Sei sulla pagina 1di 9

WWW.NEUROPSICOLOGIANET.

TK

La interpretación del MMPI en la psicología laboral

Tomado de INTERPRETACION DEL MMPI, en psicología clínica, laboral y educativa de Ofelia Rivera Jiménez

CARACTERISTICAS DE LAS ESCALAS DEL MMPI

A continuación se describen las características de la personalidad que pudieran derivarse de cada una de las
escalas del MMPI y que resultan útiles como datos en la selección de personal.

LA ORGANIZACION DE LAS ESCALAS DE VALIDEZ L F K

Cuando el MMPI se aplica bajo condiciones de presión, tiende a elevarse, en forma significativa, el puntaje de las
escalas L y K sobre el de la escala E.

La explicación de esta forma de respuesta se fundamenta en que, teóricamente, estas tres escalas proporcionan
información acerca de la actitud hacia la autodescripción, por lo que, cuando se trata de obtener algo, la imagen
que se quiere ofrecer es lo más adecuada y lo menos problemática posible. Si el sujeto que busca un empleo o
trata de conseguir una promoción se define a sí mismo como una persona con problemas y carente de
cualidades, es de suponer que esta franqueza le hará perder la oportunidad de lograr tales aspiraciones.

Una forma en que las personas se adaptan a las situaciones en que son examinadas y sometidas a distintos
procesos de evaluación, es la de ofrecer una imagen favorable, de alguien carente de problemas y con capacidad
suficiente para enfrentarlos y resolverlos en caso de que se llegaran a presentar (LK + + + F —).

La persona que busca trabajo tiene una idea fantaseada de las características que los otros buscan, por lo que,
desde su arreglo personal y en la entrevista, tratará de hacer coincidir sus propias características con las que
supone que son deseables.

Es por esto que la tendencia a elevar las escalas L y K se considera una mejor aproximación al instrumento que la
tendencia a elevar F, y no sería una interpretación válida afirmar que el sujeto miente o que no es espontáneo.

Definitivamente, una situación en que alguien se ve obligado a hacer declaraciones acerca de sí mismo, resta
espontaneidad a esta persona y la hace mantener una actitud de reserva como una manera de protegerse ante
la irrupción que representa investigar características que son tan personales.

La tendencia de una persona a elevar las respuestas en la escala F, no podría, en este caso, tomarse como una
actitud de gran espontaneidad y confianza, sino como la incapacidad para evitar hacer algunas declaraciones
que le hacen aparecer vulnerable y conflictiva. Esto hace pensar que, posiblemente en situaciones de crisis
provocadas por presiones externas (entre las que entrarían las del trabajo), esta persona reduciría su eficiencia
al sentir que no puede organizarse frente a los problemas y que necesita que otros le ayuden a resolverlos.

El predominio de la escala L sobre F y K, hace pensar en una mayor necesidad de aparecer convencional, dada la
suposición de que ésta es una buena manera de lograr la aceptación y conseguir lo que se solicita.
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

La elevación de K sobre L y F, sugiere que existe mejor capacidad para resolver problemas sin apoyarse en otros,
aunque con cierta dificultad para aceptar diferentes puntos de vista que contribuyan a solucionarlos.

LAS ESCALAS CLINICAS

1 Hs

A medida que se eleva, aumenta la posibilidad de que el individuo utilice molestias físicas (cuyo origen, o el de la
tendencia a magnificarlos, es psicológico) como mecanismo para evitar el enfrentamiento a obstáculos y
problemas dentro del trabajo, así como a experiencias de mucha presión.

Es de esperarse que las personas que elevan sus respuestas en esta escala, no se presenten a trabajar cuando
aparece cualquier dificultad o presión en el trabajo o se declaren físicamente incapacitadas (por molestias leves)
buscando que se les disculpe por no participar ante el problema, o por hacerlo con menor responsabilidad.

Este tipo de mecanismos releva a la persona de sentimientos de desvaloración o culpa, y hace que se sientan
suficientemente justificados ante su falta de capacidad para resolver el problema en el trabajo.

