Sei sulla pagina 1di 17

José Antonio Espina Barrio *

Integración del Psicodrama


con otras líneas teóricas

RESUMEN: Se describe la integración del SUMMARY: On describe the integration


psicodrama con otras psicoterapias. Se of psyc~odrama with other psycbo­
analizan las relaciones con el psicoanáli­ therapies. The relati.onships between
sis, gestalt, sistémica y terapias corpora­ psychodrama.- psychoanalysis, gestalt,
les. Se ilustran con diversos ejemplos clí­ systemic and body tberapies are suggested
nicos que muestran la manera correcta de with several clióic examples. With that
integrar las diversas teorías. Se concluye addition, the pratice become more flexi·
que la integración enriquece la práctic~ la ble and the clients can gets their goals.
hace más flexible y se adapta mejor a las
necesidades de los clientes. KEY WOROS: Body therapies. Gestalt.
Integration. Psycboanalysis. Psychodrama.
PALABRAS CLAVE: Gestalt. Integra­ Systemic theory.
ción. Psicoanálisis. Psicodrama. Sistémica.
Terapias Corporales

Todo el mundo es .una escena

Sobre la cual los hombres y mujems son pequeños actores

Que vienen y van.

Un hombre ha de hacer muchos papeles en la vida.

SHAKESPEARE

1- Introducción a las lineas teóricas coanálisis~teoría de los roles y teoría de


Las psicoterapias grupales se los sistemas (1).
agrupan en un continuo que oscila en­
tre el predo~inio verbal y el no verbal Básicamente, la psicoterapia de
de la siguiente manera (1): terapia de grupo psicoanalítica se apoya en el psicQa­
grupo psicoanalítica, dinámica de gru­ nálisis; aunque Freud nunca reali~ un
pos, psicodrama, b·ioenergética y técni­ grupo de psicoterapia y su orientación era
cas corporales. individual e intrapsíquica. Por ello recurre
a la teoría topológica del campo de ·Lewio,
Los marcos teóricos de referencia en la que se basa la gestalt preconizada por
de estas orientaciones son muy diferentes Perls. La posición de los miembros del
y se resumen en: empírico-estadístico, psi- grupo, la consideración del grupo como
Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq., 2001, vol XXI, n.o 77, pp. 33-49
(34) 848 Integración del psicodrama con otras lineas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

una totalidad diferente del mero agregado Su propuesta de intervenci6n es muy ori­
de los individuos y las transferencias late­ ginal en tanto invita al psic6tico a delirar
rales entre los miembros del grupo son al­ en el espacio imaginario de la escena (2)
gunos aspectos específicos del en lugar de hacerlo en la realidad. Tam­
grupoanálisis bién recurre a los modelos empírico - es­
tadísticos y a la teoría de los sistemas.
La dinámica de grupos se funda­
menta en el modelo empírico-estadístico, La bioenergética se inspira en las
pero también se nutre de la teoría de los teorías de Reich y por lo tanto se basa en
sistemas y de la- comunicaci6n humana. el psicoanálisis. Su creador fue Lowen. A
Interesa la cantidad y la calidad de los los conceptos"- de coraza caracterial de
mensajes, es decir, su finalidad dentro del Reich añade un diagn6stico corporal. Éste
grupo. Sus trabajos han servido para el permite intervenir en las rigideces mus­
análisis de los factores terapéuticos de los culares que las neurosis y psicosis dejan
grupos y de otros fen6menos grupales como impronta en los seres afectos. La
como la cohesividad. respiraci6n, la relajaci6n y el movimien­
to son modalidades no verbales de actuar
El psicodrama sostiene que el Yo con el cuerpo. No requieren el uso de la
proviene de los roles que el sujeto desem­ palabra y por lo tanto están muy indica­
peña a lo largo de su vida y no al revés, das cuando prima la inhibici6n, el
como afirma el psicoanálisis. La teoría de hospitalismo 6 la incapacidad para expre­
los roles se instaura como una serie de cír­ sarse. El uso de ejercicios no significa que
culos concéntricos. En el centro se encuen­ se menosprecie la comunicación verbal.
tran los roles psicosomáticos (Dormil6n, Se invita a los asistentes a comunicar ver­
Comil6n, Mingidor, Llor6n, etc.). Por fue­ balmente sus experiencias y emociones;
ra, los roles familiares (padres, hermanos, lo mismo sucede en la vegetoterapia
vecinos, compañeros, etc.). En el exterior, caracteroanalítica de Reich, que es su
los roles sociales que generalizan y sim­ antecesora.
bolizan los roles familiares. Define el na­
cimiento como el primer momento creativo Las técnicas corporales como el
del nifio; sin embargo para la teoría masaje sensitivo gestáltico se basan en con­
psicoanalítica es un trauma. Concibe el ceptos psicoanalíticos como la necesidad
infante como un ser creador que se ve cons­ de apego de los seres humanos. También
treñido por las leyes inexorables de la ci­ tiene el infiujo de la teoría de los roles.
vilizaci6n, 10 que le convierte en una con­ Algunos aspectos filosóficos son de ori­
serva cultural, en lugar de un innovador. gen oriental, como la búsqueda de la ar­
Se centra más en el encuentro interhumano monía y relajaci6n, y otros son extraídos
que en las interioridades psíquicas del su­ de la fisioterapia. La relaci6n suele ser
jeto, aunque también las tiene en cuenta. dual: asistente - cliente. Cuando se trabaja
Del psicoanálisis recoge que las psicosis en grupo suele ser con ejercicios corpora­
se producen cuando existe una les, dentro de un campo teórico más am­
indiferenciaci6n entre fantasía y reaUdad. plio.
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 849 (35)
ORIGINALES Y REVISIONES

