Sei sulla pagina 1di 42

ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 1

“LA REVELACION DEL SIGLO XXI”

“ΑΠΟΚΑΛΥΨΙΣ ΤΟΥ ΑΙΩΝ XXI”

CRISTO EL NUEVO NACIMIENTO

“EL MISTERIO 2000 AÑOS DESPUÉS”

“Το µυστηριον µετα 2000 ετη”

LA VERDADERA NATURALEZA DE CRISTO NUNCA ANTES REVELADA


LA INFORMACION REVELADA EN ESTE ESTUDIO ES NUEVA LUZ Y NO TIENE
PRECEDENTES EN 2000 AÑOS DE HISTORIA DEL CRISTIANISMO

¡SORPRENDENTE Y MARAVILLOSA REVELACION!

INVESTIGACION BIBLICA

ALBERTO MARTIN ESPOSITO

Título de la obra: “La Revelación del Siglo XXI”


Autor: Alberto Martín Espósito
Editor: Alberto Martín Espósito ISBN 978-987-05
Estudio bíblico religioso cristiano
Primera edición publicada: Marzo de 2011
Derechos reservados
Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723
(Propiedad intelectual)
© 2011 by Alberto Martín Espósito
ISBN N° 978-987-05-9879-4
1. Estudios Bíblicos. CDD 220.07 (Ley 22.399)
E-Book
http:// WWW.ALBERTOESPOSITO.COM
Buenos Aires, República Argentina
e-mail: albertomartínespósito@yahoo.com.ar
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 2

INDICE GENERAL

CAPITULO I
Breve historia de La Biblia 5

CAPITULO II
Origen del género humano 8

CAPITULO III
Estudio de Génesis 3 20

CAPITULO IV
El costado de Adán 36

CAPITULO V
La Revelación del Siglo XXI 46

CAPITULO VI
Nuevo nacimiento del segundo género humano 93

CAPITULO VII
Epístrofe – Conversión 105

CAPITULO VIII
Estudio de Juan 14 110

CAPITULO IX
El costado de Jesús y el nacimiento de La Iglesia 129

CAPITULO X
Realidad espiritual – Somos Cristo 158

CAPITULO XI
Rhema – La Palabra de vida espiritual 164

CAPITULO XII
Poema de Dios para seguir los pasos de Jesús 186

CAPITULO XIII
Cristo Χριστος 189

CAPITULO XIV
Cristo y Anticristo
El espíritu de verdad y el espíritu de error – Parte 1° 197

CAPITULO XV
El Ladrillo y La Piedra
El espíritu de verdad y el espíritu de error – Parte 2° 292

EPILOGO 356
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 3

PREFACIO

Este estudio bíblico “LA REVELACION DEL SIGLO XXI” es nueva luz reveladora
para el mundo cristiano y para la historia, siendo un tema ignorado y totalmente
desconocido para la iglesia cristiana sin precedentes en estos últimos dos mil años,
que lo sorprenderá y dejará maravillado al conocer la verdadera naturaleza de Dios y
de su Hijo, el Señor Jesucristo, como nunca antes se dio a conocer a la humanidad.

Conocer la verdadera naturaleza de Dios, que es Espíritu; y discernir el cuerpo de


Jesucristo, y conocer la verdadera naturaleza de su ser; como fue concebido el cuerpo
biológico de Jesús el 2° ser del género humano en una mujer virgen, y demostrar el
momento histórico en que fue engendrado como el primero y único hijo de Dios
transformado en un cuerpo espiritual, incorruptible, inmortal y eterno, fue lo que
me llevó a investigar y escudriñar cuidadosamente los textos sagrados, examinando
exhaustivamente cada palabra de cada versículo involucrado en este estudio.

Es necesario para entender esta maravillosa y “sorprendente revelación del siglo


XXI sin precedentes en la historia”; instruirse leyendo los primeros capítulos como
introducción previa para arrojar luz e iluminar el entendimiento para recibir, asimilar y
comprender la información presentada en el Capítulo V y los capítulos subsiguientes.

“Dios el Padre, y el Señor y Salvador Jesucristo, Su Hijo; me revelaron:


“La Revelación del Siglo XXI”; yo investigué y escudriñé en las Sagradas
Escrituras para presentar la información revelada en forma escrita, para
que esta “Maravillosa Revelación del Siglo XXI” tenga el sello de garantía
de verdad y respaldo de La Palabra de Dios.”

“En el mes de enero del año 2002, La Profeta de Dios, la Señora Rita Rey,
mediante profecía revelada me declara de parte del Señor Jesucristo, que
Dios me había hecho Ministro de un Ministerio de Liberación, un
Ministerio de Liberación de cautivos en doctrinas religiosas, un Ministerio
de Liberación de cautivos espirituales engañados por el diablo. Y Dios me
encomienda la misión de escudriñar en Las Sagradas Escrituras para que
me sean reveladas las grandes verdades Bíblicas que estaban reservadas
para traer liberación espiritual doctrinal y nueva luz doctrinal al mundo.”

Este trabajo de investigación bíblica es el primero en la historia de la humanidad


que revela la verdadera naturaleza de Jesucristo, el momento en que el 2° Adán, el
2° hombre o 2° ser del género humano, es engendrado como el primer Hijo de Dios,
primogénito y unigénito hijo. Este estudio bíblico instruye impartiendo conocimiento
e información, que corrige los antiguos errores de la doctrina cristiana, y brinda una
nueva enseñanza sobre la verdadera naturaleza de Dios y del Señor Jesucristo.

Este es un estudio bíblico exegético, que facilita una mayor comprensión del texto
bíblico en cuanto al plan de redención, y es una excelente herramienta de estudio y
consulta bíblica para doctores en teología, profesores universitarios, ministros
ordenados, sacerdotes, reverendos, maestros, estudiantes universitarios, seminaristas
evangélicos y para toda persona en general que quiera conocer esta gran revelación
sin precedentes en la historia: “La Revelación del Siglo XXI”.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 4

Los versículos bíblicos presentados en este libro se basan en la versión castellana de


“La Biblia Reina-Valera revisión 1960”; pero también se citan algunos versículos de
otras traducciones y versiones bíblicas con su respectiva referencia, a modo de
comparación; y traducción de palabras específicas o muy significativas de los textos
hebreo y griego para ajustar y ampliar el entendimiento del contexto tratado.

Los estudios bíblicos tratados en este libro, y muy especialmente el Capítulo V


titulado “La Revelación del Siglo XXI”, brindan una nueva forma de presentar y
exponer con elegancia un estudio bíblico, y manifiestan con un estilo diferente la
verdadera Doctrina Cristiana de La Biblia, que cautivará el asombro y la atención tanto
de cleros como de legos o laicos. Ocupándose Dios nuestro Padre, con su amor
divino, de alumbrar el entendimiento de aquellas personas que de corazón fiel
quieren conocer la verdad.

Todo lo expuesto en este libro es “Palabra de Dios”, y “la Palabra de Dios es la


Verdad”; porque absolutamente, todo este libro está respaldado y garantizado
por “versículos bíblicos”; “La Biblia es el sello de garantía de este libro”.

Abundan los versículos bíblicos en este libro, dando Dios mismo garantía de la verdad
exhibida. Es por esto, que confirmo que la revelación de este libro está de acuerdo con
la Palabra de Dios porque es revelación de Dios y de Jesucristo.

Ruego a Dios, y a su Hijo, nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que iluminen el


entendimiento de las personas que son fieles a La Palabra de Dios, para que con
mansedumbre, paz y gozo reciban la información de La Palabra de Dios revelada
y presentada en forma inteligente en este libro: “La Revelación del Siglo XXI”.

ALBERTO MARTIN ESPÓSITO


INVESTIGADOR BÍBLICO
MINISTRO DE JESUCRISTO
MEDIANTE PROFECÍA
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 5

CAPÍTULO I

BREVE HISTORIA DE LA BIBLIA

Los cristianos llaman a nuestro Señor y Salvador con la palabra castellana Jesús,
que es el nombre que leemos en los evangelios del Nuevo Testamento de La Biblia
para designar a aquel hombre que fue engendrado como el primer Hijo de Dios.

El libro llamado “La Biblia”, “La Santa Biblia”; “Las Sagradas Escrituras”; o
también “Las Escrituras” es: “La Palabra de Dios”.

La Biblia fue escrita por santos hombres, pero no por la voluntad humana, ni por los
designios de la mente humana; La Biblia, La Palabra de Dios, fue escrita por hombres
que aman a Dios, el Creador de los cielos y la tierra, siendo inspirados por el Espíritu
Santo: o sea, escrita por revelación de Dios.

2 Timoteo 3:16
“Toda la Escritura es inspirada por Dios,”

2 Pedro 1:20
“entendiendo primero esto, que ninguna profecía
de la Escritura es de interpretación privada,
porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana,
sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo
inspirados por el Espíritu Santo.”

El nombre Biblia viene de la palabra griega: “Biblia”, que quiere decir: libros; el
término sinónimo de Biblia es “las Escrituras”, “Biblión” en griego.
La palabra griega “Biblos”, quiere decir: libro; y la palabra gr. “Biblia”: los libros.

La palabra griega biblos denota una escritura originalmente escrita sobre “papiro”,
porque en la antigüedad, del puerto fenicio de Biblos se importaba el papiro desde
Egipto.

De la planta llamada “papirus antignorum” se extraía el papiro para escribir, de ahí


el nombre papiro y papel.

La palabra castellana “libro” viene del latín “liber”, referida al material vegetal, la
pulpa, con el que se confeccionaban los libros; y abarca también a los rollos y libros de
la antigüedad. Siendo los primeros libros de la humanidad planchas de barro que
contenían caracteres hechos con un punzón.

Del término Biblia, los libros, deriva el nombre biblioteca: un lugar para guardar
libros; del griego: biblión: libro, y theké: armario; literalmente significa: lugar donde se
guardan los libros ordenados para lectura, las colecciones de libros y los manuscritos.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 6

La bibliología, del griego: biblión, libro; y logos, tratado; es la ciencia que trata el
estudio del libro en todos sus aspectos.

El “estudio bíblico” se refiere al estudio en profundidad de Las Sagradas


Escrituras; siendo la “hermenéutica bíblica”, del griego “hermeneuo”, que quiere
decir: “arte de interpretar los textos”, el estudio y ciencia de la interpretación bíblica.
La “exégesis”, del griego: “exomai”, que quiere decir: “yo narro y explico”, es la
explicación de La Biblia; y la “teología”, del griego “theos”: Dios, y “logos”: tratado;
es el estudio que trata de “Dios”.

Los manuscritos bíblicos más antiguos son escrituras hechas a mano sobre
pergamino de piel de animal; la forma de los antiguos libros era la de un rollo que
tenía una vara en cada extremo.

Con estas varas se iban arrollando un extremo mientras se desarrollaba el otro en el


transcurso de la lectura; esta forma de libro se hacía de piel de cordero y lo común
era escribir en un solo lado.

Se conoce con el nombre de “canon” al libro que está incluido en La Santa Biblia, o
sea que los libros canónicos conforman Las Escrituras; el “canon del Antiguo
Testamento” son los libros que conforman el Antiguo Testamento, el “canon del Nuevo
Testamento” son los libros que conforman el Nuevo Testamento considerados como
norma de fe y conducta cristiana; entendiendo entonces por “canon” a Las Escrituras
como libros inspirados por Dios.