2D

Una elevación algo superior a T 55 (T 56 - T 65) hace pensar en una adecuada capacidad de autocrítica. Es
posible que la persona sea capaz de revisar y valorar por sí misma sus experiencias, rectificando oportunamente
sus errores y beneficiándose del aprendizaje de éstas.

Conforme se incrementa el puntaje de esta escala, la presencia de ciertas características, como el pesimismo,
convierten la autocrítica en autocensura y limitan entonces la posibilidad de actuar por el temor a un fracaso, lo
que hará más intensos los sentimientos de desvaloración de sí mismo. Es por esto que un puntaje muy elevado
en esta escala (superior a T 75) indica el riesgo de que el individuo presente deficiencias en el trabajo.

Al revisar las características de esta escala, es conveniente observar los puntajes de las demás escalas clínicas, ya
que es frecuente que la condición de desempleo se relacione con el fracaso personal, produciendo una forma de
depresión reactiva que pasará cuando el sujeto nuevamente se sienta productivo y se Incorpore al trabajo.

Por otra parte, un puntaje muy bajo en esta escala puede indicar menos capacidad de autocrítica y mayor
posibilidad de actuar en forma temeraria, sin reflexionar adecuadamente acerca de las soluciones que se
ofrecen ante los problemas, por lo que es difícil que se adviertan los errores para intentar corregirlos de manera
oportuna.

En estos casos, la persona puede trabajar en condiciones de mucha presión, pero posiblemente disminuya la
calidad de su "trabajo y de sus decisiones, dando la impresión de una gran eficiencia más por la cantidad que por
la calidad de lo que hace (puntaje de la escala 2, por debajo de T 40).

Hi
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

Los puntajes entre T 55 y 160, sugieren la búsqueda de aceptación social a través de actitudes de amabilidad,
colaboración e interés en los demás. En este nivel, la necesidad de aceptación, que produce la elevación en los
puntajes de esta escala, puede ser una forma de integrarse al trabajo de otros, colaborando con ellos o tratando
de manera amable a las personas que requieren de los servicios del candidato a ocupar el puesto.

La elevación por arriba de T 70 hará pensar en una mayor necesidad de reconocimiento, aprobación y
aceptación, para lo que se tenderá a manifestar comportamientos pueriles de desvalimiento o de exigencia.

En estos casos, el hecho de que el sujeto sienta que no se le reconoce lo suficiente en el trabajo, es decir, que
faltan el aprecio y la aprobación sobre todo de las figuras que representan autoridad, plantea la posibilidad de
que se reduzca su eficiencia.

Un puntaje muy bajo es signo de la indiferencia del sujeto ante la aprobación y el afecto de otros.

4 Dp

El puntaje en esta escala ofrece datos acerca de la energía que una persona emplea para alcanzar sus metas. La
podríamos considerar entonces como una forma de evaluar la capacidad de logro.

Cuando la escala 4 es la más elevada del perfil, con un puntaje alrededor de T 65, quizá indique una forma de
conseguir las metas, con una adecuada organización dentro de la realidad, apareciendo la persona dispuesta a
respetar las necesidades y metas de los demás.

De esta escala se pueden inferir algunas características importantes acerca del liderazgo, las cuales se
describirán en detalle más adelante, teniendo en cuenta que es necesario observar la relación que mantiene con
las escalas 2, 3, 6, 8 y 9.

La elevación en el puntaje de la escala 4 indica buena capacidad para trabajar bajo presión, ya que, en estos
casos, la presión afecta poco y el sujeto soporta bien las frustraciones sin sentirse culpable o muy angustiado,
salvo cuando el fracaso compromete alguna meta personal y, en ocasiones, muy egocéntricamente fijada,
apareciendo entonces la tendencia a abandonar los esfuerzos por alcanzar dicha meta y a establecer otra en la
que no se adviertan obstáculos. Este tipo de personas se muestran muy eficientes en el trabajo, pero
organizadas más por sus propias metas, que por las del grupo o las de la empresa. El compromiso con
determinada tarea se establece mientras coincida con metas muy personales.

