Sei sulla pagina 1di 396

DE CAFÉ A OSCURO: CONFLICTO SOCIAL Y PRODUCCIÓN CAFETERA EN EL NORTE DEL TOLIMA. (El Caso de El Líbano)

Por John Jairo Rincón García

Monografía elaborada como Requisito de Grado para Optar al Título de Sociólogo

Departamento de Sociología Facultad de Ciencias Humanas Universidad Nacional de Colombia Mayo de 2001

1

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Tabla de Contenido

A. Introducción

 

I

B. Metodología, Recolección y Sistematización de la Información.

 

Iii

I. Acerca de algunos aspectos metodológicos.

 

Iii

II. De los Instrumentos de Recolección de la Información.

Viii

III. De la Sistematización

 

Xiv

PRIMERA PARTE

 

1. Ya no es Tiempo de Cosecha

 

1

CAPITULO I

 

1.1.

Ya no es Tiempo de Cosecha

Conflicto Social y Producción Cafetera.

2

1.1.1.

Movilización Social y Reivindicación Política.

 

3

1.1.1.1.

Del Campo al Pueblo y Después a la Ciudad: Crónica de Una Movilización.

5

1.1.1.1.1.

Las Solidaridades y el pre Acuerdo.

 

12

1.1.2. Determinaciones

Múltiples

de

un Gran Problema: La Crisis Cafetera.

 

Implicaciones Locales y Nacionales

 

18

1.1.3. Las Dinámicas Organizativas en el Norte del Tolima.

 

20

1.1.4. Algunos de los Aspectos que se Conjugan en la Crisis.

24

1.1.4.1.

Roya, Broca y Sustitución de Cafetales.

 

25

1.1.4.1.1.

De la Tecnificación al Endeudamiento, los Embargos y el Secuestro de Bienes. Las Condiciones y Criterios de la Refinanciación.

1.1.4.1.1.1.

39

1.1.5.

Ruptura del Pacto Internacional del Café y Readecuación de la Estructura Productiva.

47

1.1.5.1.

¡Debemos Controlar el Volumen de Producción, para mantener los

 

Precios!

 

52

1.1.6.

Desplazamiento de la Economía Cafetera

 

53

 

CAPITULO II

 

2.

Espacio, Producción, Territorio: La Crisis Cafetera en el Norte del Tolima.

56

2.1.

lo Rural y lo Urbano: Afectaciones Múltiples en Medio de la Crisis.

 

57

2.1.1.

Recomposición Poblacional en la Localidad

 

59

2.1.1.1.

Impacto de la Crisis Cafetera en el Casco Urbano.

62

2.1.1.2.

¿ Y en las zonas rurales Que?

 

71

2.1.1.3. Una Serie de Problemas Personales, Que Pueden Obedecer a “Patología Social”.

79

 

SEGUNDA PARTE

 

3.

Poblamiento,

Consolidación

de

la

Producción

Cafetera

y

Estructuración

85

Territorial.

 

2

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

CAPITULO III

3.1.

Periodo de Poblamiento: Etapas y Factores de Población.

86

3.1.1.

De las Etapas en el Proceso de Poblamiento.

87

3.1.1.1.

Primeros Pobladores de la Región.

88

3.1.1.2.

De Contrabandistas, Comerciantes y Viajeros.

90

3.1.1.3.

Colonos y Mineros.

93

3.1.1.4.

La Producción Cafetera y el Enganche de Trabajadores.

95

3.2.

De La Titulación de Baldíos y las Disputas por la Propiedad del Territorio.

96

3.2.1.

Murillo: Otro Dolor de Cabeza.

109

CAPITULO IV

4.

Relaciones Sociales de Producción y Territorio.

121

4.1.

Tierra y Producción: La Producción Cafetera y la Configuración de Asentamientos.

122

4.1.1.

El Proceso Productivo al Interior de la Hacienda y la Dinámica Económica.

134

4.1.1.1.

La producción en la Hacienda.

137

4.1.2.2.

De la Carencia en la Mano de Obra.

139

4.1.2.3.

¿Y De Las Máquinas Que?

142

4.1.3.

Arriando Mulas, Recorriendo Caminos y Tejiendo Territorio.

156

4.1.3.1.

Flujos y Circuitos Comerciales.

159

4.1.3.2. ¿Y de La Platica Que?

168

 

CAPITULO V

5.

Diferenciación Social y Dinámica Organizativa.

170

5.1.

De Hacendados, Profesionales, Comerciantes ,Jornaleros y Escogedoras.

172

5.1.1.

Dinámica Política y Organizativa: Artesanos, Campesinos, Escogedoras y Sindicatos.

184

TERCERA PARTE

6.

Transición del Modelo Productivo, Violencia y Transformaciones Socio Espaciales.

197

6.1.

Antes de Continuar

199

 

CAPITULO VI

6.2.

De la producción económica y otros aspectos.

200

6.2.1.

En Época de Bonanza

204

6.2.1.1.

Y Llegan las Carreteras

205

6.2.2. Suministro de mano de obra y transición productiva en la hacienda.

210

6.2.2.

Gremio, Corporativismo e Interés Nacional: Generalización del Interés Particular

y Corporativización del Interés Colectivo.

214

CAPITULO VII

7. Desconstrucción Económica y Social de un Centro Local de Producción Cafetera.

223

3

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

7.1.

Gremio y Producción Cafetera en la Localidad de El Líbano.

226

7.1.1. La parcelación de las haciendas.

236

 

CAPÍTULO VIII

8.

Guerra, Territorio, Gremio y Producción: Nuevamente la Violencia.

240

8.1.

De Pájaros que Vuelan Llevando Muerte y Campesinos Organizados que los Enfrentan.

243

8.2.

Guerrillas y Lucha Armada.

251

8.3.

Nuevamente Bandoleros y Pájaros: Últimas Etapas y Desarticulación Política de las Organizaciones Sociales.

257

8.4.

Caciquismo Político y Transición Productiva.

263

8.4.1.

Agroindustria y Transición Regional en la Inversión de Capital

273

CUARTA PARTE

9. Ajustes Locales y Regionales a un Modelo de Producción.

278

CAPITULO IX

9.1.

Gremio y Modelo: Adecuación de Estructuras Gremiales e Impacto Local. 284

9.1.1.

Estructura Organizativa y Control del Proceso Productivo. 285

9.1.2.

Monocultivo y Dependencia: Tecnificación del Cultivo y Transformación Territorial.

292

9.1.2.1.

Costos de Producción y Tecnificación Cafetera: Hacia las Bases de la Crisis Social.

297

9.1.2.2.

Deudas y más Deudas: Tecnificación y Sociedad al Debe.

304

9.1.3.

Producción Cafetera, Diferenciación Social y Territorio. 306

9.1.4.

Vías y Circuitos de Comercialización: Centros de Acopio y Centralización de la Producción.

318

9.1.5.

La Muerte del Hermano Mayor: Desaparición de Armero y Recomposición Regional.

322

10. Consideraciones Finales.

328

11. Bibliografía

4

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

No. de Tabla

1

2

3

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

4

Índice de Tablas, Gráficos, Cuadros y Mapas. Tablas Título

Pág.

Variación del precio interno del café 1980 – 1989

33

Solicitudes de Refinanciación, Rango de hectáreas y de deuda Caja Agraria Localidad de el Líbano 1993

36

Solicitudes de Refinanciación, Rango de hectáreas y de deuda Banco Cafetero Localidad de el Líbano 1993

37

Motivos de solicitud para refinanciación de deudas cafeteras Localidad de el Líbano 1993

39

Garantías crediticias Localidad de el Líbano 1993

40

Rango de capital y porcentaje de deuda Caja Agraria Localidad de el Líbano 1996.

43

Deudas de más de $ 20 millones Caja Agraria, Localidad de El Líbano.

43

Deudores morosos Fiducafé, fechas de vencimiento créditos y años de otras deudas. Localidad de el Líbano 1999.

44

Número de registros, fecha y entidad a la que pertenecen Localidad de el Líbano 1993 – 1999

45

Deudores con obligaciones financieras en más de un año Caja Agraria, Bancafé y Fiducafé Localidad de el Líbano. 1993 – 1999

45

Corregimiento y número de obligaciones Fiducafé Localidad de el Líbano

1999.

46

Asentamientos subnormales y sus características Municipio de el Líbano.

62/63

Relación de establecimientos comerciales

y participación porcentual en la

actividad comercial por sector. Líbano 2000

66

Relación de establecimientos comerciales e industriales

municipio de el

Líbano 2000

69

Niveles

educativos, establecimientos, docentes, alumnos

y aulas en el

Municipio de el Líbano 2000.

71

Distribución de la propiedad según rangos de tamaño Líbano 1997

74

Enfermedades psico motrices de la población Municipio de el Líbano

76

Cobertura y Uso de la Tierra según Corregimientos

77

Causas de muerte en el Líbano 1994 - 1999

80

Causa de Muerte y Sitios, Líbano 1994.

81

Número de Suicidios, Descripción de Muerte y Sitios, Líbano, 1998.

83/84

Asignación de baldíos localidad de el Líbano 1850-1854

99

Haciendas Cafeteras de el Líbano 1926

127

Datos comparativos de población provincia de El Líbano 1912.

134

Distribución de fincas por departamento y número de cafetos 1927.

136

Número de cafetos sembrados por Municipio en el Tolima. 1927

137

Haciendas, propietarios y cafetales en Santa Teresa. 1927

137

Propietarios, principales haciendas y producción cafetera en el Líbano y localidades vecinas 1870-1932.

143

5

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

29 Algunas industrias Localidad de el Líbano (1910-1940)

No. de Tabla

Tablas

Título

30 Totalización de telegramas transmitidos y recibidos correspondientes al año de 1908 31 Profesiones y oficios en el norte del Tolima 1912. 32 Área cultivada y numero de cafetos en Colombia. 33 Clasificación de las cafetales cafeteras según tamaño de los cafetales en el Tolima: 1932,1941 y 1952. 34 Parcelaciones del banco agrícola hipotecario por departamentos entre 1935 y 1943.

35 Distribución de la propiedad municipio de el Líbano

producción

36 cafetera, 1955, según departamento. 37 Parcelas abandonadas a causa de la violencia en Colombia, 1946-66 según departamento 38 Muertes atribuidas a la violencia en Colombia 1958-66 Según departamento. 39 Producción Algodonera Tolima, 1950-55 40 Composición de las inversiones del Fondo Nacional del Café en acciones y bonos en entidades financieras. 41 Renovaciones y nuevas plantaciones Localidad de El Líbano 1970-septiembre de 1981. 42 Ingresos, costos y utilidades de la técnica tradicional (pesos de octubre de 1976) 43 Ingresos, costos y utilidades de la tecnología moderna. (pesos de octubre de 1976) 44 Distribución de las explotaciones cafeteras del Líbano según superficie total de la explotación (1970-1981) 45 Participación empleo municipios y concentración de la actividad económica en el Tolima

Muertes

atribuidas

a

la

violencia

en

Colombia,

1946-57

y

Gráficos Título

1 Procesos entregados a cobro jurídico Bancafé 1995-99. Localidad de el Líbano.

No. Gráfico

2 Formulario de Solicitud de Refinanciación Para Productores de Café

3 Variación del Precio Interno del Café. Colombia 1996 - 2000

4 Variación Poblacional por Corregimiento localidad de el Líbano.

1996.

Plano

Corregimiento

de

Tierradentro.

Ubicación

Trilladoras

de

5 Localidad de el Líbano 1920.

6 Variación Poblacional Norte del Tolima 1912 – 1918.

7 Crecimiento Poblacional Líbano 1912 - 1938

1937 –

Café.

6

154

167

174

206

236

270

271

271

272

276

289

294

298

301

308

326

30

41

51

59

147

157

202

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

8 Afiliados Federación Nacional de Cafeteros 1929.

9 Renovaciones y nuevas plantaciones en ha. Desde 1970 hasta septiembre de

1981.

10 Hectáreas cultivadas por variedad municipio de el Líbano 1980.

11 Costos e Ingresos de la Tecnología Tradicional 12 Costos e Ingresos de la Tecnología Moderna 13 Costos de Producción Café Tradicional y Tecnificado 14 Formas de Explotación Predios Rurales Líbano 1995 15 Distribución de Explotaciones Según Superficie 16 Crecimiento Poblacional Líbano 1938 – 1964. 17 Crecimiento y Distribución Poblacional Líbano, 1951 – 1985. 18 Etapas vividas en la Localidad de el Líbano en torno a la producción Cafetera. 1849 - 2000

No. Cuadro

Cuadros

Título

1 Organigrama Estructura Organizativa ASOPEMA. Paro Cafetero de 1995.

2 Tipos de Contratos de trabajo existentes 1900 - 1940

Mapas

Título

Área de estudio 1 Croquis del Nuevo distrito de el Líbano creado por ley del 23 de Abril de

No. Mapa

1849.

2 Croquis del Líbano, caminos de herradura, flujos y circuitos de comercio . 1880 – 1940.

3 Mapa del Municipio del Líbano, elaborado por N. Winchert, 1937.

4 Croquis de Rutas carreteables Norte del Tolima, 1924 – 1930.

5 División Político administrativa municipio de el Líbano 1980.

6 Red vial localidad de el Líbano 1980.

7 Relaciones funcionales en el Norte del Tolima 1985 – 1990.

7

227

295

299

302

303

307

309

314

315

346

8

235

120

165

196

211

311

321

327

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

8

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

A. INTRODUCCIÓN

S

i bien concurre una vinculación afectiva con la región que se presenta

en este trabajo, existen factores que trascienden el plano de lo afectivo y que contribuyen a justificar la importancia del tema desde la perspectiva

que se pretende abordar.

Son muchos los textos escritos acerca de la producción cafetera, su impacto e importancia en la economía nacional y su papel en el proceso de acumulación originaria de capital en Colombia. Entre los escritos más consultados podemos encontrar: El café en Colombia: Una historia política y social de Marco Palacios; Café y Conflicto en Colombia de Charles Bergquist; Café e Industria en Colombia de Mariano Arango; o textos que relatan el proceso de transición a la economía capitalista en el sector rural tales como: De la aparcería al capitalismo de Absalon Machado; Campesinos y Capitalismo en Colombia, de Piedad Gómez Villa, o incluso acerca de los procesos de colonización en la zona cafetera como el trabajo de James Parsons. Otros documentos dan cuenta de los procesos de conflicto y colonización en las zonas rurales como los elaborados por Catherine Legrand.

En fin, un si número de literatura que relata diversas épocas de la producción cafetera en el marco de la economía nacional y de la importancia que revistió para el país. Sin embargo, muy pocos escritos se encuentran acerca del periodo de crisis de la producción cafetera y de las consecuencias que para los productores se empiezan a presentar durante la década de los noventa. Se cuentan bonanzas, períodos de expansión, de auge y acumulación, pero poco se habla de las crisis sociales, especialmente las recientes.

En este sentido, el interés por indagar acerca de los factores de crisis en la zona cafetera, especialmente la caracterizada como zona marginal en donde se asientan pequeños y medianos productores, se constituye en la motivación principal del presente estudio procurando dar, desde una perspectiva regional, respuesta a dos preguntas fundamentales que rigen la realización de este trabajo: ¿Cuales son los factores que inciden o caracterizan la crisis social y económica de la producción cafetera en una zona marginal para la década del noventa? y en segundo lugar, ¿Cómo llega una región a depender del monocultivo en forma tan determinante?

En función de estas premisas, el trabajo presenta un cuerpo divido en dos partes: La primera, hace referencia a las movilizaciones sociales de sectores campesinos ligados a la producción cafetera así como los procesos

9

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

organizativos gestados al calor de la crisis en la década del noventa, particularmente en una localidad del Norte del Tolima, que refleja de múltiples maneras la realidad regional. A renglón seguido se presentan algunas consideraciones que nos permiten explorar la problemática cafetera a partir de los años 90, presentando algunos factores que a nuestro juicio contribuyen a agudizar la situación social y económica de los productores directos, como de las personas dependientes de la economía regional (cafetera) en los centros urbanos, procurando mostrar algunas de las consecuencias sufridas por los habitantes de esta región, tanto en el sub espacio rural, como el urbano. Esta primera aproximación aborda el periodo comprendido entre 1990 y 2000 en la zona norte del departamento del Tolima, haciendo referencia a la localidad de el Líbano y a la vez a la región en su conjunto.

La segunda parte intenta responder a la pregunta ¿como llega una región a depender del monocultivo y exclusivamente de la producción cafetera?, evidenciando desde una perspectiva histórica la gestación de un modelo de producción en función de la economía cafetera y el impacto regional, visto a través de la historia en un centro local de producción. Se relata en este aparte el proceso de poblamiento, consolidación de la producción cafetera y sus transformaciones así como la construcción de relaciones regionales entre algunas localidades del norte del Tolima en el periodo comprendido entre 1849 y 1980, finalizando esta segunda parte en la década del 90.

Metodológicamente el texto se presenta de manera circular. Partiendo del presente se intenta relacionar un devenir histórico del cual, el presente referido, es la resultante. En esta medida, el análisis del presente inmediato en sus múltiples particularidades, relacionado con el pasado, más que intentar explicarlo, busca establecer una relación histórica que sin ser lineal en el tiempo, si encierra una serie de elementos sustanciales, que más que explicar el presente en si mismo, permite entender el proceso social, económico, político y ecológico de una región en particular, relacionada con el devenir de la nación en su conjunto.

La relación de estas dos dimensiones presente y pasado, nos guiaran a partir del estudio efectuado en un centro local de producción cafetera, a dimensionar la crisis de los años noventa y a la vez introducirnos en alguna dimensión de la vida regional en la que el café, al igual que en la historia del país, ha sido el eje durante casi 100 años.

