Sei sulla pagina 1di 12

CURSO BÁSICO DE LA DOCTRINA CRISTIANA

Richard D. Silvera

CURSO BÁSICO DE LA DOCTRINA CRISTIANA Richard D. Silvera como nunca antes la fe cristiana se

como

nunca antes la fe cristiana se ha vuelto nebulosa indefinida y propicia para la introducción de toda clase de herejías Necesitamos definir mejor nuestra fe

1

Curso básico de la doctrina cristiana Richard Silvera

-derechos reservados-

2

CURSO BASICO DE LA DOCTRINA CRISTIANA

Introducción

Son pocos los cristianos que definen sus convicciones de forma esmerada y sistemática. Un concepto aquí y otro allá unidos a veces por un grupo inestable de experiencias de vida, son por lo general toda la fe y doctrina que muchos cristianos poseen. Por eso, como nunca antes la fe cristiana se ha vuelto nebulosa indefinida y propicia para la introducción de toda clase de herejías. No ha de extrañarnos el hecho de que tantas falsas doctrinas se hayan introducido en la Iglesia; era inevitable puesto que los cristianos del siglo XXI, no pueden siquiera definir ordenadamente su fe y creencias. Adoptaremos un camino diferente al de la tendencia popular. Por eso continuaremos en nuestro programa de estudios teológicos, definiendo y desarrollando por lo menos básicamente la fe cristiana.

1 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE LA BIBLIA

No podemos confiar como fuente de autoridad e inspiración divina en los credos, el pensamiento de la

mayoría de la Iglesia, las experiencias personales con Dios, la lógica y razón humana, la opinión del líder o autoridad eclesiástica del momento, etc. Estas fuentes son "interpretaciones humanas" de la verdad revelada

y por consiguiente pueden estar equivocadas. Son diferentes entre si, a veces contradictorias, y muy

subjetivas, por lo general acomodadas al interés personal de alguien. Han aceptado muchas veces en la historia como verdad lo que luego se comprobó era un error. Son tan falibles como los hombres que las sostienen. De modo que en lo que respecta a la fe solo nos queda confiar en lo que "Dios directamente ha revelado". Corresponde pues identificar "tal revelación de Dios". (Jeremías 17:5, Isaías 2:22)

Hay lo que se define como la "revelación general". Es aquella que esta dirigida a todos los hombres a través de toda la historia. Se percibe en la creación, la moral, la historia y la innata religiosidad humana, y revela por lo menos los siguientes hechos. -El Dios creador de todo ha de ser necesariamente todopoderoso e inteligente. -El Dios creador de la conciencia humana es bueno, justo y misericordioso. -El Dios que controla la historia es soberano y tiene un plan para la humanidad. -Dios desea tener algún tipo de comunión y trato con los hombres, lo cual se evidencia en el sentimiento religioso universal que el mismo creó. Esta revelación general es insuficiente porque lamentablemente nuestra condición pecaminosa nos nubla la vista y porqué además deja muchas preguntas sin contestar. (Romanos 1:18-23, Salmo 8:3, Salmo 19:1)

Hay lo que se define como revelación especial, la cual se da en tres formas:

-Jesucristo, quien es Dios mismo hecho hombre y revelado a los hombres. -La palabra inspirada de Dios, la Biblia. -Y la renovación del cristiano por obra del Espíritu Santo. Como "el hombre natural no percibe las cosas del Espíritu, ni las puede entender…" es preciso que Dios lo transforme salvándolo y renovando su alma para que esta pueda percibir y entender la revelación especial (1° Corintios 2:14) Juan 1:1-14, 2° Timoteo 3:16-17, 2° Pedro 1:16-21, Hebreos 1:1-3, Juan 14:26

Puesto que Jesucristo está ahora en los cielos a la derecha de Dios Padre, solo tenemos con nosotros la Biblia como la revelación especial de Dios para los salvados. Es un error pensar que Dios puede dar a conocer su palabra y voluntad por otro medio diferente a la simple lectura y estudio de la Biblia. Las profecías, y visiones, y los ministerios proféticos y apostólicos son cosa del pasado, mientras la Biblia aún no había sido terminada de compilar. Hoy, que ya tenemos las Escrituras entre nosotros, no necesitamos nada más para alcanzar la plena gracia de Dios.

2° Timoteo 3:16-17, Apocalipsis 22:18-19, 1° Corintios 13:11

¿Pero como podemos estar seguros que la Biblia es la palabra de Dios?

