Sei sulla pagina 1di 14

ESCUELA DE PADRES: “CASTIGO Y

AUTOESTIMA”

I. Denominación del tema:

ESCUELA DE PADRES: “CASTIGO Y AUTOESTIMA” I. Denominación del tema:

DIAGNOSTICO SITUACIONAL

Los padres de familia de los estudiantes del 2° año del nivel secundario de la I.E. “Túpac Amaru” ubicado en el distrito de Tuman, la cual cuenta con un aproximado de 50 padres de familia entre hombres y mujeres cuyas edades oscilan entre los 25 y 50 años de edad,

hemos

se encuentra en

encontrado las siguientes problemáticas.

una

situación

económica media.

Mediante

la

observación

Falta de comunicación con los hijos.

Falta de respeto entre ellos mismos.

Desconfianza

Carencia de comunicación

Baja autoestima

Escasa demostración de afecto

Familias disfuncionales

Teniendo también como factor significativo la problemática exterior que presenta, estando en un ambiente hostil rodeado de familias conflictivas.

Dentro de la población observada existe casos de familias con integrantes que han sufrido algún tipo de maltrato sea físico, psicológico.

Es por ello que el presente programa destaca a la carencia de autoestima como un problema de salud pública muy importante pero en gran medida prevenible, dado que si ayudamos a afrontar las situaciones problemáticas que conllevan a la autodestrucción de la persona y por ende de la sociedad que le rodea.

PROGRAMACIÓN

03:00 p.m. ------03:10 = Presentación.

Saludo inicial de grupo de coordinación.

Presentación de padres

03:10 p.m. ------03:20 = Objetivo.

Video sobre autoestima.

Diapositiva de bienvenida.

03:20 p.m. ------03:30 = Actividades a realizar.

Tema en general a tratar autoestima y castigo.

03:30 p.m. ------03:35 = Objetivo de la charla.

Diapositiva de objetivo de charla.

03:35 p.m. ------03:50 = Presentación de padres de familia.

Dinámica de apertura de charla (romper el hielo).

03:50 p.m. ------04:30 = Actividades a realizar.

Exposición:

Tema: castigo.

Tema: autoestima.

04:30 p.m. ------04:40 = Reflexión.

Evaluación de contenido (papelotes y plumones)

04:40 p.m. ------04:55 = Cierre de la charla.

Dinámica final.

Video de reflexión

04:55 p.m. ------05:15 = Compartir.

Compartir un rato ameno con los padres de familia.

OBJETIVO

Nº 01: Identificar y valorar lo que somos y

tenemos, que nos permita sentirnos orgullosos y satisfechos de lo

que hemos hecho

ACTIVIDAD 01:

“CASTIGAR NO ES PEGAR”

“FORTALECIENDO MI AUTOESTIMA”

OBJETIVOS:

Hacer diferencias entre lo que es castigo y maltrato físico y psicológico

Como efectuar un castigo adecuado

Aprenderá por medio de un proceso de siete pilares para la manera de

fortalecer la autoestima propia y por ende de sus vástagos

Reflexionar sobre la importancia de una adecuada comunicación entre

padres e hijos

El reconocer sobre la individualidad y libertad de los hijos

La felicidad es una parte fundamental para el adecuado desarrollo de las

personas.

SESIÓN N° 01

MODIFICACIÓN DE LA CONDUCTA

Objetivo:

Hacer diferencias entre el castigo adecuado y el inadecuado

Dinámica de Entrada

FRENTE AL PAPEL

OBJETIVO

Lograr reconocer los castigos que mayor aplican los padres de familia

INSTRUCCIONES

1. Cada uno de los participantes escribe una frase corta en un papel mientras el castigado está fuera.

2. Cuando éste regresa, el director del juego le dice: "piense que su frente es de papel y esto es lo que lleva escrito".

3. El castigado va pasando frente a cada jugador y le pregunta: "¿Qué llevo escrito en mi frente?" Y el jugador lee lo que escribió.

TEMAS A DESARROLLAR:

“EL CASTIGO”

El Castigo reduce la frecuencia de aparición de una respuesta, y no siempre comprende dolor físico. De manera que el Castigo es un procedimiento de modificación de conductas.