Los puntajes exagerados reflejan el escaso control de la persona al encontrar obstáculos que impiden el alcance
de lo que se pretende, llegando a actuar en forma impulsiva o sin suficiente apego a las normas y reglamentos
sociales. Es por esto que cuando se observa un puntaje superior a T 70, acompañado por la elevación de la
escala 8 o de la escala 6, es posible que la permanencia en los puestos sea breve.

La reducción en el puntaje de esta escala (por debajo de T 45) puede indicar menor capacidad del individuo para
alcanzar algo, además de una actitud poco comprometida (como cuando el puntaje es muy elevado) con las
consecuentes deficiencias en el trabajo.
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

En lo que respecta a las relaciones de trabajo, a medida que se eleva el puntaje de esta escala, se esperan
algunas dificultades para que la persona acepte órdenes y sugerencias, con la tendencia a imponer las propias
ideas y al trabajo individualista, negándose a trabajar en equipo. Por el contrario, cuando el puntaje es reducido,
el sujeto aparentemente acepta, con cierta pasividad, las órdenes que se le dan, aunque con algo de indiferencia
para apegarse a éstas.

5 Mf

En vista de que la escala 5 aporta datos acerca de la aceptación del papel psicosexual, socialmente impuesto, la
información que proporciona el puntaje de esta escala, dentro de la selección de personal, hace referencia a un
estilo muy personal para desempeñarse en las actividades del trabajo. En la población femenina, la elevación de
la escala 5 indica la sensación de ser decidida, firme y activa en el trabajo (se eleva esta escala por la percepción
de romper con el patrón social de lo femenino).

En general, las mujeres que obtienen puntajes elevados afirman que su trabajo es muy importante y se
esfuerzan por cumplir con todas las tareas que se les asignan, jerarquizando su trabajo o su profesión en un
lugar más elevado que el desempeño de otras actividades o experiencias de la vida.

Cuando los puntajes son reducidos, la persona se considera frágil y dispuesta a seguir las indicaciones de otros,
como una forma de sentirse protegida y menos forzada a aceptar muchas responsabilidades. Posiblemente se
valoren más las actividades y funciones de la vida distintas a las del trabajo, que el trabajo mismo.

En la población masculina, cuando la escala se observa elevada, el examinado tiende a mostrarse más tolerante
y dispuesto a ceder, evitando conflictos con otros y tratando de resolver los problemas en forma armoniosa, a
través de la caballerosidad y el buen trato a otros. Con frecuencia, en algunos contextos laborales, ésta se
considera una actitud pusilánime y de poca energía para solucionar problemas.

Es posible que los varones con la escala 5 elevada, valoren mucho, además de su vida laboral y su participación
en ella, su vida familiar y cultural.

Cuando el puntaje T de la escala 5 es muy reducido, refleja la necesidad de aparecer firme y decidido, con una
gran fuerza para enfrentar y resolver los problemas, aunque a veces, la forma que se elija para hacerlo, no sea la
más convencional. En ocasiones, estas personas dan la apariencia de ser rudos, y utilizan más su fuerza física que
otros recursos en la resolución de los problemas.

Pa

Como se sabe, los reactivos que componen esta escala se refieren, en general, a aspectos psicopatológicos
relacionados con la paranoia. Por eso, cuando el puntaje está por arriba de T 65, ya puede interpretarse que la
persona tiende a aparecer cautelosa y suspicaz, especialmente al establecer nuevos contactos interpersonales,
donde se muestra algo hostil y poco espontánea.
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

A medida que estos puntajes se elevan, es posible que surjan dificultades para las relaciones interpersonales,
basadas en interpretaciones inadecuadas, lo que puede provocar tensiones dentro del grupo laboral y reducción
de la eficiencia.

