Sei sulla pagina 1di 16

Tito Spátola

de 2009

19 de Diciembre

MONOGRAFÍAMONOGRAFÍA

Volviendo a casa

Fragmentos de mi vida

de 2009 19 de Diciembre MONOGRAFÍA MONOGRAFÍA Volviendo a casa Fragmentos de mi vida ©Copyright by
-Y ahora -dijo el Grifo, dirigiéndose a Alicia-, cuéntanos tú alguna de tus aventuras. a
-Y ahora -dijo el Grifo, dirigiéndose a Alicia-, cuéntanos tú alguna de tus aventuras. a

-Y ahora -dijo el Grifo, dirigiéndose a Alicia-, cuéntanos tú alguna de tus aventuras.

a partir de esta mañana

-dijo Alicia con cierta timidez-. Pero no serviría de nada retroceder hasta ayer, porque ayer yo era otra persona.

-Puedo contarles mis aventuras

Lewis Carroll (Alicia en el país de las maravillas)

En la ruta Cuál era tu rostro antes de que tu padre y tu madre
En la ruta Cuál era tu rostro antes de que tu padre y tu madre

En la ruta

Cuál era tu rostro antes de que tu padre y tu madre se

hubieran encontrado?

Sentencia Zen

Domingo 23 de noviembre del 2008, volvemos por la ruta desde Rosario a Bs. As, estoy cebando mate a Charly mientras maneja la camioneta. Atrás Lupe, Augusto, Denise y Claudia duermen placidamente. Estamos “Volviendo a casa”. Me doy cuenta que ese es el titulo de mi monografía… me movilizó mucho la titulación de Julia (de ahí venimos todos), tal vez por ser la primera de las compañeras en titularse, una par, una amiga! Comienzo a tomar conciencia que a mi me falta un año, es muy poco, ya pasaron tres y fue un suspiro. Saco cuentas de las maratones y supervisiones que me faltan, empiezo a soñar con la fiesta de mi titulación, imagino quien va a estar, me emociono, a veces hasta las lagrimas, recuerdo el camino recorrido, es hermoso! Me siento orgulloso de haberlo transitado, a pesar de los errores, fueron aprendizaje! Todavía falta mucho por recorrer, pero estoy en marcha y eso es muy importante para mi!

Todo empezó una semana de abril de 2004, llegue a mi primer clase de Biodanza con varias fotocopias de “Mi

historia” para repartir. Me invitaron a quitarme el calzado y entrar a un salón donde todos estaban sentados en el piso

en almohadones. El impacto de lo que veía en ese grupo

tan amoroso hicieron que olvide repartir las fotocopias. Sin saberlo aun, comenzaba una etapa importante de mi vida…

“Mi historia”…hasta ese día

“Me parezco al que llevaba el ladrillo consigo para mostrar al mundo como era su casa." Bertold Brecht

Nací el 22 de junio de 1957 a las 4,30 horas; en la maternidad de San Isidro, Prov. de Bs. As. Argentina.; según consta en mi Partida de Nacimiento que tramitaron y

firmaron mis padres biológicos, en los primeros días de julio

del año 1957. En la misma figura mi nombre de origen que

es: José Antonio Villalba, hijo de Ramón Antonio Villalba,

soltero de 35 años, y de Petronila Gonzáles, soltera de 33 años; ambos con domicilio en la calle Dao (hoy Gorriti) Nº 615 de la localidad de Boulogne, en San Isidro.

Mi padre, que me dio su apellido y también su segundo

nombre, Falleció el 1º de Septiembre de 1957, en su domicilio de un “síncope cardíaco”, tal como consta en su Certificado de Defunción, hoy en mi poder. Mi madre, según supe más tarde era enferma pulmonar; viuda reciente con un hijo de pocos días y otros un poco más grandes; fue a un hospital a tratarse su afección pulmonar. Y es ahí donde la separan de sus hijos, argumentando que era para evitar el contagio; en ese momento sufro la primera separación de mi vida. No sé de que forma o porque medios llegué al orfanato Roca (hoy Hospital de Rehabilitación). Lo que sí sé, es que obviamente no lo hice por mis propios medios, ni en forma voluntaria. Estos datos fueron aportados por el Sr. Carlos

Aramallo (Testigo firmante de mi partida de nacimiento), su

ex esposa la Sra. María Chazarleta y por el hijo de ambos.