Desde hace muchos años, y desde la perspectiva cognitivo-conductual, no está indicado el castigo físico como método de modificación de conductas en los niños, y este criterio es compartido por el autor, para quien el castigo físico por una parte representa un irrespeto absoluto a los derechos humanos y sobre todo de los niños y adolescentes, y por otra ha demostrado hasta el cansancio que no tiene poder para corregir conductas disruptivas en los niños y adolescentes

REGLAS O PRINCIPIOS PARA QUE UN CASTIGO SEA EFECTIVO

Sea cualquiera el castigo a utilizar, se deben seguir una serie de reglas o principios para que sea efectivo (Moles, 1994), estas son:

1. Debe informarse al sujeto cual o cuales van a ser específicamente las conductas a castigarse.

2. Debe igualmente informársele de cuál será el castigo a la conducta en cuestión.

3. Una vez cumplidos los puntos anteriores, se ofrecerá el castigo en la primera oportunidad que el sujeto emita la conducta y cada vez que lo haga. Esto implica que se debe castigar siempre y no a veces.

4. El castigo debe ser contingente a la conducta, y por lo tanto al igual que el reforzamiento debe tener una latencia corta. Es decir la aplicación del castigo debe ser lo más próximo posible (en tiempo) a la emisión de la conducta en cuestión.

5. El castigo debe ser siempre de la misma intensidad y no depender del estado emocional de quién lo aplica.

6. Al igual que con los refuerzos no se debe generalizar el castigo, debe ser de forma individual y dependiendo de las características de cada sujeto.

Los especialistas en las técnicas de modificación de conductas se han preocupado por el mal uso y abuso que se hace del castigo, ya que esto favorece problemas en niños y adolescentes. Por ejemplo, las familias de niños que se desvían del patrón tienden a utilizar castigo más estricto y frecuente que las familias de niños que se desenvuelven bien en la vida cotidiana (Kazdin, 1987). El castigo más frecuente no se asocia con mejor conducta, en verdad, tanto el castigo físico como verbal (reprimendas) pueden incrementar las propias conductas (desobediencia, agresión) que los padres, maestros y otras personas desean suprimir. Por desgracia el viejo adagio “dispense la vara y eche a perder al niño”, todavía tiene muchos adeptos, esto es desafortunado porque también podría sostenerse una sentencia opuesta, “use la vara y eche a perder al niño”

DIFERENCIANDO MALTRATO Y CASTIGO.

Identificar el maltrato como violencia sobre los hijos, implica diferenciarlo del castigo, como acción correctiva, que en la familia se relaciona con intenciones educativas y formativas, y que es permitido socialmente para generar y lograr interiorizar en el niño regulaciones sociales que le permitan y faciliten su socialización.

El castigo como reparación, es parte de la cultura, de ideales sociales, de creencias que desde los principios éticos y morales de una cultura regulan el empuje a la propia satisfacción de los impulsos sexuales y agresivos, como tendencias comunes que exponen la vida social. Desde esta concepción, el castigo

es violencia simbólica, en tanto evita la repetición de actos que sin los límites impuestos, precipitarían al niño o adolescente y más tarde al adulto a la consecución de un goce inútil.

Si el castigo es ejercido sin crueldad, sin sadismo, sin deseos de venganza, y se basa en el amor, tendrá un efecto protector para el niño y le permitirá aceptar las renuncias que sus padres le imponen. La subjetividad del agresor debe ser considerada. El niño/a como parte de lo íntimo en la familia, es un objeto interno, es decir, representa para los padres atributos, defectos, deseos, aspiraciones, edificados a o largo de la historia de ambos. La valoración facilitara identificar repeticiones o formaciones reactivas de experiencias vividas por el agresor con aquellos que forman parte de su propia historia, y que permiten, por imitación, una definición de la ofensa y de la reparación.

Los padres deben hacer del castigo un reclamo, una comunicación, o un acto de pacificación, que comporta en su ejercicio la posibilidad de un pacto, de una transacción o de una cesión, que permita al niño enfrentarse a una ley que admite circunstancias atenuantes externas y subjetivas al cometerse una falta. Aquí la acción del padre que sigue la ley que él mismo quiere hacer respetar puede presentada como un acto de amor.

Cuando lo ilógico, lo absurdo aparecen, lo simbólico del acto de castigar desaparece en el actuar del padre, haciéndose visible la agresividad que existe en el maltrato. Cuando los seres de los que se depende se convierten en persecutores, y el niño no encuentra su puesto en la casa ni en el amor de los padres, estamos ante el maltrato infantil.

El maltrato se identifica por su desproporción, por no tener justificación, por el exceso y la repetición. El niño se convierte en objeto de una descarga incomprensible de la cual se le hace responsable, denigrándolo, acusándolo y sobredimensionando la falta que cometió. Esto se escucha en las primeras entrevistas de tratamiento. Se evidencia rabia, hostilidad, rechazo, desprecio, decepción como sentimientos que sostienen la relación con el menor abusado. En el amor ambivalente predominan los afectos negativos. El amor como resultado de la decepción, se degradan, generando el castigar con crueldad aquello que en el niño falla.