Para el desempeño de actividades en que se requiera de un estado de alerta y de la observación constantes, con
muy buena anticipación, quizá resulte conveniente que la escala 6 se encuentre algo elevada, aunque sin
rebasar T 70.

La reducción en el puntaje de la escala 6, indica que el sujeto mantiene un fuerte control sobre el enojo y la
agresividad, intentando ofrecer la apariencia de no molestarse por nada, aun frente a situaciones
verdaderamente irritantes. En estos casos, hay reacciones de ira ante estímulos poco importantes, en las que
parece descargarse toda la energía destructiva acumulada.

Las relaciones interpersonales de estas personas son inseguras, ya que no es posible confiar en su estabilidad
emocional.

Pt

Desde el punto de vista clínico, la elevación de los puntajes en esta escala puede entenderse como un
incremento de la angustia.

Desde el enfoque de la selección de personal, los puntajes por arriba de T 70 también indican un exceso de
angustia, el cual, en especial, reduce la posibilidad de tomar decisiones rápidas en situaciones de mucha presión.

Las personas que obtienen un puntaje elevado en esta escala, pero no mayor que T 70, y que ocasionalmente se
someten a un exceso de tensión, pueden padecer trastornos físicos relacionados con la expresión somática de la
angustia. Estas personas se desempeñan mejor en actividades que requieran de meticulosidad, cuidado y
perfeccionismo, por lo que buscan disponer de tiempo y de condiciones suficientes para no sentirse muy
presionadas. En general, son ordenadas y se apegan a rutinas estables de trabajo que difícilmente aceptan
cambiar.

La elevación moderada en la escala 7 indica características relacionadas con una actitud de excesivo deber,
responsabilidad y cumplimiento con las tareas que se emprenden, que, aun cuando sean pocas, se llevan a cabo
cuidadosamente.

Los puntajes reducidos en esta escala reflejan la tendencia del sujeto a no sentirse angustiado al enfrentarse a
problemas en el trabajo, y a mostrar espontaneidad y capacidad para tomar decisiones en situaciones de
presión.

Para el desempeño de actividades que requieren de un trabajo cuidadoso y de una actitud disciplinada y
estrictamente apegada al deber, lo más conveniente es que el puntaje en esta escala se encuentre entre T 55 y T
60.

Es
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

Los reactivos que se incluyen en esta escala se refieren, en su mayoría, a características psicopatológicas, por lo
que no se espera que, en contextos laborales, sus puntajes sean muy elevados. Cuando éstos son cercanos a T
50, o menores, indican que la persona posee un notable sentido de realidad, que le permite manejar datos y
problemas de trabajo en forma clara y precisa. Este tipo de personas se describen capaces de relacionarse bien
con los demás, sin permitir que sus problemas emocionales interfieran en sus decisiones y su eficiencia en el
trabajo.

La elevación de estos puntajes se puede interpretar como la utilización de elementos fantaseados en el manejo
de las situaciones laborales. Esta característica sería conveniente para el desempeño de actividades relacionadas
con la creatividad, en donde la fantasía es importante para la productividad del sujeto.

Aunada a esta característica, es necesario recordar la tendencia al trabajo aislado.

La exageración de los puntajes es signo de algún trastorno importante en la personalidad, que puede interferir la
eficiencia en el trabajo, con la posibilidad de que la tendencia al aislamiento sea tan fuerte que dificulte la
integración del sujeto a cualquier grupo de trabajo.

Ma

Esta escala es un importante indicador de la capacidad para fijarse metas. Conforme se eleva, tales metas
pueden ser más ambiciosas, y posiblemente están alejadas de las habilidades reales del sujeto, quien tiene
muchas aspiraciones y habla con entusiasmo de sus metas, aunque sólo logre unas cuantas.

En este punto es conveniente tener en cuenta la relación que guarda ésta con la escala 4. Cuando el nivel de
ambas está alrededor de T 65, expresa una adecuada relación entre las metas y los logros, ya que aquéllas se
determinan en forma realista y de acuerdo con las capacidades del sujeto, quien reconoce tener una importante
energía para alcanzarlas.