Finalmente, debemos agradecer a la Diócesis Líbano-Honda, al señor Obispo José Luis Serna Alzate y al Director de Pastoral Social de la diócesis, Roberto

10

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Rubio Arango, por haber facilitado los recursos económicos y logísticos para la realización del trabajo de campo en la localidad de El Líbano.

B. Metodología, Recolección y Sistematización de la Información.

I. Acerca de algunos aspectos metodológicos.

L as movilizaciones campesinas de productores cafeteros a mediados de la década del 90, empezaban a hacer manifiestas una serie de situaciones generadas a partir de diversos factores intrínsecos del modelo de

producción cafetera gestado a lo largo de la historia en nuestro país. Uno de estos epicentros fue y sigue siendo el Norte del Tolima y especialmente la localidad de El Líbano.

La participación masiva del campesinado del Norte Tolimense en estas movilizaciones, así como la condición de centro productor regional en el caso de El Líbano, se convertían en dos aspectos de relevancia, mucho más cuando esta localidad se había caracterizado por ser un centro nacional de cultivo de café y de implementación y experimentación tecnológica de diversas variedades desde la década del 60.

Estos aspectos entre muchos otros nos motivan a tratar de establecer algunos de los factores generadores de crisis social en la década del 90, así como a indagar de manera comprensiva el proceso social, económico y político que conduce a la región hacia el monocultivo y la dependencia económica del café, a la luz de la construcción social de una localidad y de una región.

En esta medida, varios son los aspectos que se pretenden abordar a partir de considerar la construcción, configuración y estructuración social de las actividades productivas y del territorio, mediante la interacción y afectación en diversas etapas y períodos del tiempo, de variables Económicas, Políticas, Sociales y Naturales, en la región Norte del Tolima.

A pesar de estar compuesta esta realidad por una serie de determinaciones Culturales, Sociales, Políticas, Económicas y Naturales, la importancia de la economía cafetera como de la estructuración de un modelo de producción, nos llevan en primer lugar a centrar el presente trabajo sobre la Producción Económica en el sector Agrícola y particularmente en la economía cafetera;

11

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

quedando pendiente el abordar aspectos relacionados con dimensiones como la Cultura, el Poder o aquellos referidos al estudio de la vida cotidiana entre muchos otros. El énfasis puesto al proceso productivo para nada intenta tratar de establecer elementos determinantes que rijan las relaciones sociales en la región. Sencillamente se aborda un aspecto de interés para el autor.

Las actividades productivas realizadas en torno a la agricultura cafetera han permitido la configuración del Territorio a partir del uso del Espacio, efectuado por los hombres en pro de sus actividades de producción material. “El espacio entendido como el conjunto de datos naturales, más o menos modificados por la acción conciente del hombre a través de sucesivos sistemas de ingeniería” 1 fue siendo modificado en diversas etapas y periodos de tiempo, dando como resultado la estructuración del territorio y de la producción local y regional. De esta manera, las actividades productivas a las que hacemos referencia dejan marcado en el espacio, la historia de su acontecer.

“La configuración territorial o configuración espacial está conformada por la disposición de los elementos naturales y artificiales de uso social sobre el territorio: Plantaciones, canales, caminos, puertos y aeropuertos, redes de comunicación, edificios residenciales, comerciales e industriales, etc. A cada momento histórico, varía la disposición de estos objetos sobre el territorio. El conjunto de objetos creados forma el medio técnico sobre el cual se basa la producción y evoluciona en función de esta”.(Santos:96)

Esta dinámica es planteada por un conjunto de variables de carácter económico, político, social, cultural y natural, las cuales dan sentido y significado o incluso valores específicos al medio técnico creado por el hombre, es decir, a la configuración del territorio.(Santos;96)

La consideración de cada uno de estas variables generales aplicada a un espacio especifico de la construcción nacional, nos demanda la identificación de algunos factores que, enmarcados en cada uno de los aspectos mencionados, nos permitan identificar la dinámica social a la luz de las relaciones sociales, las actividades productivas, el uso del territorio y el papel de cada una de ellas dentro de este proceso en el presente como en el pasado.

En consecuencia, en el aspecto de lo Social, consideramos para el presente trabajo organizaciones sociales conformadas por campesinos, jornaleros, beneficiarios de reforma agraria y en general trabajadores rurales, así como

1 SANTOS, Milton. Metamorfosis del espacio habitado. Op. Cit.

12

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

organizaciones y personas relacionadas con la producción cafetera en los centros urbanos conformados en torno a esta.

En lo económico, hacemos referencia a organizaciones gremiales ligadas a la producción en el marco de la división social del trabajo y responsables de uno o varios momentos del proceso productivo: Producción, Distribución, Cambio y Consumo. Así mismo, consideramos la relación con el capital, entendido como agente de producción, cuya disposición se puede relacionar con las actividades gremiales y directamente con las personas vinculadas a ellas.

En lo político, consideramos la interacción entre las organizaciones sociales de Carácter Popular, los gremios y el Estado, siendo una resultante de estas la cual, se puede considerar en el campo del ejercicio del Poder.

Por otro lado, el asumir que las actividades productivas desarrolladas socialmente afectan un espacio en el tiempo, lo construyen y modifican, implica pensar la dimensión de la naturaleza, soporte de estas actividades y de la vida misma. La interacción entre Organizaciones Sociales, Gremios, Estado, Capital y Naturaleza aplicadas al Norte del Tolima y al estudio de las relaciones sociales y de la producción en el Líbano, nos permiten dimensionar por una parte generalidades que caracterizan la crisis en los noventa y por otra, responder a la pregunta ¿como llega una región a depender del monocultivo?, estructurando el Territorio y la Producción.

Igualmente, nos dimensiona las transformaciones sufridas por las relaciones de producción y por el territorio a lo largo del tiempo, así como las variaciones regionales de este proceso, relacionando la incidencia de las condiciones históricas generales de la producción, con el movimiento histórico general y con el presente. 2

El interjuego de las diferentes variables correspondientes a cada uno de los aspectos enunciados (Económicos, Sociales, Políticos, Culturales y Naturales) vistos a la luz de su papel en la dinámica social, en la estructuración del proceso productivo, como del territorio, puede ser entendido a la luz de la siguiente matriz relacional:

2 Marx, Karl. Elementos fundamentales para la crítica de la Economía Política. (Borrador) 1857 – 1858. Edt. S XXI. Buenos Aires, Argentina, 1975.

13

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Matriz relacional

Campos estructurados socialmente

Variables o factores

Producción
Producción

Territorio

socialmente Variables o factores Producción Territorio Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado

Org. Social

Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado
Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado

Capital

Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado
Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado

Naturaleza

Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado
Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado

Gremio

Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado
Org. Social Capital Naturaleza Gremio Estado

Estado

La importancia de considerar las distintas variables de esta manera, a la luz de la construcción social de la producción y el territorio, reside el hecho de permitirnos evidenciar por lo menos de manera analítica, las interacciones existentes en la realidad entre cada una de ellas. Más que ser una elaboración teórica abstracta, pretende ser una aproximación a un concreto abstracto, basado en el concreto concreto que nos permite desarrollar una síntesis entre la realidad y el pensamiento. En este proceso, el territorio se erige en el referente espacio temporal de las relaciones sociales, pero a la vez en la resultante del interjuego entre las diferentes variables.

Entre cada una de ellas como se presenta en la matriz, existen una serie de relaciones interdependientes que se van modificando en el tiempo a la par de la transformación en las condiciones de producción que a la vez son modificadas por la misma acción del hombre y por las contradicciones surgidas entre estas relaciones.

14

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Esta aproximación metodológica, nos aporta elementos para indagar diferentes planos de la relación social incidentes en la estructuración de la producción y del territorio. La localidad y la región vistas a la luz de esta guía, generan una aproximación a la realidad que da lugar al establecimiento de las diferentes etapas y periodos vividos en la región bajo el modelo productivo agenciado para la producción cafetera, así como el impacto en la naturaleza y el espacio, de las técnicas utilizadas en el cultivo del café. Comprender una región implica introducirse en un mar de relaciones, formas, funciones, organizaciones y estructuras con sus más diversos niveles de interacción y contradicción 3 , en las que se involucran aspectos Económicos, Sociales, Políticos, Naturales y Culturales y en los que cada una de las variables enunciadas en la matriz juega su papel de agente hegemónico, sufriendo las consecuencias o agenciando procesos de cambio.

En el caso de la economía cafetera, el estudio regional significa conocer algunas dimensiones del proceso económico internacional o por lo menos algunas lógicas de este modelo incidente en la especialización de la producción regional así como el papel del Estado, de las demás instituciones y el conjunto de los agentes de la economía, empezando por sus actores hegemónicos 4 ya que la región en cuestión, se estructura a partir de la incidencia de este modelo.

“La organización espacial correspondiente a una región o a una unidad político-administrativa de un país no se plantea de forma autónoma. Para cada país, del mismo modo que hay una sociedad global, hay también un espacio total. Las leyes que regulan la sociedad (el conjunto de las relaciones sociales) rigen sobre el país como un todo, de forma invisible, y las infraestructuras que

el uso del territorio de un

integran el territorio (carreteras, etc) también son indivisibles

estado, es en gran parte el resultado de flujos generados fuera de él, y hasta en el exterior y que escapan al control de sus instituciones. En otras palabras, la organización del espacio provincial, es en buena parte, dictada desde fuera. Por eso el análisis debe tomar en cuenta los diversos

niveles de origen de las variables

Así

(Santos:96;107 y s.s.)

En consecuencia el estudio regional dimensiona como, un mismo modo de producción se reproduce de manera diferencial al interior de una unidad político administrativa, denominada Estado Nacional. Este proceso puede apreciarse en la medida en que la región se considere una abstracción analítica de una entidad superior, denominada Estado Nacional 5 y configurada

3 SANTOS, Milton. Metamorfosis del espacio

4 SANTOS, Milton. Metamorfosis

5 SANTOS, Milton. Metamorfosis del espacio habitado. Op. Cit.

Op. Cit. Pág. 45.

Op. Cit. Pág. 45

15

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

a la luz del interjuego de diversas variables, entre las que se cuentan las que

hemos mencionado.

Desde esta perspectiva, el estudio adelantado en la localidad de el Líbano muestra no solo una serie de características generales que configuran la crisis de los años noventa, sino que a la vez, a la luz de la historia local y del papel jugado por organizaciones sociales, gremios, instituciones estatales y capital, entre otros, se revela parte de la historia regional; es en últimas, la historia regional vista a través de una de sus localidades. La combinación de dimensiones espacio temporales, con la propuesta analítica presentada, nos permitirá la identificación de las etapas y periodos vividos en la localidad y la región bajo las diferentes relaciones de producción en las que la economía cafetera, ha regido la mayor parte de la historia. Así mismo, nos conducirá a identificar el papel y las relaciones presentadas entre cada una de las variables propuestas como las consecuencias en la naturaleza. Finalmente podremos apreciar como un modo de producción se va desarrollando en una región del país.

El predominio en esta región de pequeñas y medianas unidades de producción

agrícola, compuestas por extensiones de tierra en las que las unidades menores

de 20 hectáreas tienen una amplia participación, nos definen un sector social caracterizado por pequeños y medianos productores, sobre el cual se centra el presente trabajo.

Debemos resaltar que la formulación aquí propuesta es el fruto del trabajo colectivo adelantado por un grupo interdisciplinario de compañeros de la Universidad Nacional de Colombia al interior de Comuna Universitaria, y que en esta medida la investigación efectuada en el Norte del Tolima, más que

significar el trabajo individual del autor, intenta aplicar en la práctica una serie de inquietudes colectivas acerca de los procesos de investigación y el papel de

la academia en la indagación y la transformación de la realidad, mediante la

elaboración de modelos analíticos que den cuenta de la realidad regional de nuestra formación social, así como la generación de puentes entre el saber popular y el conocimiento científico que nos permitan las búsquedas colectivas de identidad en función de un proyecto de nación.

16

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

II. De los Instrumentos de Recolección de la Información.

onsiderar la producción como un proceso de relaciones sociales entre diversas personas organizadas socialmente bajo patrones de división del

trabajo, en una región especifica de nuestro país, nos permitió dimensionar la importancia de involucrar en este las diferentes versiones de las personas que de una u otra manera padecían la crisis social y económica de la década del noventa y que a la vez, habían sido participes bien como sujetos o

como objetos del proceso social acaecido en la región, a la luz de la producción agrícola.

C

Las versiones dadas en función de las dos preguntas que rigen la investigación a juicio nuestro, nos guiarían el proceso investigativo y a la vez orientarían la recolección de la información, evidenciando nudos problemáticos en el proceso de construcción social así como los momentos de cambio y el papel jugado por las diversas variables propuestas.

Al considerar las organizaciones sociales, surge la necesidad de indagar con los campesinos y sindicalistas su versión y su memoria sobre el proceso social; siendo los primeros participes directos del proceso productivo y del cultivo del café. Por otro lado, sectores sociales dependientes de la dinámica agrícola como comerciantes y funcionarios de la administración pública entre otros, intentando indagar por un lado, el impacto de la crisis en los centros urbanos, como en el papel de las elites locales, ligadas a la administración pública.

En cuanto hace referencia a lo gremial, se intentaba abordar la impresión de las gentes sobre el papel de la Federación Nacional de Cafeteros en el proceso y dimensionar la importancia de esta a través del tiempo y particularmente en el presente.

De esta manera se realizan una serie de entrevistas con diferentes personas vinculadas a la producción agrícola en calidad de propietarios, campesinos,

17

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

jornaleros y administradores de finca; Comerciantes, Estudiantes y funcionarios de la Administración Pública, como de personas vinculadas a la Federación Nacional de Cafeteros, participes todos en su conjunto del proceso social y productivo.

Las entrevistas procuraban abordar diversos aspectos que nos permitieran durante la sistematización de la información dilucidar las interacciones de las diferentes variables, como el papel jugado por cada una de ellas, así como los momentos de cambio sufridos en la localidad y la región.

El formato de entrevista propuesto considera una periodización elaborada sobre la base de las primeras impresiones generadas a partir de la consulta de textos y otras fuentes durante la formulación del proyecto. En esta medida se trata de considerar el proceso de poblamiento, la consolidación de la economía cafetera hasta los años 30, el periodo de violencia; la readecuación productiva y la revolución tecnológica del cultivo en los años 60 y finalmente la década del 90. Así mismo se involucran una serie de aspectos relacionados con la vida cotidiana, las ideas políticas, las relaciones con algunas instituciones como la iglesia y el estado a través de la administración municipal.

El volumen de información recopilado, la extensión del tema, la brevedad del tiempo, así como otra serie de problemas metodológicos, teóricos y finalmente la complejidad de las diferentes relaciones, impiden incorporar en el presente trabajo muchos de los aspectos enunciados.

Cada una las etapas periódicas elaboradas inicialmente considera las diferentes formas en que el territorio y en general el espacio fueron siendo afectados. En cada uno de estos momentos históricos se recurría a los recuerdos de la gentes, como al acervo de conocimiento adquirido mediante procesos de socialización primaria y secundaria acerca de los diversos aspectos preguntados.

Las entrevistas se desarrollaron de manera cronológica, empezando con el periodo de poblamiento y finalizando en la década del noventa. Dependiendo de la edad de la personas entrevistadas, del nivel educativo y el papel jugado en el proceso de producción, cada una de ellas profundizaba o abordaba distintos periodos de tiempo, condensando muy pocos de ellos toda la historia de la localidad. A pesar de esto, se mantuvo como criterio para la realización de las entrevistas que cada una de las personas pudiera abordar por lo menos uno de los periodos en indagación y que se enmarcara en alguna de las variables propuestas, es decir que hiciera o hubiera hecho parte de organizaciones sociales, de los gremios, o las elites locales.

18

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Igualmente, cada una de las preguntas formuladas, intentaba indagar acerca de los medios de trasporte, los circuitos comerciales, culturales, sociales y políticos en la región y las localidades, así como las vías, y caminos utilizados para el efecto. Esto nos permitió ir reconstruyendo en el tiempo etapas y periodos históricos, así como las transformaciones del espacio. Se indaga también por las relaciones de trabajo, la abundancia de bosques, aguas, la fertilidad del suelo, las técnicas de cultivo y los productos generados. Es decir, varias preguntas que nos permitieran entender desde la gente, el proceso de construcción social de la región como la estructuración de la producción y el territorio, mediante la interacción de múltiples variables.

Las referencias al territorio, a su construcción a partir de la intervención racional del hombre mediante actividades productivas, así como la transformación del entorno, fue abordada con la aplicación de la Cartografía Social como herramienta para la recolección de información, pero a la vez para la generación de conocimiento colectivo de la región y su problemática.

Esta metodología de trabajo y construcción colectiva de conocimiento, parte de considerar la realidad como un campo relacional que se manifiesta en el territorio, entendido este como espacio socialmente estructurado, es decir, se concibe como un escenario en permanente proceso de construcción, desconstrucción y transformación. 6

La metodología es definida como un proceso en el que la construcción de imágenes o representaciones del campo relacional en que transcurre la vida cotidiana de los participantes, permite identificar y representar elementos, así como relaciones y dimensiones que nos muestran tendencias que caracterizan el territorio, entendiendo los problemas, los conflictos, las amenazas y las potencialidades 7 de los aspectos en cuestión.

Bajo la idea de compartir un campo relacional que tiene al territorio como referente espacio temporal y la construcción colectiva de mapas como herramienta para representarlo, se exige un compromiso a cada participante de manera individual y colectiva para realizar la reconstrucción del entorno natural, económico, político, social y cultural en el que se desenvuelven las actividades y los procesos de producción y reproducción social. 8

6 RESTREPO Gloria y Velasco Álvaro. Cartografía Social. Fundación la Minga. Taller interactivo de adaptación a la metodología de Cartografía Social. Inédito. 1997.

