Sei sulla pagina 1di 3

Buscar archivos .

swf en internet insertar una en cada diapositiva, 5


diapositivas

1. Juego
2. Menú
3. Animación
4. Presentación de algún producto

Examen, un menú combinando un reloj, desencadenadores y trayectorias

1. 6 menús
2. 3 submenús c/u
3. El ultimo menú para salir
4. Insertar un menú de Macromedia flash player

Deductivo

Las primeras consideraciones del método deductivo podrían remontarse a los


trabajos de Descartes a comienzos del siglo XVII, en su afán de encontrar un
método que proporcionara un mejor conocimiento de las diferentes esferas de
actividad. Por consiguiente, los objetivos de Bacon y Descartes eran similares,
sin embargo, la forma de conseguirlos era diametralmente opuesta. Descartes
utilizaba la deducción y las matemáticas como punto referencial, mientras que
Bacon le prestaba muy poca atención a estos instrumentos.

Centrándonos en el deductivismo, se trata de un procedimiento que consiste en


desarrollar una teoría empezando por formular sus puntos de partida o
hipótesis básicas y deduciendo luego sus consecuencia con la ayuda de las
subyacentes teorías formales. Sus partidarios señalan que toda explicación
verdaderamente científica tendrá la misma estructura lógica, estará basada en
una ley universal, junto a ésta, aparecen una serie de condicionantes iniciales o
premisas, de las cuales se deducen las afirmaciones sobre el fenómeno que se
quiere explicar.

El argumento deductivo se contrapone al método inductivo, en el sentido de


que se sigue un procedimiento de razonamiento inverso. En el método
deductivo, se suele decir que se pasa de lo general a lo particular, de forma
que partiendo de unos enunciados de carácter universal y utilizando
instrumentos científicos, se infieren enunciados particulares, pudiendo ser
axiomático-deductivo, cuando las premisas de partida están constituidas por
axiomas, es decir, proposiciones no demostrables, o hipotéticos-deductivo, si
las premisas de partida son hipótesis contrastables.

Inductivo

Esta metodología se asocia originariamente a los trabajos de Francis Bacon a


comienzos del siglo XVII. En términos muy generales, consiste en establecer
enunciados universales ciertos a partir de la experiencia, esto es, ascender
lógicamente a través del conocimiento científico, desde la observación de los
fenómenos o hechos de la realidad a la ley universal que los contiene.
Resumiendo las palabras de Mill (1973, las investigaciones científicas
comenzarían con la observación de los hechos, de forma libre y carente de
prejuicios. Con posterioridad -y mediante inferencia- se formulan leyes
universales sobre los hechos y por inducción se obtendrían afirmaciones aún
más generales que reciben el nombre de teorías.

Según este método, se admite que cada conjunto de hechos de la misma


naturaleza está regido por una Ley Universal. El objetivo científico es enunciar
esa Ley Universal partiendo de la observación de los hechos.

Atendiendo a su contenido, los que postulan este método de investigación


distinguen varios tipos de enunciados:

• Particulares, si se refieren a un hecho concreto.

• Universales, los derivados del proceso de investigación y probados


empíricamente.

• Observacionales, se refieren a un hecho evidente.

El Método Analítico

El Método analítico es aquel método de investigación que consiste en la


desmembración de un todo, descomponiéndolo en sus partes o elementos para
observar las causas, la naturaleza y los efectos. El análisis es la observación y
examen de un hecho en particular. Es necesario conocer la naturaleza del
fenómeno y objeto que se estudia para comprender su esencia. Este método
nos permite conocer más del objeto de estudio, con lo cual se puede: explicar,
hacer analogías, comprender mejor su comportamiento y establecer nuevas
teorías.

¿Qué significa Analizar?


Analizar significa desintegrar, descomponer un todo en sus partes para
estudiar en forma intensiva cada uno de sus elementos, así como las
relaciones entre si y con el todo. La importancia del análisis reside en que
para comprender la esencia de un todo hay que conocer la naturaleza de sus
partes. El todo puede ser de diferente índole: un todo material, por ejemplo,
determinado organismo, y sus partes constituyentes: los sistemas, aparatos,
órganos y tejidos, cada una de las cuales puede separarse para llevar a cabo
un análisis mas profundo (esto no significa necesariamente que un aparato u
órgano tenga que separarse ñsicamente del resto del organismo; en otras
palabras, aislar un órgano o aparato significa aquí que no se tomen en cuenta
las demás partes del todo). Otros ejemplos de un todo material es: la sociedad
y sus partes: base económica (fuerzas productivas y relaciones sociales de
producción) y la superestructura (política, jurídica, religiosa, moral). La
sociedad es un todo material en tanto que existe fuera e
independientemente de nuestra conciencia.

El todo puede ser también racional, por ejemplo, los productos de la mente: las
hipótesis, leyes y teorías. Descomponemos una teoría según las leyes que la
integran; una ley o hipótesis, según las variables o fenómenos que vinculan y el
tipo de relaciones que establecen, por lo tanto, puede hablarse de análisis
empírico y análisis racional. El primer tipo de análisis conduce necesariamente
a la utilización del segundo tipo; por ello se le considera como un
procedimiento auxiliar del análisis racional.

El análisis va de Ios concreto a lo abstracto ya que mantiene el recurso de


la abstracción puede separarse las partes (aislarse) del todo así como sus
relaciones básicas que interesan para su estudio intensivo (una hipótesis no es
un producto material, pero expresa relaciones entre fenómenos materiales;
luego, es un concreto de pensamiento).