Las diferencias de conceptualiza­ rre el riesgo de cuestionar la parte por el


ción y la práctica tan diversa han propicia­ todo, como hacen sus detractores. El pa­
do un desarrollo paralelo e independiente dre de la psicoterapia de grupo, el
de las corrientes teóricas antes citadas. Pre­ psicodrama y la sociometría (3) no se pre­
domina una notable ignorancia de unas res­ ocupó de crear un cuerpo teórico armóni­
pecto de las otras y la consiguiente difi­ co y cerrado. En ocasiones sus escritos
cultad para ensamblarlas, sobre todo las parecen contradictorios. Sus ideas nos
más distanciadas entre lo verbal y lo cor­ arrastran como un torbellino de lo indivi­
poral. dual a lo familiar, del grupo a la comuni­
dad y de las naciones al mundo con sus
Se escoge el Psicodrama por situar­ paradojas (cuanto más álgido es el conflic­
se a medio camino entre el predominio to antes se rompen las negociaciones, que
verbal y no verbal. Las tendencias han sido son la única manera de resolver los des­
seleccionadas en virtud de su relevancia y acuerdos entre las partes beligerantes).
aportación a las otras modalidades de in­
tervención. No es una lista excluyente, ya En su madurez, el creador del
que la integración se puede hacer con otras psicodrama se preocupó mucho por la
aportaciones y con resultados muy favo­ apropiación de sus ideas que, sin referen­
rables, como por ejemplo con el modelo cias a su creador y despojadas de su s~nti­
cognitivo - conductual. do original, eran presentadas como oJt¡gi­
nales. Así sucede con el modelado
Los objetivos de este trabajo son conductual, también con algunos momen­
mostrar la riqueza de la integración de di­ tos ~e la gestalt y en los aspectos dinámi­
versas técnicas y la forma correcta de rea­ cos se subraya la famosa polémica con otro
lizarla. El conocimiento de varias orienta­ gran pionero de la psicoterapia de grupo,
ciones dificulta una creencia ciega en una Slavson. Ello no fue obstáculo para que
sola modalidad de intervención. Para todo Moreno creara la IAGP junto con
ello se recurre a diversos ejemplos clíni­ grupoanalistas y dinámicos e impulsara
cos que ilustran dicho quehacer. una visión amplia de la psicoterapia de
Parafraseando a Freud: Se abandona el oro grupo, abierta a otras corrientes y avances
puro del psicoanálisis para realizar una científicos y tecnológicos (1, 3).
aleación con las psicoterapias, que mejore
la dureza y rendimiento de nuestra inter­ Para perfilar mejor la realimen­
vención. tación y desarrollo, entre el psicodrama y
otras orientaciones, Moreno sólo pedía que
2- El psicodrama y la integración se respetara su filosofía. Ésto es, la histo­
Moreno fue un creador nato y como ria en acción de forma eontánea y creativa
tal diseminó en el mundo múltiples ideas. en un tiempo presente, sin sentirse opri­
Su dispersión hizo que parecieran inco­ mido por el pasado o agobiado por el fu­
nexas y, en ocasiones, carentes de sentido. turo (4). Por espontánea se entiende una
Su aluvión de sugerencias ha sido tan gran­ respuesta apropiada a una situación nueva
de que desbordó a sus seguidores y se co­ u original a una situación antigua y resuel­
(36) 850 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

ta. Si la respuesta es espontánea ya resulta ron las intervenciones en crisis y sobre todo
creadora por definición. No olvida el tiempo la psicoterapia de grupo de orientación
pretérito ni sobrevalora el porvenir. Ambos analítica.
son vividos en el "aquí y ahora" del espacio
imaginario de la escena. Es como si Edipo En el plano internacional siempre fue
vuelve a vivir la escena de la encrucijada de acusado de megalománico. Continuamente
caminos y en lugar de elegirlos al azar, con se ofrecía para reunir a los grandes líderes
resultado trágico, ensaya otras soluciones. mundiales de zonas mundiales en conflicto,
Gracias a ellas, él toma las riendas de su invitarlos a intercambiar sus papeles y no salir
vida y se hace responsable de su resultado, de la negociación hasta conseguir un acuer­
en lugar de víctima de los dioses o del desti­ do (5). Parte de esta estrategia se ha seguido
no. para alcanzar algunos acuerdos históricos,
como los de Camp David.
Algunos pensarán que la esponta­
neidad y la creatividad están reñidas con En su juventud publicó un libro de
los modelados perfectamente organizados poesías, ÚlS Palabras del Padre (6), que
de la orientación conductual. Las escenas comienza diciendo: "Yo soy Dios. El pa­
organizadas para evaluar vendedores o el dre, El creador del universo. Estas son Mis
uso del juego de roles para preparar y exa­ palabras. Las palabras del Padre." No re­
minar en profesiones basadas en relacio­ sulta extraño el estupor, cuando no des­
nes humanas (medicina, psicología, orientación, de sus discípulos. Tampoco
psicopedagogía, enfennería, trabajo social, parece rara la carencia de una teoría inter­
educación social, etc.) desmiente este pre­ na, tan sólida y cerrada que pueda pres­
juicio. Por el contrario, el psicodrama cindir de otras aportaciones. En este senti­
insufla creatividad al diseño y ejecución do su vida y obra son coherentes. Ambas
de estas dramatizaciones estructuradas. Así están llenas de chispas de creatividad que
ocurre con el recurso de pacientes simula­ se esparcen en el mundo para uso y disfru­
dos (actores entrenados) en los exámenes te de los humanos. Para Moreno, Dios está
para estudiantes de medicina en Cataluña cuando dos personas se encuentran; lo que
y otros países como Inglaterra. confmna su influencia hasídica y panteísta.
Cuando Moreno hace al hombre Dios, le
En el campo laboral e institucional responsabiliza de su propia historia. La
se preocupó del análisis de las relaciones Tragedia o la Comedia son el resultado de
interpersonales para el establecimiento de nuestra manera de escribir en el libro de la
equipos de cuidadores y cuidados o de vida. Nuestra existencia está marcada por
compañeros de estudio o trabajo. Comen­ la forma de estar en el mundo en lugar del
zó en campos de refugiados en Austria en destino, lo inconsciente, los otros, etc, .
la primera guerra mundial. Sus aportacio­ Esté existencialismo es la base filosófica
nes en la selección y diseño de los batallo­ de sus aportaciones, cuya verdad se en­
nes americanos de la segunda guerra mun­ cuentra en sus poesías, las cuales han sido
dial en Washington fue seguido y amplia­ malentendidas o menospreciadas por sus
do por los psiquiatras ingleses que diseña- discípulos durante décadas.
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 851 (37)
ORIGINALES Y REVISIONES

