Sei sulla pagina 1di 7

Del

Concejo Vecinal del


Centro Comunal Zonal 12
al
Intendente Municipal de
Montevideo
Dr. Ricardo Ehrlich y
Equipo de Gobierno

La Pastora

20 de septiembre del 2007


Sr.
Intendente Municipal de Montevideo
Dr. Ricardo Ehrlich

Para el Concejo Vecinal del Centro Comunal Zonal 12, organizar el 1er. encuentro del
Intendente y su equipo de gobierno, con las vecinas y vecinos de la zona norte de nuestra
ciudad, es un gran honor y alegría.

Aunque es éste su primer encuentro directo y abierto con todas y todos los vecinos del
comunal interesados en acompañarnos, consideramos que esta práctica democrática: cara a
cara, nos fortalece y crea ciudadanía. Es ya el 4to. gobierno municipal que practica esta
modalidad, que casi sin darnos cuenta, hemos ido incorporando como habitual. Es un gran
mérito y avance, aunque su sólo planteo hace apenas 20 años, suponía una utopía lejana e
irrealizable. Los individuos y los pueblos necesitamos tiempo para aceptar o no las ideas
nuevas. En lo referente a la descentralización, hoy nos resulta imposible pensar en la
Intendencia en 18 y Ejido, sin el tejido desplegado en los centros comunales, con sus luces y
sus sombras.

Con esta breve introducción, el Concejo Vecinal celebra reunirnos en este ámbito con los
gobernantes a quien los montevideanos mayoritariamente pusimos en el lugar que hoy ocupan
y a quienes en consecuencia les plantearemos nuestras demandas que son muchas y muy
variadas. No pretendemos irnos hoy con todas las respuestas, pero si, abonar el terreno para
una nueva forma de relacionamiento entre los representantes de todas y todos los vecinos de
Montevideo con las y los vecinos del comunal 12.

Desde el vamos, queremos señalar claramente, que aunque las y los concejales vecinales
somos electos por nuestros vecinos, nos diferenciamos de ellos, sencillamente porque
asumimos mayores responsabilidades y compromisos, pero sin embargo, ni somos gobernantes
ni cumplimos funciones para la Intendencia Municipal de Montevideo. Más bien, tratamos de
conocer las inquietudes y propuestas de quienes viven en la zona, para trasladarlas a los
órganos de gobierno que corresponda, en la búsqueda de una mejora de la calidad de vida de
todas las vecinas y vecinos.

Muchas y muchos integrantes de este nuevo Concejo Vecinal (aunque algunos reincidentes),
como Ud. Sr. Intendente, participamos por primera vez de este encuentro. Aunque primerizos
-pero con alguna experiencia-, con la mejor disposición trataremos de realizar una serie de
críticas que pretendemos que su equipo con Ud. a la cabeza, considere constructivas, lo cual
nos beneficiará al conjunto.

La primera y principal, más que crítica es un reclamo. Es sumamente fácil de implementar y


por increíble que parezca no son necesarios recursos económicos para su concreción.
Exigimos: INFORMACIÓN. Coincidimos totalmente con un pensador uruguayo, quien
contrariamente a la idea que dice que la información es poder, sostiene que
LA INFORMACIÓN ES EL PODER.

Desde el Gobierno Municipal de Montevideo y también desde el Nacional, se toman


decisiones que nos afectan para bien o para mal, y a menudo nos enteramos sin tener otra
opción que aceptar los hechos consumados. Cualquier gobernante que quiera que los
ciudadanos participen a conciencia de la vida pública, debe facilitar los mecanismos para que
la información circule y esté al alcance de quien en su justo derecho, quiera apoyar u oponerse
a los proyectos que se pretendan realizar en el territorio donde habitan.

El Centro Comunal Zonal 12 es el mayor de los 18 en que fue dividido Montevideo. Ocupa
más de la quinta parte del departamento, del cual apenas el 10% es zona urbana. Nuestra
población ronda los 60.000 habitantes.
En sus orígenes, allá por 1870, aunque no sea muy sabido, nació a impulso de un grupo de
inversores que manejaban información privilegiada: en el paraje conocido como
Pantanoso, iba a existir la única parada de tren entre Montevideo y Las Piedras. Esa estación
que pronto se llamaría Colón, se convirtió en chispa del barrio de recreo de Villa Colón. Hoy,
140 años después, le reclamamos al gobierno municipal que Ud. dirige, en nombre de los
vecinos que vivimos en el comunal, enterarnos de 1era. mano de todo lo que se planee realizar,
para formarnos opinión y tomar posición al respecto.