Se llama “códice” al libro manuscrito antiguo que reemplazó al rollo; el “códice” es


una determinada cantidad de hojas de escribir plegadas, y protegidas por cubiertas,
donde se incorporan todos los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, siendo un
importante precursor en la formación del libro moderno. La palabra códice o códex,
en latín quiere decir: libro.

De todos los libros que la humanidad conoce, ningún libro ha tenido tanta influencia en
la vida del ser humano como La Biblia, porque se trata de La Palabra de Dios.

Juan Gutenberg, fue un impresor alemán que nació en Maguncia; se instaló en


Estrasburgo en el año 1434, inventó la tipografía, la impresión con caracteres móviles
en el año 1440; se asoció con J. Fust e imprimió la célebre “Biblia Latina de 42
líneas”.

El primer libro editado en la imprenta de Gutenberg fue “La Santa Biblia”, teniendo
preeminencia y prioridad sobre todos los libros del mundo, porque La Biblia es La
Palabra de Dios, y Él la engrandeció sobre todas las cosas, sobre toda ciencia y
conocimiento.

Salmos 138:2b
“porque has engrandecido tu nombre y
tu palabra sobre todas las cosas”

La Biblia tiene divisiones en capítulos y versículos. Esto es bastante moderno, porque


se comenzó en el siglo XI por el erudito Lanfranco; y fue terminada como se presenta
actualmente por Robert Estienne en el año 1551.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 7

El texto griego conocido como “textus receptus”, es la edición de 1550 de Robert


Estienne, y las versiones bíblicas antiguas como la versión de Reina – Valera en
España se basan en ese texto.

Actualmente las traducciones modernas de La Biblia se basan especialmente sobre


el texto griego de Nestlé.

En cuanto al Antiguo Testamento, la numeración de los versículos se realizó por


primera vez en La Biblia hebrea en el año 1547; y la división en capítulos del texto
hebreo apareció por primera vez en el año 1571 en una edición interlineal con
traducción latina publicada en Amberes.

El Antiguo Testamento está escrito en hebreo bíblico; y el Nuevo Testamento está


escrito en griego bíblico, o sea, el lenguaje del primer siglo de la era cristiana. El
griego helenístico o koiné, que es “el lenguaje del pueblo”, era la lengua común en
esa época porque muchos países quedaron bajo la influencia del imperio
grecorromano, y por revelación de Dios y en este lenguaje, se escribió el Nuevo
Testamento.

Debemos tener presente que los manuscritos originales del Nuevo testamento no
existen, desaparecieron, también desaparecieron todas las copias de los manuscritos
de los tres primeros siglos; lo que existe hoy en día son copias del siglo IV hechas por
transcriptores del Nuevo Testamento, y que han sufrido algunas modificaciones a
causa de las atribuciones propias tomadas por los copistas de cambiar, añadir y
falsificar versículos, insertando inclusive notas marginales; este hecho ha llevado a los
exegetas a la tarea de establecer el texto original; pero esas falsas huellas marcaron a
fuego la doctrina cristiana en el mundo entero.

La Biblia trata de la creación del universo, los seres vivos, el origen del género
humano, el paraíso original, la caída del primer hombre Adán y del género humano; y
el origen y naturaleza del segundo Adán, el segundo ser del género humano: Jesús.
La Biblia guarda secretamente el acontecimiento histórico ahora revelado, de cuando,
y cómo fue engendrado el primer Hijo de Dios; de la verdadera naturaleza de Dios y el
plan de redención de la humanidad, y la verdadera Doctrina Cristiana.

Dios para darle énfasis a Su Palabra y poner de relieve una frase, utilizó “figuras
literarias o figuras de dicción”. La figura literaria o figura de dicción es una palabra o
frase moldeada en forma especial que difiere del uso ordinario y que sirve para poner
de relieve una expresión dejando de lado el uso común del lenguaje y usando una
forma distinta; a estas formas se las llama figuras de dicción. En la antigua Grecia,
científicamente dieron nombre a las figuras y en La Biblia se usan cientos de figuras
de dicción cuyo objeto es añadir énfasis al relato bíblico.

Hay una ventaja muy grande al estudiar las palabras en griego bíblico, hebreo
bíblico y las figuras de dicción involucradas en Las Escrituras, que sumado a las
claves de interpretación e investigación bíblica, hacen que La Biblia pueda
entenderse en mayor profundidad; cosa que no puede lograrse con la lectura corriente
de una versión bíblica castellana, aunque la misma sea una excelente traducción.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 8

CAPÍTULO II

ORIGEN DEL GÉNERO HUMANO

El relato de la creación de Dios en el libro Génesis, coloca al ser humano en un lugar


supremo en el universo, por ser el hombre la obra maestra de Dios, y quien debía
tener el dominio y gobierno de toda la creación; comprendiendo Dios bajo la acepción
de “hombre”, a todo el género humano.

La palabra “humano”, etimológicamente viene del latín “humanus”, que proviene del
latín “homo”, que quiere decir: “hombre”; porque el “género humano”, el conjunto de
seres humanos que habitan la tierra, tiene su origen en un “homo”, un “hombre”.
Científicamente al ser humano se lo designa con el nombre de “homo sapiens”,
clasificando al mismo como un ser dotado de inteligencia y de un lenguaje articulado y
posición vertical; el nombre latino “homo sapiens” significa: “hombre dotado de
inteligencia”.

Con el término “hombre” se designa a la especie humana en general; los griegos


utilizan la palabra “αντροπος antropos” para designar al ser humano sin referencia al
sexo o a la nacionalidad; y en el idioma hebreo se utiliza la palabra “adam” para
nombrar al “hombre, la humanidad, y gente de ambos sexos”; y usa el término
“geber” para designar “hombre – varón masculino”; “ish”: “varón”.

Antropos quiere decir: “hombre”, y de esta palabra griega viene la palabra castellana
“antropología”; del griego “antropos”: hombre, y “logos”: tratado, estudio. La
antropología es la ciencia que trata del hombre, siendo el antropólogo la persona que
se dedica al estudio de la antropología y el profesional que tiene especiales
conocimientos de esta ciencia.

La ciencia de la antropología es el estudio del género humano que abarca toda su


extensión; considerando en todo su conjunto la anatomía y fisiología humana, la
psicología, la diversidad de razas humanas, que constituye como objeto el estudio de
la etnología, etnografía, artes, lingüística, religión, y la arqueología.

Pero de todas las fuentes de información que el ser humano conoce; solamente Dios
se ocupó a través de Su Palabra escrita en La Biblia de informar al hombre en forma
inteligente y desde tiempos antiguos el “origen del género humano”.

Para entender como vino a existir el ser humano en la Tierra, considero importante
hacer un breve repaso de lo que significa “cuerpo y alma”: y para esto debemos
remitirnos al libro Génesis que relata el origen del primer hombre Adán.

Vamos a ver en la Biblia que quiere decir Dios cuando formó e hizo al primer ser
humano Adán: “cuerpo y alma”.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 9

Génesis 2:7
Entonces Jehová Dios formó al hombre
del polvo de la tierra, y sopló en su nariz
aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

La palabra “formó” es en el hebreo la palabra “yatsar”, que quiere decir: dar forma a
partir de algo ya existente. La tierra ya había sido creada en Génesis 1:1 “En el
principio creó Dios los Cielos y la Tierra”. Dios formó el cuerpo del hombre del polvo de
la tierra, es decir, formó el cuerpo humano de los mismos elementos que se
encuentran en la tierra. La palabra “polvo”, es en el hebreo la palabra “apar”, que
quiere decir tierra suelta y porosa, o sea, polvo y las partículas más pequeñas del
suelo; “apar” también indica un material molido fino, significa los átomos de los
elementos que constituyen el cuerpo humano.

La palabra “tierra”, es en el hebreo la palabra “adamah”, que quiere decir: suelo,


tierra, se refiere a tierra de color rojizo; el cuerpo del primer ser del género humano
Adán se formó de los átomos que están en la tierra adamah. En el Antiguo
Testamento existe una relación entre Adán hombre y adamah tierra, etimológicamente
ambos términos derivan del verbo “adom”, que quiere decir: “ser rojo”; en Génesis
2:7, el vocablo se refiere al primer hombre Adán compuesto de los átomos de los
elementos de la corteza terrestre.

Génesis 2:7
…Dios formó al hombre del polvo de la tierra

Salmos 139:13
Porque tú formaste mis entrañas

Job 10:9,11
Acuérdate que como a barro me diste forma,
me vestiste de piel y carne y me tejiste con huesos y nervios

Salmos 139:15
no fue encubierto de ti mi cuerpo,
bien que en oculto fui formado,
entretejido en lo más profundo de la tierra.

1 Timoteo 2:13
Adán fue formado primero…

Dios formó el cuerpo del hombre de los elementos de la tierra; y por la ley de que todo
vuelve a su estado original; el cuerpo biológico humano cuando muere vuelve al polvo
de la tierra. Esta ley comenzó a operar en el cuerpo del ser humano a partir de la
caída del hombre; y, como consecuencia de la misma se introdujo la muerte física.

Génesis 3:19
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra,
porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás.

Salmos 104:29
…dejan de ser, y vuelven al polvo.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 20

CAPÍTULO III

ESTUDIO DE GÉNESIS 3

La historia es el relato de los acontecimientos dignos de memoria, el “conjunto de


sucesos y desarrollo de la vida de la humanidad”; es decir, la exposición de los
acontecimientos pasados y cosas memorables: “hechos o manifestaciones de la
actividad humana”.

La primera forma en que la historia se nos presenta es la “narrativa”, o sea, la acción y


efecto de narrar, contar, relatar y explicar algún suceso; el capítulo 3, del libro
Génesis, nos relata el acontecimiento histórico acerca de la “caída del hombre”.

Este es un estudio en profundidad que va a explicar claramente que fue realmente lo


que pasó en el paraíso o huerto de Edén, el lugar geográfico donde habitó la primer
pareja del género humano; y vamos a saber que fue realmente lo que sucedió bajo el
título de: “pecado original”, tema del cual hoy en día, y a través de la historia se tejen
distintas hipótesis y conjeturas.

Este estudio de Génesis 3 presenta una exégesis alegórica, debido a la gran


cantidad de figuras de dicción que presenta dicho capítulo; y porque el contexto
significa algo mucho más profundo de lo que expresa a primera vista, siendo además
este trabajo un verdadero estudio de hermenéutica bíblica.

El relato de Génesis 3 visto desde la perspectiva bíblica y tratado con mayor


intensidad a partir de este estudio, es un acontecimiento histórico, y es el punto de
partida de toda la historia de la humanidad.

Génesis 3:1
Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del
Campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer:
¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

La caída del hombre fue ejecutada por las seducciones de una serpiente espiritual, la
cual fue el instrumento y el vehículo para plantar en la mente engaño y error, un
agente espiritual maligno: el diablo; para poder llevar a cabo su satánico plan de
destruir los planes de Dios. La serpiente es el diablo, el dragón, Satanás.

