta

Rugosidad inicial (al ponerse en servicio el conducto)

Rugosidad después de transcurrido el tiempo t

Longitud de un vertedero

Longitud equivalente

Línea de energía

Línea piezométrica o de gradiente hidráulica

Exponente hidráulico para el cálculo de las condiciones críticas

Relación de máxima eficiencia hidráulica

Coeficiente de rugosidad para la fórmula de Kutter

Exponente hidráulico para el cálculo del movimiento uniforme

Coeficiente de reducción de carga en un vertedero sumergido

Coeficiente de Kutter

Parámetro característico de la curva de distribución de velocidades

Umbral de un vertedero

Perímetro

Fuerza hidrostática

Presión

Presión absoluta de vaporización

Potencia

Caudal o gasto

Gasto para un flujo normal

Q

c

q

R

Re

r ,

S

r

o

S

S c

S E

S L

S W

S 0

T

T

V

V c

V h

V

max

V

*

W

w

y

y

y

y

n

c

y

Z

Z

z

c

Gasto crítico

Caudal o gasto específico

Radio hidráulico

Número de Reynolds

Radio de la tubería

Pendiente

Pendiente media

Pendiente crítica

Pendiente de la línea de energía

Pendiente límite

Pendiente de la superficie libre

Pendiente del fondo

Ancho superficial

Temperatura

Velocidad media

Velocidad crítica

Velocidad a la distancia h del contorno

Velocidad máxima

Velocidad de corte Peso

Velocidad de caida de una partícula

Tirante

Eje de coordenadas

Tirante crítico

Tirante normal

Profundidad del centro de gravedad

Factor de sección

Factor de sección para flujo crítico

Elevación con respecto a un plano de referencia

xxv

α

α

1

β

δ

δ

L

δ

T

κ

ρ

γ

η

µ

ν

τ

τ

0

τ

h

τ

0

θ

E

p

xxvi

Coeficiente de Coriolis

Velocidad de aumento de la rugosidad

Coeficiente de Boussinesq

Espesor de la subcapa laminar

Espesor de la capa límite laminar

Espesor de la capa límite turbulenta

Constante de Karman

Densidad del fluido

Peso específico

Eficiencia de la bomba

Viscosidad dinámica o absoluta

Viscosidad cinemática

Esfuerzo de corte

Esfuerzo de corte sobre el fondo o el contorno

Esfuerzo de corte a la distancia h del contorno

Esfuerzo medio de corte sobre el fondo

Angulo Variación de energía Diferencia de presiones

xxvii

Capítulo I

Introducción

CAPITULO I INTRODUCCION 1.1 Objetivo del libro El objetivo de este libro es proporcionar al
CAPITULO I
INTRODUCCION
1.1
Objetivo del libro
El objetivo de este libro es proporcionar al lector los conocimientos fundamentales de Hidráulica
y Mecánica de los Fluidos que se requieren para el diseño de tuberías y canales y para otras
aplicaciones de Hidráulica General. En este libro se presenta el modo de predecir el
escurrimiento y los fenómenos de corriente para ciertas condiciones dadas. De otro lado, se
ofrece también los conocimientos básicos para el estudio posterior de Hidráulica Fluvial,
Irrigación, Drenaje, Abastecimientos de Agua, Hidroelectricidad, etc.
El desarrollo de los temas se apoya en conceptos básicos de Mecánica de Fluidos adquiridos
anteriormente en los siguientes temas: Hidrostática, Cinemática de los Fluidos, Ecuaciones
de Euler, Navier-Stokes y Bernoulli, Semejanza Hidráulica y Análisis Dimensional.
En la Hidráulica de tuberías y canales trabajaremos con fluidos reales como agua, aceite o
petróleo. Al tener estos fluidos viscosidad habrá que admitir la existencia de tensiones tangenciales
en el interior de la masa fluida y tendremos que apartarnos de la Hidrodinámica clásica.
1.2
Esquema del contenido general
Este libro consta de nueve capítulos cuyo contenido sintético es el siguiente
Capítulo I: Introducción.
Objetivos. Tipos de flujo. Efecto de la gravedad y de la viscosidad. Concepto de distribución
de velocidades. Coeficientes de Coriolis y Boussinesq. Comparación entre tuberías y canales.
1
Hidráulica de tuberías y canales Arturo Rocha Capítulo II. Movimiento uniforme. Ecuaciones de distribución de
Hidráulica de tuberías y canales
Arturo Rocha
Capítulo II. Movimiento uniforme.
Ecuaciones de distribución de velocidades para el flujo laminar y turbulento. Conceptos de
rugosidad, contorno liso y subcapa laminar. Fórmulas de la velocidad media. Ecuación de
Chezy.
Capítulo III. La resistencia en el movimiento uniforme.
Ecuación de Darcy, Ecuación de Blasius. Ecuaciones de resistencia de Karman-Prandtl.
Gráfico de Nikuradse. Ley exponencial de distribución de velocidades. Errores. Concepto
de capa límite. El fenómeno de separación.
Capítulo IV. Diseño de tuberías.
Abaco de Moody. Cálculo de la pérdida de carga, diámetro y gasto. Cambio de la rugosidad
con el tiempo. Pérdidas de cargas locales. Tubería equivalente, Tubería en serie. Sifón.
Bombeo.
Capítulo V. Diseño de conducciones y redes.
Tuberías en paralelo. Fórmula de Hazen y Williams. Problema de los tres reservorios.
Conducto que da servicio. Otros sistemas indeterminados. Redes. Método de Hardy Cross.
Capítulo VI. Cálculo de canales.
Flujo normal. Fórmulas de Ganguillet-Kutter, Bazin y Manning. Discusión del coeficiente
n . Cálculo de la sección de un canal. Sección de máxima eficiencia hidráulica. Conceptos
de borde libre. Rugosidad compuesta. Sección circular parcialmente llena.
Capítulo VII. Energía específica y Momenta.
Significado de la energía específica. Régimen crítico: ríos y torrentes. Cálculo de velocidad
crítica. Ecuación de la cantidad de movimiento. Concepto de momenta. Salto hidráulico.
Su uso como disipador de energía.
Capítulo VIII. Movimiento gradualmente variado.
Hipótesis general para su estudio. Ecuación del eje hidráulico. Pendiente suave y pendiente
fuerte. Discusión de la ecuación del eje hidráulico y presentación de los seis casos del
movimiento gradualmente variado. Cálculo de la curva de remanso.
Capítulo IX. Vertederos. Su objeto y uso. Tipos.
Su objeto y uso. Tipos. Fórmula General. Vertederos rectangulares, triangulares y trapeciales.
Vertedero de cresta ancha. Vertedero Sumergido.
2

