Sei sulla pagina 1di 7

Escuela de Ingeniería

Técnico en Mecánica Automotriz y Autotrónica

_ Informe NºI__

“Investigación de tipos y fallas de pistones”

Tipo de trabajo : Investigación sobre


los tipos y fallas en
los pistones
Equipo de trabajo: Nicolás Pérez

Docente: Carlos Moris

Sección : 024V

Fecha de entrega: Jueves 28 de abril del


primer semestre del año
2011.
1. Índice.

Temas Páginas

1) Índice. 1

2) Descripción del pistón. 2

3) Fallas comunes de los pistones. 3

4) Conclusión. 5

5) Bibliografía. 6
2. Descripción del pistón.
El pistón es un cilindro metálico usualmente con forma de vaso invertido que se encuentra
dentro de la cámara de combustión; la parte superior de este recibe la presión originada
por la explosión, se llama fondo o cabeza del pistón, cuya forma depende de la cámara de
combustión, de la relación volumétrica y del recorrido de las válvulas, entre otros. En la
falda (pared delgada que sirve para guiar al pistón en el cilindro) hay un orificio que lo
atraviesa y sirve para alojar el pasador o eje de pistón, llamado bulón, al que se sujeta el
pie de la biela. Dicho bulón, que es un eje de Acero duro, tratado y rectificado, hueco, a
veces cromado, y centrado en el pistón, se apoya en los cojinetes que forman los
salientes interiores redondos y huecos. Su movimiento es impulsado por el eje cigüeñal a
través de la biela que va sujeta al pistón a través del bulón. El pistón durante su
desplazamiento debería ajustar perfectamente dentro del cilindro, asegurando la
estanqueidad, para que no existan fugas de aceite y gases que hicieran perder fuerza a la
compresión y a la explosión.
Debido a este ajuste se produciría un fuerte rozamiento, para lo cual se deja un pequeño
espacio entre el pistón y el cilindro, y para evitar fugas, se colocan anillos elásticos de
fundición que tiene un diámetro algo mayor que el pistón, alojados en unas hendiduras
que les permite contraerse cuando el pistón se monta y se mete en el cilindro, estos
anillos se hacen de material menos duro que el bloque, para que en el frotamiento con las
paredes de los cilindros sean los anillos los que se desgasten.
Hoy en día los pistones se construyen de aleaciones de aluminio, siendo la cabeza plana
o llevar alojamiento para la cámara de compresión (en algunos motores Diesel) y para las
válvulas, para que no tropiecen con el mismo cuando se abran. Debido a que actualmente
los motores son cada vez más bajos, se aprovechan más los espacios y las válvulas
cuando se abren ocupan alojamientos que el pistón lleva en la cabeza.
Gracias a los nuevos tipos de aleaciones se consiguen estructuras de pistón que dilatan
muy poco, con lo cual pueden montarse ajustados en frío y en caliente no se gripan.

Durante el trabajo del pistón la fuerza F de la explosión se


transmite perpendicular a la cabeza del pistón, originando
una en la biela Fb y otra transversal Ft que empuja el
pistón hacia la pared izquierda del cilindro (visto el motor
desde la parte delantera, girando hacia la derecha como
en la imagen de la derecha.)
Durante la compresión y el escape, la fuerza F, actuando
en la biela Fb, crea otra componente Ft en un sentido
transversal cuando el pistón sube, de menor valor que la
Ft creada en la explosión, pero que actúa sobre la pared
derecha en sentido transversal del motor. Se puede decir
por tanto que el pistón “roza” sobre todo en las partes de
la falda transversal al bulón, por lo que a veces se
suprime la falda por debajo del bulón que prácticamente
no frota, y por eso se usan pistones con “delantales”.
Para disminuir los efectos de la fuerza Ft, componente
transversal de la fuerza de la explosión F, en algunos
motores se descentra el eje del bulón con respecto al eje
del cilindro y apoyo del cigüeñal, consiguiendo anular
prácticamente dicha fuerza y evitar el campaneo del
pistón en el momento de la explosión de la mezcla (detalle
C). Los mismos efectos se consiguen descentrando el punto de apoyo del cigüeñal en la
bancada (detalle D).
3. Fallas comunes de los pistones.
Gripado por falta de juego en la falda del pistón:
Esta se provoca debido a que el espacio calculado entre la falda
del pistón y la superficie de rodadura del cilindro era insuficiente
o el juego se habría reducido debido a deformaciones la camisa
del bloque.
Esta falla tiene diversas causas siendo las principales un agujero
del cilindro muy pequeño, un cilindro deformado o con
protuberancias, deformaciones o suciedad en las roscas de los
agujeros o en la de los tornillos de la culata, empleo de juntas de
culata erróneas o inadecuadas y deformaciones del cilindro a
causa de calentamiento desigual ocasionado por incrustaciones, suciedad u otros
factores perturbantes en el sistema de enfriamiento.
Gripado por falta de lubricación:
Esta falla se produce cuando se pierde la película de lubricante en determinados lugares
debido a la elevada temperatura o el derrame de carburante, siendo 2 las ilustraciones
más comunes de esta falla:
A) Película de aceite completamente destruida:
Aparecen huellas continuas de gripado usualmente en la falda
del pistón con superficies muy rayadas y de color oscuro,
cuando la falla es reciente no se constatan gripados en el lado
opuesto del pistón.