Apocalipsis 12: 9
el dragón, la serpiente antigua,
que se llama diablo y Satanás,

la palabra “dragón” es en el griego la palabra “drákon”, denota un dragón, un ofidio


con extremidades, una gran serpiente, así denominada debido a su agudeza visual,
proviene de una raíz “derk”, que significa “ver”, se usa en Apocalipsis para
denominar al diablo. El término “serpiente antigua” es en el griego “ofis arkaios”,
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 21

esto es: serpiente de tiempos arcaicos, remotos, antiguos; el término arkaios se


usa para la era del principio, una era anterior y antigua. El dragón es un espíritu
maligno: el diablo y Satanás, representado por la serpiente antigua, quien tentó a la
mujer cuestionando en su mente La Palabra de Dios; y provocar la caída del hombre.

En el antiguo oriente y en Babilonia, el dragón es un ídolo al cual se le rinde culto. En


el arte antiguo cristiano católico romano, el dragón aparece aplastado bajo los pies de
los santos simbolizando el triunfo de los cristianos sobre la tentación y el pecado; la
leyenda de San Jorge y el dragón ilustra este significado.

En la historia antigua los griegos y los romanos creían que los dragones eran capaces
de entender y transmitir información a los seres humanos.

Antiguamente el dragón inspiraba terror, desde tiempos antiguos, desde la caída del
hombre; los antiguos escandinavos adornaban las proas de sus naves con figuras en
forma de dragón; el emblema heráldico y estandarte militar de los ingleses era el
dragón; y el emblema del dragón forma parte de muchos escudos de armas de
pueblos europeos.

Entre los países orientales como China y Japón, el dragón representa el poder
espiritual, y es el símbolo más antiguo de su arte; el dragón representa el poder y el
conocimiento, esto recuerda la falsa promesa de la serpiente antigua: “conocimiento y
poder” = “seréis como Dios sabiendo el bien y el mal”.

Entre los pueblos antiguos el dragón, la serpiente, representa la muerte y el mal por
haber sido este animal el usado por el diablo para sembrar la muerte espiritual y la
muerte física en el género humano.

En Persia, la religión de zoroastro le dio al dragón el carácter de ciencia impura y


maléfica. Y entre los egipcios representaba el principio del mal.

En la India el dragón tenía el carácter de espíritu del mal.

Los etruscos tenían en sus espejos la figura del dragón amenazante, considerado
como presagio de muerte. El dragón también es símbolo del ocultismo.

Adán transmitió la información referente a la historia y caída del ser humano, y como
sucedió; e indudablemente quedó documentada desde los orígenes de la humanidad.
La historia de la serpiente antigua el dragón de Génesis 3, se divulgó desde tiempos
remotos por todas las civilizaciones del mundo que se fueron expandiendo por toda la
faz de la tierra, dejando sus huellas plasmadas en las artes, ciencias, letras, escudos
heráldicos, historia, esculturas, grabados de diferentes naciones, pueblos y culturas.

Génesis 3:1
…la serpiente…dijo a la mujer

La palabra “dijo” es en el hebreo la palabra “amar”, esto significa: decir, hablar,


relatar, responder, decir y hablar; la palabra “amar” se refiere a la comunicación, este
vocablo hebreo implica la comunicación de decir y hablar, el sujeto del verbo aquí en
este caso de Génesis es un ente espiritual superior maligno: “el diablo”; representado
por una serpiente que habla engañosamente a la mente de la mujer sembrando error
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 36

CAPÍTULO IV

EL COSTADO DE ADÁN

A partir de la caída del primer ser del género humano, Adán, Dios prepara un plan de
redención para redimir al hombre de la situación en la que se encontraba a causa del
pecado original, y promete un Salvador, es decir, un segundo Adán, un segundo ser
del género humano con sangre pura sin pecado (Gen 3:15); es por eso que Jesús el
segundo Adán, el segundo ser del género humano no era descendiente de Adán, es
por eso que nació de una mujer virgen sin intervención de hombre para fecundar su
óvulo. Dios hizo dentro de María, en su óvulo vida de alma por segunda vez.

Jesús no desciende de Adán; pero María sí desciende de Adán, y era de la tribu de


Judá y de la descendencia de David; por eso Jesús es del linaje de David según la
carne, Romanos 1:3 “Jesucristo que era del linaje de David según la carne”; pero
según su sangre, su vida de alma, es pura porque él era un segundo Adán, un
segundo ser del género humano; y es por eso que pudo sacrificar su vida-alma a
Dios.

Todos los seres humanos de cuerpo y alma que habitan toda la tierra, pertenecen a la
llamada “humanidad”, o sea que son parte del cuerpo de Adán, el género humano.

Hechos 17:26
Y de una sangre (Adán) ha hecho (Dios)
todo el linaje de los hombres (género humano)
para que habiten sobre toda la faz de la tierra;

Romanos 5:12
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por
el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres

1 Corintios 15:21
Porque por cuanto la muerte entró por un hombre (Adán)

1 Corintios 15:22
en Adán todos mueren,

1 Corintios 15:45
…fue hecho el primer hombre Adán alma viviente

1 Corintios 15:47
El primer hombre es de la tierra, terrenal…

1 Corintios 15:48
Cual el terrenal (Adán), tales también los
Terrenales (género humano);

1 Corintios 15:49
Y así como hemos traído la imagen del terrenal,
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 46

CAPÍTULO V

LA REVELACIÓN DEL SIGLO XXI

Αποκαλυψις του αιον XXI

“MI HIJO ERES TÚ, YO TE HE ENGENDRADO HOY”

“Υιος µου ει συ, εγω σηµερον γεγεννηκα σε”

EL NUEVO NACIMIENTO DE JESÚS, LA VERDADERA NATURALEZA DE


CRISTO

En este tercer milenio cristiano, tratándose de la era de los últimos tiempos, y estando
cerca el retorno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo; es momento de que cambien
algunos conceptos doctrinales dentro de la iglesia cristiana.

Toda información nueva que recibimos a través de los sentidos e ingresa a nuestra
mente, sustituye o reemplaza la información o doctrina antigua que esté relacionada
con el mismo tema, y debemos saber muy bien, teniendo presente que la autoridad de
la verdad de la Palabra de Dios es la que permanece para siempre.

Los hombres y las mujeres que han buscado a Dios en su sed de conocer la verdad,
han seguido a través de los siglos distintas clases de doctrinas cristianas; fundadas
históricamente en tradiciones religiosas; y muchas de ellas basadas en doctrinas y
mandamientos de hombres; quedando entonces cautivos dentro de las distintas
denominaciones religiosas; y sujetos al líder, pastor o ministro cristiano que impone su
propia doctrina religiosa a causa de la ignorancia bíblica e interpretación privada de las
Sagradas Escrituras, lo que resulta ir en contra de la verdad de La Palabra de Dios.

La religiosidad, la sinceridad y las buenas intenciones del maestro nunca son garantía
de la verdad a menos que la misma se la demuestre bíblicamente con La Palabra.

Con frecuencia en los evangelios Jesús decía: “escrito está”; y cuando se enseña un
tema determinado que no está escrito en la Biblia, y que no se lo puede demostrar en
Las Escrituras, o sostener bíblicamente; esto significa que no es garantía de la verdad.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 47

2 Pedro 1:20
“ninguna profecía de la Escritura
es de interpretación privada”

En la epístola de Pedro leemos que las escrituras bíblicas no son de interpretación


privada, o sea, que quiere decir lo que Dios quiso decir. La verdad está en la Palabra
que Dios dejó escrita en la Biblia; y no en las doctrinas teológicas y enseñanzas de las
denominaciones religiosas que no están fundadas en las verdades reveladas en La
Palabra de Dios escrita en La Biblia.

¿Están siendo fieles los cristianos a la verdadera doctrina de La Palabra de Dios, o a


la palabra de los hombres y sus tradiciones religiosas?
¿Qué saben acerca de la verdadera naturaleza de Dios y de Su Hijo Jesucristo?

La única fuente de La Verdad es La Palabra de Dios escrita en La Biblia; y deben


ser Las Sagradas Escrituras nuestra piedra de confianza, la cual debemos creer.
Nuestra creencia debe estar basada en los principios, en los preceptos, y obediencia a
la verdad de la Palabra de Dios; y nunca en lo que los hombres dicen “acerca de”.

Para ser fieles a Dios y Su Palabra debemos creer lo que Las Escrituras dicen y
obedecer los principios y mandamientos de Dios, y sujetarse al señorío de Cristo,
porque Jesucristo es el “Señor”.

Dios dice en:

Oseas 4:6
“Mi pueblo fue destruido
porque le faltó conocimiento”

El conocimiento que le faltó al pueblo de Dios fue “el conocimiento de la verdad”,


“La Palabra de Dios”. Jesús dijo en Juan 17:17 “tu palabra es verdad”; y Dios,
nuestro Padre Celestial quien es “amor”, quiere que sus hijos conozcan la verdad, o
sea, que no les falte conocimiento de Su Palabra, como está escrito:

1 Timoteo 2:4
el cual quiere que todos los
hombres sean salvos y vengan
al conocimiento de la verdad

Juan 8:32
y conoceréis la verdad,
y la verdad os hará libres

Es el conocimiento de la verdad el que nos va a librar de todo tipo de cautividad.


Es conociendo la Palabra de Dios, “la verdad”, la que nos hace libres de la
cautividad de las doctrinas culturales y de las tradiciones del mundo, y la que nos trae
liberación espiritual.

La verdad de las Sagradas Escrituras, es la que nos hace verdaderamente libres,


porque la Palabra de Dios está por encima de todas las cosas; y por encima de los
preceptos teológicos que influenciados filosófica y culturalmente no están basados en
la verdadera doctrina cristiana bíblica.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 48

Este trabajo de investigación bíblica le da a la maravillosa Palabra de Dios la


autoridad, y el supremo y eminente lugar de excelencia, sabiduría superior
espiritual y reverencia que las Sagradas Escrituras ocupan por encima de todas
las cosas.

Siendo la Santa Biblia la única fuente de verdad revelada de Dios; este libro muestra
en este trabajo de investigación bíblica: “las grandes verdades bíblicas que no
habían sido reveladas en casi dos mil años a la iglesia cristiana, desde la iglesia
del primer siglo”; lo cual es “nueva luz”, y siendo la luz la que disipa las tinieblas,
este estudio bíblico no debe escapar a la real atención e interés del creyente cristiano
fiel, que busca conocer la verdadera Palabra de Dios revelada.

El tema de este trabajo de investigación bíblica, que es el eje central de este libro, no
tiene antecedentes en la historia de la humanidad, ni en las doctrinas de las religiones
cristianas, que es: “la verdadera naturaleza de Cristo” “La revelación del Siglo
XXI”.

La verdad es la Palabrada Dios, y una de las realidades bíblicas se encuentra en este


capítulo; apelo a la capacidad mental y espiritual de aquellas personas que están
preparadas para recibir la información revelada en este libro; la cual llenará de gran
gozo sus corazones, y dará paso a un nuevo concepto doctrinal.

“La revelación de este estudio es nueva luz para el cristianismo y no tiene


precedentes en la historia.”

El presente trabajo de investigación bíblica, es un verdadero estudio de hermenéutica


o interpretación del texto bíblico; y es éste un excelente estudio exegético de alto valor
porque explica la exactitud de las Escrituras.

La verdadera naturaleza de Jesucristo

Como hemos visto hasta ahora en el tercer capítulo del libro Génesis ocurre la caída
del hombre, o sea, el pecado original, y el hombre pierde el espíritu de Dios y muere
espiritualmente y físicamente, dando origen en estado de caída a todo el género
humano, seres que no son hijos de Dios.