Capítulo I

Introducción

1.3 Diferencias entre canales y tuberías Son varias las diferencias que pueden establecerse entre el
1.3
Diferencias entre canales y tuberías
Son varias las diferencias que pueden establecerse entre el flujo en un canal y en una tubería.
El canal tiene una superficie libre que está en contacto con la atmósfera. En la tubería el
líquido está confinado. Es un conducto cerrado. Hay presión ejercida por el fluido sobre el
contorno. (Figura 1.1).
La diferencia entre un canal y una tubería no está, pues, en la forma de la sección transversal,
sino en el comportamiento hidráulico.
Superficie libre
TUBERIA
CANAL
Figura 1.1 Diferencia entre canales y tuberías
En las tuberías la presión ejercida por el fluido en cada punto está representada gráficamente
por la altura que alcanza el líquido en un pequeño tubo (piezómetro) conectado a la tubería,
tal como puede verse en la Figura 1.2 en la que p es la presión y γ es el peso específico
del fluido. La altura que alcanza el fluido en el piezómetro, referida a un plano horizontal,
se denomina cota piezométrica.
Cota piezométri ca = z
p
h = z +
(1-1)
γ
p
h =
(1-2)
γ
En los canales por lo general el flujo es agua, en cambio en las tuberías puede tratarse de
cualquier fluido (líquido o gaseoso).
El flujo en un conducto cerrado, que pueda tener la forma de una tubería, no es
necesariamente un escurrimiento a presión. Tal sería el caso de un túnel o un conducto de
desagüe en el que, por estar parcialmente lleno, haya una superficie libre (Figura 1.15c). Al
haber contacto con la atmósfera, a través de la superficie libre, el conducto es
hidráulicamente un canal.
3
Hidráulica de tuberías y canales Arturo Rocha Piezómetro h Plano de referencia z Figura 1.2
Hidráulica de tuberías y canales
Arturo Rocha
Piezómetro
h
Plano de
referencia
z
Figura 1.2 Esquema de un piezómetro
En lo que respecta a tuberías la forma más común es la circular, pero no es la única. Hay
tuberías de diferentes formas: sección cuadrada, rectangular, etc. Otra de las diferencias
entre ambos conductos está en la calidad de paredes; es decir en el grado de rugosidad del
contorno. Las tuberías suelen ser de acero, hierro fundido, asbesto cemento, policloruro de
vinilo, polietileno o poliester reforzado con fibra de vidrio, materiales cuyos grados de
aspereza no son muy diferentes. En cambio los canales pueden tener superficies lisas como
las anteriores o muy rugosas como aquellos con revestimiento de albañilería de piedra.
En general se puede decir que los problemas en canales son más complejos que los
problemas en tuberías. En una tubería dada la sección transversal es rígida y determinada.
Un aumento en el gasto conlleva un aumento en la velocidad.
En cambio en un canal hay una superficie libre. Un aumento en el gasto representa una
variación en la sección.
La sección de una tubería es en la mayor parte de los casos circular. Un canal puede ser
de ordinario rectangular, trapecial, semicircular o de forma cualquiera.
A pesar de las diferencias que han sido expuestas entre tuberías y canales es posible
estudiar en conjunto su funcionamiento hidráulico.
1.4
Tipos de flujo
Se denomina movimiento permanente a aquél que, en una sección determinada, no presenta
variaciones de sus características hidráulicas con respecto al tiempo. Es decir, que en una
4