3

-En primer lugar todos los escritores sagrados de la Biblia afirman escribir y hablar de parte de Dios. -En segundo lugar, a pesar de ser los escritores bíblicos originarios de diferentes culturas, épocas y circunstancias históricas, no se contradicen en lo que escriben. Es mas, se complementan tanto, que uno puede notar que hay una mente dirigiendo sus escritos para que estos con el paso de los siglos constituyan una unidad en si misma. -En tercer lugar Jesucristo mismo aceptó y enseñó que los libros del Antiguo Testamento eran nada menos que "palabra de Dios", pero también anticipó que sus discípulos directos, aquellos que el escogió y llamó también serían inspirados para dar a conocer lo que aún faltaba revelar. -En cuarto lugar, aquellos discípulos de Jesús que escribieron parte de la Biblia, no solo reconocen como su maestro, la inspiración antiguo testamentario, sino que también reconocen la inspiración de los otros escritores neo testamentarios. Jeremías 1:2, Ezequiel 1:3, Óseas 1:1, 1° Tesalonicenses 1:8, 2° Pedro 1:16-21, Mateo 19:4, Marcos 7:11-13, Juan 10:34, Hechos 4:25, 2° Pedro 1:21, Juan 14:26, Juan 16:13, 1° Pedro 1:12, 1° Corintios 2:9, 1° Corintios 14:37, 2° Pedro 3:16

Cada escritor de la Biblia afirma hablar de parte de Dios. Y solo tenemos tres opciones al juzgar si es cierto. Son hombres mentirosos que escribieron lo que escribieron para su propio beneficio, son hombres buenos pero no necesariamente inspirados por Dios, son hombres engañados que creyeron escuchar o recibir algo cuando no fue así, o realmente son hombres que recibieron una revelación especial de Dios. Pues hombre malos o mal intencionados no pueden ser, porque en sus escritos condenan severamente el pecado y a los hombres malos. ¿cómo un malvado escribiría para condenarse a si mismo? Hombres buenos pero no inspirados, tampoco pueden ser los escritores de la Biblia. Porque ningún hombre bueno afirmaría escribir de parte de Dios si eso no es cierto. Hombres engañados por su propia religiosidad, tampoco fueron, porque un estudio cabal de las Escrituras revela que no contienen ningún error científico, y que poseen un conocimiento de la propia naturaleza humana que hasta hoy en día mantiene estupefactos a los científicos. Solo nos resta una opción. La Biblia realmente es inspirada por Dios; y es la revelación especial de Dios con la que hoy contamos.

¿Qué es la inspiración? Pues por inspiración entendemos "la obra del Espíritu de Dios que capacitó a los escritores sagrados para escribir la palabra de Dios sin error o alteración alguna". Dios no "poseyó o dictó a los escritores", más bien se valió de sus personalidades, conocimientos, y caracteres para en perfecta interacción con ellos producir su palabra inspirada. Esta inspiración es:

-verbal. Cada palabra de la Biblia y no solo los conceptos e ideas que expresa son palabra inspirada de Dios, por supuesto en los idiomas originales. De allí que sea tan importante la labor de los traductores bíblicos. Nuestras traducciones no son inspiradas, son precisamente: traducciones de la "palabra inspirada de Dios". Lucas 4:4

-plenaria. No se trata de que algunas secciones de la Biblia sean inspiradas. Dios se valió de las circunstancias para que el resultado fuera cien por ciento su palabra a su pueblo. 2° Timoteo 3:16

-infalible. Sus palabras son dignas de toda confianza. No conduce cuando es bien interpretada a errores de conducta o juicio. Es completamente segura por ser precisamente la revelación de Dios. Mateo 24:35

-inerrable. No contiene errores de ningún tipo. Cuando nos topamos con un "aparente error" histórico, científico, espiritual, moral, etc. lo que sucede es que probablemente estamos interpretando mal el texto o estamos sometidos a un prejuicio que nos impide ver la verdad. Marcos 13:31

La conclusión de todo lo dicho es que la Biblia es "nuestra regla infalible de fe y conducta, la única con derecho de indicarnos que creer y como vivir", la palabra de Dios para nuestra vida. Debemos y necesitamos estudiarla. Es la única forma en que hoy podemos escuchar a Dios. Y no solo estudiarla, también obedecerla, si es que realmente hemos creído al mensaje del evangelio.

4

2 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE DIOS

Antes que nada necesitamos especificar que toda doctrina respecto a Dios ha de basarse en la Biblia. ¿De que otra forma más segura podríamos conocer a Dios si no es por medio de lo que él mismo ha querido revelar de su persona? Están de más entonces, todo concepto de Dios que se adquiera por medio de visiones, apariciones, profecías, revelaciones, etc. Solo la Biblia por ser inspirada divinamente, tiene el derecho de mostrarnos autorizadamente como es Dios. Hebreos 1:1-2, 2° Pedro 1:19-21

Existen muchas creencias erradas respecto a como es Dios. -El agnosticismo acepta el que Dios pueda existir pero afirma que no puede ser conocido y comprendido por el hombre. -El politeísmo sostiene la existencia de innumerables dioses. -El panteísmo cree en un Dios impersonal que no creo el universo sino que él mismo es el universo (todo es Dios). -El materialismo niega la existencia de Dios; solo existe lo que es material. -Y el deísmo cree en la existencia de un Dios personal pero totalmente separado y ajeno a su creación; para el deísta Dios no tiene injerencia en el diario vivir del hombre.