Un aspecto básico para la integra­ Estas variaciones se entienden me­


ci6n es no perder los objetivos. No se trata jor con ejemplos clínicos que con distin­
de mezclar diferentes técnicas a modo de ciones teóricas. Los primeros muestran la
collage. Más bien se tiene que saber cua­ realidad clínica de la interacción, mientras
les son los fines que se pretenden con la las segundas son fruto de la mente de quién
Psicoterapia y después se añade s610 aque­ las produce. Finalmente, cuando las dife­
llo que mejore lo anterior. Se recurre a otra rencias se exponen con la práctica clínica,
modalidad cuando el logro es insuficiente las disparidades teóricas se empequeñecen,
o no se ajusta al objetivo con el procedi­ hasta llegar a desaparecer.
miento habitual. Es preferible rebajar las
expectativas del cliente que buscar el "mi­ 3- Psicodrama y psicoanálisis
lagro" en las técnicas a emplear. Desde el imaginario encuentro en­
tre Moreno y Freud, se han realizado otros
Por otra parte, cada innovaci6n tie­ no menos seductores como los de Marx y
ne ventajas e inconvenientes. Al principio, Freud y Marx y Bakunin. Moreno debe a
lo nuevo funciona mejor; por lo tanto es Freud una parte importante de su contri­
preciso detenninar cuánto hay de diferen­ buci6n, pero su paso al grupo y su influen­
te en la técnica en sí, qué grado de entu­ cia del teatro le dan una originalidad que
siasmo irradia el que la aplica y cuánto tras­ normaiiza la psicopatología y extiende su
mite a quien lo recibe. La mejor discrimi­ influencia a lo social. En una biografía del
nación es la duraci6n del cambio, ya que a creador del psicodrama recuerdo la sana
los 6 meses o al año la sugestión inicial se envidia que el creador del psicoanálisis
agota y se distingue mejor lo que hay de tenía de su colega y dramaturgo Schnitzler;
nuevo en dicha intervención. éste se anticipaba en sus obras de teatro a
las pesquisas que el psicoanalista conse­
Es necesaria una formación básica guía tras largas horas de diván y estudio
sólida para poder hacer fusiones creado­ (3). Moreno y Schnitzler trabajaron juntos
ras. No recomiendo mezclar muchas téc­ como dramaturgos en el teatro de la es­
nicas al inicio de la formación, porque se pontaneidad. Era un pequeño teatro de cá­
corre el riesgo de desconocer su visión del mara, cerca de la Ópera de Viena, donde
mundo y perder el norte en cada una de se representaban las noticias del día y allí
ellas. Se debe recurrir a la integración nació el psicodrama (1).
cuando los procedimientos estándares de
formación no sirven para resolver las difi­ El psicoanálisis aporta la relación
cultades del cliente. Se añaden aquellas discursiva y asociativa, que el psicodrama
modificaciones de eficacia probada, por su lleva a la escena y amplía del individuo al
mayor especializaci6n o porque su descrip­ grupo y de lo interior al contexto. La dra­
ción es más concreta y operativa. La for­ matización exterioriza y pone en juego lo
ma diferente de afrontar el problema da una imaginario, con lo que permite el acceso a
visión más amplia al sufriente. El aborda­ lo simbólico, el cual reconstituye los frag­
je innovador suele bastar para la resolu­ mentos perdidos de nuestra existencia. De
ción del conflicto. esta manera, nuestra vida es puesta en pers­
(38) 852 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

pectiva y reelaborada bajo un nuevo pris­ y la dramatización grupal simbólica (indi­


ma; el de la creatividad espontánea, que cada en grupos inhibidos o con personas
surge cuando la dramatización cala hondo desconocidas entre sí al inicio del grupo,
en el protagonista. cuando se desea aumentar la cohesividad).

No es exacto que el psicodrama Son dramatizaciones propuestas


s610 trabaje con lo interpersonal y grupal. por el director y deben contar con el apo­
La relación dual del sujeto consigo mismo yo e interés previo del grupo para su reali­
también es objeto de su trabajo. Este he­ zación. Recientemente he creado la agen­
cho resulta una sorpresa para muchos cia de viajes de vida. A lo largo de varias
psicoterapeutas individuales, para los que sesiones, los miembros del grupo exponen
el psicodrama sólo es útil en los proble­ sus objetivos personales de cambio, el cos­
mas relacionales y no en los intrapsíquicos. te que han de abonar para su consecuci6n
La acci6n no es el objetivo único del y diseñan juntos el itinerario grupal. Esta
psicodrama, es un elemento más del mis­ dramatizaci6n grupal simbólica aumenta
mo. La asociación libre inicial de los la cohesividad, clarifica los fines comunes
miembros del grupo permite que el y marca el desarrollo futuro del grupo.
psicodramatista trabaje con las necesida­
des grupales, más que con las suyas pro­ La representaci6n exterioriza el
pias. Este caldeamiento inespecífico debe mundo intrapsíquico y vuelve a presentar
mucho al psicoanálisis. Recurro a él con el relacional. Estos hechos son terapéuti­
frecuencia en los grupos de psicoterapia, cos en sí mismos, porque ponen distancia
porque confronta a los sujetos con sus re­ entre el protagonista y su acción, con lo
sistencias. Sin embargo es diferente de la que permiten una reflexi6n más reposada.
asociación libre individual y muestra el
salto de 10 individual a 10 grupal. Una va­ La técnica psicodramática del cam­
riante clásica es el caldeamiento en raci­ bio de roles incrementa la empatía y am­
mos, en el que subgrupos comentan sus plía la visi6n del mundo. Un ejemplo es el
cosas al inicio de la sesión. de un joven estudiante que está en psico­
terapia de grupo por problemas ansioso ­
El psicodrama no se reduce s610 a depresivos. Es el mayor de 2 hermanos.
la libre asociación. Existen otras modali­ Durante el divorcio de sus padres testific6
dades de ejercicios individuales o grupales a favor de su madre. Su familia vive a 400
para la preparación del grupo: paseos por Km. de distancia. Él vive con su abuela y
la escena, estiramientos corporales como se siente presionado para volver.. con su
desperezarse, bostezar, golpear el suelo, familia de origen. Me llama por teléfono
etc. (7). Algunas variantes que practico con porque quiere comentarme un tema per­
cierta asiduidad son: el ensueño dirigido sonal, después de escucharle brevemente
(8) (sirve para un contacto interior y una le remito al grupo. En la siguiente sesión
comunicación más fluida), la re~resenta­ comenta que su hermana acaba de romper
ción del ensueño (una variedad con su novio y él trata de acompañarla. Su
psicodramática que enriquece la vivencia) novia le dice que se siente menospreciada
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 853 (39)
ORIGINALES Y REVISIONES