Quien maltrata parte de la insatisfacción con el menor, del que quiere obtener reparación por algo que cree merecer, y a la vez, el maltratado reclama para sí bienes, afectos, tratos que hagan manifiesto el amor. Sin embargo, aunque el reclamo y las demandas de reconocimiento que se dirigen al menor, se sostienen en la frustración, en el maltrato físico y psicológico, generaran también carencia de afecto que producirá diferentes efectos en cada niño.

EJERCICIO:

1. Hacer escuchar a los padres de familia la lectura “papá no me pegues

REFLEXIÓN: “PAPÁ NO ME PEGUES”

Papa no me pegues tus golpes no solo hieren mi cuerpo golpean mi corazón me hacen duro y rebelde terco torpe y agresivo Tus golpes me hacen sentir miserable pequeño e indigno de ti, mi héroe, tus golpes me llena de amargura, bloquean mis capacidad de amar, crece mis temores y nace en mí el odio Papi tus golpes me alejan de ti, me enseñan a mentir, cortan mi iniciativa, mi creatividad y mi alegría. No me golpees más, soy débil e indefenso ante tu fuerza, tus golpes enlutan mi camino y sobre todo, endurecen mi alma La fuerza de tu razón es superior, a la fuerza de tus golpes, si crees que no te entiendo aun, te lo prometo pronto lo hare. Más poderosos que tus golpes, más efectivos y grandiosos, son tu afecto tus caricias, tus palabras y tus besos Papito tu grandeza no está, en el poder de tu fuerza física, eres mucho más cuando no necesitas, de ella para guiarme Solo abrazame, y permíteme seguir siendo mi héroe, para toda la vida

2. Realizar una escena de los castigos que mayormente aplican los padres a de familia hacia sus hijos

SESIÓN N° 02

“FORTALECIENDO LA AUTOESTIMA”

Objetivo:

Dar a conocer la forma en cómo se puede lograr que la autoestima sea el

circulo de la felicidad de cada persona

Dinámica de Entrada

UN GESTO DESCARADO”

OBJETIVO

Fomentar la capacidad de la buena comunicación y estimular la relación

intrapersonal manteniendo así la tolerancia de forma adecuada.

INSTRUCCIONES

3. Los participantes comienzan a caminar por el aula y dirigiéndose a otro

participante hacen gestos en su rostro un tanto “Descarados” es decir

buscan hacer todo tipo de muecas.

4. Cada participante dibuja expresión a las caras de la hoja “El autoconcepto”

y escribe en ella frases que describan cómo se ve a sí mismo.

5. Las lee a sus compañeros, quienes intentarán descubrir posibles

pensamientos erróneos, le harán ver el lado positivo y reforzarán sus

cualidades.

6. Se reparte el juego de hojas “¿Qué es la autoestima?” y se explica qué es

la autoestima y sus bases.

7. De uno en uno, puntúan de 0 a 10 su autoconcepto como persona hábil, su

autoconcepto como persona sexual y su autoaceptación.

TEMA A DESARROLLAR:

“LA AUTOESTIMA Y SUS SIETE PILARES”

No existe un concepto único sobre Autoestima, más bien hay diferentes formas de entender lo que significa.

La autoestima es una necesidad humana fundamental. Su efecto no requiere ni nuestra comprensión ni nuestro consentimiento. Funciona a su manera en nuestro interior con o sin nuestro conocimiento.

La autoestima es la experiencia fundamental de que podemos llevar una vida significativa y cumplir sus exigencias.

a) La confianza en nuestra capacidad de pensar, en nuestra capacidad de enfrentarnos a los desafíos básicos de la vida.

b) La confianza en nuestro derecho de triunfar y a ser felices; el

sentimiento de ser respetables, de ser dignos y de tener derecho a

afirmar nuestras necesidades y carencias

Indicios positivos de autoestima

La persona que se autoestima suficientemente:

1. Cree con firmeza en ciertos valores y principios, y está dispuesta a

defenderlos incluso aunque encuentre oposición. Además, se siente lo

suficientemente segura de sí misma como para modificarlos si la

experiencia le demuestra que estaba equivocada.

2. Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio

criterio, y sin sentirse culpable cuando a otros no les parezca bien su

proceder.