Capítulo I

Introducción

sección dada el gasto, presión, velocidad, etc. permanecen constantes a lo largo del tiempo. Se
sección dada el gasto, presión, velocidad, etc. permanecen constantes a lo largo del tiempo.
Se dice que durante dicho intervalo el movimiento es permanente.
El movimiento permanente es fácil de comprender, pero difícil de encontrar en la naturaleza.
Si observamos un río durante varias horas, quizá tengamos la impresión que su caudal no
cambia, pero en realidad hora a hora, minuto a minuto se están produciendo variaciones
-aumentos o disminuciones- en el gasto y por lo tanto en la velocidad y en todas las
características hidráulicas. Hay impermanencia.
Podemos encontrar movimiento permanente en la descarga de una tubería que se alimenta
de un estanque cuyo nivel permanece constante (Figura 1.3).
Nivel de la superficie libre
Q
Figura 1.3 Tipos de flujo
Se denomina movimiento impermanente a aquel que, en una sección determinada, presenta
variaciones de sus características hidráulicas a lo largo del tiempo. Así por ejemplo, si
observamos la descarga de una tubería, como la de la Figura 1.3, en la que ahora suponemos
que el nivel de la superficie libre es variable (un nivel descendente correspondería a un
caso real) se tendría que el gasto, presión, velocidad, etc. en una sección cualquiera de la
tubería también serán variables con respecto al tiempo: se dice entonces que el flujo no es
permanente. Es impermanente. Es variable.
Hay otros casos de movimiento no permanente que podrían presentarse. Por ejemplo, en
una tubería en la que bruscamente cerramos una válvula situada en su extremo se producirá
una onda de sobrepresión que se propaga hacia aguas arriba. En una sección cualquiera
habrá impermanencia porque las condiciones hidráulicas son variables con el tiempo. Este
fenómeno de sobreelevación súbita de la presión se denomina golpe de ariete.
Se dice que un tramo de canal o tubería tiene movimiento uniforme cuando las características
hidráulicas son las mismas -es decir, son constantes- para cualquier sección de dicho
5

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

tramo. Así por ejemplo, una tubería de sección transversal constante que se alimenta de un estanque en el que el nivel se mantiene invariable, se dice que tiene movimiento uniforme porque en todas las secciones transversales son constantes la presión, velocidad, área, etc.

El movimiento es variado cuando en un tramo cambia la sección transversal, velocidad, presión o cualquier otra característica hidráulica.

Si la variación se produce en una pequeña longitud se dice que el movimiento es rápidamente variado. Ejemplo típico sería la presencia de una grada en un canal. Sobre la grada hay fuerte curvatura de las líneas de corriente y rápida variación de la velocidad: es un movimiento rápidamente variado, M. R. V. (Ver Figura 1.4).

Se llama movimiento gradualmente variado a aquel en el que la variación de las características hidráulicas se produce suavemente, lentamente a lo largo de una gran longitud. De acá su nombre de gradual.

Si tenemos un canal con movimiento uniforme en el que hay una grada o caída habrá una cierta extensión en la que se desarrolla un movimiento que es una especie de transición o empalme entre el movimiento uniforme, que hay en el canal fuera de la zona de influencia de la grada, y el movimiento rápidamente variado que, como se señaló anteriormente, se produce sobre la grada. Ese tramo de transición o empalme es un movimiento gradualmente variado M. G. V. (Figura 1.4)

M. R. V. M. uniforme M. G. V. y Figura 1.4 Movimientos variados
M. R. V.
M. uniforme
M. G. V.
y
Figura 1.4 Movimientos variados

En el ejemplo de la Figura 1.4, el movimiento deja de ser uniforme cuando hay un cambio

en el tirante y , por pequeño que sea este cambio. A partir de ese cambio el movimiento es

gradualmente variado.

No se puede establecer con precisión la sección en la cual un movimiento deja de ser gradualmente variado para convertirse en rápidamente variado (M. R. V.).

6

Capítulo I

Introducción

Hay muchos movimientos que estrictamente considerados son impermanentes o variados, pero que desde el punto de vista del ingeniero, interesado en la solución de un problema práctico y real, se pueden considerar como permanentes y uniformes. El movimiento rápidamente variado se estudiará para algunos casos específicos.

Nuestro estudio incidirá preferentemente en el movimiento permanente y uniforme. Es éste el más frecuente en los problemas de ingeniería.

Resumiendo los conceptos anteriores señalamos que la no uniformidad es la variación del régimen de corriente con respecto al espacio y que la variabilidad es el cambio del régimen de corriente con respecto al tiempo.

Debe tenerse presente que en cualquier caso en el que se hable de cambio de velocidad, éste puede ser tanto en magnitud como en dirección.

En los ejemplos anteriores caudal o gasto Q significa el volumen de fluido que pasa en la unidad de tiempo por una sección determinada. Sus dimensiones son L 3 T -1 . Cuando se calcula el gasto por unidad de ancho se llama gasto específico. Sus dimensiones son L 2 T -1 .

Para los fluidos compresibles la ley de conservación de la materia exige que la cantidad de fluido que pasa por cada sección en la unidad de tiempo sea constante

ρ AV = constante

siendo ρ la densidad del fluido, A el área de la sección transversal y V la velocidad media de la corriente. En el flujo incompresible la densidad es constante y la ecuación de continuidad es

AV = A V = Q = constante

1

1

2

2

(1-3)

A la relación entre el gasto y el área de una sección se le denomina velocidad media

V =

Q

A

1.5 Teorema de Bernoulli. Ecuación de la energía

La forma más conocida del teorema de Bernoulli es

V

2

p

+

2 g

γ

+

z

=

constante

(1-4)

(1-5)

7

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

La suma de los tres términos es constante a lo largo de una línea de corriente en un movimiento permanente e irrotacional (para un fluido ideal).

Cada uno de los tres términos tiene las dimensiones de una energía por unidad de peso del fluido.