por su hermana. Concreta esta situación en pio deseo. Los compañeros de terapia no­
una comida que prepara su novia para los tan la reversi6n de la depresión y una ma­
tres. En ella se aprecian los esfuerzos de yor participaci6n en la misma.
su hermana por separarlos. No para de
poner cara de asco a todo lo que la novia Otro aspecto inherente a la situa..
de su hermano ha cocinado con amor y ci6n grupal es la resonancia de escenas,
dedicación. El protagonista, que no enten­ donde el inconsciente circula y se refleja
día bien las quejas de su novia y los moti­ en los demás componentes del grupo. Las
vos de su hermana para semejante com­ escenas se encadenan unas con otras en una
portamiento, es invitado a contemplar la danza de representaciones que dan cohe..
escena desde fuera (técnica del espejo) y rencia y movimiento a la fase grupal 'en
desde allí comprende lo que desde la re­ que se encuentran.
presentación no veía. Sobran las interpre­
taciones. La visión desde fuera le ha pro­ La noci6n moreniana de coincons..
porcionado un insight interior mucho más ciente, proviene del psicoanálisis, pero su
cercano a su Yo que la interpretación más significado trasciende el ámbito individual
acertada de un experto psicoterapeuta. para llegar al colectivo. Se entiende por
coinconsciente cuando dos o más personas
La asociaci6n de escenas, que com­ tienen una especial afinidad por la cual pien­
bina el pensamiento psicoanalítico y san o sienten lo mismo ante hechos simila..
psicodramático, lleva a mundos intrapsí­ res, incluso a distancia. Es más una versi6n
quicos inexplorados (9). Una norma del en el tiempo presente de los aspectos
director es acompañar al protagonista, ja­ jungianos de inconsciente colectivo, que un
más ir por delante de él; ésto es llegar has.. inconsciente freudiano. Conlleva elemen..
ta donde él desee. Una novicia, Teresa, lle.. tos empáticos y de comunicaci6n
va un año exclaustrada en la orden interpersonal (telerrelaci6n o relaci6n a dis­
contemplativa por sufrir una depresi6n tancia) que se "escapan de la noci6n
reactiva. Presenta un conflicto de lealta.. freudiana de transferencia, que es una per­
des entre su familia de origen y su voca­ cepci6n deformada del otro en funci6n de
ci6n religiosa. Su madre, autoritaria y do­ relaciones pasadas. En los grupos evolucio­
minante, anula el deseo de su hija. Aso­ nados existen muchos elementos coincons­
ciando escenas del pasado surge una en la cientes que sorprenden al monitor y expre­
que la madre inicia el diseño de una hija san los vínculos que unen a sus componen­
cuidadora y anulada. Allí comenz6 Teresa tes. Así ocurre cuando un protagonista eli­
a no poder negar nada a su madre. Con el ge como Yo auxiliar de su escena al miem­
grupo como corifeo, se le insta a gritar bro del grupo que representa en su vida el
"¡NO!". Lo hace con algunas dificultades. mismo papel o que tiene un conflicto simi­
Repite ese prilner "¡NO!" en varias esce­ lar, sin saberlo de forma consciente.
nas encadenadas de su biografía: infancia,
adolescencia y edad adulta. Pocos días La pulsi6n escoptofílica es otra apor­
después comenta que ha logrado ser más tación que el psicodrama de los Lemoine
asertiva con su madre y clarificar su pro­ hacen desde el psicoanálisis de Lacan. Aun­
(40) 854 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

que para mí la fase del espejo de Lacan es ván se extiende a toda la sala y al conjunto
la contribución más interesante, no hay duda de su vida. En una primera aproximación
de que los Lemoine dieron lugar a un el sujeto recrea en la sala su dormitorio,
psicodrama que va más allá del discurso. éste aporta multitud de datos sobre su per­
Sin embargo, no estoy de acuerdo' con su sonalidad y forma de ser. Se va a la cama,
noción de psicoanálisis individual en gru­ se desnuda y comienza a donnir. Desde la
po. La realidad del grupo es más que la suma cama se introduce en el sueño y lo repre­
de los individuos y en el psicodrama indi­ senta. El revivir lo que en el sueño resulta
vidual participan al menos dos personajes, doloroso es una experiencia saludable. Más
el sujeto y su relación, además del sano alÍn es representar los extraños per­
psicoterapeuta. Un .ejemplo ilustrativo es el sonajes que afloran en el estado onírico.
trabajo psicodramático con un psicótico y La recreación da un contexto a lo inconexo
sus voces en un grupo de personas con tras­ y otorga un significado a lo oculto. Cuan­
tornos neuróticos.· Cada voz se encarna en do se llega a esta situación sobran las pa­
el cuerpo de una persona. Juntas forman un labras desde fuera, porque el analista inte­
coro y él es el director. A los asistentes y rior ha procesado de forma egosintónica.
participantes (en los grupos de terapia los
clientes son también Yoes auxiliares) no les El grupoanálisis, que participa de
resuena este trastorno, tan alejado aparen­ la topología de Lewin, entiende también
temente de sus problemáticas. Sinembar... el grupo como algo más que la suma de
go la cohesión grupal yel ambiente dealian­ individuos. Las fases grupales que des­
za de trabajo mueve a uno de los partici. criben determinan las actividades más
pantes a compartir: "Yo no tengo esas vo­ convenientes en cada momento grupal.
ces que me ordenan, insultan o me dicen lo Estas aportaciones son muy prácticas
que tengo que hacer. Sin embargo pienso para el terapeuta grupal y le permiten una
que no valgo nada, nadie me quiere, que lectura del grupo con más de una pers­
me voy a morir de una dolencia insignifi­ pectiva. De hecho, la dramatización de
cante,. no soy digno de que me tengan en un protagonista, representa a una serie
consideración,.etc." Le animo a tomar pres­ de miembros del grupo y tiene una co­
tada la escena anterior y de ahí surge el ta­ nexión con el momento grupal, la evo­
ller: el maestro del coro o la canción del sí lución del mismo y la situación social
mismo. El protagonista crea su propia me­ del país (12). Si embargo, la reducción
lodía mejorando su autoconcepto, si 10 de­ al ámbito verbal y la noción de acting
sea, o mantiene su propia visión, como un out (levantarse de la silla) diferencia el
fúnebre y tenebroso Miserere. En esta es­ grupoanálisis del psicodrama. Este últi­
cena el sujeto no está apresado por su in­ mo permite una visión más flexible del
consciente, sino que domina su forma de dolor humano y una ampliación del re­
ser y se responsabiliza de sus actos. pertorio grupoanalítico. El psicodrama
recibe del primero una visión más holista
En el psicodrama de los sueños (10, del conjunto del grupo y una lectura
11) 1~ interpretación y el análisis van más grupal de la dramatización realizada por
allá del inventor del inconsciente. El di- un protagonista.
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 855 (41)
ORIGINALES Y REVISIONES

Raúl Sintes sostiene que en el trimonio, sin reparar en que la alta exigen­
psicodrama se da el paso de lo siniestro cia sobre su marido ha acabado por des­
(aquello que nos posee sin que lo sepamos) truirle y sentirse un fracasado. Ella sufre
a lo patético (cuando descubrimos que este estado continuo de malestar, irritación y
poder nos posee) y de éste a lo artístico o crisis de pánico. A pesar de su relato, no
maravilloso (cuando lo que nos poseía lo­ acepta su responsabilidad en dicha situa­
grarnos vencer lo instituido y crear algo ción y la proyecta en su pareja, a quien
nuevo, distinto, la radical novedad del acusa de no saber estar a la altura de las
acontecimiento). La representación, la circunstancias. Asociaeste relato con el día
creatividad, el momento y la espontanei­ de su boda. Mientras estaba en la ceremo­
dad del psicodrama son las actrices de este nia nota que le aprieta un zapato. Le pido
proceso que enriquece la práctica que encarne ese zapato y comente su vida.
psicoterapéutica. ¿Quién lo ha elegid~? ¿Para qué 10 ha ele­
gido? ¿Qué expectativas suscita ese nue­
vo matrimonio? ¿Cuál es la realidad de esa
4- Psicodrama y gestalt nueva pareja?, etc. Con inusitada claridad
Si las nociones de Lewin calaron sale todo el fracaso de la pareja, su difi­
en Moreno, no es menos cierto que éste cultad para aceptar las caricias y su goce
influy6 de forma decisiva en Perls, que en el sufrimiento. El zapato se expresa de
asistió con cierta regularidad a las sesio­ forma tan clara que muchas de las dudas
nes públicas de psicodrama que Moreno que había planteado en la psicoterapia de
realizaba periódicamente en una sala del grupo desaparecieron. A partir de ese mo­
Carnegie Hall de Nueva York. A pesar de mento decide mantener las apariencias y
este hecho, Perls nombra a Moreno casi no vuelve a necesitar más tratamiento psi­
de pasada. quiátrico, a pesar de que durante los últi­
mos 20 años ha realizado alguna visita es­
Sin embargo, las relaciones entre porádica.
ambas corrientes son muy fecundas. La
gestalt propicia el cambio de roles entre Otro aspecto capital de la gestalt es
la figura y el fondo, es decir entre la per­ el psicodrama de los sueños. El psicodrama
sona y su decorado, de forma imaginaria. clásico comienza por diseñar el dormito­
El psicodrama propone encarnar lo imagi­ rio, meterse en la cama e introducirse en
nario en el cómo sí de la escena. Es decir, el sueño, como ya he comentado. Cuando
rellenar la silla vacía para adquirir una el sueño tiene un componente relacional
mayor plenitud de sí mismo. evidente, el resultado es satisfactorio y no
se precisa de otros recursos. El volver a
El introducirse en los objetos (ser soñar en el cómo sí de la escena basta para
los objetos), ha aportado al psicodrama trasformar el sueño. De esta manera se
mucha profundidad, como se puede apre­ cumple la frase que Moreno, siendo estu..
ciar en el ejemplo siguiente: En un grupo diante, refiere haber dicho a Freud: "Us­
de psicodrama una mujer de 45 ,años se ted analiza los sueños de sus pacientes en
queja continuamente del fracaso de su ma­ el diván y yo les estimulo a que sigan so­
(42) 856 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