Simplemente para aterrizar con hechos le pondremos 2 casos que esperamos ilustren a lo que
nos referimos. A poco de asumir, Ud. participó del encuentro que el Concejo Vecinal organizó
en Melilla, en el cual organizaciones y vecinos del comunal, nos opusimos a la instalación de
la central térmica de La Tablada. Como resultado de aquella asamblea, hubo consenso por
parte del gobierno nacional y municipal, en cuanto a ubicarla en otra zona de nuestro país,
donde no afectara nuestra zona rural protegida, de las más productivas del país.

En sentido contrario, hace pocas semanas, el Director de Planificación de la IMM, nos


bombardeó literalmente , con varios proyectos a mediano y largo plazo que se vienen
desarrollando desde hace años, desde el palacio de ladrillos, para nuestra zona. De algunos de
ellos, quienes tenemos acceso a la prensa o a internet, tenemos una idea más o menos
parcial, pero siempre extraoficial.

A modo de ejemplo, señalamos algunos: Colector Perimetral, Central de Cargas, Mercado


Modelo, Limpieza del Arroyo Pantanoso, Fripur, Escuela de Hotelería y Gastronomía de
UTU en Hotel Giot, Chipeadoras en La Tablada, etc.
De la mayoría de los mismos, hace meses y aún años, que los medios de prensa vienen
publicando información al respecto.
El Concejo Vecinal del CCZ 12, no se opone a que si desde la IMM se decide informar a los
medios de comunicación se haga. A lo que si nos oponemos es que los mismos, ocupen un
lugar de privilegio que no les corresponde. Los vecinos que vivimos en ésta zona,
reclamamos ser quienes conozcamos y manejemos la información oficial en todo lo
relacionado con el lugar donde vivimos.

Del mismo modo como nos opusimos a la central térmica de La Tablada, en principio y en
teoría, quedamos deslumbrados con el planteo de la Dirección de Planificación ante la
posibilidad de que se instalen molinos de viento en Cuchilla Pereyra, lo cual permitirá el
aprovechamiento de energías renovables no contaminantes. Siempre y cuando se preserve
el paisaje de una de las zonas panorámicas más hermosas de la ciudad, sería otro motivo de
orgullo que desde aquí aportemos energía y modelos sustentables e inteligentes de
desarrollo.
Queremos referirnos a un cruce de caminos que existe hoy en este lugar del que hablamos y
ojalá sea premonitorio de los nuevos caminos que soñamos transitar: Camino Uruguay y Los
Molinos.
Por este privilegiado lugar pasa toda el agua por cañerías que desde el primer día abastece a
Montevideo.
Por si fuera poco, se encuentra también el Observatorio Astronómico Los Molinos. El más
importante del país dependiente de la Facultad de Ciencias que estuvo bajo su dirección.
Lo que queremos transmitirle, es que así como nos opusimos a la Central Térmica de La
Tablada, quisiéramos conocer los pros y contras de los molinos de viento, porque de ser
beneficiosos lo apoyaríamos con la mayor energía.

El planteo que le realizamos, Sr. Intendente, es un cambio de mentalidad y un cambio en


profundidad. No queremos información para beneficio propio y tampoco para guardarla
en un cajón. Queremos que las y los 60.000 vecinos del Centro Comunal Zonal 12, sin
ningún tipo de distinción, sepan que tienen un lugar en el Concejo Vecinal, donde hurgar
la historia, informarse del presente y sobre los proyectos de futuro. Es tan simple, como
que queremos de una buena vez, comenzar a ser dueños de nuestro propio destino.

El 17 de agosto pasado, hace apenas un mes, Ud. realizó una recorrida por la zona. Hoy el
Concejo Vecinal le invita formalmente a otra, para que tenga una visión más real del
Centro Comunal Zonal 12. La única condición es que sea un día sábado, para que las
concejalas y concejales podamos guiarle y explicarle nuestras realidades.

A modo de ejemplo y para no aburrirles con cruces de calles que no le dirán mucho, aunque
señalamos enfaticamente que son las calles que transitamos a diario quienes vivimos en el 12,
adjuntamos el listado de los más de 40 lugares críticos en cuanto a limpieza. Muchos de
los mismos, son basurales endémicos. Sólo mencionaremos uno por 4 motivos: 1ero. porque
no está en la lista; ocupa una superficie mayor a los 800 mts2 (40x20); los puestos de la feria
de los jueves en el Complejo América -calle Andrés- se ubican sobre el mismo y dista pocos
metros del edificio emblemático de la zona: el Castillo Idiarte Borda.

No pretendemos polemizar si los basurales y la mugre, son obra de los vecinos o de los
hurgadores. Los camiones y las palas vienen y se llevan la basura. El triste resultado, es que
son basurales oficializados por dichas prácticas. En algunos de ellos, se han hecho por la
acción de las máquinas, socavones donde se forman lagos con los líquidos que segrega la
basura.