El hombre pecó al no sacrificar su vida a Dios, y el hombre tenía que pagar


sacrificando su vida a Dios, pero ya era demasiado tarde; entonces Dios, para revertir
esta situación promete un Mesías, un segundo ser humano, un segundo Adán para
salvar a la humanidad, que sacrifique su vida a Dios y obtenga nuevamente la vida
eterna espiritual como está profetizado en Génesis 3:15 “la simiente suya”.

1 Corintios 15:21
por cuanto la muerte entró por un hombre (Adán)
también por un hombre (Jesús) la resurrección de los muertos.

1 Corintios 15:45
fue hecho el primer hombre Adán alma viviente,
el postrer Adán (Jesús) espíritu vivificante.

El postrer Adán, el segundo Adán es Jesús; Dios hizo dentro del óvulo de María
“vida de alma por segunda vez”, o sea, un espermatozoide, “un segundo ser del
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 49

género humano”, “un segundo Adán” para que no naciera bajo pecado a causa del
primer hombre Adán; y es por eso que nació de una mujer virgen sin intervención de
hombre, para que tenga sangre pura sin pecado por ser un segundo Adán, y pueda
sacrificar su vida de alma a Dios pagando el pecado original del hombre y redimir al
género humano. María era de la casa de David, del linaje y descendencia de
David; y ella fue la mujer que creyó la palabra profética de Dios, y pudo concebir al
segundo Adán, Jesús, que era del linaje de David según la carne.

Lucas 1:31
Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz
un hijo, y llamarás su nombre Jesús.

Lucas 1:38
Entonces María dijo: …
hágase conmigo conforme a tu palabra.

Lucas 1:45
Y bienaventurada la que creyó, porque
se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor.

Mateo 2:1
…Jesús nació en Belén…

Jesús tenía sangre pura sin pecado porque él era un segundo hombre, un segundo ser
del género humano, o sea, un segundo Adán. Dios hizo vida de alma por segunda vez
en la historia de la humanidad dentro del óvulo de María, la mujer que “creyó”; sin
intervención de hombre para que naciera con sangre pura sin pecado el 2° Adán.

Es así entonces que Jesús pudo redimir del pecado original a la humanidad, por su
sangre pura y sin pecado derramada en expiación por su sacrificio a Dios en la cruz.

En la Biblia encontramos versículos en los cuales a Jesús se lo llama hijo de David,


hijo de Abraham; esto nos recuerda las siguientes profecías:

Génesis 22:18
En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra
por cuanto obedeciste a mi voz. (promesa hecha a Abraham)

Hebreos 7:14
…nuestro Señor vino de la tribu de Judá…

2 Samuel 7:12
…yo (Dios) levantaré después de ti a uno de tu linaje,
el cual procederá de tus entrañas (promesa hecha a David)

Romanos 1:3
…Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,

Dios le promete a Abraham que de su descendencia en cuanto a la carne vendría el


Mesías: Gen 22:18 “tu simiente”. Abraham tuvo por hijo a Isaac, el cual tuvo a
Jacob; Dios le pone a Jacob por nombre “Israel”, quien tuvo doce hijos: las doce
tribus de Israel, y de la tribu de Judá desciende el Rey David, de quien mil años
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 50

después nace María, la cual dio a luz a Jesús: de la tribu de Judá y del linaje de
David según la carne, porque María era de la casa de David y de la tribu de Judá.

De María entonces nació “la simiente suya”, la simiente de la mujer profetizada en


Génesis 3:15, que es Jesús del linaje de David según la carne, pero en cuanto a la
vida de alma que estaba en su sangre, Jesús era un segundo Adán, un segundo
ser del género humano, es por eso que Jesús tenía sangre pura sin pecado.

1 Corintios 15:45
el postrer Adán (Jesús)

1 Corintios 15:47
el segundo hombre

La primera parte del texto bíblico en 1 Corintios 15:45 lee: “fue hecho el primer
hombre Adán alma viviente”. Adán fue el primer ser del género humano; en el texto
griego esta frase lee: “protos antropos adam”, “protos” en griego significa “el
primero”, “el prototipo del género humano”; “antropos” quiere decir en griego: ser
humano, género humano; y “Adam” casi siempre significa hombre o ser humano.

La segunda parte del texto bíblico en 1 Corintios 15:45 lee: “el postrer Adán, espíritu
vivificante”; la frase “postrer Adán” en el texto griego son las palabras “escatos
Adam”; escatos quiere decir: último, lo más alto, el más alto grado, postrero de
categoría o calidad, o el grado más elevado de ser humano.

El texto griego lee en la primera parte de 1 Corintios 15:47 “protos antropos”, que
quiere decir: primer ser del género humano, o sea, Adán; luego lee en la segunda
parte de este versículo: “deyteros antropos” que significa: “segundo ser del género
humano”: “Jesús”.

Las malas e intencionadas influencias espirituales negativas, han llevado,


juntamente con el error y la ignorancia bíblica basada en la mala enseñanza de
las tradiciones de los hombres, a creer que Jesús es Dios y que era hijo de Dios
cuando nació, y que era hijo de Dios cuando fue bautizado por Juan el Bautista,
y que era hijo de Dios cuando ejercía su ministerio, y que era hijo de Dios
cuando murió en la cruz; cosas que no son nada ciertas, porque contradicen
absolutamente a la Palabra de Dios, La Santa Biblia.

Creer semejantes mentiras es una blasfemia a Dios; porque la mentira y el error


son del diablo, y este como enemigo de Dios, quiere colocar a Dios al nivel del
hombre, hacerlo un hombre; y al mismo tiempo quiere colocar al hombre 2°
Adán Jesús en lugar de Dios, diciendo que es Dios: Gen 3:5 “seréis como Dios”.
Creer esto, es no conocer la naturaleza de Dios, ni saber quien es Jesús, y es ir
en contra de la verdad de la Palabra de Dios.

Porque la verdad es que: “Jesús no es Dios”; “Jesús es un hombre, un 2° Adán”

1 Timoteo 2:5
“Jesucristo hombre”

1 Corintios 15:45,47
“postrer Adán”
“segundo hombre”
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 51

“Dios es espíritu” (Juan 4:24), “Dios no es hombre” (Num 23:19), “Dios es


invisible y nadie lo ha visto jamás” (1 Juan 4:12). La muerte es del diablo (Heb
2:14); la muerte no es de Dios, de Dios solo es la vida eterna; Jesús fue hecho
pecado y murió, por lo tanto si Jesús murió en la cruz jamás pudo haber sido
hijo de Dios en ese momento, ni anteriormente.

Números 23:19
“Dios no es hombre”

Lucas 24:39
“un espíritu no tiene carne ni hueso”

Juan 4:24
“Dios es espíritu”

1 Juan 4:12
“nadie ha visto jamás a Dios”

Juan 1:18
“A Dios nadie le vio jamás”

Colosenses 1:15
“Dios invisible”

1 Timoteo 1:17
“inmortal, invisible,
único y sabio Dios”

Dios es inmortal y eterno, y por regla general si Dios engendra un hijo, éste tiene
que ser inmortal y eterno. Esto confirma y demuestra claramente que Dios
engendró a Jesús como su Hijo al tercer día de muerto, y es por eso que
resucitó en un cuerpo espiritual, inmortal y eterno porque fue engendrado por
Dios como Su Hijo; de Dios solo proviene la vida eterna.

La Biblia, la Palabra de Dios dice claramente:

El 1° Adán sacrificó su vida al diablo y obtuvo: simiente del diablo = la muerte:


hijo del diablo. (El árbol de la ciencia del bien y del mal)

El 2° Adán sacrificó su vida a Dios y obtuvo: simiente de Dios = la vida eterna:


hijo de Dios. (El árbol de la vida)

Este es el tema más importante del cristianismo y que vamos a


desarrollar a lo largo de este capítulo: “La Revelación del Siglo XXI”, la
verdadera naturaleza de Jesucristo como nunca antes se enseñó en la
iglesia cristiana, ni en las Universidades del mundo, ni en cátedras, ni
seminarios bíblicos y teológicos; ni en los Doctorados en Teología, y
como nunca antes se había revelado:

“Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy”.


ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 52

Siguiendo con el presente estudio, paso a paso, para que el lector pueda asimilar la
gran cantidad de información minuciosamente detallada y desarrollada en este
capítulo; volvemos al versículo anteriormente presentado:

1 Corintios 15:47 b
el segundo hombre,
que es el Señor, es del cielo.

En la segunda frase de este versículo o parte “b”, hay una figura de dicción que se
llama “elipsis”; es una figura de omisión, y en esta figura, existe en la frase “un
hueco”, a causa de la omisión de una o más palabras; palabras que normalmente se
requieren, pero que no son necesarias para el sentido de la frase.

Esta omisión no se debe a una circunstancia accidental, sino que es intencional, para
no detenernos en poner de relieve la palabra omitida; sino que prestemos atención a
las otras palabras, que por dicha omisión requieren mayor relieve.

En 1 Corintios 15:47, la frase “que es el Señor”, no está en el texto griego, sino que
fue añadida en esta versión bíblica para suplir la elipsis.

1 Timoteo 2:5
“porque hay un solo Dios
y un solo mediador entre
Dios y los hombres,
Jesucristo hombre”.

La frase “Jesucristo hombre”; en el texto griego es: “ανθρωπος Χριστος Ιησους


anthropos Cristos Iesous”, que quiere decir: ser humano Cristo Jesús; indicando
que Jesús es un ser humano y que Jesús no es Dios; la teoría o dogma cristiano
que enseña que Jesús es Dios es falsa y no existe, tal doctrina es una falsificación del
diablo, y no se la puede sostener ni demostrar bíblicamente porque es falsa y no hay
argumentación bíblica para sostenerla; la Biblia declara que “hay un solo Dios”, “que
Dios no es hombre”, “que Dios es espíritu invisible y a quien nadie lo vio jamás”.

Ahora bien, antes de resucitar, Jesús no era hijo de Dios; Jesús recibió espíritu santo
sobre él, por encima, en forma condicional, como los profetas del Antiguo Testamento
cuando tenía treinta años y fue bautizado por Juan el Bautista en el río Jordán, y es en
ese momento cuando Jesús comienza su ministerio.

Lucas 3:23
“Jesús mismo al comenzar su ministerio
era como de treinta años”

Aún no había sido engendrado por Dios como su hijo porque no tenía la simiente de
Dios dentro de él; sino que el espíritu que Dios le dio era sobre él, condicional como
Adán y como todos los profetas y podía perderlo si cometía pecado; y es por esta
razón que el diablo lo tentó en el desierto, para hacer caer al segundo Adán Jesús, así
como lo hizo con el primer Adán, y arruinar el plan de redención del género humano.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 93

CAPÍTULO VI

NUEVO NACIMIENTO DEL SEGUNDO GÉNERO HUMANO

CRISTO EL NUEVO NACIMIENTO

“EL MISTERIO 2000 AÑOS DESPUÉS”

“Το µυστηριον µετα 2000 ετη ”

Nosotros los creyentes cristianos, los santos hijos de Dios; somos “renacidos de
simiente incorruptible: el espíritu de Cristo dentro nuestro”, a causa de la
resurrección de Jesucristo cuando confesamos a Jesús como Señor y creemos que
Dios lo levantó de los muertos, lo engendró como Su Hijo Unigénito y Primogénito.