ñando". La escena se convierte en un in­ casa se nota una sensación de rutina. La


menso diván donde tienen cabida todos los representación del sueño era muy resonan­
sueños. te para el público, había varias personas
llorando.
Sin embargo, en ocasiones los re­
cursos habituales del psicodrama no son Sin embargo, no encuentro algo sig­
suficientes o no están indicados; entonces nificativo en la representación. Recurro a
la gestalt (13) resulta un instrumento muy la gestalt y sugiero que se convierta en la
útil (10). La mejor manera de ilustrar esta cama de matrimonio, que explique cuán­
forma de trabajar es con una viñeta clíni­ tos años tiene, de dónde proviene y qué es
ca: lo que ha visto. Dice ser una cama anti­
En los talleres de psicodrama de gua, que fue escogida por la pareja. Tiene
los sueños, tras un caldeamiento inespecí­ mucha experiencia, han pasado por ella
fico, sugiero que busquen un lugar en la varias familias, y nota que con el paso del
escena donde tumbarse, relajarse y entrar tiempo éstas se van separando y le produ­
en contacto con sus sueños más habitua­ ce dolor. Fue comprada a un anticuario y
les. Tras este ensueño dirigido, animo a que restaurada con carÍño. Al principio dor­
los comenten en pequeños grupos y elijan mían muy juntos. Ahora, llegan muy can­
el más significativo. El grupo grande es­ sados, cada uno se recuesta en un lado.
cucha los sueños elegidos y dramatizamos Últimamente ella se despierta con desaso­
el elegido sociométricamente. Si el semi­ siego y a veces se levanta por la noche.
nario es de tipo maratón, la elección sirve
para seguir un orden de prioridades. Como la cama no aporta suficiente
información, pido a la protagonista que
En uno de estos talleres una joven sea el tapiz del árbol de la vida. Abajo es­
psi- representa el siguiente sueño: duer­ tán los durmientes y desde el tapiz la vi­
me en una cama grande de nogal con su si6n que produce resulta más esclare­
pareja desde hace 8 años, encima de la cedora. Fue comprado cuando los dos se
cama tienen un tapiz con el árbol de la vida. fueron a vivir juntos. Desde hace tiempo
Al entrar en el sueño sale de la cama y va llegan cansados a la cama, apenas tienen
a una habitaci6n que se encuentra poblada relaciones afectivas y tampoco muestras
de niños muertos, luego va al frigorífico de cariño. Se escudan en el trabajo, los
que está lleno de bebés muertos, se acerca horarios incompatibles; pero la fuerza de
al cesto de la ropa sucia y al abrirlo se en­ su amor decae. Ella quiere tener un hijo
cuentran un mont6n de fetos muertos. Esta antes de que todo sea tarde, pero no se lo
pesadilla dramática lleva varios meses expresa a él. Surge la catarsis de integra­
atormentándola y se despierta con sudora­ ción. Se da cuenta de su deseo, de la ne­
ci6n, taquicardia y sensaci6n de opresi6n. cesidad de cultivar su pareja y conseguir
En el cambio de roles con su pareja, éste un fruto de la misma.
trabaja mucho. También ella dedica mu­
chas horas a formarse y encontrar un lu­ Le animo a que vuelva a soñar el
gar en su profesión. En el ambiente de la sueño, ésta es la gran diferencia con el psi­
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 857 (43)
ORIGINALES Y REVISIONES

coanálisis, y cuando va al frigorífico, re­ Kindertoten lieder (canciones de los niños


coge un bebé muerto lo lleva a la cama y muertos) que eran lo más apropiado para
al calor de los dos le reaniman y cuidan la representaci6n del sueño. Nadie del gru­
con amor parental. po sabía qué clase de música llevaba. Fi­
nalizamos el taller bailando todos unos
El eco grupal fue muy resonante y valses de los Strauss. De esta manera las
emotivo, a pesar de ser un taller al que asis­ Musas de Moreno estuvieron presentes en
tieron unas 150 personas. Algunas comen­ esta clausura memorable. Todavía hoy,
taron los abortos y pérdidas recientes y muchos asistentes me recuerdan esta se­
cómo la representación les habían remo­ sión de psicodrama, a pesar de los años
vido las entrañas. transcurridos.