7 RESTREPO Gloria y Velasco Álvaro. Cartografía Social. Fundación la Minga. Inédito. S. F.

8 Ibíd.

19

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

El trabajo conjunto de la reconstrucción de la realidad cambiante permite a los

participantes conversar en todo el sentido de la palabra 9 , haciendo converger

distintas versiones de la realidad en las que se conjugan la experiencia individual y colectiva, condensadas en la representación cartográfica.

Se parte de aceptar que cada persona tiene conocimientos valiosos, independientemente de su formación, su idioma, su religión, su edad y su sexo. La información que cada persona posee, unida a la de los demás, genera pensamiento, conocimiento 10 a la par que se propicia la construcción de un puente entre el saber individual y colectivo de los participantes, su experiencia

y su conocimiento de la realidad y el conocimiento y las impresiones del investigador, reconociendo cada persona su saber y reconociéndose colectivamente como comunidad en relación con el tiempo y el espacio.

En términos generales, el ejercicio de elaborar mapas, no es otra cosa que dibujar la realidad empezando por lo menos simple para, poco a poco, ir creando un campo estructurado de relaciones que van configurando una legua franca que permite traducir a un mismo lenguaje a todas las distintas versiones de la realidad que empieza a ser subjetivamente compartida.(Restrepo y Velasco)

La consideración de cuatro componentes o conjuntos relacionales que figuran en distintas sociedades contemporáneas y que de manera diferenciada están presentes en cualquier campo relacional que se pretenda descifrar independientemente de los pueblos y culturas que los constituyen, nos dan como resultado la interacción de la Naturaleza, la población, el Capital y el Estado 11 así como la adecuación al modelo analítico propuesto en el aparte inicial.

En la dimensión poblacional, se consideran las clases sociales, el trabajo asalariado sobre el que se estructuran las relaciones sociales de producción, el capital y su concentración entre otras cosas. Consideran igualmente las manifestaciones organizativas que como las campesinas y sindicales, hacen parte de la dinámica social.

El estado, condensa el papel jugado por los gobiernos y sus dirigentes, así como

por las entidades públicas en diferentes ramas de la producción, para el caso de la producción agrícola y del cultivo del café. Lo económico, nos permite

9 Ibíd.

10 Ibíd.

11 Ibíd.

20

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

dimensionar la estructura gremial y el capital. La naturaleza, la relación entre el hombre y el entorno.

La metodología referida, ajustada a los requerimientos metodológicos de la investigación, nos permitió identificar relaciones de producción, circuitos de distribución, flujos comerciales, medios de transporte, técnicas de cultivo y circuitos de comercialización e intercambio de mercancías, teniendo como centro principal la producción y distribución del café.

Los diferentes talleres de cartografía social realizados en dos corregimientos de la localidad y en el casco urbano, abordaron distintos periodos de tiempo, permitiendo reconstruir la dinámica social y económica, como la interacción con el espacio y las transformaciones sucedidas desde los años 40 hasta nuestros días.

En el taller efectuado en el corregimiento de Santa Teresa, participaron 15 personas entre jóvenes y adultos mayores. Hacia el sector de Villahermosa, en la vereda la Esmeralda, tomaron parte 35 personas. En el casco urbano de el Líbano, en la sede de la diócesis Líbano -Honda, fue realizado el último taller, con la participación de 40 personas provenientes de cuatro municipios del norte del Tolima, lo que nos permitió construir un panorama de la relación regional en la década del 90.

la

elaboración de un mapa de presente comprendido entre 1990 y el 2000,

comparación

espacio temporal y la identificación de los patrones de cambio y de sus agentes.

mientras

La construcción de los mapas en los dos primeros talleres, considero

el

segundo

abordaba

el

pasado,

permitiendo

la

Cada uno de ellos, estuvo marcado por la identificación de relaciones de producción, en las que la producción, la distribución y el consumo eran componentes fundamentales a lo largo del ejercicio. Se indaga acerca de aspectos similares a los contenidos en la guía de entrevista, procurando establecer la transformación del espacio, como la estructuración de nuevas relaciones de producción y el papel de las distintas variables.

Las preguntas formuladas a los asistentes se relacionaban entonces con las dinámica de producción, la ubicación de las haciendas, las relaciones laborales, los flujos y circuitos comerciales, los medios de transporte, las relaciones de propiedad, la dinámica organizativa, los sitios de asentamiento, los flujos migratorios y en general una serie de aspectos condensados en cada una de las variables.

21

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Este ejercicio nos permitió establecer flujos y circuitos comerciales, así como los diferentes momentos de la estructuración productiva y territorial de la región, a la par del papel jugado por las Organizaciones Sociales, el Estado, el Gremio, el capital y la Naturaleza, así como sus distintas interacciones, es decir, la relación entre Capital y Gremio, Gremio y Estado, Organizaciones Sociales y Gremio, entre otras. De igual manera, se pudieron abordar en mayor profundidad, los periodos históricos formulados inicialmente en la guía de entrevista.

El cruce la información contenida en las entrevistas y en los mapas, favoreció contrastar las versiones individuales de los primeros entrevistados, con la construcción colectiva, representada en los mapas elaborados en cada uno de los talleres.

En la medida en que se realizaban talleres y entrevistas, se podía perfilar en mayor profundidad la búsqueda de información en fuentes secundarias:

Archivos, Textos publicados y datos estadísticos que permitieran contrastar las versiones individuales recopiladas en las entrevistas, así como las elaboraciones colectivas en los talleres de Cartografía Social.

Referencias efectuadas acerca de las actividades económicas, como de las relaciones laborales, la existencia de haciendas, el cultivo de productos agrícolas y la construcción de infraestructura, fueron corroboradas en censos de población, datos estadísticos acerca de la producción y otra serie de estudios realizados en la región y publicados por distintas editoriales.

22

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

III. De la Sistematización

L os datos recopilados a lo largo del siguiente manera:

trabajo fueron procesados de la

En primer lugar las entrevistas fueron grabadas y luego transcritas en un procesador de texto; posteriormente se sometieron a un proceso de codificación donde el contenido de cada uno de los relatos era clasificado en función de las variables y las relaciones propuestas en la matriza de análisis. De esta manera, se podrían extraer del texto las referencias particulares a cada uno de los aspectos requeridos en el proceso de investigación, profundizando en las referencias individuales que sobre ellos hiciera el entrevistado.

Este procedimiento demando la utilización del programa de informática para el manejo de información cualitativa Ethnograph, en el cual se procesaban los datos contenidos en las entrevistas.

Este procedimiento requirió la elaboración de un libro de códigos, base necesaria para la clasificación de la información y para la ejecución de búsquedas y cruces de datos. En este libro, se consignaban aspectos relacionados con la población, tales como características sociales, nombres, sector social al que pertenecían, lugares de diversión, fiestas tradicionales entre otras cosas. Así mismo, referencias acerca del poblamiento, las actividades productivas, los flujos comerciales, las relaciones de producción, los factores de producción, las relaciones laborales, de propiedad, los circuitos comerciales y en general todos los aspectos que nos permitieran extraer de las entrevistas de manera concreta y precisa los datos requeridos en función del análisis. El Libro de códigos se presenta al final de este aparte metodológico.

La clasificación de la información individual contenida en cada entrevista, permitió inicialmente realizar una lectura Intratextual, que daba cuenta del periodo de tiempo abordado, como del papel social jugado por el entrevistado durante este. Así mismo, de los aspectos de mayor relevancia tratados durante la entrevista. En segundo lugar, el programa informático, sobre la base de la codificación efectuada, permitió la elaboración de una lectura Intertextual, en la que cada una de las categorías consideradas en el libro de códigos y

23

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

contenidas en la entrevistas agrupo los datos en todo el material procesado, obteniendo de esta manera una versión colectiva, periodizada por tiempo y clasificada por aspectos temáticos.

Por ejemplo, acerca de las relaciones de producción en las haciendas se agruparon las versiones aportadas por las 20 personas entrevistadas, al igual que los datos suministrados en cuanto hace referencia a la actividad agrícola, las relaciones regionales, el surgimiento del casco urbano entre muchas otras.

Esta lectura intertextual, arrojo una versión colectiva contrastada con las impresiones individuales de cada uno de los entrevistados. Sobre la base de esta información, se construyo la caracterización social, económica y política de la región, así como la transformación del entorno a partir de la producción agrícola cafetera en distintos periodos de tiempo. Esta, fue contrastada nuevamente con los datos obtenidos en los talleres de Cartografía Social, así como con la información consultada en la fuentes secundarias.

Los datos registrados en cuanto a la información de las entidades financieras, los delitos, el suicidio y otra serie de información cuantitativa y cualitativa, fue procesada en Acces, mediante la elaboración de una base de datos para tal fin, la cual permitió el cruce de distintas variables, tales como la extensión de los predios, el monto de las deudas, los sitios de residencia, en el caso de las deudas.

El resultado obtenido luego de este proceso será abordado por usted, al finalizar la lectura de esta breve descripción metodológica.

24

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Libro de Códigos 12

Para la codificación de entrevistas, búsqueda y agrupación y análisis de información.

El libro dispone de un código raíz, presentado en negrilla y una serie de códigos de segundo y tercer nivel, relacionados con el código raíz. Esta distribución de árbol, permite desglosar diversas categorías al máximo, optimizando la utilización de la información suministrada por los entrevistados.

MANIARTI. Manifestaciones Artísticas GRUPOART. GRUPOS ARTÍSTICOS que las ejecutan: música, teatro, Danza, etc.

POBLACIO. Población: Habitantes de un territorio, sus actividades productivas, sus gustos y relaciones de trabajo.

CAHABTE

Cantidad

de habitantes.

EDAPROX

Edad

aproximada de algunos pobladores.

SEXOS

Composición por sexos de la población.

COMPOSOC. Composición Social de los Pobladores. Diferenciación social, campesinos, hacendados, comerciantes, funcionarios públicos etc.

CARACSOC

Características

Sociales de los pobladores. Formas de vestir,

condiciones económicas.

FIESTAS

Fiestas

populares y/o tradicionales, sitios de celebración y

actividades que se realizan.

IDERELIG

Ideas

religiosas que influencian la población.

MENTALI

Mentalidad.

Formas de pensar y actuar con respecto a la

región y la sociedad.

VIDACOTI

Vida

Cotidiana. Actividades diversas que se realizan por

parte de los pobladores, en el hogar, el trabajo, etc.

DIVERSIO

Diversión.

Sitios de diversión, actividades mas frecuentes.

Sitios de esparcimiento o consumo de bebidas etc.

NOMBRES

Nombres

de Personas destacadas que participan en el

proceso social y sus actividades.

POBLAMIE. Poblamiento. Llegada de los primeros habitantes a la región, fechas y sitios de asentamiento.

LUGAHABI

Lugares

en los que se asentaron

RUTAPOBL

Rutas

de poblamiento

ORGASOCI. Organización Social. Diversas organizaciones sociales y populares:

campesinas, Sindicatos, etc. Grupos o sectores sociales que persiguen un interés colectivo.

12 Debemos aclarar que las definiciones contenidas en este libro de códigos, son aproximaciones generales que permiten dar una idea acerca de la categoría que se esta abordando y connotación, a manera de recordatorio durante el proceso de codificación.

25

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

POLÍTICA

Partido

u organización social que incide en la dinámica

social de la región en busca de interés y del ejercicio del poder. GUERRI. Guerrilla. Organización Política, de autodefensa o Insurgente.

BANDOLE

bandoleros.

Organización que persigue el interés particular.

CONTRA

Contrabandistas.

Organización que distribuye de manera

“ilegal” algún producto.

OTRAS

Formas

ORGanizativas que obedecen a expresiones

religiosas, sectas, etc. Cualquier organización de otro tipo.

GREMIO. Organización gremial, ligada a la producción en cualquier momento del proceso: Producción, Distribución, Cambio o Consumo.

FACTPRO. Factores de Producción. Elementos que contribuyen a la reproducción de la riqueza y la provisión de bienes para la satisfacción de necesidades.

CAPITAL

Conjunto

de bienes producidos por el hombre. Agente de

producción. PLUSVALI. Plusvalía. Diferencia entre lo que el trabajador recibe por su trabajo y lo que produce. De este excedente de apropia el patrón.

RELATRA

Relaciones

de Trabajo. Relaciones entre obreros y patronos.

Relación contractual o de palabra. Número de

trabajadores empleados.

RELAPRO

Relaciones

de propiedad. Tablonero, aparcero, jornalero, o

cualquier otra persona no propietaria de tierras.

INDUSTRI

Industrias

existentes, proceso de desarrollo y momento de

desaparición.

RESOPRO. Relaciones Sociales de Producción. Conjunto de relaciones y actividades al interior de la sociedad que favorecen la producción, distribución, cambio y consumo de bienes y servicios para la satisfacción de necesidades.

PRODUCCI

Producción.

Conjunto de actividades que determinan la

riqueza y que consiste en la obtención de materias primas o la transformación de estas.

PROPROUR

Producción

Urbana. Producto que se genera e el

casco urbano, cantidad, condiciones en las cuales se produce.

PROPRORU

Producto

que se genera en el espacio rural, cantidad,

condiciones en las cuales se produce.

PROAGUAR

Producción

de Aguardiente.

TECNIPRO

Técnicas

de producción. Características técnicas bajo

las cuales se produce. MAQUINFRA. Maquinaria e infraestructura. Máquinas incorporadas al

26

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

proceso productivo en las haciendas, ubicación rural o urbana. Tipo de máquinas y características de estas. Sitios de procedencia.

INFRAESTR

Infraestructura

urbana o rural, etc.

construida. Aeropuerto, carreteras,

DISTRIBU

Distribución.

productos que se generan en una sociedad.

Actividad que permite repartir socialmente los

MEDISTRI

Medios

de distribución. Medios terrestres o fluviales

mediante los cuales se distribuyen los productos. A pie, en mula, en vehículos. Etc.

CIRDISTRI

Circuitos

de Distribución. Sitios hacia los cuales se lleva

VIADISTRI

a distribuye la producción, rural o urbana. Vías de distribución. Caminos, carreteras por los

AGDISTRI

cuales se lleva el producto. Agentes distribuidores. Personas naturales o jurídicas que se encargan de distribuir o comprar el producto.

CONSUMO

gasto

de los productos por parte de la población.

ACCESO

Forma de acceder a los productos, mediante

crédito o pago en efectivo etc.

SITIEXPEN

Sitios

de expendio. Lugares en los cuales se vende la

mercancía.

SITIMER

Sitio

de los cuales se trae la mercancía que se

consume en la localidad o la región.

INTIEST. Instituciones del estado. Entidades que representan la organización político administrativa del aparato burocrático de un estado.

ENTIESTA

Entidades

estatales político administrativas que

ejercen autoridad a nombre del Estado.

PAENTEST

Papel

de las entidades del Estado, sitios de

jurisdicción.

FUNPUBLI

Funcionarios

Públicos que ejercen cargos en la

administración local de las entidades del estado.

TERRITORI. Construcción Social, histórica del espacio, mediada por procesos productivos, incorporación de fuerza de trabajo, ejercicio político y transformaciones territoriales.

TERPOAD

Territorio

político administrativo. Unidad político

administrativa local, de la cual hace parte el municipio

actual.

RELAREG

Relaciones

Regionales y/o con otros centros urbanos o

rurales. Relaciones político administrativas, deportivas, económicas, culturales, etc.

CASCOUR

Casco

Urbano. Características generales.

CORREGI

Aspectos

generales relacionados con la fundación y

consolidación de los corregimientos, características geográficas, físicas, etc.

27

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

POLÍTICO

Ejercicio del poder en lo local, lo regional y el espacio nacional.

IDEAPOLI

Ideas

políticas. Pensamiento político que caracteriza a

las organizaciones sociales.

IDPOLESP

Ideas

políticas y su materialización en el espacio.

Manifestaciones de las ideas políticas en el espacio físico y social de la localidad: Cementerios laicos, parques, colegios, etc.

SOCIAL

Aspectos

condiciones generales de la vida de la población.

diversos acerca de la prestación de servicios, acceso a bienes, y

EDUCA

Educación.

Características generales del sistema

educativo, colegios, años de fundación, etc. Número de estudiantes.

CIRCUCU

Circuitos

que permiten la influencia y el flujo de ideas.

Textos que influencian el pensamiento y la vida social de la

localidad.

VIOINDUS

violencia

e Industria. Influencia del periodo de la

violencia en la vida social y productiva de la localidad.

SERVIPU

Servicios

Públicos domiciliarios. Prestación de servicios

públicos domiciliarios en la localidad. Energía, Luz,

 

Agua, etc.

GENERGIA

Generación

de energía. Plantas eléctricas y sus

propietarios, nombres de las empresas o haciendas y sitios de ubicación.

AGUA

Infraestructura

proveedora del servicio. Empresas,

propietarios, ubicación. Años de organización, etc.

SALUD

Prestación

de servicios de salud. Características

generales de los servicios, infraestructura.

VIVIENDA

Condiciones

generales de urbanización en la

localidad y de las viviendas.

INVASIÓN

Invasiones

en el casco urbano. Zonas sub normales

de vivienda. FAMINVA. Características generales de los pobladores de las invasiones, composición familiar, etc.

SITINVA

Sitio

de la Invasión. Años de permanencia, etc.

NATURALEZA. Conjunto, orden y disposición de todas las cosas del universo afectadas y construidas socialmente o sin intervención del ser humano. Soporte de la vida de los seres vivos.

CAGEAMBI

Características

generales de la región en lo

ambiental. Relatos referidos a como era o es la región en cuanto a recursos ambientales de refiere.

IMPACPRO

Impacto

de las actividades productivas en el

espacio natural. Consecuencias de las actividades productivas en el espacio geográfico y en la naturaleza.