Dios se presenta a si mismo a través de las Escrituras con diferentes nombres que reflejan algo de su naturaleza y esencia. -Elohím: puede traducirse "Dios - creador". -Jehová: se traduce "el que fue, es y será… el eterno". -El - elyon: se traduce "Dios altísimo". -El - Olam: se traduce "Dios eterno" -El - shaddai: se traduce "Dios proveedor" -Adonai: se traduce "Señor" -Padre: quiere dar la idea de un Dios proveedor de todas las cosas y creador del hombre. Isaías 42:5, Éxodo 3:14, Números 24:16, Deuteronomio 33:27, Génesis 22:8, Lucas 4:8, Lucas 11:2

Dios es Espíritu. Una persona no sujeta a las limitaciones físicas pero no por eso menos persona. No es un ser físico sino espiritual. Su naturaleza y esencia son diferentes; etéreas. Juan 4:24

Único; no hay otro Dios. No existe otro ser como él. Nada ni nadie se le siquiera asemeja. Todos los otros seres son sus criaturas; solo él es increado, y solo el es Dios. Deuteronomio 6:4

Infinito; no está sujeto a limitación alguna. Por eso es inmenso y eterno. Génesis 18:14, Lucas 1:37

Dios es Omnipotente; todo lo puede. Su poder no tiene límites. Su campo de acción es el todo. Nada hay difícil o imposible para el. Éxodo 6:3

Omnipresente; está en todas partes. De forma directa y cercana, aunque no siempre percibido por sus criaturas, Dios se halla presente en cada rincón de su universo. Salmo 139:7

Omnisciente; todo lo sabe. El pasado, el presente y el futuro, la inmensidad, lo grande lo pequeño, todo, absolutamente todo lo sabe. Mateo 6:8

Dios es soberano; todo cuanto ocurre en su universo aún las cosas mas pequeñas, son planeadas y controladas por el. Este particular atributo de Dios es grandemente esperanzador. Aunque para nosotros algunas cosas parezcan incongruentes y parezcan estar fuera de control, en realidad están y son gracias al permiso y control divino que hace que todo salga para el bien de sus escogidos y de sus planes eternos.

5

1° Timoteo 6:15

Dios es: Santo; es distinto y separado de cualquier otro ser en naturaleza y en moral. No hay maldad ni pecado en el. No hay imperfección, limitación o defecto en su persona y carácter. Apocalipsis 4:8

Dios es Justo; trata a sus criaturas de forma santa y perfecta. Puede que nuestra visión parcial del tiempo y del espacio nos sugiera la idea de que Dios es injusto por momentos, pero al tiempo, su justicia se revela, y comprendemos que las cosas ocurrieron y son como deben ocurrir y ser. Daniel 9:14

Dios es Fiel y consecuente; no cambia y es digno de absoluta confianza. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob, incluso el Dios de Adán y Eva, es el mismo que el nuestro. No ha evolucionado en su forma de pensar y actuar, no ha cambiado en su manera de ver y juzgar las cosas, no ha cambiado en su forma de actuar. Ni cambiará… 1° Corintios 1:9, Hebreos 13:8

Dios es Misericordioso; se conduele y toma medidas para aliviar el dolor y el sufrimiento. No es indiferente, ni menos aún severo, para con el dolor y la injusticia. Actúa redimiendo a su pueblo, salvando a sus hijos, limitando el pecado y la injusticia y preservando la integridad de su creación. Santiago 5:11

Dios es bueno; imparte vida y bendiciones indiscriminadamente a todas sus criaturas. Aún los malvados e ingratos reciben su porción de sol y lluvia, aún los indiferentes como los justos, reciben la gracia sustentadora del creador. Lucas 18:19

Dios es una trinidad. El único y verdadero Dios de las Escrituras se nos presenta también como tres personas claramente diferenciadas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. A las tres se las identifica como Dios en la Biblia; el Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios. Pero no se trata de tres dioses, o de un Dios que adopta tres personalidades, sino de un único Dios compuesto por tres personas iguales en naturaleza y tan íntimamente identificadas y ligadas que constituyen el único Dios. Mateo 3:13-17, Mateo 28:19, Juan 14:15-23, Hechos 2:32, 2° Corintios 13:14, Efesios 1:1-14, Efesios 3:16-

19

Dios es el creador de todo cuanto existe y el sustentador del universo. Esto quiere decir que dio forma e inicio a su universo pero luego constantemente lo cuida, controla, lo sustenta y le da vida, preservando a sus criaturas y dirigiendo todas las cosas hacia un fin determinado por su sola soberana voluntad. Esta acción creadora de Dios, permite pero no crea el mal, aunque si lo controla, lo restringe y lo dirige hacia su destrucción final. El mal se originó en sus criaturas inteligentes y morales que por el ejercicio de su libre albedrío se rebelaron contra Dios. Hebreos 1:3

La creación de Dios incluye a los seres espirituales denominados en la Biblia; ángeles, arcángeles, querubines, serafines, etc. Algunos de ellos se rebelaron contra Dios transformándose en sus opositores (denominados en la Biblia como Satanás y sus ángeles) y arrastraron tras de si a la humanidad. Salmo 91:11 , Judas 6