No quisiera acabar sin señalar al­ Este ejemplo ilustra claramente


gunos hechos coinconscientes curiosos. cómo la gestalt potencia y desarrolla el
Este taller era la clausura de un acto cien­ psicodrarna. Yo recurro a ella con frecuen­
tífico de psicodrama al que había sido in­ cia en los talleres de crecimiento personal
vitado. Llevaba dos propuestas: una con­ y de esta fonna el ensueño dirigido (8) se
ferencia sobre "Moreno y las Musas" (1) hace cuerpo y se muestra en la escena, lo
y el taller citado. Por motivos ajenos a mi que resulta mucho más gráfico y enrique­
voluntad, llegué al final del acto científico cedor para los asistentes.
y s610 podía dar una de las dos cosas. De­
cidí plantear la elección al grupo y eligie­ El mundo interno y los sentimien­
ron el taller. tos pueden ser materializados. Su exterio­
rización permite confrontarlos y afrontar­
Para la conferencia llevaba un los mucho mejor. Uno se siente menos sólo
casete con extractos de música clásica, cuando habla con su soledad. Menos soli­
desde la Viena de finales del siglo XIX a tario aún si se encarna en su apartamiento
la música moderna dodecaf6nica, que na­ y se describe cómo lo inició y cómo lo
ció en dicha capital al mismo tiempo que conserva. Aún menos si vuelve a ser uno
el psicodrama. La selecci6n empieza con mismo, dialoga con la soledad y se pre­
valses de los Strauss, música de Mahler, gunta para qué le sirve dicho aislamiento.
Schonberg y Alban Berg, del último la Se pasa así, de un retiro doloroso a uno
ópera Lulú, que es el nacimiento de la gozoso o elegido, que puede ser fuente de
mujer fatal y el preludio de la mujer mo­ inspiraci6n para múltiples actividades de
derna, independiente pero innacesible. la vida, en lugar de una sensaci6n desagra­
dable a evitar.
La relaci6n con el grupo tenía unas
características télicas (relaci6n a distancia 5- Psicodrama y sistémica
que participa de la empatía, la transferen­ Moreno fue el primer terapeuta de
cia y la amistad) muy positivas. La coinci­ pareja reconocido. De hechoel psicodrama
dencia coinconsciente es que de las dos se­ nace de una psicoterapia de pareja. Aun­
lecciones de Mahler, una de ellas eran los que sus primeras terapias no fueron tan
(44) 858 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

exitosas como él hubiera deseado (1, 3), Los ciclos evolutivos de la familia
lo cierto es que estos primeros fracasos nos diferencian los objetivos terapéuticos con
remiten a algo básico: La necesidad de los clientes: Se indica psicoterapia de gru­
tener en cuenta a los dos protagonistas en po a una joven estudiante de 21 años, con
la dramatización. El abandono de uno, con problemas relacionales con su familia de
la consiguiente inclinación por el otro, pue­ origen y la extensa. Esta última denunció
de traer funestas consecuencias. Este do­ a sus padres un consumo de drogas no
loroso aprendizaje le sirvió para sobrevi­ objetivado. Como consecuencia de este
vir en sus "años de galeras" (1), donde sus estrés sufría una disminución notable de
lecturas del contexto le llevó a predecir el la autoestima con somatizaciones digesti­
ganador de los combates de boxeo, en fun­ vas (su padre era un hombre reservado, que
ción de los datos relacionales y familiares "tragaba" sus sentimientos y padecía una
de los contendientes. afección digestiva similar). La finalidad de
la terapia no es la independencia de su
López Barberá YPoblación (14) de­ medio familiar, lo que sería una falsa sali­
finen la escena como sistema. En la repre­ da y un empobrecimiento futuro. Los ob­
sentación psicodramática se muestran las jetivos más cercanos son lograr una con­
interacciones de los protagonistas y sus vi­ fianza en sí misma y una apertura a los
das, que reflejan las del grupo de espectado­ demás que pennita exprese sus deseos y
res y sus propias relaciones interpersonales, logre ser escuchada por sus padres. Tam­
éstas son el espejo del momento social en bién es importante que consiga habilida­
que el grupo se desarrolla. des suficientes de negociación para seguir
estudiando, acabar su carrera y tomar de­
La escultura mejora el conocimien­ cisiones afectivas propias. Estos mismos
to y relación de la pareja (14). Básicamen­ objetivos no son adecuados para un profe­
te consiste en solicitar a cada uno de los sionalliberal exitoso de 35 años, el único
miembros del vínculo que coloque al otro soltero de la casa de sus padres, que acude
y luego a sí mismo en una postura que ex­ al mismo grupo. Ha sufrido un cuadro psi­
prese sin palabras su relación en un mo­ cótico paranoide referencial de perjuicio
mento determinado. Se trata de una foto y ha vuelto a refugiarse en casa de sus pa­
de la pareja. Se suele comenzar con ]a si­ dres, abandonando los contactos sociales
tuación del duplo en el presente, luego en y la vida independiente que llevaba.
el pasado y finalmente en el futuro. Una
variante es la relación de pareja en la ac­ La visión relacional proporciona
tualidad, la deseada y la temida. Desde fondo a las escenas que los protagonistas
cada una de las esculturas los miembros nos presentan y clarifican mucho el futu­
expresan lo que sienten e intercambian el ro. Una joven estudiante, hija única, duda
papel con el otro. Es una aproximación entre su antiguo novio, que la había deja­
diagnóstica y terapéutica. Es una alterna­ do por otra y ahora pugnaba por volver, y
tiva muy interesante cuando las palabras y el actual, que no es aceptado por sus pa­
descalificaciones dificultan la comunica­ dres debido a su amaneramiento e inde­
ción entre los miembros. pendencia. Ambos son compañeros de pro...
Integració,,: del psicodrama con otras líneas teóricas 859 (45)
ORIGINALES Y REVISIONES

fesión. El primero se apoya en ella para La técnica del espejo permite que
acabar su carrera y la maltrata psicológi­ el protagonista observe la acción desde
camente. De ideas tradicionales, tiene una fuera. Puede objetivar mejor cómo los rei­
excelente relación con los padres de ella. terados intentos fallidos de solución se con­
El segundo, le anima a ella para que fina­ vierten en un auténtico problema. Fomen­
lice su carerra, trabaje y abandone el ne­ ta el desarrollo de nuevas respuestas o la
gocio familiar donde se ha refugiado. Las correcci6n de las antiguas.
dudas e inseguridades al respecto y su baja
autoestima le producen un cuadro depre­ La vida futura sin problemas se
sivo con desmotivaci6n, falta de rendi­ concreta mucho mejor cuando se represen­
miento académico, ideas de muerte, ta en la escena, con lo que el psicodrama
indecisiones, labilidad afectiva, ete. En la se adelanta varias décadas a la terapia fa­
dramatización se avanza 1, 5, 10 Y20 años miliar breve centrada en soluciones.
de futuro con cada uno de los dos candi­
datos (técnica de proyección al futuro). El Cuando el protagonista pasa por los
grupo no tiene duda de que el segundo diversos papeles de su átomo familiar o
novio le proporcionará una vida personal social, completa su sistema relacional y
y profesional más ann6nica e independien­ adquiere una percepción más. clara de su
te. El primero exige que sea ama de casa, situación. A veces esta identificación es
renuncie a sus éxitos académicos y sopor­ suficiente para que el sujeto rectifique su
te sus huídas de casa y sus juergas. antigua forma de actuar. Así le ocurrió a
una joven que durante varios años mante­
Ella necesit6 6 meses más de psico­ nía una relación tormentosa con un varón
terapia grupal para poder vislumbrar lo que varios años mayor. Éste la seducía y al día
era evidente para todos los asistentes. Ac­ siguiente se presentaba con otra. Cuando
tualmente lleva varios años felizmente ca­ ella se alejaba, él volvía a acercarse. El
sada con el segundo novio y acaba de tener ciclo se repetía continuamente. El paso por
un hijo. Las razones para esta disparidad cada uno de los papeles aumentó su capa­
son que la dramatización se realizó al ini­ cidad de decisión.
cio del grupo y ella no estaba preparada para
objetivar dichas diferencias y sobre todo Otra mujer de 29 años, cuando está
para romper con los lazos de protección con su novio desea un hombre imposible.
parental que dicha decisi6n conlleva. Se queja del abandono del primero, que
nota el alejamiento de ella y recurre al al­
Algo similar ocurrió con una pare­ cohol y cocaína. La escena se desarrolla
ja que llevaba una década de convivencia en un bar. Los protagonistas son su novio,
sin consolidar. La proyección tres décadas el hombre imposible, que es el camarero,
adelante, deshizo la disculpa perenne de y ella. Como botella encima de la barra
las comisiones de servicio y la inseguri­ elige una chica muy atractiva del grupo.
dad en el puesto de trabajo. Actualmente Ella está mirando continuamente al otro
se encuentran casados y tiene varios hijos, hombre, cuando cambia de papeles se da
así como Ull trabajo estable para los dos. cuenta de su juego. Asume su responsabi­
(46) 860 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