2 V 2 1 V 2 2g 2g p 1 p Línea de corriente 2
2
V
2
1
V
2
2g
2g
p
1
p
Línea de
corriente
2
γ
E
γ
z
z
2
1
Plano de
referencia
1
2
Figura 1.5 Teorema de Bernoulli
2
Al primer término V
2g , se le conoce con el nombre de energía de velocidad o energía

cinética y representa la altura desde la que debe caer libremente un cuerpo, que parte del reposo, para adquirir la velocidad V .

Los otros dos términos son la altura de presión y la elevación. Su suma representa la energía potencial y constituye la cota piezométrica.

El teorema de Bernoulli significa que para una línea de corriente la suma de la energía cinética y la potencial es constante.

En una tubería o en un canal cada línea de corriente tiene un valor propio para la suma de Bernoulli. Su representación gráfica a lo largo de una línea de corriente es la siguiente

En un fluido ideal, (es decir sin viscosidad), la energía E en 1 es igual a la energía en 2.

Para un fluido real habría una pérdida de energía entre 1 y 2. En realidad no es energía perdida, sino transformada en calor debido a la fricción.

La ecuación de la energía para un fluido real es entonces

8

V

1

2

p

1

V

2

2

p

2

 

+

+

+

 

z 1 =

2

g

 

γ

 

2 g

 

γ

+ z

2

+ h

f

1

2

(1-6)

Capítulo I

Introducción

o bien,

E

1

=

E

2

+

h

f

1

2

(1-7)

V es la velocidad de la corriente, p la presión, z la elevación con respecto a un plano

horizontal de referencia (los subíndices 1 y 2 corresponden a cada una de las dos secciones consideradas), γ es el peso específico del fluido, g la aceleración de la gravedad.

E es la energía total,

h

f 12

es la disipación (pérdida) de energía entre las secciones 1 y 2.

En un flujo paralelo se tendrá que la energía potencial (presión más elevación) es constante para toda la sección transversal. La diferencia de energía entre una línea de corriente y otra se debe a la variación de la velocidad. En un flujo paralelo la distribución de presiones es hidrostática.

1.6 Propiedades geométricas de la sección transversal

Hemos señalado que hidráulicamente se denomina canal al contorno en el que el escurrimiento tiene una superficie libre en contacto con la atmósfera.

Los canales pueden ser fundamentalmente de dos tipos: naturales y artificiales.

Los canales naturales son los ríos, torrentes, arroyos, etc. Tienen sección transversal irregular

y variable y su estudio corresponde a la hidráulica fluvial. El fondo esta constituido por partículas sólidas en movimiento (arenas, limos, piedras, etc), y se le denomina lecho móvil. Ver Figura 1.15d.

Los canales artificiales son construidos por el hombre. Tienen sección transversal regular. Si su alineamiento es recto se denomina canal prismático.

Las tuberías son conductos a presión que pueden tener cualquier sección transversal.

Radio hidráulico ( R ). Es la relación que existe entre el área transversal y el perímetro mojado de un conducto hidráulico.

R

=

A

 

P

Para una tubería de sección circular se tiene

R

=

D

 

4

(1-8)

(1-9)

9

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

es decir, que el radio hidráulico es la cuarta parte del diámetro, lo que puede obtenerse fácilmente a partir de la definición general de la ecuación 1-8.

En un canal se debe tener en cuenta que sólo interviene el perímetro mojado, tal como se muestra en la Figura 1.6

T y A
T
y
A

P (Perímetro mojado)

Figura 1.6 Parámetros de la sección transversal de un canal

Tirante hidráulico ( d ) Es la relación que existe en un canal entre el área de la sección A

y el ancho superficial T .

d =

A

T

(1-10)

Tirante ( y ) Es la distancia vertical del punto más bajo del fondo del canal hasta la superficie

libre.

Radio hidráulico en un canal muy ancho

Cuando el ancho b de un canal o río es mucho mayor que el tirante, se dice que es un canal muy ancho. Esto permite hacer un cálculo más rápido y fácil del radio hidráulico.

y b
y
b

Figura 1.7 Radio hidráulico en un canal muy ancho

10

A = by

P

= b + 2y

R

=

by

y

b

+ 2

y

=

1

+ 2

y

b

Capítulo I

Introducción

y

En un canal muy ancho b

es muy pequeño y se puede considerar

R = y

(1-12)

Es decir, que en un canal muy ancho el radio hidráulico es igual al tirante.

1.7 Efecto de la viscosidad

El efecto de la mayor o menor viscosidad del fluido sobre las condiciones del escurrimiento se expresa por el parámetro adimensional denominado número de Reynolds.

El número de Reynolds ( Re ) tiene por expresión

siendo

Re =

VL

ν

(1-13)

V

L

ν

:

:

:

velocidad media del escurrimiento

longitud característica

viscosidad cinemática que es igual a la relación que existe entre la viscosidad

dinámica o absoluta ( µ ) y la densidad del fluido ( ρ )

En una tubería se considera generalmente como longitud característica el diámetro de la tubería

Re =

VD

ν

Algunos autores, especialmente europeos, consideran como longitud característica el radio hidráulico

Re =

VR

ν

y otros consideran como longitud característica el radio r de la tubería.

En los canales se considera el radio hidráulico para la definición del número de Reynolds.

La elección de la longitud característica es, pues, un asunto convencional. Cuando se menciona el número de Reynolds debe señalarse la forma en la que queda definido, o sea que se debe señalar cual es la longitud característica.

11

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

El número de Reynolds representa la relación entre las fuerzas de inercia y las fuerzas viscosas. Se dice que el flujo es laminar cuando las fuerzas viscosas son más fuertes que las de inercia. Caso contrario el flujo se denomina turbulento.