3 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE EL HOMBRE

El hombre es primeramente un ser creado por Dios, a su imagen y semejanza. ¿Qué se quiere decir con esto? Pues como Dios, el hombre poseía al principio, inteligencia, conciencia moral, inmortalidad y perfección (santidad). La caída del hombre, su alejamiento de Dios, afectó profundamente este estado, pero aún conserva parte de tales características. Génesis 1:27

El hombre posee una naturaleza tanto espiritual como física. Posee alma o espíritu, con el cual interactúa con Dios, y un cuerpo con el cual interactúa con la creación física de Dios. Los términos espíritu y alma son intercambiables en la Biblia, son dos formas de denominar la naturaleza espiritual del hombre. Lucas 1:47

6

Dios creó al género humano como "hombre y mujer". Esto revela la característica social del ser humano; el hombre no puede vivir solo aislado del resto, necesita vivir en comunidad y sociedad. Según la Biblia el hombre y la mujer son iguales en cuanto a rango y valor, pero diferentes en cuanto a funciones; en estas funciones sin embargo se complementan y necesitan mutuamente. Génesis 1:27

El género humano ha sido creado para administrar y representar el cuidado de Dios sobre la creación física, acción administrativa esta para la cual ha sido también investido con autoridad para dominar. Es el mayordomo de Dios en la tierra. Dios algún día pedirá cuentas al género humano por el como ha cuidado o no al resto de la creación física. Génesis 2:15

Es un hecho bíblico incuestionable en las Escrituras que el hombre cayó de su condición original. El primer hombre y la primera mujer (Adán y Eva), desobedecieron a Dios afectando profundamente la imagen de Dios en ellos y alterando dramáticamente su destino y el de sus descendientes. Génesis capítulo 3

El pecado humano es claramente un grave error, una rebelión activa contra Dios, una pérdida de valores y propósitos, un fracaso moral espantoso, una desobediencia conciente a la ley de Dios. Esta es la naturaleza misma del pecado, la cual heredamos todos sus descendientes. Salmo 51:9, Proverbios 28:13, Levítico 4:13, Mateo 1:21, 1° Corintios 6:8, Romanos 4:15, 1° Juan 3:4, Tito 2:12, Santiago 2:10

Esta condición de pecado afecta a todo el ser humano. Limita la voluntad, pervierte la mente, altera los afectos y las emociones, y condiciona negativamente las acciones. Juan 8:34. Colosenses 1:21, 2° Timoteo 3:4, Gálatas 5:19-21

El pecado produce terribles consecuencia: nos hace indignos de estar en la presencia de Dios, e incapaces de hacer su voluntad, nos insensibiliza a la palabra de Dios, genera conflictos con nuestros semejantes, afecta nuestro ser interior creando conflictos internos autoengaño y vergüenza, y finalmente limita nuestro tiempo de vida condenando el alma al infierno eterno. Romanos 3:23, Romanos 7:21, 1° Corintios 2:14, Génesis 4, Romanos 7:23, 1° Corintios 4:3, Isaías 57:20

¿Cómo fue que el pecado de Adán y Eva se transmitió a sus descendientes? Pues en primer lugar heredamos una condición de vida diferente y vulnerable; el mundo en el que nacemos no es el jardín original creado por Dios sino uno donde Satanás y el pecado ya están presentes (Adán les dio entrada) y por consiguiente donde la tentación es mas fuerte. En segundo lugar, heredamos genéticamente una predisposición hacia el mal, una naturaleza pecaminosa; existe una lucha interna en todo hombre en la que se debate constantemente el deseo de hacer el bien pero también un deseo contrario hacia el mal que resulta a la larga mas fuerte. En tercer lugar, heredamos una incapacidad absoluta de por nosotros mismos obedecer o de siquiera buscar a Dios. Somos condenados por nuestros propios pecados, no por lo de nuestras generaciones pasadas, pero si heredamos de ellas el ambiente, los valores, las actitudes, la limitaciones y las predisposiciones internas hacia el mal. Romanos 3:23, Romanos 6:23

4 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE CRISTO

Jesucristo es Dios; la segunda persona de la trinidad. Se hizo hombre pero sin perder su condición divina. Podemos estar seguros de esto gracias a las abundantes evidencias bíblicas al respecto. Nació Jesucristo de una virgen, concebido en su naturaleza física por el mismo Espíritu de Dios (Mateo 1:18) Cristo afirmó directamente ser Dios (Juan 8:58, 6:35, Apocalipsis 2:8) Permitió además que algunos le vieran con toda su gloria (Juan 12:41, 17:5, Mateo 17) Hasta permitió que le adoraran como a Dios mismo (Mateo 28:17, Lucas 24:52) Realizó milagros creativos que solo Dios puede hacer, pero no como profeta que representa a Dios sino por sí mismo. De hecho autorizo a sus discípulos a hacer milagros pero no en nombre de Dios, sino "en su nombre" (Juan 1:1-3, Mateo 28:18, Marcos 5:35-43) Perdonó y salvo de los pecados a los hombres; y solo Dios puede perdonar pecados (Marcos 2:7-10, Lucas