Dr. Ehrlich, pensamos que todos los funcionarios públicos tienen funciones específicas.
Algunos tendrán por cometido pensar como erradicar los basurales definitivamente y otros
serán los encargados de realizar la tarea. Seguramente las vías de comunicación no
funcionan como quisiéramos y el gobierno municipal carezca de la información que
consideramos fundamental. El Concejo Vecinal tiene la convicción, que las y los vecinos
que hoy estamos aquí, sin excepción, sufrimos a diario con el bochornoso espectáculo del
gran basural en que se ha convertido la zona. Estamos seguros que podemos
recuperarnos con voluntad, trabajo e inteligencia.

Vinculado al punto anterior, ignoramos las razones por las cuales el Centro Comunal
Zonal 12, es dejado para lo último en tantos aspectos. Mientras muchos o la mayoría de los
barrios de Montevideo tienen contenedores de basura, acá no los conocemos. Algunas y
algunos, tiramos papelitos en contenedores de otros barrios para irnos acostumbrando, tal vez
algún día... nos toque el 5 de oro.
En la misma línea podemos referirnos a las paradas de ómnibus. Hemos llegado a
"soportar"(entre comillas) en el Concejo, a compañeros que una vez y otra, reclaman
insistentemente por 3 chapas que están disponibles en el Comunal para otros fines, mientras
sus vecinos, no tienen un techito para protegerse de la lluvia donde esperar el ómnibus. Desde
el Comunal argumentan con razón que ya fueron robadas varias veces.
Aunque somos concientes del vandalismo, apostamos a la imaginación de los técnicos
municipales para encontrar soluciones adecuadas.
Nos sentimos como turistas en otro país, cuando vemos en otros barrios paradas tan coquetas,
con techito, asiento y empresas encargadas de su cuidado, con contratos donde se establece
que en caso de rotura se deben reparar en pocas horas. Con suerte, cuando aquellas paradas
cumplieron su ciclo y están para cambiar, a veces recibimos alguna.

Volviendo a 1870, le diremos que en aquellos años, esto era campo. Estos eran los terrenos de
Giot, un francés delirante, que quiso emular los bulevares parisinos de parque Monceau.
Esperamos que al salir, se maravillen de la doble hilera de los eucaliptos largamente
centenarios y del ancho de Avda. Lezica, creada en una época que no existían vehículos como
los actuales.

Hace pocos días la Intendencia de Montevideo fue condenada al pago de una suma de
dinero millonaria, por la muerte de un vecino de Colón, ocurrida en enero del 2005, por la
caída de un eucalipto. A los compañeros del Concejo que reclaman una y otra vez que
Espacios Públicos estudie la situación del arbolado, les escuchamos como si lloviera. ¿Es que
no se dan cuenta que nadie nos da corte?, ¿que estamos pintados?
Tampoco se reponen los árboles que cumplieron su ciclo de vida. Árboles que fueran orgullo y
símbolo distintivo de la zona. Recientemente cumplimos con parte de la deuda con Jean Pierre
Serrés, el empleado de Giot, que plantó los eucaliptus uno a uno. Una plaza le homenajea
como merece. Seguramente sus descendientes, son una de las familias más antiguas de la zona.

Queridos visitantes, no queremos pintar un panorama muy sombrío, pero hay otro elemento
que tampoco podemos ocultarles: los depredadores. Suena fuerte, pero árboles con años e
historia, están siendo convertidos en leña. El día que Ud. Sr. Intendente, recorrió la zona
como candidato a serlo, coincidió con el desalojo de los vecinos que vivían en el Chalet Giot
-frente al Hotel-, por inundación de los sótanos. Le comentamos de la importancia histórica del
edificio de 1892 lo cual le resultó de interés pensando en su preservación. Pocos días después,
aprovechando que estaba vacío comenzaron a demolerlo para mal vender las aberturas, las
baldosas, etc. Posiblemente las últimas fotos del edificio en pie, son las que secamos sacamos
aquel día y ahora le entregamos junta a la que muestra los escombros. Algo similar, aunque no
fue destruido totalmente aún, es la finca en César Mayo Gutiérrez que fuera de los Bordaberry.