El número de Reynolds que separa los escurrimientos laminares de los turbulentos se llama crítico y para una tubería cuyo número de Reynolds se define según el diámetro tiene un valor aproximado de 2 300. Si tuviéramos una tubería con flujo turbulento en la que paulatinamente se va disminuyendo la velocidad llegará un momento en el que el flujo se hace laminar. Esto ocurre con un número de Reynolds de 2 300. Si tuviéramos el caso inverso, una tubería con flujo laminar en la que progresivamente se va aumentando la velocidad, llegará un momento en el que el flujo se haga turbulento. Para este caso no hay un límite definido; puede ocurrir para un número de Reynolds de 5 000, 10 000, o más, dependiendo de la naturaleza de las perturbaciones exteriores.

En un canal el número de Reynolds crítico está alrededor de 600, que corresponde aproximadamente a la cuarta parte del señalado para las tuberías. La explicación está en la ecuación 1-9.

El flujo laminar se presenta con más frecuencia en los fluidos muy viscosos (aceite, petróleo). En el agua (que tiene pequeña viscosidad) es poco frecuente, salvo en el flujo a través de medios porosos. El movimiento turbulento es el más frecuente en los problemas de ingeniería.

La viscosidad absoluta µ o coeficiente de viscosidad dinámica, mide la relación entre un

esfuerzo y una velocidad de deformación. Sus dimensiones son ML -1 T -1 en el sistema absoluto y FL -2 T en el sistema gravitacional.

En el sistema M. F. S. se mide en kg.s/m 2 . En el sistema C. G. S. (absoluto) se mide en gr-masa, centímetros y segundos. La unidad es el poise

1 poise =

1 gr

masa

cm

s

La viscosidad cinemática ν es la relación entre la viscosidad absoluta µ

y la densidad

ρ . Sus dimensiones son L 2 T -1 . Su unidad es el stoke

1stoke

= 1cm

2

s
s

En la Figura 1.8, se muestra para diferentes fluidos la variación de la viscosidad con la temperatura.

Las Figuras 1.8a, 1.8b y 1.8c han sido tomados del libro de Rouse, Hidráulica, Editorial Dossat.

12

Capítulo I

Introducción

-3

10

8

6

4

2

-4

10

8

6

4

ν 2

m

s

-5

10

2 8

6

4

2

-6

10

8

6

4

2

-7

10

o 0 50 o 100 o Glicerina Fuel Oil (p.e. = 0,97) Fuel Oil (p.e.
o
0
50 o
100 o
Glicerina
Fuel Oil
(p.e. = 0,97)
Fuel Oil
(p.e. = 0,94)
Helio
SAE 30
Hidrógeno
SAE 10
Petróleo
crudo
(p.e. = 0,93)
Metano
Amoníaco
Aire y oxígeno
Anhidrido carbónico
Salmuera (20% NaCl)
Petróleo crudo
Kerosene
(p.e. =
0,86)
Benceno
Alcohol etílico
Agua
Gasolina
(p.e. = 0,68)
Tetracloruro de carbono
Mercurio
o
o
0 o
50
100

-3

10

8

6

4

2

-4

10

8

6

4

2

-5

10

8

6

4

2

-6

10

8

6

4

2

-7

10 T ºC

Figura 1.8a

Viscosidad cinemática en función de la temperatura para varios fluidos (p.e. es el peso específico relativo)

13

Arturo RochaHidráulica

14

de tuberías y canales

o 0 50 o 100 o 5 5 4 4 Salmuera SAE 10 (20% NaCl)
o
0
50 o
100 o
5
5
4
4
Salmuera
SAE 10
(20% NaCl)
Kerosene
2
2
Mercurio
Petróleo crudo
(p.e. = 0,86)
-4
-4
10
Alcohol etílico
10
8
Agua
8
Tetracloruro
6
6
de carbono
Benceno
4
4
µ
Gasolina
2
2
(p.e. = 0,68)
kg - s
2
m
-5
-5
10
10
8
8
6
6
4
4
Oxígeno
Helio
Aire
2
2
Anhidrido carbónico
-6
-6
10
10
Metano
8
Amoníaco
8
Hidrógeno
(Gas natural)
6
6
5
5
o T ºC
0 o
50 o
100

Figura 1.8b Viscosidad dinámica en función de la temperatura para diferentes gases y líquidos

5

4

2

-1

10

8

6

4

µ 2

kg - s

m

2

-2

10

8

6

4

2

-3

10

8

6

5

o o 0 50 100 o 5 4 2 Glicerina -1 10 8 Fuel -
o
o
0
50
100 o
5
4
2
Glicerina
-1
10
8
Fuel - Oil
(p.e. = 0,97)
6
4
2
Fuel - Oil
SAE 30
(p.e. = 0,94)
-2
10
8
6
4
SAE 30
Petróleo
crudo
2
(p.e. = 0,93)
Petróleo crudo
(p.e. = 0,93)
-3
10
8
6
5
o
o
T ºC
0 o
50
100

Figura 1.8c Viscosidad dinámica en función de la temperatura para varios tipos de aceite

Capítulo I

Introducción

1.8 Efecto de la gravedad

El efecto de la mayor o menor influencia de las fuerzas gravitacionales sobre las condiciones del escurrimiento se expresa por el parámetro adimensional denominado número de Froude.