Gracias a la Palabra viva de Dios podemos confesar con nuestra boca y creer la
Palabra de vida; y renacer del espíritu de Cristo, y ser parte de su cuerpo
espiritual a través de: “el nuevo nacimiento del género humano”.

Romanos 10:8, 9, 10
Cerca de ti está la palabra,
en tu boca y en tu corazón.
Esta es la palabra de fe que predicamos:
Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,
y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de entre
los muertos, serás salvo..Porque con el corazón se cree
para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Santiago 1:18
“nos hizo nacer por la palabra de verdad”

1 Pedro 1:23
siendo renacidos, no de simiente corruptible (1° nacimiento),
sino de incorruptible (2° nacimiento), por la Palabra de Dios
que vive y permanece para siempre.

Cuando confesamos con nuestra boca, estamos declarando que Jesucristo es el


Señor, y lo estamos aceptando como nuestro Señor y Salvador en nuestra vida y
somos salvos, es decir que recibimos el espíritu de Cristo, es por eso que Cristo
es nuestra vida, pasamos de muerte a vida, reservados por el espíritu del Hijo de
Dios para vida terna.

Es porque tenemos el espíritu de Cristo el único Hijo de Dios que somos hijos
de Dios, engendrados como hijos de Dios en el momento que Jesús resucitó
como el único Hijo de Dios para formar un solo espíritu engendrado en un solo y
nuevo hombre: el segundo Adán = Jesucristo = La Iglesia = cuerpo de Cristo
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 105

CAPÍTULO VII

EPISTROFE – CONVERSIÓN
El arrepentimiento significa un cambio en la mente, el asiento de reflexión moral,
significando siempre un mejor cambio; implicando un cambio de actitud, cambio en el
modo de pensar, y un cambio en el plan de vida; es un cambio de pensamiento
respecto de uno mismo y de Dios.

El arrepentimiento lleva a la conversión: “arrepentíos y convertíos” (Hechos 3:19), “es


arrepentirse de la pecaminosa manera de vivir y convertirse a Cristo”.

Hay una palabra griega relacionada con el “nuevo nacimiento”, y es la palabra:


“επιστροφη epístrofe”, que quiere decir: “volverse a”; y es traducida al castellano
como “conversión”.

En la Biblia, epístrofe, acompaña el nuevo nacimiento, un volverse hacia Dios.

Se expresa claramente en el caso de los Tesalonicenses, mostrando como se


convirtieron de los ídolos a Dios; los ídolos era su vieja cultura religiosa, el
paganismo, la corriente del mundo; y luego muestra un cambio, se volvieron a Dios,
al Dios Verdadero, sirviendo a Dios Padre en el nombre del Señor Jesucristo porque
renacieron como hijos de Dios.

1 Tesalonicenses 1:9
y como os convertísteis (επιστροφη epístrofe) de
los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero,

El apóstol Pablo y Bernabé pudieron informar a los apóstoles y a los otros santos que
estaban en Jerusalén de la conversión (επιστροφη epístrofe) de los gentiles:

Hechos 15:3, 4
“contando la conversión (επιστροφη epístrofe) de los gentiles;
y causaban gran gozo a todos los hermanos. Y llegados a Jerusalén,
fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron
todas las cosas que Dios había hecho con ellos”.

En el discurso del apóstol Pedro a los judíos, dice él: “así que arrepentíos y
convertíos (επιστροφη epístrofe) para que sean borrados vuestros pecados”. Por
medio del nuevo nacimiento, se renace confesando a Jesús como Señor y creyendo
que Dios lo levantó de los muertos; y entonces recibimos remisión de pecados y los
mismos son borrados.

Hechos 3:19
Así que, arrepentíos y convertíos (επιστροφη epístrofe),
para que sean borrados vuestros pecados;

La palabra griega “επιστροφη epístrofe”, que quiere decir: un giro en rededor,


conversión; de hacer que una persona se vuelva.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 110

CAPÍTULO VIII

ESTUDIO DE JUAN 14

Juan era uno de los doce apóstoles discípulos de Jesús, autor del 4° Evangelio, tres
epístolas y el libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento.

Los documentos antiguos demuestran que el 4° evangelio del apóstol Juan era tenido
en alta estima por el empleo que le daban a este escrito. El término “Evangelio” no
designa ningún libro, sino el mensaje: “las buenas nuevas”, de donde el término
griego “evangelistes”, en castellano “evangelista”, quiere decir: “mensajero de
buenas nuevas”; sin embargo el término griego “evangelion”, que quiere decir:
“Evangelio”, designan los escritos donde los apóstoles dan testimonio de Jesús, y
cada uno de estos cuatro escritos recibió el nombre de “Evangelio”; también se llama
“Evangelio” al conjunto de los cuatro primeros escritos del Nuevo Testamento que
presentan el testimonio apostólico sobre la vida y la enseñanza de Jesús.

El capítulo 14 del evangelio del apóstol Juan trata como tema esencial “el nuevo
nacimiento”; que es el último relato de la vida de Jesús, que el Señor enseñó a sus
discípulos antes de su pasión.

En este capítulo 14 del evangelio de Juan, el Señor Jesús resume sus padecimientos,
el sacrificio expiatorio, se resurrección, nuevo nacimiento, el nuevo nacimiento del
género humano a través de recibir por gracia el don de espíritu santo, o sea, el espíritu
de Cristo, que él mismo Señor Jesús nos da cuando reconfesamos a él como Señor y
Salvador, y su retorno o segunda venida.

Juan 14:1
No se turbe vuestro corazón; creéis (pisteuete)
en Dios, creed (pisteuete) también en mí.

Los discípulos de Jesús, es decir, los apóstoles, ya creían en Dios, lo que el Señor
Jesús está queriendo decirles es que si están creyendo en Dios, y creen que Dios me
envió para salvarlos, sigan creyendo también en mí.

El Señor Jesús está diciéndoles a sus discípulos: “crean en mí con lamisca confianza
que creen en Dios porque yo soy su Salvador”. Jesús usa un lenguaje que pronuncia
palabras de vida: “la salvación”.

Juan 14:2
En la casa de mi Padre muchas moradas hay;
si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues,
a preparar lugar para vosotros.

En el Reino de Dios, en el Cielo, hay espacio y lugar para cada uno de los santos, si
así no fuere, Jesús lo hubiera dicho.

Juan 14:2
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 111

“voy, pues, a preparar lugar para vosotros”

Juan 14:2 Traducción Literal:


Voy a preparar lugar para vosotros; voy a conseguir el derecho
pagando con mi propia vida por el sacrificio expiatorio por los
pecados del género humano, para que ustedes estén allí y posean
su lugar; resucitaré engendrado como Hijo de Dios porque me voy,
es decir asciendo al Padre mi Dios, y me sentaré con Dios a su diestra,
y desde allí enviaré mi espíritu: “el espíritu santo de Cristo en vosotros”,
y tendrán su lugar asegurado”.

Efesios 2:6
Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos
hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.

Juan 14:3
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí
mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

La palabra “fuere” es en el griego la palabra “poreuomai”; que quiere decir: ir en el


propio camino y pasar de un lugar a otro; lo que quiere decir Jesús aquí es: “si él se
fuere en su ascensión desde la tierra al cielo con Dios”.

Fuere: “en su ascensión al cielo”, donde está a la diestra de Dios ejerciendo su


señorío, intercediendo ante Dios por los santos, y salvando a todos los que confiesan
su nombre y creen en él,”por su espíritu”, “el espíritu de Cristo” que el Señor Jesús
mismo derrama para que seamos bautizados en espíritu santo por un solo espíritu:
“Cristo”.

Juan 14:3
…vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo

La frase “vendré otra vez”, se refiere a su segunda venida, su retorno por la iglesia
del cuerpo de Cristo: “os tomaré a mí mismo”: “para que estén conmigo en vida
eterna”.

La palabra “vendré”, es en el griego el término: “ercomai”, que quiere decir: venir


significando la acción, el acto de venir: “el retorno de Cristo”.

Juan 14:3
para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Jesús está diciendo que cuando él retorne, nos tomará (a la iglesia) para estar
siempre con él: “donde yo estoy”, “en los lugares celestiales”: en el cielo con Dios;
vendré: retornaré en mi segunda venida y los tomaré, es decir, serán arrebatados y
sus cuerpos serán transformados en cuerpos espirituales, inmortales e incorruptibles,
y estéis en el cielo con Dios y Jesucristo.

Juan 14:4
Y sabéis a donde voy, y sabéis el camino.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 129

CAPÍTULO IX

EL COSTADO DE JESUS Y EL NACIMIENTO DE LA IGLESIA

En el Antiguo Testamento, en el libro de Jeremías, Dios dice que él es una fuente de


“agua viva”; y en el Nuevo Testamento nuestro Señor Jesucristo dice que el que en
él cree, de su interior correrán ríos de “agua viva”.
Como hemos visto anteriormente entendemos lo que quiere decir ser parte del cuerpo
de Cristo; ya hemos visto este tema al principio del libro; vamos a sumergirnos
nuevamente en “las aguas”, pero a mayor profundidad, para entender mejor el “nuevo
nacimiento del género humano y de la iglesia”.

Juan 19:34
Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al
instante salió sangre y agua.

Jesucristo ya estaba muerto en la cruz cuando el soldado le abrió “el costado” con
una lanza; y al instante “salió sangre y agua”. El flujo de “sangre y agua” significa:
“vida”, “origen de la vida”. Esto que sucedió en “el costado de Cristo” no era normal de
suceder en un cuerpo crucificado; la palabra “costado” es en el griego la palabra:
“pleura”, que quiere decir “costado”, se usa del costado de Cristo que fue abierto por
una lanza. Científicamente en términos médicos se desconoce porqué salió “sangre y
agua”, y el evangelio de Juan, no lo explica; entonces estamos frente a un milagro, “el
milagro de la vida”. Jesús después de estar tres días muerto, Dios lo engendra y
entonces resucita, se levanta en un cuerpo espiritual transformado, inmortal,
eterno; y es levantado en su exaltación recuperando el “señorío”, como “Señor y
Cristo”.

1 Juan 5:6
Este es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre;

“Este es Jesucristo que vino mediante agua y sangre”, todos nacemos mediante “agua
y sangre”, significando que se ha originado “vida” (del costado del primer Adán se
originó: “vida” = “Eva”).

Así como del “costado de Adán” salió “Eva”, que es “vida”, madre de todos los
vivientes, dando origen a todo el género humano: “la humanidad del primer Adán”, los
seres de cuerpo y alma.

Simbólicamente del “costado del segundo Adán, Cristo”, salió “vida”: dando origen a
todo el nuevo género humano de cuerpo, alma y “espíritu”, engendrado por Dios, a
través de la resurrección de Jesús, la nueva humanidad espiritual, el segundo Adán.

Figurativamente del costado de Cristo salió “sangre y agua”, salió la vida de


espíritu, para dar lugar a la vida eterna del nuevo género humano, el segundo Adán:
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 130

“la Iglesia del cuerpo”, o sea, ”el nuevo género humano espiritual “.El apóstol Pablo
hace esta comparación: con Cristo y su iglesia (nuevo género humano); y con Adán y
Eva (viejo género humano). Adán dice de Eva como Pablo dice de Cristo y su iglesia
del cuerpo: “Hueso de mis huesos y carne de mi carne”; “serán una sola carne”.