Capítulo aparte, es el relativo a los más de 40 asentamientos que se crearon en su mayoría en


los últimos años en la zona. Es un problema grave que compete en gran medida al gobierno
nacional, pero el municipal debe regular y controlar. Impulsamos desde aquí que haya al
igual que una zona rural protegida, una zona urbana protegida. ¿O es que seguirán
fomentando el caos?. ¿Una ciudad con servicios, vaciada?, y problemas de todo tipo creados
para toda la sociedad con costos exorbitantes para regularizar lo que nadie planificó.
Nos horrorizó saber de niños que comían pasto o el documental Aparte. Ambas situaciones
suceden a escasos minutos o metros de aquí. Aunque tratamos de hacer que no lo vemos, nos
golpean a diario, niños que comen directamente de los basurales ... y no es una metáfora.
Por muy lindo que sea el discurso, no creemos que se dignifique el trabajo del hurgador. Un
hombre o mujer, adolescente o niño, tirando de un carrito como bestias durante horas y
requechando basura, para comer o sacando unos pesos, sean pocos o muchos, nos
produce vergüenza. A veces es bueno pensar en voz alta: nos produce vergüenza por los
hurgadores y sus hijos, nos avergonzamos de nosotros mismos por permitir y convivir con
tanta miseria.
Hay trabajadores municipales que recogen basura, con horario, salario, beneficios sociales,
vacaciones, etc. Si creemos y reclamamos trabajos dignos en todos los órdenes.

Casi finalizando le informamos que cuando el ex Hospital Hanseniano estaba en estado


ruinoso, el Concejo Vecinal de entonces, avaló, apoyó y tomó como propio un proyecto
elaborado por vecinos de la zona que buscaba hacer gestiones en UTU para convertirlo
en Escuela Agraria y centro de equinoterapia. Nada de ello fue considerado. El Parque
de Actividades Agropecuarias -PAGRO- dependiente de Montevideo Rural, carece de
todo vínculo con nuestro Concejo.

Algo similar acontece con la Comisión que trabaja por la limpieza del Arroyo Pantanoso y
nuestra Comisión de Áreas Verdes del Concejo vecinal. Como en épocas que suponíamos
perimidas, tampoco tenemos conocimiento.
Sobre la terminal de ómnibus y la centralidad de Colón, ¿serán tan amables de darnos una
fotocopia cuando salga publicado en la prensa?.

Como penúltimo punto: Presupuesto Participativo. Adjuntamos un volante que recibimos


para repartir entre los vecinos, de la Unidad de Planificación y Participación Descentralizada,
donde figuran obras a ejecutar antes del 31 de marzo del 2007 - Fuente 1.
Adjuntamos también la hoja que con fecha 13 de abril del 2007, recibimos de la Comisión de
Desconcentración, Descentralización y Participación Vecinal de la Junta Departamental de
Montevideo.
Escenario Móvil, con fecha 14/8, figura Acto de apertura. Costo $ 250.000. -
Casona de Abayubá, figura como obra ejecutada. Costo $ 325.000.- La Comisión de la Casona
insiste que las mejoras edilicias, especialmente los desagües, inundan el interior del local.
Cancha de Jardines de Peñarol. Costo $ 325.000.- La obra no está terminada.
Talleres ambientales. Costo $ 25.000 y Concursos culturales. Costo $ 100.000.- Figuran en el
volante como a ejecutar antes del 31 de marzo y luego como obras descartadas. Reclamamos
interlocutores válidos para aclarar quienes se hacen responsables de tantas
contradicciones.
Actualmente el Concejo Vecinal comienza a reflexionar sobre esta herramienta del
Presupuesto Participativo - Fuente 1, que por un lado consideramos sumamente válida y
moviliza iniciativas de organizaciones y vecinos, pero que si no se diferencia claramente
de la Fuente 2 ó compromisos de gestión -y las deudas con la zona son enormes-, se corre
el riesgo de tirar por la borda el trabajo del Concejo Vecinal.
Para que las y los vecinos entiendan, si tenemos un listado de 8 calles a reparar con orden de
prioridades, será como serrucharnos el piso nosotros mismos, si se somete a votación una calle
que no está en la lista o es votada la que está en 7mo. lugar y se saltea el orden establecido con
tanto trabajo.
El Concejo Vecinal espera encontrar la forma, junto a la Intendencia y el Centro
Comunal, para que las y los vecinos puedan tener información actualizada de los
reclamos, solicitudes o sugerencias que presentan.
Para terminar les vamos a solicitar que de pie, nos acompañen en el recuerdo a 2 compañeros
que integraron el Concejo Vecinal, así como la Junta Local desde los primeros pasos de la
descentralización municipal quienes fallecieron en los últimos meses. Sin olvidar a tantos
anónimos, personalizamos en ellos, por el ejemplo y compromiso que supieron inculcarnos,
gracias a los cuales, entre muchos otros logros, estos encuentros son posibles. La
descentralización tiene mucho para corregir y mejorar, pero que nadie tenga dudas: es
irreversible.
Para Carlos Hernández y Francisco "Pancho" Maiorana, un fuerte y caluroso aplauso.