El número de Froude ( F ) tiene por expresión

siendo

V

g

L

:

:

:

velocidad media

aceleración de la gravedad

longitud característica

F =

V

gL
gL

(1-14)

El número de Froude se utiliza en canales y generalmente se considera como longitud

característica el tirante hidráulico d Por lo tanto

F =

V

gd
gd

(1-15)

Siempre que el escurrimiento se produzca con superficie libre, es decir que alguna zona de la corriente no esta delimitada por el contorno, habrá influencia de la gravedad sobre todo el escurrimiento.

El número de Froude representa la relación entre las fuerzas de inercia y las fuerzas gravitacionales. Los valores altos del número de Froude corresponden a pequeña influencia de la gravedad. Los autores franceses llaman a este parámetro adimensional número de Reech-Froude.

1.9 Concepto de distribución de velocidades

En los canales y en las tuberías el flujo es esencialmente tridimensional. Para cada punto de la corriente, el vector velocidad tiene componentes en las tres direcciones.

Para analizar la variación de velocidades en la sección tendremos en cuenta la forma de la sección transversal, pues la naturaleza y características geométricas del contorno definen básicamente la curva de distribución de velocidades.

15

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

En las tuberías el caso más simple corresponde a la sección circular. La influencia del contorno es simétrica y perfectamente definida.

En los canales el caso más simple corresponde a un canal de ancho infinito. Sólo hay influencia del fondo.

Empezaremos por analizar este último caso. El flujo es bidimensional. En cada punto de

la sección hay una velocidad particular ( V ). La velocidad es máxima en la superficie. En

h

el fondo la velocidad es mínima. El esquema característico de la distribución de velocidades es el siguiente

V h y h Figura 1.9 Distribución de velocidades en un canal Denominamos V a
V
h
y
h
Figura 1.9 Distribución de velocidades en un canal
Denominamos
V
a la velocidad que existe a la distancia h del contorno (en este caso
h
del fondo). La curva que expresa la relación entre
V
y h se llama curva de distribución
h

de velocidades. En los siguientes capítulos estableceremos su ecuación.

En un canal de ancho infinito la velocidad máxima está en la superficie. Pero en un canal rectangular angosto hay fuerte influencia de los lados y la velocidad máxima aparece debajo de la superficie. Mientras más angosto es el canal mayor es la influencia de los lados y la velocidad máxima está más profunda con respecto a la superficie. Valores usuales

para ubicar la velocidad máxima son los comprendidos entre 0,95 y y 0,75 y . Ver Figura

1.15b.

En una tubería la velocidad es máxima en el eje y mínima en el contorno, tal como se

es máxima en el eje y mínima en el contorno, tal como se muestra en el

muestra en el esquema de la Figura 1.10. Para h = D 2 se obtiene la velocidad máxima.

Se observa que los ejemplos de las Figuras 1.9 y 1.10 tienen algo en común: la velocidad es cero en el contorno. Esto se debe a que hemos considerado fluidos reales (con viscosidad).

16

Capítulo I

Introducción

D D h = 2 Figura 1.10 Distribución de velocidades en una tubería La distribución
D
D
h =
2
Figura 1.10 Distribución de velocidades en una tubería
La distribución de velocidades depende, entre otros factores, del grado de turbulencia.
Otros factores determinantes son el grado de aspereza (rugosidad) del contorno y el
alineamiento del canal.
Para números de Reynolds elevados se dice que existe turbulencia plenamente desarrollada
y la distribución de velocidades tiende a hacerse uniforme, salvo en la zona próxima al
contorno donde los esfuerzos viscosos y el gradiente de velocidades son muy grandes.
Así por ejemplo, en una tubería cuyo número de Reynolds fuera del orden de 1 ó 2 millones
podría tenerse la siguiente distribución de velocidades
D
Figura 1.11 Distribución de velocidades en una tubería con flujo turbulento
En cambio, en un escurrimiento laminar el gradiente de velocidades es muy grande en
toda la sección transversal y se tendrá una curva de distribución de velocidades de tipo
parabólico (ver Figura 1.12).
Para un fluido ideal, sin viscosidad, cuyo número de Reynolds sea infinito, la distribución
de velocidades sería uniforme (Ver Figura 1.13).
Para números de Reynolds muy altos, como el de la Figura 1.11, la distribución de
velocidades de un fluido real puede calcularse sin cometer mayor error, como si fuera un
fluido ideal salvo en la zona próxima a las paredes.
17
Hidráulica de tuberías y canales Arturo Rocha D Figura 1.12 Distribución de velocidades en una
Hidráulica de tuberías y canales
Arturo Rocha
D
Figura 1.12 Distribución de velocidades en una tubería con flujo laminar
D
Figura 1.13 Distribución de velocidades en una tubería (fluido ideal)
Debe tenerse presente que a partir de un cierto valor del número de Reynolds se obtiene
turbulencia plenamente desarrollada. Un aumento en el número de Reynolds no conlleva
un aumento del grado de turbulencia.
En la Figura 1.9 se presentó la distribución vertical de velocidades en un canal muy ancho.
Este es un caso particular. Tratándose de canales el caso más frecuente es el de las
secciones trapeciales o rectangulares, en las que no puede dejarse de considerar la influencia
de las paredes, en las que la velocidad debe también ser nula. Se tendrá entonces una
distribución transversal de velocidades.
Para ilustrar la distribución de velocidades en la sección transversal se indica en el esquema
de la Figura 1.14 la sección de un canal en el que se ha dibujado las curvas que unen los
puntos de igual velocidad (isotacas). Esta velocidad se ha relacionado con la velocidad
media. Así la curva que tiene el número 2 significa que todos sus puntos tienen una velocidad
que es el doble de la velocidad media.
En la Figura 1.15 se presentan con carácter ilustrativo las distribuciones de velocidad
típicas para diferentes secciones transversales.
El alineamiento del conducto y la simetría de la sección también son factores determinantes
de la curva de distribución de velocidades.
18