Agradezco a los tres su buena predisposición para ayudarme a re-armar mi historia. En ese lugar junto a dos hermanos más, uno de 4 ó 5 años y el mayor de 10 años, estuve unos pocos días, y nuevamente fui separado de mi familia. Como todavía usaba pañales me derivaron a una familia sustituta, que se ocupaba de estos casos con mucha generosidad, previo pago de un subsidio del estado; esa casa se encontraba en la calle Marcos Sastre al 4100 en Capital. Luego de algunos trámites "rápidos" fui dado en Adopción al matrimonio de Salvador Spátola y Delia Macri, quienes tramitaron la

adopción definitiva y el cambio de nombre y apellido, en el Juzgado Nº 6 Sec. II Nac. de 1ª Instancia en lo Civil de Capital, a cargo del Juez Dr. Félix Igarzábal, quien dictamina a favor de los mismos, basándose en información incompleta, al decir que soy hijo de padre desconocido y que mi madre me "abandonó" en el Roca; falsa, porque dice que nací en la maternidad Sta. Rosa de Vicente López, en donde no existen registros del ello, como si los hay en la maternidad de San Isidro (Como figura en mi partida de nacimiento); y maliciosa, ya que la causa fue caratulada como "Antonio González s/adopción", motivo por el cual me costó mucho hallar los expedientes, ya que está incompleto mi nombre y cambiado mi apellido paterno por el materno. El día 27 de Julio de 2000, comienzo mi búsqueda, después de muchos años de dudas, miedos y vacilaciones. Ya llevo varios años investigando. Pude aclarar muchas cosas, otras tantas siguen en la oscuridad; pero sigo tratando de desenredar esta madeja de mentiras y ocultamiento, que tanto me perjudica y no me permite reencontrarme con mi familia biológica. Perdí la confianza en quienes me criaron y me educaron en la verdad… porque la ocultaron. A mis padres adoptivos, les debo todo: mi cultura, educación y una vida honrada y decente, aunque les reprocho no haberme tenido la confianza suficiente para contarme la verdad. Es difícil, para alguien que no pasó por una historia como esta, imaginarse lo que se siente. La profunda herida en la identidad personal que significa no poder reencontrarse y conocer a la familia biológica. El saber que, en algún rincón del mundo, puede haber hermanos, primos, sobrinos… seres parecidos, llevando los mismos genes… y no poder hallarlos. Es un hueco en el pecho que necesita la verdad, la explicación y el perdón. Recorro este difícil camino acompañado por mis seres más queridos: mis hijas, las que me apoyan en todo momento y ante cualquier circunstancia; también algunos familiares (los más queridos) y la solidaridad de mis amigos. Soy integrante “no activista” de la agrupación "Quiénes Somos", donde encontré el apoyo de mis pares; personas de espíritu solidario, con las que compartimos un camino muy rico y de mucho crecimiento. Hoy me encuentro en un grupo que hemos llamado “MAPUCHE” (gente de la tierra) donde priorizamos la sanación sobre la búsqueda, si bien es importante el reencuentro, no menos lo es despojarnos de angustias, rencores y el resentimiento que en algunos de nosotros queda como un estigma y estamos sanando a través de la “BIODANZA”, un reaprendizaje afectivo que

nos ayuda a vincularnos mejor con nuestros seres queridos y con nosotros mismos. Me gustaría que el fin de esta búsqueda fuera el reencuentro con mis hermanos o algún otro familiar de sangre; para así poder saber como eran mis padres, que sentían, que anhelaban para mis hermanos y para mí; o

quizás que me contaran alguna vivencia, o ver alguna foto,

si es que hubiera.

Al Estado le pido me ayude a reparar el daño que me ocasionó al ocultarme y tergiversar datos. Desde ya quedo agradecido a quien pueda aportarme alguna información. Mail: titospatola@yahoo.com.ar

Y sigue…

El sufrimiento / ¿es derrota o batalla?