“La iglesia espiritual desde el día de Pentecostés hasta el retorno de Cristo, es el


cuerpo del segundo Adán, “una sola carne”, el cuerpo de Cristo”.

1 Corintios 12:12
Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero
todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo,
así también Cristo.

1 Corintios 12:13
Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo,
sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a
beber de un mismo Espíritu.

1 Corintios 12:14
Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos.

1 Corintios 12:20
Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo.

La iglesia del cuerpo son los creyentes renacidos del espíritu de Cristo, que forman el
cuerpo de Cristo, su costado, el cuerpo del nuevo género humano del cual Cristo es la
cabeza.

Vamos a explicar más profundamente “el costado del segundo Adán”. En el evangelio
de Juan 19:34, el apóstol Juan describe que cuando el soldado le abrió el costado a
Jesús con una lanza, al instante salió “sangre y agua”; sabemos que la sangre
quiere decir “vida” porque: “la vida de alma está en la sangre”, y el “agua”
bíblicamente es símbolo de la bendición de Dios y de refrigerio espiritual “limpieza
espiritual”, la idea de la limpieza espiritual es que somos lavados de los pecados, y el
refrigerio espiritual, es que el espíritu de Cristo es un refrigerio para nuestra vida. En
el Antiguo Testamento, en el régimen ceremonial el lavamiento en agua ocupaba un
lugar prominente: “los sacerdotes debían ser lavados con agua antes de ser
consagrados”.

Exodo 29:4
... y los lavarás con agua.

La palabra “agua” es en el griego el término “udor” de donde proviene el prefijo


castellano “hidro” = “agua”; y cuya fórmula es H2O: el agua como elemento natural.

La palabra “agua” etimológicamente es traducida al uso castellano del latín “aqua”: “un
líquido transparente”, o sea “agua”.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 158

CAPÍTULO X

REALIDAD ESPIRITUAL = SOMOS CRISTO

La “realidad”, es una verdad de existencia efectiva. Una “realidad espiritual”, es una


verdad relativa al espíritu. La verdad es aquello que tiene calidad de que es cierto y
auténtico; algo que es cierto y hace fe pública; “la verdad es estar en conformidad de
lo que se dice con lo que existe”.

La “realidad espiritual” (espiritual en griego: pneumátikos) siempre connota la idea


de invisibilidad y poder. La palabra “espiritualidad, pneumátikos” no existe en el
Antiguo Testamento, ni existe en los evangelios.

La palabra “espiritual” aparece después del día de Pentecostés y a partir del nuevo
nacimiento del género humano que renace del espíritu de Cristo, siendo una “realidad
espiritual” para el creyente cristiano.

2 Corintios 5:20
“Así que, somos embajadores en nombre de Cristo,”

En este versículo de 2 Corintios 5:20 leemos: “somos embajadores”; nosotros los


santos renacidos del espíritu de Cristo, la iglesia, su cuerpo.

La frase “así que”, es en el griego la palabra “upér”, que quiere decir: “en pro” de
Cristo somos embajadores.

La palabra “embajadores”, es en el griego el término presbeuomen, viene de


presbeuo, que quiere decir: “ser un embajador”; y también el término denota ser “el
más anciano”. Ser un embajador de Cristo involucra la experiencia sugerida por la del
anciano. Antiguamente los embajadores eran hombres ancianos y con experiencia. La
palabra para denominar “anciano” en griego es: “presbutes”: hombre anciano.

En el Antiguo Testamento el término anciano es la palabra hebrea “zaqen”, que quiere


decir: “anciano y viejo”; históricamente el pueblo reconocía al “anciano” por sus dones
de liderazgo, sabiduría y justicia. El anciano era magistrado, civil y religioso, y era
nombrado debido a su derecho de edad, a la cabeza de una casa, una familia, o de
una tribu. El anciano al tener la posición de jefe de una tribu, tenía autoridad de
príncipe; y solo los hombres de edad madura accedían a estas funciones.

Romanos 8:1
Entonces Salomón reunió ante sí en Jerusalén a los ancianos
de Israel, a todos los jefes de las tribus, y a los principales de
las familias de los hijos de Israel, para traer el arca del pacto
de Jehová de la ciudad de David, la cual es Sion.

En la mayoría de las civilizaciones la autoridad la ejercían los ancianos en razón de su


edad o experiencia, y se tenían en cuenta como los mejores capacitados para
gobernar.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 159

El “sanedrín”, el consejo que gobernaba la nación, y hacía de corte suprema de


justicia presidido por el sumo sacerdote y que fue el tribunal más alto de los judíos,
estaba conformado por ancianos. En todo el antiguo oriente los ancianos eran tenidos
en la más alta estima por su experiencia y su sabiduría. Los ancianos actuaban como
jueces y también resolvían disputas matrimoniales.

Deuteronomio 22:15
“…y sacarán las señales de la virginidad de
la doncella a los ancianos de la ciudad,”

El verbo griego “presbio”, quiere decir: “ser anciano y ser un embajador”, derivado
del término griego “proiesbano”, que quiere decir: “estar muy adelantado en
conocimiento y experiencia”. La palabra griega “presbuterión”, significa: “asamblea de
ancianos”, denota los ancianos u obispos de una iglesia local: “el presbiterio”.

1 Timoteo 4:14
No descuides el don que hay en ti,
que te fue dado mediante profecía con
la imposición de las manos del presbiterio.

La palabra griega “presbuteros”, quiere decir: anciano de edad, una persona entrada
ya en años y con experiencia. Este término “presbuteros” denota una persona con
experiencia que es obispo o supervisor: “los líderes de la iglesia”.

En las iglesias cristianas los “presbuteros” son aquellos que asumen el cuidado
espiritual de las iglesias para supervisarlas; a estos se les aplica el término “obispos”,
del griego: “episkopos”, que quiere decir supervisores y veedores; de esta palabra
deriva el término castellano “episcopado”.

La raíz de la palabra griega “episkopos” es: “epi” = sobre; “skopeo” = mirar y vigilar;
significando supervisor y veedor.

El término anciano, presbíteros, indica la experiencia y entendimiento espiritual


maduros de aquellos que son por su obra emprendida obispos o supervisores.

Tito 1:5
“…y estableciese ancianos (presbuteros) en cada ciudad,”

Tito 1:7
Porque es necesario que el obispo (episkopos)…

Hechos 20:17
“…hizo llamar a los ancianos (presbuteros) de la iglesia”.

Hechos 20:28
Por tanto mirad por vosotros, y por todo el rebaño
en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos
(episkopos), para apacentar la iglesia del Señor.

En el versículo de Hechos 20:28 la palabra “rebaño” es en el griego el término


“poimnion” que quiere decir: cuerpo de seguidores de Cristo, la iglesia; viene del
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 164

CAPITULO XI

RHEMA − ΡΗΜΑ, ρηµα

LA PALABRA DE VIDA ESPIRITUAL

Efesios 6:17

“Y tomad…la espada del Espíritu,


que es la palabra (ρηεµα rhema) de Dios”

Juan 3:34
Porque el que Dios envió (Jesús),
las palabras de Dios habla
(ρηµατα του Θεου rhemata tou Theos)

Juan 8:20
Estas palabras (ρηµα rhema) habló Jesús,
en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo;

Juan 6:63 b
Las palabras (ρηµα rema) que yo os
he hablado, son Espíritu y son vida.

Efesios 5:25, 26
“Cristo amó a la iglesia y se entregó asimismo por ella,
para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento
del agua por la palabra (ρηεµα rhema)”

“Jesús se entregó por amor en sacrificio expiatorio para redención y remisión de


los pecados de todo el género humano, santificando por su espíritu a los que en
él creen y confiesan su nombre, el espíritu de Cristo que se nos dio a beber
como agua de vida eterna que nos purifica y lava nuestros pecados, y recibido
por gracia por: la palabra ρηεµα rhema”.

Los santos creyentes somos renacidos del espíritu de Cristo a través del nuevo
nacimiento que tiene lugar en nuestras vidas por confesar:

“La Palabra”.

En la expresión “La Palabra” está involucrada la “Vida de espíritu, que es Cristo”.


Vamos a analizar el significado de “La Palabra” en la Biblia. En el texto griego del
Nuevo Testamento existen dos vocablos griegos para referirse a “la palabra”.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 165

Logos: El término griego “λογος logos”, implica “palabra” escrita en una carta o papel
manuscrito, o impreso en letras con caracteres. Logos: “palabra escrita”.

Rhema: El otro término bíblico para referirse a “La Palabra”, es el vocablo griego:
“ρηµα, rhema”, y se refiere a “la palabra hablada y revelada”; Rhema: “palabra
hablada y espiritual revelada”.

La “palabra λογος logos” y la “palabra ρηµα rhema”, no son sinónimos, y tienen


distintos significados en la vida espiritual del creyente cristiano. Rhema es un término
griego totalmente diferente de Logos; pero en la Biblia en castellano, ambos términos:
logos y rhema, se traducen como “palabra” y no se aprecia la diferencia.

La Biblia, La Palabra de Dios escrita con tinta es: “Palabra logos”: “logos, palabra
escrita”. La Biblia solamente edifica la mente porque es logos palabra escrita.

Vamos a ver en el Nuevo testamento algunos registros bíblicos en los cuales aparece
la “palabra: ρηµα rhema”, la palabra espiritual hablada y por revelación de Cristo.

Mateo 4:4
Él respondió y dijo: No solo de pan vivirá el hombre, sino de
toda palabra (ρηµα rhema) que sale de la boca de Dios.

Aquí en este versículo de Mateo 4:4, el término “palabra” es el vocablo griego:


“ρηµα rhema”, palabra hablada por revelación divina. El rhema es el alimento
espiritual que edifica el andar espiritual del creyente cristiano, andar por el espíritu.

El creyente cristiano debe estudiar y aprender del logos, de la Palabra de Dios


como se presenta escrita con tinta en la Biblia. La Palabra de Dios escrita en la
Biblia como λογος logos es enteramente útil, porque del estudio Bíblico
aprendemos mucho para perfeccionarnos y estar preparados para toda buena obra;
para obtener conocimiento, sabiduría, y aprender los preceptos y mandamientos y
principios bíblicos de Dios. La Palabra de Dios es la verdad. Estudiar y leer la verdad
es estudiar La Biblia.

Juan 17:17
“tu palabra es verdad”

Juan 3:21
“el que practica la verdad viene a luz”

Salmos 119:130
“la exposición de tus palabra alumbra;
que hace entender a los simples”

La Palabra de Dios es Luz que alumbra el entendimiento porque la verdad nos hace
libres, y La Palabra de Dios es la verdad. Estudiar y leer la verdad es estudiar La
Biblia; y en las Escrituras Jesús y los apóstoles nos exhortan a leer La Biblia, es muy
importante “leer” la Palabra de Dios porque nos da entendimiento, conocimiento y
sabiduría. La lectura fluida de la Biblia nos da entendimiento.
Mateo 19:4
“El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído…”
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 166

Mateo 21:42
“Jesús le dijo:
¿Nunca leísteis en las Escrituras: …?

Mateo 21:16
“Y Jesús les dijo: Sí; ¿Nunca leísteis: ...”

La lectura de La Palabra de Dios nos da entendimiento, conocimiento y sabiduría.


La lectura fluida de la Biblia nos da entendimiento. Hay que leer La Palabra de
Dios escrita como “λογος logos”.