Un puntaje bajo en la escala 9 quizá refleje la disminución en el interés para fijarse metas, acompañada de una
reducción de la energía.

En ocasiones, el puntaje de la escala 9 es bajo y el de la escala 4 más elevado. En el contexto laboral, esta
discrepancia se explica como la necesidad de actuar sin una meta bien establecida, alcanzando objetivos un
tanto al azar y aprovechando las oportunidades que se presentan.

0 Si

Esta escala describe cómo el individuo trata de dar explicaciones a las experiencias de la vida.

Los puntajes elevados pueden expresar la búsqueda de explicaciones a través de la reflexión sobre sí mismo,
reconociendo los éxitos y los fracasos, así como la responsabilidad y participación que se ha tenido en cada una
de estas experiencias. Es posible que estas personas sean algo reservadas para hablar de sí mismas, o para
magnificar la importancia de sus logros o el pesimismo frente al fracaso, mostrándose muy mesuradas ante los
problemas de trabajo y de la vida en general.
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

La reducción de los puntajes en esta escala, indica la tendencia a buscar una explicación a los problemas y a las
experiencias de la vida en los hechos del exterior, por lo que, difícilmente, la persona es consciente de su
participación y responsabilidad, tanto en los logros como en los fracasos. Sus explicaciones se basan en lo que
otras personas hacen o en las circunstancias.

LA RELACION DE LAS ESCALAS CLINICAS CON ALGUNAS CARACTERISTICAS DE LA PERSONALIDAD EN LA


SELECCION DE PERSONAL

A-continuación, se mencionan algunas características de la personalidad que frecuentemente se incluyen en la


descripción de puestos de trabajo.

CAPACIDAD DE AUTOCRITICA

Como se ha señalado, esta característica se relaciona con la capacidad para revisar la propia experiencia, sin
restar importancia a los logros o exagerar el pesimismo ante el fracaso.

Este rubro indica la aptitud de auto observación para identificar los errores o aciertos que se cometen al tomar
decisiones, así como para reconocer la propia participación y responsabilidad dentro de estas situaciones.

En consecuencia, para hablar de una adecuada capacidad de autocrítica, es necesario que el puntaje de la escala
2 se localice entre T 55 y T 65, y que K esté sobre las escalas L, F y 0.

CAPACIDAD DE LIDERAZGO

El liderazgo es la capacidad para decidir por otros y conducirlos para que actúen de- acuerdo con las propuestas
que se les plantean. Existen diferencias para ejercer este dominio y el MMPI puede proporcionar algunos datos
al respecto. Es recomendable observar los puntajes de las escalas 4 y 9 y la relación que guardan con la 6 y la 8.

El ejercicio del liderazgo con metas más definidas realistas, y basado en las características y los recursos
personales de los subordinados, se puede inferir cuando las escalas 4 y 9 se encuentran elevadas, alrededor de T
65, e incluso, cercanas a T 70.

Puntajes más altos harían pensar en un menor control y en la exaltación de la energía. La relación de alguna de
estas escalas (4 ó 9) con puntajes elevados para las escalas 6 u 8, sugieren que las metas se plantean en una
forma más egocéntrica y menos realista, en ocasiones buscando compensar alguna carencia personal y con
cierto sentido revanchista.

ACTITUD DE SERVICIO

Para el desempeño de algunas actividades es importante mostrar amabilidad y apego a las conductas
convencionales. En estos casos, es importante tener presente el nivel de la escala 3.

Los puntajes entre T 55 y T 60 indican que la persona trata a los demás en forma amable y considerada, sin
manifestaciones exageradas de la necesidad de aceptación social.
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

La relación de las escalas 3 y 2 expresa la búsqueda del agradecimiento de otros como forma de aceptación. Las
personas que obtienen puntajes elevados para estas escalas incrementan su eficiencia cuando son estimulados
por la aprobación y el reconocimiento de otros.