3. No pierde el tiempo preocupándose en exceso por lo que le haya ocurrido

en el pasado ni por lo que le pueda ocurrir en el futuro. Aprende del pasado

y proyecta para el futuro, pero vive con intensidad el presente.

4. Confía plenamente en su capacidad para resolver sus propios problemas,

sin dejarse acobardar fácilmente por fracasos y dificultades. Y, cuando

realmente lo necesita, está dispuesta a pedir la ayuda de otros.

5. Como persona, se considera y siente igual que cualquier otro; ni inferior, ni

superior; sencillamente, igual en dignidad; y reconoce diferencias en

talentos específicos, prestigio profesional o posición económica.

6. Da por sentado que es interesante y valiosa para otras personas, al menos

para aquellos con los que mantiene amistad.

7. No se deja manipular, aunque está dispuesta a colaborar si le parece

apropiado y conveniente.

8. Reconoce y acepta en sí misma diferentes sentimientos y pulsiones, tanto

positivas como negativas, y está dispuesta a revelárselos a otra persona, si

le parece que vale la pena y así lo desea.

9.

Es capaz de disfrutar con una gran variedad de actividades.

10. Es sensible a los sentimientos y necesidades de los demás; respeta las

normas sensatas de convivencia generalmente aceptadas, y entiende que no

tiene derecho ni lo deseaa medrar o divertirse a costa de otros.

Indicios negativos de autoestima

La persona con autoestima deficiente suele manifestar algunos de los siguientes

1. Autocrítica rigorista, tendente a crear un estado habitual de

insatisfacción consigo misma

2. Hipersensibilidad a la crítica, que la hace sentirse fácilmente atacada y a

experimentar resentimientos pertinaces contra sus críticos.

3. Indecisión crónica, no tanto por falta de información, sino por miedo

exagerado a equivocarse.

4. Deseo excesivo de complacer: no se atreve a decir «no», por temor a

desagradar y perder la benevolencia del peticionario.

5. Perfeccionismo, o autoexigencia de hacer «perfectamente», sin un solo

fallo, casi todo cuanto intenta; lo cual puede llevarla a sentirse muy mal

cuando las cosas no salen con la perfección exigida.

6. Culpabilidad neurótica: se condena por conductas que no siempre son

objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y/o los

lamenta indefinidamente, sin llegar a perdonarse por completo.

7. Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, siempre a punto de estallar

aun por cosas de poca importancia; propia del supercrítico a quien todo le

sienta mal, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface.

8. Tendencias defensivas, un negativo generalizado (todo lo ve negro: su vida,

su futuro y, sobre todo, su sí mismo) y una inapetencia generalizada del

gozo de vivir y de la vida misma.

SIETE PILARES DE LA AUTOESTIMA

Autoconocimiento: Practica de vivir conscientemente

Es el proceso reflexivo (y su resultado) por el cual la persona adquiere noción de su yo y de sus propias cualidades y características, Es decir, el conocimiento de uno mismo. El autoconocimiento está basado en aprender a querernos y a conocernos a nosotros mismos. Es el conocimiento propio, supone la madurez de

conocer cualidades y defectos y apoyarte en los primeros y luchar contra los segundos. Es conocerse a sí mismo, saber cuáles son todas nuestras cualidades aceptando las buenas y cambiando todas las que nosotros vemos que están mal. Es un proceso cognitivo (acción y efecto de conocer) que ha de ser constante durante toda la vida. Implica tener una imagen adecuada, correcta del propio yo, mediante: Descubrir, identificar, reconocer la forma de pensar, sentir y actuar propia, analizar y conocer nuestras experiencias personales, nuestro pasado, para que nos sirvan para nuestro futuro

Autoconcepto: La práctica de asumir la responsabilidad

El autoconcepto es la imagen del yo-conocido que tiene cada persona. Es decir, la

construcción mental de cómo se percibe a sí misma. Al sentimiento que desarrollamos entorno a nuestro autoconcepto. Es el concepto que tenemos de nosotros mismos. ¿De qué depende? En nuestro autoconcepto intervienen varios componentes que están interrelacionados entre sí: la variación de uno, afecta a los otros (por ejemplo, si pienso que soy torpe, me siento mal, por tanto hago actividades negativas y no soluciono el problema). Son las creencias que cada persona tiene sobre sus características: a nivel físico, psicológico, intelectual,

social, afectivo (lo que creemos que somos)

Autoaceptación: La práctica de aceptarse a sí mismo

Es el proceso mental que se ejerce a partir de evaluar nuestros sentimientos positivos y negativos con el objetivo principal de aceptarnos tal como somos ante

la sociedad. Significa reconocer que somos valiosos y dignos de ser queridos y

respetados a pesar de no ser perfectos. Aceptarse a sí mismo significa sentirse

feliz de quienes somos. Es aceptar, apoyar y aprobarse a uno mismo y a todas nuestras partes, inclusive las que no nos gustan. Es no juzgarnos a nosotros mismos. La mejor manera de aceptarnos a nosotros mismos es tomar la decisión.