Efesios 3:4
“Leyendo lo cual podéis entender…”

2 Timoteo 2:7
“Considera lo que te digo,
y el Señor te de entendimiento en todo”

Colosenses 4:16
“cuando esta carta haya sido leída entre vosotros,
hacer que también se lea en la iglesia de los laodicenses,
y que la de Laodicea la leáis también vosotros.”

1 Tesalonicenses 5:27
“Os conjuro por el Señor,
que esta carta se lea a todos lo santos hermanos.”

2 Corintios 1:13
“Porque no os escribimos otras cosas de las que leéis,
o también entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis.”

Apocalipsis 1:3
“Bienaventurado el que “lee”, y los que
oyen las palabras (“λογος logos”,) de esta profecía,
y guardan las cosas en ella escritas;
porque el tiempo está cerca.”

2 Timoteo 3:15
y que desde la niñez has sabido Las Sagradas Escrituras
(λογος logos: palabra escrita con tinta en La Biblia),
las cuales te pueden hacer sabio para la salvación
por la fe que es en Cristo Jesús.

2 Timoteo 3:16,17
Toda la Escritura (λογος logos: palabra escrita en La Biblia)
es inspirada por Dios, y útil para enseñar , para redarguir,
para corregir, para instruir en justicia,

a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,


enteramente preparado para toda buena obra.

Dios reveló Su Palabra como Rhema y después se escribió como “logos”, con
tinta en La Biblia para que la estudiemos leyendo. La Palabra de Dios escrita con
tinta en la Biblia es “logos”, y el logos no denota un andar por el espíritu de Cristo,
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 167

porque el logos está en el plano físico de los sentidos y solo edifica y alimenta la
mente enseñándonos, e instruyéndonos intelectualmente porque el logos se aprende
a través de la lectura y del estudio bíblico por los sentidos; y que luego el Señor
Jesucristo nos revela como rhema para que la apliquemos.

En la iglesia y en la vida espiritual del creyente cristiano solo es espiritual el


“Rhema” ρηµα rhema, “la palabra espiritual revelada y hablada”, “la palabra
ρηµα rhema, que el señor Jesucristo, el espíritu, hable a través de nosotros”.

Colosenses 1:27
“Cristo en vosotros”

Gálatas 2:20
“ya no vivo yo (no hablo yo),
Mas vive Cristo en mí (habla Cristo en mí)”

2 Corintios 13:3
“habla Cristo en mí”

Al Estudiar La Palabra logos, escrita en la Biblia nos instruimos. Cuando


actuamos por revelación del Señor, aplicamos los principios de la Palabra logos
de Dios y la confesamos hablando, entonces esa palabra es ρηµα rhema, palabra
revelada viva, espiritual, creyendo se hace palabra viva: Rhema.

Romanos 10:8, 9, 10
Mas ¿Qué dice?
Cerca de ti está la palabra (ρηµα rhema),
en tu boca y en tu corazón.
Esta es la palabra (ρηµα rhema) de fe que predicamos (hablamos):

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,


y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos,
serás salvo.

Porque con el corazón se cree para justicia,


pero con la boca se confiesa para salvación.

¿Cómo sucede el renacer del espíritu de Cristo por el nuevo nacimiento?: Primero
conocemos el logos palabra escrita en la Biblia, Las Sagradas Escrituras:

2 Timoteo 3:15
Las Sagradas Escrituras
las cuales te pueden hacer sabio
para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 186

CAPITULO XII

POEMA DE DIOS PARA SEGUIR LOS PASOS DE JESÚS

Un “poema” es una obra de asunto poético, una “poesía”; y la poesía es un arte por
inspiración, una expresión artística de la belleza por medio de la palabra, una
elevación de ideas y de estilo.

La poesía es una de las formas más antigua de la literatura: la poesía ocupa un lugar
muy importante en la literatura hebrea; y en el libro de los Salmos encontramos una
gran riqueza de material poético; y una característica común de la poesía hebrea es el
“paralelismo”, de uso muy frecuente en los Salmos.

Efesios 2:10
“porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús”

Dios dice en Su Palabra que somos hechura suya, creados en Cristo Jesús, esto es
igual a: “Nuevo Nacimiento”.

Pero este versículo además del nuevo nacimiento, que es el primer paso, encierra el
segundo paso, que es transformarse a la imagen del Señor Jesucristo.

Efesios 2:10
Porque (1) somos hechura (2) suya, creados (3)
en Cristo Jesús para (4) buenas (5) obras (6)
las cuales Dios preparó de antemano para que (7)
anduviésemos (8) en ellas.

En este versículo de Efesios 2:10 hay ocho puntos que merecen observación y estudio
que le dan más luz a la grandeza de este versículo:

1) Porque: es la palabra griega “gar”, y la figura de dicción etiología; esta figura


apunta la razón, la causa por la que somos hechura de Dios.

2) Hechura: es la palabra griega “poiema”, quiere decir: un poema hecho, poesía


y poema. La poesía es una inspiración, una elevación de idea y de estilo,
“poiesis” en griego. “Poiema” es un poema, una obra de asunto poético.

3) Creados: es la palabra griega “ktidthentes”, viene de ktizo, es usada solo en


relación a la obra creadora de Dios. Fuimos hecho un elevado poema inspirado
en relación a la obra creadora de Dios en Cristo Jesús. Creado: “espíritu de
Cristo”.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 189

CAPITULO XIII

“CRISTO: Χριστως”

“DIOS CREÓ UNA SOLA VEZ ESPÍRITU DE VIDA ETERNA”


Génesis 1:27= Cristo

Dios creó una sola vez “espíritu de vida eterna”, el “espíritu de Cristo”; y lo creó
antes de la fundación del mundo, es decir, narrado en el capítulo 1° del libro
Génesis, antes que existiera el primer hombre Adán sobre la tierra, cosa que ocurre
relatada históricamente en el capítulo 2 del libre Génesis. Antes de la fundación del
mundo, Dios creó el espíritu de Cristo de vida eterna una sola vez para el género
humano.

Génesis 1;27

“ Y creó Dios al hombre a su imagen,


a imagen de Dios lo creó;
varón y hembra los creó.”

En este versículo leemos el acto solemne de la creación del “espíritu de vida eterna”:
“el espíritu de Cristo”, o sea la creación de lo más excelso “La Vida Eterna = Cristo”.
Dios creó una sola vez un solo espíritu de vida eterna: “el espíritu de Cristo”.

Este espíritu fue creado para el género humano; “a imagen de Dios lo creó”, creó
está en singular, o sea: Adán Cristo eterno; y “varón y hembra los creó”, los creó
está en plural, o sea: Adán Cristo y Eva su cuerpo; lo que fue alcanzado por el
segundo Adán Jesús y la Iglesia la cual es su cuerpo: “varón y hembra los creó:
Jesucristo y la Iglesia creada en el principio antes de la fundación del mundo”.

En Génesis 1:26,27 Dios creó espíritu de vida eterna: “el espíritu de Cristo”,
representado en el paraíso con el “árbol de la vida”, el cual Adán no alcanzó.

Génesis 1:26
Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a
nuestra imagen conforme a nuestra semejanza;

La palabra “semejanza”, es en el hebreo la palabra “de mut”, y quiere decir:


semejanza, forma, molde, patrón, diseño y réplica; el vocablo indica el patrón que sirve
de guía para fabricar un objeto; la forma o figura de un artefacto construido de acuerdo
a un determinado patrón, pero “de mut” aquí significa: el original que sirve de patrón
para una réplica.

Juan 4:24
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 190

Dios es Espíritu

Génesis 1:26
…imagen…

La palabra “imagen” en este versículo es la palabra hebrea “tselem”, el término


quiere decir: una imagen o copia, es decir una réplica de algo Dios hizo al hombre a su
imagen y semejanza, “tselem” y “de mut”; esto es igual a “espíritu y poder y señorío”.

Génesis 1:26
…imagen…semejanza…señoree

Génesis1:27
Y creó Dios al hombre a su imagen…

Dios es Espíritu, “la imagen de Dios es Espíritu”, el original que sirve como patrón y
que proviene de Dios: “espíritu”, que es poder y señorío. Adán tenía el dominio en
la tierra y sobre toda la creación porque el espíritu de Dios estaba “sobre” él, y no
porque tenía “el espíritu de vida eterna creado en Génesis 1:27”, el espíritu creado
en Génesis 1:27 = “Espíritu de Cristo: espíritu de vida eterna del género humano”.

La palabra “creó” en este versículo es la palabra hebrea:”bará”, que quiere decir


literalmente: “traer a existencia algo que nunca haya existido en forma alguna”.
¿Qué tuvo que crear Dios a su imagen? = “espíritu”.

Dios al crear al hombre a Su imagen estaba creando el espíritu de vida eterna


representado en el huerto de Edén por el árbol de la vida: “el espíritu de Cristo”
que estaba disponible en el paraíso para que el primer hombre Adán pudiera alcanzar
la vida eterna para todo el género humano.

La frase de Génesis 1:27 “creó Dios…”; la palabra “creó” es el verbo hebreo “bará”, y
este verbo tiene un significado bastante profundo, pues solo se le atribuye a Dios y
solamente Dios puede crear en el sentido que está implícito en “bará”, porque este
verbo expresa creación de la nada: Dios creó el espíritu de Cristo antes de la
fundación del mundo; el espíritu de Cristo es el primogénito de toda creación, el árbol
de la vida que solo alcanzó el segundo Adán Jesús; porque el primer Adán pecó y no
alcanzó la vida eterna.

Juan 17:24
Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy,
también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado;
porque me has amado desde antes de la fundación del mundo (Gen 1:27).

Efesios 1:4,5
Según nos escogió en él (Cristo)
antes de la fundación del mundo (Gen 1:27).
para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
En amor habiéndonos predestinado para
ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo,

Efesios 2:5,6
“nos dio vida juntamente con Cristo (Gen 1:27 espíritu de Cristo),
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 191

y juntamente con él nos resucitó (engendró el espíritu de Cristo),


y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús
(a la diestra de Dios porque somos el cuerpo espiritual de Cristo),”

2 Tesalonicenses 2:13
Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros,
de que Dios os haya escogido desde el principio (Gen 1:27) para salvación,
mediante la santificación por el Espíritu (Cristo) y la fe en la verdad,

1 Pedro 1:20-23
ya destinado (Cristo) desde antes de la fundación del mundo (Gen 1:27)
pero manifestado en los postreros tiempos (hace casi 2000 años)
por amor de vosotros,
y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos
(engendró con el espíritu de Cristo creado en Gen 1:27 a Jesús)
y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad,
mediante el Espíritu (Cristo), para clamor fraternal no fingido,
amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;
siendo renacidos (nuevo nacimiento) no de simiente corruptible,
sino de incorruptible (espíritu de Cristo), por la palabra de Dios
que vive y permanece para siempre.

Tito 1:2
En la esperanza de la vida eterna (Cristo),
la cual Dios, que no miente, prometió desde
antes del principio de los siglos (Gen 1:27 Cristo)

1 Corintios 2:7
Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual
Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria (Gen 1:27)

Colosenses 1:27
A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas
de la gloria de este misterio entre los gentiles;
que es “Cristo en vosotros” la esperanza de Gloria,

1 Pedro 1:10,11
Los profetas que profetizaron de la gracia destinada
a vosotros (Cristo en vosotros), inquirieron y diligentemente
indagaron acerca de esta salvación (espíritu de Cristo),
escudriñando que persona y que tiempo indicaba
el Espíritu de Cristo que estaba en ellos (Cristo en vosotros),

Génesis 1:27
“Y creó Dios al hombre a su imagen,
a imagen de Dios lo creó;
varón y hembra los creó.”