lidad, en lugar de la defensa proyectiva que representación fluída. El maquillaje y el


hasta ahora realizaba. A partir de entonces vestuario contribuyen a sumergirse en el
abandona el juego relacional y se dedica a personaje y hacerlo creible.
ir con su novio a un centro de tratamiento
de adicciones sociales. En psicodrama cada vez se trabaja
menos con esta preparación. Sólo el teatro
En mi práctica diferencio mucho espontáneo invierte esfuerzo en esta im­
cuando hago terapia familiar y psicodrama, prescindible preparación inicial; lo que es
como si fueran dos encuadres distintos. Sin un recordatorio hacia una tarea necesaria
embargo, la visión sistémica da a mi tra­ en el psicodrama. Cuando encuentro al
bajo psicodramático una amplitud de mi­ grupo muy rígido, recurro a la escena caó­
ras que se extiende a los ciclos familiares tica y juguetona de moverse con rapidez
y a las familias de origen, así como la es­ por la sala y toparse con los hombros con
tructura relacional de la familia, 10 que los otros miembros del grupo. Sin la obli­
jerarquiza mejor los objetivos. La visión gación de decir «perdón» o «lo siento», las
psicodramática otorga a la terapia familiar risas y el calor que generan estos choques
una actuación más flexible y menos rígi­ trasforman la atmósfera inicial d; grupo.
da, donde la creatividad sirve para el fo­
mento de la comunicación de los afectos Pero lo corporal no se desarrolla sólo
en las familias. en la fase inicial de la sesión. En la drama­
tización el cuerpo interaccionacon los otros.
Son clásicos los ejercicios grupales de re­
6- Psicodrama y técnicas corpora'es conocimiento a ciegas por medio del tacto,
El cuerpo del terapeuta y de los asis­ donde la palabra y la vista están excluidas.
tentes al psicodrama es mostrado en toda su También aquellos de fuerza, por ejemplo
extensión. Aunque no es el eje, sí es el motor empujar al compañero/a con las palmas de
de la existencia. La dramatización cuando las manos ó gritar "¡NO!" e intimidar
comienza en frío resulta pococreíble, no cala gestualmente al contrario sin tocarle. El re­
en los espectadores y los actores actúan de conocimiento del otro por el olor o utilizar
forma distanciada y carente'de emoción. Por una fragancia como iniciador de un encuen­
eso siemprerecurro a técnicas de caldeamien­ tro son otras formas de activar las reaccio­
to verbales y corporales. nes de un grupo.

Los actores profesionales antes de Recuerdo un grupo en el que repre­


la representación hacen ejercicios físicos sentamos El Beso de Gustav Klimt, cuyo
de preparación, tanto del cuerpo como de póster está en la cabecera de la cama de la
la voz, para poder moverse mejor e protagonista, expresando el anhelo de amor
impostar el sonido. De esta manera, hasta por su pareja. En la sesión siguiente llevé
los susurros llegan a lo más recóndito de unas láminas de Klimt y otras de su discí­
la sala. Los movimientos corporales de es­ pulo Egon SemeJe, el grupo eligió la repre­
tiramiento ó de relajación sirven para po­ sentación de uno de eso bellos paisajes que
der introducirse en el papel y hacer una Schiele pintó y que se encuentran muy ale­
Integración del psicodrama con otras líneas teóricas 861 (47)
ORIGINALES Y REVISIONES

jados de sus autorretratos expresionistas. plantean dicha demanda. Suelo comenzar por
Los árboles, el camino y el arroyo, hecho ejercicios grupales de caldeamiento, por
con los cuerpos de los asistentes, hablaron ejemplo contactar en grupos sentados en el
mucho de cada uno y de su posici6n en el suelo y con los ojos cerrados, s610 con las
grupo y/o en la vida, constituyendo una de manos, después sólo con los pies. Finalmen­
las sesiones más productivas de ese grupo. te en dos ruedas concéntricas de pie, la de
afuera conecta con las manos de la interior
La maximizaci6n, exageración de­ que recibe pasivamen~ con los ojos cerra­
liberada de una postura o gesto, ayuda en dos. La exterior va ascendiendo por el brazo
muchas dramatizaciones a ser consciente y antebrazo hasta la cara y vuelve poco a
de lo que subyace bajo el gui6n de la re­ poco hasta las manos despidiéndose en si­
presentación, de ahí la enorme utilidad que lencio. Se hacen varios cambios de pareja,
tiene para el director. pennaneciendo el círculo interior siempre
con los ojos cerrados. Después se
La bioenergética aporta fonnas de intercambian los papeles. En otras ocasio­
andar, respirar y liberar la cadera, que son nes les pido elección por parejas y aprenden
útiles preparatorios para una mayor flexi­ a respirar con el vientre, moviendo las cade­
bilidad corporal o para una lectura de las ras tal y como se enseña en bioenergética,
zonas contracturadas del cuerpo. Los ejer­ en decúbito supino, con las piernas
cicios de descarga de agresividad deriva­ flexionadas, al inspirar dirigen las caderas
da hacia objetos son tamb~én necesarios hacia el suelo y al espirar giran las caderas
en algún momento de la dramatizaci6n. hacia el techo. El ayudante con las manos en'
las caderas ayuda a su movilización. Tras
La relajaci6n con técnicas de respi­ estos ejercicios prosigo con un amplio co­
ración y de contracci6n-relajación, siguien­ mentario grupal que permita procesar las
do la teoría de inhibición recíproca de Wolpe, emociones y experiencias del grupo.
es un recurso grupal útil para los pacientes
ansiosos. Igual ocurre con las técnicas Hace años realicé el siguiente ta­
sofrol6gicas o la relajaci6n de Jakobson. ller: "El goce del cuerpo - encuentro.en el
jardín secreto", dirigido a los profesiona­
En terapia sexual prima el uso del les de un encuentro de psicodrama. Advier­
tacto, uno de los sentidos más prohibidos e to que es preciso acudir con bañador o es­
ignorados y por 10 tanto poco practicados en tar dispuestos a desprenderse la ropa y rea­
la vida y en la psicoterapia. El masaje sensi­ lizar parte del taller en paños menores.
tivo gestáItico busca el contacto y la rela­
ción por medio de las manos y experiencias La idea surgi6 de una experiencia
táctiles. El psicodrama simboliza la experien­ similar con un terapeuta ;reichiano. Durante
cia placentera y da penniso al goce, incluso 45 minutos hablando de la necesidad de
allí donde está más reprimido. En grupos de quitarse la ropa, de hacer el taller desnu­
terapia o de crecimiento personal recurro a do, etc. Aburrido de lo prolijo del discurso
estas técnicas en contadas ocasiones, cuan­ le pregunto si podemos empezar a quitar­
do lo hago son grupos evolucionados y que nos la ropa e iniciar el taller. Los asisten­
(48) 862 Integración del psicodrama con otras líneas teóricas
ORIGINALES Y REVISIONES