La relación de la escala 3 con la escala 4, cuando sus puntajes son altos, se refiere a la tendencia del sujeto a ser
amable, pero sin comprometerse con los demás.

La elevación de los puntajes en las escalas 6 u 8 llevaría a inferir una reducción de esta capacidad.

CAPACIDAD PARA TRABAJAR BAJO PRESION

Con frecuencia, en las empresas la toma de decisiones se debe efectuar en condiciones poco favorables, con
tiempos reducidos y ante la exigencia de un buen nivel de eficiencia.

Trabajar bajo presión es, en ocasiones, un estilo personal de desempeñarse, incluso en las actividades cotidianas
y rutinarias.

Hay personas que se organizan para disponer de tiempo y condiciones suficientes para llevar a cabo sus
actividades, en cambio, hay otras que dejan para el último momento el desarrollo de sus tareas, sin que se
reduzca, en ninguno de estos casos, la calidad y la eficiencia en el trabajo.

Respecto a lo anterior, el MMPI puede ofrecer algunos datos a través del nivel de la escala 4 y su relación con la
escala 9. La capacidad para soportar las presiones, y hasta las frustraciones, quizá sea mayor a medida que se
elevan los puntajes de estas escalas y se reducen los de las escalas 2, 7 y 8. Cuando predomina la elevación en
los puntajes de estas últimas, la persona prefiere disponer de tiempo y condiciones suficientes para no sentirse
presionada, y su eficiencia disminuye cuando aumentan las presiones en el trabajo.

CAPACIDAD PARA TRABAJAR EN EQUIPO

Trabajar en equipo es, con frecuencia, una característica que se trata de explorar y que se dificulta en algunas
personas.

En muchas ocasiones, el éxito desuna actividad depende de la integración de un equipo de trabajo. El MMPI
puede ofrecer información al respecto a través de la elevación de la combinación de las escalas 4 3 y 3 2. En la
primera, la persona es capaz de externar sus puntos de vista y sus ideas, sin imponerlas abiertamente a otros. En
el segundo caso, el sujeto se incluye dentro del equipo de trabajo para seguir los planteamientos de otros, sin
manifestar sus propias ideas y aportaciones, pero mostrando compromiso e interés en lo que otros proponen.

SENTIDO DE REALIDAD

Esta característica es importante cuando se tienen que manejar elementos en donde el cálculo y el apego a los
hechos son muy necesarios.

Esto no quiere decir que la persona que tiene buen sentido de realidad sea poco creativa. Su creatividad y
productividad tienen fundamento en la organización que dan a los datos de la realidad. Por eso, una reducción
WWW.NEUROPSICOLOGIANET.TK

en el puntaje de la escala 8 tal vez sea bastante conveniente, ya que indica que los datos de la realidad son
captados tal como se presentan y que sobre esta base se elaboran propuestas para su manejo.

METAS Y LOGROS

También dentro de las características a explorar en la selección de personal se encuentra la relación entre las
metas y los logros de una persona.

Como se dijo, es conveniente en este punto tener en cuenta la relación entre las escalas 4 y 9, ya que la primera
hace referencia a los logros, y la segunda, a las metas.

METICULOSIDAD Y DETALLISMO

Para el desempeño de algunas actividades se requiere de una actitud muy cuidadosa, perfeccionista y ordenada,
fundamentada en un gran sentido de la responsabilidad y el deber.

Estas características se relacionan con los puntajes, algo elevados (T 65 a T 70) de la combinación 7 8.

Si se recuerda, desde el enfoque clínico, esta combinación se interpreta como la presencia de características
obsesivas, en donde la persona, como una forma para reducir la angustia, busca actuar en forma cuidadosa y
con apego al deber, para sentirse menos expuesta a la posibilidad de fracasar.

Una elevación mayor en estas escalas sugiere un nivel mayor de angustia, que requerirá de controles más
rígidos, y quizá interfiera la toma de decisiones y la eficiencia en el trabajo.