Juan Gelman

El sufrimiento / ¿es derrota o batalla? Juan Gelman A esta narración de mi historia, todavía

A esta narración de mi historia, todavía llena de miedo,

odio y resentimiento, podria agregarle otros hechos: por

ejemplo aquella vez que a los 12 años me fui de casa enojadísimo con mis padres. Registro todavía en el cuerpo

el dolor del enojo, pero no entendía en ese momento cual

era el motivo del mismo. Mucho después entendí que era el miedo a ser abandonado, no aceptado, no querido. Me esforzaba mucho en ser querido (aun lo hago en la actualidad), todavía me cuesta aceptarme y espero que los demás me acepten por lo que hago y no por lo que soy…… Sigo. Me case a los 20 años con Leonor y a los 21 fui padre con una enorme alegría. Noelia fue la primera, después vinieron Alejandra, Renata y Paula. Después de 17 años de matrimonio, planté bandera, una decisión de la que no me arrepiento, ya no tenia mas amor para darle a la madre de mis hijas, éramos distintos, es una gran madre y me bancó

en las buenas y en las malas, después de danzar algún tiempo mis miedos y enojos, la puedo mirar a los ojos y agradecerle por las hermosas hijas que me dio, y la posibilidad de formar esta caóticamente bella familia que hoy tenemos. El 29 de mayo de 1998 falleció Salvador, mi “Papá”, un gran tipo, nunca se enojaba, un abuelo maravilloso, mis hijas lo aman, de el aprendí a ser el abuelo que mis nietos disfrutan, también me enseño a hacer el asado. Si hubiera hecho biodanza , la “trascendencia” seria su especialidad. Quedo mi madre, “mi gran maestra” Delia, la ame tanto como la odie, sabía como hacerme enojar como nadie, jamás nadie me hizo sentir tan mal, y a pesar de todo me quería como nadie, mis amigos cuando me veían enojadísimo con ella, me decían lo amorosa que siempre había sido conmigo, y era verdad, solo que mis enojos no me permitían verlo, siempre elegía quedarme con lo negativo o lo oscuro de ella ,y obviaba lo luminoso y dulce que tenia. A fallecer mi papá comienzo la búsqueda de mi identidad, algo que a mi mamá molestaba muchísimo. Las discusiones, descalificaciones e insultos hacia ella de mi parte eran tremendos, cuando mas investigaba y avanzaba en la búsqueda mas la odiaba, estuvimos casi un año sin dirigirnos la palabra, cada vez que la insultaba o descalificaba, en vez de aliviarme, me daba mas angustia y dolor a mi alma. Por abril del 2004 una integrante de la agrupación “Quienes Somos” invita a los que estábamos en ese momento en la dirección de la misma a tomar unas clases de una disciplina rara y desconocida llamada “BIODANZA”. La mujer muy agradable e inteligente, Marta Sesma, nos invita a tomar una clase gratis a todos los de la agrupación. Ante la desconfianza por lo desconocido, me eligen a mí para que vea que es esa cosa rara que esta agradable mujer nos trae……. Y ahí fui nomás, a mediados de abril del 2004, un jueves a las 20 hs a ver que era esto de biodanza… munido con aquella fotocopia que nunca entregué…

Todo sobre mi madre

Las experiencias infantiles son determinantes de las tendencias afectivas adultas de amor y odio.

Rolando Toro

Después de mi primer minotauro, el vinculo con mi madre comienza a mejorar, la empiezo

Después de mi primer minotauro, el vinculo con mi madre comienza a mejorar, la empiezo a escuchar, la miro a los ojos y empiezo a ver lo que todos me decían: lo amorosa que era. La pude escuchar y ver el miedo que tenia a que yo no la quiera. En el encuentro de nuestras miradas, pudimos reconocer nuestros miedos, que confluían en un mismo punto. Pudimos, ahí, empezar a hablar amorosamente. Mientras tanto no faltaba ni un jueves a mis clases de biodanza. Danzaba, lloraba y me contenían, en ese primer grupo volví a formar una familia, (reparentalizar lo llama Rolando Toro). Norma Marcof (Normi) que me recibió en sus brazos en el primer desafío de mi primer minotauro, es una hermana del alma, me conmuevo con cada uno de sus abrazos, Marcelo Molinari, un hermano al que quiero y admiro, con el que transitamos juntos este camino de aprendizaje que es la vida. Alejandra Graziano, una hermosa mujer a la que le debo muchísimo en mi aprendizaje. Todo este movimiento en mi vida me llevó a profundizar el

vínculo no solo con mi madre, sino tambíen con el resto de

mi familia. Empiezo a correrme del centro y veo como se

van modificando los vínculos de todos…. Es así que una tarde, pocos meses antes de morir, tuvimos una hermosa y reparadora charla con mi madre. Ella me preguntaba por que yo siempre estaba tan enojado con ella, si todo lo que había hecho era por que me amaba. Ahí