B) Falta de Aceite:
En este caso el gripado es idéntico al anterior, salvo en el color
de la superficie, la cual queda de color metálico y no oscura.
Debido a que la falta de aceite se manifiesta en toda la
superficie del cilindro, suelen quedar huellas de gripado en el
lado de presión y contrapresión desde la fase inicial de la falla.

Estas fallas se deben principalmente a la falta de aceite en el motor y a problemas en la


bomba de aceite y obstrucción del filtro de aceite.

Gripado unilateral de la falda del pistón sin puntos de contrapresión:


Estos daños surgen cuando la película de aceite se quiebra en una
de las mitades del cilindro. El daño aparece la mayoría de las veces
en el lado de presión y rara vez en el opuesto.
Sus causas probables son el colapso parcial del sistema de
enfriamiento por falta de refrigerante, suciedad sedimentada en el
exterior del cilindro, falta de presión de aceite en el caso de motores
construidos con un lado de presión en el cilindro que ejerce grandes
esfuerzos y al que las toberas en la biela inyectan aceite
adicionalmente, dilución del aceite o lubricantes de calidades inadecuadas.

Desgaste por falta de lubricación ocasionada por exceso de carburante:

El carburante no quemado y condensado en la superficie del cilindro a diluido la película


de aceite por eso el conjunto pistón cilindro se mueve sin lubricación. El resultado: rayas
delgadas a lo largo de la superficie del pistón producidas por el rozamiento de este con la
camisa.
En este caso el lugar dañado del pistón será siempre en los puntos
donde se apoya la falda del pistón en el cilindro, como el daño
visto en la imagen.

Gripado en la cabeza del pistón Diesel:

Esta falla se produce cuando por una avería en la tobera de


inyección hace que el combustible no pulverizado choque con la
película de aceite que cubre la pared del cilindro debilitándola al
punto de producir una marcha en seco. Debido a esto el pistón
pierde parte de su material fundiéndose por la falta de aceite
creando una especie de soldadura en la pared del cilindro que
ha hecho desprender porciones más o menos grandes de la
cabeza del pistón.

A continuación se indica una lista de fallas de pistones:


• Gripado por recalentamiento en la cabeza del pistón.
• Gripado por falta de lubricación causado por anillos candentes.
• Consumo excesivo de aceite ocasionado por suciedad – desgaste de
pistones, anillos y superficies de rodadura de cilindros.
• Consumo excesivo de aceite por desbordamiento de carburante.
• Rotura de bulón.
• Agujeros en la cabeza de pistón
• Erosión de la pared de fuego y en la cabeza del pistón.
• Rotura por colisión de la cabeza del pistón con la culata del cilindro.
• Huellas de impactos en la cabeza del pistón.
• Rotura de la vacada del bulón.
• Gripado en los agujeros del bulón.
• Gripado por falta de juego al lado del agujero del bulón.
• Gripado en la cabeza del pistón por empleo de pistones erróneos.
• Gripado por recalentamiento en la cabeza del pistón.
• Rotura en la pared o del cordón entre anillos.
• Erosión de material en el sector del anillo (rotura).
• Consumo excesivo de aceite por asimetría del pistón.
• Etc.
4. Conclusión.
Este trabajo tiene por objetivo dar una pequeña referencia sobre los daños que se pueden
producir en los pistones, estos daños pueden ser provocados por distintos problemas ya
sea de montado del pistón, problemas en la temperatura a la cual están expuestos los
pistones, así como por errores en el montaje y otros sistemas del motor.

Observando las imágenes de este trabajo podemos darnos cuenta de la importancia que
tiene para el funcionamiento del motor el mantener de manera adecuada todos los
sistemas relacionados al motor, para que este funcione siempre de manera óptima y no
provocar daños graves que a su vez pueden derivar en daños irreparables tanto a los
pistones como al conjunto biela cigüeñal y así como a las camisas y también al bloque
motor.
Debemos entender también que diagnosticar fallas no es siempre sencillo debido a que
en las imágenes no siempre se puede representar de forma fidedigna el daño ocasionado
por la falla lo cuál con un diagnóstico eficaz se puede concretar y reparar de forma
definitiva.
5. Bibliografía.
Manual de automóviles “Arias-Paz” 55 ͣ edición. Editorial Cie Inversiones Dossat 2000 S.L.

Daños de pistones: Detección y reparación. MSI Motor Service International GmbH