28

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

29
29

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

PRIMERA PARTE

1. YA NO ES TIEMPO DE COSECHA

30
30

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano. CAPITULO I 1.1. YA NO

CAPITULO I

1.1. YA NO ES TIEMPO DE COSECHA CONFLICTO SOCIAL Y PRODUCCIÓN CAFETERA.

31

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

1.1.1. Movilización Social y Reivindicación Política.

A pesar de haber sido uno de los renglones privilegiados del agro colombiano, las condiciones de producción en el sector cafetero conducen a los campesinos caficultores a iniciar una serie de movilizaciones locales y regionales como a sentar su voz de protesta ante el gobierno nacional y las entidades gremiales.

Desde

los

primeros

años

de

la

década

del

90

se

tiene

conocimiento

de

concentraciones

campesinas

en

la

zona

cafetera

(óptima

y

marginal)

realizadas

en

los

municipios

de

Caicedonia

en

el

Valle

del

Cauca,

Fresno, Líbano y otras

localidades

en

el

departamento

del

Tolima

así

como

muchas

poblaciones

el

Estas

Aspectos del Paro Cafetero en la ciudad de Ibagué, 1995.
Aspectos del Paro Cafetero en la ciudad de Ibagué, 1995.

a

especialmente

los

pequeños

y

de Risaralda, Caldas y

Quindío.

expresiones

evidenciar la crisis social y económica por la que atravesaba hacía ya mucho

tiempo

medianos

productores. 13

empiezan

sector

cafetero,

13 Desde finales de la década del ochenta, se tiene conocimiento de manifestaciones de protesta agenciadas en la zona cafetera por parte de los productores y mediadas por la solicitud a la Federación de Cafeteros, para financiar las campañas contra la Roya.

32

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Cabe anotar que un pequeño productor es aquel cuyo cultivo de café no excede las 5 hectáreas y sus ingresos dependen en más del 60% de este cultivo. Igualmente aquellos cultivadores cuyos factores de capital dependen en gran parte de la utilización de su fuerza de trabajo y la de su familia. Los medianos productores disponen de cultivos que no exceden las 50 o 60 hectáreas de café, contando con algunos recursos de capital y cuyos ingresos dependen en menor porcentaje que los pequeños, del cultivo del café.

Muchos son los factores que se entretejen ajustando las condiciones sociales y políticas para desatar movilizaciones locales y regionales que ponen en el escenario nacional un problema que compete al país, pero que se evidencia solamente en algunas zonas. A pesar de que la crisis cafetera del noventa se perfila desde años anteriores, no es hasta julio de 1995 cuando se hace manifiesta en las zonas productoras de café. Para estos años se cita en un diario económico lo siguiente:

“Ésta semana podría materializarse el primer paro cafetero nacional de la historia, promovido por la Unidad Cafetera, una especie de disidencia de la hasta ahora fuerte Federación Nacional de Cafeteros.” 14

Dos días después de efectuada ésta afirmación - en horas de la madrugada - los campesinos abordan de manera simultánea vehículos de transporte público, empezando una correría que los llevará a ser el epicentro noticioso nacional durante varios días. Cientos y cientos de mujeres, niños, ancianos y hombres, caminaban con la única esperanza de encontrar en su trayecto alivio a sus problemas. La escena se desarrolla en la zona cafetera, involucrando campesinos de los departamentos de Caldas, Tolima, Risaralda, Quindío y Antioquia.

Los períodos de bonanza, así como la importancia de la producción cafetera dentro de la economía nacional, la fuerte organización gremial dominadora del proceso productivo y comercial, además de los acuerdos internacionales que garantizaban la comercialización del producto, proyectaban un panorama bastante favorable en el largo plazo ocultando en su seno una serie de dificultades gestadas desde el interior de la producción cafetera.

La crisis del sector se puede relacionar igualmente de manera directa con factores propios de la estructuración del modelo productivo, los cuales caracterizaron el cultivo del café y la organización gremial de la Federación hasta hace unos pocos años: La organización de la producción cafetera y de

14 Cafeteros: Nervios de punta. En Portafolio. Lunes 17 de julio de 1995; Pág. 16.

33

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

toda la infraestructura de procesamiento y comercialización hacia el mercado internacional, propiciando a partir de las condiciones de éste la configuración de una economía nacional que permitió - entre otras cosas - la acumulación del capital inicial para la organización de la industria. La dependencia generada en torno a la estructura de mercado y las determinaciones de los centros de consumo internacional, orientaron la producción nacional de café (y la siguen orientando) así como las políticas nacionales e internacionales de la Federación Nacional de Cafeteros a lo largo de los años, propiciando una crisis radical al desaparecer la intervención del mercado mediante el mecanismo de los acuerdos internacionales desarrollados por los países productores

Esta situación hubiera sido impensable hace unos 15 años cuando el café - pilar de la economía nacional - gozaba aun de ventajas comparativas que le permitían - independientemente de las penurias y adversidades enfrentadas por la gran mayoría de los productores - garantizar ciertos niveles de ingreso que contribuyeron a aumentar la capacidad de consumo en sectores rurales y urbanos, así como a consolidar una economía monodependiente y agroexportadora hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX.

En el “eje cafetero” la Unidad Cafetera, convoca para los días 19 y 20 de julio del año 1995, una gran movilización campesina en la que se pone de manifiesto ante el gobierno nacional y el gremio cafetero, la crisis productiva del sector, dando cuenta - entre otras cosas - de las disputas internas de la Federación, así como la necesidad de adecuar las estructuras productivas a las nuevas condiciones del mercado internacional. Para algunos, empieza una jornada que terminará al otro día en virtud de que los han invitado a protestar solamente el 19 y el 20 de julio, día de la independencia nacional. Para otros, la jornada de protesta se extenderá hasta el mes de septiembre del mismo año.

En el marco de esta convocatoria, suman su voz de protesta al movimiento campesino organizaciones campesinas tanto del Norte del Tolima, como del Sur Occidente de Antioquia, cuyas zonas de producción corresponden a la periferia del cinturón cafetero, en inmediaciones de zonas catalogadas como marginales a raíz de diversas consideraciones, en las que es característico que la gran mayoría de las gentes cultivadoras de café poseen pequeñas y medianas unidades productivas que oscilan entre 0.5 y 50 Has.

Si bien durante el 19 y 20 de julio se desarrollan concentraciones campesinas en diversos poblados de la zona cafetera, es en el Norte del Tolima donde se toma la determinación de darle a la movilización campesina una mayor trascendencia, dando cuenta de la crisis social, económica y política en una zona marginal de producción cafetera, llegando a ocupar la capital del

34

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

departamento del Tolima y colocando en el escenario nacional una serie de problemas propios de las zonas productoras de café en el país y del agro colombiano.

En vista del impacto social y político de las movilizaciones campesinas y de la trascendencia del paro cafetero, así como del papel jugado por los pequeños

y medianos caficultores; el siguiente relato se centrará particularmente en los

acontecimientos que tuvieron como epicentro el Norte del Tolima y como actores principales a los campesinos provenientes de los municipios de El Líbano, Villahermosa, Falan, Palocabildo y Lérida - entre muchos otros - procurando dar cuenta de la crisis cafetera nacional a partir de la dinámica social, desarrollada en un centro regional de producción cafetera, e intentando caracterizar la crisis de la década del 90.

1.1.1.1.

Del

Movilización.

Campo

al

Pueblo

y

Después

a

la

Ciudad:

Crónica

de

una

on el mes de febrero de 1995 llega al Líbano el preámbulo del paro:

Cientos de campesinos provenientes de algunos municipios del Norte del Tolima se concentran durante más de un mes en el parque principal del

poblado, dando inicio a una de las primeras manifestaciones de caficultores en

C

el departamento del Tolima.

Motivados en su gran mayoría por la problemática del sector cafetero, se dan a la tarea de llamar la atención del gobierno departamental y nacional sobre su aguda situación. Entre algunos de los factores motivadores de la movilización se cuentan las dificultades productivas que propiciaron condiciones de mora en los pagos y el acoso de las entidades financieras (reflejado en procesos de cobro jurídico, judiciales de embargo, además del secuestro de bienes).

Un mes después de iniciada la protesta los delegados campesinos establecen contactos con el gobierno nacional así como con representantes de las entidades financieras, particularmente de la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero, buscando hacer precisiones sobre los acuerdos preliminares logrados días antes.

De manera global se considera en los acuerdos que el Banco Cafetero y la Caja Agraria se comprometan a hacer la revisión o rebaja de intereses del total de la deuda de los pequeños agricultores causados hasta 1995, conforme a las tablas de liquidación establecidas por las mismas entidades crediticias, considerando la dación en pago de los predios por la deuda adquirida con las

35

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

entidades bancarias. Los campesinos acogidos a esta medida serán considerados como primeros opcionados para la compra (nuevamente) de su predio, conforme a lo establecido en la ley 160 de 1994. 15 La fórmula propuesta considera la suscripción de un documento de compraventa entre el deudor propietario del predio, la entidad financiera y el INCORA en el cual quedan consignadas las obligaciones de cada una de las partes, conforme a lo estipulado en la ley de reforma agraria. En términos generales, la dación en pago del predio por parte del propietario deudor se maneja bajo la figura de Reforma Agraria, buscando aplicar la política de subsidios derivados del proceso de adjudicación de tierras establecido en dicha ley.

La triangulación supone que el propietario del predio, que ha adquirido obligaciones financieras con alguna entidad crediticia (particularmente la Caja de Crédito Agrario o el Banco Cafetero), entregue en dación de pago su inmueble (rural o urbano). A renglón seguido, la entidad financiera obligada por ley, informa al Instituto Colombiano de la Reforma Agraria INCORA, acerca de la adquisición del predio, para que, según lo establecido en el acuerdo, el INCORA adquiriera la propiedad, considerándola objeto de reforma agraria. Como tercer paso, la entidad informa al antiguo propietario, requiriendo la manifestación expresa de éste para la adquisición del predio, incluyendo la asignación de un subsidio equivalente al 70% del valor comercial del bien inmueble.

En términos reales la propuesta permite el saneamiento de la cartera vencida de las entidades financieras además de la recuperación de cartera morosa, utilizando para esto recursos públicos provenientes del INCORA. Entre tanto, el campesino “beneficiario” del acuerdo - a pesar del subsidio - queda expuesto nuevamente a asumir un proceso de endeudamiento sobre el cual pone como garantía nuevamente su finca 16 .

Así, por ejemplo, un predio adquirido por el INCORA con un valor comercial de $12.000.000 recibiría un subsidio de $8’400.000, quedando para el campesino

15 Se hace referencia particularmente al artículo 32 de la citada ley, en el cual se considera que el predio sujeto a comercialización se comercializará según avaluó comercial, siendo éste el valor máximo de compraventa. La oferta de compra será efectuada por el INCORA a los propietarios del predio, quienes serán comunicados mediante oficio de su opción de compra, disponiendo de un término de diez días a partir de la comunicación para notificar a la entidad acerca de su intención de compra. Al agotar esta etapa, sin tenerse conocimiento de la intención, la entidad procede a la expropiación del predio y de los demás derechos reales constituidos sobre él. Por otro lado, se obliga a las entidades financieras a dar al INCORA la primera opción de compra de todos los predios adquiridos mediante liquidación de créditos hipotecarios así como los adquiridos mediante sentencia judicial. Ley 160 de 1994.

16 Sobre este aspecto volveremos más adelante, tratando de mostrar por un lado las condiciones productivas de los pequeños y medianos productores, así como las características de los créditos y el monto de los intereses.

36

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

una deuda de $3’600.000. Si consideramos las condiciones de producción, así como la dependencia exclusiva para la obtención de ingresos del cultivo del café y el hecho de que muchos campesinos vieron embargadas sus fincas por deudas inferiores al monto de la que aquí referimos, la propuesta no es para nada positiva.

Por otro lado, el solo hecho de considerar la venta de sus predios embargados, así como la adquisición de una nueva deuda con las entidades financieras que pretenden expropiarlos, sólo contribuye a reforzar una idea que se venía gestando hacia muchos años en las regiones por parte de los campesinos: la condonación total de las deudas, capital e intereses.

Mientras transcurren los días, el paro de El Líbano se desmoviliza dando paso a una nueva protesta protagonizada nuevamente por los campesinos del Norte del Tolima, principalmente de El Líbano, epicentro de la anterior movilización. Esta vez, la consigna es la condonación de las deudas, con la diferencia radical de que no se “gritará” nuevamente en El Líbano: esta vez será en Ibagué. La capital del departamento del Tolima se convierte en el epicentro de la movilización campesina durante aproximadamente 3 meses. El desarrollo de ésta jornada implica para el campesinado un nivel organizativo, similar o superior al requerido por una empresa. Ya no es una marcha o el taponamiento de una vía. Se piensa ahora en llevar el problema a la ciudad, hacerlo visible el mayor tiempo posible.

La estructura organizativa desarrollada involucra comités veredales en cada uno de los municipios vinculados a la protesta, recurriendo a una estructura organizativa erigida desde éstos se convoca a la asamblea municipal en la cual se eligen los delegados a una instancia departamental, encargada de estructurar las diversas instancias político administrativas de la movilización.

La especialización de funciones así como la división social del trabajo implica para la mayoría de campesinos articular experiencias desarrolladas en sus unidades productivas y en la vida cotidiana, con aspectos novedosos referidos a la administración, distribución y asignación de recursos; manejando una economía colectiva desde los mismos centros de producción; cobijando los circuitos de distribución y regulando el consumo en el sitio de concentración. Así mismo los obliga a trascender relaciones de vecindario entre conocidos, trasladándolas en el caso de movilizaciones hacia centros urbanos, a otros escenarios (Cuadro No. 1).

Las reivindicaciones colectivas implican además el conocimiento general y a la vez cotidiano de la realidad social y económica de las regiones de las que

37

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

provienen. En esta medida, se incorpora otro elemento fundamental para la organización que agencia el movimiento: el conocimiento de la realidad para fundamentar sus exigencias.

La organización de la movilización campesina así como la estructura que se desarrolla, requirió un fuerte proceso organizativo previo en el cual fue pieza clave la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores del Tolima ASOPEMA, la cual agremia pequeños y medianos productores cafeteros entre los que se cuentan aparceros y beneficiarios de reforma agraria. Sobre los antecedentes en el surgimiento de ésta así como el contexto social en el cual se origina, volveremos más adelante.

Organigrama Estructura Organizativa ASOPEMA Paro Cafetero 1995 (Cuadro No. 1)

Comités veredales Comisión Asamblea de Delegados Municipal Negociadora Asamblea de Delegados Departamental Asesores
Comités
veredales
Comisión
Asamblea de Delegados Municipal
Negociadora
Asamblea de Delegados Departamental
Asesores
Comité de Garantías Comité Departamental de Paro Comité de Seguridad Sub. Comité Garantías. 1 x
Comité de
Garantías
Comité Departamental de Paro
Comité de
Seguridad
Sub. Comité
Garantías.
1 x M/pio.
Comité de
Comité de
Comité de
Finanzas
Comité de
Medios y Rela. Públicas
Comité de
Provisiones
Salud
Transporte
Recibo y
1 x
entrega de
Farmacia
M/pio.
víveres
Bodega e
Inventario

De tal suerte, el 19 de Julio campesinos de varios municipios del norte tolimense, entre los que se cuentan Falan, Palocabildo, Villahermosa, Casabianca, Herveo, Líbano, Lérida, Venadillo y Santa Isabel entre otros, empiezan de manera simultánea a desplazarse, concentrándose en Lérida para iniciar su tránsito hacia la ciudad de Ibagué. En la definición del sitio final de concentración,

38

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

juega un papel determinante en - primer lugar - el aislamiento político de la movilización efectuada en El Líbano hacia el mes de febrero y el casi nulo impacto regional y nacional de la misma.

En consecuencia, se considera la necesidad de buscar un escenario que brinde las condiciones necesarias para romper barreras informativas, ganando visibilidad política y comunicativa. En segundo lugar, el solo hecho de llevar a la capital del departamento el “problema” no sólo en términos de denuncia sino “físicamente”, aparte de llamar la atención del gobierno departamental y nacional así como de las entidades financieras y gremiales, permitiría ganar el apoyo y la solidaridad de otros sectores sociales.

En horas de la madrugada del día 20 de julio cerca de 2000 campesinos ocupan el parque Manuel Murillo Toro de la ciudad de Ibagué. Con el transcurrir de las horas y de los días, la población concentrada en éste sitio asciende a ocho mil quinientas personas provenientes no sólo

del departamento

del Tolima, sino igualmente de algunos sectores del sur oriente antioqueño que se sumaron a la movilización. De manera simultánea, en el sur del departamento se adelantaba el taponamiento y bloqueo del puente sobre el río Saldaña en la población que lleva el mismo nombre.

el río Saldaña en la población que lleva el mismo nombre. Panorámica parque Murillo Toro, Paro

Panorámica parque Murillo Toro, Paro Cafetero 1995.

Fuente: Tolima 7 días. Agosto de 1995.

Las exigencias elevadas ante el gobierno nacional como a las entidades gremiales, dejan entrever de múltiples maneras los problemas sociales, económicos y políticos que afectan a los pequeños y medianos productores cafeteros.

39

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Por un lado la solicitud efectuada por los campesinos para la obtención de subsidios y condonación de la deuda cafetera, teniendo como tope máximo los $30.000.000 de capital inicial, entendiendo que el interés de mora adquirido no se incluya como tal. El máximo establecido por los cultivadores considera las deudas adquiridas por pequeños y medianos productores cafeteros.

Los recursos para la implantación de ésta política deberán provenir según los campesinos en un 50% del Fondo Nacional del Café y el otro 50% será aportado por el gobierno nacional, a través del Fondo Nacional de Garantías Agropecuarias. En ésta medida las deudas adquiridas por los productores agropecuarios se convierten en uno de los aspectos fundamentales de las reivindicaciones campesinas.