Efesios 2:10
“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús (Gen 1:27)”
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 197

CAPITULO XIV

“CRISTO” Y “ANTICRISTO”
EL ESPÍRITU DE VERDAD Y EL ESPÍRITU DE ERROR

PARTE 1°

1 Timoteo 4:1

“Pero el Espíritu dice claramente que en los


postreros tiempos “algunos” apostatarán de la fe,
escuchando a espíritus engañadores
y a doctrinas de demonios”

Los espíritus engañadores son espíritus de error que obran en falsos pastores,
falsos maestros, falsos profetas y falsos apóstoles, que enseñan erróneamente, a
causa de la ignorancia bíblica, doctrinas de demonios, que fueron inducidas muy
sutilmente mediante engaño y confusión para adulterar la verdadera doctrina bíblica.

En este versículo de 1 Timoteo 4:1, se puede apreciar la figura de dicción llamada:


“Tapéinosis”; a esta figura también se la conoce con el nombre de “antenantiosis”,
que significa: “empequeñecimiento”, y tiene por objeto engrandecer las personas que
se empequeñecen. Esta figura griega “Antenantiosis” quiere decir: “contraposición”.

En 1 Timoteo 4:1 en la frase que leemos “que en los postreros tiempos “algunos”
apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de
demonios”; el Espíritu de Cristo no quiere decir que sean “algunos pocos” sino que
serán muchísimos creyentes; grandes multitudes de creyentes cristianos de las
iglesias de todo el mundo que serán sutilmente engañados por falsas doctrinas de
error encubiertamente disfrazadas de religiosidad inspiradas por espíritus diabólicos”.

En este versículo de 1 Timoteo 4:1 la palabra “apostatarán”, es en el texto griego el


término: “αποστησονται” que es una forma de la palabra griega”απο apo”: aparte,
lejos y de la palabra griega: “αφιστηµι afistemi”; que quiere decir: apartarse, retirarse;
significando aquí un alejamiento de la verdadera creencia de la doctrina cristiana.

En 1 Timoteo 4:1 la palabra “fe” es en el texto griego el término: “πιστεω5 pisteos”,


que quiere decir: “creencia”. La palabra “fe” no existe en La Biblia: esta palabra “fe”,
fue tomada del latín “fides”, que quiere decir: fidelidad, confianza y conocimiento
teológico de la religión católica. El término “fe” no es una palabra bíblica, y fue
introducida en La Biblia por la religión católica; sin embargo por costumbre y tradición
es usada como sinónimo de creencia, doctrina, el camino religioso y como verbo creer.

En este versículo de 1 Timoteo 4:1 también encontramos la figura de dicción llamada


“Metonimia de la Causa”. La figura “metonimia”, viene del griego: “meta” = indicando
cambio, y “onoma” = nombre. Esta figura, metonimia, consiste en el cambio de un
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 198

nombre, por otro que guarda alguna relación. Aquí en 1 Timoteo 4:1 es “fe”, que es
traducción de la palabra griega: πιστεω5 pisteos: creencia por la “doctrina cristiana”.

La figura de dicción metonimia de la causa cambia la palabra “πιστεω5 pisteos”, que


quiere decir: “creencia” y generalmente traducida como “fe” en las versiones bíblicas
en castellano por la “creencia de la verdadera doctrina cristiana”, es decir la fe por
la doctrina. Significando fe en este contexto bíblico la verdadera doctrina cristiana.

La palabra “escuchando” en 1 Timoteo 4:1, es la palabra griega “προσεχω proseco”,


que quiere decir: “dirigir la propia atención a escuchar atentamente, y prestar
cuidadosa atención, sugiriendo una inclinación especial de pensamiento”.

La expresión “espíritus engañadores” en 1 Timoteo 4:1 es traducción de las palabras


griegas: “πνευµασιν pneumasin”, de “πνευµα pneuma”, que quiere decir “espíritus”.
La palabra “engañadores”, es en el griego el término: “πλανος planos”, que significa:
“errante, seductor, impostor”, denotando espíritus diabólicos de engaño y error.

La palabra “doctrinas” aquí en este versículo de 1 Timoteo 4:1, es en el texto griego la


palabra “διδασκαλια didaskalia”, que quiere decir: “doctrina, enseñanza e
instrucción”, viene de “didaskalos: Doctor”, y “didasko: enseñar”. Se refiere a
doctrinas que son tratados, enseñanzas falsas y engañosas de espíritus de error. La
“doctrina de demonios” es el “ídolo” en el que actúan los espíritus engañadores.

En este versículo 1 del capítulo 4 de la primera epístola del apóstol Pablo a Timoteo se
encuentra la figura de dicción llamada “Antítesis”, del griego “anti = contra”, y la
palabra griega “thesis = posición”; esta figura consiste en poner una frase de un
versículo frente a otra frase; a fin de que el contraste resulte más llamativo; “fe” como
“verdadera doctrina cristiana”, en contraste antitético con “doctrina de demonios”.

En este versículo la figura que se aplica aquí, y que es una especie de antítesis, se la
llama “Enantiosis”; esta figura de dicción significa “oposición”, y se caracteriza por
expresar los contrastes mediante frases positivas y frases negativas; la enantiosis
establece sus tesis contrastando un concepto positivo con un falso concepto negativo.

1 Timoteo 4:1
La fe
(Como verdadera Doctrina Cristiana)
Frase positiva

Doctrinas de demonios
(Como falsa doctrina cristiana)
Frase negativa
(Figuras de Dicción: Antítesis y Enantiosis)

La palabra “demonios”, en el versículo de 1 Timoteo 4:1, es en el griego el vocablo:


“δαιµονιον Daimonion” que quiere decir: demonio, espíritu diabólico sujeto al diablo.
Los demonios son seres espirituales diabólicos que actúan en toda idolatría.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 292

CAPITULO XV

“EL LADRILLO Y LA PIEDRA”

EL ESPÍRITU DE VERDAD Y EL ESPÍRITU DE ERROR


PARTE 2°

Todas las formas de adoración idolátrica que se han practicado en los pueblos y
naciones de la antigüedad, y que aún se siguen practicando en todas las naciones
que existen sobre toda la faz de la tierra; tienen su origen en Babel.

En la cultura del orden religioso de Babilonia se fundaron los pueblos; rindiendo


culto pagano a falsos dioses; falsos ídolos, bajo una forma de adoración antropomorfa
que es totalmente opuesta a Dios porque exalta al ser humano; y pertenecen al mundo
de los demonios, cuyo propósito es alejar al ser humano de la salvación en la doctrina
de la Biblia, y del único Dios verdadero.

Jeremías 50:2
Anunciad a las naciones, y haced sabed;…
Tomada es Babilonia, Bel (Baal) es confundido,
Deshecho es Merodac; destruidas son sus esculturas,
Quebrados son sus ídolos.

Jeremías 51:44
Y juzgaré a Bel en Babilonia,…
Y no vendrán más naciones a él,
Y el muro de Babilonia caerá.

Apocalipsis 17.5
Y en su frente un nombre escrito, un misterio:
BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS
RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.

Apocalipsis 18:2,3
…la gran Babilonia,
y se ha hecho habitación de demonios,
y guarida de todo espíritu inmundo,
Porque todas las naciones han bebido
del vino del furor de su fornicación;
y los reyes de la tierra han fornicado con ella
(Todas las religiones de las naciones de la tierra participan de las doctrinas de demonios: la
trinidad cristiana, la idolatría y cultos rituales de adoración originados en Babel: confusión.
Demonios y espíritus inmundos: falsa iglesia que rinde culto de idolatría = demonios)

Jeremías 51:41
Babilonia…
la que era alabada por toda la tierra
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 293

El ídolo, del griego ειδωλον eidolon, denota una idea e imaginación de lo que se
quiere representar. El ídolo, ειδωλον eidolon, significa “la imagen de un ídolo para
representar a un dios falso adorado en una escultura de arte”. Todo lo que se adora
a través de una imagen, y todos los ídolos a quienes se les rinden culto de adoración a
través de las religiones que existen en todas las naciones del mundo; tienen su
origen y pertenecen al paganismo religioso de Babilonia que se esparció sobre la faz
de toda la tierra. Los ídolos no son nada, no provienen de Dios, son de los demonios.
Como está escrito en La Biblia, que los ídolos pertenecen a los demonios que están
detrás de toda idolatría. Los ídolos, la idolatría representada en estatuas y esculturas
de arte, vienen de Babilonia. Solo existe un Dios verdadero, y no tres falsos dioses
como enseña la falsa doctrina cristiana de la trinidad: la doctrina de demonios.

Deuteronomio 16:22
Ni te levantarás estatua,
lo cual aborrece Jehová tu Dios.

Deuteronomio 4:23
Y no os hagáis escultura o imagen de ninguna
cosa que Jehová tu Dios te ha prohibido.

1 Tesalonicenses 1:9
y como os convertísteis de los ídolos a Dios,
para servir al Dios vivo y verdadero

1 Corintios 8:4
un ídolo nada es en el mundo,
y que no hay más que un Dios.

1 Juan 5:21
Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.

Todas las formas de adoración idolátrica a falsas deidades y falsas doctrinas cristianas
operan en contra de Dios y de Cristo; y se oponen a la verdadera Doctrina Cristiana
de La Palabra de Dios escrita en La Santa Biblia.

La religión del mundo: “Falso dios”, tiene su origen en un solo lenguaje primitivo
que paso a toda la superficie del planeta, es decir Babilonia: común a todas las
culturas religiosas de las naciones de todo el mundo: hombre dios, doctrina de
la trinidad y cultos idolátricos que han corrompido a todas las naciones de toda
la tierra (Doctrinas de demonios). “Babilonia es la religión de toda la tierra”.

Gen 11:1
Tenía entonces toda la tierra una
sola lengua y unas mismas palabras.

En este versículo de Génesis 11:1 se aprecia la figura de dicción “metonimia”, esta


figura consiste en el cambio de un nombre por otro con el que guarda alguna relación;
aquí es la lengua por el idioma o lenguaje; esto quiere decir que en ese momento
todos los habitantes de la tierra hablaban un mismo idioma.
ALBERTO MARTÍN ESPÓSITO 355

Efesios 1:3
Bendito sea el Dios y Padre
de nuestro Señor Jesucristo

Colosenses 2:9
Porque en él (Jesucristo)
habita corporalmente
toda la plenitud de la Deidad,

Efesios 3:19
“para que seáis llenos de
toda la plenitud de Dios”

Efesios 4:6
“un Dios y Padre de todos,
el cual es sobre todos, y por
todos y en todos.”

Efesios 4:6

“un Dios y Padre de todos, el cual es


sobre todos, y por todos y en todos.”

1 Juan 1:5
Dios es luz.

1 Juan 4:16
Dios es amor

Hechos 17:28

“en Dios vivimos, y nos movemos y existimos”

“un Dios en todos”

“Θεος”
“Dios”
“LA REVELACION DEL SIGLO XXI”

“ΑΠΟΚΑΛΥΨΙΣ ΤΟΥ ΑΙΩΝ XXI”

Interessi correlati