fue cuando le dije que mi dolor y enojo era anterior a ella, le recordé el día que me trajeron por primera vez a esta familia. ¿Que habían hecho? Le pregunté, y ella me contesto que una gran fiesta para celebrar la llegada de un nuevo integrante a la familia, como se hace con un recién nacido (para ese entonces ya tenia un año). Yo le pregunte si se imaginaba como me sentía yo ese día con un año de vida y recién separado de la teta de mi madre biológica y en el medio de un montón de gente desconocida…en medio de mi duelo por la separación de mi madre biológica,

no tenia nada para festejar… en ese momento mi madre se

pone a llorar y me pide perdón, me dice que jamás se hubiera imaginado mi dolor, y que ahora entendía todos

mis enojos. En ese momento sentí que yo estaba adoptando a esa mujer como mi MADRE… Es así, que pude acompañar amorosamente sus últimos días. El 30 de agosto de 2005 partió, seguro a reencontrase con sus seres queridos…….

Danzando y danzando

Necesito chamanes nuevos. Antepasados nuevos. Destinos nuevos. Recuerdos nuevos.

Elías Canetti

nuevos. Destinos nuevos. Recuerdos nuevos. Elías Canetti Danzando y danzando empiezo a ver lo generosa que

Danzando y danzando empiezo a ver lo generosa que es la vida conmigo, todo lo que me concedió: tuve dos papás y dos mamás. Una mamá y un papá que me dieron la vida , pero no me pudieron criar, y una mamá y un papá que no

podían tener hijos, pero que pudieron criarme y traerme de la mano hasta estos días. ¡Un lujo! Acompañado por Willy Hudson y Marta Sesma, mi hermana mayor, facilitadora, amiga y maestra de la vida,

en marzo del 2006 ingreso a la escuela de Areco. No me

interesaba en ese momento para nada ser facilitador, lo tomo como una escuela de vida, para profundizar los

cambios que ya estaban en marcha, tratando de explicar a

mi niño interior lo hermoso de la vida… tengo que estar

muy atento, el todavía sigue enojado. Especialmente cuando se asusta, algún lío hace… Mientras en mis clases regulares de los jueves, aprendía a caminar de a dos… tan importante en mi vida, a cruzarme

a la vereda de enfrente y ver las cosas desde otro lugar, a confrontar sin herir, a pedir con dignidad, a acunar y ser acunado, tan sanador para mi alma, en la escuela de Areco (mi casa dos días al mes) aprendí mas el valor de la amistad.

Mi primera lección allí me la dio Marta Singer, que me

enseño como recibir a un alumno nuevo con afecto y amor,

me hizo sentir que yo era de la casa ni bien cruce la portón.

Eso ayudo mucho a mi integración. Ese primer domingo de

Maratona (contactos y caricias) ya extrañaba dejar la casa. Creo que ese mismo día empezó mi romance con la escuela… entre teoría y vivencias, seguía aprendiendo de mis pares.

La segunda gran leccion vino de parte de otra grande: Caro

la “secret” me enseño a ser mas humilde y cuidadoso, con amorosidad y firmeza me puso los limites que tanto bien me hicieron el resto de mi formación. Con Carlos Lavigna aprendí el valor de la amistad! Un ejemplo de padre y tambíen de hijo. Otro hermano de la vida, de el llevo a todas partes esa hermosa frase que dijo una vez en un relato de vivencias “ME ENAMORE TANTAS VECES COMO COMPAÑEROS TENGO” si es así, poco a poco me fui

enamorando de mis compañeros, Julia, Lililo, Lilian Botaya (una mujer maravillosa) Julio, Graciela, Dany, Clarisa, Román, Euge, todos y cada uno dejaron una enseñanza en

mi vida.

También hubo amores de esos que dejan una linda marca en el corazón: un Angel que me llevo de la mano a la

espiritualidad, me ayudó a ver mi propia luz, aquella que tenia dificultad de ver. Me enseñó a iluminar con el “solcito” que hay en mi alma. Hace siglos que nos conocemos y transitamos juntos por el universo, nos reencontramos para sanar juntos. Despúes hubo una guerrera hija de la pacha y el sol, con ella transitamos un camino lindo, juntos quemamos el

ritual y empezamos nuevas etapas en

nuestras vidas, a ella le agradezco todas sus enseñanzas y amor brindado.