Como segundo factor se destaca el cuestionamiento a los procesos de asistencia técnica desarrollados por la Federación Nacional de Cafeteros como por otras entidades, entre las que se cuenta el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Fundamentado su cuestionamiento en la “negligencia institucional” (a juicio de los campesinos) de estas entidades para el control, manejo y erradicación de la Broca del café, la cual afectó principalmente a las zonas marginales de producción. En éste sentido se destacan varios aspectos relacionados directamente con la producción cafetera.

En primer lugar, la solicitud de adelantar programas de sustitución de cultivos que permitan la generación de otras fuentes de ingresos diferentes al café en vista de que el monocultivo agenciado por las entidades cafeteras, se convirtió en un gran problema. Este proceso deberá considerar la asignación de créditos de fomento así como líneas de asistencia técnica y organización de parámetros comerciales que favorezcan la comercialización de los productos agrícolas.

Entre tanto, para el control de la Broca se propone la recolección de las tres cosechas, bajo un criterio sanitario, en todas las zonas de infestación superior al 30% en las cuales se recolecte hasta el café verde, estableciéndose un tope máximo de dinero para la compra del grano en cáscara (o tomate) igual a $5000 por arroba.

Los recursos económicos para la adquisición de las cosechas, deberán ser destinados por parte de la Federación Nacional de Cafeteros, recurriendo a los recursos consignados en el Fondo Nacional del Café. El programa de adquisición de la cosecha propuesto por los campesinos, podría ser financiado igualmente con los recursos destinados a entidades técnicas como el ICA y los mismos comités municipales de cafeteros, en virtud de que el control de la Broca se traslada de manera directa a los campesinos.

40

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

En segundo lugar se destaca la solicitud de subsidios para la producción agropecuaria que permitan enfrentar dificultades generadas por la influencia negativa de factores climáticos como lo sucedido durante la primera mitad de la década del 90. Esta exigencia se relaciona de manera directa con los privilegios comerciales y arancelarios, otorgados en virtud de tratados internacionales de comercio, a productos extranjeros para ingresar al país. Por estos años, e incluso en la actualidad, la importación de productos amparados por tarifas arancelarias favorables, como el plátano, el aguacate, el tomate, la yuca e incluso el café; afectan la producción nacional y particularmente a las economías campesinas o a medianos y grandes productores en el caso de los cereales; desestimulando el cultivo de productos estratégicos para la seguridad alimentaria del país.

Como tercer elemento se cuestiona el manejo institucional que la Federación Nacional de Cafeteros ha dado a los recursos económicos aportados por los caficultores de diversas maneras al Fondo Nacional del Café así como el establecimiento de políticas institucionales para la producción cafetera, las cuales excluyen a pequeños y medianos cultivadores, favoreciendo intereses de grandes productores.

Los reclamos se fundamentan por un lado en el manejo del precio interno del grano, el cual no cubre los costos de producción, como en las inversiones del Fondo Nacional del Café y la destinación de recursos económicos para la financiación de actividades distintas de la caficultura, tales como reinados de belleza, concursos en el exterior, empresas financieras y comerciales, equipos de ciclismo entre otras. Para los campesinos, los recursos de la Federación como del Fondo, se han invertido en cosas que no corresponden al gremio, mientras que cuando ellos solicitan apoyo económico para sostener el precio interno o para el alivio a sus deudas, a pesar de haber contribuido económicamente de diversas maneras a la consolidación de éstas, se les niegan los aportes.

Finalmente se reclama el establecimiento de políticas de seguridad social para los productores campesinos como para los jornaleros vinculados a la actividad agropecuaria; reclamando además el cumplimiento a los acuerdos firmados en el municipio de El Líbano durante el mes de Febrero.

Es de anotar que algunos de los problemas esbozados en el pliego de exigencias esgrimido por las organizaciones campesinas en el paro cafetero adelantado en la ciudad de Ibagué, si bien están referidos a situaciones propias

41

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

de una zona de producción cafetera, cobijan igualmente a otros renglones de la producción agropecuaria.

El endeudamiento de los productores y las obligaciones con entidades financieras además de las condiciones de producción, propician el desarrollo de procesos judiciales de embargo como de secuestro de bienes en zonas como Murillo, destinadas al cultivo de papa y la pequeña ganadería. Así mismo la apertura económica y los privilegios arancelarios establecidos para el ingreso de productos extranjeros al país, afectó a productores de cereales y otros productos como el algodón. En esta medida, de una u otra manera a pesar tener un carácter gremial, la movilización campesina del departamento del Tolima, así como los antecedentes presentados, reflejan la situación del campo colombiano en la década del 90.

1.1.1.1.1. Las Solidaridades y el Pre acuerdo.

as manifestaciones de solidaridad se empiezan a evidenciar un mes después del asentamiento campesino en la ciudad. Sectores rurales de

Ibagué se hacen presentes en el parque apoyando la movilización campesina. Estas expresiones están acompañadas de manifestaciones públicas en el casco urbano desarrolladas por trabajadores estatales, particularmente del sector de la salud así como expresiones del magisterio y del sindicato de trabajadores de la electrificadora del Tolima.

L

Hacia el sur del departamento en municipios como San Antonio, Saldaña y Guamo - entre otros - se desarrollan hacia el mes de agosto algunos taponamientos de vías y protestas campesinas que se suman a la convocatoria efectuada por los cafeteros del Tolima para adelantar un paro nacional agrario en procura de ganar solidaridad y de relacionar la problemática cafetera con el contexto global del agro colombiano. En esta medida se procura evidenciar que los problemas manifestados por ellos como sector gremial, transcienden esta condición y se relacionan de manera directa con las políticas globales que para el sector agropecuario se están desarrollando.

Se destacan igualmente las expresiones de solidaridad urbanas de otros sectores sociales como los comerciantes de las plazas de mercado quienes no sólo se vinculan con el suministro de víveres, sino que contribuyen mediante la realización de un paro urbano, paralizando el suministro de alimentos en la ciudad de Ibagué y afectando durante un fin de semana las actividades cotidianas de los pobladores urbanos.

42

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

En esta medida, la expectativa de las organizaciones campesinas acerca del apoyo y la solidaridad de otros sectores sociales se ve colmada a tal punto que organizaciones de carácter nacional como la Unión Sindical Obrera USO, la Asociación de Trabajadores de las Telecomunicaciones ATT se hacen presentes logrando convocar la realización de un encuentro popular entre diversos sectores sociales a la luz del cual, se hacen presentes organizaciones campesinas del eje cafetero como el Cabildo Cafetero de Caldas, el sindicato de la Empresa de Teléfonos de Bogotá y el Coordinador Nacional de Servicios públicos.

De una u otra manera, en dos meses de desarrollo del paro se logra romper el cerco comunicativo que había caracterizado la movilización adelantada en El Líbano, robando además el protagonismo en el escenario político a organizaciones como la Unidad Cafetera y a la misma dirigencia de la Federación Nacional de Cafeteros.

la misma dirigencia de la Federación Nacional de Cafeteros. Sin embargo, esta dinámica se ve alimentada

Sin embargo, esta dinámica se ve alimentada por un suceso en el cual pierde la vida uno de los dirigentes de la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores ASOPEMA. A mediados del mes de agosto en el marco de movilizaciones de sectores sindicales de escala urbana y distrital en Bogotá, se convoca a las organizaciones campesinas coordinadoras del Paro Cafetero adelantado en Ibagué, a participar en una gran

movilización a desarrollarse el 14 de Agosto en la capital del país. La invitación tiene acogida entre las organizaciones campesinas en la medida en que significa mostrar al gobierno, reacio a

atender las peticiones de los cafeteros, que su movilización tiene el apoyo de otros sectores, además de coincidir con fechas señaladas para la realización de algunas reuniones preliminares con el gobierno nacional.

Óleo en memoria de Fernando Lombana, elaborado por el pintor Libanense, Sulivan.

En ésta medida, se valora la intervención en la jornada, asumiendo el compromiso de participar en ella. El día anterior a ésta, llegan a la ciudad de Bogotá cien campesinos provenientes de la ciudad de Ibagué, los cuales tomarían parte en la manifestación convocada por las organizaciones sindicales. Horas más tarde, a los pocos minutos de iniciarse, la policía

43

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

metropolitana de Bogotá, arremete contra los manifestantes dispersando la movilización a “sangre y fuego”. Entre las víctimas se encuentra Fernando Lombana, dirigente de ASOPEMA y coordinador de la delegación que participaba en el paro cafetero por el municipio de Villahermosa. Fallece en la Clínica San Pedro Claver, víctima de un impacto de arma de fuego.

Los campesinos regresan a la ciudad de Ibagué con un muerto y sin respuesta del gobierno nacional. Días después se concretan algunos encuentros entre las directivas de ASOPEMA y de la Asociación Campesina de Antioquia ACA y los representantes de las entidades financieras como del Ministerio de Agricultura.

En dichos encuentros se esboza un principio de acuerdo en el cual se tratan algunas pautas sobre la rebaja de las deudas consideradas en los acuerdos firmados luego de la movilización de El Líbano, incluyendo como aspecto novedoso el miramiento por parte del gobierno nacional sobre la base de las propuestas campesinas, de condonar las deudas cafeteras estableciendo modalidades en las que se discriminan las obligaciones financieras de los pequeños y medianos campesinos.

Los recursos serían apropiados hasta 1997 17 , de un porcentaje equivalente al

10% como mínimo, “sobre dos puntos porcentuales del dieciséis por ciento (16%)

del IVA durante dos vigencias fiscales consecutivas a partir de 1996

aplicará a la atención y alivio de las deudas contraídas por los caficultores para el desarrollo de su actividad, antes del 31 de diciembre de 1994 con Bancafé, la Caja Agraria y el Fondo Nacional del Café, y cuyo capital original no excediera los tres millones de pesos ($3.000.000) y medio punto porcentual del dieciséis por

ciento (16%) del IVA, para atender a los demás sectores agrícolas deprimidos” 18 .

[el cual] se

Los campesinos cafeteros logran permear las discusiones del gobierno, no solamente con su problemática sino - en general - con los puntos de convergencia entre su sector y otros renglones de la producción agrícola, al considerarse la posibilidad de subsidiar y condonar las deudas de los caficultores como de otros productores directos.

Asumiendo el criterio de beneficio general considerado por los campesinos, se consideran las deudas de otros renglones de la producción agrícola. Para las personas que no logren ser cobijadas con los principios de acuerdo, el gobierno

17 En virtud de la reforma tributaria adelantada en 1995 18 La frase fue adicionada por el artículo 59 de la Ley 383 de 1997, publicada en el Diario Oficial No. 43.083 del 14 de julio de 1997. En esta medida, las consideraciones acerca de la condonación de las deudas cómo de algunos de los subsidios no se vuelven legislación hasta 1997, reformando algunos artículos o reglamentando otros de la reforma tributaria propuesta en la ley 223 de 1995.

44

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

sigue teniendo en cuenta la dación en pago del predio y la readjudicación del mismo al antiguo propietario, bajo la figura de reforma agraria.

A pesar de los acercamientos el 2 de septiembre de 1995 en horas de la

madrugada son desalojados los campesinos del parque Manuel Murillo Toro de la ciudad de Ibagué, sin haberse concretado la firma del acuerdo. Con incertidumbre e inconformidad regresan a sus regiones a seguir enfrentando sus

destinos.

En el mes de diciembre de 1995, pocos días después de ser desalojados del

parque Murillo Toro de la ciudad de Ibagué, los agricultores del Norte del Tolima como de otras regiones reciben lo que se vislumbra como una buena noticia. A

la luz de la reforma tributaria adelantada por el gobierno de Ernesto Samper,

mediante la ley 223 de éste año, se incorporan algunos artículos que hacen referencia a la problemática cafetera, particularmente la de los pequeños y medianos productores.

La amenaza latente de una nueva movilización en el Norte del Tolima, como las

manifestaciones públicas adelantadas por organizaciones campesinas en Caldas, Risaralda y Quindío; logran de una u otra manera, materializar la atención del gobierno nacional, reflejándose en las disposiciones legales.

Mediante la modificación de artículos anteriores y la incorporación de otros, en

la

reforma tributaria se hace expresa referencia a la deuda de los caficultores y

a

los mecanismos mediante los cuales se obtendrán los recursos requeridos para

el

subsidio y la condonación de algunas deudas.

Sobre un estimado del 2.5% del valor total de los recursos obtenidos mediante la recaudación del IVA, el 30% de estos se destinarán en 1997 para la inversión “que demande el gasto social rural, que comprende desarrollo rural campesino, indígena y de comunidades negras, y programa Plante, vivienda social rural; igualmente parte de estos recursos se destinarán al subsidio de crédito para pequeños productores campesinos en zonas que se identifiquen como notoriamente deprimidas, de acuerdo con la reglamentación que al respecto establezca el gobierno, en los términos señalados en el plan de desarrollo” 19 7.

La misma ley 223 autoriza a los Comités Departamentales de cafeteros la destinación de recursos económicos que ascienden a los quince mil millones de pesos anuales durante el período comprendido entre 1996 y 2000, para la atención y alivio de las deudas de los caficultores. Se incluirán en éste programa, aquellos caficultores refinanciados con posterioridad al 31 de

19 Ley 223 de 1995. WWW.LO223_95

htm

45

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

diciembre de 1994. De ésta manera se da mayor precisión a los aspectos considerados en las reuniones preliminares efectuadas entre delegados campesinos y miembros del gobierno nacional, durante la movilización cafetera del mes de Julio de 1995 en la ciudad de Ibagué.

El gobierno Nacional asume la responsabilidad de formular un plan quinquenal de obras que entraría a operar desde el año de 1997 hasta el 2001 para la ejecución de obras de infraestructura. En la medida en que el gobierno desembolse los recursos para las obras, los comités departamentales deberán en correspondencia liberar recursos por iguales cantidades, las cuales se destinarán al alivio y atención de las deudas de los caficultores contraídas antes del 31 de diciembre de 1994.

En concordancia con el artículo 275 de la citada ley en el que se considera el alivio y atención a las deudas, el Comité Nacional de Cafeteros procederá a gestionar la reestructuración de las deudas de los caficultores, contraídas para el ejercicio de esa actividad antes del 31 de diciembre de 1994. Finalmente se considera que mientras se reglamenta el alivio tributario para los caficultores previsto en ésta Ley, el Gobierno podrá acordar con la Banca la suspensión de las ejecuciones judiciales iniciadas contra los caficultores.

Hacia mediados de 1996, luego de realizado un paro campesino en el departamento del Huila, adelantado por cultivadores cafeteros del sur de este departamento, agremiados en la Asociación Agropecuaria del Huila Asoagraria seccional Campoalegre y Neiva, el gobierno asume el compromiso de conformar el Fondo de Solidaridad de Agropecuaria, FONSA. Mediante la ley 302 de 1996, 20 se determinan los recursos necesarios para readquisición de tierras dadas en calidad de pago a las entidades financieras acreedoras con las que los campesinos cafeteros y otros cultivadores hayan adquirido deudas, según los criterios legales establecidos para tal fin. Así mismo, se destinan algunos recursos para la condonación y subsidio de las deudas adquiridas por pequeños y medianos caficultores.

Posteriormente, la reglamentación de la ley 223 de 1995 mediante el decreto 0303 de 1996, establece los parámetros de alivio y condonación de deudas cafeteras para los medianos y pequeños productores. Dos planes de alivio se evidencian en dicha resolución: El primero, denominado plan A, considera que serán beneficiarios:

20 El artículo 3º de la Ley 302 de 1996, publicada en el Diario Oficial No. 42.848 del 2 de agosto de 1996 determina estos recursos.

46

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

“Aquellos caficultores que tuvieran deudas aun pendientes, contraídas antes del 31 de diciembre de 1994, para el desarrollo de su actividad productiva de café, siempre que el conjunto de estas obligaciones para con el Bancafé, la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero y los Fideicomisos del Fondo Nacional del Café, no exceda, en su capital original, la suma de tres millones de pesos ($3’000.000). Serán beneficiarios los caficultores a los cuales se les haya refinanciado las deudas cafeteras mencionadas en el inciso anterior, así como aquellos a los cuales su deuda conjunta, exceda antes del 31 de diciembre de 1994, de tres millones de pesos ($3’000.000), como consecuencia de la capitalización de intereses” 21 .

La política de alivio supone la condonación del 25% del capital original más los intereses a los créditos que no superen los $3’000.000. El programa B considera la condonación del 25% del capital en deudas de hasta $10’000.000 y el 2.5% de descuento para deudas superiores a los diez millones. No se consideran los intereses de mora ni la capitalización de éstos, ni tampoco su inclusión en los fondos de capital inicial, considerados como deuda total.

Los recursos destinados para el alivio de las deudas fueron descontados como anotábamos anteriormente de un porcentaje equivalente al 10% sobre dos puntos porcentuales de la tarifa vigente del impuesto al valor agregado, siendo clasificados como inversión en los rubros del Ministerio de Agricultura y en el Presupuesto General de la Nación. Como destinatario de los recursos económicos para el alivio de las deudas se asignó al Fondo Nacional del Café, con el fin de “atender y aliviar las deudas de los pequeños caficultores” 22 .

Como criterio para la asignación de los recursos y el beneficio del programa de alivio, los campesinos cultivadores de café que aspirasen a ser beneficiarios, deberían estar al día en sus obligaciones financieras con las deudas adquiridas a partir del 31 de diciembre de 1994. Como veremos más adelante, diversos factores impiden la cancelación de las deudas como el cumplimiento de las obligaciones, agudizando los procesos judiciales de cobro adelantados por las entidades financieras, en contra de los pequeños y medianos cultivadores.