Capítulo I

Introducción

2,0 1,5 1,0 0,5 Figura 1.14 Isotacas en un canal de sección trapecial
2,0
1,5
1,0
0,5
Figura 1.14 Isotacas en un canal de sección trapecial
(a) 2,0 1,5 1,0 0,5
(a)
2,0
1,5
1,0
0,5

Canal circular poco profundo

2,5 2,0 1,5 1,0 0,5 (b)
2,5
2,0
1,5
1,0
0,5
(b)
2,5 2,0 1,5 1,0 0,5 (c)
2,5
2,0
1,5
1,0
0,5
(c)

Canal circular parcialmente lleno

Canal rectangular angosto 2,5 2,0 1,5 1,0 0,5
Canal rectangular angosto
2,5
2,0
1,5
1,0
0,5

(d)

Canal natural (río)

Figura 1.15 Distribución de velocidades en diferentes secciones transversales

19

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

La asimetría de la sección transversal produce corrientes secundarias, que se llaman así por no seguir la dirección general de la corriente. Si el movimiento principal es a lo largo del conducto, entonces la corriente secundaria producida por una curvatura del alineamiento se desarrolla en un plano normal y representa una circulación que al superponerse al flujo principal da lugar a un movimiento espiral o "en tornillo".

Analicemos el caso que corresponde al cambio de dirección (codo) en una tubería. La resistencia viscosa reduce la velocidad en el contorno dando como resultado que allí la energía sea menor que en las capas adyacentes. Debido a la fuerte caída de presión que se produce en el contorno exterior hay un flujo secundario que se dirige hacia el exterior y que debe ser compensado por otro que se dirija hacia el interior.

A A SECCION A - A
A
A
SECCION A - A

Figura 1.16 Distribución de velocidades en un codo

La aspereza (rugosidad) de las paredes y su influencia sobre la distribución de velocidades será analizada en el capítulo siguiente. Damos una idea de su significado a través de la Figura 1.17 en la cual se presentan para una misma tubería dos distribuciones de velocidad, según que el contorno sea liso o rugoso.

Liso D Rugoso Figura 1.17 Distribución de velocidades en contornos lisos y rugosos
Liso
D
Rugoso
Figura 1.17 Distribución de velocidades en contornos lisos y rugosos

20

Capítulo I

Introducción

A partir de la ecuación de distribución de velocidades se calcula el gasto

Q

=

V dA

h

(1-16)

1.10 Coeficiente de Coriolis

El teorema de Bernoulli fue establecido para una línea de corriente. La ecuación 1-5 establece

que la suma de Bernoulli es constante a lo largo de una línea de corriente. Esto significa que cada línea de corriente tiene un valor propio para la suma de Bernoulli.

Para cada línea de corriente, en una sección determinada, el valor de la velocidad es

V

h

y la energía cinética correspondiente es V g . Pero, al ingeniero no le interesa trabajar

h

2

V g . Pero, al ingeniero no le interesa trabajar h 2 2 con líneas de

2

con líneas de corriente aisladas, sino con la totalidad del escurrimiento.

Consideremos un flujo paralelo. En el flujo paralelo hay una distribución hidrostática de

presiones y por lo tanto la suma

p + z

, o sea la cota piezométrica, es idéntica para todas

γ

las líneas de corriente y la variación que hay entre la suma de Bernoulli para las diferentes

líneas de corriente se debe al gradiente de velocidades.

Para extender el teorema de Bernoulli a toda la sección transversal, habría que tomar el

promedio de los valores de V g . Como esto es difícil de hacer en la práctica, pues se

h

2

Como esto es difícil de hacer en la práctica, pues se h 2 2 tendría que

2

tendría que considerar un número infinito, o muy grande, de filetes, se busca una equivalencia, o una aproximación, mediante el cálculo de la energía que corresponde a la velocidad media.

Evidentemente que esto no es exacto, por cuanto no es lo mismo el promedio de los cuadrados, que el cuadrado del promedio. De acá que el valor de la energía para toda la sección transversal, obtenido con la velocidad media, debe corregirse por medio de un

coeficiente que generalmente se designa con la letra α y que recibe el nombre de coeficiente de Coriolis ó coeficiente de energía.

, que

tiene una sección transversal dA y por el que pasa un fluido cuyo peso específico es γ .