7:48)

Ejerció su papel de juez soberano, en muchas ocasiones (Mateo 25:31-46, Marcos 8:38, Juan 5:22-30) Hasta el Padre mismo testificó de Cristo afirmando su naturaleza divina (Mateo 3:13-17)

7

Se mencionó a si mismo en muchas ocasiones como igual al Padre y al Espíritu Santo en naturaleza (Mateo

28:19)

Y como si todo esto fuera poco, resucitó de entre los muertos y subió de regreso al cielo en presencia de

muchos testigos (Mateo 28:1-10)

Pero Jesucristo también es perfectamente un hombre; digno representante del género humano. Completamente Dios, pero Dios hecho hombre. Se sometió a los dictámenes religiosos como cualquier hombre (Juan 10:22). Permitió que Satanás le tentara como a cualquier persona (Marcos 1:12-13). Sentía hambre, sed, cansancio (Marcos 11:12)… Experimentó hasta a la misma muerte (Marcos 15:33-47). Poseía

un cuerpo humano; no se trataba de que Dios hubiera solo adoptado la apariencia externa de un hombre, sino

que lo es completamente Lucas 24:39). La razón por la que Dios hizo el milagro de adoptar también la naturaleza humana está en que solo así es nuestro fiel salvador y redentor, que puede con toda justicia "sufrir en nuestro lugar las consecuencias de nuestros pecados", y puede comprendernos perfectamente porque como nosotros fue sujeto a tentaciones y padecimientos (Hebreos 2:18).

Jesucristo es el profeta de Dios por excelencia, quien con su mensaje autorizado conduce a la humanidad completamente ignorante de los propósitos divinos, a la verdad del evangelio. Jesús proclama y encarna a la palabra misma de Dios; es el verbo mismo de Dios. Un profeta así se esperaba con ansias en Israel debido a las muchas promesas bíblicas al respecto. Juan 1:1,14, Juan 4:44, Lucas 24:19, Juan 6:14

Jesucristo es el sacerdote de Dios por excelencia, largamente anticipado por los profetas antiguo testamentarios. El media entre Dios y el hombre de forma perfecta, pues es el único que posee ambas naturalezas; la divina y la humana. Pero su función sacerdotal se destaca especialmente en el hecho de que ofreció el perfecto sacrificio expiatorio; se ofreció a si mismo como el sacrificio perfecto y final. Hebreos 5:6, 7:17-21

Jesucristo es el Rey de reyes y Señor de señores, esperado y profetizado en el Antiguo Testamento. Ejerció

un ministerio público en el que aceptó este aspecto de su persona, solo que le dio una aplicación mas extensa,

espiritual y profunda que la que le querían adjudicar los judíos de su tiempo. Su victoria en el calvario, su resurrección y su ascensión al trono celestial, confirman el carácter real de Cristo. Y su promesa de regresar a la tierra para juzgar y purificar el mundo, revelan la próxima decisión política del rey. Apocalipsis 17:14 y 19:16

La obra de Cristo se resume en 4 palabras: justificación, propiciación, reconciliación, y redención. Con su muerte en el calvario Jesucristo obtuvo para nosotros la justificación. Todos somos pecadores. Todos somos culpables. Pero al morir Cristo en nuestro lugar, somos hechos justos, somos perdonados. Este perdón no se nos otorga por méritos propios sino por el simple hecho de que la deuda que con Dios teníamos, por Cristo fue saldada, porque la consecuencia de nuestro pecado por Cristo fue cargada (Romanos 4:25, 5:16- 18, 1° Corintios 1:30). Con su muerte en el calvario Jesucristo proveyó nuestra propiciación y obtuvo nuestra reconciliación con Dios. Nuestro pecado no solo fue una violación a la ley de Dios sino también una afrenta directa a su persona. Por causa del pecado pues nos hemos hecho enemigos del creador, ofensores de su santidad. Con la

muerte en el calvario sin embargo, Jesucristo satisfizo la ira divina y nos reconcilió con Dios (Romanos 3:15,

1° Juan 4:10).

Al morir Cristo en el calvario nos redimió. Es que éramos esclavos del pecado y Satanás, por causa de nuestras transgresiones. Sin embargo con su propia sangre Cristo pagó el precio de nuestra redención y nos compró para Dios (Romanos 3:24, Colosenses 1:14, Hebreos 9:12).

5 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE EL ESPIRITU SANTO

El Espíritu de Dios está presente en todas las escrituras. Y en ellas es claro que se trata de una persona y no

meramente de una fuerza, poder o influencia. También es claro que se trata de Dios mismo, y no de un ser

creado o inferior al creador. Se presenta como el autor y sustentador de la vida, y el poseedor y ministrador

de todo el conocimiento. Génesis 1:2,Job 33:4, Éxodo 31:3, Apocalipsis 3:1

8

El ministerio de Jesucristo fue determinado completamente por el Espíritu de Dios. Cristo fue concebido por el Espíritu Santo, luego este desciende sobre Cristo al comienzo mismo de su ministerio, y le acompaña de

forma sobrenatural de allí en adelante. El punto culminante sin duda es cuando una vez consumada la obra de Cristo en el calvario, imparte el Espíritu a sus discípulos el cual también desciende algún tiempo después en

el día de Pentecostés.