tes respiran con alivio y todos nos desnu­ 6- Conclusiones


damos, excepto el monitor que a los cal­ - La integración de diversas técnicas per­
zoncillos de rigor añadió una camiseta. mite ampliar el punto de vista de la base
teórica inicial.
El número de asistentes a mi taller - La integración no es mera adición de una
es limitado, en la puerta de la sala hay una teoría sobre otra, si se hace tiene que ser
cartulina. Al llegar veo que no hay ningún bajo un porqué o un para qué. Siempre es­
nombre apuntado y supongo que la expe­ tas respuestas han de superar a la técnica
riencia es demasiado fuerte para el básica.
psicodrama. No obstante atravieso la puer­
-Se requiere un amplio conocimiento de
ta y me encuentro con 12 personas dispues­
la teoría básica, para permitir otra inter­
tas a realizarlo. Tras unos ejercicios de cal­
vención, sin riesgo de desvirtuar la teoría
deamiento, ya descritos, que sirvien para
desprenderse poco a poco de la ropa, les inicial.
pido una elección por parejas. Realizan res­ - La mejor manera de mostrar la utilidad
piración bioenergética por parejas y después de las integraciones teóricas es cuando se
se pasan por el cuerpo la ropa que se ha­ ve o se describe como se hace, con ejem­
bían quitado. Cuando acaban el cambio de plos concretos.
roles, pido a las parejas que compartan sus - Las oposiciones entre las teorías suelen
sentimientos e imaginen una escena que ser más marcadas en los comienzos de su
simbolice el encuentro. Describen una pla­ desarrollo, para notar las diferencias y re­
ya, acariciados por el sol, un fondo marino saltar su originalidad. Pasado este momen­
con los peces acariciando los cuerpos, etc. to inicial pueden ser integradas sin obstá­
culo alguno.
La escena elegida sociomé­ - Cuando las diferencias se muestran en
tricamente es la de un convento de monjas, lugar de discutirlas, las distancias dismi­
donde el cura se enamora de una novicia. nuyen de manera notable y se pueden
Se citan en la iglesia. Es de noche, la novi­ aprender formas distintas de afrontar los
cia sale de la celda y encuentra a su amado problemas.
en el altar, se besan apasionadamente y_ se - Se requiere una dosis de seguridad sobre
desnudan. Él la tiende sobre el altar y pasa
la teoría básica que sostiene la clínica y
los manteles del mismo por su cuerpo. El
una gran flexibilidad y humildad para re­
encuentro destila un intenso erotismo que
conocer las insuficiencias manifiestas de
inunda a todos los asistentes que se mani­
fiesta en el comentario final. No se trata de todas las teorías y, por lo tanto, sus posibi­
una profanación de lo sagrado, sino una H«;lades de superación y/o mejora.
sacralización del placer, donde los dioses - La integración de diversos modelos de
somos nosotros mismos, más allá de las psicoterapia previene el fundamentalismo
prohibiciones y convenciones sociales. teórico de una S91~ al que suele asociarse
Todo el gropo agradeció el trato delicado y la absoluta i~ia Y. desprecio de los
,. la forma progresiva de entrar en situación, muy diversos puntos -de vista que intentan
así como lo placentero de la experiencia. aprehender la realidad.
Integración .del psicodrama con otras líneas teóricas 863 (49)
'1
ORIGINALES Y REVISIONES

BIBLIOGRAFIA

(1) Espina Barrio J.A. Psicodrama: Origen y Desarrollo, Salamanca, A~arú, 1995.
(2) Espina Barrio J.A "Aproximación Psicodramática a las Psicosis", Rev. A.E.N., 1989, IX, 20,
pp. 219-228.
(3) Marineau R.F. Jacob Levy Moreno 1889-1974. Father 01Psychodrama, Sociometry and Group
Psychotherapy, Londres y Nueva York, Tavistock. Routledge, 1989.
(4) Greenberg lA. Moreno y el Psicodrama-Biografía e historia, Buenos Aires, Hormé-Paidós,
1977.
(5) Moreno J.D. ''TheAutobiography of J.L. Moreno, MD (Abridged)", J. Group Psychotherapy,
Psychodrama and Sociometry, 1989,42, 1 Y 2, pp. 3-126.
(6) Moreno J.L. Las Palabras del Padre, Buenos Aires, Vancu, 1976.
(7) Población Knappe ~ Teoría y Práctica del Juego en Psicoterapia, Madrid, Fundamentos,
1997.
(8) Stevens J.O. El Darse Cuenta, Sentir, Imaginar, Vivenciar, Santiago de Chile, Cuatro Vientos
Editorial, 1988.
(9) Espina Barrio J.A. «Lo Imaginario en la Escena Psicodramática", Informaciones Psiquiátri­
cas, 1991/1992, 126-127, pp. 355-364.
(10) Espina Barrio J.A. ~Psicodrama.de los Sueños. Integración de Psicoanálisis, Psicodrama y
Gestalt, Rev. A.E.N., Vol. XI, N° 38, 1991, pp. 197-201.
(11) Leutz G. "The Psychodramatic Treatment of·Dreams", Group Analysis, Vol. 19, 1986.
(12) Bustos D.M. Nuevos Rumbos en Psicoterapia Psicodramática. lndividua'l, parejas y grupo en
funci6n social, La Plata (Argentina), Momento, 1985.
(13) Perls F. Sueños y Existencia. Terapia Gestáltica, Santiago de Chile, Cuatro Vientos Edit9rial,
1974. .
(14) López Barberá E. y Población Knappe P. La escultura y otras técnicas psicodramáticas apli­
cadas en psicoterapia, Barcelona, Paidos, 1997.

*Centro Salud Mental Parquesol


CI Ciudad de la Habana, sIn
47014 VALLADOLID
Tfno: 983307753
Fax: 983380386
E-Mail: csm.parquesol@pulso.com

Fecha de recepción: l-IX-I999