Mi vínculo con la mujer fue mejorando, aunque todavía me

queda mucho por recorrer, es en mi vinculo con las mujeres donde mas aprendo. No puedo dejar de reconocer el papel fundamental de dos grandes AMIGAS, como lo son Claudia Lovinson y Nieves Gastaldo, mostrando el camino del amor con sus acciones y ejemplos. Nieves, amiga en las buenas y las malas, compartiendo alegrías y no tantas, junto a Demián fueron muchas veces mi apoyo en momentos difíciles. Y la colo Clau, mi ángel guardián, bajándome a la realidad que me niego a ver, abriendo mis ojos al amor y celebrando cada vez que me enamoro! Aunque confiese que hay momentos que tengo ganas de matarla, y se que es reciproco, pero el amor entre nosotros es superior, somos dos hermanos de la vida! Otra mujer importante en mi vida es Betina. En silencio fuimos construyendo un vinculo de amor por medio de acciones mutuas, quizás ella sea la “Gran madre” que muchos anhelamos, la cuido, la respeto y escucho muchísimo, habla poco pero es muy clara y contundente.

pasado en un

Lo voy a expresar como lo diríamos en el barrio: no deja lugar para hacerse el boludo! Con Marta Sesma fue un amor a primera vista hace más de 50 años… Si, si, cuando yo tenia apenas un año de vida, mi mamá Delia acepta el consejo de mi papá y va a visitar a un matrimonio. El hombre era su compañero de trabajo y hacia poco habían adoptado a dos hermanitas, Esther y Marta, de 6 y 7 años. Mi madre me cuenta que cuando llegamos a la casa de Ángel David Sesma, esas pequeñas me tomaron en sus brazos y estuvieron toda la tarde jugando con ese niño de un año, mientras las madres tomaban mate y hablaban de esto nuevo que eran en sus vidas las adopciones, así nos conocimos con Marta Sesma. Después de muchos años nos volvimos a encontrar en la agrupación “Quienes Somos”, me encontré en su mirada y sentí que había algo especial entre nosotros, no era un amor de pareja, era algo diferente que no podía entender. Mucho después los dos supimos de esta historia contada por mi madre Delia. Hoy en día afianzamos mas el vinculo y crezco en el, es mi hermana mayor, me conoce mas que nadie, sabe de mis miedos y mis amores, me ayuda a reconocer cuando mis enojos son miedos, como los escondo en mi cuerpo, me enseña a danzarlos, a transformarlos, a darle luz, además de hermana es mi “gran maestra de la vida” Con Jorge “Giorgio El Magnifico” nos encontramos desde la mirada, es tan profunda que podemos hablarnos y decirnos cosas muy amorosas, es sabio y generoso, solidario y afectuoso. En cada maratona fui encontrándome y sanado. Poco a poco me voy integrando mas y mejor a la vida…. En un minotauro (2007) con Marta y Willy justamente en Areco, cerquita del hogar, me eligieron para danzar mi renacimiento! Guauuuuuuu, muy sanador, ahí volví a elegir un Padre y una Madre, Carlos Viscáino y María de las Nieves Gastaldo (Nieves)

La mujer

“En cierto sentido, el misterio de la encarnación se repite en cada mujer; todo niño que nace es un dios que se hace hombre”

Simone de Beauvoir

Tantas mujeres en mi vida, 2 madres 4 hijas, 3 nietas: Denise , Valentina, Priscila(Pepo)

Tantas mujeres en mi vida, 2 madres 4 hijas, 3 nietas:

Denise , Valentina, Priscila(Pepo) y muchas amigas, algunas hermanas elegidas y pocos amores de a par, me hicieron replantear el vinculo con la mujer. En biodanza aprendí a trabajar mi yin (femenino), poder ablandar la mirada bajar las defensas, dejar de competir, sanar mi niño interior enojado con la MUJER madre por sentirme abandonado, dejando la mirada del machista, exigente, que juzga y condena, para vincularme con las féminas desde ese lugar, para tener una mirada mas blanda y dulce, lo que me permite verlas y registrarla mucho más, y son ellas la que con sus miradas femeninas me devuelven toda mi masculinidad, me hacen sentir mas hombre, mas joven, mas viril y en definitiva MEJOR PERSONA. Fueron muchas danzas en todo este camino que me ayudaron a acercarme a mi femenino interior y poder integrarlo a mi masculino. Hoy me siento premiado por la vida, con la amorosa compañía de UNA AMAZONA, hija del Paraná, para recorrer a la par el camino del amor! Es maravilloso danzar la vida de a dos con ella. Aprendo, sueño, reímos y nos amamos de todas las formas posibles y conocidas (también las desconocidas las vamos aprendiendo)

El hombre

“Cuando reconozco a un hermano en mi prójimo, sólo entonces soy hombre.”