Mateo 1:18, Mateo 3:16, Mateo 12:28, Juan 20:22, Hechos 1:5, Hechos 2:4

La presencia y el poder del Espíritu Santo acompañaron a los discípulos de Cristo durante su vida y ministerio. Especialmente fue quien derramó sobre ellos la inspiración también presente en los escritores del Antiguo Testamento que les capacitó para completar el canon sagrado. Hechos 4:8, Hechos 6:3, Hechos 10:44, 2° Pedro 1:21

El Espíritu Santo o Espíritu de Dios es quien produce en nosotros la salvación o hace efectiva la gracia de Dios. Nos escoge para la salvación, convenciéndonos de pecado, justicia y juicio. Es quien nos llama e invita

a creer y aceptar el evangelio desde un principio, quien además luego nos regenera y transforma, para luego

producir en nosotros fe. El es quien otorga la justificación obtenida por Cristo en la cruz y luego la seguridad de que somos hijos de Dios. Romanos 5:5, 1° Corintios 6:19, Efesios 1:13, Tito 3:5

La obra del Espíritu Santo no solo se limita a la conversión; también es quien dirige y conduce el crecimiento de la vida cristiana. En primer lugar nos brinda la seguridad de nuestra salvación eterna, la certeza de que somos hijos de Dios y no perderemos jamás la salvación. En segundo lugar, nos santifica en un sentido completamente por los méritos de Cristo en el momento de la conversión, limpiando nuestra conciencia y liberándonos de nuestra condición de pecadores. Pero también no santifica progresivamente, cambiando nuestro carácter y personalidad, produciendo su fruto en nosotros, hasta asemejarnos a Cristo mismo. Romanos 5:5, 1° Corintios 6:19, Efesios 1:13, Tito 3:5

El bautismo en el Espíritu Santo es presentado en las escrituras como el momento de la conversión misma. Es en definitiva el conjunto de operaciones mencionadas anteriormente que incluyen; llamado, arrepentimiento, fe, justificación, conversión, regeneración y unión con Cristo en el espíritu. Mateo 3:11, Marcos 1:8, Lucas 3:16, Juan 1:33, Hechos 1:5, Hechos 11:16, 1° Corintios 12:13

La llenura del Espíritu Santo es la obra de Dios en la que el salvado es puesto bajo la influencia total del Señor en todos los aspectos de su vida y experiencia. El creyente lleno del Espíritu es aquel que es controlado por este completamente. Es el ideal de la vida cristiana; el estado en que el Espíritu Santo opera y actúa con y por medio de nuestra vida. Efesios 5:18

El Espíritu Santo tiene también como ministerio el asegurar nuestra salvación, el hacer que perseveremos hasta el fin. La salvación, una vez otorgada por Cristo, no se puede perder; es el Espíritu Santo en nosotros el sello garantía de ello. El Espíritu nos mantendrá firme, y no permitirá que caigamos del estado de la gracia. Efesios 1:13, Efesios 4:30, 2° Corintios 1:22

¿Cómo opera el Espíritu Santo? Únicamente y solamente por medio de las Escrituras, la Biblia, la palabra de Dios. Ya dijimos que solo la Biblia es inspirada por Dios y es la única forma a través de la cual Dios se comunica hoy con el hombre e imparte su gracia. La exposición fiel de su contenido, el estudio abnegado de ella, y la difusión de sus enseñanzas es la manera como el Espíritu Santo obra hoy en día. Nos ilumina para que comprendamos su palabra inspirada. Este medio es más que suficiente, no se necesita ningún otro medio; cualquier pretensión de hablar de parte del Espíritu Santo o el ejercer autoridad en su nombre fuera de la mera exposición bíblica es falsa. 2° Timoteo 3:15-17

6 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE LA IGLESIA

La iglesia según la Biblia, es el conjunto de personas de todas las épocas y lugares que creen en el evangelio. Es el pueblo de Dios, el cuerpo de Cristo, el templo o morada de Dios, su familia, su rebaño, su viña. Cada una de estas figuras señala una condición especial de la Iglesia; más que ser la gente de Dios, la Iglesia comparte su naturaleza, es el habitáculo de su presencia, que goza de una relación de profundo amor y comprensión. 1° Pedro 2:9, Efesios 1:23, Efesios 2:21, Efesios 2:19, Juan 10:3, Juan 15:1

9

La Iglesia no tiene límites de tiempo o espacio. Se trata de los creyentes de todas las épocas y lugares, que tienen su imagen visible en el grupo o comunidad de cristianos de cada región o ciudad. Pero es necesario diferenciar la verdadera Iglesia dentro de la iglesia visible; porque no todo el que se dice seguidor de Cristo lo es realmente, aunque ciertamente entre los que se congregan con los cristianos se hallan los verdaderos seguidores del evangelio. Efesios 5:27