Al finalizar 1996 los campesinos cafeteros han visto cómo algunos de sus problemas parecen ganar la atención del gobierno nacional, el cual - mediante disposiciones legales y la asignación de recursos económicos - procura atender por lo menos dos de los graves problemas que los aquejan: la condonación de las deudas, con algunas restricciones, así como la suspensión transitoria de los procesos judiciales de embargo. Igualmente, la apropiación de

21 Decreto Número 0303 de 1996. por el cual se reglamenta la ley 223 de 1995 en relación con la atención y el alivió de las deudas de los caficultores. Folleto publicado por Unidad Cafetera. Risaralda, 1996.

22 Ibíd.

47

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

recursos públicos para la construcción de obras de infraestructura, entre otras cosas. Sin embargo, a pesar de las medidas la crisis continua agudizándose, aumentando la incertidumbre para las familias que dependen para su subsistencia exclusivamente del cultivo del café.

Los sucesos del paro cafetero ponen de manifiesto una serie de problemas locales, regionales y nacionales propios de la producción cafetera, que afligen de manera diferencial pequeñas, medianas y grandes unidades productivas. En la siguiente parte, intentaremos mostrar de manera general algunos de los factores que se conjugan dando como resultado la crisis productiva, social y económica de la década del 90 en la economía cafetera, a través de sucesos de la dinámica nacional como de un centro de producción regional.

1.1. 2. Determinaciones Múltiples de un gran Problema:

La Crisis Cafetera. Implicaciones Locales y Nacionales.

L a crisis actual del sector cafetero y de otros renglones de la producción agraria nacional es una crisis generada a partir del manejo de políticas agrarias por parte del Estado, definidas desde la óptica de los grandes productores que tienen asiento en las instituciones cafeteras y agrarias.

Igualmente por el desarrollo y afianzamiento de políticas macroeconómicas en el marco Neoliberal, que han favorecido el capital extranjero, dejando como consecuencia el rezago de sectores de la economía nacional que no están en condiciones de competir frente a los productos extranjeros, pero igualmente a sectores sociales excluidos de las políticas estatales a lo largo del tiempo, entre ellos los pequeños y medianos productores de todos los renglones de la economía nacional. Juega papel importante en ésta situación el proceso de inversión de capital a escala rural y la consecuente proletarización y pauperización del campesinado, fruto de la descomposición de las denominadas economías campesinas, así como la pérdida de importancia del sector cafetero como base de la economía nacional.

En el marco del proceso de apertura económica y del Neoliberalismo factores nacionales e internacionales de carácter coyuntural e histórico se entrecruzan de manera simultánea para generar condiciones sociales, políticas y económicas que propician la movilización campesina, incorporando distintos aspectos con los factores de la producción cafetera así como con las

48

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

dinámicas de comercialización internacional, además del papel gremial jugado por la Federación Nacional de Cafeteros.

Desde su creación la Federación Nacional de Cafeteros estructuró sus políticas internas sobre la base de dos pilares fundamentales a saber: la Asistencia Técnica y la financiación por distintos medios del proceso productivo orientado hacia el mercado internacional. De una u otra manera estos dos aspectos se entretejen propiciando una aguda crisis en el sector, ocultada mucho tiempo por las bonanzas económicas de precios en el mercado internacional; afectando de manera diferencial a pequeños, medianos y grandes productores cafeteros del país. Entre los aspectos que contribuyen a la modificación de estos dos pilares sobre los que se estructuró la labor de la Federación se cuenta – en primer lugar – el rompimiento del pacto internacional del café, en el que los países productores encontraban un mecanismo efectivo de intervención del mercado internacional, logrando mantener una política de estabilización en los precios del grano que permitía garantizar unos precios mínimos y máximos en la compra de la producción nacional, dinamizando la economía interna y sosteniendo niveles de ingreso económico para los productores directos.

La ruptura de estos acuerdos dejó a la producción cafetera en manos de la regulación del mercado orientando éste las políticas internas y externas de la Federación Nacional de Cafeteros en cuanto hace referencia a la producción y comercialización del grano en la que juegan un gran papel el crédito productivo como la asistencia técnica. Se modifican igualmente los parámetros de comercialización dejando a los productores sometidos a los intereses particulares de una organización gremial, como a los vaivenes históricos del mercado internacional y las determinaciones de las multinacionales compradoras de esta “materia prima”.

En segundo lugar la dinámica histórica de la producción cafetera y su orientación hacia el mercado internacional, rigieron los procesos de expansión y contracción de la producción, mediados por la tecnificación del cultivo y la revolución tecnológica en la producción agrícola. De ésta manera, la asistencia técnica y la financiación de los procesos de expansión y tecnificación de la producción cafetera agenciados por el gremio se convierten en las piedras angulares sobre las cuáles se estructura el cultivo del café en el país, demandando cuantiosas inversiones de capital, además de la identificación de óptimas zonas de producción y rendimiento; generando un proceso de diferenciación social, regido por la inversión de capital, el acceso a la tecnología, la relación con las esferas decisorias al interior de la Federación y de ésta con el gobierno.

49

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

En ésta medida, la demanda de capital para el establecimiento del cultivo, el

sostenimiento de la plantación, el proceso de recolección y procesamiento, así como la posterior adecuación tecnológica de la producción y su amoldamiento a los requerimientos y condiciones del mercado internacional, propician un proceso de endeudamiento crónico, en el cual, los mayores perjudicados son aquellos que no disponen ni de condiciones de capital, ni de soportes sociales y políticos ligados al gremio cafetero y/o a otros renglones de la producción. En consecuencia, el proceso productivo los margina y excluye, dando como resultado la disminución de la producción en sus unidades

productivas, la marginación de los procesos de asistencia técnica, la acumulación de deudas y los posteriores procesos judiciales de embargo y secuestro de bienes.

Estas características generales del proceso productivo median la gestación de formas organizativas como el desarrollo de movilizaciones campesinas cuyos epicentros se dan en las zonas afectadas.

1.1.3. Las Dinámicas Organizativas en el Norte del Tolima.

L a dinámica organizativa impulsada desde uno de los centros de producción en el Norte del Tolima, al igual que lo sucedido en otras regiones del país, logra colocar en el escenario nacional una serie de problemas en los que se fueron conjugando por muchos años diversos factores, haciendo crisis en aquellas zonas donde la producción cafetera

ha

sido caracterizada como marginal.

En

otras palabras, la cadena se rompió por el eslabón más débil: Los pequeños

y

medianos productores cafeteros, ubicados en zonas marginales de

producción.

Se destacan en este sentido sectores agremiados en organizaciones de productores cafeteros, que de manera paralela a la Federación pretenden romper el monopolio ejercido por esta organización en cuanto a la comercialización del grano en el mercado nacional e internacional, así como la orientación de la producción agrícola en el sector. Por otro lado, pequeños y medianos productores aquejados por las cada vez más frecuentes bajas en los precios del café a nivel interno, fruto de los vaivenes en el mercado internacional. Igualmente por los procesos de embargo y secuestro de bienes así como por la exclusión y focalización de los mecanismos de asistencia técnica a partir del desplazamiento de la industria cafetera hacia centros de óptima producción.

50

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

En esta medida surgen organizaciones sociales de carácter gremial que intentan “representar” cada uno de los sectores sociales afectados por las políticas locales e internacionales que rigen la producción cafetera colombiana. Para el caso que nos ocupa, desde finales de la década del 80, en la zona norte del departamento del Tolima se dan expresiones organizativas que ligadas a la producción cafetera, dan cuenta del proceso de crisis que se venía gestando.

Una de las primeras expresiones gremiales, la constituye la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores Cafeteros, APEMACAFE, constituida durante la década del 80 mediante la asociación de pequeños cultivadores y jornaleros, articulada a una organización nacional en la cual toman parte sectores sindicales entre los que se cuenta el sindicato de trabajadores de la Federación de Cafeteros SINTRAFEC. Ésta se vincula a una serie de dinámicas organizativas, mediadas por problemas urbanos y rurales referidos a la prestación de servicios públicos y el cobro de tarifas, en conjunto con la Sociedad Obrera 23 y los trabajadores de las empresas públicas que tienen asiento en el municipio.

Sin tener propiamente un carácter gremial, Apemacafé agrupaba en gran mayoría pequeños y medianos cultivadores del grano al igual que otros productores agrícolas. Posteriormente, en la década del 90, se constituye el Gremio Cafetero Organizado de El Líbano como expresión local de una organización departamental denominada igualmente Gremio Cafetero Organizado del Tolima. La configuración de ésta, se basa principalmente sobre los siguientes aspectos:

a. Los abusos cometidos por los compradores particulares e incluso de la misma Federación, para el establecimiento de los precios de compra de café en el municipio, a la par de la inestabilidad en los precios de comercialización. b. La reducción en la inversión social por parte de la Federación Nacional de Cafeteros, así como en los subsidios otorgados por esta entidad para la producción cafetera. c. Los procesos jurídicos y de embargo adelantados por entidades financieras como la Caja Agraria y el Banco Cafetero, así como el secuestro de bienes.

23 Expresión organizativa surgida en la Localidad de El Líbano, durante la segunda mitad de la década del 40, que agremiaba a diversas personas vinculadas a oficios, artes y labores domésticas en calidad de trabajadores asalariados.

51

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Sobre la base de estos aspectos el Gremio Cafetero Organizado convoca la realización del primer encuentro departamental de cafeteros en la ciudad de Ibagué durante los días 26 y 27 de septiembre del año 92. En conjunto con la Coordinadora Agraria del Tolima 24 se dan a la tarea de invitar a campesinos, indígenas, estudiantes, trabajadores y demás sectores sociales a participar en el evento, cuyos objetivos girarán en torno a los siguientes aspectos:

a. “Analizar la problemática afrontada por todos los municipios cafeteros, para un acuerdo departamental en defensa de nuestro gremio cafetero de los pequeños y medianos propietarios, agregados y jornaleros.

b. Estructurar una organización departamental de cafeteros independiente de politiquerías que defiendan al caficultor, que haga funcionar los comités cafeteros y las cooperativas de caficultores.

c. Evaluar la crisis económica y el estado de endeudamiento de los campesinos ante la Caja Agraria y el Banco Cafetero, hacer un balance de los embargos y remates a pequeños y medianos propietarios y tomar decisiones al respecto.

d. Entrar en contacto con otras organizaciones campesinas del departamento y el país para estudiar la petición de muchos campesinos de hacer un paro nacional agrario.

e. Evaluar a fondo la crisis cafetera; las políticas de la Federación de Cafeteros, el arranque de café, la eliminación de subsidios, el desmonte del servicio de extensión, el despido de prácticos agrícolas, el avance de la Broca y otros aspectos.

f. Estudiar una propuesta de una condonación total de la deuda y los intereses para todos los campesinos del país.” 25

Dos grandes ejes se desprenden de las intenciones planteadas en los objetivos. El primero está relacionado con la necesidad de enfrentar de manera organizada las dificultades económicas y el inminente riesgo de perder su condición de propietarios para muchos campesinos, ante los procesos de embargo, secuestro y remate de bienes.

El segundo está ligado con la transición de las políticas referidas a la asistencia técnica como al subsidio de la producción, adelantados por la Federación de Cafeteros y evidenciado en el despido de técnicos agropecuarios como en la reducción sustancial de la inversión social en las zonas cafeteras de producción marginal. Igualmente con la financiación del proceso productivo, mediante la intermediación financiera de entidades bancarias con las que la Federación

24 Entre los objetivos de la Coordinadora Agraria del Tolima, se cuentan la búsqueda de una política agropecuaria acorde con la realidad del campo colombiano; derrotar el modelo de apertura económica; defender la integridad y funcionamiento de la Caja Agraria y del Banco Cafetero, oponiéndose a su cierre y privatización en el Tolima; detener la política de embargos, secuestros y remates impulsada por el gobierno contra los pequeños y medianos agricultores; promover la creación de una Coordinadora Agraria Nacional que organice a los agricultores del país en la búsqueda de soluciones para el campo.

25 Carta Cafetera. Gremio Cafetero Organizado del Tolima. Pág. 6-7. 1991

52

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

tiene algún tipo de vínculo comercial e institucional, además del manejo de las tasas de interés y las políticas crediticias en las que ésta tiene injerencia. Así mismo se cuenta el manejo de las entidades cafeteras que tienen directa relación con asistencia técnica y la prestación de servicios directos a los productores.

Pasado el congreso, la dinámica organizativa en la región norte del departamento del Tolima, sufre un proceso de transición, configurándose una nueva organización campesina, surgida posiblemente de la necesidad de articulación e integración de las diversas organizaciones existentes para enfrentar la problemática del sector.

existentes para enfrentar la problemática del sector. Como epicentro de éste proceso se presenta nuevamente El

Como epicentro de éste proceso se presenta nuevamente El Líbano, en el cual tuvo asiento el grupo coordinador del Gremio Cafetero Organizado del Tolima, preparador del encuentro campesino. De esta nueva etapa surge la Asociación de Pequeños y Medianos Agricultores del Tolima, ASOPEMA, la cual agenciaría el paro cafetero relatado anteriormente. A esta organización se incorporan los miembros de Apemacafé, como algunas bases sociales del Gremio Cafetero Organizado de El Líbano.

Hacia 1994, esta agremiación ha logrado constituir un sin número de comités veredales en El Líbano como en zonas aledañas, empezando su expansión hacia otros municipios, consolidándose como agremiación campesina luego del paro cafetero de 1995. Acogiendo la experiencia de las organizaciones precedentes, asume un carácter social marcado por condiciones productivas y sociales disímiles entre los productores de la zona cafetera, agremiando pequeños y medianos productores agrarios como jornaleros, agregados y beneficiarios de reforma agraria.

Entre sus objetivos inmediatos se trazan la condonación total de las deudas, capital e intereses, adquiridas por sus miembros e incluso por los campesinos en

53

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

general, quienes - sin ser productores cafeteros - se encuentran ad portas de ser embargados. 26

El carácter organizativo de esta asociación no se limita a los cafeteros exclusivamente, pues considera a productores agrarios, tratando de trascender - a pesar de tener como epicentro la zona cafetera - el carácter gremial propuesto por las asociaciones precedentes.

De esta manera, la dinámica organizativa en el Norte del Tolima permite dimensionar el problema cafetero a la luz de sus procesos y distintas etapas, como de las acciones realizadas a través de los años. Veamos ahora algunos de los aspectos cruciales de la crisis cafetera en la década del noventa, esbozados en apartes anteriores. 1.1.4. Algunos de los Aspectos que se Conjugan en la Crisis.

D esde finales de la década del 70, la caficultura colombiana empieza a sufrir los rigores del ataque de la Roya, evidenciando la debilidad y la fragilidad de la economía mono productora gestada desde hacía más de 100 años. Sin embargo éste no será el único problema a enfrentar

por parte de las entidades gremiales como de los productores y el gobierno en general. La década del 80 se inicia con los temores acerca de la expansión de la Broca en los cultivos colombianos.

Efectivamente al terminar ésta, se han infectado más de la mitad del total de hectáreas cultivadas en el país, agudizándose la situación cuando por diversos motivos el pacto de cuotas internacional -en el que tomaba parte Colombia - se rompe, dejando al libre mercado la regulación del comercio internacional como del cultivo del café en los países productores. Esta situación afectó de manera directa la producción y comercialización del grano, trasladando las consecuencias de manera directa a los productores.

Por otro lado, los procesos de tecnificación y adecuación de la producción a las demandas del mercado internacional, propiciaron grandes requerimientos de capital, suministrado a través de intermediarios financieros por parte de la Federación Nacional de Cafeteros, generando procesos de endeudamiento entre los caficultores, que sumados a las etapas de crisis desde la década del 80, obscurecen el panorama.

26 En la primera parte de este capítulo, hicimos referencia a los aspectos contenidos en el pliego esgrimido por los campesinos cafeteros en el paro de 1995. La totalidad de éstos, reflejan de una u otra manera, los objetivos organizativos de ASOPEMA.

54

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Los problemas enfrentados por la caficultura, como la disposición de políticas gremiales desde la Federación para responder a estas crisis, propician el desmejoramiento de las condiciones de producción particularmente para algunos sectores sociales caracterizados por la poca disponibilidad de capital y la dependencia exclusiva de sus ingresos de la caficultura.

Los pequeños y medianos caficultores ven disminuidos sus ingresos y por ende, su capacidad económica para responder a las obligaciones y requerimientos de las entidades crediticias; derivando en el vencimiento de cuotas y finalmente en el cobro de las deudas por parte de las entidades bancarias mediante procesos judiciales que suscitan el embargo y el secuestro de los bienes.

De manera general, estos son algunos de los aspectos cruciales característicos de la crisis cafetera en los noventa, los cuales serán desarrollados en los apartes siguientes.

1.1.4.1. Roya, Broca y Sustitución de Cafetales.

“Vino el brujo que rezaba el cafetal, se paraba en el filo y le decía al cafetero: usted señor cafetero,

y le decía,

incluya dentro de él la señora, los hijos, los animales, pollos, gallinas, marranos, porque si usted no los incluye se le mueren. Entonces el cafetero en medio de su desesperación hacia que los brujos y los hechiceros supuestamente le rezaran. Pero el cafetero no podía entrar en 40 días a la finca. Porque si entraba se moría”.

pínteme la finca en este papel. Entonces el cafetero le pintaba la finca en el papel

D esde finales de la década de los setenta hasta comienzos de los ochenta, la economía cafetera empieza a ser golpeada por una de las

enfermedades que ataca el cafeto. La Roya es conocida como una de las más grandes plagas que jamás se hubiera tenido en el país, atacando exclusivamente al renglón cafetero de la economía nacional. Este ataque evidencia la fragilidad de la economía Colombiana dependiente entonces del Monocultivo del café y más aun pronostica los graves problemas a que se verán enfrentados los caficultores colombianos dependientes para su sustento,

exclusivamente de este producto.