Fiodor Dostoievski

Fiodor Dostoievski Por primera vez en mi vida llega un hombre que sus abrazos moviliza mis
Fiodor Dostoievski Por primera vez en mi vida llega un hombre que sus abrazos moviliza mis

Por primera vez en mi vida llega un hombre que sus abrazos moviliza mis raíces más profundas, me conmueve hasta el llanto. Es Agustín, mi primer nieto varón, el primogénito de mi hija Renata. Nació el 26/01/ 2005, hoy con solo 4 años es el portador de la sangre y la energía masculina de mis ancestros Hombres. Es sabido que la maravillosa energía femenina es distinta a la masculina, lo siento cuando abrazo a mis hijas y nietas, por eso el encuentro con Agustín es tan movilizador y sanador! La última vez que fui abrazado por un hombre de mi familia biológica, fue al nacer, por mi padre biológico, Ramón Antonio Villalba, que falleció 70 días después de mi nacimiento. Poder reencontrarme 48 años después con esa energía, a través de Agustín es muy sanador. Energía que se multiplica con el nacimiento de mis nietos Ramiro y Benjamín, que tienen un año de vida. Dance mucho, tal vez sin saberlo para reencontrarme con esos abrazos.

La propia luz

Sin jactancias puedo decir, que la vida es lo mejor que conozco.

Paco Urondo

Tuve dos madres y dos padres. Otros tantos los fui eligiendo yo. Y el 19
Tuve dos madres y dos padres. Otros tantos los fui eligiendo yo. Y el 19

Tuve dos madres y dos padres. Otros tantos los fui eligiendo yo. Y el 19 de Diciembre de 2009 cuando me reciba de facilitador de Biodanza, me despediré de todos ellos al cruzar el portal! Ahora siento que “YO SOY MI MADRE Y MI PADRE”. Hoy puedo agradecer a todos los que me ayudaron a crecer danzando la vida. Siento que ahora ya no estaré mas solo, por fin me tengo a mi mismo! YA VOLVI A CASA! En el interior mas luminoso de mi ser.

PIDO SILENCIO A HORA me dejen tranquilo. Ahora se acostumbren sin mí. Yo voy a

PIDO SILENCIO

AHORA me dejen tranquilo. Ahora se acostumbren sin mí.

Yo voy a cerrar los ojos

Y sólo quiero cinco cosas,

cinco raices preferidas.

Una es el amor sin fin.

Lo segundo es ver el otoño. No puedo ser sin que las hojas vuelen y vuelvan a la tierra.

Lo tercero es el grave invierno,

la lluvia que amé, la caricia

del fuego en el frío silvestre.

En cuarto lugar el verano redondo como una sandía.

La quinta cosa son tus ojos, Matilde mía, bienamada, no quiero dormir sin tus ojos,

no

quiero ser sin que me mires:

yo

cambio la primavera

por que tú me sigas mirando.

Amigos, eso es cuanto quiero.

Es casi nada y casi todo.

Ahora si quieren se vayan.

He vivido tanto que un día

tendrán que olvidarme por fuerza, borrándome de la pizarra:

mi corazón fue interminable.

Pero porque pido silencio

no crean que voy a morirme:

me pasa todo lo contrario:

sucede que voy a vivirme.

Sucede que soy y que sigo.

No será, pues, sino que adentro

de mí crecerán cereales,

primero los granos que rompen la tierra para ver la luz, pero la madre tierra es oscura:

y dentro de mí soy oscuro:

soy como un pozo en cuyas aguas

la noche deja sus estrellas

y sigue sola por el campo.

Se trata de que tanto he vivido

que quiero vivir otro tanto.

Nunca me sentí tan sonoro, nunca he tenido tantos besos.

Pablo Neruda.