La energía en general se expresa por γ QH

Para calcular el valor de α pensemos en un tubo de corriente cuya velocidad es

V

h

Ahora bien, para dicho tubo de corriente se puede aplicar la ecuación de continuidad 1-3

dQ

=

V dA

h

21

Hidráulica de tuberías y canales

y el valor de la energía cinética es

H

=

V h

2

2 g

para el tubo de corriente la energía resulta

que equivale a

2 V h γ V dA h 2 g dQ H ρ 3 V dA
2
V h
γ
V
dA
h
2 g
dQ
H
ρ
3
V
dA
h
2

Arturo Rocha

y la energía de toda la sección transversal se obtiene integrando la expresión anterior

ρ

2

V

h

3 dA

Si hiciéramos un cálculo aproximado de la energía de toda la sección, considerando la velocidad media se tendría

ρ

2

V

3

A

para que este valor aproximado sea igual al correcto debe multiplicarse por un factor o

coeficiente de corrección al que se denomina α

de donde,

α

ρ

V

3

ρ

A =

2

2

V

h

α =

V

3

h

dA

V

3 A

3 dA

(1-17)

que es la expresión del coeficiente de energía o de Coriolis.

Obsérvese que α representa la relación que existe, para una sección dada, entre la energía real y la que se obtendría considerando una distribución uniforme de velocidades.

22

Capítulo I

Introducción

Para canales prismáticos se tiene usualmente

1,03 < α < 1,36

(1-18)

1.11 Coeficiente de Boussinesq

El cálculo de la cantidad de movimiento (momentum) de una corriente también se ve afectado por la distribución de velocidades.

El valor de la cantidad de movimiento obtenido para toda la sección transversal a partir de la velocidad media, debe corregirse por medio de un coeficiente que generalmente se designa con la letra β y que recibe el nombre de coeficiente de Boussinesq o coeficiente de la cantidad de movimiento.

Para calcular el valor de β pensemos en un tubo de corriente cuya velocidad es

tiene una sección transversal dA y por el que pasa un fluido cuyo peso específico es γ . Sabemos que en general la cantidad de movimiento se expresa por ρ QV

V que

h

y para el tubo de corriente es

ρ

V

h

2

dA

La cantidad de movimiento de toda la sección transversal se obtendrá por integración de la ecuación anterior

ρ V

h

2 dA

Si hiciéramos un cálculo aproximado de la cantidad de movimiento total a partir de la velocidad media se tendría

ρ

V

2

A

para que este valor aproximado sea igual al verdadero debe multiplicarse por un factor o

coeficiente de corrección al que se denomina β

luego,

βρ

V

2

A =

ρ

V dA

h

β =

V

h

2 dA

V

2

A

(1-19)

23

Hidráulica de tuberías y canales

Arturo Rocha

que es la expresión del coeficiente de cantidad de movimiento o de Boussinesq.

El producto βρQV sección dada.

representa el caudal o flujo de la cantidad de movimiento en una

Para canales prismáticos se tiene usualmente

1,01 < β < 1,12

(1-20)

1.12 Discusión de los valores de α y β

De acuerdo a lo expuesto anteriormente el coeficiente α se usará en los cálculos en los que intervenga la energía y el coeficiente β en los cálculos en los que intervenga la cantidad de movimiento.

Así por ejemplo, si extendemos la ecuación de la energía a toda la sección transversal considerando como velocidad la velocidad media se obtiene

V

1

2

p

1

V

2

2

p

2

 

=

g

γ

+

z

1

α

2

2 g

+

γ

α +

1 2

+

z

2 +

h

f

1

2

(1-21)

Cada sección transversal en función de su distribución de velocidades tiene un valor de α .

Es evidente que el uso de los coeficientes α y β depende de la exactitud con la que se estén haciendo los cálculos. Ambos son siempre mayores que la unidad. En muchos casos se justifica, considerar

α

= β = 1

(1-22)

Obsérvese que para la Figura 1.13 se cumple exactamente esta condición.

A medida que el grado de turbulencia es mayor, o sea para números de Reynolds altos, la

distribución de velocidades se hace más uniforme y es más cierta la suposición α = β = 1 .

En lo sucesivo y salvo que se indique lo contrario se considerará la ecuación 1-22.

Siempre se tendrá que α > β puesto que en la expresión de α V

y en la expresión de β interviene al cuadrado.

h

α V y en la expresión de β interviene al cuadrado. h V interviene al cubo

V

interviene al cubo

En el flujo laminar, dado el fuerte gradiente de velocidades, los valores de α y β son

grandes. Se demuestra fácilmente que en una tubería con escurrimiento laminar

24

Capítulo I

Introducción

α = 2

β =

4

3

(1-23)

Para un canal muy ancho con fondo rugoso, se han obtenido las siguientes expresiones para los valores de α y β

siendo

expresión en la que

V max

α

=1+ 3ε

2

2ε

β

= 1+ ε

2

ε

=

V max

V

1

3

es el valor de la velocidad máxima.

(1-24)

(1-25)

(1-26)

Como hemos señalado anteriormente los valores de α y β dependen del tipo de curva de distribución de velocidades, específicamente de la relación que existe entre la velocidad máxima y la media tal como se expresa en las ecuaciones 1-24, 1-25 y 1-26.

Según estudios hechos por Kolupaila se pueden considerar los siguientes valores aproximados de α y β

TABLA 1.1 VALORES APROXIMADOS DE α Y β (KOLUPAILA)

   

α

 

β

Tipo de cauce

Min.

Prom.

Max.

Min.

Prom.

Max.

Canales y acueductos

1,10

1,15

1,20

1,03

1,05

1,07

Ríos y torrentes

1,15

1,30

1,50

1,05

1,10

1,17

Ríos con áreas de inundación

1,50

1,75

2,00

1,17

1,25

1,33

1.13 Relación entre los coeficientes α y β

Considerando que la velocidad puntual

se puede expresar en función de la velocidad media de la siguiente manera

V

h

correspondiente a la distancia h