La Iglesia de Jesucristo es una, es católica. Aunque hay diversidad de ministerios, de puntos de vista teológicos en asuntos secundarios, o de formas de adorar, que promocionan la creación de muchas denominaciones y grupos, ante los ojos de Dios hay solo una Iglesia compuesta por todos los salvados. Es falsa la pretensión de la Iglesia católica apostólica romana de ser "la única Iglesia de Cristo". En realidad solo aquellos que permanece fiel a la revelación bíblica y a la doctrina de los apóstoles son la Iglesia de Jesús; y estos están en todas partes del mundo y en muchas denominaciones. Efesios 5:27

La Iglesia de Jesucristo es santa. A pesar de la imperfección de la Iglesia visible, de los muchos cristianos solo nominales, los verdaderos cristianos han sido realmente transformados por el poder de Dios, han experimentado el nuevo nacimiento y viven vidas santas y consagradas a su Señor. El testimonio intachable de estos creyentes, de los verdaderos creyentes, es la luz y la sal de la tierra que da testimonio efectivo del poder transformador del evangelio. 1° Corintios 1:2, Efesios 1:4

La Iglesia es apostólica. No se guía por las tradiciones, los dogmas, o la dirección de auto pretendidos representantes de Dios para nuestros días, sino por la clara enseñanza de los apóstoles expresada en el Nuevo Testamento de la Biblia. Nuevamente aparece el concepto de que solo la Biblia y en este caso particularmente el Nuevo Testamento, constituyen la regla de fe y conducta de la verdadera Iglesia, para dar una clara marca distintiva de la verdadera Iglesia. Efesios 2:19-20

La iglesia se nutre y crece por medio del culto (el congregarse periódicamente para adorar a Dios), la comunión (el amor y unidad de los cristianos entre si), el ministerio (el servicio de los creyentes a los creyentes mismos y a la sociedad que les rodea por medio de los dones del Espíritu y los ministerios especializados), el testimonio (la acción de comunicar la verdad del evangelio por medio del testimonio personal y la vida consagrada a Dios), la exposición y predicación de la palabra de Dios (el estudio personal, el estudio en grupo, la exposición y predicación en el culto público), los sacramentos (el bautismo y la santa cena, que son medios de la gracia), y la oración (como practica privada pero también como actividad grupal). Hechos 2:42

El gobierno de la Iglesia local puede ser episcopal (hay obispos, presbíteros y diáconos; solo los obispos pueden ordenar a otros en el ministerio y son irrevocables en sus cargos), presbiteriano (hay un grupo de pastores o dirigentes que gobiernan conjuntamente a la Iglesia que tienen también la facultad de ordenar a otros pastores o diáconos), congregacionalista (la congregación local es la que escoge a sus pastores y diáconos que habrá de ministrarles y tiene la facultad en conjunto de destituirlos o sustituirlos de sus puestos). A nuestro juicio el sistema congregacional de gobierno eclesiástico es el más escritural y justo. Hechos 6:1-6

7 LA DOCTRINA CRISTIANA SOBRE EL FUTURO

Jesucristo volverá a la tierra. Su regreso será glorioso, visible a todos, trascendental y majestuoso. Su regreso también será decisivo; vendrá a poner fin a la historia, a completar definitivamente su obra redentora y completar totalmente su plan para la humanidad. Su regreso finalmente será repentino; puede ocurrir en cualquier momento, aunque hay señales de los tiempos, el momento exacto de su regreso es desconocido, solo podemos saber que está cerca. Mateo 24:30, 1° Corintios 15:24, Mateo 24:44

¿Cuál es el propósito de la segunda venida de Cristo? Pues Cristo vendrá para completar su obra redentora. En el calvario Jesucristo obtuvo para nosotros la gracia plena de Dios, pero hay cosas que hasta el momento no nos han sido otorgadas; el reino de Dios en la tierra, la resurrección y redención del cuerpo, la eliminación final y total del pecado y la muerte. Ese día los salvados muertos resucitarán y los salvados vivos serán transformados para ingresar al reino eterno de Dios. 2° Pedro 3:1-13

10

Cristo vendrá para juzgar a todas las personas. Resucitará a todos los muertos y hará comparecer ante el a todos; recompensará a cada uno conforme a sus obras. Es entonces que el destino eterno de los hombres será

revelado; el castigo eterno para los impíos y el cielo eterno a los justificados. El juicio final de Dios de todos los hombres será conforme a las obras de ellos. Obviamente Dios por gracia a escogido a algunos para ser salvos, pero aún así tendrán que rendir cuentas por sus hechos a Dios y serán recompensados en conformidad

a ellos. Los perdidos a su vez serán condenados de acuerdo a sus obras. Juan 5:28, Mateo 10:28