Tenemos que tomar la decisión de aceptarnos incondicionalmente: "Yo me acepto

a mí mismo incondicionalmente". El próximo paso en el proceso es tomar

conciencia. Cuando tomamos conciencia de que tenemos un problema lo podemos

resolver.

Autoconfianza: Practica de la autoafirmación

Sentimiento basado en la fuerte conciencia del propio poder para afrontar las posibles dificultades. Implica la capacidad de reconocer las destrezas y habilidades para poder actuar con base en esos propios recursos y el tener seguridad en sí mismo. La autoconfianza permite a las personas ser capaces de realizar lo que se propongan. Una persona segura de sí misma puede realizar todo

aquello que se proponga, porque sabe que tiene las destrezas y las habilidades para hacerlo, al mismo tiempo también reconoce sus debilidades pero no por ello se deja rendir ante cualquier situación. La autoconfianza es el convencimiento que tiene una persona de realizar con éxito alguna tarea, misión o trabajo; posee la capacidad de tomar la mejor decisión y puede vencer sin problema determinada situación, porque tiene seguridad en sí mismo que le permite hacer cosas aún difíciles de lograr.

Autovaloración: Practica de integridad personal

El valor de sí mismo es la exclusividad de cada persona, que debe optar por vivir la mejor vida posible, pues no hay otra igual a ella. Dios, la vida, los semejantes, esperan que realice el mejor proyecto de vida donde se pueda dimensionar y reconocer el valor de esa persona porque se ama inicialmente así misma. Esto no tiene relación alguna con el gusto y satisfacción desmedida de placeres o una mal entendida libertad. Por el contrario el valor de sí mismo es un cuidado muy prudente frente a los excesos, el orgullo, el egoísmo, la autosuficiencia, caminos que infortunadamente muchos toman confundiéndolo con el valor de sí mismo.

Autorrealización: Practica de vivir con propósito

La autorrealización significa vivenciar plena, vívida y desinteresadamente, con una concentración y absorción totales. Significa vivenciar sin la timidez del adolescente. En este momento, la persona es total y plenamente humana. Este es un momento de autorrealización, el momento en que el sí mismo (self) se actualiza. La autorrealización es el fin del hombre o felicidad y llega a ser Tendencia innata a desarrollar al máximo los propios talentos y potenciales, que contribuyen a obtener un sentimiento de satisfacción hacia uno mismo por parte del individuo. Consiste en desarrollar todo nuestro potencial para convertirnos en lo que somos, es decir, llegar a ser uno mismo en plenitud, siendo un camino de autodescubrimiento, implica que las personas tengan autenticidad, con ser lo que se es.

Autoevaluación: El regularse a sí mismo

Método que consiste en valorar uno mismo su propia capacidad, así como la calidad del trabajo realizado, en especial en el campo pedagógico. Proceso de reflexión académica sobre lo que somos y sobre lo que aspiramos ser y que busca el mejoramiento de la calidad. La Institución se mira a sí misma en función de su deber ser y en relación con la sociedad y propone acciones de mejoramiento. Es la herramienta más práctica con que cuenta una dependencia o entidad para conocer los avances y las desviaciones de sus objetivos, planes y programas, sobre todo de la operatividad de aquellas acciones que se emprenden con la

finalidad de mejorar la Funcionalidad de los sistemas y procesos que regulan el quehacer de la propia entidad. Revisión detallada y periódica del propio responsable de las acciones emprendidas para mejorar el Funcionamiento de determinada área, unidad, órgano, sistema o procedimiento, a fin de medir el grado de eficiencia, eficacia y congruencia en su operación.

Dinámica de salida.

“MAR Y TIERRA”

OBJETIVO:

Establecer un ambiente agradable que permita culminar la sesión en la cual todos

lleguen a la conclusión de toda acción mal realizada tiene una consecuencia.

INSTRUCCIONES:

Se forma una fila con los 15 participantes y se les indica que cuando se les

diga “mar” todos darán un salto a la derecha y se indica “tierra” todos

darán un salto a la izquierda, esto se hará repetidas veces en forma rápida

y el que se equivoque de saltar al lado correspondiente tendrá castigo.