55

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Los procesos de investigación y experimentación desarrollados por la Federación Nacional de Cafeteros arrojan una variedad resistente al paloteo 27 que ocasiona la Roya, denominada Variedad Colombia, trazándose desde entonces una política cafetera de sustitución de la especie cultivada: el reemplazo del café tradicional (Arábigo) - cultivado desde el inicio de la caficultura en Colombia - por la nueva especie. Este cafeto para la producción óptima no requiere de sombríos y demanda una mayor cantidad de insumos y abonos; también empieza a producir luego de cuatro años de sembrado, significando para el caficultor un período muerto en términos de utilidades, mas no de inversión.

La sustitución de variedades hace parte igualmente de un proceso de tecnificación y mejoramiento de la producción propio de los paquetes de la revolución verde, procurando ampliar no sólo la cantidad producida sino el área sembrada y la densidad de árboles por hectárea.

Los procesos de tecnificación involucran igualmente una variedad de café diferente a las dos mencionadas. El café Caturra, planta de menor tamaño que el Arábigo y que el variedad Colombia, es implantado en el marco de la tecnificación productiva. Este cafeto, por sus características productivas, favorece una mayor densidad de plantas por hectárea.

A partir de la década del 70 se inició un proceso de recuperación de los precios de exportación del café colombiano, motivados principalmente por las heladas ocurridas en el Brasil en los años 1969

y 1972. Como resultado de esa coyuntura se produjo un impulso para las nuevas siembras y la

renovación y mejoramiento de los cafetales. Simultáneamente en esos años se inicio la difusión de una tecnología caracterizada por nuevas variedades, altas densidades de siembras, uso intensivo

de fertilizantes, todo lo cual determina altas productividades por hectárea”. (Junguito:79;60).

Si antes se cultivaban en una hectárea 1000 árboles de arábigo ahora se siembran 8000 de Caturra. La productividad se aumenta en 50 %, disminuyendo en directa proporción la calidad del producto. Similar al variedad, este cultivo requiere de mayor inversión productiva. Para tener óptimas condiciones de producción, el Caturra requiere exposición directa a los rayos del sol, al igual que la variedad Colombia.

La Federación Nacional de Cafeteros, mediante intermediarios financieros entre los que se cuentan el Banco Cafetero y la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero y con recursos provenientes del Fondo Nacional del Café, implementa políticas de crédito con el objeto de que los productores sustituyan sus antiguos

27 Caída de las hojas del cafeto, por efectos de la Roya.

56

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

cafetales en el marco de los programas de tecnificación de la producción y control de la Roya; además para que adquieran nuevos recursos productivos y hagan adecuaciones técnicas en sus centros de producción, aumentando su capacidad instalada y el capital fijo invertido en el cultivo, favoreciendo la ampliación del área sembrada y el incremento de la producción.

Cabe anotar que este proceso de expansión del cultivo en el país, se desarrolla en períodos de bonanza, siendo su mayor impulso durante los años comprendidos entre 1977 y 1979. El incremento de precios en el mercado internacional, así como el ingreso de divisas al país, propiciaron un sobredimensionamiento de la capacidad productiva cafetera, el cual - sumado

a la escasez del producto en el mercado internacional - favoreció el

desembolso de recursos económicos por parte de la Federación Nacional de

Cafeteros.

Mediante el establecimiento de líneas de crédito se financió el proceso de expansión del área sembrada en el país. Sin embargo, al desmejorar las condiciones en el mercado internacional luego de la década del 80, se suspenden significativamente los créditos y empieza un proceso de contracción en la superficie sembrada mediante la erradicación de cultivos. Sobre esto volveremos más adelante.

Como resultado de estos procesos de tecnificación y sustitución de variedades, se arrasan todos los sombríos existentes en los terrenos de cultivo, se deterioran los colchones hídricos, se resecan y erosionan los suelos disminuyendo la productividad y aumentándose los costos de producción para el campesino. Los denominados sombríos no eran más que árboles frutales, cultivos de plátano, yuca, guayaba, mango y en general una serie de productos que contribuían al autoabastecimiento de la unidad productiva, permitiéndole soportar a los campesinos las épocas de crisis en la comercialización del café. Al acabar con estos productos se destruye la diversificación de cultivos existentes y se condena al pequeño productor a depender del monocultivo.

se condena al pequeño productor a depender del monocultivo. La hace de las suyas, la calidad

La

hace de las suyas, la calidad del café disminuye y simultáneamente decrece de manera considerable la producción en la pequeña propiedad. En estas condiciones, son cerrados los créditos y se inicia un

sustitución es un proceso lento y mientras tanto la Roya

crítico período para los productores: créditos disminuidos, endeudados por los procesos de tecnificación y adecuación de las tierras y sin

57

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

posibilidades favorables para la producción ni comercialización. La Federación modifica sus políticas ante el desmejoramiento de la calidad, adquiriendo difícilmente las cosechas. El panorama para los pequeños productores de café no es muy alentador.

Luego de la crisis de la Roya y su posterior control, a finales de la década de los ochenta llega un nuevo problema para el sector cafetero: La BROCA 28 . A pesar de tener antecedentes del problema desde la década del treinta, la falta de preparación tecnológica para enfrentar este problema y la inasistencia técnica, brindan condiciones favorables para que este “animalito” se extienda indiscriminadamente por todo el país.

Para el año de 1996, se encuentran contaminadas con Broca aproximadamente 500.000 hectáreas, de un millón cultivadas. Consecuencia de lo anterior, desmejora aun más la calidad del grano, sumado este hecho a la disminución del precio en el mercado internacional y a la posterior ruptura del pacto internacional del café, así como la ineficiente intervención gubernamental para beneficiar a los productores del grano. La Comercialización internacional queda sometida a la voluntad de los países consumidores y de las multinacionales tostadoras de café y productoras de otros bienes cuya materia prima es el café, tales como Nestle y General Foods entre otras.

28 En la Revista Cafetera de Colombia No 23, Volumen III de Febrero de 1931, se hace referencia en siguiente documento citado, al problema de la Broca y sus posibles consecuencias para el país: Comunicación dirigida por la Federación Nacional de Cafeteros a los Ministerios de Industrias y Hacienda y Crédito Público. Señor Ministro. Con bastante frecuencia recibe la Federación informaciones relacionadas con la aparición de plagas en las plantaciones de café de otros países, las cuales causan graves perjuicios en éstas, y requieren, para combatirlas enormes esfuerzos en dinero y en organización. Una de aquellas plagas, quizá la más temible, es la del stephanoderes o “Broca” del café, que después de haber extinguido considerables plantaciones de café en África ha minado una parte importante de los cafetales del Estado de Sao Paulo en el Brasil, requiriéndose, para tratar de disminuir sus perjudiciales efectos y evitar la contaminación de las plantaciones sanas, las costosas medidas mencionadas por el señor Cónsul de Colombia en Sao Paulo en el primer informe muy interesante que nos permitimos enviar con la presente a S.S. En atención a la gravedad de los diversos informes a que hacemos referencia, nos permitimos sugerir a S.S. la

conveniencia de que el gobierno nacional dicte las medidas que considera más eficaces a efecto de obtener un perfecto control sobre los cafés extranjeros que se introduzcan al país, en el sentido de establecer que tales productos deben ser tratados por los sistemas científicos de desinfección a fin de evitar los perjuicios que se ocasionarían a la industria cafetera del país en el caso de que tales cafés vinieran contaminados con algunas de las plagas o enfermedades a que hacemos referencia. De otra manera, el país estará constantemente expuesto a los peligros inherentes a la posibilidad de un contagio en sus plantaciones de café, que venga a perjudicar gravemente este importante renglón de la riqueza nacional. Anticipamos a S.S. nuestros agradecimientos por la atención que indudablemente merecerá la presente, y con sentimientos de distinguida consideración, nos suscribimos de S.S. muy atentos servidores, Federación Nacional de Cafeteros. MARIANO OSPINA PEREZ. Gerente.

58

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Entre las políticas de alivio efectuadas para el control de la Broca, se cuenta el subsidio entregado por el gobierno nacional, compuesto por una cuota semestral 29 para la adquisición de veneno. El monto del subsidio es de $80.000 por hectárea sembrada para el control de la enfermedad. Sin embargo, el costo total por hectárea es de $180.000.

Otro elemento fundamental es la declaratoria de “Zonas Marginales” para el cultivo del café, las cuales - según la Federación Nacional de Cafeteros - están ubicadas entre los 1300 y 1700 m.s.n.m. 30 Para estas zonas se suspende la asistencia técnica, basada esta determinación en la delimitación de la frontera cafetera a zonas de óptimo rendimiento para justificar la inversión que con miras a la tecnificación del cultivo se haga; además para sostener competitividad en el mercado internacional. Decisión ésta tomada en el seno de la organización gremial y enmarcada en los procesos de modernización de la caficultura en Colombia y del Plan Nacional de Política Cafetera definido desde 1969 31 .

Desde 1981, las veredas menos desarrolladas en el municipio de El Líbano son marginadas completamente de la prestación de servicios por parte de las entidades financieras como de las entidades de asistencia técnica, haciéndose una selección cada día mayor de los interlocutores. La reglamentación del servicio de extensión rural del municipio excluye las explotaciones cafeteras de las zonas marginales, es decir zonas no óptimas bioclimaticamente. 32

Los cultivadores de estas zonas se pueden beneficiar de algunos programas de diversificación tales como el cultivo de caña de azúcar y cacao. Hasta el año de 1992 tan solo 33 de los 1704 agricultores registrados por este servicio habían introducido mejoramientos en sus cafetales, indicando que el 75% de los productores no lo habían hecho. El acceso a la tecnología y la utilización de este proceso de diversificación demuestran claramente la situación y aportan un elemento capital a la diferenciación social de los productores (Franco y Otros).

La llamada política de diversificación, entendida no como el cultivo de nuevos productos al interior de las plantaciones de café, sino como la dedicación del “excultivador” del grano a otra actividad agrícola, es la que se empieza a perfilar en las zonas cafeteras de producción marginal. Otro aspecto de capital importancia desarrollado más adelante, está relacionado con el hecho de que

29 $40.000 en julio y $40.000 en diciembre.

30 Errazuriz María. Cafeteros y cafetales de El Líbano. Op. Cit.

31 Ibíd.

32 En las franjas ubicadas entre los 1300 y 1700 msnm.

59

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

los cultivadores empiezan a ver arriesgada la posesión de sus predios y su carácter de propietarios ante los procesos de embargo y secuestro de bienes.

“Lo que no se tuvo en cuenta es que la mayoría de las personas ubicadas en estas regiones son pequeños y medianos productores, propietarios de pequeñas parcelas, que ante la declaratoria de zonas marginales no volvieron a recibir asistencia técnica de la Federación ni mucho menos políticas crediticias por parte del sector financiero a nivel agropecuario; fuera de esto se propone que hay que desestimular el cultivo del grano en estas zonas, ya que se produce de menor calidad y es donde más fácil se propaga la Broca” 33 .

La crisis social generada por esta política había desplazado hasta el año de

1996 cerca de 85 mil familias que antes eran productoras de café, teniendo en

cuenta que de este cultivo dependen alrededor de 350 mil familias en toda la zona cafetera. “Sumado a esto tenemos el recorte que en materia de inversión social en las zonas cafeteras ha dejado de hacer la Federación Nacional de Cafeteros. Entre 1989 y 1992 se redujo en un 50% la inversión social en los departamentos” 34 .

1.1.4.1.1. De la Tecnificación al Endeudamiento, los Embargos y el Secuestro de Bienes.

O tro elemento fundamental que se cuenta dentro de la actual problemática afrontada por los pequeños y medianos productores de la

zona cafetera es el de los procesos judiciales de embargo adelantados por entidades crediticias tales como la Caja de Crédito Agrario y el Banco Cafetero entre otras. Estas entidades financieras ante la incapacidad de pago por parte de los deudores han iniciado este tipo de acciones con el objetivo de recuperar la cartera morosa y sanear financieramente los bancos para su privatización. 35

Propietarios de fincas que oscilan entre 3 y 10 hectáreas enfrentan deudas de hasta cinco y diez millones de pesos incluidos capital e intereses; deudas que antes eran de $15’000.000, con los procesos de refinanciación y la crisis económica han ascendido a sumas de hasta veinticinco y treinta millones,

incluidos capital e intereses. La imposibilidad para cancelar las deudas, que en

1996 ascendían a trescientos mil millones de pesos, impiden a los caficultores

33 SÁNCHEZ Oscar. Documento inédito acerca de la crisis cafetera. s.f.

34 ERRAZURIZ María. Crisis de la caficultura y su impacto social. En: Análisis Político No. 20. Septiembre- Diciembre de 1993.

35 Éste es el caso particular del banco Cafetero y de la Caja Agraria, entidades de carácter público, las cuales, en el marco de proyectos de privatización, pretenden ser vendidas al capital internacional, requiriendo para ello el saneamiento de su cartera morosa así como la recapitalización de sus recursos.

60

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

acceder a nuevos créditos e invertir en nuevas cosechas. Los medianos y pequeños productores representan para esta época el 86% de los deudores y el 36% del total de la deuda.

Al destinar la totalidad de la producción para la cancelación de la deuda, los ingresos para el productor son nulos. Ante esta situación se opta por no pagar en el banco acumulándose las cuotas atrasadas, pero dejando dinero para fertilizar, desyerbar, pagar trabajadores y hacer mercado. La dinámica del sistema financiero ha permitido que el capital inicial de las deudas adquiridas por los campesinos sea incrementado de manera exorbitante, en la medida en que los intereses de mora se suman al capital inicial, siendo liquidados permanentemente como capital original. De esta manera, las deudas crecen gradualmente duplicando rápidamente el capital inicial.

Los intereses entonces se van sumando, apareciendo cada vez como capital inicial, obedeciendo a lógicas de usura propias de cualquier prestamista. Para 1996 la tasa de interés era del 40% anual. En el departamento del Huila el 90% de los campesinos estaban refinanciados, es decir endeudados sobre un pagaré de todas las deudas anteriores. De $5’000.000 hace un año (1995) pasaron a deber $25’000.000 o $30’000.000 siendo pequeños cultivadores 36 . Gustavo Orellanos es un mediano caficultor en el municipio de El Líbano. Era propietario de una finca de 22 hectáreas cultivada 90% con café tecnificado. A diciembre 20 de 1991 tenía una deuda de $928.000 con la Caja de Crédito Agrario. Sumados los intereses correspondientes así como de refinanciación, la deuda ascendió a $1’200.000, registrando un incremento del 18,3% sobre el capital inicial en el mismo año.

Con la solicitud de otros préstamos y los procesos de refinanciación al finalizar 1991 su deuda ascendía a $17’507.248. Refinanciando nuevamente su crédito y aceptando la liquidación de intereses sobre la deuda anterior, firma un pagaré por $24’000.000; su deuda final para éste año ascendió entonces a $41’707.648. El solo pagaré firmado por la refinanciación en 1991, a marzo 22 de 2000, asciende a $123’410.435. Es decir un incremento del 208.5% sobre el capital inicial. Por esta deuda su predio rural en enero de 1995 fue sometido a solicitud de remate por parte de la entidad financiera. En febrero 28 de 1995 empieza el proceso de remate sobre el 70% de su valor total. Ante la imposibilidad de ser comercializado, se reduce a 50% el porcentaje de venta sobre su precio.

36 El Movimiento Campesino del Huila. Ibíd.

61

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

En el mes de octubre de 1997 el predio no ha sido rematado, siendo reducido el porcentaje de venta al 40%, sosteniéndose hasta julio de 1999 época en la cual no había sido vendido 37 . El caso de este

productor cafetero es apenas uno de los que se viven en el Norte del Tolima y en otras regiones del país. Veamos esta situación a la luz de la información obtenida en El Líbano para la década del 90. Solamente en el municipio de El Líbano, para el año 95 fueron entregados por parte del Banco Cafetero a cobro jurídico 26 procesos por un valor de 64,8 millones de pesos. En 1997 asciende a 90 por un valor de 267 millones y en 1999 a 129, por un total de 439 millones de

pesos 38 (Gráfico No.1).

Procesos entregados a cobro jurídico Bancafé 1995-99 Localidad de El Líbano

150 100 50 0 1995 1997 1999 Años Número de Procesos
150
100
50
0
1995
1997
1999
Años
Número de
Procesos
Procesos de cobro jurídico

Procesos de cobro jurídico

Gráfico No. 1

Si intentáramos una aproximación al monto de las deudas por las cuales empiezan a ser embargados los predios, a través de los datos obtenidos, y siendo conscientes de que la información no corresponde al promedio de las deudas para cada uno de los años, tendremos que - si dividiéramos el monto total de las deudas por el número de procesos - podríamos observar que para 1995 las deudas pueden oscilar alrededor de los 2,4 millones de pesos, mientras que para 1997 en torno a los 2,9 millones y en 1999 aproximadamente a los 3,4 millones.

Observemos cómo para el año de 1999 se incrementa el número de procesos de cobro jurídico, sin indicar aun cuántos de estos entran a ser ejecutados mediante el remate o el secuestro de los bienes. Desde comienzos de la década del 90 se empiezan a evidenciar entonces las consecuencias del endeudamiento crónico y de las permanentes medidas de refinanciación.

En 1991 la Caja de Crédito de Agrario Industrial y Minero empieza a adelantar procesos judiciales de embargo y secuestro de bienes. A mayo de este año se adelantaban 77 procesos judiciales de embargo por deudas que oscilaban entre los $40.000 y los $3’320.000. Este hecho se relaciona con la suspensión de los créditos y el desembolso de recursos económicos por parte de las entidades

37 La información acerca del incremento de la deuda referenciada en este capítulo, fue suministrada por el afectado

en entrevista efectuada en el municipio de El Líbano. Agosto de 2000.