Hay tres visiones diferentes sobre el como será el regreso de Cristo Los post milenaristas sostienen que regresará y el juicio final se llevará a cabo, después de que la Iglesia triunfe sobre el mundo, luego que la humanidad sea completamente cristianizada y Satanás y el pecado hallan sido casi completamente inmovilizados. Esta posición enfatiza el hecho de que el pecado y el mundo no pueden vencer al poder del Espíritu Santo activo y presente en la Iglesia. Los premilenialistas afirman que Cristo volverá para establecer su reino literal de mil años sobre la tierra, en el cual el pecado y Satanás serán vencidos. Luego de los mil años habrá un resurgimiento del mal que será prontamente eliminado y se dará paso al juicio final y a la eternidad. Hay diferencias entre los premilenialistas; algunos dicen que habrá un arrebatamiento secreto seguido por un período de gran tribulación, y otros dicen que la Iglesia pasará por esa gran tribulación. Los a milenaristas sostienen que el regreso de Cristo será repentino y decisivo; el pecado en el mundo seguirá avanzando así como también el evangelio, hasta que repentinamente vendrá el fin. El regreso visible de Cristo, el arrebatamiento de los santos, la resurrección de los muertos, el juicio final, todo ocurrirá simultáneamente, en un solo gran y decisivo acontecimiento escatológico. 2° Pedro 3:10-13

Mientras esperamos el regreso de Cristo ¿Qué sucede con los que mueren? Para responder a esta pregunta es preciso primero aclarar que la esperanza cristiana no es el cielo de las almas sino la resurrección de los salvos. La redención ofrecida por Cristo incluye un cuerpo nuevo y glorificado, inmune al pecado, la enfermedad y la muerte, y una vida en la tierra nueva que Dios creará. Pero ¿Qué mientras tanto? Cuando las personas mueren pasan a un "estado intermedio" en el cual las almas "esperan" el juicio final. Los no salvados al morir esperan en un lugar de tormento denominado "infierno", el momento del regreso de Cristo

y del juicio final. Los salvos esperan en la presencia de Cristo la consumación de la redención. Lucas 23:43, 2° Corintios 5:8, Filipenses 1:23, Apocalipsis 6:9, Mateo 5:22

La vida futura de los salvados es descrita en las Escrituras como una existencia corpórea, en comunión con el resto de los salvados. Será una vida perfecta, centrada en Dios y sin fin; la muerte ya no tendrá poder sobre ellos. Apocalipsis 21:1-8

PREGUNTAS DE EXAMEN:

1-¿Porque la fe cristiana es nebulosa e indefinida para muchos? 2-¿Que es la revelación general y como llega al hombre? 3-¿Que es la revelación especial y como llega al hombre? 4-¿Como podemos estar seguros que la Biblia es la palabra de Dios? 5-¿Que es la inspiración? 6-¿Que caracteristicas tiene la inspiración bíblica? 7-¿En que debe basarse nuestra doctrina sobre Dios y por que? 8-¿cuales son las diferentes creencias respecto a Dios que difieren del teismo bíblico? 9-¿Cuales son los nombres de Dios y que significan cada uno? 10-¿Que significa que Dios sea Espíritu? 11.¿Que significa que Dios sea único? 12-¿Que significa que Dios sea infinito? 13-¿Que significa que Dios sea omnipotente, omnipresente y omnisciente? 14-¿Que significa que Dios sea soberano? 15-¿Que signigica que Dios sea santo? 16-¿Que significa que Dios sea justo, fiel y misericordioso, bueno? 17-¿Que es la trinidad? 18-¿Cual función cumple Dios como creador? 19-¿Cual es la naturaleza del hombre? 20-¿Con que fin fue creado el hombre?

11

21-¿Que es el pecado? 22-¿Como afecta el pecado a la raza humana? 23-¿Como se trasmite el pecado en la raza humana? 24-¿Quien es Jesucristo? 25-¿Cual es la obra de Jesucristo? 26-¿Cual es la naturaleza de Jesucristo? 27-¿Que se quiere decir cuando se dice que Jesucristo es nuestro profeta, sacerdote y rey? 28-¿Que significa la palabra justificación? 29-¿Que significa la palabra propiciación? 30-¿Que significa la palabra reconciliación? 31-¿Que significa la palabra redención? 32-¿Quien es el Espíritu Santo? 33-¿Que ministerio ejerció el Espiritu santo en la vida de Jesucristo? 34-¿Que ministerio ejerce el Espiritu Santo en la vida de los salvados? 35-¿Que es el bautismo en el Espíritu Santo? 36-¿Que es la llenura del Espíritu Santo? 37-¿Cual es el ministerio fundamental del Espíritu Santo en relación con nuestra salvación? 38-¿Como opera el Espíritu Santo en nuestras vidas? 39-¿Que es la Iglesia? 40-¿Cuales son las características de la iglesia? 41-¿Como se nutre la Iglesia? 42-¿Cuales son las diferentes formas de gobierno de la Iglesia, y cual de ellas es la correcta? 43-¿Como será el regreso de Cristo a la tierra? 44-¿Cual es el proposito del regreso de Cristo? 45-¿Cuales son las trs posiciones diferentes sobre el regreso de Cristo? 46-¿Que sucede con las almas de los que estan muertos mientras Cristo viene? 47-¿Como será la vida futura de los salvados?

12