38 Datos suministrados por la Oficina de Cobro Jurídico del Banco Cafetero. Ibagué, Agosto de 2000.

62

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

financieras, en virtud de la contracción de la producción establecida como política por parte de la Federación Nacional de Cafeteros como estrategia de largo plazo ante la ruptura del pacto internacional del café. Sobre esto volveremos más adelante. Entre agosto y septiembre de 1992 el Gremio Cafetero Organizado de El Líbano manifestaba su preocupación ante el incremento del embargo de bienes:

“Nos preocupa que en el mes de agosto y septiembre de 1992 la Caja Agraria embargó más de 50 fincas y casas urbanas, y el Banco Cafetero, embargó más de 70 propiedades y entre ambas entidades tienen más de 1000 inmuebles en lista de ser embargados en este año en el solo municipio de El Líbano” 39 .

Esta situación trató de ser enfrentada por las entidades financieras mediante el desarrollo de programas conducentes a la recuperación de cartera vencida en las denominadas zonas especiales. Hacia el mes de noviembre de 1992 se empieza a desarrollar este programa en la localidad de El Líbano por parte de la Caja Agraria. En la localidad referida el 43.1 % del total de la cartera morosa de esta entidad (3.803 millones de pesos), se encontraba vencida. El número de obligaciones ascendía a 4.086, de las cuales el 44% estaban vencidas.

La tendencia al vencimiento de cuotas y a la morosidad de las deudas, según la gerencia de la Caja Agraria, tendía a superar el 50%. Entre los factores a los cuales se atribuye el incremento de morosidad se cuenta la baja en la producción cafetera relacionada con el ataque de Broca así como los bajos estímulos a la producción, propiciando en consecuencia el aumento del desempleo rural y urbano además del subempleo urbano y la delincuencia.

El desestímulo a la producción, particularmente en zonas marginales, se relaciona de manera directa con las políticas gremiales de la Federación y la contracción de la producción cafetera. Este fenómeno afecta de manera directa la generación de ingresos para las familias campesinas dependientes exclusivamente del cultivo del café, redundando en el vencimiento de cuotas y en crecimiento de la deuda a raíz de la capitalización de los intereses de mora.

39 Gremio Cafetero Organizado de El Líbano. Boletín Cafetero No. 1. Líbano, Octubre 2 de 1992.

63

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

La difícil situación social y económica se evidencia, según el informe de la entidad financiera, en que semanalmente en el municipio mueren entre 4 y 5 personas, dando cuenta de la inseguridad y la delincuencia generadas por el desempleo. Por otro lado, las difíciles condiciones de producción se complementan con los fenómenos de variación

climática propiciados por el denominado “fenómeno del niño” a comienzos de la década

del 90. La disminución en el régimen de lluvias y los

largos períodos de sequía redundaron en la baja de productividad y la reducción del volumen de

cosecha por hectárea. A estos hechos se suma la variación en los precios por carga de café pergamino en el mercado nacional a raíz del rompimiento del pacto internacional del café.

Variación del precio interno del café 1980 – 1989

(Tabla No. 1)

   

Precio

Fecha

/Año

Trim.

Interno

Carga $

1980

I

8305.00

IV

8888.33

1982

I

10450.00

IV

12100.00

1984

I

14400.00

IV

16650.00

1986

I

30750.00

IV

40083.00

1988

I

45800.00

IV

53666.00

1989

I

55000.00

IV

64682.00

Fuente: Debates de Coyuntura económica No. 15. Op. Cit.

Mientras se sostiene el pacto internacional de cuotas, los precios del café en el mercado interno experimentan incrementos porcentuales hasta del 133%, como sucede entre el cuarto trimestre de 1980 y el primer trimestre de 1982, duplicándose en los años siguientes (Tabla No. 1).

A partir

rompimiento, los precios de comercialización en el mercado internacional decaen, afectando la dinámica comercial del café en el país; propiciando la caída de precios y el consecuente desmejoramiento de los ingresos directos de

los productores, a pesar de los precios de sustentación mantenidos durante algunos años, los cuales generan el incremento de los precios nominales, mas no de los precios reales.

de

1988,

en

los

preámbulos

del

En consecuencia, la diferencia entre precios nominales y reales, en

comparación con el creciente aumento de los costos de producción, propicia la generación de pérdidas y la baja en el poder adquisitivo de los productores cafeteros, afectando no sólo las condiciones de vida en el campo, sino igualmente en los centros urbanos, dependientes de la dinámica económica y productiva de los productos predominantes en la región, en este caso del café.

Por otro lado, la expansión de la Broca y la mancha de hierro que afectan

zonas de El Líbano, particularmente veredas como el Tesoro, La Honda y la Primavera, contribuyen a agudizar el desmejoramiento de las condiciones de

64

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

producción agrícola 40 . Fincas que producían aproximadamente 1000 cargas de café, reducen su producción entre 100 y 80 cargas, a su vez, las pequeñas parcelas que producían entre 80 y 50 cargas suministrando recursos económicos exclusivamente para vivir, se caen totalmente. En comunicación enviada por la Vicepresidencia de Operaciones Bancarias al presidente del Gremio Cafetero Organizado de El Líbano se les comunicaba que la Caja Agraria en el marco del plan de recuperación de cartera morosa en las denominadas zonas especiales, autoriza la reestructuración de los créditos redescontados en FINAGRO para los cultivos de café, algodón, maíz, sorgo, arroz y otros cultivos, para aquellas deudas vencidas entre el 1º de enero y el 30 de Noviembre de 1992 41 .

Las políticas de recuperación de cartera morosa emprendidas por las entidades financieras se ven reforzadas por medidas legislativas adelantadas por el gobierno nacional hacia el año de 1993. Mediante la expedición de la ley 34 de 1993 42 , se autoriza la refinanciación de deudas para productores cafeteros, arroceros y otros renglones de la producción agraria.

Las refinanciaciones se harán hasta por un plazo máximo de cinco años (5) y un período de gracia de hasta tres (3) años, contados a partir de la fecha de vencimiento de las obligaciones actuales. Sin embargo, una vez refinanciada la deuda (capital más intereses causados), el primer abono de intereses no podrá exigirse antes de un año” 43 .

Los deudores beneficiarios de esta política serían aquellos que hubieren contraído deudas antes del 15 de septiembre de 1992, exceptuando aquellas vencidas con anterioridad al 1º de enero de 1991. El período máximo establecido para acogerse a éstas medidas se establecía entonces hasta el 31 de diciembre de 1993.

En términos generales, las consideraciones efectuadas en la ley de refinanciación incorporan parámetros establecidos por las entidades financieras, considerando la refinanciación de deudas vencidas entre 1991 y 1992, es decir apenas un año. Es de anotar cómo las políticas de refinanciación, si bien contribuyen a la suspensión de los procesos judiciales de embargo en contra de los deudores, también permiten a las entidades crediticias la

40

Oficio enviado por el Gerente Departamental (seccional Tolima), de la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero Francisco Serrano Gil, a la Vicepresidencia de Operaciones Bancarias en Santa Fe de Bogotá. Ibagué, Noviembre 18 de 1992.

41

65
65

Mediante resolución número 012 del 26 de octubre de 1992, la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario autoriza la reestructuración de los créditos bancarios para deudores vencidos hasta 1992.

42 Reglamentada por el decreto 233 del 3 de febrero de 1993.

43 Ley 34 de 1993. Diario oficial No. 40.710. Enero 7 de 1993.

por el decreto 233 del 3 de febrero de 1993. 4 3 Ley 34 de 1993.

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

recuperación de cartera morosa y la disposición de recursos económicos suministrados por el Estado, los cuales reducen el impacto económico causado por la acumulación de bienes inmuebles que no se pueden comercializar.

Igualmente prolongan en el tiempo la deuda de los campesinos, alargando la agonía del vencimiento de cuotas ante el desmejoramiento creciente de las condiciones de producción para pequeños y medianos productores. Esta situación se verá reflejada en el incremento de los procesos de embargo en años posteriores, como en las movilizaciones campesinas de productores cafeteros, efectuadas en los años 95, 96 y 97. Motivados por las políticas de alivio a deudas de productores cafeteros, cientos de campesinos se presentan ante las entidades financieras con el fin de reestructurar sus deudas y lograr en el corto plazo, la suspensión de los procesos de cobro jurídico y de embargo 44 .

De 274 45 solicitudes de refinanciación presentadas en El Líbano ante la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero y el Banco Cafetero, el 100% corresponde a predios rurales cuyas extensiones sembradas en café, oscilan entre las 0.5 y las 28 hectáreas. En otras palabras, pequeños y medianos cultivadores cafeteros. El total de capital asignado entre las dos entidades financieras para las refinanciaciones, incluidos recursos propios y de capital aportado por el Estado, asciende aproximadamente a $593.000.000, distribuidos en deudas que oscilan entre los $100.000 y los $27’000.000 para el caso de la Caja Agraria y entre los $100.000 y los $7’500.000 para el Banco Cafetero.

En lo que respecta a la Caja Agraria, podemos observar solicitudes de refinanciación superiores a los 20 millones de pesos para predios cultivados entre 15 y 28 hectáreas de café. La mayor participación porcentual como podemos observar, la tienen los predios menores de 10 hectáreas, representando en conjunto cerca del 88,42% del total de las solicitudes de refinanciación (Tabla No. 2).

44 Las dificultades para acceder a información relacionada con deudas y procesos de refinanciación en la localidad, se presentan en la medida en que las entidades financieras suministran información de manera exclusiva al interesado. En consecuencia la información consignada de aquí en adelante considera un universo de 1255 deudores que corresponden a un total de 1655 obligaciones en diferentes entidades financieras. El universo se construye a partir de la comparación de algunos listados de deudores que nos suministran información acerca de los montos de capital, la extensión de los cultivos y los períodos de vencimiento y refinanciación. El total de deudores se obtiene luego de cruzar listados correspondientes a los años de 1993, 1996, 1997 y 1999. La diferencia entre el número de deudores y el de obligaciones, obedece sencillamente a que 351 personas tienen más de una obligación financiera en uno o varios años. Los datos globales son suministrados por Gustavo Orellanos, dirigente durante varios años del Gremio Cafetero Organizado de El Líbano.

45 Este número corresponde al total de la muestra estudiada para el presente trabajo durante el año de 1993. Las solicitudes corresponden a la Caja Agraria y al Banco Cafetero.

66

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Solicitudes de Refinanciación, Rango de hectáreas cultivadas en café y de deuda

Caja Agraria Localidad de El Líbano 1993 (Tabla No. 2)

   

Rangos de deuda miles de pesos

     
 

Rango

has.

Cult.

100,001

a 500,000

500,001

a

1,000,001

a

2,000,001

a

5,000,001

a

10,000,001

a

Mayor de

20,000,000

Total

general

% del

Total

 

1,000,000

2,000,000

5,000,000

10,000,000

20,000,000

0

y – 3

8

8

5

7

2

   

30

24,79%

3

y – 5

3

4

15

13

3

   

38

31,40%

5

y – 10

4

7

6

11

6

4

1

39

32,23%

10

y - 15

 

1

1

4

2

2

2

12

9,92%

15

o más

         

1

1

2

1,65%

Total

                 

general

15

20

27

35

13

7

4

121100,00%

Para el caso de las solicitudes de refinanciación en el Banco Cafetero, sólo el 20,8% de los formularios suministra información acerca del monto de la deuda. Sin embargo, podemos observar que en su mayoría son predios que no exceden las 15 hectáreas de cultivo, siendo la máxima extensión de 28 hectáreas.

Al igual que las solicitudes presentadas ante la Caja de Crédito Agrario, abarcan en su mayoría pequeñas y medianas extensiones, siendo los predios menores de 10 hectáreas cultivadas en café los de mayor participación porcentual en el número de solicitudes estudiadas (Tabla No. 3).

Solicitudes de Refinanciación, Rango de hectáreas y de deuda Banco Cafetero Localidad de El Líbano 1993

(Tabla No. 3)

 

Rango

Has.

   

Rango deudas Bancafé en miles de pesos

 

Deudores

100,001

500,001

1,000,001

2,000,001

5,000,001

Total

% del

cultivadas

sin infor.

a

a

a

a

a

general

Total

500,000

1,000,000

2,000,000

5,000,000

10,000,000

0 y – 3

42

4

4

3

2

 

55

20,0%

3

y – 5

79

6

5

2

2

 

94

34.3%

5

y – 10

70

 

9

5

8

2

94

34,3%

10

y – 15

16

 

1

1

1

1

20

0.7%

15

o más Has.

10

       

1

11

4,01%

Total general

217

10

19

11

13

4

274

100,00%

67

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

El predominio de pequeñas y medianas estructuras productivas en la región obedece particularmente, entre otras cosas, a los procesos de descomposición de estructuras hacendatarias a lo largo del tiempo y a la consolidación de un modelo productivo, luego de la violencia, basado en la estructura de propietarios y en medianas extensiones. Estos aspectos serán desarrollados en la segunda y tercera parte de este trabajo.

Por lo pronto el decreto 233 de 1993, reglamentario de los procesos de refinanciación, considera por un lado las causales de la aprobación de ésta, con un período máximo de 5 años, incluidos dos años de gracia, para los deudores que se acojan a éstas medidas. La misma reglamentación ofrecía la posibilidad para que los campesinos con más de una obligación financiera cobijada dentro del lapso de tiempo establecido, se acogieran a la refinanciación. De esta manera, deudas adquiridas tanto con la Caja Agraria, como con el Banco Cafetero son refinanciadas hasta el plazo establecido. Su vencimiento hacia el año de 1998, traería nuevamente la realidad del embargo para muchos de los productores acogidos a esta política.

Antes de continuar es importante resaltar las causales mediante las cuales se podía acceder como beneficiario a la refinanciación del crédito. Los Cuatro principales factores de refinanciación, se relacionan con tres de los aspectos cruciales de la crisis cafetera en la década del 90. El primero de ellos hace referencia a los problemas climáticos generados por el fenómeno del pacifico, así como el fuerte verano y la disminución de lluvias.

En segundo lugar se ubican los problemas fitosanitarios causados por la expansión de la Broca como por la mancha de hierro. En tercer lugar encontramos aspectos relacionados con la comercialización del grano, la disminución de precios en el mercado nacional así como los altos costos de producción. Finalmente en el primer grupo se destacan igualmente en los formularios analizados, la solicitud de refinanciación para la renovación y/o diversificación de las plantaciones de café durante los años 93 y 94, coincidiendo con las políticas de “erradicación de cultivos” emprendidas por la Federación de Cafeteros.

En un segundo grupo se ubican aspectos tales como calamidad doméstica, gastos familiares relacionados con la educación de los hijos y el sostenimiento del núcleo familiar. Igualmente la pérdida de la propiedad a causa del embargo o secuestro del inmueble.

Cada uno de estos afecta de manera directa los ingresos del productor, redundando en la destinación de sus ingresos para suplir los gastos de control

68

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

fitosanitario en el cultivo, o en otros para cubrir los altos costos de producción. Con los problemas climáticos sufridos durante los primeros años de 1990, la producción cafetera disminuyó considerablemente, reduciendo los ingresos del caficultor y en consecuencia, limitando las posibilidades para el cubrimiento de las obligaciones financieras.

En El Líbano, de las 274 solicitudes estudiadas, el 45,05% corresponde a factores relacionados con problemas climatológicos como con dimensiones referidas a la expansión de la Broca y la mancha de hierro, así como las dificultades de comercialización. El segundo factor motivador de las solicitudes se compone de todos los elementos, combinando problemas de orden fitosanitario, climático, comercial y personal.

En esta medida, las calamidades domésticas y los gastos de sostenimiento en el núcleo familiar se presentan complementarios a la necesidad de disponer de los recursos económicos para diversificar la producción o renovar el cultivo, así como el requerimiento de dinero para el control de la Broca y la mancha de hierro. Este grupo representa el 39,19% de las solicitudes.

En tercer lugar se ubican productores que solicitan el nuevo crédito en función de aspectos personales exclusivamente, bien por haber perdido su predio, 0,73%; calamidad doméstica, enfermedad, accidente, incendio o vendaval, 2,56%; así como gastos para el sostenimiento del núcleo familiar, 1,10%.

Si bien las motivaciones personales relacionadas con la destinación de recursos económicos para sortear las responsabilidades familiares no son un porcentaje considerable, si dejan entrever las dificultades económicas de algunas familias para percibir excedentes económicos que les permitan subsistir.

Por otro lado, a pesar de existir varias causales para la solicitud del crédito, en cada una de ellas se enuncian los factores climáticos, fitosanitarios y comerciales, siendo ésta la posible estrategia utilizada por los campesinos para reducir - al menos por un tiempo - el riesgo de embargo o secuestro del bien, así como para garantizar algunos recursos económicos en momentos de crisis, a sabiendas de que su situación financiera se agravará en el futuro (Tabla No. 4).

69

De Café a Oscuro: Conflicto Social y Producción Cafetera en el Norte del Tolima. El caso de El Líbano.

Motivos de solicitud para refinanciación de deudas cafeteras Localidad de El Líbano 1993

(Tabla No. 4)

 

Rango hectáreas sembradas en café

Motivo refinanciación

           

%

0 y -

3

3 y -

5

5 y - 10

10 y -

15

15

o más

Total

general

del

Total

1*, 2** y 3***.

30

41

38

8

6

123

45,0

Calamidad doméstica:

             

Enfer; Accid; Incen; Venda; 1,2 y 3.

5

14

10

2

31

11,3

Diversificación de la producción. 1,2 y 3.

4

1

3

   

8

2,56

Embargo y Secuestro. 1,2 y 3.